Las 3 B: los 5 restaurantes baratos y a la calle que tienen estrellas Michelin

Fuente: Cronista ~ La guía Michelin es la Biblia de los fanáticos del buen comer. Para un restaurante, recibir una de sus estrellas significa una catapulta a la cima y lo posiciona entre los mejores lugares para comer del mundo. La Argentina tiene a su representante en esta distinguida lista con Mauro Colagreco, el platense que con su restaurante Mirazur, ubicado en Mentón, Francia, alcanzó las 3 estrellas en 2019.

Las estrellas nacieron a finales de la década de 1920 y se fueron desarrollando gradualmente hasta comienzos de la década de 1930. Las definiciones se introdujeron en 1936 y se mantienen en la actualidad:

Y a pesar de que muchos piensan que comer en un restaurante con estrellas Michelin es inaccesible (y en muchos casos es cierto), entre las más de 2000 opciones premiadas hay varias que son aptas para el bolsillo promedio. A continuación, cinco opciones con platos por menos de US$ 50 que vale la pena conocer:

1) Picchi (San Pablo, Brasil)

Brasil es el único país de Sudamérica donde está presente la Guía Michelin. Y, puntualmente en San Pablo, se puede visitar uno de los restaurantes con opciones más accesibles. Se trata de Picchi, del chef Pier Paolo Picchi, que cuenta con platos que van desde los 170 a los 460 reales (entre US$ 32 y US$ 88).

Este restaurante italiano contiguo al hotel Regent Park está rodeado de galerías de arte y boutiques de lujo y bien merece una visita. Según describe la guía, aquí, en medio de un ambiente clásico y contemporáneo, el chef Picchi revive los recuerdos de su infancia a través de platos italianos. Estos exhiben sabores bien definidos y toques innovadores, con ingredientes brasileños que hacen una contribución interesante.

El recomendado es la pasta Pici de la Toscana con salchicha Calabrese casera, frijoles blancos y salsa peroncino que se consigue por 89 reales o US$ 17,30 (unos $ 1600 a cambio oficial).

Otro de los platos de restaurante con una estrella es el Lenguado con camarones, palmitos y uvas verdes de 145 reales o US$ 28 (unos $ 2700 siempre a cambio oficial). De postre, el recomendado es el Tiramisu Picchi por 37 reales, que son unos US$ 7 (o $ 688).

2) Jay Fai (Bangkok, Tailandia)

El street food también es protagonista de la exclusiva guía, en este caso con Jay Fai, el típico puesto tailandés que suele ser parada obligada de taxistas (porque se sabe que donde hay taxistas comiendo, hay buena comida).

“Usando sus anteojos de protección característicos, la leyenda local Jay Fai continúa lo que su padre comenzó hace 70 años y hace tortillas de cangrejo, curry de cangrejo y congee seco. La reserva es obligatoria”, reseña la guía Michelin.

En el lugar se puede comer por entre 300 y 1500 bahts, que equivalen a US$ 9 y US$ 45 (entre $ 870 y $ 4300, al oficial). En la cocina a la vista se puede ver cómo la dueña prepara comida de mar, platos con noodles, y hasta opciones vegetarianas.

3) Silabario (Vigo, España)

Cocina moderna entre 25 y 80 euros ($2800 a $9100), a cargo del chef local Alberto González Prelcic.

“La ambientación de Silabario es una grata sorpresa, dada su ubicación bajo la audaz cúpula acristalada de vanguardia sobre la sede del Real Club Celta de Vigo. Cocina moderna y respetuosa con las tradiciones gallegas, buena selección de menús, opciones de media ración, además de magníficos platos de lamprea de temporada”, describe la guía Michelin.

Entre sus especialidades están las cocochas de bacalao, con su pil pil de piparra y balsámicos (por 10 euros la media ración, o unos $1100 a cambio oficial), el Cordero asado con jugo de setas de Cuaresma y baba de ganush (por 14 euros la media ración) y de postre el Milhojas de hojaldre invertido, manzana, pimienta de Sichuan y vainilla (por 10 euros).

4) Hostellerie la Montagne (Colombey-les-Deux-Églises, Francia)

Este restaurante se encuentra en el tranquilo pueblo donde está enterrado Charles de Gaulle. Según la crítica, utiliza “los mejores ingredientes para crear una cocina innovadora, sin el obstáculo de la nostalgia. Una versión contemporánea de la gastronomía francesa, con una decoración igualmente contemporánea”.

Allí se puede comer por precios que van entre los 25 y los 90 euros ($ 2800 a $ 10.300 a cambio oficial). El menú de mercado, que se sirve solo desde el miércoles al mediodía hasta el sábado al mediodía, cuesta 25 euros e incluye entrada, plato y postre.

5) Phénix (Shanghai, China)

Se trata de un restaurante de cocina francesa donde se puede comer por precios entre los 198 y 889 yuanes (entre US$ 30 y US$ 150).

“En 2021, el chef francés que tomó el mando trajo consigo más de 20 años de experiencia y nuevos elementos al menú. El menú de degustación de 5 platos ofrece una buena relación calidad-precio y muestra su visión culinaria en todos los ámbitos. Platos como la bullabesa y el pato y el foie gras tourte se encuentran en raciones para compartir, ideales para parejas y amigos. Pida una mesa junto a la ventana del piso al techo para disfrutar de las vistas del parque. La carta de vinos también complementa muy bien la comida”, describe la guía.

Ubicado en el Nivel 2 del hotel The PuLi Hotel and Spa con vista al Parque JingAn, el restaurante y bar abrió sus puertas al público a finales de marzo de 2016.

Junto al restaurante, también hay un espacio de salón íntimo que permite a los huéspedes disfrutar de cócteles clásicos y una impresionante selección de vinos con 250 etiquetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *