Bares argentinos emblemáticos que aún se pueden visitar

Fuente: Infobae ~ Entre café, tragos y aperitivos, algunos bares o confiterías fueron el escenario perfecto para reuniones sociales protagonizadas por los personajes más importantes de la cultura de Argentina.

Argentina se destaca, entre otras cosas, por incluir la historia del país, en muchos de sus espacios. Es así como existen plazas dedicadas a relevantes actores culturales o bares notables cargados de historia, por los que pasaron personajes que fueron parte del quehacer cultural del país.

Si bien muchos de estos espacios se encuentran en la ciudad de Buenos Aires, existen otros, ubicados en provincias como Santa Fe o Salta que se convirtieron en clásicos porque por ellos -de alguna manera- se selló parte de la historia artística de Argentina. Tomar un café, un aperitivo y, por qué no, degustar de un plato típico, en un espacio único, estimula varios de los sentidos.Café Margot, Buenos AiresCafé Margot, Buenos Aires

London City, el elegido por Julio Cortázar

Entre los bares emblemáticos de Buenos Aires, la esquina de Av. de Mayo y Perú, a unas pocas cuadras de la Av. 9 de Julio, cuenta con un clásico: London City. Fundado el 28 de septiembre de 1954, este lugar fue refugio de poetas, artistas, políticos, que transitaban desde el Palacio Municipal hasta el edificio del Consejo Deliberante. Además, supo ser punto de encuentro de periodistas que entraban y salían del edificio del diario La Prensa, que se encontraba a escasos metros.Fachada bar London CityFachada bar London City

Pero sin dudas, este bar era el favorito de Julio Cortázar. El autor de Casa Tomada y Rayuela, entre otros clásicos de la literatura argentina. Hizo una mención a London City en Los Premios, su primera novela, escrita en 1960. Cortazar tiene su mesa frente a la ventana de Av. de Mayo con su cenicero, rodeada de cuadros que, de alguna manera, transportan a esos años. Por momentos hasta parece que don Julio está ahí sentado.London City, Buenos AiresLondon City, Buenos Aires

En el 2000 fue declarado café notable por la Comisión de Protección y Promoción de los cafés, bares, billares y confiterías notables de la ciudad de Buenos Aires.

Fontanarrosa y El Cairo

El Cairo es un bar inaugurado en 1943 que rápidamente se convirtió en el elegido por bohemios e intelectuales. Fue un fiel testigo de historias, chicanas futbolísticas, amores, desamores, negocios y sueños. Es un emblema de Rosario, en la provincia de Santa Fe.

Este ícono rosarino fue el fetiche de Roberto “Negro” Fontanarrosa. Allí escribió “Mesa de los galanes”, una de las más recordadas obras del escritor.Bar El Cairo, Rosario, Santa FéBar El Cairo, Rosario, Santa Fé

El Tortoni, un ícono porteño

El café más histórico y, probablemente el más visitado por el turismo es el Café Tortoni que se fundó en 1858. Ubicada en Avenida de Mayo 824 fue partícipe de numerosas reuniones culturales, sociales e intelectuales.

El sótano del café se usaba para movimientos literarios. Actualmente, allí se llevan a cabo actuaciones de tango y poesía y presentaciones de premios literarios. Este afamado café era frecuentado por Jorge Luis Borges.Café Tortoni, Buenos AiresCafé Tortoni, Buenos Aires

Alguna vez se dijo que El Tortoni era una especie de templo abierto a la feligresía culta. Esto es porque entre sus visitantes quedarán para siempre en el recuerdo personajes ilustres como Luigi Pirandello, Federico García Lorca, Juan Carlos de Borbón y Julio Cortázar, así como los músicos Arthur Rubinstein y el mítico Carlos Gardel.

La Biela, el elegido de Recoleta

La Biela es un representativo bar de Buenos Aires, ubicado en el corazón de Recoleta. Se lo considera un sitio de reunión característico de turistas y vecinos.Café La Biela, Buenos AiresCafé La Biela, Buenos Aires

Este café fue lugar de encuentro de escritores, músicos y políticos argentinos. Sus mesas albergan las historias más diversas. Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares compartían allí algunas horas y café.Mítico café La Biela, Buenos AiresMítico café La Biela, Buenos Aires

Incluso Guy Williams, el actor de la popular serie televisiva “El Zorro”-, mientras vivió (y hasta su muerte) en Buenos Aires, se encontraba dentro de los asiduos visitantes de La Biela.

En 1999 fue declarado Lugar de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires.

Dónde iremos a parar si se apaga Balderrama

A mediados del siglo pasado, Antonio Balderrama y Remigia Zurita tenían una picantería donde se podían degustar los mejores platos regionales. El local era uno de los preferidos por los artistas salteños.Bar Boliche Balderrama, SaltaBar Boliche Balderrama, Salta

En 1954, sus hijos Daría, Celestino y Juan, decidieron independizarse y fundaron el famoso boliche que se encuentra desde siempre en el mismo lugar. Jamás soñaron que este local, ubicado en las calles San Martín y el Canal del Esteco de la capital Salteña, llegaría a ser el “templo del folclore argentino”.

La casona fue musa inspiradora de una zamba que cantada por Mercedes Sosa hizo internacionalmente conocido a este local de comidas y folklore. “A orillitas del canal, cuando llega la mañana, sale cantando la noche, desde lo de Balderrama…” El autor de la letra de la zamba Balderrama fue el poeta Manuel J. Castilla y la música inconfundible de Gustavo “Cuchi” Leguizamón. Don Juan Balderrama alguna vez sentenció: “el que no conoce Balderrama: no conoce Salta”.

Café Margot, punto de encuentro del Grupo de Boedo

En Av. Boedo 857, de la ciudad de Buenos Aires, se encuentra el Café Margot. Este fue un espacio en el que, a principios de los años 20 del siglo pasado, se dio cita el Grupo de Boedo, formado por escritores de izquierda enfocados en la crítica social y encabezado por Elías Castelnuovo, Roberto Arlt y Leónidas Barletta. Este último reconocido como el padre del teatro independiente.Café Margot, Buenos AiresCafé Margot, Buenos Aires

Actualmente, en su planta superior se encuentra el espacio teatral Boedo XXI y la Biblioteca Lubrano Zas.

Distintos escenarios y el mismo amor. Encuentros plagados de historia que reúnen la cultura de un país. Los intelectuales argentinos más importantes dejaron su huella en estos bares que hoy se encuentran abiertos para saborear una taza de café con buena música y lo mejor de la literatura latinoamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.