4 chefs reconocidos y cordobeses

Desde Ser Argentino hacemos un recorrido por la historia de cuatro chefs cordobeses destacados. Una selección que resalta en cualquier lado no solo por su talento, sino también porque emprendieron, ganaron premios o se la juegan en cada plato.

1. Javier Rodríguez, de El Papagayo y Standard 69

Chef Cordobés

Sin dudas, el chef de El Papagayo es el que más creció en el último tiempo. Sumó Standard 69 en barrio Güemes. Hace un año organizó y cocinó 28 noches con Mauricio Giovanini (estrella Michelin cordobesa) en uno de los grandes eventos de la historia reciente. Hace consultoría en los bares de Hospital Allende, fue tapa de la revista Cuisine e Vins, fue orador en el Tedx Córdoba y hasta cocinó en el G-20. También cocinó en festivales en Islandia, España, México, Tailandia, Estados Unidos y Uruguay. Sin dudas está entre los 10 cocineros más destacados de la Argentina, lo cual le valió, entre otras cosas salir en un exclusivo almanaque con personalidades como Lelé Cristóbal y Germán Martitegui.

Javier Rodríguez es joven y talentoso, trabajó en muchos de los mejores restaurantes del mundo. Su cocina se destaca por las texturas, colores y sabores que logra en sus platos, que van cambiando día a día.

2. Roal Zuzulich, de Herencia y Sibaris

Chef cordobés

Su vigencia y su compromiso con la cocina regional lo hacen único. En Herencia cada vez se come mejor, perfecciona cada plato hasta elevarlo a lo sublime. Sigue al frente de la cocina de Sibaris, donde brilla junto con su compañero Facundo Tochi, el joven maravilla de la gastronomía local. Todos los cocineros ilustres de Buenos Aires quieren ir a su restaurante cuando vienen a Córdoba. Y eso se lo tiene bien ganado gracias a una trayectoria única.

Roal Zuzulich es uno de los chefs más reconocidos de la provincia. Las habilidades culinarias corren en sus venas y por eso su éxito en el mundo de la gastronomía era inevitable. Nació en cuna de cocineros talentosos: sus padres, Estela Maris Crisalli y Roal Zuzulich, eran propietarios de un hotel y su cocina. Por eso, Roal creció prácticamente en la cocina. Entre los cinco hermanos de la familia Zuzulich se repartían las tareas: condimentar alguna salsa, remover la tierra de la huerta o juntar los huevos en el gallinero. Actualmente, sus comidas reflejan ese contacto estrecho con el campo, las hierbas nativas y la cocina. 

3. Gabriel Reusa, de Goulu

Chef cordobés

Fue estudiante aeronáutico, fabricante de dulces, gerente bancario, asesor en marketing y finalmente cocinero para salvar su propio emprendimiento. En ese camino, se ganó un lugar en Córdoba que él mismo lo resume de manera simple: “Para los empresarios, yo soy un cocinero. Para los cocineros, no soy del palo”. Definitivamente a cargo de los fuegos en su restaurante, hizo lo que siempre quiso: ser protagonista absoluto de su historia. Hoy en su restaurante solo se come un menú degustación de tres pasos con maridaje en el que brillan de punta a punta los mejores productos argentinos (de Ushuaia a La Quiaca). 

4. Maximiliano Moll, de Bocados, Moll y La Kermés

 Roal Zuzulic

Moll no tiene techo, es un gran talento. Primero abrió Bocados en 2015 y con su cocina española informal cambió la escena de barrio General Paz. Luego abrió Moll American Food en 2017 y coronó a su plato estrella (la hamburguesa clásica) como la mejor de la ciudad en un evento temático, lo cual le valió un múltiple sold out de su creación. Este año abrió el patio cervecero La Kermés, donde también cocina carnes, verduras y frutas a la llama y al horno de barro, todo a la vista de los visitantes. Maximiliano es un verdadero promotor de la gastronomía local, y cuenta que llegó a la gastronomía “Por los ñoquis del 29, porque en mi casa no cocinaba ni mi mamá ni mi abuela, el día que lo hacían era cada 29, cuando preparaban los ñoquis. Luego, empecé a estudiar gastronomía en el 2001 en la Mariano Moreno y no paré hasta ahora. Mi idea siempre fue replicar más cantidad de bares, con más gente en las calles y no tanto café con leche.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *