Descorcha en zona norte Anónimo Wine Club, un bar de vinos por copas (con botellas sin etiquetas)

Fuente: InfoNegocios ~ Una pareja de emprendedores cordobeses intenta reivindicar el gusto por el vino. Proponen un espacio desestructurado para quitarle protocolo al momento de catar.

Eliana Flores y Mateo Ponce de León son una pareja de cordobeses, diseñadora gráfica e industrial ella y arquitecto él, que se embarcaron en la propuesta de abrir un bar de vinos por copas bajo el nombre Anónimo Wine Club. Emplazados en zona sur, en Pablo Ricchieri 3347, buscan ampliar el espacio y ahora cortan cintas en Lamarca 4171, barrio Urca, mañana viernes 12 de marzo.

“En el local de zona sur nos está yendo muy bien, pero necesitamos más espacio en la cocina y en el interior para el invierno”, comentan los emprendedores, y agregan que el negocio de Pablo Ricchieri 3347 “estará cerrado hasta proximo aviso”, ya que están analizando utilizarlo para realizar eventos. “Actualmente realizamos cenas especiales, algunos días de la semana, con menú y tarjeta previa”, detallan.

La originalidad de la propuesta está no solo en ser un bar de vinos por copas sino además en otorgarle un plus sacando las etiquetas de las botellas, de allí el nombre Anónimo que lleva el negocio. “En nuestra carta los vinos están ordenados según la categoría y no por el nombre comercial de la bodega. Pretendemos que el consumidor no se sugestione por lo que lee, sino que se concentre en el sabor de lo que prueba”, detallan Flores y Ponce de León. En este sentido, la carta está categorizada en línea joven, gama reserva, gama gran reserva y vino de culto, y lo mismo aplica para los espumosos. Cada categoría describe el vino en origen, composición alcohólica, en sabor, olfato y vista”.

“El nuevo espacio, de aproximadamente 80 m2 cubiertos, nos permite tener más extensión de la cocina y así ampliar la carta de comidas; al mismo tiempo podremos contar con capacidad interior para clientes de cara al invierno”, sostienen los responsables de Anónimo y comentan que el espacio cuenta, además, con un “patio vinero” para quienes deseen estar al aire libre.

Los titulares de Anónimo Wine Club aseguran que se especializan en conocer cada vino, de manera de otorgar una atención personalizada al cliente: “Pablo Cuberli es un sommelier que nos asesora en cada paso”. Comentan además que cuentan con Leo Orellana, un chef que también los asesora, pero al momento de combinar un tipo de vino con un menú especial. 

Abierto desde mañana 12 de marzo, en principio de miércoles a domingos, a partir de las 18 hs, en Lamarca 4171, los responsables de Anónimo se muestran optimistas de cara a la nueva apertura y buscan marcar la diferencia. “La idea de nuestro negocio es sacarle la rigidez que existe detrás de tomar un vino. Ofrecemos un espacio descontracturado y relajado para quien quiera acercarse a este mundo del vino sin tanto protocolo”, finalizan. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *