Ingeniero Maschwitz: los mejores restaurantes para una escapada gastronómica en el norte de Gran Buenos Aires

Fuente: Clarín Gourmet by Gimena Pepe Arias ~ Qué comer y beber en este circuito de tres cuadras conformado por El Mercado de Maschwitz, el Paseo Mendoza y Quo Container Center.

La zona Norte de Gran Buenos Aires ostenta una gran movida culinaria. Dentro de sus diferentes circuitos, el polo gastronómico de Maschwitz se erige como una de las alternativas más atractivas. Es que las propuestas que se alinean sobre la calle Mendoza, en esta localidad del partido de Escobar tienen personalidad propia.   

A lo largo de tres cuadras, desde la colectora de Panamericana, la calle Mendoza se ha convertido en un epicentro culinario que convoca a miles de personas los fines de semana, tanto al mediodía como a la noche.

Llegan desde la Ciudad, en busca de “verde” y fácil estacionamiento -principal problema de las calles porteñas- y también desde barrios cercanos. Los días laborables, también tienen su clientela, pero esta vez suelen ser los vecinos cercanos los que disfrutan de la calma y el espacio.El Mercado de Maschwitz. Fotos: Martín Bonetto

El Mercado de Maschwitz. Fotos: Martín Bonetto

A las decenas de locales que se encuentran en estos trescientos metros se las conoce como el “Paseo Mendoza”, pero lo cierto es que este recorrido está compuesto por El Mercado de Maschwitz, el Paseo Mendoza propiamente dicho y Quo Container Center. A estos tres, se le suman los restaurantes, cafés, bares, cervecerías y heladerías que están desparramadas entre los complejos.

El primero en aparecer, viniendo de Panamericana, es El Mercado (Mendoza 1731). Una enorme reja labrada da la bienvenida y contiene a varios comercios que ofrecen pastelería ultra casera, pizza, parrilla, minutas, comida japonesa y helados. El lugar, de aire vintage, es muy amplio y agradable. Con muchas mesas al aire libre, pérgolas, sombrillas y árboles.

Luego, se encuentra el Paseo Mendoza (Mendoza 1578), donde predomina la madera a la vista. Tiene un patio acogedor con un gran árbol que deja pasar a los rayos de sol. Artesanías y banquitos de madera recuerdan a los centros comerciales de Cariló o Mar de las Pampas.Maschwitz, un polo con personalidad propia. Foto: Martín Bonetto.

Maschwitz, un polo con personalidad propia. Foto: Martín Bonetto.

Se puede disfrutar de comida bahiana con shows musicales en vivo, comida casera, sushi y cafés y tragos. Este complejo fue el primero en anclar en la zona, de ahí que se haya tomado informalmente el nombre para todo el circuito.

También está Quo Container Center (Mendoza 1667), con un estilo diferente a los otros dos anteriormente mencionados. Los locales están ubicados dentro de grandes containers, que se unen por pasillos y escaleras. Un estilo moderno que no desentona con el lugar. La propuesta gastronómica se divide en sushi, hamburguesas, picadas, pizzas, comida mexicana y árabe.

Más pequeño, Patio Los Jazmines (Mendoza 1600), también aporta movida a la zona con pizzería y bar. A continuación 8 lugares destacados para visitar en el polo gastronómico de Maschwitz.

8 bares y restaurantes destacados del polo gastronómico de Maschwitz



Infografía: Clarín

Ramona 

Ramona, en Paseo Mendoza. Fotos: Martín 
Bonetto

Ramona, en Paseo Mendoza. Fotos: Martín Bonetto

Desde la construcción del Paseo Mendoza, Gonzalo Recalt Campos soñaba con tener su restaurante allí. Un año más tarde, logró abrir el primer local de la zona salvo por una parrilla que linda con la Panamericana.

Con clima familiar y amiguero, el espacio es blanco de festejos varios. Rodeado de madera y árboles, Ramona muestra una carta breve pero completa. Se distinguen las pastas caseras como los sorrentinos con hongos, queso azul y peras ($ 1.250) y los ravioles gigantes de salmón ($ 1.470).

Entre las entradas, las rabas apanadas con criolla peruana ($ 1.450) y la provoleta patagónica ahumada ($ 990) son las más solicitadas. Y, dentro de los principales, salmón teriyaki apanado($ 1.680) y la entraña grillada ( $1.650). Para los niños, milanesas con papas fritas ($ 1.260) y fetuccini  ($ 990). La llegada del frío trae al goulash, un plato que la clientela fiel pide año tras año.

Paseo Mendoza (Mendoza 1578). Abierto de jueves a sábados, mediodía y noche. Domingos, mediodía. Instagram: @ramonacocinadeamigos

Dendê

Dendê, en Paseo Mendoza. Fotos: Martín Bonetto

Dendê, en Paseo Mendoza. Fotos: Martín Bonetto

Anibal Mazziotti y su esposa Conce Suárez, bahiana de cuna, abrieron hace 5 años este local de comida brasileña -con especialidad en la cocina bahiana, por supuesto- en Paseo Mendoza.

Con el pasar de los años, notaron que muchos clientes asistían al local varias veces en la semana y decidieron incorporar otros platos fusionando ingredientes o condimentos de Bahía con otras preparaciones para no agotar  a ningún paladar. Por esa razón la carta está dividida en platos típicos y platos de autor.

Dentro de los típicos se destacan la Moqueca de camarón ($ 1690) que es un guisado de langostinos con salsa de tomate, morrón, cebolla, leche de coco y aceite de dendé responsable del color rojo característico de este plato, sabor y perfume.

Otro “best seller” es la feijoada ($ 1390), un guiso porotos negros con diversos embutidos ahumados que un proveedor elabora especialmente para el local. También lleva varias carnes, panceta, una salsita tipo criolla y farofa (acompañamiento tradicional de varios platos a base de harina de mandioca tostada).Comida bahiana en Dende.

Comida bahiana en Dende.

Dentro de los platos de autor los aplausos se los lleva la burrata con langostinos en chutney de maracuyá y aceite de dendé acompañada con frutas caramelizadas. Una combinación de ingredientes que le hace frente a las especialidades del país vecino.

Un ambiente familiar donde los niños no se quedan afuera. Pueden ordenar coxinhas (croquetas rellenas de pollo, $ 590), bolinhas de queijo (bolitas de queso, $ 590) y mandioca frita ($ 690).  Porque “alegria não tem fim” la carta muestra cócteles ideales para maridar los platos. Caipirinha ($ 590) es por lejos la bebida más solicitada, junto con la caipiroska (con vodka, $ 590) y Caipirísima (con ron blanco, $ 690).

A través de las redes sociales anuncian los shows que brindan los sábados y domingos al mediodía y, si el clima acompaña y las noches no son tan frías, también viernes y sábados.

Paseo Mendoza (Mendoza 1578). Abierto de jueves a sábado de 12.30 a 16 y 20.30 a 0. Domingo de 12-30 a 16. Instagram: @dende.barzinho

Cata restaurante vinoteca y vermutería

Cata, una marca con dos propuestas. Foto: Martín Bonetto.

Cata, una marca con dos propuestas. Foto: Martín Bonetto.

En sus inicios, hace 11 años en conjunto con la apertura del Mercado, Cata era un local de picadas y sándwiches gourmet con panes especiales con vinoteca. Al año y medio de su apertura pudieron expandirse, armar una cocina más sólida y convertirse en un restó que ofrece platos al mediodía y a la noche.

Mariano Dicuzzo, chef propietario, cuenta que la propuesta siempre fue variada y que no está atada a ningún estilo fijo de cocina. “Ni ético, ni oriental, ni mediterráneo. Es personal”, señala.

Entre los platos más vendidos se encuentran la burrata con pesto y nueces crocantes ($ 1.200), malfattis gratinados ($ 1.200), risotto del día ( $ 1.050) y la degustación de bruschettas (4 unidades a $ 1.150). Todos estos platos están en la carta desde el inicio y ya se convirtieron en clásicos de Cata.

En el sector vinoteca se pueden apreciar más de 200 etiquetas de vino. “No hay bodegas tradicionales sino boutiques o aquellas que destinan su producción a la venta al exterior”, dice orgulloso Mariano y aclara que no hay carta. El cliente que desee beberlo, se acerca al oasis de la vid y podrá elegir la botella que desee. El ambiente es familiar y “de trabajo” los mediodías y por las noches, es el sitio ideal para parejas y grupos de amigos.

Hace 3 años, pegadito a Cata vinoteca abrió su homónimo en versión vermutería con una propuesta con aires españoles e italianos. Ofrece vermut tirado nacional y algunas versiones importadas y boutique. Las tapas son las estrellas. Las más pedidas son la degustación de croquetas (6 unidades, de tres sabores diferentes, $ 950), pinchos ($ 250 cada uno), tortilla de papa ($ 550), entre otros.Cata, en el Mercado. Fotos: Martin Bonetto.

Cata, en el Mercado. Fotos: Martin Bonetto.

La particularidad de este local es que la cocina está abierta durante toda la jornada. Por las mañanas y las tardes se puede elegir entre budín ($ 300), scon dulce o de queso ($ 350), roll de canela ($ 350) o pedir un plato de cocina sin importar que sea un horario extremo para almorzar. ¿Un pulpo a las 17? En este local, es posible.

El vermouth también se puede disfrutar con platos de cocina como pulpo español ( $ 2.100). cordero al malbec con puré de zapallo ( $ 1.500) o pasta casera del día ($ 1.050/ $1.200, rellena).

El Mercado (Mendoza 1731). Cata restaurante vermutería abre todos los días, de 10 a medianoche.Cata restó vinoteca abre todos los días, de 12 a 16 y de 20 a medianoche. IG: @cataresto.v

Ley primera

Ley primera, parrilla gourmet. Fotos: Bonetto

Ley primera, parrilla gourmet. Fotos: Bonetto

El restó Ley Primera es mucho más que un emprendimiento en El Mercado. Es el sueño de sus propietarios, tres hermanos que prefieren el bajo perfil y la reserva de sus nombres. Simplemente, son gente de trabajo que un buen día decidió seguir el mandato familiar «del boliche propio». Llevan la gastronomía en la sangre. Y eso se nota apenas se traspasa la puerta del local, que abrieron en 2011.

Los tres lo dirigen y los tres se arremangan: cada uno tiene sus quehaceres específicos, como si los convocara la épica de Martin Fierro que dice: «Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera”.Ojo de ley, uno de los platos de Ley Primera.

Ojo de ley, uno de los platos de Ley Primera.

Con estilo rústico, brasero a la vista y un encanto particular, la parrilla, escenario ideal para grandes grupos de amigos y familias, ofrece una carta extensa. Para empezar, las empanadas carne cortada a cuchillo o carne ahumada y provolone ($ 220) son una forma excelente de esperar a las opciones principales entre las que se destacan el Pacú la limón ($ 1.750) o el asado del centro ($ 1.750).

Los acompañamientos también tiene su peso y son minuciosamente elegidos: Papas de Ley (crema de limón, panceta crocante y provenzal; $ 660), tortilla española (con chorizo y cebolla caramelizada, $ 720) y ensaladas desde $ 500.

También se puede optar por hamburguesas (desde $ 1.300), pastas (desde $ 1.180) y más. Todos los fines de semana, proponen un plato del día. Para los golosos, aparte de la carta de postres, pueden comprar el dulce de leche de fabricación propia del local. Próximamente, también venderán aceite de oliva y chimichurri con el que elaboran los platos.

El Mercado (Mendoza 1731). Abierto todos los días, de 12 a 16 y de 20 a medianoche. Instagram: @leyprimeraparrilla

Dream Catcher, pizza & bar

Dream catcher, pizzas y más. Fotos: Martín Bonetto

Dream catcher, pizzas y más. Fotos: Martín Bonetto

La provincia de Córdoba fue la zona elegida para su apertura, hace 20 años. Luego, una mudanza familiar hizo que cambie la locación y el emprendimiento desembarcó en el Mercado, a pocos meses de su apertura. Desde entonces, la pizzería y bar no para de crecer y de aggiornarse. Continuamente suman nuevos platos para satisfacer a todas las necesidades culinarias de los clientes.

La especialidad es la pizza a la parrilla, finita y crocante. La que lleva el nombre del emprendimiento tiene mozzarella, provenzal, tomates cherry y albahaca (grande, $ 1.350, media $ 1.050). Otras opciones son hawaiana, provolone, pepperoni… Y para los sibaritas, las especiales de la casa (desde $ 1.300) con panceta ahumada, con huevos fritos, queso brie, salmón ahumado. 

Las hamburguesas, incorporadas recientemente, son un hit. Entre panes brioche y con papas fritas disponen de 9 estilos diferentes. Se puede optar por simple ($ 1.050), doble ($1.100) o triple ($ 1.200) carne.Pizzas de Dream Catcher


Fotos: Martín Bonetto

Pizzas de Dream Catcher Fotos: Martín Bonetto

Pero la cosa no termina ahí. También ofrecen platos de cocina como sorrentinos de calabaza y mozzarella ($ 1.200) y múltiples fórmulas de milanesas, medium o large (desde $1.200).

El Mercado (Mendoza 1731). Abre todos los días de 10 a medianoche (cocina siempre abierta). Instagram: @dreamcatcherpizzabar

Zeppelin

Picadas de mar y minutas en Zeppelin. Fotos: Bonetto

Picadas de mar y minutas en Zeppelin. Fotos: Bonetto

Al fondo, atravesando el mercado, se encuentra Zeppelin. Ser los últimos en aparecer les regala un jardín con mesitas, guirnaldas de luces y tranquilidad. La carta muestra minutas, hamburguesas, mariscos, pastas y ensaladas. We destaca la tabla de mar que presenta rabas, mariscos, mejillones y tentáculos, acompañados con mayonesa de lima y salsa Caesar. Es para 2 o 3 comensales y cuesta $ 4000.

El ambiente familiar pide platos para los niños, es por eso que el segundo puesto se lo llevan las hamburguesas. Mega caseras y muy generosas. Acompañadas con papas cuestan desde $ 1.000, dependiendo de los agregados como jamón, queso, cheddar, bacon… La nueva hamburguesa es de salmón y brótola y promete quedarse en el menú.

En el tercer puesto, se alza la milanesa Zeppelin. Un ejemplar para que dos personas queden “piponas”, con jamón, panceta, huevo frito y papas, cuesta $ 1.200. Entre semana se puede ordenar el menú del día varía según lo mejor del mercado, se elige entre cuatro platos principales, postre o café, a $ 1.000.Zeppelin, comida casera para disfrutar en familia. Foto: Bonetto.

Zeppelin, comida casera para disfrutar en familia. Foto: Bonetto.

Por las tardes, la cafetería y los licuados inundan las mesas y salen a la cancha las porciones de tortas (desde $ 500) como chocotorta, tiramisú, cheese cake y los panqueques con Nutella y helado ($ 650).

El Mercado (Mendoza 1731). Abierto de martes a domingo desde las 11 hasta medianoche. Instagram: @zeppelin_maschwitz

Lassen, Burger haus

Lassen burger & Beer, la experiencia de comer en un container. Foto: Bonetto

Lassen burger & Beer, la experiencia de comer en un container. Foto: Bonetto

El local es muy amplio, con mesitas en la calle, en el interior del local (container) y en el jardín trasero. La estrella indiscutida es la hamburguesa con trece opciones para elegir.

El galardón se lo lleva la Lassentor (pan casero, burger de carne de 200 gramos, guacamole, queso mozzarella, panceta y aros de cebolla; $ 930). Las más novedosas son las de salmón (pan casero, burger de salmón rosado y salmón blanco de 150 gramos, repollo y zanahoria con salsa finas hierbas, morrón ahumado, cebolla blanca asada y tomate; $ 950).Lassen burger & Beer en Quo Container Center. Fotos: Bonetto

Lassen burger & Beer en Quo Container Center. Fotos: Bonetto

La Lassen Wurst (sándwich de chorizo alemán, pan de ciabatta de aceitunas, queso dambo fundido, cebolla caramelizada, panceta crocante y champiñón a la plancha; $ 800) y, una para toda la familia o para compartir con amigos: la King Kong, una hamburguesa de 1 kilo con queso cheddar fundido, panceta crocante, lechuga y tomate. Cuesta, $ 3.900.

Donde hay hamburguesas hay papas, es ley. Por eso se pueden comprar clásicas o rústicas ($ 450), o con cheddar y panceta ($ 600). También, chicken tenders ($ 650), ensaladas desde $ 790 y combos a precios promocionales.

Quo Container Center (Mendoza 1667) Instagram: @lassen_burger

Merci

Merci, para comer fondue y picadas. fotos: Bonetto.

Merci, para comer fondue y picadas. fotos: Bonetto.

Un pequeño local decorado con aires parisinos escoltado con imágenes y figuras de la Torre Eiffel, se distingue por la fondue de quesos. La clásica, se llama Napoleón, viene con milanesa, salchicha alemana, croutons, tomates cherry, cubos de jamón cocido, papas y batatas al horno, y cuesta $ 2800 para 2 comensales, $4.000, para 4.

La opción sin TACC se acompaña con jamón, papas, pollo, zanahorias, batatas al horno y tomates cherry, mientras que la variante vegetariana ofrece brócoli, batata, croutons, zanahorias y tomates cherry.Picada caliente de Merci.
fotos: Bonetto.

Picada caliente de Merci. fotos: Bonetto.

Quienes no sean amantes de la comida bañada en queso fundido pueden optar por platos como rabas, nuggets, hamburguesas o pastas. Para la copa, cerveza tirada, artesanal e industrial, vinos, cócteles, licuados y limonadas.

Mendoza 1628, esquina Los Andes. Abierto de martes a jueves 18 a medianoche. Viernes a domingos de 11 a cierre. Instagram: @mercirargentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.