Francis Mallmann habló sobre uno de sus restaurantes emblema: ¿volverá a abrir sus puertas?

Fuente: MDZ ~ El reconocido chef argentino hablo sobre la gastronomía en las bodegas y cómo sigue su futuro en la provincia. Todo en el marco de la presentación de su vino junto a una bodega socia. En la nota, sus consideraciones.

Francis Mallmann no solo es uno de los cocineros más importantes de la Argentina, sino también de la gastronomía mundial. En estos días está presentado su vino junto a Bodega Kaiken y en esa ocasión se refirió a su gastronomía en general y contó cómo avizora sus proyectos en la provincia. 

Sin lugar a dudas, uno de sus restaurantes emblemas es 1884, ubicado en la Bodega Escorihuela Gascón, en Godoy Cruz.

Antes de que comenzara la pandemia, el espacio abría de lunes a lunes, a sala llena y con un precio cubierto bien elevado. Era un gran producto para los turistas que llenaban la provincia por esos días. Se trataba sin lugar a dudas del lugar más buscado por el turismo internacional que llegaba a Mendoza.

Apenas comenzó la crisis sanitaria, el chef tuvo que cerrarlo y desde entonces muchos esperan su reapertura, aunque otros dicen que cerró sus puertas para no volver. 

Loading video

Consultado por MDZ Divinos, el chef mostró con expectativas para volverlo a abrir. «Creemos que pronto pondremos en marcha 1884. Es un restaurante que tiene costos muy altos y que básicamente depende del turista. El mendocino nunca fue. Con la apertura y la llegada de nuevos visitantes estamos con ganas de que eso se produzca pronto», afirmó el reconocido cocinero. 

Mallmann se mostró relajado y charló con la prensa en otro de sus emprendimientos que tiene en bodega. Fue en Kaiken, ubicada en Vistalba, donde se asienta su «Ramos Generales», un restaurante muy exitoso dentro de lo que ofrecen las bodegas de Mendoza.

El vino que presentó se llama Disobedience y a propósito del mismo expresó que «la desobediencia en mi vida ha sido muy importante, desde que soy chico. Es ese signo de pregunta que muchos de nosotros nos hacemos todos los días frente a las cosas que estamos obligados».

«Luego de llegar a mis 65 años, de cocinar alrededor del mundo, me he dado cuenta de que lo más importante es comer y compartir», aseguró Francis. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.