El restaurante escondido en un rincón de Palermo que ofrece gastronomía exclusiva y una particular escena

Fuente: La Nación ~ (@bagatellehouse) Bagatelle está ubicado en un lugar secreto y solo quienes saben de su ubicación pueden disfrutar de su comida y de la experiencia única y divertida que plantea.

Bailar sobre las mesas con mozos y mozas en un ambiente en el que se respira glamour y disfrute es la propuesta de Bagatelle, un restaurante de cocina mediterránea que fue creado por dos franceses amantes del bon vivant que decidieron transmitir sus vivencias en el sur de Francia en un solo lugar y plantaron su local también en Palermo, Buenos Aires.

La idea inicial surgió en Nueva York, donde instalaron una sucursal de Bagatelle y fue tal el éxito del local que desembarcó así en otras exclusivas ciudades del mundo, como: Los Cabos, Saint Tropéz, Courchevel, Londres, St Barths, Tulum, Río de Janeiro, Sao Pablo, Dubái, Bahrain, Jeddah y, por supuesto, Buenos Aires.

Bagatelle tiene sucursales en todo el mundo, donde plantea una oferta artística, con cuadros y obras especiales
Bagatelle tiene sucursales en todo el mundo, donde plantea una oferta artística, con cuadros y obras especialesInstagram @bagatellehouse

Quien quiera conocer la propuesta gastronómica y la experiencia que ofrece el restaurante deberá buscarlas en el Hipódromo de Palermo. Es allí donde se encuentra casi escondido, dado que es difícil de encontrarlo porque no tiene fachada ni cartel y solo tienen la oportunidad de acceder quienes saben de su existencia y ubicación. En sus redes, intentan mantener en secreto el verdadero show que se vive por dentro y que es la clave de su éxito.

El restaurante plantea una experiencia particular para sus clientes
El restaurante plantea una experiencia particular para sus clientesInstagram @bagatellehouse

Todos los locales del mundo cuentan con la misma estética sobria y fina, con detalles eclécticos, obras de arte pop y color blanco en todo el salón. Todos los cuadros que rodean el salón fueron elegidos por el muralista Alejandro Segatori y se encuentran a la venta en un catálogo que se le entrega a quienes lo solicitan. Al entrar a Bagatelle, se respira esa sensación de estar en un restaurante de alta gama, donde la cocina y la coctelería son supremas, algo que logran a rajatabla, ya que tienen exigencias muy altas de parte del público al que apuntan.

Su especialidad es la comida mediterránea
Su especialidad es la comida mediterráneaInstagram @bagatellehouse

Una carta inspirada en la cocina del mediterráneo con pescados, risottos, carnes y mariscos, que es acompañada por una coctelería de autor basada en combinaciones de jugos naturales, licores y bebidas de renombre servidas en exclusiva cristalería.

Pero quizás uno de los detalles que hace a este lugar tan único es lo que sucede a las 23h. Cuando el reloj marca ese horario, se bajan las luces y el dj comienza a subir el volumen para levantar a los comensales de sus mesas. De a poco, empieza a armarse el show, con la primera persona que pide una botella de champagne, producto estrella de la marca, y un mozo o moza se acerca a la mesa disfrazado, en hombros de otro camarero y con bengala en una mano y botella de champagne en otra. Todo este momento es acompañado de música temática acorde al disfraz de este personaje.

Los mozos y mozas son partícipes de la experiencia más original
Los mozos y mozas son partícipes de la experiencia más originalInstagram @bagatellehouse

Así, la noche empieza a apoderarse de los clientes que, impulsados por la música, comienzan a pararse encima de las mesas pidiendo más champagne y logrando que hasta los más tímidos terminen bailando al lado de su mesa. Entre los disfraces, que varían todas las noches para sorprender a quienes los visitan, se distinguen Slash, la mujer maravilla y Napoleón, entre otros varios.

Bagatelle está ubicado en el Hiódromo de Palermo
Bagatelle está ubicado en el Hiódromo de PalermoInstagram @hipodromodepalermo

Además, es común ver a los mozos bailando sobre las mesas con los comensales, acercándose a los clientes con varios chupitos para compartir e incentivando así a la gente a disfrutar la noche y relajarse. “Todo el staff tiene que tener personalidad, que sean personas reales con buen carácter, con pasión por la vida y por lo que hacen, porque esa pasión se va a traducir en su trabajo. Creemos que el cliente va a poder relacionarse con el mozo, establecer una confianza, una interacción que es importante para cuando empieza la fiesta en lugar de que solo sea una persona que lleve y traiga comida”, comenta Axel Slettermark, socio de Bagatelle.

Se reservan mesas para despedidas de solteros, cumpleaños, citas que quieren sorprender, o simplemente grupos de amigos que quieren pasar un buen momento. Hay tres dj residentes, que rotan cada día, que empiezan a la noche con música lounge para pasar luego al Deep, Afro, y Organic House y terminar la noche con energía, remixes clásicos y hits actuales del House y Electro Pop. Esta experiencia que combina la alta cocina con la fiesta creada para adultos que quieren vivir un buen momento de diversión se puede vivir de jueves a domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.