La Confitería del Molino reabre sus puertas: cuándo son las visitas y cómo anotarse

Fuente: Página12 ~ Con un cupo limitado de 8 mil lugares, el icónico bar del centro porteño dará a los visitantes la posibilidad de recorrer el subsuelo, la cúpula, y disfrutar de música en vivo y de la exposiciones de objetos históricos.

La emblemática Confitería del Molino, ubicada en la esquina de las avenidas Callao y Rivadavia, a pasos del Congreso, volverá a abrir sus puertas para los visitantes. Será para mostrar los extendidos avances de su restauración. El evento, que se hará con un cupo limitado que prevén que se agote rápidamente, permitirá a los espectadores recorrer el subsuelo, la cúpula, y disfrutar de música en vivo y de la exposiciones de objetos históricos.

El evento tendrá lugar el próximo 8 de julio, en la víspera de su 106° aniversario. Según informó la Comisión del Molino, se otorgarán 8.000 entradas, que podrán adquirirse desde el día lunes 4 de julio a las 12, a través de la web oficial www.delmolino.gob.ar.

Los recorridos duran 40 minutos y habrá ocho turnos disponibles desde las 12 a las 19 hs. El recorrido se hará por escalera. Se podrá visitar el primer piso, la planta baja y el subsuelo. Una vez finalizado, habrá acceso opcional a la azotea, ingresando por Av. Callao 32.

En un comunicado, los organizadores explicaron que «se comenzarán a realizar visitas periódicas al edificio, para que la comunidad pueda ver el avance de un lugar histórico de Buenos Aires que, con el esfuerzo de trabajadoras y trabajadores del Congreso Nacional, pronto volverá a ser ese punto de encuentro para quienes quieran disfrutar de un café y su emblemática pastelería».

También, desde la Comisión se invita a continuar participando activamente de la recuperación histórica, acercando fotos u objetos que consideren que puedan formar parte del museo de sitio a instalarse en el Molino.

La tarea de restauración

La Confitería tiene cinco pisos y una azotea con mirador. Según la Ley 27.009, de expropiación y restauración, «el subsuelo y planta baja deberán ser concesionados como confitería, restaurante, pastelería o cualquier uso afín«, mientras que el resto del inmueble albergará «un museo dedicado a la historia de la confitería» y «un centro cultural a denominarse ‘De las Aspas’”.

La puesta en marcha del Plan de Restauración Integral del Edificio del Molino (RIEM) contempla, de esta manera, la dimensión material e inmaterial de los bienes culturales. En este marco, un equipo multidisciplinario de especialistas del Congreso se encuentra trabajando para recuperar el patrimonio material e inmaterial del inmueble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.