La Provincia “evalúa” que solo los vacunados ingresen a bares y restaurantes, como en Francia

Fuente: La Nación ~ El jefe de Gabinete Carlos Bianco dijo que “es una posibilidad”, ya que la consideró una “buena medida”; aunque dijo que en territorio bonaerense no hay falta de voluntad de vacunarse

Mientras que en Francia se requerirán pases especiales de Covid-19 para ingresar, por ejemplo, a bares, restaurantes, centros comerciales o transportes; el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, anticipó que la gestión de Axel Kicillof “evalúa” también dicha posibilidad. Sin embargo, destacó que no existe falta de voluntad entre los bonaerenses para acceder a la vacunación, como sí ocurre en el país que gobierna Emmanuel Macron.

En cuanto a la medida de que solo los inoculados contra el coronavirus puedan acceder a determinadas actividades, Bianco dijo, en diálogo con Radio Futuröck: “Es una posibilidad, la estamos estudiando. Hoy la normativa nacional, el DNU, no lo habilita, y está vigente hasta el 6 de agosto. Lo estamos estudiando como posibilidad, me parece una buena medida, una medida inteligente”.

No obstante, el líder de los ministros provinciales reparó: “Apunta a un problema que no estamos teniendo de manera masiva en la Provincia, que es que en Francia los jóvenes no se querían vacunar. Es una medida que se enfoca a ese público. Cuando les ponés una obligación de vacunarse para los lugares que les gustan, como bares, restaurantes o recitales, se van a terminar vacunado”.

En un mensaje a la población, el presidente Macron envió un duro mensaje para aquellos franceses que aún no tienen pensado acceder a sus dosis. “Ya no tengo ninguna intención de sacrificar mi vida, mi tiempo, mi libertad y la de mis hijas, por quienes se niegan a vacunarse. Esta vez, usted se queda en casa, no nosotros”, sostuvo.

Manifestantes antivacunas protestaron en París, el sábado, contra las medidas más recientes del gobierno francés para evitar el avance de la variante Delta
Manifestantes antivacunas protestaron en París, el sábado, contra las medidas más recientes del gobierno francés para evitar el avance de la variante DeltaAP Foto/Michel Euler

El sábado, cerca de 100.000 personas -entre manifestantes de ultraderecha y de extrema izquierda- protestaron en varias ciudades de Francia contra las medidas para frenar la diseminación de la variante Delta.

No solo se quejaron contra el pase sanitario -que es una credencial disponible para cualquier persona plenamente inoculada, que se haya recuperado recientemente del virus, o que tenga una prueba negativa-, sino también contra la orden de que todos los trabajadores de salud estén vacunados para el 15 de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.