Larga vida al pancho: cinco opciones originales para probar

Fuente: Ámbito ~ Entre todas las opciones gastronómicas que ofrece una ciudad como Buenos Aires no extraña que este presente una comida icónica como esta. En esta nota cinco versiones de hot dogs con toques especiales.

Buenos Aires se jacta de ser una de las ciudades gastronómicas más importante de Latinoamérica, y lo demuestra con sus constantes adaptaciones y creaciones culinarias que sorprenden por demás. Esta vez le tocó al afamado pancho, que se encuentra imponiéndose en diferentes lugares con originales toppings, variedad de panes y diferentes tipos de salchichas. En esta nota te recomendamos cinco para probar:

Galpón de Tacuara

Galpón de Tacuara.
Galpón de Tacuara.

En el barrio de San Fernando, ubicado en Zona Norte y rodeado por casas de estilo pueblerino, nace el primer local del Galpón de Tacuara. Con más de 5 años de experiencia se han posicionado como un referente cuando de variedad cervecera se trata, permitiéndoles expandirse y abrir locales en Escobar, Devoto, Rosario y Tucumán. Además de contar con gran variedad de estilos, su carta cuenta con opciones para picar y compartir entre pintas como sus originales panchos. El primero es el pancho mexicano que incluye una mayo de palta y la tradicional salsa “pico de gallo” preparada con cebolla y tomates picados en brunoise. Por su parte, el pancho americano viene coronado con cebollas crocantes, bacon y queso cheddar. Ambas alternativas incluyen salchicha del tipo alemana cocinada con su piel, arropada en pan de pancho tradicional y servidos con papas fritas y porción de nachos con salsa de queso provolone.

Podés encontrarlos en Gral. Arias 710, San Fernando, Provincia de Buenos Aires / Alvear 122, Rosario, Santa Fe / Colón 517, Belén de Escobar, Provincia de Buenos Aires / Sta. Fe 680, San Miguel de Tucumán, Tucumán / Av. Francisco Beiró 3410, Devoto, CABA.

Hierbabuena Vegan

Hierbabuena Vegan.
Hierbabuena Vegan.

En el boulevard Caseros (Av. Caseros 466) de San Telmo, los fanáticos del “fast good orgánico” encuentran un refugio en Hierbabuena Vegan, la primera hamburguesería y heladería 100% plant-based de Buenos Aires. El menú incluye varias opciones entre panes como un hot dog con salchicha vegana tipo alemana de elaboración artesanal, la misma se hace a base de soja y arroz orgánicos, y para lograr el toque de sabor tan característico se sazona con pimentón ahumado, merkén, pimentón dulce y humo líquido. Romina Ibarra, chef del local, explica que se logra tras una larga y cuidada técnica. «La salchicha es vegana y súper nutritiva. Para igualar sabores usamos condimentos que también le aportan color, por lo que realmente sentís que estás comiendo una ‘salchi’ regular. Tiene una elaboración larga ya que para dar la forma tenemos que hacerla tipo ballotine, y luego se lleva a hervor». El Classic hot dog se sirve en un pan brioche con cúrcuma, un relish de pepino picantón, mayo vegana, kétchup casera, papas pay y se corona con hojas aromáticas. Para disfrutar desde las 12 hs en su local de ambientación ecléctica y espíritu descontracturado con mesas al aire libre sobre la vereda.

Francisca

El restaurante ubicado en el antiguo Paseo de la Infanta (Avenida Infanta Isabel 220, Arco 14) ofrece una experiencia excepcional a los fanáticos de la gastronomía para compartir. Con una decoración que evoca a un viaje directo al Medio Oriente y una impronta marroquí que destaca en sus preparaciones, Francisca ofrece un menú en el que figuran sus típicas pizzas de masa madre cocidas al horno de barro, platos para compartir, refrescantes cocktails, cerveza artesanal y tinto de verano. Recientemente, este local ha estrenado una carta especial llamada “Season Specials” donde resaltan las panchitas, una reversión de los tradicionales panchos, pero con una original vuelta de tuerca. Estos son elaborados con pan de masa madre y salchicha húngara, en la que se pueden distinguir los trozos de carne de res y de cerdo, y el condimento especial hecho con pimentón, paprika, kumel, coriandro, pimienta ahumada y cocida en seco. Entre los sabores de esta nueva adición a la carta están la Criolla con queso mozzarella y provolone, eneldo, cilantro, salsa criolla y alioli, la panchita Napolés creada con queso mozzarella, tomates cherry, alioli, pesto y provolone, la Argentinien con toppings de queso mozzarella, barbacoa, cebolla crocante, salsa especial (relish de pepino), y pickle de pepino y su versión vegana con falafel, apio coleslaw, aderezo tahini, cajú tostado y cilantro.

Desarmadero

Desarmadero.
Desarmadero.

Dos esquinas de Palermo alberga a Desarmadero Bar y a Desarmadero Market & Beer Bar (Gorriti 4300 y 4295), dos bares cerveceros que cuentan con cinco años de trayectoria en su haber en los que han ofrecido al público más de 42 canillas por donde son servidas una gran variedad de cervezas de productores artesanales del país. Además, en estos dos locales también resalta su oferta gastronómica caracterizada por sus hamburguesas, sándwiches, cortes de carne de primera calidad, tablas para picar, postres y mucho más. Además, en su carta presentan los tradicionales panchos pero esta vez con toques auténticos de la marca que le otorgan sabores originales: pancho con cheddar y panceta (salchicha alemana en pan vienés con cheddar, panceta, dip de pepinillos y cebollitas con mostaza arytza y papas pay), pancho con guacamole y salsa picante (salchicha alemana en pan vienés con guacamole, salsa picante de Narda, dip de pepinillos, cebollitas y nachos), y pancho con queso brie, morrón asado y rúcula (salchicha alemana en pan vienés, queso brie, morrones rojos asados, rúcula, dip de pepinillos y cebollitas, mostaza arytza y papas pay).

Winehaus

Winehaus, ubicado en Cabrera 5300 (esquina Godoy Cruz), Palermo, CABA, es un wine-bar diferente, con vinos tirados en canillas directo del barril y una propuesta de tapeo de alto vuelo gastronómico, creado por el proyecto independiente Nero Cocina. En mesitas sobre su amplia vereda o en su moderno salón, se pueden probar interesantes vinos por copa y preparaciones vanguardistas en base a vegetales de estación, como sus originales “panchitos”. “No hay nada más rico que un buen pancho, un producto a veces bastardeado que nos gusta mucho y nos divierte hacer”, dice Joaquín Lege de Nero, quien junto a su coequiper Ramiro Keklikian crearon una opción que mantiene el espíritu de este clásico, dándole una vuelta de tuerca. Está protagonizado por una salchicha artesanal de pollo y curry embutida especialmente por Basta de Humo para el bar y suma ingredientes “que combinan muy bien con el curry y equilibran su sabor”. Lleva un pan extra suave, esponjoso y sutilmente dulce (al estilo pebete) de la emblemática panadería El Parque de Victoria –en una clara referencia a los recuerdos de la infancia–, una mayonesa casera de palta o cilantro y una gremolata con cebolla, maní, queso sardo y un toque frutal de frutilla, mango o durazno (lo mejor de la temporada) que contrasta con su frescura y suma un punto crocante. La salchicha se cocina a la plancha y el pan apenas se tuesta con un poco de manteca fermentada con hongo koji (aporta notas que recuerdan al queso). Se sirven dos pequeños “panchitos” para acompañar con cualquiera de sus 20 variedades rotativas de vino tirado, como un torrontés, rosado de malbec, pinot noir o naranjo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.