Gastronomía: cómo son los cocineros robot y por qué representan una nueva era para la industria

Fuente: A24 ~ En la ciudad de Nueva Jersey, una compañía presentó en un centro comercial un robot que cocina hamburguesas en pocos minutos. ¿Cómo impactarán las nuevas tecnologías?

¿Te imaginás tomar un micro a Mar del Plata, tener el antojo de comer una hamburguesa gourmet en medio de la Ruta, a las 3 de la mañana y poder hacerlo en el mismo micro? Muy pronto esto será posible gracias a las nuevas tecnologías que le dan vida a los cocineros robots, una suerte de cajero automático pero de hamburguesas que, según parece, cambiará para siempre la forma en que comemos.

La empresa Robo Burger creó el primer prototipo que logra en 6 minutos tener una hamburguesa lista y hasta con pan tostado.

La experiencia del sector

Este tipo de tecnología no es nueva en la industria gastronómica. Ya existen robots que cocinan pizzas, preparan café, helados, tortas y hasta robots gourmet para hogares.

En una Argentina donde cada vez es más difícil y costoso contratar a una persona, ¿es posible que este tipo de robot se convierta en una tendencia?, ¿Será este el futuro de las nuevas Dark kitchen (cocinas ocultas) donde cientos de motoqueros esperarán el despacho inmediato de comida para entregar estos productos?, ¿pondrá en jaque a negocios gastronómicos sin mayor valor agregado?

La clave está en la experiencia

Es imposible saberlo, pero sí una forma de enfrentar y ganarle a la automatización que en algún momento se hará popular, es el rol protagónico de la experiencia.

Por ejemplo, los negocios instagrameables, que ya hablamos en este espacio, responden a esto. Se trata de locales donde la comida es secundario y se prioriza lo exótico, raro y curioso de la experiencia para que el consumidor saquen fotos y lo comparta en sus redes. Por ejemplo, unos wafles con forma de pene.

Digamos que este tipo de tecnología se volverá una gran amenaza y una gran oportunidad, en virtud de la creatividad, ingenio y rapidez en reinventarse de los emprendedores para sacar provecho y no quejarse de los cambios vertiginosos de este mundo incierto que estamos viviendo.

Y ni hablar cuando inventen el robot parrillero, ahí sí habrá un lindo debate. Mientras tanto, ojos abiertos para ver esto que pasa en el mundo y cómo anticiparse para no quedarse afuera y sufrir las consecuencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.