Parque Saavedra: 10 restaurantes y bares para visitar en un polo gastronómico que crece

Fuente: La Crítica ~ Parque Saavedra no es solo el pulmón del barrio homónimo. También funciona como centro neurálgico del disfrute. Es todo un polo gastronómico con bares y restaurantes que existen hace más de una década y muchos nuevos, que irrumpieron en plena pandemia con propuestas diferentes.

Saavedra no escapa a la gourmetización de los barrios, sin embargo, las manzanas que rodean el parque, donde se concentra la oferta foodie, siguen conservando su caracter residencial. Predominan las casas bajas y ese espíritu de vecindad donde los habitantes se conocen entre sí, y al cruzarse se saludan. Eso sí, ahora pueden encontrarse en estos nuevos espacios donde se come bien y rico.

Para los que quieran redescubrir o visitar por primera vez la zona, armamos una guía con los locales destacados y los platos que vale la pena probar alrededor del parque y del Boulevard García del Río.

10 bares y restaurantes para visitar en el polo gastronómico de Parque Saavedra

Dandy

Su local es imponente y se encuentra en García del Río y Pinto. Desde su apertura, en enero de 2020, es un elegido durante las tardes templadas por sus mesas a lo largo de la vereda y su privilegiada vista al parque. El menú es amplio con opciones para disfrutar de desayunos, almuerzos, meriendas y cenas. El Hot pastrami de Dandy. Foto: Gentileza.

El Hot pastrami de Dandy. Foto: Gentileza.

Esta cadena, que tiene 5 locales más, propone disfrutar de una variedad de pizzas estilo napoletano, sandwiches y ensaladas entre los que se destacan el Hot pastrami; una reversión del clásico, con carne de pastrón cocida por 12 horas ($ 1260).

También, la tapa de asado que se prepara en cocción lenta y se sirve con papas y pimientos asados ($ 1910) y la opción para veganos: sorrentinos de calabaza rellenos con tomates y mozarella ($ 840).

Dandy. Pinto 3880. Instagram: @dandybsas.

 Jorge Parrilla

Jorge Parrilla se llena los fines de semana. Foto: Fernando de la Orden.

Jorge Parrilla se llena los fines de semana. Foto: Fernando de la Orden.

Hace 15 años, Jorge y su hermano Miguel decidieron seguir los pasos de su padre gastronómico y abrieron, sobre el boulevard García del Río una parrilla familiar. Allí sirven los típicos cortes que componen una parrillada bien argentina. Las carnes de Jorge Parrilla en Parque Saavedra. Foto: Fernando de la Orden.

Las carnes de Jorge Parrilla en Parque Saavedra. Foto: Fernando de la Orden.

Los fines de semana el local se llena. Hay que armarse de paciencia porque no toman reservas: solo queda anotarse y esperar. El corte que hay que probar es el vacío, que -según Miguel- es una manteca: “Nos suelen preguntar si lo hervimos antes de meterlo en la parrilla por lo tierno que es”, explica. La porción se consigue por $ 2000, para compartir entre 2 o 3 comensales.

Jorge parrilla. Av. García del Río 3090. Teléfono: 4702-2021.

Gula Café

Las medialunas de Gula Café. Foto: gentileza.

Las medialunas de Gula Café. Foto: gentileza.

A solo 150 metros del parque, en la esquina de la avenida Crisólogo Larralde y Vidal está Gula Café. Allí María Pilar Borio y su equipo, hace 7 años hornean productos de pastelería acompañados por cafetería de especialidad. “Nosotros servimos tanto el flat white para el público joven, como el cortado caliente para nuestros vecinos más tradicionales”, describe Pilar. 

En esa esquina existe un producto que sobresale y se lleva todos los aplausos y las reseñas positivas de todos los influencers foodies – y del público en general- que se acercan a probar: las medialunas. Se pueden pedir las clásicas de manteca -crocantes por fuera y mantecosas por dentro- ($ 100 la unidad), las rellenas ($ 220) o las saladas ($ 240).La fachada de Gula Café en Parque Saavedra. Foto: Fernando De la Orden.

La fachada de Gula Café en Parque Saavedra. Foto: Fernando De la Orden.

Estas últimas pueden contener gran variedad de ingredientes y combinaciones: desde tomate y albahaca hasta un huevo frito. Para acompañarlas Pilar sirve café con arte latte, donde dibuja personajes de “El Principito”, su cuento favorito.

Gula Café. Av. Crisólogo Larralde 2801. Instagram: @gula.cafe.

​Bulebar

La barra de Bulebar en Parque Saavedra. Foto: Fernando de la Orden.

La barra de Bulebar en Parque Saavedra. Foto: Fernando de la Orden.

Dentro de los locales “pandemials” de la zona se encuentra Bulebar. “Consideramos que somos la propuesta más palermitana de Saavedra“, explica Maximiliano Bartfeld, uno de los socios, quien ya tiene experiencia en el rubro gastronómico y siempre eligió barrios para plantar sus emprendimientos: el de Villa Crespo, en el caso de Bilbo Café, y el de Villa Urquiza, para Arde Parrilla.Una de las hamburguesas que se sirven en Bulebar. Foto: Bulebar.

Una de las hamburguesas que se sirven en Bulebar. Foto: Bulebar.

El corazón del local es la barra, allí se sirven tragos de autor entre los que se destacan el Apple Martini o el Watermelon ($ 650). Lo platos que más salen son los que forman parte del crossover (opciones de los otros locales que maneja Bartfeld): la hamburguesa Arde, que viene con cheddar, cebolla crispy y pickles de pepino ($ 1000) y la Chocobilbo, una reversión de la chocotorta ($ 700). 

Bulebar. Av. García del Río 2969. Instagram: @bulebarok

La manteca negra​

Manteca Negra, sandwichería vegana en Parque Saavedra. Foto: Fernando de la Orden

Manteca Negra, sandwichería vegana en Parque Saavedra. Foto: Fernando de la Orden

Allí donde las avenidas Melián y García del Río se juntan, desde octubre de 2021, está La manteca negra, una sandwichería vegana propiedad de Camila Almirón que además de sandwiches, venden productos de pastelería caseros y veganos. Los sándwiches de La manteca negra.

Los sándwiches de La manteca negra.

La propuesta de este espacio es armarse su sándwich combinando ingredientes como: kale, berenjenas en escabeche, cabutia asado o lentejas, siempre asesorado por los chicos detrás del mostrador que ofician de guías para asegurar el disfrute.

Todos los panes son de masa madre y se elaboran in situ. Cada sándwich sale $ 650 y se pueden acompañar con sidra de la Patagonia, bebidas fermentadas, pomelada o limonada.

La manteca negra. Av. García del Río 3710. Instagram: @lamantecanegra.

La épica

La Épica. Foto: Instagram.

La Épica. Foto: Instagram.

Por supuesto, la pizza no podía faltar. Los jóvenes Francesco Larocca y Tobías Jovenich (no superan los 21 años) detectaron que las pizzerías de la zona eran clásicas, decidieron innovar y en julio del año pasado abrieron este local en que apostaron al estilo napoletano, tan de moda hoy en día.

La épica cuenta con un horno de barro que impresiona por su tamaño y presencia y con una terraza con vista increíble al parque. Y para los que de verdad quieran disfrutar del verde mientras degustan sus porciones, ofrecen reposeras que se pueden trasladar al parque con sólo cruzar la calle. La Cabe es la pizza preferida por el público de La Épica. Foto: Instagram.

La Cabe es la pizza preferida por el público de La Épica. Foto: Instagram.

Los dueños de casa recomiendan probar la pizza que llamaron “El cabe”, compuesta por mozarella fior de latte. queso azul, cherrys asados, ali alioli y aceite picante ($ 800).

La Épica. Av. Melián 4092. Instagram: @laepica_pizza.

Casamanza​

Este restaurante pertenece al grupo de los recién llegados, aunque técnicamente estuvo ahí siempre. ¿Por qué? Porque Lucas Ripoli, dueño de Casamanza -junto con su mujer Tatiana Perez- eligió la casa de su infancia para alojar su proyecto gastronómico. Allí, en la esquina de Conesa y Manzanares reciclaron este espacio para transformarlo en una cafetería que tienta a entrar y probar.El ojo de bife de Casamanza. Foto: Instagram.

El ojo de bife de Casamanza. Foto: Instagram.

Comenzaron en esa línea pero el público pidió más y ahora disponen de platos ideales para almuerzos o cenas. La estrella del lugar es el ojo de bife braseado que tiene una cocción lenta de 3 horas, se cocina con vegetales y cerveza negra y se sirve con calabaza asada como guarnición ($ 1800).

Casamanza. Conesa 3802. Instagram: @casamanza.

Punto Parque

Punto parque llegó al barrio para sumar diversidad de propuestas. ¿Qué se puede comer ahí? Una variedad de tapas que se sirven con cerveza que ellos mismos elaboran. El local es pequeño pero acogedor y tiene un vereda que invita a sentarse y pasarla bien.Ravioles fritos de Punto Parque.

Ravioles fritos de Punto Parque.

La tapa que más se pide es la de los ravioles fritos de coliflor y cebolla caramelizada pero también son un éxito las empanaditas de carne salteñas, chipá y triolet de aceitunas rellenas de tomates secos, queso y batatitas ($ 400). Además, ofrecen platos como provoleta con tomates secos o bruschettas ($ 650).

Punto Parque. Av. García del Rio 3810. instagram: @cervezapde.

Tu Bolichito

Este local se reinventó en pandemia. Antes era Cornelio Saavedra, un legendario de la zona, pero el confinamiento y la imposibilidad de recibir comensales los obligó a transformarse en un deli market en septiembre de 2020. Allí hay tesoros como quesos y salames de Tandil, vinos orgánicos, empanadas o cerveza tirada.En Tu bolichito hay picadas con fiambres de Tandil. Foto: Instagram.

En Tu bolichito hay picadas con fiambres de Tandil. Foto: Instagram.

Las empanadas ($ 180) y las picadas ($ 2500) son las vedette del lugar, es que la propuesta de este espacio es juntarse a comer entre amigos. Con ese fin también sirven sándwiches y vinos seleccionados. 

Tu bolichito. Besares 3599. Instagram: @tubolichito.

Espacio García

Espacio García es una cafetería de especialidad ubicada en la esquina de Vidal y Av. García del Río. Sirven además jugos y batidos naturales, desayunos, meriendas y almuerzos que ofrecen un plato del día o las opciones de la carta. “Tenemos patio, terraza, vereda y mesitas en el Boulevard. Y adentro mesas grandes y espaciadas con un wifi que vuela”, describen sus redes.En Espacio García hay opciones de pasteleria y café de especialidad. Foto: Instagram.

En Espacio García hay opciones de pasteleria y café de especialidad. Foto: Instagram.

¿Qué distingue a este lugar de otros? Es un espacio donde siempre hay actividades diferentes como la de los jueves, “Libros Libres”. Ese día los comensales pueden elegir cualquiera de la variedad de libros que se exhiben para llevarlo, sin que nada se pida a cambio.

Los clásicos de Espacio García son los desayunos, dentro de éstos el tostón con palta pisada y cherries en pan de masa madre (opción vegana), opcional acompañarlo con huevo poche y un flat white ($ 790)

Espacio García. Vidal 3801. Instagram: @espaciogarcia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.