El circuito foodie en Villa Crespo no para de crecer: cuáles son sus nuevos bares y restaurantes

Fuente: Clarín Gourmet by María Florencia Pérez ~ Todo confabula a favor de Villa Crespo: tiene el carisma de los barrios de antes, una ebullición creativa como hace años vivió Palermo y propiedades con precios mucho más amigables que otros polos gastronómicos ya establecidos.

Las cifras dan cuenta del auge que vive la zona: según datos del Gobierno de la Ciudad, entre 2020 y 2021 se entregaron 53 permisos para habilitar bares y restaurantes en el barrio. El promedio anual duplica la media de los cinco años anteriores a la pandemia.

La onda expansiva incluso está revitalizando un sector fronterizo y hasta hace poco postergado entre este barrio y Chacarita, el triángulo que forman Humboldt, Córdoba y Dorrego. En 2020, allí se instaló un hit gastronómico como Naranjo bar (Carranza 1059). También Vecindá fuego (Castillo 1502) que se destaca por sus empanadas al horno de barro y acaba de desembarcar Condarco (Dorrego 901). https://datawrapper.dwcdn.net/bCVx8/1/

¿Cómo se explica el auge en medio de un momento tan desafiante para la gastronomía? Para muchos la pandemia fue una oportunidad para conseguir locaciones estratégicas.

Es el caso de Usina Cafetera que en mayo desembarcó en la esquina de Corrientes y Gurruchaga: “En otro momento hubiera costado mucho más conseguirla, en cuanto a disponibilidad y costo”, reconoce Emiliano Escudero, uno de los dueños de esta cadena de cafeterías de especialidad quien también remarca su afinidad con el estilo del barrio.

Para la mayoría de los emprendedores consultados ese último factor también fue determinante: “Convive lo tradicional con lo nuevo. Se hace todo con mucho mimo, cuidado y respeto. Sin desmerecer a Palermo donde ya todo es más despersonalizado, me parece que acá no se pierde lo barrial a pesar del empuje joven”, reflexiona Juan Pablo Gorbán quien está a punto de abrir El Chiri de Villa Kreplaj.

Entre las novedades, las últimas tendencias gastronómicas dicen presente: cafés de especialidad, pizzas veggies o de estilo napoletano, panificados a base de masa madre, entre otros productos de moda, son parte de las últimas propuestas de Villa Crespo. 

Nuevos restaurantes, bares y cafés en Villa Crespo

1. Chuí

Los platos de Chuí.
Los platos de Chuí.

Un frondoso y gran jardín da la bienvenida a este espacio ideal para el contexto pandémico. Adonde antes había un enorme depósito lleno de chapas, hoy se encuentra este bucólico espacio con capacidad para unas cien personas entre mesas exteriores e interiores.

En la carta no hay platos con carne. El queso llanero quemado y el paté de hongos son platos emblema. Las pizzas, de lo más pedido de este lugar que se convirtió en un éxito de convocatoria. No trabajan con reservas. Viernes y sábados, hay que ir alrededor de las 19 para conseguir lugar. En la semana, no hay tanta espera y además hay invitados como Bobby Flores que pasan música.

Loyola 1250. Abierto martes de 17 a 1, miércoles de 12 a 1, jueves a sábados de 12 a 2 y domingos de 12 a 17 horas. IG: @chui.ba

2. C.A.N.C.H.A pizza

C.A.N.C.H.A pizza no tiene salón.
C.A.N.C.H.A pizza no tiene salón.

Este “kiosco de pizza” -como lo definen sus dueños- no tiene salón. Basta pasar por esta esquina de Villa Crespo para ver decenas de personas paradas en la vereda comiendo alguna de sus variedades favoritas en estilo napoletano de masa madre. Estas pizzas son de fermentación lenta (llevan dos días de trabajo) por lo que se terminan cuando se acaba el stock de 120 bollos que hacen por día.

La de gírgolas tiene salsa de tomate, queso sardo, fior de latte, tomates cherry, pickles de cebolla morada, cilantro, ciboulette y ralladura de lima. La de kimchi es una de las más originales: repollo fermentado según tradición coreana, queso sardo y fior de latte. Hay opción vegana.

Loyola 902. Abierto de lunes a viernes de 18.30 a 23. Sábado y domingo, de 16.30 a 23. IG: @canchapizza

3. Mercat Villa Crespo

La mejor noticia que tuvieron en la pandemia los foodies que viven y frecuentan el barrio fue la apertura de este mercado gastronómico de tres plantas con 27 propuestas diferentes para comer in situ o llevar a casa. El Mercat es la oportunidad de experimentar muchísimos sabores en un solo lugar.

El Mercat de Villa Crespo, para comer in situ y para llevar. Foto: Germán García Adrasti.
El Mercat de Villa Crespo, para comer in situ y para llevar. Foto: Germán García Adrasti.

Los panes de tradición judía de Moisha Bakery, los burritos veggies de Let it V y los chocolates de Las Romeas son algunos de los destacados. En el corto plazo se sumarán dos locales nuevos: una pizzería de fermentación lenta y productos de estación y una pescadería, Tinos, que ofrecerá 30 especies diferentes para llevar y sushi y ostras, entre otros productos para consumir en el Mercat.

Thames 747. Abierto martes, miércoles, jueves y domingo de 11 a 20 hs. Viernes y sábado de 11 a 00 hs. IG: @mercatvillacrespo

4. F5 Cantina

En la esquina donde durante más de 30 años estuvo el bodegón La Mamma Rosa abrió sus puertas este local donde conviven dos marcas. De día funciona como la quinta sucursal de Atelier Fuerza, la panadería de pan orgánico de masa madre creada por Francisco Seubert. De noche y también los domingos, Romero Sieiro revive con su cantina el espíritu original del lugar.

F5 Cantina, dos marcas, un solo local.
F5 Cantina, dos marcas, un solo local.

Atelier Fuerza hace foco en el café de especialidad, le imprime su identidad a los almuerzos del día (pascualinas exuberantes y hamburguesas dry aged, entre otros) y vende pan y facturas para llevar. La cantina apuesta a los clásicos con materias primas de calidad: pastas tradicionales, minutas y parrilla.

Jufré y Julián Alvarez. Atelier Fuerza abre de lunes a sábados de 9 a 18. La Cantina de martes a sábados de 20 a 24 y los domingos de 12 a 17 horas.

5. Usina cafetera

En mayo abrió este local de dos pisos en una de las esquinas más concurridas del barrio. La firma -que ya tiene seis sucursales entre la Ciudad y San Isidro- apuesta al café de especialidad de diversos orígenes. Además de las máquinas espresso, usan cuatro métodos de filtrado diferentes (Chemex, prensa francesa, Aeropress y V60).

La pastelería de Usina cafetera.
La pastelería de Usina cafetera.

Tiene muy buena pastelería: el hit es la Carrot Cake (altura y sabor soberbios). Además, variedades de scones, budines y waffles. Para almorzar, ofrecen pastas y ragú de ternera, entre otras especialidades. También, hamburguesas, sandwiches, bagels, croque monsieur, croque madame y omelettes, entre otros platos más express.

Av. Corrientes 5501, lunes a domingos de 8.30 a 21 hs. IG: @usinacafetera

6. Casa Tinta

Cultura y gastronomía se conjugan en este nuevo espacio donde se respira espíritu lúdico. Cuenta con una librería de editoriales independientes y un estudio de grabación. Por las mesas del restaurante circula un cadáver exquisito (un juego de palabras) del que participan los comensales mientras escuchan buena música.

La cocina de Casa Tinta.
La cocina de Casa Tinta.

La cocina es una reinvención de clásicos internacionales. Dos veces por semana, hay cenas de pasos con estricta reserva. Por las tardes, las recreaciones de pastelería -como su cheesecake con salsa tofee- invitan a tomar prestado un libro prestado y dejarse llevar por los placeres que inspiraron a sus dueñas a abrir este lugar: el buen comer y el buen leer.

Remedios de Escalada de San Martín 631. Abierto jueves y viernes de 16 a 23.  Sábados y domingos de 11 a 20. IG: @casa.tinta

7. Flama bakery

Esta panadería y pastelería abrió hace cuatro meses. Los hojaldres son las especialidad de la casa. Croissant, palmeritas, rolls salados, medialunas, alfajores y tortas a base de harinas y azúcar orgánicas son el corazón de la propuesta que aún está en pleno desarrollo.

Los hojaldres, la especialidad de Flama Bakery.
Los hojaldres, la especialidad de Flama Bakery.

Las baristas de Nommi brewbar están a cargo del café, que en este caso es colombiano y se hace filtrado (o sea más ligero que un espresso y con más posibilidad de apreciar las complejidades de sus sabores y aromas). También tienen otras bebidas como matcha latte, golden milk y chai latte, todo con leches vegetales.

Velasco 465. Abierto de martes a domingos de 10 a 18.30. IG: @flama.bakery

8. Borra caffé

Este fin de semana, en la esquina donde antes había una hamburguesería, abre un café de especialidad con ambientación renovada. Por ahora solo van a ofrecer espressos de origen colombiano pero en el mediano plazo incorporarán cafés filtrados y también algunos fríos. En la carta también habrá infusiones y bebidas “homemade”.

El espresso de Borra Caffe.
El espresso de Borra Caffe.

La pastelería, maridaje obligado de este tipo de propuesta, será artesanal y se elaborará en el día sin carta fija de opciones. La New York Cheesecake promete ser uno de los hits de la casa. Al mediodía ofrecerán almuerzos: wraps, ensaladas, sándwiches y también opciones estilo brunch como la siempre instagrameable avocado toast.

Lerma 600, abierto de lunes a domingos de 9 a 19 horas. IG: @borracaffe 10.

9. El Chiri de Villa Kreplaj

“Comida judía canchera”, así define Juan Pablo Gorbán su flamante propuesta que abre en diez días. De un local de 28 metros cuadrados (que en el corto plazo volverá con concepto renovado), pasará a este bastante más espacioso y ambientado como la casa de una “bobe”.

El Chiri de Villa Kreplaj: guefilte fish, pastrón y mucho más.
El Chiri de Villa Kreplaj: guefilte fish, pastrón y mucho más.

Entre las “moishadas” como les dice su creador, el pastrón y el guefilte fish serán las estrellas. Pero también habrá platos “herejes” como la bondiola de cerdo braseada en barbacoa. Además, funcionará como almacén y rotisería.

En Acevedo y Velasco. Apertura estimada: 20 de septiembre. Abierto lunes, miércoles, jueves, viernes y sábados de 11 a 23 horas. Martes y domingos hasta las 18 horas. IG: @elchiridvc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.