8 nuevos restaurantes en Buenos Aires: las aperturas más destacadas de 2020

Fuente: Clarin Gourmet by Pietro Sorba ~ 2020 fue un año diferente para todos. Quedará grabado en la memoria colectiva por mucho tiempo. La gastronomía, por su misma esencia, fue uno de los rubros que sufrió más la embestida del Covid.

De repente, restaurantes, bares y cafeterías tuvieron que cerrar las puertas de sus salones. Los comensales quedaban encerrados en sus casas. No había certezas. Únicamente grandes dudas, angustias e interrogantes. Después del shock inicial, estaba claro que había que pensar en nuevas estrategias que se adaptaran a la realidad. Con pragmatismo y buscando nuevos objetivos posibles.

Estas son pequeñas crónicas gastronómicas de empresarios cuyos sueños chocaron con los efectos de la pandemia. Historias diferentes que tienen un denominador común: hacer todo lo posible para sobrevivir, atravesar la tormenta, pensar en el futuro y no renunciar a los sueños. Cada uno con su fórmula logró navegar aguas turbulentas y llegar con nuevas esperanzas hasta los últimos días de este año “inolvidable”.

1. Restaurante Kuda Omakase 

Cocina nikkei argentina de autor. Abrió en enero de 2020.

Dirección: Paraguay 3521, Palermo. Instagram: @kudaomakase.

La decisión estaba tomada hace tiempo. “Estaba a punto de volver al lugar donde empezó mi recorrido profesional en la cocina japonesa. Esperé dos décadas. Finalmente el proyecto propio donde expresar, cara a cara con el cliente, mis creaciones del día. Estaba muy orgulloso y motivado”. Edgardo Fabián Kuda describe con precisión ese enero de 2020. “El arranque fue muy bueno. El producto salía bien. El público concurría numeroso a pesar de las dificultades de la economía. La pandemia fue un enemigo poderoso. Pudimos mantenernos a flote gracias a otro emprendimiento de sushi (Kuda Sushi) que tengo en City Bell, muy focalizado en el delivery. Aprovechamos ese conocimiento y lo adaptamos al perfil gastronómico de Kuda Omakase. Funcionó. Desde una misma plataforma operativa logramos ofrecer con éxito dos tipologías de sushi. Fue el salvavidas perfecto para Kuda Omakase que, gracias a esa ayuda, logró llegar a esta nueva etapa. A partir de enero vamos a habilitar nuestra barra para recibir hasta un máximo de 6-8 comensales”.

2. P_Hermanos 

Parrilla. Abrió en febrero de 2020.

Dardo Rocha 2208. San Isidro, Buenos Aires Tel. (011) 2669-5718 Instagram: @p_hermanos.

“P_Hermanos es un proyecto que construí con mi hermano Cuco. Para nosotros significa mucho. Era volver a nuestro barrio para encarar una idea que nos involucrara emocionalmente de una manera muy profunda”. cuenta Christian Petersen. “Un lugar que nos conectara con los vecinos y con nuestras raíces. Una vuelta a los orígenes. Una parrilla, moderna y tradicional a la vez, donde las brasas mimaran con el mismo afecto carne y vegetales para demostrar que los dos pueden ser protagonistas con idéntica jerarquía. La esperamos mucho. Casi como se espera a un niño. Es el lugar donde a nosotros nos gustaría ir a comer”, dice el chef.

“Abrimos en febrero de 2020. Felices, pero leíamos con trepidación las noticias que llegaban de Europa. Empezamos a preocuparnos seriamente por el futuro de nuestras actividades (catering para eventos sociales y empresariales, comedores de empresas y el restaurante de la Sociedad Rural). Llegó lo peor. Reorganizamos nuestra estrategia. La voluntad fue la de mantener la mayor cantidad posible de fuentes de trabajo, salvar nuestras empresas y la parrilla. Potenciamos otros emprendimientos que teníamos basados en la entrega a domicilio de milanesas de alto perfil gastronómico y pizza gourmet. El parate fue muy duro pero finalmente hace algunas semanas pudimos empezar de vuelta. Nuestra parrilla volvió a la vida. De a poco. Valió la pena resistir”, relata hoy.

3. Antonio’s

Pizzería napoletana. Abrió en febrero de 2020.

Tacuarí 76, Montserrat, CABA. Tel. (11) 5882-6372 Instagram: @antoniospizzaba.

En 2018 Juan Pablo Padrevita inauguró una pizzería napoletana de alto segmento en pleno centro porteño convencido de que ese camino iba a dar sus frutos. Su nombre es Cincinnati. Fue y es un éxito. Con el pasar del tiempo Padrevita empezó a pensar que esa experiencia podía ser el puntapié perfecto para una evolución de la fórmula. Comenta: “Estaba convencido de que tenía que ampliar los horizontes de la pizza napoletana. Juntamos fuerzas con Gonzalo Louro. La situación económica no era ideal pero nos gustaba la idea de popularizar el producto (respetando a rajatabla la calidad) a través de un local chico, informal donde el cliente se acerca a la barra, retira su pizza, la consume y vuelve a su casa o trabajo. No había que perder tiempo”. Finalmente la nueva criatura nació en febrero de este año en el barrio de Monserrat a metros de la Avenida de Mayo. Un mes después se activaron las medidas de prevención y cierre de establecimientos gastronómicos. Padrevita no se dió por vencido. Usó el delivery y el take away de manera eficiente y pudo sobrellevar la situación. Hoy está trabajando en un nuevo proyecto pizzero.

4. Mercado de Liniers

Cocina porteña-argentina de autor. Abrió en marzo.

Gorriti 6012, Palermo, CABA. Tel. (011) 2144-5043 /155376-0000 Instagram: @mercado_de_liniers.

Dante Liporace es chef y copropietario de Mercado de Liniers. Nunca se dio por vencido. “Después de grandes esfuerzos, el 13 de marzo de este año, habíamos logrado abrir las puertas. Estábamos muy contentos. Muchos meses de sueños y trabajo que se habían concretado. El restaurante soñado. Cerramos 2 días después. Una pesadilla hecha realidad. Un derechazo muy fuerte que nos afectó mucho anímicamente. Decidimos tomarnos 24 hs. De algo estábamos seguros: había que reaccionar. Con energía positiva. Rediseñé rápidamente la carta adaptándola a las exigencias del delivery. Alta calidad llevada hacia una instancia posible. Potenciamos al máximo la comunicación en redes sociales y buscamos nuevos nichos de mercado en los cuales nunca habíamos pensado hasta ese momento. Funcionó y estamos aquí peleándola, cubriendo gastos y manteniendo fuentes de trabajo”.

Después de meses de trabajar solo con delivery, el 5 de marzo llegó la esperada reinauguración al público y ahora abren de lunes a sábados a la mediodía y de miércoles a sábados también por la noche.

5. Roma Bar

Neo pizzería porteña-argentina. Abrió en junio.

Anchorena 806, Balvanera, CABA. Tel. (911) 3066-8972 Instagram: @romadelabasto.

Julián Díaz uno de los dueños de Bar Roma (los otros son Martín Auzmendi, Sebastián Zuccardi y Agustín Camps). Cuenta con orgullo: “En 2019 rescatamos este patrimonio gastronómico de la ciudad. Un lugar antiguo del año 1927 insertado en el corazón del Abasto. Nos apasionó la idea de salvarlo y trabajar fuerte para que no se perdiera ese tesoro. Estábamos entusiasmados“.

Las cosas no fueron tan simples. Apareció la pandemia y todo se complicó dramáticamente. Díaz sigue con su relato: “El shock anímico fue brutal pero respiramos hondo y consideramos que teníamos que seguir. Después de tantas expectativas no podíamos tirar la toalla. Sabíamos que nuestro producto insigne al que apostamos con confianza absoluta -la pizza porteña y argentina de nueva generación- podía ayudarnos mucho para encarar con éxito la nueva modalidad de trabajo”. Así, trabajaron con delivery hasta que pudieron volver a recibir público. Ahora Roma Bar abre de martes a domingos de 16.30 a 20.

6. El Imperfecto

Cocina a leña. Abrió en julio.

Gascón 1417, Palermo, CABA. Tel. (911) 6580-1811 Instagram: @elimperfectook.

Diego Rizzi cuenta la historia de su nuevo local: “El contexto que nos rodeaba seguramente no era de los mejores. Con mi esposa, Emilia Saravia, nos miramos a los ojos y pensamos que quizás valía la pena no abandonar un sueño que teníamos hace tiempo”.

Y continúa: “La idea iba más allá del simple armado de un restaurante. Era el proyecto en el cual teníamos ganas de trabajar codo a codo. Cada uno con sus pasiones y conocimientos. Emilia con su alma salteña se hizo cargo del horno de barro y de sus recetas. Yo aporté mi amor por la cocina asiática. Otra manera de celebrar nuestra vida en conjunto. Esperamos a que los efectos del Covid disminuyeran pero, al contrario, las cosas empeoraron. Decidimos que no podíamos esperar mucho más. Teníamos dos opciones: renunciar o adaptarnos a la nueva situación y seguir”.

Finalmente el local abrió en el mes de julio, durante el pico más alto de la pandemia. Con paciencia, voluntad y sentido común Emilia y Diego encendieron la leña de su horno de barro y comenzaron a cocinar lo que imaginaron. El boca en boca hizo lo suyo y hoy tienen planes de ampliación del horario de atención al público.

7. Arrabal

Tapas porteñas. Abrió en octubre.

Santos Dumont 4056, Chacarita, CABA. Tel. (911) 3981-8158. Instagram: @arrabalcantina.

“Las cosas iban bien. Habíamos logrado, a pesar del contexto económico precario, que Ajo Negro, el restaurante que abrimos 18 meses antes tuviera su equilibrio. El público respondía bien y de repente pasó lo que pasó… ”. Es la primer parte del relato de Gaspar Natiello, que sigue así: “No perdimos el ánimo. Nos reunimos con mi socio Damián Giammarino. Imaginamos rápidamente un modelo que se adaptara a la nueva realidad. Alquiler más bajo, recetas para el delivery y coherencia con el trabajo hecho en Ajo Negro. Se sumó un tercer socio, Eduardo Peréz. Usamos la experiencia adquirida con las tapas de mar y de fusión y la ampliamos haciendo hincapié en el concepto de las tapas porteña. Gracias a Dios, funcionó”.

Actualmente, Arrabal Cantina abre de miércoles a sábado de 18.30 a 23.30 y los sábados y domingos de 12 a 17.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *