Franquicias low cost: permiten invertir menos de u$s20.000 y recuperar la plata en un año

Fuente: iProfesional ~ Se trata de comercios destinados al consumo masivo, gastronomía y estética. Afirman que el recupero de la inversión demanda alrededor de 12 meses

En el universo de las franquicias existen distintas posibilidades para todo tipo de bolsillo. Una de ellas son las denominadas “low cost” que, aún en medio de la pandemia, supieron prosperar y expandirse. Principalmente relacionadas con los rubros del consumo masivo, gastronomía y estética, este tipo de inversiones puede demandar menos de u$s20.000 y ofrece el recupero en el plazo de un año, con una rentabilidad que puede rondar los $200.000 al mes.

Según un informe de la consultora en franquicias Lepus, durante el año pasado distintas marcas “low cost” se expandieron pese a la pandemia. Otras, por su formato, debieron reconvertirse para seguir prosperando. Son los casos, por ejemplo, de la tienda para el cuidado de uñas “Nifty“, los batidos “Mahalo“, las papas fritas en cono “Crispy“, la tienda de verduras orgánicas “No cualquier verdura” y el candy shop “Melosos“, entre otras.

Abrir un local de alguna de esas marcas puede demandar entre u$s15.000 y u$s20.000. “El recupero de la inversión es de no más de un año, porque son franquicias para generar una ganancia relativamente rápido. Se estima que se recupera en un año y se gana dinero en los dos siguientes”, señaló a iProfesional Pablo Cappa, director de Lepus.

Acerca de la rentabilidad sostuvo: “No es raro conseguir una franquicia de este tipo que deje 200.000 pesos al mes, no es un número extraordinario. Y ganar ese dinero en relación de dependencia, no es tan fácil. Ese monto sería limpio para el franquiciado, lógicamente dependiendo de la estructura del negocio y cómo se administra. Todas estas franquicias están teniendo una rentabilidad superior a lo que sería un sueldo promedio de un profesional formado con cargos jerárquicos (gerentes, directores). Nuestro objetivo es generar franquiciados múltiples, es decir, operadores que adquieran varias franquicias”.

Al referirse al perfil del inversor que apuesta por las franquicias “low cost”, Cappa señaló que se está dando un efecto “migración“: “Son los inversores que eran de otros rubros que cayeron, como la indumentaria y el calzado, por ejemplo, y se vieron obligados a invertir en otra cosa. Si bien hay perfiles de lo más variado, es probable que la ‘low cost’ la elija alguien que entra al mercado de inversores. Puede ser alguien que cobró una indemnización, una que –de hecho- no sea de tanto dinero. En general, es para gente joven que va a operar los negocios directamente”.

Las franquicias low cost en general son comercios destinados al consumo masivo, gastronomía y estética

Claves antes de invertir en una franquicia

Según estimó Cappa, el precio promedio de un alquiler para este tipo de franquicias ronda los $60.000 y $70.000 mensuales. Y, lógicamente, hay que elegir su ubicación en relación al rubro escogido.

Por ejemplo, “’Nifty’ funciona mejor en zonas con un poder adquisitivo medio a medio alto. ‘Mahalo’ y ‘Melosos’ en zonas de alto tránsito peatonal y en zonas turísticas. ‘Crispy’, al estar dentro del rubro ‘papas fritas en cono’, sus locales suelen estar en zonas de mucha masividad”.

Durante la pandemia, también se dieron muchos casos de mudanzas desde los lugares donde antes transitaba mucha gente (como, por ejemplo, el centro porteño), hacia los barrios de la Ciudad. Los negocios que ya estaban instalados en las zonas residenciales fueron, de hecho, los que mejor pudieron sobrellevar la crisis causad por el Covid.

A la hora de elegir, el experto también aconsejó “invertir en franquicias que den soporte“.

“Si comprás una franquicia y no da soporte para operarlo, y tenés que bancar todo por tu cuenta, es conveniente investigar un poco y largarse solo. Para invertir en una franquicia, tiene que convenirte quedarte adentro. Hay franquicias que cobran regalías mensuales, pero para pagarla te tiene que convenir. Es decir, la pagás porque ahorro dinero con los acuerdos que tienen con los proveedores, porque concentro la compra en ellos y no tengo que atender a un montón de proveedores, que pueden demandar dos empleados más sólo para atenderlos. O porque me entregas el producto elaborado. Es decir, tiene que haber una contraprestación con la franquicia”, agregó Cappa.

Algunas franquicias prometen ingresos mensuales cercanos a los $200.000

Para poder acceder a alguna de estas franquicias, en principio, solamente se necesita el capital requerido para cada inversión. Es importante, de todas formas, contemplar una previsión por cualquier contratiempo. Pueden ocurrir inconvenientes con las obras (locales en los que surgen imprevistos que no se vieron cuando se alquiló el local, extensión del plazo para la apertura estimado, inconvenientes con servicios), entre otros.

Además de eso, dependerá de la disponibilidad del franquiciado para capacitarse y ponerse al frente de un negocio que requiere manejo de personal, atención de clientes, servicio, procesos que aseguran la calidad de los productos, control, etc. Para todo eso, el franquiciante lo capacita al inicio y lo asiste de manera permanente. El franquiciado nunca está solo y se ahorra los costos que requieren un aprendizaje que lleva tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *