Un mercado foodie, rooftops, y arquitectura: ¿por qué es un planazo redescubrir la ciudad de La Plata?

Fuente: Cronista ~ Mucho más que la Catedral: La Plata se convirtió en una escapada con mucha onda/Un flamante polo gastronómico con un montón de propuestas, hoteles que sorprenden y rooftops muy arriba con una vista gloriosa/Además: una joyita arqui, free walking tours, y una escena birrera casi sin parangón/MALEVA recorrió la ciudad de las Diagonales y quedamos asombrados.

Si juntamos calorcito y año nuevo, ganas de escaparse a algún lugar no faltan. Si la idea es encontrar un destino cerca, nuevo, con propuestas gastronómicas atractivas y para distintos paladares, La Plata es la respuesta. La ciudad de las diagonales se encuentra a solo 30 minutos de Capital Federal y su propuesta turística no hace más que crecer. Es por eso que viajamos a la capital bonaerense para conocer y acercarles sus imperdibles.

«La Golden hour en el rooftop del Grand Brizo no defraudó: un cielo fraccionado en grisáceos, naranjas y azules oscuros, una serie de bombitas de luz que a medida que avanza el reloj aumentan su brillo, un dj set con música envolvente y una copa de Seattle Supertonic, uno de los tragos más pedidos de la carta…»

«La Plata tiene una identidad particular. Es una ciudad que desborda de historia, fiestas regionales, mitos y leyendas, gastronomía clásica y nuevas aperturas de experiencias», le contó a MALEVA Daniel Ernesto Loyola el presidente del Ente Municipal para la Actividad Turística (EMATUR).

Parques; plazas; la única obra de Le Corbusier – el gran arquitecto suizo -, en Latinoamérica; la única Catedral neogótica sin revestir; un gran mercado que nuclea tragos, café de especialidad, pizzas, pastas, carnes, sushi, una florería boutique, elementos de bazar, vino y cervecerías; son algunas de las coordenadas que estuvimos recorriendo.

1) Que comience la travesía: ¿qué tal empezar en un hotelazo con un super rooftop al atardecer?

El día empezó arriba de un micro provisto por el EMATUR. Estos salen todos los sábados por la mañana ofreciendo un servicio turístico regular entre las dos capitales. En el tiempo necesario para realizar una siesta reparadora -media hora-, llegamos al Hotel Grand Brizo La Plata (av. 51, 715) Más allá de sus instalaciones, este hospedaje de estilo brutalista, atrae por sus vistas. Las de las habitaciones, las del gimnasio vidriado ubicado en un piso 15, las de su pista de running en las alturas y las de su pileta y Sky Bar en el piso 17.

«Si quieren subir en algún momento especial al Cielo Sky Bar, vengan alrededor de las 19:30», nos recomendó Fernando Martinez, el gerente general del hotel. A esa hora encaramos rumbo a la terraza y comprobamos que definitivamente es un selfie spot.

La Golden hour no defraudó: un cielo fraccionado en grisáceos, naranjas y azules oscuros, una serie de bombitas de luz que a medida que avanza el reloj aumentan su brillo, un dj set con música envolvente y una copa de Seattle Supertonic, uno de los tragos más pedidos de la carta, terminan por completar el sunset ideal.

2) La hora de comer: La Plata Soho, un nuevo polo foodie y el mercado Baxar

La Plata es una ciudad que cada 6 cuadras tiene una plaza y cada 12 un parque. Si le sumamos la cantidad de Tipas y Tilos que adornan sus calles, encontraremos la sombra necesaria para poder ir caminando, aun en verano, de un punto al otro.
Saliendo del hotel, luego de atravesar la Plaza San Martín, llegamos a La Plata Soho.

Un nuevo polo foodie y de diseño donde se encuentra Baxar, el mercado que abrió sus puertas en febrero de este año y nuclea un sinfín de propuestas gastronómicas, con la calidad como bastión. Son 35 locales con ofertas para todos los gustos, ubicado en la calle 51, entre la 5 y la 6.

La historia y legado de este lugar, que solía funcionar como punto de encuentro de miles de familias platenses, no pasan desapercibidos. «Este espacio tiene 100 años de historia. Era un sitio muy emblemático para la ciudad que hoy se revalorizó con otra propuesta. Nos gustó trabajar la marca con lo que se heredó y re transformarlo», relató orgulloso Martín Gómez, gerente de Baxar.

«La ciudad está disfrutando el nuevo mercado Baxar a pleno» afirmó Gino Leal, gerente comercial del mercado. Al estar abierto desde temprano por la mañana hasta bien pasada la medianoche, Baxar se convierte en la elección de muchos tanto para tomar un café, como para almorzar, cenar, hacer unas compras para la casa, y/o tomar algo rico…»

«La ciudad lo está disfrutando a pleno» afirmó Gino Leal, gerente comercial del mercado. Al estar abierto desde temprano por la mañana hasta bien pasada la medianoche, Baxar se convierte en la elección de muchos tanto para tomar un café, como para almorzar, cenar, hacer unas compras para la casa, y/o tomar algo rico. Ya sea una cerveza artesanal de Ámsterdam, Baum, Antares o Peñón del Águila, una copa de vino en Vico o unos tragos de autor en John Doe. Su barra reversiona los cócteles tradicionales, adaptándolos al paladar argentino. Uno de sus mayores desafíos fue pensar el maridaje de las bebidas con la amplia oferta de platos del mercado, nos contó Kabir Kempes mientras realizaba su cóctel emblema. Este lleva vodka, Aperol, jugo de naranja, jugo de limón y almíbar de maracuyá. «El Amore a Milano es fresco y cítrico. Va muy bien con la pizza de Paesano», indicó Kempes entregándonos la copa para que lo degustáramos.

Le hicimos caso y la próxima parada fue Paesano, local que refleja la identidad napolitana. «Viajamos a Nápoles a capacitarnos y podemos afirmar que hacemos la pizza tal cual la hacen allá», puntualizó Rocío Serrano, chef ejecutiva del grupo detrás de Baxar. ¿Cuáles son las requisitos para degustar una vera pizza napolitana? La utilización de masa madre con una fermentación mayor a 72 horas y una cocción rápida. «Va al fuego no más de 60 segundos», detalló Leandro Barroso, par de Serrano. Además, no solo usan tomates italianos para conservar la acidez original de la salsa, si no que el horno fue traído en barco desde Nápoles. ¿La estrella original de la carta? La pizza frita.

El recorrido gastronómico nos llevó de viaje por distintos países. A Texas con las carnes ahumadas en espinillo y quebracho blanco por 12 horas de Merry´s, a Perú con el ceviche y la chicha de La Chimbotana, a Asia con los baos veggies de portobellos de Pola y a Francia con la panadería de Massé. La delicadeza de sus laminados, tanto las croissants, como las danesas o los eclairs, combinados con los cafés de especialidad que se tuestan, preparan y sirven en Massé, roban suspiros. Realizar el ritual del café, guiado por su barista Sebastian Biglieri, es un must en la experiencia.

3) Free walking tour para la tarde: un plan que no falla.

Un plan que no falla a la hora de turistear son los free walking tours. EMATUR ofrece, todos los sábados y domingo, previa inscripción, distintos recorridos para descubrir los secretos de la ciudad sin infancia. La segunda metrópoli, después de Washington, en ser planeada y diagramada. Sus calles son numeradas y están decoradas con distintas combinaciones de colores dadas por la vegetación plantada. Otro momento selfie se da en la diagonal 73. Al mirar para arriban estallan los colores violeta y amarillo de las flores de los jacarandas y aromos. Plantados especialmente para el deleite visual.

Se dice que sus fundadores fueron masones y como resultado la ciudad está llena de mitos y leyendas. Una de ellas cuenta que la calle 52 – la cual no existe en los mapas -, en realidad es una calle subterránea que conecta los principales edificios gubernamentales, permitiendo desplazarse entre ellos por un túnel bajo tierra.

Con el walking tour además visitamos la Casa Curutchet, declarada en 2016 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y la Catedral de La Plata. Cuya torre ofrece una vista increíble a la ciudad, y cuando el día acompaña, se logra ver el Río de La Plata, hasta las costas de Uruguay.

4) Noche de cervezas (sí, La Plata es la tercera ciudad cervecera del país).

Baxar es la nueva perlita gastronómica de la ciudad y volvimos para verla bajo la luz de la luna. Esta vez recorrimos el patio cervecero del segundo piso, que ofrece una oferta monumental de marcas y estilos. Entre ellas brilla la Session Ipa de Astor, ganadora del primer puesto de la Copa Argentina de Cervezas.

«La Plata es el tercer productor de cerveza artesanal del país, por eso la amplia oferta», comentó Martín Goméz. Todas las noches, las distintas birrerías seleccionan alguna marca y/o estilo para destacar y «hacer que la gente se anime a probar cosas nuevas» agregó Marcelo Policeli bar tender de Ámsterdam.

Farolitos, murales, luces led, naturaleza, colores neón, y música fuerte coronan la atmósfera. Esta ciudad de mitos, cultura, historia y verde puede recorrerse en una escapada de fin de semana, como a su vez, dar lugar a una visita por el día. Colocarse los ojos de turistas, pasear, comer y conocer su capital es un imperdible para los bonaerenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.