La Ciudad les pagará parte del sueldo a los empleados de bares, restaurantes y hoteles

Fuente: Clarín ~ Serán hasta $ 15.000, por única vez. Tendrán prioridad los establecimientos que queden en el Centro, el Casco Histórico y Puerto Madero.

Las estimaciones oficiales indican que cerca de un 20% de los empleados de los sectores gastronómico y hotelero perdieron su trabajo desde la llegada de la pandemia de coronavirus y las restricciones sanitarias. El panorama es desolador en ambos rubros, con cierres de establecimientos en toda la Ciudad y en algunos barrios en especial. Ahora, un nuevo paliativo busca darles algo de oxígeno: la Ciudad subsidiará por única vez y con hasta $ 15.000 los sueldos de los trabajadores de bares, restaurantes y hoteles.

Se trata de un programa de asistencia que lanzó el Ministerio de Desarrollo Económico porteño. Destinarán una partida de cerca de $ 500 millones.

La idea es alcanzar a los 62.000 empleados registrados que tienen ambos sectores, que se distribuyen en un 70% en bares y restaurantes, y el otro 30% en hotelería. Además, se calcula que en la Ciudad  hay otro 30% de trabajadores en situación informal.

Los bares y restaurantes recién ahora pueden trabajar con hasta 30% del aforo del salón. Foto: Juano Tesone

Los bares y restaurantes recién ahora pueden trabajar con hasta 30% del aforo del salón. Foto: Juano Tesone

Podrán pedirlo para sus trabajadores los dueños de todo tipo de establecimiento gastronómico con salón y atención a la calle (no los servicios de catering, por ejemplo). También, los establecimientos hoteleros de cualquier categoría (no incluye a los hoteles alojamiento).

Habrá tres tipos de apoyo salarial. El más alto, de $ 15.000, lo recibirán los establecimientos que estén en las Comunas 1, 2 y 3. Esto incluye Puerto Madero, el Micro y Macrocentro, el Casco Histórico y Tribunales y la zona de Congreso: son las zonas de la Ciudad que más están sufriendo el bajón económico, por la falta de oficinistas y turistas, principalmente.

Para los establecimientos del resto de la Ciudad, el subsidio dependerá de cuánto hayan caído sus ventas. Si la reducción fue de entre un 20% y un 40%, recibirán $ 10.000 por empleado. Si fue más del 40%, serán $ 12.000.

Para medir la caída, se compararán las ventas declaradas de marzo y abril de 2019 contra las de este año, teniendo en cuenta el impacto de la inflación. La mayoría de los establecimientos calificaría, dado que la estimación es que ambos sectores perdieron entre un 40% y un 50% de sus ingresos con la pandemia y la cuarentena. 

La hotelería está muy golpeada por la prohibición de ingreso de turistas extranjeros. Foto: Rafael Mario Quinteros.

La hotelería está muy golpeada por la prohibición de ingreso de turistas extranjeros. Foto: Rafael Mario Quinteros.

En el Gobierno porteño estiman que los empleados gastronómicos y hoteleros tiene un sueldo mínimo de unos $ 45.000, y que el promedio de bolsillo es de entre $ 60.000 y $ 70.000. Por lo tanto, con este programa de asistencia se estaría cubriendo entre un 25% y un 30% del ingreso mínimo.

La inscripción ya está abierta, hasta el 15 de julio. Se hace a través de la sección de trámites a distancia de la AGIP, en la web www.agip.gob.ar, para lo cual hay que tener la Clave Ciudad.

Además de la facturación, para acceder al subsidio el empleador se debe comprometer a no echar personal y a que los empleados realicen una capacitación en seguridad e higiene por cuestiones  y protocolos de la pandemia.

“A esta medida, como las otras que tomamos, la conversamos con las cámaras del sector. Queremos proteger al empleo y a ayudar a los rubros gastronómico y hotelero”, aseguró el ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, José Luis Giusti.

La referencia tiene que ver con otros planes de salvataje que puso en marcha el Gobierno porteño, aunque en ese caso apuntado a los comercios y no a los empleados. 

Puntualmente, los bares y restaurantes fueron eximidos de pagar Ingresos Brutos en las cuotas de junio, julio y agosto. Ese mismo beneficio habían tenido entre septiembre y febrero pasados.

En el caso de los hoteleros, que están más golpeados porque sigue cerrada la posibilidad de que lleguen turistas extranjeros, lo que se les otorgó por ley fue la eximición del pago de ABL por seis meses, entre abril y septiembre.

El acceso al programa de apoyo salarial porteño no es excluyente con otros planes de asistencia, por ejemplo el Repro, del Gobierno nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *