Dos jóvenes crearon 32 marcas de comida para delivery, las exportan y dan franquicias a restaurantes

Fuente: BAE Negocios~ El francés Alex Boccara y el belga Gaspard Hambückers crearon Kitchenita un concepto de marcas que producen en pequeñas cocinas y ofrecen un menú desde $300. Creadas en un laboratorio, son posicionadas gracias al análisis de datos. En junio llegan a Chile y a España. Idearon una marca en conjunto con Fernando Trocca que llega a Madrid.

Dos jóvenes millennials están dispuestos a revolucionar la gastronomía para delivery. A contramano de algunos que se ilusionan con vivir en el exterior, un belga y un francés eligieron Argentina para fundarla empresa Kitchenita. Analizan datos del mercado y crean marcas de comida pensadas para delivery, cuya producción hacen en pequeñas cocinas y las posicionan en las App para convertirlas en las más buscadas. Sedujeron a cheffs de la talla de Fernando Trocca y lanzaron una marca en conjunto que está a punto de desembarcar en España.

El francés Alex Boccara (33) y el belga Gaspard Hambückers (26) se conocieron acá casi por casualidad. Hace poco más de cinco años que viven en el país. En septiembre de 2019 crearon Kitchenita, la pandemia los ayudó a acelerar el negocio y el 15 de abril comenzaron las primeras ventas. En poco más de un año lanzaron al mercado 32 marcas de gastronomía.

El secreto es analizar los consumos de delivery a través de un Food Lab en el cual siete jóvenes estudian con lupa cuáles son los barrios que más piden, cuánto gastan en promedio, qué comidas son las preferidas, estudian todo y lanzan propuestas acorde. Crearon pequeñas cocinas de 16 metros cuadrados en promedio y ya las replicaron en Almagro, dos en Belgrano y tienen dos centros de producción en Almagro y Villa Urquiza.

Gaspard Hambückers  contó a BAE Negocios: “Creamos marcas gastronómicas a precios accesibles con platos de los $300 a $600. La mayoría son marcas monoproductos y salen de la misma cocina. La producción se hace en nuestros centros, llegan a las kitchenitas y en siete minutos están listas y tardan 20 minutos en llegar a cada domicilio. Somos buenos en entender que oferta falta en cada barrio y desarrollar el concepto en el Food Lab a través del entendimiento del algoritmo y así las posicionamos en las plataformas”.

Kitchenita
Estos siete jóvenes de Kitchenita deciden cuando una marca gastronómica debe morir

Con la misma rapidez con la que crean un concepto nuevo, también le pueden dar de baja, sin una gran pérdida de inversión. “Inventamos 43 marcas y matamos 11, tenemos 32 en pie. Una de las marcas que dimos de baja fue Empanadas porteñas, no hubo caso. Lanzabamos entre tres y cinco marcas por mes, ahora nos tomamos más tiempo. Evaluamos cantidad de pedidos y puntuación de la gente, si en tres meses la marca no funciona la mato, la apago en la app. No tiene costo reputacional y subo otra marca.Voy apagando las que no funciona, al no tener locales a la calle, no hay problema”, contó el emprendedor belga.

Las marcas gastronómicas que más le funcionan a Kitchenita son: Milanesas japonesas (rebozadas con panko), Limu Poke, Jardín en alianza con NotCo, Ciabatta sándwiches, Star wrap, Gatsby de sándwiches, entre otras. La gran novedad es que ahora están en busca de famosos chefs y les ofrecen crear marcas en conjunto. Fernando Trocca fue uno de los primeros en dar el sí, juntos crearon la marca de empanadas Vicenta que está desembarcando como franquicia en España. Juliana López May es otra de la reconocidas profesionales que aceptó la propuesta de Kitchenita.

Las marcas de Kitchenita salen al mundo

En principio pensaban lanzar 200 marcas antes de fin de año y llegar al conurbano bonaerense, pero todo cambió. Después de una segunda ronda de inversiones, decidieron priorizar la expansión internacional y el lanzamiento de franquicias de sus marcas. “En junio, llegamos al barrio La Providencia en Chile, ganamos el concurso Startup y vamos con el apoyo del Gobierno chileno. En agosto entramos a Bogotá en Colombia, en noviembre estaremos en México en el Distrito Federal. En Julio llegamos con Vicenta a Madrid, a través de un operador de dark kitchen”, contó a BAE Negocios.

Buscan que las marcas tengan vuelo propio, ya no quieren estar detrás de cada cocina. El creador de Kitchenita contó: “Ofrecemos a restaurantes franquicias de nuestras marcas para que hagan delivery como una nueva fuente de ingreso en cocinas ociosas. Doy el derecho de uso de marca, capacito al personal y nos permite ganar capilaridad. Dimos franquicias de Vicenta en la zona de Retiro y San Telmo y de las veganas. Queremos democratizar el delivery con marcas de calidad a precios accesibles”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.