Confitería La Ideal: cuánto cuesta un café, la merienda y una cena

Fuente: BAE ~ Cerrada desde 2017, fue puesta en valor, los fines de semana hay filas de casi una cuadra para poder entrar. Tiene un sector de confitería y pastelería y el gran salón de planta baja, el piso superior está cerrado. 

Se abrieron las puertas de la Confitería La Ideal. Valió la pena la espera. El edificio de Suipacha 384 fue puesto en valor, sus obras llevaron cinco años. Todo está cuidado, entrar es como volver a 1912, la fecha en la que fue fundada. Cuánto sale probar sus exquisiteces, cuándo hay música en vivo, cuánto salen sus masas y facturas, cómo es el nuevo vino La Ideal, estas son algunas de las preguntas que se develan en este artículo.

Abren todos los días a las 7 de la mañana y permanecen abiertos cómo mínimo hasta la 1 de la mañana. Al ingresar, a la derecha está la confitería, atendida por empleadas vestidas de época. La docena de facturas cuesta $3.000; la caja de 22 bombones cuesta $4.800; cada macaron cuesta $450 cada uno; los petit gateaux $1.500 cada uno, si son para llevar, $1.800 si se consumen en el salón. Toda la pastelería es realizada por el chef ejecutivo Gustavo Nari. Hace pocas horas volvió a publicar un aviso: Se busca pasteleros/as y panaderos/as para La Ideal.  

Thank you for watching

Confitería La Ideal
La pastelería está a cargo del chef Gustavo Nari

Confitería La Ideal lanzó su propio vino, un malbec petit verdot cosecha 2019 que cotiza $9.000. Tiene 750 ml y fue realizado por la bodega Catena Zapata. La latita con diferentes té de La Ideal cuesta $2.500. Otro de los productos que lleva su sello es la botella de medio litro de aceite de oliva que cuesta $2.000.

Por ahora sólo está abierta sólo la planta baja, el primer piso no tiene fecha de apertura. Ingresar al salón es mágico, se abren las puertas y en el fondo está la barra, arriba un músico toca el piano o algún otro instrumento de 17 a 19 horas, como mínimo. Cada vez que termina, el público aplaude.

No hay consumición mínima, se puede pasar un buen rato con un café espresso de $530; $700 un café con leche: un submarino cuesta $1.200; chocolate con leche belga espeso $1.400; un té en hebras $1.100 y cada medialuna cuesta $250; un tostado $1.500; $400 cada sándwich de miga.

El vino de la Confitería La Ideal
Confitería La Ideal lanzó su vino a $9.000 la botella

El desayuno o merienda Ideal cuesta $4000 y trae: un jugo de naranja; un plato de frutas; tres tostadas; dips de mermelada y queso crema; café con leche, té o chocolate. Boulangerie: palmeritas, medialunas y croissant. La opción Criollo: una infusión, más tostadas de pan de campo con queso y mermelada con boulangerie: berlinesas, vigilantes o  tortillas negras cuesta $3.200.

Una gaseosa cuesta $500, un porrón de cerveza $900 y la copa de vino arranca en los $1.500. Un vermú para dos cuesta $7.000 incluye vermut con sifones; triolé; degustación de quesos y fiambres; tortilla tradicional; croqueta de morcillas; albondiguitas; ravioles de salmón frito; entre otros igredientes.  Los platos para almuerzos y cenas arrancan en los $3.000 y el salmón rosado con vegetales asados cuesta $4.500.

Confitería La Ideal
Abrió sus puertas la Confitería La Ideal

Todo está pensado para revivir el pasado de La Ideal. En 1928, el presidente Hipólito Irigoyen mandaba todas las tardes a buscar las palmeritas. Jorge Luis Borges iba a desayunar; Carlos Gardel era un fanático del lugar; Charlie Watts, el baterista de Rolling Stones no se perdió de visitarla, al igual que Yoko Ono. Allan Parker quedó deslumbrado con La Ideal por eso decidió filmar escenas de la película Evita. El ex presidente Marcelo Torcuato de Alvear se hacía llevar la comida desde La Ideal.

Sus paredes están repletas de anécdotas e historias. Pendiente a todos los detalles, los mozos y mozas se esmeran en lograr que sus clientes vuelvan.

Locos por las hamburguesas: el bar clásico de Buenos Aires que vende las más colosales de toda la Ciudad

Fuente: Cronista ~ En el corazón de Belgrano hay un bar que no para de atraer nuevos comensales: probablemente por la calidad de sus hamburguesas, o por ser un lugar pet friendly, o por la buena música que se escucha de fondo… las razones sobran.

En este marco, «Arredondo» se proclama como una de las mejores apuestas que tiene la Ciudad. Los usuarios de TripAdvisor calificaron a la hamburguesería con una puntuación de 3.5 y señalaron que «la comida es una delicia»; «el ambiente y la atención son excelentes» y las cervezas «son buenas».

Arredondo: donde queda y cuáles son sus horarios

El bar está ubicado sobre la calle Virrey Arredondo al 2562, en CABA y abre todos los días desde las 9 de la mañana hasta las 00:30 (los viernes y sábados hasta la 01 hs).

Para visitar Arredondo, no es necesario hacer una reserva. El sistema funciona por orden de llegada. Las consultas se pueden hacer vía WhatsApp, comunicándose al 1131281200.

Arredondo: qué ofrece

«¡En Arredondo hacemos lo que nos gusta! Servirte un menú pensado siempre desde la mejor materia prima y mucho amor por el producto. Contamos con tapeos, hamburguesas, cervezas artesanales tiradas y una carta de vinos en constante crecimiento. Nuestro principal objetivo es brindarte un espacio al que sientas como tu #SegundaCasa y donde siempre tengas ganas de volver», indica el sitio web de la hamburguesería.

El menú que ofrece Arredondo es uno de los más completos. No solo se destaca su amplia variedad de hamburguesas, sino también las opciones de desayuno, merienda y picada. Podés visualizar la carta completa en este enlace.

Todas las hamburguesas vienen con papas, y algunas de las más destacadas son:

  • DEL PINO (Carne, queso cheddar, panceta crispy, cebolla morada, lechuga y tomate) a $ 1620
  • ARREDONDO (Carne, queso cheddar, panceta, cebolla crispy y alioli) a $ 1720
  • CISNEROS (Carne, queso azul, manteca, frutos secos y cebolla a la plancha) a $ 1710
  • VEGETARIANA (Medallón de garbanzos y remolacha, queso fontina, rúcula, tomates secos, hongos y aderezo vegetariano) a $ 1560
  • CEVALLOS (Carne, queso cheddar y cebolla a la plancha) a $ 1600
  • AMERICANA (Carne, queso cheddar, salsa mil islas, lechuga, tomate, cebolla morada y pepinillos) a $ 1670

Arredondo es el clásico que no pueden dejar de conocer si son fans de las hamburguesas pic.twitter.com/mFMwly8kmH— Paula (@Pauuloreti) November 21, 2022

En cuanto a su carta de vinos, Arredondo cuenta con un abanico de opciones, entre los cuales se destacan los tintos, espumantes, blancos y rosados. Mirá la carta en este link.

Lugares nuevos para comer o tomar un café: 4 propuestas que sacuden la gastronomía de Buenos Aires

Fuente: IProfesional ~ En los barrios porteños están abriendo nuevos espacios destinados a la gastronomía, cada uno con sus sabores y aromas. Te contamos cuáles se destacan.

Ubicados en cuatro barrios diferentes, tres restaurantes y una pâtisserie dan cuenta del gran momento de la gastronomía de Buenos Aires. Se trata de lugares que resultan gratificantes para quien se sienta a comer, como lo son aquellos restaurantes argentinos que fueron seleccionados entre los mejores en Latinoamérica, según un ranking internacional.

Restaurante Piedra Pasillo

Piedra Pasillo esquivó el circuito Palermo y se ubicó en Nuñez, en una casona que tenía destino de demolición y afortunadamente unos arquitectos con mirada aguda le encontraron la vuelta para ponerla en valor.

Un menú conciso que solo nombra platos por sus ingredientes

El resultado es un espacio en construcción permanente, bellamente iluminado, donde la rusticidad del entorno contrasta con la meticulosa presentación de cada plato. Al mando de los fuegos, un trío con experiencia en grandes restaurantes locales como Alo’s y Sacro, e internacionales como Mugaritz.

Un menú conciso que solo nombra platos por sus ingredientes, excelente materia prima y, para acompañar, una muy buena carta de vinos de pequeños productores. Piedra Pasillo tiene todo para convertirse en poco tiempo en uno de los favoritos de la ciudad. Campos Salles 2145, CABA.

Piedra Pasillo esquivó el circuito Palermo y se ubicó en Nuñez

Restaurante Lardito

Lardito es la versión porteña de su hermano mayor Lardo & Rosemary ubicado en la Lucila. Con una carta de solo 11 platos, atravesados sutilmente por un eje de sabores asiáticos, la idea del lugar es compartir y que nadie se quede con las ganas.

El menú no requiere de traducción o largas explicaciones, hay risotto, baos, tartar, tortellini, un beef tataki (clásico de su pariente de zona norte), y también fermentados y ahumados de la casa, detrás de cada plato hay una búsqueda por encontrar esa combinación de sabores que le dan magia a cada bocado y que siempre te dejan con ganas de volver.

La carta de vinos no es un acompañamiento sino que son protagonistas de la propuesta con un énfasis en los naturales, orgánicos y de baja intervención. Hay vinos naranjos y etiquetas poco conocidas que brindan una buena oportunidad de descubrir cepas y variedades que valen la pena. Lardito es otro que pisa fuerte y está para quedarse. Jorge Newbery 3655, CABA.

Restaurante Aurelia

El tercer restaurante de esta lista es Aurelia, la nueva aventura de los dueños de Ulúa y Lupe Lonchería, dos de las mejores opciones mexicanas de la ciudad. Esta nueva cantina o botanero, como le llaman en México a este tipo de lugares, tiene un menú de cocina costeña, familiar, sencilla, muy sabrosa donde el picante está, claro, pero no te mutila las papilas sino que resalta los sabores y te conquista el paladar.

Hay aguachile, una preparación similar al cebiche, que se prepara con pesca del día

Aurelia ofrece un auténtico menú mexicano, lejos de los tex mex que solían reinar en Buenos Aires hasta la llegada de lugares como Taquería Díaz o Juan Pedro Caballero. Salvo las Margaritas y el guacamole, Aurelia tiene una carta que resalta el rango de sabores y productos de esta cocina.

Hay aguachile, una preparación similar al cebiche, que se prepara con pesca del día, un plato fresco, cítrico, con un picante agradable pero pronunciado. También langostinos al carbón, bien carnosos; pescado marinado en chiles, cocido a la parrilla, con verdes, tortillas, arroz y guarniciones, y ribs de cerdo braseado con salsa verde . De postre, el flan de elote, un tipo de maíz, es una delicia, lo mismo que el conocido tres leches.

Y para destacar, los cócteles. Aurelia tiene una excelente propuesta de tragos como el Tepacherita que lleva tequila blanco, tepache y jarabe de piña y que se sirve con el borde de la copa escarchado de tajin. El Salvador 5090, CABA.

Pastelería Betular Pâtisserie

El chef y pastelero Damián Betular tiene el lugar que soñó durante años

Después de mucha espera, nervios y ansiedad, abrió Betular Pâtisserie, tal vez la pastelería más linda del país. Ubicada en Villa Devoto, el masterchef Damián Betular convoca a miles de fieles que se agolpan en sus puertas desde que abre hasta que cierra en una suerte de peregrinación gastronómica para agradecerle a los dioses por el azúcar nuestra de cada día.

Luego de muchos años en el Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires, el chef y pastelero tiene el lugar que soñó durante años: un santuario del dulce donde todo es tan hermoso como bello.

Tanto el lugar como los productos están dentro de la misma paleta de colores, un punto de encuentro entre la exuberancia francesa y el minimalismo japonés. Todo es una pieza diseño, desde los macarons organizados por colores, las mini cakes, las cookies, los bombones y los alfajores por un lado, el packaging y el mobiliario por el otro. Y mención aparte para la florería que rebalsa de colores.

Todo es una pieza diseño, los macarons, las mini cakes, las cookies, los bombones y los alfajores

El café es de especialidad, cualquier otra cosa hubiera sido un pecado y muchas veces, atendiendo está el mismísimo amo y señor del lugar, siempre sonriendo y dispuesto a la foto. Por ahora, recomendamos ir un día de semana, temprano, y evitar los horarios más concurridos para no tener que esperar.

El lugar es amplio pero siempre está lleno, por ende el take away puede ser la respuesta más adecuada. De todas formas, aun teniendo que esperar, es una experiencia de la que no hay que privarse. Mercedes 3900, CABA.

La nueva feria gastronómica de Palermo: ¿de qué se trata «JOY» y qué puedo comer este fin de semana?

Fuente: Cronista ~ Una opción que combina sabores tradicionales y modernos. Habrá cocina asiática, francesa y bebidas. No faltarán las nuevas tendencias gastronómicas.

Los feriadosde noviembre y el inicio del Mundial Qatar 2022 están a pocos días. Hay quienes optaron por hacer una escapada este fin de semana largo, pero otros se quedarán en casa y podrán elegir una de las propuestas que ofrece la Ciudad de Buenos Aires, entre ellas una nueva feria gastronómica: JOY, el festival de comidas y bebidas.

La nueva feria de comidas y bebidas tendrá lugar en el Hipódromo de Palermo y será este viernes 18 y sábado 19. Contará con un abanico amplio de opciones para saborear este fin de semana: desde clásicos hasta nuevas tendencias culinarias.

JOY abrirá sus puertas al público el viernes de 18:00 a 01:00 y el sábado de 12:00 a 01:00, ideal para comenzar el fin de semana largo y hacer la previa del Mundial. La entrada es libre y gratuita, y el ingreso será por avenida del Libertador y Dorrego.

Habrá tacos para comer. (Foto: prensa).

¿Qué puedo comer y beber en festival Joy?

Los asistentes podrán realizar un recorrido por sabores exóticos, modernos, tradicionales y lo último en tendencia culinaria. No faltará la cocina asiática, las carnes asadas, el sushi, las clásicas pizzas y las hamburguesas. 

También dirá presente el popular shawarma, los ceviches, la cocina coreana, la mexicana con sus tacos y quesadillas, los helados tailandeses, las milanesas de autor, cocina judía, pizza al estilo napolitano y platos brasileños, entre otros.

«De la cocina del bodegón al kimchi y del asado al plant based. Lo clásico y las nuevas tendencias gastronómicas estará todo junto en un mismo lugar», señalan desde la organización.

¿Qué bebidas puedo probar en JOY?

Además de comida, el público podrá comprar clásicas bebidas que «no pasan de moda» o que «están en boca de todos», no faltarán las cervezas artesanales de Rabieta, el vino, la coctelería de autos, el gin, aperitivos y destilados.

El evento será el viernes 18 y el sábado 19. (Foto: prensa).

Todo acompañado de un ambiente al aire libre con música en vivo y una kermesse que contará con juegos en los que se podrán ganar algunos premios.

¿Quiénes participan del festival «Joy»?

Algunas de las propuestas que participarán del evento son las siguientes:

  • Rabieta: con variedad de cervezas artesanales.
  • Aperol.
  • Cinzano.
  • Pehuenia.
  • El Portillo.
  • Gontran Cherrier: cocina francesa.
  • Todo Brasas: carnes al asador.
  • Mochica: ceviche y causas.
  • Felices Las Vacas: cocina vegana.
  • Moisha Bakery: cocina judía.
  • Tres fuegos: milanesas de autor.
  • MAT kimchi y nueva cocina coreana.
  • Cremolatti: helados.
  • Raclette Grilled Cheese, raclette.
  • Asado Campero: carnes.
  • Ice Roll: helados tailandeses.
  • Los del Shawarma.
  • Master Arepa: comida latina,
  • Lupitas: tacos y quesadillas.
  • Viejo Patrón.
  • Distrito Burger.
  • Domo: sushi.
  • Robertinho: cocina brasileña.
  • Un, dos, crepes: crêperie francesa.
  • Teque Listos: tequeños.
  • Cómo te lo digo:patisserie.

Ranking 2022: cuáles son los 8 restaurantes porteños dentro de los 50 mejores de América Latina

Fuente: La Nación ~ Buenos Aires y Lima son las ciudades mejor posicionadas en la lista de los 50 Mejores Restaurantes de América Latina.

Buenos Aires se ha convertido en destino foodie mundial. Hace rato. Eso se confirmó ayer en la ceremonia de entrega de premios de los Latin America´s 50 Best Restaurants, ranking en el cual esta ciudad comparte podio nada menos que con Lima, una de las mecas indiscutibles de la gastronomía mundial. Cada una de estas dos ciudades ocupan 8 puestos de la lista, además de liderar el ranking con Central (Lima) en el número 1, Don Julio (Buenos Aires) en el número 2 y Maido (Lima) en el tercer puesto.

La lista completa de los Latin America 50 Best Restaurants 2022
La lista completa de los Latin America 50 Best Restaurants 2022

Buenos Aires y Lima continúan su reinado como mecas culinarias con ocho restaurantes en la lista cada una. Además de Don Julio, en el lugar No.2, otras incorporaciones destacadas de la capital argentina son Julia (No.50), que aparece por primera vez, y Elena (No.40), que vuelve a entrar en la lista”, destacaron los organizadores de este ranking.

“Buenos Aires en los últimos años ha hecho una revolución gastronómica increíble, con muchos cocineros nuevos, jóvenes, que están haciendo su propia cocina y presentando su propia identidad. Y sin duda eso va marcando a la ciudad como destino gastronómico”, comentó desde Cancún Juan Gaffuri, chef ejecutivo de Elena.

Don Julio (N°2)

La clásica esquina de Gurruchaga y Guatemala, en Palermo
La clásica esquina de Gurruchaga y Guatemala, en Palermoarchivo

La multipremiada parrilla palermitana de Pablo Rivero, que en el 2020 ocupó el puesto N°1 de la lista, se mantiene en el podio. Su propuesta indudablemente es de producto: la mejor carne, sí, pero también (y cada vez más notorio) un cuidado de la trazabilidad que trasciende a todas sus materias primas, desde los vegetales hasta la charcuterie de elaboración propia artesanal.

La reseña de los 50 best es la siguiente: “La velada completa comienza con la provoleta de queso de cabra y las mollejas, antes de pasar a las principales atracciones carnosas acompañadas de espárragos orgánicos a la parrilla o tomates reliquia. Los cortes especiales provenientes de ganado Aberdeen Angus y Hereford de crianza regenerativa e incluyen asado de tira (costillas cortas) y entraña (filete de falda)”.

Pablo Rivero (izq.), junto a su coequiper en Don Julio y El Preferido, el chef Guido Tassi
Pablo Rivero (izq.), junto a su coequiper en Don Julio y El Preferido, el chef Guido Tassi

Capítulo aparte son los vinos de Don Julio, y de eso da cuenta el premio al mejor sommelier que otorgan los 50 best, y que quedó en manos del argentino Pablo Rivero. “La cava de Rivero cuenta con más de 14,000 etiquetas argentinas, también expuestas en botellas vacías a lo largo de las paredes interiores del edificio del siglo XIX que alberga Don Julio, lo que convierte este espacio rústico en un acogedor santuario del vino”, destacó la organización del evento.

Mishiguene (N°15)

Tomás Kalika, chef de Mishiguene, en el salón del restaurant
Tomás Kalika, chef de Mishiguene, en el salón del restaurantSantiago Soto Monllor

Con el chef Tomás Kalika al frente, Mishiguene es desde hace años un número fijo en los rankings de gastronomía, con su propuesta de comida judía porteña. “Mishiguene, que significa “loco” en yiddish, honra la herencia de inmigrantes judíos de Argentina al reinventar la cocina asquenazi, sefaradí, israelí y del Medio Oriente con toques latinoamericanos -destaca la organización de los 50 best-. Aquí, las técnicas nouvelle se aplican a recetas del viejo mundo, utilizando ingredientes de la más alta calidad”.

Imperdible en Mishiguene es el pastrón, pero también los distintos encurtidos que se encuentran en los platos y los panes (jalá, pita, bagel). Los 50 best por su parte celebran las veladas de los viernes en este restaurant: “Todos los viernes por la noche, Mishiguene celebra Shabat y todo el restaurante estalla en canciones y bailes, dirigido por una banda klezmer que toca música en vivo”.

El Preferido de Palermo (N°22)

La renovada esquina rosa de El Prefe
La renovada esquina rosa de El Prefegentileza el preferido

Rescatado en 2019 por Pablo Rivero y el chef Guido Tassi, El Preferido de Palermo retoma la tradición de los bodegones porteños, pero con el mismo énfasis puesto en la trazabilidad de los productos de Don Julio. Una versión 2.0 en la que el servicio es impecable y todos los detalles están cuidados. Mención especial merece la cava de charcuterie, que se encuentra a un costado del salón, poblada de especialidades elaboradas artesanalmente en la casa.

Si podés, probá un poco de todo: lo ideal siempre es tener varios platos en la mesa. No te pierdas la faina (pan plano de inspiración italiana) con queso provolone, el Leberwurst con pepinillos, la tortilla de papa y, por supuesto, una selección de embutidos. En invierno, prueba los guisos, las lentejas o el mondongo, un tradicional guiso de callos; y todo el año pide la cordon bleu de ternera (milanesa)”, dicen los 50 Best al respecto de la cocina que lidera el chef Martín Lukesch.

Chila (N°26)

Cocina a la vista en el salón de Chila, en Puerto Madero
Cocina a la vista en el salón de Chila, en Puerto Madero

Establecido en Puerto Madero, Chila es desde hace años uno de los restaurantes más destacados del fine dining porteño. Su cocina, hoy comandada por el chef Pedro Bargero, tiene como eje un menú de pasos que va cambiando con las estaciones. “El menú de degustación de varios pasos incluye platos destacados como carne de res madurada en seco con vinagreta; churros con papa y chimichurri; y pasta rellena de tocino con mariscos. Opte por el maridaje de vinos para elevar la experiencia”, recomiendan los 50 Best.

Aramburu (N°36)

Uno de los salones de Aramburu, ubicado en el Pasaje del Correo
Uno de los salones de Aramburu, ubicado en el Pasaje del Correo

Gonzalo Aramburu es uno de los chefs más destacados de su generación. Y su creatividad queda expuesta en sus extensos menúes de pasos que desarrolla en el restaurante Aramburu, donde cada plato exhibe una técnica y un cuidado de la estética superlativos. De hecho la estética trasciende a los alimentos presentes en el plato o aquello que hace las veces de plato: puede ser una piedra, un cofre o cualquier otro elemento que termina de redondear un concepto.

El espectacular menú degustación de 18 platos lleva a los comensales en un viaje a través de los pisos del restaurante y se acompaña de vinos seleccionados de la amplia bodega -relatan los 50 best-. A menudo es un marisco supremo, con platos notables que incluyen caracol de mar y ñame, cannoli de cangrejo y vieira y langostino patagónico”.

Elena (N°40)

El ya clásico y elegante salón principal de Elena Restaurante
El ya clásico y elegante salón principal de Elena Restaurante

Elena regresa este año al ranking de los Latin America´s 50 Best Restaurants, y se destaca en la lista (y en la ciudad de Buenos Aires) por ser un restaurant de hotel. Ubicado dentro del Four Seasons Buenos Aires, fue pionero en llevar a sus mesas no solo a los huéspedes del hotel, sino a comensales de toda la ciudad y de todo el mundo. Su cocina comandada por el chef ejecutivo Juan Gaffuri es indudablemente porteña, con especialidades como (aquí también fue pionero) las carnes maduradas.

“Cocinando en un país con una profunda historia y pasión por la carne, Elena no interfiere con los clásicos -señalan los 50 Best-. El T-bone añejado en seco, una sinfonía de funk y umami de 950 g, es un plato ideal para compartir que se devora junto con la variedad de guarniciones marcadas, como el milhojas de papa con guanciale y queso crujiente, o la coliflor asada con pistacho, lima y eneldo”.

Gran Dabbang (N°48)

Platitos y muchos colores en Gran Dabbang
Platitos y muchos colores en Gran DabbangGentileza Stefanía Crudeli

En el pequeño salón (siempre lleno) ubicado en Scalabrini Ortiz al 1500, el chef Mariano Ramón (discípulo de Francis Mallmann y Narda Lepes) invita a disfrutar de su pasión: las diversas cocinas asiáticas (tailandesa, vietnamita, de Laos, Malasia e India), con platos que le dan una personal vuelta de tuerca. ¿Qué recomiendan los 50 Best? “El visitante encontrará una variedad de platos de chaat, así como pakora de acelgas con chutney de zanahoria, alcauciles con salsa de semillas de calabaza o pan de tapioca y mandioca con queso de cabra y chutney de tomate. De lo contrario, optar por el pescado de temporada o el cordero con especias negras y naranja sanguínea”.

Julia (N°50)

Algunos platos de Julia: Tartare de lomo, Sashimi de pez limón y Carpaccio de sandía
Algunos platos de Julia: Tartare de lomo, Sashimi de pez limón y Carpaccio de sandía

El nuevo integrante de la lista es un secreto a voces para los fanáticos de las gastronomía, a tal punto que las reservas de este pequeño establecimiento de solo 22 cubiertos todos los meses se agotan en… 10 minutos. Julia, el restaurante que dirige el chef Julio Báez, es en palabras de su creador “un mix entre cocina casual con fine dining”.

“Con menús a la carta y degustación disponibles, elige este último para saborear mejor las microtemporadas con las que trabaja Julia -recomiendan los 50 Best.. Los éxitos incluyen filete tartar con salchicha ‘nduja y almendras; paté de hígado de pollo con chips de alcachofa de Jerusalén; y calamares con aguacate y pesto blanco. Los amantes de la carne de res se deleitarán con el flanco de wagyu envejecido con koji”.

8 restaurantes argentinos, entre los mejores de Latinoamérica 2022

Fuente: Clarín Gourmet ~ Ocho restaurantes argentinos fueron votados entre los 50 mejores de Latinoamérica 2022, en la décima edición de la lista Latin America’s 50 Best Restaurants, en la que anualmente se eligen los establecimientos más destacados de la región por la calidad de su gastronomía.

La parrilla porteña Don Julio, que en 2020 había alcanzado lo más alto del podio, esta vez tuvo que resignarse al segundo lugar detrás del peruano Central.

No obstante, su dueño, Pablo Rivero, tuvo un motivo adicional para festejar, ya que recibió un premio personal que se entregó por primera vez en la historia de estos galardones, el Beronia Latin America’s Best Sommelier Award, por su labor en la difusión del vino argentino. Además, otro de sus restaurantes, El preferido de Palermo, quedó en la lista en el puesto N° 22.

Pablo Rivero (último derecha), dueño de los restaurantes Don Julio y El preferido, junto a los chefs de sus restaurantes y su hijo, en Mérida. Pablo Rivero (último derecha), dueño de los restaurantes Don Julio y El preferido, junto a los chefs de sus restaurantes y su hijo, en Mérida.

El ranking 2022 fue revelado en la noche del martes 15 durante una ceremonia celebrada en la ciudad de Mérida, Yucatán, México, que fue transmitida en directo vía streaming a través de YouTube y conducida por el argentino Iván De Pineda. Según informaron los organizadores, en la votación participó un panel de expertos del rubro gastronómico integrado por 300 personas de diferentes nacionalidades.

Los restaurantes argentinos votados en la lista Latin America’s 50 Best Restaurants

-Don Julio – N° 2

Parrilla Don Julio, la mejor de Argentina y segunda de Latinoamérica para los 50 Best. Parrilla Don Julio, la mejor de Argentina y segunda de Latinoamérica para los 50 Best.

La ya emblemática parrilla de Palermo quedó muy cerca del primer puesto que había alcanzado en 2020 pero se mantiene firme como el restaurante argentino mejor posicionado del ranking y consolidó su prestigio al sumar el premio al mejor sommelier.

Guatemala 4699, Palermo.

-Mishiguene – Puesto N° 15

​Para el jurado de 50 Best Restaurants Latin America, es el restaurante que combina la alta cocina judeo argentina «honrando la herencia de inmigrantes reinventando la cocina asquenazí, sefardí, israelí y del Medio Oriente con toques latinoamericanos». Aunque desciende algunos puestos con respecto a 2020, el espacio del chef Tomás Kalika mantiene su prestigio.

Lafinur 3368, Palermo.

-El preferido de Palermo – Puesto N° 22

El preferido de Palermo, uno de los elegidos por 50 Best Restaurants Latin America. El preferido de Palermo, uno de los elegidos por 50 Best Restaurants Latin America.

El bodegón que acaba de cumplir 70 años y de ser declarado sitio de interés turístico suma un reconocimiento más como motivo de orgullo. Una esquina con platos simples que pega un importante salto en este ranking, desde el puesto 47 que ocupaba en 2020.

Jorge Luis Borges 2108, Palermo.

-Chila – Puesto N° 26

Otro habitué de este ranking es este restaurante de Puerto Madero cuya cocina está liderada desde 2016 por el chef Pedro Bargero. Un equipo que no se cansa de experimentar para sorprender siempre con un menú en constante evolución.

Alicia Moreau de Justo 1160, Puerto Madero.

-Aramburu – Puesto N° 36

Chef Gonzalo Aramburu. Foto: Eugenio Mazzinghi. Chef Gonzalo Aramburu. Foto: Eugenio Mazzinghi.

Alta cocina de autor y menú de pasos son el sello del chef Gonzalo Aramburu, un veterano de este ranking que siempre sube o baja algunos puestos, pero está presente con su sofisticado reducto del Pasaje del Correo.

​Vicente López 1661, Recoleta.

-Elena – Puesto N° 40

Con el chef Juan Gaffuri a la cabeza, el restaurante del Hotel Four Seasons del barrio de Retiro se destaca como steakhouse, especialmente por sus carnes maduradas.

Posadas 1086, Retiro.

-Gran Dabbang – Puesto N° 48

Los platos de Gran Dabbang. Foto: G.R. Adami Los platos de Gran Dabbang. Foto: G.R. Adami

​Un exponente de la gran oferta de cocina étnica de la Ciudad de Buenos Aires que, en este caso, fusiona la comida callejera asiática con toques latinoamericanos en un pequeño local «donde los platos hablan por sí solos», dicen en la reseña de 50 Best Restaurants.

Scalabrini Ortiz 1553, Palermo.

-Julia – Puesto N° 50

Un debut en el ranking: el espacio del ascendente chef Julio Báez, que con sus pocos cubiertos y su cocina de autor y estacional ha logrado captar la atención de crítica y público en poco tiempo.

Loyola 807, Villa Crespo.

En semanas previas, la organización 50 Best Restaurants también dio a conocer un listado de restaurantes que no llegaron a ingresar al top 50 y habían quedado en el top 100.

Allí figuraban otros siete restaurantes argentinos, a saber: Alo’s, (Boulogne, Buenos Aires, puesto 53), Anafe (Colegiales, puesto  66), Crizia (Palermo, puesto 73), Anchoíta (Chacarita, puesto 75), Niño Gordo (Palermo, puesto 80), El Baqueano (Salta, puesto 80) y Narda Comedor (Belgrano, puesto 87).

La lista completa de los mejores restaurantes de América Latina según los Latin América’s 50 Best Restaurants

1. Central (Lima, Perú)

2. Don Julio (Buenos Aires, Argentina)

3. Maido (Lima, Perú)

4. Casa Do Porco (San Pablo, Brasil)

5. El Chato (Bogotá, Colombia)

6. Maito (Ciudad de Panamá)

7. Pujol (Ciudad de México)

8. Kjolle (Lima, Perú)

9. Maita (Lima, Perú)

10. Boragó (Santiago de Chile, Chile)

11. Mérito (Lima, Perú)

12. Oteque (Río de Janeiro, Brasil)

13. Leo (Bogotá, Colombia)

14. Evvai (San Pablo, Brasil)

15. Mishiguene (Buenos Aires, Argentina)

16. Fauna (Valle de Guadalupe, México)

17. Le Chique (Cancún, México)

18. Villa Torél (Ensenada, México)

19. Celele (Cartagena, Colombia)

20. Lasai (Río de Janeiro, Brasil)

21. Maní (San Pablo, Brasil)

22. El preferido de Palermo (Buenos Aires, Argentina)

23. Sur 777 (Ciudad de México)

24. Noema (Quito, Ecuador)

25. Parador La Huella (José Ignacio, Uruguay)

26. Chila (Buenos Aires, Argentina)

27. Metzi (San Pablo, Brasil)

28. Máximo Bistrot (Ciudad de México)

29. Arca (Tulum, México)

30. Astrid y Gastón (Lima, Perú)

31. Sublime (Guatemala)

32. Rafael (Lima, Perú)

33. D.O.M. (San Pablo, Brasil)

34. Pangea (Monterrey, México)

35. Charco (San Pablo, Brasil)

36. Aramburu (Buenos Aires, Argentina)

37. Rosetta (Ciudad de México)

38. Oso (Lima, Perú)

39. Nelita (San Pablo, Brasil)

40. Elena (Buenos Aires, Argentina)

41. Alcalde (Guadalajara, México)

42. La docena (Guadalajara, México)

43. Quintonil (Ciudad de México)

44. Mil (Moray, Perú) 

45. Gustu (La Paz, Bolivia)

46. Manu (Curitiba, Brasil)

47. Diacá (Ciudad de Guatemala, Guatemala)

48. Gran Dabbang (Buenos Aires, Argentina)

49. Mesa Franca (Bogotá, Colombia)

50. Julia (Buenos Aires)

La nueva generación gastro indie que la está rompiendo en Buenos Aires: 7 coordenadas imperdibles

Fuente: Cronista – ¿Quiénes son los chefs sub30 que están emprendiendo y marcando tendencia?/ Desde casonas centenarias renovadas con cocina a la vista, hasta wine bars con cocina de autor en platitos/ También: un bodegón plant-based/ Los pequeños platitos, los protagonistas indiscutidos.

Son jóvenes, emprendedores, innovadores y capaces de adaptarse rápidamente a los desafíos y nuevas tendencias. Algunos se capacitaron en prestigiosos restaurantes del país o en el exterior y luego, con toda su experiencia, se animaron a apostar en un proyecto propio. Aunque la pandemia, dejó a todo el rubro «sillas para arriba», como dice un popular refrán «cada desafío es una oportunidad para crecer»; la gastronomía de la ecléctica Buenos Aires, hoy vive un impresionante florecimiento. En los últimos meses han surgido varios emprendimientos con una nueva generación de chefs y cocineros -la mayoría sub 30– que a paso firme (y sin pausa) marcan nuevos rumbos con sus propuestas culinarias.

Para Tomás Treschanski, chef de 25 años: «Creo que hay una nueva generación de cocineros que se animan a apostar y revolucionar desde adentro, con creatividad, investigación y desarrollo. Argentina está globalizando mucho su oferta gastronómica, sale un poco de lo que acá se ofrecía, que era más cocina española o italiana. Hoy, la oferta es muy amplia; la cultura asiática, por ejemplo, está marcando tendencia en Buenos Aires, ampliando las experiencias. Por su parte, el chef Tomás Couriel, de 29 años, creador de Piedra Pasillo, también afirma que hay una nueva generación de cocineros y emprendedores que tiran para adelante y aconseja: «Si tienen una idea clara, anímense. Si sale bien, joya, si sale mal, se aprende». Sin dudas, todo es aprendizaje en este largo camino.

Con la mirada MALEVA que nos caracteriza, salimos en busca de la nueva escena gastronómica de Buenos Aires. Nos sorprendieron siete coordenadas ubicadas en distintos barrios (casi todos alejados de los circuitos tradicionales). Desde casonas centenarias renovadas con cocina a la vista, wine bars con cocina de autor en platitos, un bodegón plant based, y hasta incluso sabores de Medio Oriente con sello de alta gastronomía. Son un secreto a voces. Todos la están rompiendo. Cada uno desde su lugar hace «ruido» con una mirada fresca y juvenil. Su talento está en plena expansión. ¿Ya los conocías?

1) Reliquia: Una casona antiquísima de Palermo renovada/Ángel Justiniano Carranza 1601, Palermo.

Julia Bottaro de 26 años y María José Testa de 34 años se conocieron trabajando en la panadería de Atelier Fuerza y, enseguida, se hicieron amigas. Tiempo después a principios del 2021 se entusiasmaron con la idea de armar un proyecto en conjunto con sus respectivas parejas: Branko Vaccaro, de 31 años, ex sous chef de Chila y Santiago, quien se ocuparía de la parte administrativa. El local indicado apareció en la pintoresca esquina de Gorriti y Carranza. «Nos gustó mucho la fachada antigua, las ventanas y puertas de madera, la impronta que tenía. Tratamos de generar un espacio abierto, con la cocina a la vista, con la idea de crear un espacio orgánico donde los clientes puedan ver la cocina y el despacho, y nosotros a ellos», rememora Bottaro a MALEVA, quien además, junto a Branko tienen un emprendimiento de conservas y fermentos llamado Traza.

La cocina a la vista, es sin dudas, la gran protagonista de esta casona antigua con toques modernos, luz tenue y velas. La idea es que uno se sienta cómodo, «como en casa». «Una conjunción entre lo clásico, lo atemporal, y lo nuevo. Al tener pocas mesas y un salón pequeño Intentamos ofrecer un servicio personalizado, dedicado. Todas las preparaciones las hacemos acá, desde el pan hasta los vinagres con los que hacemos conservas, cosa que también es característica de nuestra propuesta. Nos interesa la idea de comprar un producto en su mejor momento y conservarlo para poder utilizarlo durante meses», cuenta Julia.

En Reliquia realizan una cocina de «producto». «Para nosotros es fundamental conocer a los proveedores con los que trabajamos, y vamos todas las semanas al mercado Central a elegir nosotros mismos los vegetales. La carta cambia indefectiblemente cuando termina la temporada de algún producto y eso la hace mucho más dinámica pero también supone un desafío a la hora de prever los menús», detalla.

Cada plato tiene una gran cantidad de ingredientes, técnica y búsqueda detrás. Para comenzar la experiencia les recomendamos probar su pan brioche. Es suave y esponjoso como una nube. La idea es pedir varios platos para compartir (según la cantidad de comensales). El paté, el tartare de bife y la tarta de cebollas al rescoldo, son algunos de sus clásicos. Para el momento dulce, la gran estrella indiscutida es el parfait de café. «Cada vez más los clientes buscan platos para compartir y así poder probar más cantidad de cosas y salen de la lógica de entrada, plato y postre individual. La mayoría de la gente viene predispuesta a probar sabores nuevos o sabores más clásicos pero con técnicas o con una combinación de ingredientes que quizás no esperaban», asegura. Julia reconoce que hay cada vez más proyectos independientes de gente joven. «Las personas detrás de estos son fundamentales», concluye.

2) Piedra Pasillo: Una casona con cocina moderna (y a la vista) incrustada entre paredes de piedra/Campos Salles 2145, Nuñez.

El barrio de Núñez florece como la primavera: en los últimos meses aparecieron nuevos protagonistas en la escena gastronómica local. Poco a poco se arma un flamante polo. Uno de ellos y que está en boca de todos, es «Piedra Pasillo» con el sello gastronómico del chef Tomás Couriel (Mauer bar), Lucas Canga (ex Sacro y Alo’s) y Matías Senia (ex Mugaritz). La magia sucede en una antigua casona de principios del siglo XX con cocina a la vista.

Según explican su propuesta se basa en la materialidad: «Desde la arquitectura, hasta la parte del producto que ofrecemos. No queremos ser nada que no sea, queremos ser lo más natural posible. Todo esto se ve reflejado en los platos, en las mesas, en los baños, y en el servicio. Gente natural, suelta, contenta de estar donde está».

En la carta, la estrella son los platitos o pequeñas raciones para compartir y degustar un poco de todo. «Vamos variando mucho según la estacionalidad», dice Tomás. Se han transformado en un hit indiscutido la palta, servida sobre una salsa huancaína de coco con mojo de almendras, cebolla y cilantro. También las croquetas de edamame servidas sobre un caldo de hongos o las mollejas con coliflor y pack choi. De los principales carnívoros, se lleva todos los aplausos el «Flat Iron». «El concepto de platitos, nos llama mucho la atención, más que nada por esas ganas de que prueben muchas cosas de las que estamos haciendo», agrega.

Tomás nos anticipa una novedad: a principios de noviembre también abrirán un pintoresco bar escondido al fondo del local, «Al Fondo». Para llegar habrá que atravesar el patio. La propuesta de cócteles estará a la altura de la gastronomía. «Es otro desafío muy hermoso», adelanta el joven emprendedor.

3) Lardito: platitos de streetfood de todo el mundo y vinitos/ Jorge Newbery 3655, Chacarita.

Su apertura fue esperada con ansias por los fanáticos del ya considerado clásico, Lardo & Rosemary, en La Lucila, y desde que llegó al barrio de Chacarita causó sensación. Lardito en poco meses se transformó en el preferido de los jóvenes para disfrutar de ricos vinos acompañados de platitos sabrosos y con mucha impronta.

«Me gusta inspirarme en vivencias y momentos, charlas de comidas, cenas, comidas de la infancia, inquietudes de los chicos con los que trabajo. Creo que algo lindo que sucede en mi cocina es que todos tienen voz a la hora de crear un plato y si la idea es buena se trabaja hasta que sea un plato. Creo que la cocina es más un ciclo didáctico donde todos participan», dice el joven chef Pedro Silva, de 30 años.

En Lardito la propuesta es sencilla: pedir diferentes platitos, disponerlos en el centro y compartir entre todos. La gracia está en probar distintos sabores y maridarlos con los vinos. Algunos de sus hits son el «Beef Tataki», un bife curado en koji con dressing de ostras, espuma de coliflor y yema curada como corona; el «Risotto crispy» con brócoli, espinacas crocantes, mascarpone y polvo de hongos, y las deliciosas papas fritas de triple cocción con jalapeño verde. «Los platos chicos están muy de moda. Cada uno por más sencillos que puedan verse, pueden tener varios pasos previos hasta la ejecución. Además me gusta la idea de cambiar de carta bimestralmente, de manera de que sea divertido y no cause cansancio: genera una dinámica divertida en la cual todos tienen la oportunidad de aportar», agrega.

El patio es bellísimo y también tiene un salón con vinoteca para llevarse la botella que más te guste para disfrutarla en casa. Es ideal para ir con amigos o una primera cita.

4) Buyón: un bistró con variedad de etiquetas de vino y cocina de autor/ Av. Monroe 3958, Coghlan

El barrio de Coghlan también luce renovado con nuevos emprendimientos gastronómicos. Una de las flamantes aperturas es el winebar «Buyón». Detrás del proyecto están tres jóvenes amigos: Francisco di Campello, Ramiro Suarez Plata y el chef Tomás Treschanski. «Surgió la idea de armar un lugar al que nos guste ir a nosotros: un bar de vino con una cocina bistró. También queríamos hacerlo en una zona diferente a la sobre oferta de bares de vino y fuera de lo tradicional que sería Palermo, Villa Crespo y Colegiales; y poder ofrecer una alternativa distinta en un barrio donde generalmente no abren muchas cosas, aunque se va manifestando un circuito de cositas interesantes», cuenta Treschanski, de 25 años.

Buyón tiene una amplia oferta de etiquetas de vino desde pequeños productores, orgánicos e incluso de Italia. Las mesas están ubicadas al lado de una amplia vinoteca repleta de botellas de diferentes varietales que uno puede acercarse a elegir a su gusto. Se puede pedir por copa o por botella. La propuesta gastronómica se centra en los platitos para compartir en el medio. «Es una cocina diferente, con otro tipo de complejidad y donde atienden sommeliers en la mesa con una oferta de vinos muy interesante. Tenemos una amplia variedad de copas, dentro de las cuales muchas de ellas se sirven por Coravin, lo que nos permite ofrecer etiquetas de alta gama. Son vinos por copa que a nosotros nos gustaría ir a beber para pasarla bien», detalla Tomás, quien estudió en Cordon Bleu Londres y Nitro School Barcelona.

Los platitos para compartir van rotando según la temporada y los productos frescos del mercado. La premisa fundamental es la estacionalidad de la materia prima. «La idea es jugar un poco, la cocina también es bastante global. No hay un destino de cocina en particular sino que vamos creando platos de distintas culturas y sabores para armonizar y complementar con el set de vinos que definimos para nuestro bar», reconoce. Para comenzar hay deliciosos boquerones con emulsión de chorizo colorado sobre un brioche. También se destacan los llamados «falsos canelones» con rellenos de pollo, bechamel de coco y lemongrass, espuma de panceta y crocante de pollo frito; y las remolachas en texturas: una ensalada tibia con emulsión de albahaca y yogur. Todos los patés que realizan son artesanales y cuentan con varios quesos y charcutería de los mejores productores del país. Para el momento dulce, nuestro favorito es el «Eton Mess» con frutillas, limón y sumac. Súper fresco.

Tomás le anticipa a Maleva una gran noticia: pronto va a inaugurar su propio restaurante llamado Trescha en el barrio de Villa Crespo, inspirado en la arquitectura modernista de Gaudí, que será una gran apuesta para el fine dining local. «Es un restaurante de cocina a la vista y una barra de 15 lugares en un único espacio. Es un lugar caliente, transitado, repleto de circuitos. No es un lugar como otros. Es un espacio para tomar cocktails entre ideas, probar bocados entre pensamientos, fumar habanos entre reflexiones. Una cava de tintos en el subsuelo con alrededor de dos mil quinientas botellas y una cava de blancos encuadrando la entrada al salón con otras con mil trescientas botellas aproximadamente», anticipa.

5) Mess cocina: platos de Medio Oriente con alto vuelo y una terraza sensacional para el verano/ Los Crisantemos 392, Pilar.

El nombre «Mess» es, sin dudas, significativo. Se trata de un juego entre las palabras: «Mezzé», que en Medio Oriente significa «picada» y «mess», que en inglés se refiere al lío o desorden. «El objetivo de esto es que justamente nosotros podamos comer de manera desordenada los platos. Buscamos enaltecer, pulir, y sobre todo mostrar una impronta nueva y vanguardista de los sabores de Medio Oriente«, anticipa el chef Guido Casalinuovo de 26 años, sobre su nueva propuesta en Pilar. Guido, quien trabajó en Alo’s, junto a su pareja Celeste Rizian, de 30 años, descendiente de armenios y griegos, son el álma mater de este restaurante que abrió hace menos de un mes y ya revolucionó Zona Norte.

Su menú es amplio. Hay opciones para desayuno, almuerzo, merienda y cena. Dentro de los platos salados es un éxito el Sarmá con hojas de acelga rellenas de cordero y arroz, con una emulsión de yemas y limón. «Reinterpreta a los clásicos niños envueltos sumando tecnicismo para lograr un gran producto», explican. También pica en punta el manté, una pasta rellena de carne, ajo, ají molido, menta seca, manteca y un aceite de menta, coronado con yogur filtrado (labneh) y un caldo de pollo como el que hacían las madres o abuelas en la casa. Otro imprescindible es el keppe crudo. «Viene pegando muy bien, lo trabajamos particularmente con una selección de especias, el trigo burgol y el aliño para que sea un plato que tenga contraste de texturas y que sobre todo sea fresco y rico de comer en esta época del año», reconoce Celeste. Para coronar la velada un delicioso baklava de nueces. Su reversión viene en forma de roll con manteca, canela, nueces, masa filo y almíbar. Acompañado de un helado artesanal de vainilla de Madagascar. La cocina es abierta y es la gran protagonista del salón. Incluso el comensal puede sentarse en la barra y conversar con los cocineros mientras preparan sus especialidades.

Los jóvenes emprendedores también consideran que hay una nueva generación de gastronómicos que pisa cada vez más fuerte. «Es una generación creativa, y de alguna manera también busca su propio camino, su propia autoría», rematan.

6) Lupa: un local minimalista con una dupla creativa explosiva/ O’Higgins 3424, Núñez.

Lupa fue primero un restaurante a puertas cerradas, en una terraza. Como la fórmula de los jóvenes cocineros Victoria Rabinovich y Paul Feldstein funcionó (y muy bien) inauguraron su flamante local en Núñez en el que los protagonistas son los platitos. «El nombre es un anagrama de Paul, que al llamarse Lupa invitaba al cliente a buscar y adentrarse en el juego propuesto. Lo que se quería, era poder transmitir en un lugar lo que considerábamos nuestra cocina, basándonos en el juego y los cambios constantes, ya sea de productos o cartas», le cuenta Vicky a Maleva.

El foco está en los platos chicos y en constante rotación. «Pudiendo expresar lo mejor de cada estación y momento en los distintos platos que van saliendo, siempre fieles a la idea de la cocina genuina y rotativa», reconoce. Algunos de sus hits son la fainá con portobellos y ají; viene frita con ají amarillo, portobellos a las brasas, puré de arvejas y humita. Otro imperdible es el tartare de bife de chorizo, granada, vinagreta de tomate y crema de chía ahumada. Además, hay opciones de platitos con bondiola, pesca blanca, solomillo y morcilla, entre otras combinaciones. De postre, se recomienda probar el de chocolate, sabayón y tahini.

«Desde nuestra perspectiva estamos viendo a una nueva generación muy motivada y con ganas de crecer y ver absolutamente todo lo que se pueda. Cuando nosotros arrancamos la información que se podía obtener era mucho más limitada y es increíble ver ahora a las nuevas generaciones cómo consiguen y se informan y vuelcan todo eso en el trabajo. Sobre todo después de la pandemia, vimos un crecimiento muy grande de propuestas de gente joven animándome y abriendo cosas y nos encanta», afirma la emprendedora.

7) Amador, una cantina vegana moderna que no olvida las tradiciones/ José A. Cabrera 5991, Palermo.

«Queríamos un equilibrio entre lo tradicional, que en lo porteño es el bodegón o la cantina, y hacer un encuentro con las nuevas corrientes de la comida y de los sabores. Esto es un bodegón, pero vegano», afirma la curadora de arte contemporáneo Larisa Zmud, quien junto a estudio Ries y la empresa Koko, están detrás de Amador. A su lado, se encuentra el talentosísimo chef Maximiliano Rossi, conocido como Maxi Kuk, quien la acompaña en el desarrollo del concepto gastronómico.

En Amador lo tradicional está en sintonía con la modernidad. El salón es amplio y elegante. De día es súper luminoso y de noche las grandes protagonistas son las velas con su luz tenue y romántica. El sitio es ideal para una cita. Las plantas y el arte también están presentes en cada rincón. Toda la propuesta de la carta es plant based. Los platos, fiel al estilo de «cantina» son abundantes y sabrosos; la idea es pedir varios y compartir en el centro de la mesa. De los llamados para comer «con la mano» es un éxito la focaccia con pera. Y de los «Abrebocas», uno de los preferidos es la mil hojas de papas con creme fraiche. Tampoco se quedan atrás el papillote de hongos con crema de espinacas indias. En el momento del plato fuerte, recomiendan probar los Conchiglioni, vienen rellenos con espinaca, girasol, ricota de almendras y una sutil salsa de tomate. Para coronar el viaje culinario, el infalible es el cremoso de chocolate amargo con sal.

Maxi Kuk asegura que hay una marcada tendencia de novedosos emprendimientos de la mano de las nuevas generaciones. «Pospandemia los chicos jóvenes se han tirado un poco a la pileta y tienen sus propios emprendimientos con propuestas más personales. Buenos Aires está explotando con todas estas propuestas de la gente joven que ha viajado, que se animan a no atarse y proponen ofrecer sabores no convencionales. Por su parte, Larisa agrega: «La gastronomía está en un momento de explosión alucinante y cada vez hay más propuestas de calidad. Es un momento de expansión».

Cuánta plata hay que invertir en una franquicia de hamburgueserías Burger 54, Mostaza y Deniro

Fuente: Iprofsional – Tras el boom de las hamburguesas «artesanales», hay un regreso al estilo fast food. Los requisitos para este tipo de franquicia y la inversión necesaria

En un contexto marcado por un elevado consumo privado, sobre todo en el rubro gastronómico, poner en marcha una franquicia de hamburguesería puede ser una buena alternativa para quien esté analizando opciones de inversión.

Es que, a partir de la segunda mitad del 2021, ya sin restricciones por la pandemia, el consumo comenzó a recuperarse y su crecimiento se extendió a lo largo de este año. Esta realidad se observó, sobre todo, en la demanda de servicios asociados a la recreación y el esparcimiento. De hecho, tal como destacó la consultora Ecolatina, «sólo los restaurantes ponderan alrededor del 7-8% en la totalidad del consumo privado».

De la mano de este panorama, las franquicias gastronómicas también se encuentran en expansión. Y, particularmente, el rubro hamburguesería crece de la mano de cadenas que ofrecen productos para todo tipo de cliente.

De hecho, según explicó a iProfesional Lucas Löbel, responsable de Centrofranchising Buenos Aires, «el sector de franquicias gastronómicas sigue liderando el ranking dentro de lo que es rubros de franquicias».

Qué tipos de franquicias de hamburgueserías existen

«Las hamburgueserías en particular tuvieron un boom en su momento, sobre todo las hamburguesas ‘artesanales‘ si se quiere. Hoy diría que también se está viendo un crecimiento en hamburgueserías que están volviendo, de alguna manera, al estilo fast food«, señaló Löbel, quien remarcó: «Hoy en el rubro hamburguesería te podés encontrar de todo: desde las cadenas que ofrecen hamburguesas tipo ‘caseras’, pero también están en crecimiento las hamburgueserías de buena calidad, pero más orientadas al formato tradicional estilo McDonald’s».

Más allá del formato del negocio, hay una tendencia que es común en todas las marcas. «Lo que se está haciendo mucho es cuidar bien el producto. Y eso nace desde la calidad de los insumos. Se ve, también, que todas las cadenas de hamburguesas siempre tienen una opción vegetariana, eso está en crecimiento», remarcó Löbel.

Existen distintos tipos de cadenas que ofrecen franquicias para abrir un local de hamburguesas

Existen distintos tipos de cadenas que ofrecen franquicias para abrir un local de hamburguesas

En ese sentido, al analizar qué tener en cuenta a la hora de invertir, el experto señaló: «Creo que hay que buscar oportunidades con alguna marca que siga este lineamiento, que va a ser tendencia. Que es esto de cuidar los insumos y la mercadería para lograr un producto de calidad. Creo que siempre va a ser un buen momento el tema de hamburgueserías en Argentina, porque el argentino consume mucho hamburguesas. Pero creo que la tendencia va a ser el tema de trazabilidad y calidad en los insumos».

Cuánto hay que invertir para poner una franquicia de Burger 54

Burger 54 es una de las dos opciones que ofrece el grupo gastronómico que también gestiona el restaurante Kansas. Para poner una franquicia de esta cadena, se requiere una inversión total estimada de u$s300.000. Otros aspectos a tener en cuenta es que se demanda un «franquiciado activo» y que, por el momento, la zona de crecimiento se concentra en el AMBA.

La empresa se define como «una cadena de hamburgueserías de formato fast food, que pone el foco en la calidad de sus productos, elaborado cada día con los mejores insumos frescos y naturales». «Es el equilibrio entre el sabor casero de las pequeñas hamburgueserías y la trazabilidad que sólo logran las grandes cadenas de fast food, a través de la estandarización de sus procesos», destaca en su presentación para posibles inversores.

Ofrece consumo en el salón, take away y delivery. Además, la marca dispone para el franquiciado «acompañamiento en la elección y aprobación del local, ante-proyecto para el diseño del local, asistencia en la selección del personal, recetas y acuerdos con proveedores, y capacitación al personal», entre otras cosas.

En ese sentido, algunos de los requisitos para poner en marcha un local de Burger 54 son: elegir zonas con movimiento nocturno o polos gastronómicos, preferentemente con espacio para estacionamiento. El local debe tener como mínimo 300m2, preferentemente con espacio exterior. Y requiere contar al menos con 30 empleados, dependiendo el movimiento de la zona.

Desde hace un tiempo, se vive un boom de hamburgueserías con

Desde hace un tiempo, se vive un boom de hamburgueserías con «estilo casero»

Invertir en una franquicia de Mostaza cuesta unos u$s250.000

La inversión total estimada para poner en funcionamiento una franquicia de Mostaza es de u$s250.000 y el tiempo estimado del recupero de la inversión es entre 30 y 36 meses. Se requiere, además, una dimensión mínima del local de 200m2, en zonas donde haya más de 60.000 habitantes. La cantidad de empleados varía entre 8 y 40, dependiendo del tamaño y la ubicación del local.

La empresa proyecta tener 200 locales en funcionamiento para el 2023. Y promete un buen rendimiento de la inversión: «Los altos niveles de venta con bajos costos permiten obtener una mayor contribución marginal. El rendimiento de nuestra unidad de negocios supera ampliamente la media del mercado«.

Además, la firma ofrece al inversor «especialistas en el tema que lo asesoran en todo el proceso de diseño y reformas del local». También propone una reducción de costos de mercadería «derivado del aprovechamiento de economías de escala».

Para una franquicia de Deniro hay que invertir desde u$s25.000

La inversión total estimada para poner en funcionamiento una franquicia de Deniro parte desde los u$s25.000. Dependerá, entre otros factores, del tamaño del local y la ubicación. El tiempo de recupero de la inversión estimado es de 18 a 20 meses.

Se requiere un «involucramiento activo» del franquiciado y la cantidad de empleados puede ser entre 7 y 8, dependiendo también del tamaño del local: que puede ser de 60 a 150m2.

Desde la firma, señalan que Deniro nació a partir de dos grandes premisas: «Por un lado, crear un producto novedoso, la hamburguesa de entraña, un corte de carne típico de las parrilladas argentinas que no era hasta entonces utilizado en el mercado ya existente de hamburguesas».

Invertir en una franquicia de hamburguesería puede costar desde u$s25.000

Invertir en una franquicia de hamburguesería puede costar desde u$s25.000

«Por el otro, llevar algo rico a todos los barrios de Buenos Aires, incluso fuera de los polos gastronómicos consolidados, acercando una experiencia gastronómica de calidad a nuevos públicos», destacan.

Para llevar adelante este negocio, el perfil de inversor requerido por la compañía es un «emprendedor o emprendedora con o sin experiencia gastronómica» y ofrece la posibilidad de acceso a un plan de financiación.

La marca ofrece, entre otros aspectos, el know how, soporte y formación continua, pone a disposición un departamento de diseño, de marketing y publicidad, con app de pedidos online propia y proveedores corporativos.

Una hamburguesería argentina en el top 5 de las mejores del mundo

Fuente: Ámbito ~ Big 7 Travel incorporó a la hamburguesa de La Birra Bar en su selectivo ranking Best Burgers In The World 2022.

Big 7 Travel, el prestigioso sitio especializado en recomendaciones actualizadas y seleccionadas, realizó el ranking de las 50 mejores hamburgueserías del mundo y La Birra Bar entró en el top five. El medallón de carne con pan nube de La Birra fue la única hamburguesa argentina tenida en cuenta y se quedó con el puesto número cinco de esta selección de relevancia mundial.

Big 7 Travel eligió a las mejores hamburgueserías del mundo para 2022 mediante un sistema de clasificación que tiene en cuenta la experiencia editorial, las reseñas de los críticos, los comentarios de los clientes, la ubicación y la accesibilidad, la presentación, la relación precio calidad y el ambiente. En el ranking figuran lugares de EEUU, Londres, Tokio, Australia y Madrid, entre muchos otros.

“Este negocio familiar ha sido durante mucho tiempo una de las hamburgueserías favoritas de Argentina. Luego, en 2021, se convirtió en la primera en llegar a los EEUU, abriendo sus puertas en Biscayne Boulevard en North Miami Beach. La familia tiene una obsesión con la creación de la hamburguesa perfecta, lo cual podemos creer fácilmente. Todo está hecho desde cero, desde la carne picada a mano hasta los encurtidos, para el bocado perfecto”, dice Big 7 Travel sobre La Birra Bar.

La Birra Bar tiene 13 locales en Argentina, uno en Miami y está a punto de abrir las puertas de su local en Madrid.

El grupo ‘9 del 12’ invertirá 320 millones de pesos para hacer el restaurante del Monumental

Fuente: BAE ~ Tendrá la concesión por los próximos diez años y pagará un canon de 1,8 millón de dólares.

El 9 de diciembre de 2018 quedará grabado para siempre en la memoria de todos los hinchas de River. Fue el día que le ganaron la final de la Copa Libertadores a Boca, su rival de toda la vida.

Desde ese partido, esa fecha ha sido utilizada con diferentes propósitos: nombres de mascotas, yates, quintas o vinos son los casos más conocidos.

Ahora, un grupo gastronómico decidió crear la sociedad ‘9 del 12’ con un propósito muy particular: obtener la concesión del nuevo restaurante de lujo que tendrá el renovado estadio Monumental.

El grupo gastronómico -compuesto en partes iguales por Malloy’s (con varios restaurantes en Zona Norte) y la firma Maldini, también con experiencia en el rubro- destinará $320 millones para construir el espacio que tendrá vistas privilegiadas hacia el campo de juego. La concesión de diez años de duración prevé que el club obtenga un canon del 12% sobre la venta neta del restaurante y de lo que se consuma en los palcos y el sector VIP.

Los administradores del espacio gastronómico de 700 metros cuadrados deberán desembolsar por la adjudicación USD1,8 millón. Lo concretarán en un pago de USD1 millón a valor oficial y otras ocho cuotas de USD100.000. En la compulsa, ‘9 del 12’ se enfrentó a otros siete oferentes.

El restaurante estará abierto durante gran parte del día, no sólo cuando haya partidos, y tendrá acceso directo desde la calle.

Si bien hay muchos equipos europeos que tienen espacios gastronómicos en sus estadios, como el Real y el Atlético Madrid o el Manchester City, esa tendencia recién está comenzando en Argentina. El que hizo punta hace un par de años fue Estudiantes de la Plata con la incorporación de un restaurante en Uno, su moderna cancha.

Modernización

El club de Nuñez se encuentra en plena obra de modernización de un estadio que había sido renovado por última vez para el Mundial de 1978.

En la presentación del último balance económico financiero de la temporada 2021-22, que arrojó un superávit histórico de casi $3.000 millones, Andrés Ballotta, tesorero del club, informó que «se está llevando a cabo la mayor obra de infraestructura que ha encarado River en los últimos años, que implica un proyecto integral de puesta en valor, modernización y ampliación de la capacidad del estadio Monumental«.

El club trabaja en la ampliación de la capacidad del estacionamiento, que duplicará su tamaño. Además, avanza también en la construcción de los palcos en la Centenario y en la Sívori Media. La preventa de los mismos ya está agotada y parte del dinero para financiar la obra proviene de esos ingresos.