Los platos emblemáticos de los bares recobran fuerza a pesar de la pandemia

Fuente: Filo.News ~ Los bares y restaurantes son los refugios que nos reconfortan cuando hacemos una pausa en la oficina para recargar energías con un almuerzo, en medio de un día agitado de trabajo. Son el lugar perfecto para pasar horas y horas leyendo o estudiando. También son el punto de encuentro para tomar un café con ese amigo de toda la vida, y son, entre muchas otras cosas, los lugares donde a veces tratamos de liberar las angustias para comenzar a trazar nuevos objetivos.

Esos rituales sagrados que la pandemia nos quitó, poco a poco y con protocolos de por medio, los vamos recuperando. Y con ellos, recobran fuerza los sabores y aromas de los platos que nacieron en esos rincones cafeteros y gastronómicos tan propios de Buenos Aires, y forjaron y siguen forjando nuestros paladares, como los buñuelos de acelga de Los Galgos y las pizzas a la piedra de Los Inmortales.

La fugazzetta de Los Inmortales. Foto: Facebook Los Inmortales

Una pizza inmortal

Cuando Felipe Fiorelino y Chiche Di Ciancia le dieron vida al viejo café ”Copetín de Corrientes” allá por 1952, ni se imaginaban que en el 2021 harían felices a cientos de personas que diariamente hacen una pausa en el local de la Avenida Corrientes 1369 (el primero de los cinco) para picar algo. Mucho menos pensaban que su pizza a la piedra se transformaría en la verdadera diva del restaurante que hoy conocemos como Los Inmortales.

Es que la pizza de muzzarella y la fugazzetta son la opción casi obligada para todo porteño o turista amante de la pizza que visite Buenos Aires. “El secreto de Los Inmortales es mantener la esencia y los mismos gustos que se forjaron desde su origen: sus condimentos, el sabor que le da el horno a la piedra y la experiencia de tantos años, como la elección de los ingredientes de suma calidad, hacen la diferencia”, dice Facundo Berisso, el encargado de marketing de la firma.

Visitar Los Inmortales, además, es viajar a las entrañas de nuestra cultura con el simple hecho de mirar las paredes repletas de fotos originales de personalidades nacionales e internacionales del espectáculo y del deporte, entre otros rubros. Desde Diego Maradona y Guillermo Vilas, pasando por Carlos Gardel, Alfredo Alcón y Ricardo Darín, son algunos de los artistas que además de regalarnos su magia, se automimaron visitando y disfrutando de una porción de pizza en este emblema de la Ciudad.

Los buñuelos de acelga de Los Galgos. Foto: Los Galgos

Siempre buñuelos

Cuando Julián Díaz y Florencia Capella se embarcaron en la aventura de reabrir las puertas de Los Galgos, lo hicieron con un objetivo claro: recuperar un espacio con identidad cultural, sin caer en la melancolía del pasado. “Entendemos la identidad como algo vivo y no del pasado. Pensamos la gastronomía como algo que tiene que seguir cambiando e incorporando las nuevas corrientes porque si no caemos rápido en el lugar para turistas, muy de museo, de melanco, de la cosa del tango para viejos, cuando nosotros sentimos que la identidad porteña está más viva que nunca”, asegura Julián, también creador del bar 878.

Si bien el restaurante de Avenida Callao y Lavalle recuperó su impronta original, aggiornó la propuesta desde cero con la gastronomía porteña como norte. Y entre sus platos más destacados están los buñuelos de acelga, que en un tiempo se habían dejado de hacer pero se reinventaron y volvieron a las cartas como una opción alternativa a las picadas tradicionales o las papas.

“Son el emblema de una generación. Además, tienen atributos positivos en una gastronomía tan carnívora como la nuestra, por el hecho de ser un alimento vegetariano y completamente dúctil que puede acompañar una birra o la entrada de una cena, o puede servir de picoteo a la tarde”, asegura Díaz. Además, sostiene que los buñuelos se vinculan con una fibra afectiva innegable: “Era la forma en a que nuestras madres y abuelas nos hacían comer verduras y todos comíamos contentos”.

Tanto Los Inmortales como Los Galgos forman parte de la campaña Platos Eternos que lanzó la cervecería Quilmes para ayudar al sector gastronómico, uno de los más golpeados por la pandemia. La iniciativa propone pedir un plato de los más de 2.000 restaurantes adheridos a través de la aplicación Pedidos Ya, a cambio de $200 de descuento para una próxima compra y una cerveza sin cargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *