Cómo impacta en las legumbres el cambio de hábitos en la alimentación

Fuente: Clarín ~ La producción de garbanzo, poroto, arveja y lenteja pueden crecer en los próximos años ante el advenimiento de nuevas tendencias alimenticias. Solamente se consumen entre 600 y 700 gramos por año por persona.

En 2019, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró al 10 de febrero como Día Internacional de las Legumbres. Para todos los que forman parte de esta cadena, constituyó un hito. Y este jueves pasado fue otra jornada histórica.

“Significó reconocer la importancia que tienen estos alimentos para mejorar la nutrición de las personas, y a la vez representó un apoyo fundamental para el proceso de crecimiento que ya venía mostrando la producción de legumbres secas en Argentina”, remarcó el Nicolás Karnoubi, presidente de la Cámara de Legumbres de la República Argentina (CLERA).

La producción de legumbres viene creciendo en área y en producción en la Argentina de manera sostenida debido al impulso que ha habido de los argentinos en cambiar la dieta en los últimos años.

En la actualidad, en total se cosechan por año a nivel nacional alrededor de 700 mil toneladas, con un crecimiento sostenido en la última década, entre las diferentes especies de porotos (blanco, colorado, negro, cranberry y mung), garbanzos (kabuli y desi), arvejas (amarillas y verdes) y lentejas.Se cosechan en Argentina más de 350.000 toneladas de poroto por año.

Se cosechan en Argentina más de 350.000 toneladas de poroto por año.

Más de la mitad de esa cifra corresponden a los porotos, cuyo cultivo se extiende fundamentalmente en el noroeste del país, en las provincias de Salta, Tucumán y Jujuy, con algunas hectáreas también en el norte de Córdoba y en Catamarca. Aproximadamente se cosechan unas 400 mil toneladas anuales de este alimento.

Por detrás se ubican los garbanzos, que tienen su principal región productiva en el norte cordobés, aunque también se siembran lotes en Tucumán, Salta y Catamarca. La última campaña no fue la mejor para esta legumbre, que en promedio aporta entre 120 mil y 150 mil toneladas anuales.

Las arvejas, por su parte, suman entre 120 mil y 130 mil toneladas, y las lentejas pegaron un salto en el último ciclo: de las históricas 25 mil a 30 mil toneladas que se cosechaban por año, se pasó a una súper producción de entre 60 mil y 70 mil. En ambos casos, la producción se concentra en Santa Fe y Buenos Aires.La producción de la arveja supera las 100.000 toneladas.

La producción de la arveja supera las 100.000 toneladas.

Según explicó el presidente de Clera, salvo en el caso de las lentejas que la producción se destina casi el 100% al mercado interno, el resto de los productos mencionados tienen su pata fuerte en la exportación.

“La demanda ha venido creciendo a grandes pasos en los últimos años, debido a la ola de consumidores que buscan alimentos más sanos y que reemplacen las proteínas cárnicas”, remarcó Karnoubi.

Asimismo, agregó, influyen la expansión de las tendencias veganas y las acciones en contra de lo que se considera maltrato animal en la producción de carnes para consumo humano.

Según un trabajo del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), un 66% de la población nacional tiene una dieta omnívora. O sea, comen de todo y tienen intención de seguir comiendo de todo (los típicos carnívoros). Luego, hay un 29% de flexitarianos, que si bien comen de todo tienen intención de ir disminuyendo el consumo de carnes y después le sigue el 2% de veganos y un 3% de vegetarianos.

“Vale recordar al respecto que el consumo de legumbres está comprobado que tiene numerosos factores nutricionales altamente positivos para la salud: previene enfermedades cardíacas, reduce el colesterol, baja el azúcar en sangre, ayuda a una dieta equilibrada por su alto contenido en fibras y son bajas en sodio”, describió.El garbanzo se produce mayormente en el norte de Córdoba.

El garbanzo se produce mayormente en el norte de Córdoba.

Sin embargo, el vaso medio vacío es el consumo interno, reconoció el experto. “ En un país donde el consumo de proteínas animales (carne de vaca, pollo y cerdo, fundamentalmente) es uno de los más altos del mundo, a las legumbres todavía les cuesta mucho integrarse con mayor peso a la dieta”, disparó.

Como un parámetro, mientras a nivel doméstico se consumen entre 600 y 700 gramos por año por persona, de carnes rojas se demandan más de 100 kilos. En relación a otros países, en India se consumen entre 18 y 20 kilos de legumbres anuales per cápita, mientras en Pakistán son entre 12 y 15.

“Para mejorar estos indicadores, desde CLERA hemos venido realizando un trabajo intenso de capacitación y difusión, por medio de comedores, ferias y a través de las redes, para incentivar un mayor consumo interno”, sostuvo.

De a poco, con la elaboración de variaciones de ensaladas o de hamburguesas, aparecen nuevas opciones gastronómicas que están logrando este objetivo. Todavía queda mucho camino por recorrer.

Una de ellas es Tomorrow Foods, un emprendimientos con sede en Pergamino, donde investigan, desarrollan y producen ingredientes y aditivos derivados de proteínas vegetales, principalmente legumbres. Tras dos años de crecimiento en el mercado local, el emprendimiento de Agustín Belloso, logró inversiones por un total de 3 millones de dólares de inversores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.