En el sector de hoteles y restaurantes se perdió uno de cada cinco empleos en blanco

Fuente: La Nación ~ Aun con la recuperación parcial de la actividad en lo que va de este año, en el rubro siguió la caída del número de puestos de trabajo, según un informe basado en cifras oficiales; cómo les fue a otras actividades en cuanto a sus niveles de ocupación laboral

El primer día de septiembre de 2020, tras más de cinco meses de cuarentena, el histórico restaurante porteño Pippo cerró sus puertas definitivamente tras 83 años de vida y muchas crisis “sobre el lomo”. Los 25 empleados del emblemático local de la calle Montevideo, a pasos de la avenida Corrientes, se quedaron en la calle. En ese sector se perdieron muchos puestos de trabajo en blanco por casos parecidos en todo el país.

Y con la parcial recuperación que experimentó el sector gastronómico en 2021 no solo no se recuperaron empleos, sino que se siguieron perdiendo y a un mayor ritmo que en 2020. Cientos de locales que habían cerrado sus puertas para siempre, tras décadas de funcionamiento, no volvieron a abrir. Y otros que venían aguantando y “comiéndose” ahorros, terminaron tirando la toalla. Algo similar sucedió en la hotelería.

Un análisis hecho por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) muestra que el sector de restaurantes y hoteles es el que más empleos en blanco perdió por la pandemia. Y los sigue perdiendo. En total, uno de cada cinco trabajos formales se perdió en ese rubro, si se consideran los datos hasta abril de este año.

Esta actividad, castigada también por casi un año y medio sin fiestas, eventos o convenciones, arrancó la pandemia en marzo de 2020 con

264.302 empleos registrados en todo el país. En el primer año, la caída fue de 23.913 empleos. Pero lo más notable es que este año se aceleró la destrucción de puestos de trabajo, a pesar de la reapertura de la actividad.

En el actual 2021 se perdieron 31.816 puestos adicionales y, así, se llegó a un total de 208.573 empleos, según el informe del Iaraf, que procesó los datos del Indec y del Ministerio de Trabajo de la Nación. Se trata de una caída de 21%, o de 55.729 puestos formales desde el inicio de la pandemia de Covid-19. Se calcula que, en realidad, los lugares de trabajo perdidos son muchos más, si se toma en cuenta que es un sector con mucha informalidad y con un alto nivel de empleo temporario.

En abril último, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) divulgó un estudio de la consultora Invecq, en el que se afirmaba que en el sector se destruyeron 170.000 puestos y cerraron 8000 empresas, en su mayoría pequeñas y medianas.

“En el primer año de la pandemia aguantamos mucho, nos comimos ahorros, pero ya hace tiempo que no damos más, y las ayudas no son suficientes, advertimos que iban a cerrar muchos hoteles y restaurantes en todo el país y eso seguirá pasando”, dijo a Santiago la nacion Lucenti, dueño de dos hoteles en Puerto Iguazú y presidente de la Asociación Hotelera, Gastronómica y Afines de Puerto Iguazú (Ahgai) y dirigente de Fehgra, que aglutina a este sector en todo el país.

“No vemos una recuperación del sector para nada. Estamos en niveles mínimos. En Iguazú hubo un promedio de ocupación del 40%, cuando lo normal en julio es que esté por arriba del 75%. Ni hablar de la gastronomía. Lo mismo está pasando en Mar del Plata, en Buenos Aires y en otros destinos. Además, no hay eventos, que son generadores de muchos puestos de carácter eventual. La caída del empleo en el sector es muy grande, los hoteles están en la mínima expresión de funcionamiento. El plan Repro ayuda, pero no alcanza”, agregó, en referencia a la ayuda estatal para el pago de los salarios.

“El sector de hoteles y restaurantes es el único de los seis sectores que relevamos donde, a pesar de la recuperación parcial de la actividad, no solo no se recuperó el nivel de empleo, sino que se siguió destruyendo”, explicó a Nadin Argañaraz, la nacion economista a cargo del Iaraf.

El estudio mencionado midió el impacto en el empleo de la pandemia en seis sectores: construcción, comercio, hoteles y restaurantes, industria manufacturera, transporte y bancos.

Para el Iaraf, la industria manufacturera fue la única actividad que recuperó el nivel de empleo prepandemia e, incluso, sumó algunos empleos más. Hay dos trabajos en blanco más por cada 100 que había en abril de 2019. La construcción recuperó en 90% el nivel de actividad prepandemia, pero el empleo alcanza apenas el 80% de ese nivel.

El comercio, en tanto, está trabajando al 105% de su nivel de actividad prepandemia, pero con un empleo que alcanza el 97% de aquel momento. Transporte y almacenamiento también recuperó este año casi todo su nivel de producción (90%) y los empleos (95%) de abril del 2019. Y otro tanto sucedió con los bancos (99% de actividad y 96% de empleos).

“La construcción y la hotelería son las actividades que tuvieron las mayores variaciones de producción y empleo; en el otro extremo están los bancos, con las menores variaciones”, explicó Argañaraz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.