Plant based, la revancha gourmet de los veganos: 5 restaurantes clave de la movida porteña

Fuente: Cronista ~ Esta tendencia global se refleja en Buenos Aires, donde hay cada vez más opciones basadas en alimentos vegetales. En el último año abrieron desde hamburgueserías hasta restaurantes de alta cocina y una heladería en clave plant based

 La alimentación plant based (basada en alimentos vegetales) es una tendencia que crece en el mundo. Se trata de un tipo de alimentación consciente y saludable para el cuerpo, que busca evitar o eliminar todos los productos de origen animal, así como los refinados y procesados.PUBLICIDAD

La cocina basada en plantas prioriza la calidad de la materia prima (que debe ser orgánica y natural) y, además, se preocupa por el cuidado del medio ambiente.  Existe hace muchos años en el mundo, pero empezó a crecer más con la pandemia, ya que más personas empezaron a poner el ojo en su salud. 

“En Estados Unidos, por ejemplo, el consumo plant based creció un 80%. En Argentina no hay datos todavía, pero sé que muchos productores y proveedores del rubro en el país en el año 2020 han triplicado sus ventas. Además, hace unos meses se formalizó la Asociación de Productores a Base de Plantas y todos los productores que están alineados a esta Cámara tuvieron un gran crecimiento”, explica Marcelo Boer, socio propietario del restaurante Mudrá, que abrió hace poco más de un año.

Un estudio de Ingredion evidencia que la predisposición a consumir alimentos hechos a base de proteínas vegetales es alta en Sudamérica, donde el 89% de las personas se consideran interesadas. Los mayores niveles de apoyo se registran en Brasil (90%) y Perú (89%). En Argentina, en tanto, el nivel de interés es del 78%. 

En cuanto a los factores de decisión, el principal motivo de compra de los alimentos plant based es la saludabilidad: para comer más sano y cuidar la salud (56%); luego, porque son más nutritivos (28%) y en tercer lugar para probar nuevos sabores (26%).

Esta tendencia global se refleja en Buenos Aires, donde hay cada vez más opciones basadas en esta filosofía. En el último año abrieron desde hamburgueserías hasta restaurantes de alta cocina y una heladería, todo en clave plant based. 

1. HIERBABUENA VEGAN: la primera hamburguesería vegana de Buenos Aires

En la avenida Caseros, en el barrio de San Telmo, en octubre de 2020 abrió Hierbabuena Vegan, la primera hamburguesería vegana de Buenos Aires. Su carta ofrece 10 variedades de burgers elaboradas íntegramente de forma artesanal (hacendesde las hamburguesas, los quesos y los paneshasta los aderezos), con vegetales orgánicos certificados, libres de agrotóxicos y pesticidas. La propuesta incluye además bebidas y helados a base de plantas.

“Nuestra idea desde hace 11 años, cuando abrimos Hierbabuena Restaurante, fue instalar la conciencia de comer sano, orgánico y a base de plantas“, cuenta Diego Sicoli, chef propietario del lugar, quien explica que esta nueva propuesta apunta a brindar “la mejor experiencia plant based en productos de comidas rápidas” a un público joven, que vive este concepto con “una clara consciencia de no al maltrato animal” y también del cuidado del planeta

La carta propone, entre dos panes estilo brioche, la Porto burger a $ 740 (hamburguesa de hongos, queso de cajú, mayonesa de trufa, pickles de cebolla morada y espinada orgánica) o la Crispy Plant burger a $ 620 (hamburguesa de garbanzo crispy, cebolla caramelizada, queso cheddar, hierbabuena dressing y panceta), entre otras opciones. También hay un pancho con salchicha vegana tipo alemana, choripán vegano, tacos con carne vegetal a base de legumbres y postres 100% plant based.

  • Cuándo y dónde: trabajan de 12 a 19 horas en el local con mesas en la vereda y hasta las 23 horas en formato delivery. Av. Caseros 466, San Telmo. Tomanpedidos y reservas al WhatsApp 11 4096-8968.

2. MUDRÁ PLANT BASED:  menú sofisticado (también versión express)

Mudrá abrió a principios de 2020 en el imponente Flooring Design & Art Center (Av. Córdoba 3942) bajo una propuesta que combina un innovador diseño con una sofisticada cocina con productos 100% de origen vegetal diseñada por el chef norteamericano Matthew Kenney, referente mundial de la cocina plant based con más de 10 restaurantes en todo el mundo y 12 libros de su autoría en la materia.

“La cocina plant based es un concepto que va a revolucionar el futuro de la alimentación: aprovechar los innumerables beneficios de los platos realizados con productos de la tierra, naturales y orgánicos”, señala Marcelo Boer, socio propietario de Mudrá.

Casi como si fuese un laboratorio, el equipo de cocina comandado por Astrid Acuña realiza variedad de quesos, aderezos, yogurts, masas, hamburguesas y hasta su propio dulce de leche, todo con vegetales, semillas, frutas, nueces y granos de pequeños productores locales. 

En la carta se destacan un fainá relleno de queso de arroz, un Spicy Udon Tempeh (un plato de fideos gruesos de arroz, en dashi veggie con pasta a base de salsa hoisin y cajú, con hongos shitake, tempeh y pak choi), pizzas (hay una con  trufas, gírgolas y kale), hamburguesas, sushi rolls, postres, pastelería y cafetería de especialidad, además de un brunch para compartir los fines de semana.

  • Cuándo y dónde: ofrecen servicio de delivery y take away de lunes a domingo en CABA y atienden en sus espacios al aire libre de 9 a 19 horas. Tiene dos locales: uno en el rooftop de la fundación Patagonia Flooring Design & Art Center (Av. Córdoba 3942) y otro Express en el microcentro porteño, con menú ejecutivo (Paraguay 831).

3. HAULANI: helados 100% plant based

Haulani es una nueva heladería con una propuesta de helados 100% plant based, elaborados con base de leche de coco y endulzantes naturales. Entre los sabores que ofrecen en su flamante local del Mercat Villa Crespo hay banana split, pistacho, chocolate, maracuyá granizado, coco con dulce de leche, vainilla con brownie & dulce de coco, mousse de limón y frambuesas, chocolate con almendras y frambuesa a la crema, entre otros.

Victoria Torterola, dueña de Haulani, señala que “cualquier movimiento que plantee una diversificación de los hábitos de consumo actuales es necesaria y nutritiva para la sociedad actual” y explica que “el movimiento plant based en sí es una especie de evolución del movimiento vegano, ya que surge de la conciencia generada por el veganismo, pero apunta específicamente a la dieta y al medio ambiente“.

Los helados pueden pedirse para consumir en cucurucho vegano, vasito o por kilo, 1/2 o 1/4. Además, pueden sumarse toppings veganos como coconut caramel, realizado por Haulani, nueces, chips de chocolate o mix de semillas caramelizadas.

  • Cuándo y dónde: Mercat Villa Crespo (Thames 747) se puede visitar de martes a domingo de 10 a 19 horas, con aforo. Los lunes está cerrado. La marca también tiene una tienda online.

4. VEGAN FOX: fast food a base de plantas

Se trata de una nueva marca de comida rápida vegana que usa ingredientes 100% plant based. En su menú ofrece opciones que fueron ideadas bajo diferentes tipos de cocción y procesos como la Vegmac (doble smash not burger, doble cheddar, pepinillos, lechuga y salsa mil islas) o el Avocado (medallón simil pollo, not mayo, guacamole y pico de gallo).

Que se puedan imitar sabores de la carne y el pollo siendo amigables con el medio ambiente te motiva a seguir investigando y creando porque creo que este es el futuro del fast food, que imitan otros sabores pero son a base de plantas”, opina Patricio Lescovich, mentor de la marca.

  • Cuándo y dónde: de miércoles a lunes de 18 a 00 horas. Sus productos están disponibles a través del servicio de delivery y take away con la plataforma Rappi. Gorriti 5213, Palermo.

5. Lado V: comida callejera vegana y plant based

Es una de las últimas novedades de Buenos Aires, ya que abrió hace apenas unas semanas. Lado V se define como el primer street food consciente 100% plant based de Argentina. 

En su carta ofrece plátanos fritos con guacamole, nachos con salsa no-queso y verdeo, “nuggets” a base de gírgolas con salsa tártara y distintas opciones de hamburguesas. Además tiene desayunos, también de origen vegetal, con waffles, cookies y budines para acompañar su café de especialidad.

“Durante los últimos años la comida plant based ha logrado tener más adeptos y seguidores. Es un estilo de cocina que va en auge, en el que la gente disfruta de las bondades de la alimentación de origen vegetal. También es cierto que las nuevas generaciones vienen con una mentalidad totalmente diferente con la que crecimos nosotros. En estos tiempos ser vegetariano o vegano tiene mucho que ver con cuestiones de salud, ambiental y de sustentabilidad con el planeta y esta ideología también ha permitido que el concepto plant based crezca y se haga tendencia”, apunta Santiago Olivera, socio propietario de Lado V.

  • Cuándo y dónde: en su vereda, patio al aire libre y próximamente terraza de lunes a domingos desde las 10 hasta las 19 horas. También tienen take away y delivery. Honduras 4969, Palermo.

RABIETA CONTINÚA CON SU AVENTURA CHINA

Fuente: @rabietacerveza ~ Impulsada por su estándar de altísima calidad, la cerveza artesanal malcriada argentina mandará seis nuevos containers al país asiático

Rabieta, la cerveza artesanal malcriada argentina, extendió su acuerdo de exportación a China, a donde enviará más de 250 mil botellas de un nuevo envase exclusivo para ese país: 355cc de Golden, Red Honey, Red Irish y Red IPA.

La distribución comenzó el año pasado en Shanghái y Hong Kong y este año se amplía con seis containers y nuevas ciudades: Henan y Cantón. “Esta aventura de llevar nuestra cerveza argentina a todos los rincones del mundo se consolida en China y se extiende a nuevos destinos”, aseguró Miguel de Achával, uno de los fundadores de Rabieta.

“Haber crecido en 2020 y cumplir con nuevos objetivos en este contexto para nosotros vale doble. Sabemos que tenemos un producto de excelente calidad y sabor y no dejamos de mirar para adelante a pesar de las dificultades”, agregó Miguel De Achával, mientras evalúa con sus socios los próximos destinos. Rabieta podría llegar antes de fin de año a Perú, Estados Unidos, Uruguay y España.

Rabieta, una empresa del grupo DAGMA, fue creada hace cuatro años con el objetivo de llevar la mejor cerveza artesanal a los hogares de los argentinos. Comenzó con una producción de 12 mil litros por mes en su Brewhouse ubicado en el Hipódromo de Palermo y hoy cuenta, además, con una cervecería en Pilar con capacidad para producir más de 200 mil litros por mes en 11 estilos diferentes. Rabieta se vende en las principales cadenas de supermercados y se distribuye a todas las provincias del país.

Conocé el primer bar ecofriendly y sustentable de Córdoba

Fuente: La Voz ~ Carlos Paz suma una nueva propuesta gastronómica: cafetería y pastelería Doménico, ubicada en la tradicional Galería Acuario. Un bar sustentable, tecnológico e inclusivo.

Doménico es el nuevo café de raíz italiana en Carlos Paz. Este emprendimiento destaca en políticas de sustentabilidad y tecnología aplicada para optimizar los recursos y mejorar los procesos de trabajo. La nueva confitería, ubicada en la Galería Acuario, garantiza la calidad en la atención y una experiencia distinta para el cliente.

Todo comenzó en Europa. “Uno de los socios viajó a Italia para conocer la tierra madre de sus abuelos. Tomó un café y se enamoró del sabor. De ahí surge su sueño de crear un lugar con un rico café y una rica pastelería”, detalla Cristian Fonseca, Responsable de Comunicación y Marketing de la confitería.

Así nació este bar que utiliza la tecnología para ahorrar agua y energía, y optimizar el uso de todos los recursos. Doménico se funda en base a políticas inclusivas, sustentables y amigables con el ambiente. La propuesta incluye un menú mediterraneo variado con una mezcla de sabores bien argentinos e italianos y un compromiso social por revalorizar la identidad de Córdoba.

La decisión de ubicarse en una de las tradiciones galerías de la ciudad es para apoyar a los comercios locales. En el marco de la pandemia, 4 de cada 10 negocios cerraron en la ciudad. “Los asesores recomendaron abrir el café en otro lado, en la Costanera por ejemplo, pero se eligió este lugar siguiendo el principio de sustentabilidad: poner en valor nuevamente la galería y reactivar así un paseo comercial y un atractivo turístico de la ciudad”, detalla Fonseca.

Tecnología y sustentabilidad aplicada

Doménico posee una infraestructura de última tecnología que permite racionalizar el uso del agua en los lavados y en la producción de los alimentos. Además, el bar cuenta con un horno inteligente que hace más eficientes los procesos y supera los estándares de calidad, ofreciendo una propuesta de valor para los clientes.

Desde el diseño de la carta, con productos naturales y propuestas nutritivas; hasta la producción de los muebles, todo es amigable con el ambiente y el uso consciente de los recursos. Una de sus principales políticas de sostenibilidad es el uso de materiales eco friendly en el servicio take away, que se complementa con el uso de soportes gráficos amigables como un sistema de impresión que ahorra energía eléctrica, tintas a base de soja y papeles nacionales reutilizados.

El equipo interdisciplinario de Doménico integrado por Baristas, Cocineros, Productores Gastronómicos, Licenciados en Tecnología de Alimentos, Bromatólogos, Nutricionistas y Comunicadores, planificó un concepto culinario específico, apoyado en la sustentabilidad y la tecnología aplicada. La propuesta de valor busca resguardar las costumbres y tradiciones que identifican a los cordobeses.

El compromiso con la calidad y la revalorización de espacios locales se demuestra en cada una de las políticas del bar. Una de ellas es la de integrar productores locales a través de lo denominado “Kilómetro Cero”, que consiste en conseguir proveedores cerca de la confitería. Así, se busca acompañar el desarrollo económico social de emprendedores y organizaciones de la zona.

Concepto Gastronómico

La pastelería brinda un amplio repertorio de opciones que van desde lo más clásico hasta los macarons franceses. “El compromiso social que tenemos es poner en valor lo identitario del lugar. Por eso ofrecemos una tabla de alfajores típicos de la zona y salvaguardamos recetas locales que representan la marca Córdoba”, detalla Fonseca.

La propuesta gastronómica está inspirada en el concepto mediterráneo, modelo internacional de alimentación saludable. Lo variado de la carta crea un contraste de sabores, resultado de integrar lo típico de dos cocinas: la italiana y la de la Córdoba rebelde y divertida. El foco en los detalles y el uso consciente de los productos marca la diferencia. Un ejemplo de esto es la torta de cumpleaños, que se adapta a las distintas estaciones del año para optimizar la materia prima de cada época y prescindir de conservantes.

Una propuesta para todos

La calidad de atención y el ambiente amable son valores que también se aplican al equipo del bar. Se valora a cada colaborador, respetando su identidad. Los mozos no llevan uniforme, cada uno elige las prendas que mejor se adapta a sus preferencias manteniendo sólo la gama cromática y utilizando dos elementos simbólicos representativos.

En Doménico, se busca el disfrute con todos los sentidos. Para ello, a lo sustentable se le integran lo inclusivo. La carta ofrece la traducción en sistema braille y en el sitio web institucional se está cargando la propuesta gastronómica en lenguaje de señas para personas hipoacúsicas y sordas. Ambas acciones se complementan con un programa de capacitación y entrenamiento de atención para todo el equipo de camareros.

Dicen que a los lugares lo construyen las personas al proyectar sus deseos, necesidades y expectativas. Doménico nace para honrar este principio y brindar un espacio más para que cada comensal viva experiencias únicas. “Nuestra filosofía es que cada momento es único e irrepetible, y depende de nosotros hacerlo inolvidable”, finaliza Fonseca.

Reabre Montecarlo, el bar al que iba el Che Guevara y le devolverá el budín de pan a Palermo Viejo

Fuente: Clarín ~ Sin su toldo verde pero con más luz por la ventana. Con el frente más oscuro, para emparejar con la esquina. Las puertas de hierro originales otra vez en su lugar, haciendo juego con la baranda forjada del balcón. Cambian algunos detalles para que nada cambie en el bar notable Montecarlo, que había cerrado en pandemia y reabrirá en un mes con nueva dueña.

En esta esquina custodiada por dos ficus reina la calma del Palermo más tradicional. Pero tras la persiana baja de Ravignani y Paraguay pasan cosas: hay obreros trabajando la pared, una mezcladora de hormigón girando, baldosas en damero a punto de ser trasplantadas para que pueda cambiarse de lugar la barra original, que irá del lado de Ravignani.

“El bar quedará igual, pero restaurado. Tendrá las puertas de 1922 que encontramos en el sótano y se levantará el techo a su altura original, con un yesero que trabaja en edificio históricos. La cocina será a la vista. Vamos a darle a la comida un buen marco”, cuenta la chef Paula Comparatore, la nueva dueña del café, cuyo local comenzó a alquilar en febrero.

Planea cerrar en dos semanas su restaurante El Federal, en Retiro, para una semana después reinaugurar Montecarlo, que había bajado la persiana en diciembre. La idea es reabrir el 25 de mayo, con locro, pastelitos, churros, guiso y carbonada.

Reconstrucción. El bar Montecarlo, en Palermo Viejo, reabrirá con el espíritu que lo hizo Notable. Foto: Fernando de la Orden

Reconstrucción. El bar Montecarlo, en Palermo Viejo, reabrirá con el espíritu que lo hizo Notable. Foto: Fernando de la Orden

“Esperamos llegar. Si no, puede ser en otra fecha patria, como el 20 de junio”, aventura el arquitecto Jorge Fernández, a cargo de la obra de renovación. Arrancó a mediados de marzo y, desde entonces, no descansa. Parado en medio de la obra, muestra a este diario los planos con los planes.

“Aquí irá el horno, acá la barra. Este machimbre se saca. Vamos a hacer de vuelta los baños, con dos cuartos con inodoros sin distinción de sexo”, habla y señala Fernández. Corta el relato para dar indicaciones a dos albañiles. Todavía queda mucho por hacer.

El café de las tazas grandes y un budín de pan para recordar

El plan es potenciar lo que ya existe, no borrarlo ni barrerlo. Seguirán estando la clásica balanza Brasilia Filizola, el ventilador antiguo empotrado en la pared, la heladera con tapa de madera ahora restaurada, la caja registradora a fines de exhibición. También se verán tazas grandes, acorde a la fama del lugar, que indica que en tamaño es difícil superarlas.

El bar Montecarlo, en Palermo Viejo, reabrirá con el espíritu que lo hizo Notable. Foto: Fernando de la Orden

El bar Montecarlo, en Palermo Viejo, reabrirá con el espíritu que lo hizo Notable. Foto: Fernando de la Orden

Se sumarán un horno de barro y un kamado, horno cerámico a leña o carbón, de origen japonés. También, una gran campana extractora comprada en el remate de un restaurante de Unicenter cerrado en pandemia. Un mundo de diferencia con la anterior cocina de Montecarlo, de sólo cuatro hornallas.

Es que en esta versión renovada la cocina cobrará un rol central. “Tendremos desayunos potentes, con salmón y papas rosti. En la semana, habrá almuerzos con opciones de carnes, pescado y platos vegetarianos. Y el finde seguro habrá día de pastas -detalla Comparatore-. Ese es nuestro plan, después tenemos que ver sobre la marcha qué funciona mejor”.

También estarán las clásicas medialunas, el pan casero y, a pedido de los vecinos, el famoso budín de pan de Montecarlo. Comparatore le pedirá la receta a su anterior dueño, Gerardo Lorenzo, que heredó de su padre José el bar que antes era de su abuelo. 

En obra. El bar Montecarlo, en Palermo Viejo, reabrirá con el espíritu que lo hizo Notable. Foto: Fernando de la Orden

En obra. El bar Montecarlo, en Palermo Viejo, reabrirá con el espíritu que lo hizo Notable. Foto: Fernando de la Orden

Para aumentar la capacidad de ventilación, tan necesaria actualmente, se habilitarán las salidas que había debajo de las ventanas. Las mismas ventanas que ahora llegarán más alto que nunca.

Es que se removerá la pintura beige que cubre parte del vidrio debajo de los arcos y la persiana metálica se elevará 70 centímetros más para dejar pasar la mayor cantidad de luz posible. Con ese fin es que también se retiró el clásico toldo verde azulado, al igual que la deteriorada pérgola. 

El bar al que iba el Che

Dicen que el Montecarlo era el lugar favorito del Che Guevara joven. Así se lee en la página Web del Ente de Turismo de la Ciudad. Casualmente, Comparatore es amiga de su hermano, Juan Martín Guevara Lynch. “Aunque no sabe si era el preferido, me dijo que es muy probable que Ernesto haya ido seguido. Trabajaba y vivía cerca, en el pasaje Ancón”, cuenta.

Cerca de aquí también vive la propia Comparatore, que instaló en el barrio su restaurante El Federal en 2000. Cinco años después lo mudó a Retiro para estar más cerca de hoteles y recorridos turísticos.

Alumna del Gato Dumas y con un posgrado en el Ritz de París, la chef vuelve al barrio que la vio nacer gastronómicamente para tomar la posta de uno de sus símbolos.

“Quiero resaltar lo lindo de este lugar único y devolverle al barrio su café, en vez de que pongan ahí otro cuadrado blanco tipo loft -anuncia Comparatore-. Aunque esté a cuadras de la locura de Palermo Hollywood, esta esquina todavía conserva Palermo Viejo”.

Puerto Madero: uno de cada cinco cerró durante la pandemia

Fuente: Clarín ~ Es viernes al mediodía en Puerto Madero. La exclusividad de los veleros en los diques contrasta con los yuyos entre adoquines y la crisis de los restaurantes de enfrente, en los docks de ladrillo a la vista. Con pocos turistas y menos oficinistas, el barrio menos denso de Buenos Aires debe sobrevivir gastronómicamente con sus vecinos y los porteños de otras zonas dispuestos a cruzar la Ciudad.

Por un lado, faltan los turistas y los trabajadores presenciales. Por el otro, se prohibieron los turnos gastronómicos fuertes, por la noche. Lo que sí sobra es crisis, que ya venía sintiéndose con la recesión de 2019. Mientras tanto, uno de cada cinco restaurantes del barrio cerró definitivamente en pandemia. Con las nuevas restricciones, temen que sean muchos más.

La construcción del Paseo del Bajo, una obra que beneficia al barrio a largo plazo, sumió a Puerto Madero en una fuerte caída del consumo por más de dos años, que se siente aún hoy. Y casi no quedan lugares para dejar el auto: se perdieron 5.000 espacios de estacionamiento.

La imagen de Puerto Madero, un día de semana, impacta. Foto Guillermo Rodríguez Adami

La imagen de Puerto Madero, un día de semana, impacta. Foto Guillermo Rodríguez Adami

“Esa obra ya había restado un 40% de la clientela habitual, que jamás volvió después de que se inauguró el Paseo”, precisa Carlos Yanelli, dueño del restaurante Estilo Campo en el dique 1 y presidente de la Cámara de restaurantes de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC). Según la entidad, la ayuda del Repro I y II les es esquiva al 80% de los locales gastronómicos del barrio.

La crisis se ve sobre todo en Madero Oeste, la franja de docks de ladrillo a la vista que tiene a la avenida Alicia Moreau de Justo de un lado y a los diques del otro. Allí están los restaurantes de mayor capacidad -entre 200 y 500 cubiertos- y las oficinas, hoy con una vacancia del 40%.

La parte más afectada de Puerto Madero es Madero Oeste. Los pocos vecinos del barrio, se ubican en el lado este. Foto Guillermo Rodríguez Adami

La parte más afectada de Puerto Madero es Madero Oeste. Los pocos vecinos del barrio, se ubican en el lado este. Foto Guillermo Rodríguez Adami

“Hasta las torres de Madero Harbour están un 30% vacías, porque sus espacios se fueron desocupando y no volvieron a alquilarse. Las empresas no buscan Puerto Madero para instalar oficinas, en gran parte porque está complicado para estacionar. Se perdieron 5.000 espacios para dejar el auto con la obra del Paseo del Bajo. Las únicas cocheras están abajo del Hilton”, describe el socio gerente de Tizado Puerto Madero, Federico Andreotti.

Lo único que se oye en Madero Oeste es el canto de los gorriones, las ofertas de algunos vendedores ambulantes y las charlas que ahora quedan expuestas porque falta el murmullo constante que las tape o las confunda.

Con unas pocas mesas ocupadas, en los bares y restaurantes de Puerto Madero falta ese murmullo constante que había en la pre-pandemia. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Con unas pocas mesas ocupadas, en los bares y restaurantes de Puerto Madero falta ese murmullo constante que había en la pre-pandemia. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Esas conversaciones son de familias, parejas, amigos que se reencuentran sentados a una mesa. Imposible hacer rosca cuando la falta de sonido atenta contra la privacidad. Las palabras suenan con eco en las galerías -hoy abiertas- que dan a los diques. O bien corren sin techo, sobre decks delimitados por macetas que, en algunos casos, apenas dejan espacio antes de la baranda que da al agua.

Aunque en algunos restaurantes la música cubra el vacío sonoro, el de clientes es más difícil de ocultar. “Vienen los pocos trabajadores de la zona y los habitués que nos hacen el aguante. Gracias a ellos seguimos trabajando”, cuenta la encargada de Rodizio. Lo mismo agradecen en La Bistecca, que cierra a las 17 por disposición de la empresa. “Igual, cuando cae el sol, ya no queda nadie”, dice Marcos, su encargado.

La parrilla La Cabaña, en Puerto Madero. Su dueño quiere irse del barrio. Foto Guillermo Rodríguez Adami

La parrilla La Cabaña, en Puerto Madero. Su dueño quiere irse del barrio. Foto Guillermo Rodríguez Adami

“Si tuviera la plata, me iría a algún barrio. Acá ya no hay gente. Pensar que hasta 2010 estuvimos en Recoleta”, recuerda con nostalgia Eduardo González, socio de La Cabaña, en el dique 4. A unos metros, Villegas es uno de los restaurantes con más gente, aunque en todos los casos sigue siendo poca. 

“Hacemos apenas entre 30 y 40 cubiertos diarios. Tener cerrado adentro nos mata. Pensamos quizás poner algunas mesas sobre Alicia Moreau de Justo, pero no lo vemos muy viable”, dice Julián Jubilet, gerente general de Villegas.

Los locales quedan vacíos, igual que el barrio después de la caída del sol. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Los locales quedan vacíos, igual que el barrio después de la caída del sol. Foto Guillermo Rodríguez Adami

Más allá de los diques

“Hay pocos vecinos en el barrio, y encima todos viven del lado de Madero Este, pasando los diques. En general no vienen acá si no es con auto, pero no hay lugar para estacionar”, explica Ricardo Fernández, socio gerente de la parrilla El Mirasol, que un mediodía de viernes es una de las más concurridas de este vecindario vacío en los decks del Oeste.

Fernández tiene un punto: en Madero Este hubo menos cierres gastronómicos, pero también hay menos restaurantes, y el porcentaje de ocupación es mayor porque estos justamente tienen menor capacidad.

De hecho, en ese sector del barrio hay lugares cuyos dueños se animaron a abrir en pandemia. Es el caso de la cafetería Jisu, que inauguró en noviembre, pensada para ese público mixto típico de Puerto Madero: turistas, oficinistas y vecinos.

En Madero Este hay algo de movimiento, porque es donde viven lso vecinos del barrio. Foto Guillermo Rodríguez Adami

En Madero Este hay algo de movimiento, porque es donde viven lso vecinos del barrio. Foto Guillermo Rodríguez Adami

“Es verdad que esa gente ahora falta, pero nuestra perspectiva es más a largo plazo y, aunque aumentan las restricciones, vemos que cada vez circulan más personas. También tuvimos muchos turistas, nacionales, desde ya”, cuenta James Rodríguez, encargado de Jisu.

Con todo, la prohibición de atender comensales adentro también afecta a Madero Este. Tampoco ayuda que, aunque el barrio haya visto aumentar su población, siga siendo mucho menos denso que la media porteña.

De hecho, quedan pocos restaurantes de gran envergadura del lado este. Osaka, sobre Juana Manso, es uno de ellos. “En abril tuvimos 21 cubiertos por día, menos de la mitad de nuestra capacidad -estima su dueño, Agustín Latorre-. Casi todas las propuestas de alta gastronomía se han ido del barrio. No sabemos cuánto más podremos aguantar”.

Fuerte expansión de Mostaza en Santa Fe: prevé alcanzar 16 locales para 2023, 10 de ellos en Rosario

Fuente: ON24 ~ La cadena argentina de hamburgueserías Mostaza prevé una fuerte expansión en la provincia de Santa Fe, con Rosario como epicentro de la misma. En diálogo con ON24, el director de Expansión y Desarrollo de la marca, Pablo de Marco, indicó que el plan de la firma contempla 100 locales para los próximos 4 años (que totalizarían unos 4.000 empleos nuevos), de los cuales 7 corresponderían a aperturas en Rosario, que se sumarían a los tres puntos actuales.

En Rosario, la cadena está presente en los shopping Alto y Portal, y recientemente abrió su primer AutoMostaza en la ciudad, en Avenida Pellegrini al 1400. Además, tiene en obra su local en el City Center y se encuentra a la espera de la posesión del inmueble de Bulevar Oroño y Jorge Cura para iniciar allí las remodelaciones. “Todavía no tenemos fecha definida”, indicó De Marco. “En City Center, sí estamos terminando y lo vamos a inaugurar cuando se pueda, porque ahora está cerrado el Casino”, explicó.

A estos 5 puntos, la marca espera sumarle dos más para el primer semestre de 2022, en locaciones que están definiendo actualmente a través de un estudio de mercado. Por ahora, la peatonal Córdoba, la zona de Circunvalación, Avenida San Martín y Fisherton pican en punta. Ya con los 7 locales a mediados del año que viene, Mostaza se aprestaría a continuar la expansión con tres bocas más.

“Nosotros entendemos que en Rosario podemos abrir entre 9 y 10 locales en total para 2023, de acuerdo a las arterias que tiene y la cantidad de población. Ahí cubriríamos la ciudad. Más de esa cantidad, se empezarían a canibalizar entre ellos, por lo que geográficamente tenemos que distribuirlos de manera de atacar a públicos diferentes”. De todas maneras, aclaró, “hoy son 10 pero mañana pueden ser 15, porque después hay zonas que van creciendo o se van modificando”.

Por otra parte, en ciudad de Santa Fe, la marca tiene una sucursal en el Shopping de la Ribera y quiere abrir dos más, uno sobre la peatonal y otro “en alguna arteria importante”, similar al AutoMostaza de Av. Pellegrini, aseguró De Marco. En tanto, mantendrá el local en Rafaela, al tiempo que “estamos estudiando muy seriamente Venado Tuerto y Funes”. De esta manera, para 2023 se concretarían los 16 puntos en la provincia de Santa Fe.

Consultado sobre el modelo pensado para estas aperturas, el ejecutivo señaló que sería mixto, entre franquicias y locales propios. “Del plan de 100 locales, queremos abrir el 40% en forma directa y el resto queremos franquiciarlo”, apuntó. Y agregó que, salvo las sucursales previstas para las peatonales, todos los demás serán en el formato “All-in-one”, que “es el modelo que mejor está funcionando, porque tiene todos los servicios (delivery, take away, despacho vehicular, terminales de autogestión) en un solo negocio. De hecho, por la época en la que estamos viviendo, la venta con despacho vehicular tiene un porcentaje muy alto de la facturación; representa entre un 30 y 35% del total”, detalló De Marco.

De acuerdo con el ejecutivo de la firma, la inversión para pensar en abrir una franquicia de Mostaza arranca en los 200 mil dólares, dependiendo del tamaño del espacio y de la intervención en obras que haya llevar adelante.

Cabe resaltar que hoy la marca -que también opera en Uruguay, Paraguay y Bolivia a través de una master-franquicia-, se encuentra posicionada en Argentina en segundo lugar en cantidad de locales y ventas, según afirmó De Marco, y, si bien expresó que “apuntamos a liderar la categoría en algún momento”, subrayó que “hoy preferimos tener los pies sobre la tierra y pensar en metas cortas para cumplir con el plan de expansión. El gran objetivo no es esa competencia, sino tener una expansión territorial y estar en todas las ciudades del país con más de 60 mil habitantes”, recalcó y finalizó: “Somos agradecidos al país en el que nos tocó iniciar y consolidar el negocio. Nos va muy bien y queremos seguir apostando al país”.

“Es desesperante”: la respuesta de gastronómicos y comerciantes luego del anuncio de la extensión de los cierres

Fuente: La Nación ~ ¿Cuánto más? Esa es la pregunta constante entre los gastronómicos luego del anuncio de Alberto Fernández de extender la limitación de las actividades hasta el 21 de mayo. Desde el sector se encuentran a la espera de los alcances de lo que defina el decreto, pero sostienen que la situación “no aguanta más” y temen que se repita la dinámica de cierres del año anterior hasta septiembre.

“La situación es desesperante. Va a quedar mucha gente en la calle y va a haber quiebras. Tengo 14 locales que están cerrados completamente. Mi facturación es 0, después de estar ocho meses cerrado el año pasado sin facturar”, dice Gerardo Freideles, de Green & Company.

“Después vino la etapa del aforo, donde no vendimos más del 30% histórico. Ya veníamos de una recesión y después vino la pandemia. Creemos que hasta agosto o septiembre no se vuelven a abrir los shoppings”, agrega.

Para el empresario, en este contexto, el Repro es insuficiente para asistir a los locales porque no llega ni al 50% del salario de un empleado. “Me endeudé para pagar los sueldos del año pasado y ahora tengo los negocios cerrados. Hay mucha celeridad para anunciar cierres pero mucha desidia para brindar ayuda”, dice Freideles.

Para Enrico Tessarolo, cofundador de Efes Management Group, que gestiona más de 20 locales, más allá del anuncio del presidente, los gastronómicos están esperando lo que defina específicamente el decreto de necesidad y urgencia. “Los bares y las cervecerías llegaron al límite ahora que no pueden trabajar de noche. Sabemos que esto va a seguir hasta septiembre, y con más restricciones, queremos colaborar sin ser una molestia pero está demostrado que no son foco de contagio los bares y restaurantes”.

De acuerdo con Tessarolo, un informe que publicó la ART, de 500.000 empleados gastronómicos solo 2000 reportaron haberse contagiado de Covid. “Si siguen cerrando, a los 150.000 puestos de trabajo que ya se perdieron se van a sumar 120.000 más. Venimos desde el año pasado aguantando y ahora pedimos ayuda urgente a la Ciudad y la Nación”, reclama.

Los reclamos generales de los gastronómicos a la Ciudad apuntan al no pago de Ingresos Brutos por un año, créditos a tasa 0% del Banco Ciudad y aportes no reembolsables para poder mantener la infraestructura. Por su lado, al Gobierno Nacional le exigen asistencia al trabajador equivalente al salario mínimo vital y móvil, que el Repro llegue a todo el sector y no solo al 20% como vienen denunciando, exención de impuestos, la reducción del IVA a la mitad y créditos a tasa 0% del Banco Nación.

“Es aguantar, aguantar y aguantar como sea. El Repro vino a sustituir el ATP y no sirve”, dice Rafael Miranda, empresario gastronómico y miembro de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), y agrega: “Llega a un máximo de $18.000 y es solo para pagar el sueldo de los empleados, nadie piensa que el empresario también tiene que vivir del negocio”.

“Hay una discriminación entre los que no tienen lugar afuera, sobre todo en los locales del centro. El empresario dice que uno de los temas que inquieta al sector es que ayer ARBA empezó a enviar intimaciones por falta de pago a contribuyentes de la provincia de Buenos Aires y considera que es cuestión de tiempo para que AGIP y AFIP avancen en el mismo sentido”, añade.

“Nos siguen partiendo, no tenemos noche, solo podemos facturar en exteriores”, dice Jessica Lekerman, dueña de la cadena de restaurantes Möoi y miembro de la agrupación Sillas al revés. “Hace semanas veníamos con el rumor de que se iba a extender, seguimos esperando igual que salga el DNU. Hay un retaceo de información, se habló los últimos días que iban a mantenerse las limitaciones y que se iba a cerrar por completo la actividad los fines de semana. Por el momento, el anuncio no dijo nada de eso, pero no sabemos todavía”, señala.

De acuerdo con la empresaria, los anuncios no son distintos a los de los últimos 15 días, es decir que no se permite servir dentro de los locales. Solo se autoriza la actividad en exteriores, el delivery se mantiene hasta las 23 y en cuanto al take away, no define la hora pero entiende que va a estar limitado a la posibilidad que tienen las personas para circular por la calle.

“El año pasado me endeudé y ahora estoy pagando créditos. El máximo que paga el Repro por empleado es de $18.000 cuando un sueldo básico en los restaurantes es de entre $25.000 y $27.000. No hay medidas que suspendan la ejecuciones y el pago de créditos o los cheques rechazados. Nos cobran ingresos brutos, que es un impuesto al ingreso en un momento que no hay ningún tipo de ingreso”, dice Lekerman.

La Giralda, el Bar Notable que está listo para reabrir sus puertas

Fuente: BAE Negocios ~ Fundado en 1930, cerró sus puertas en febrero de 2019, no resistió a la crisis y a las obras de ensanchamiento de Corrientes. Los dueños del bar La Ópera son los nuevos propietarios desde abril de 2019. Hace dos años que se comprometieron a ponerlo en valor y cumplieron    

El emblemático bar La Giralda cerró sus puertas en febrero de 2019. Fundado en 1930 no pudo resistir a la crisis y a las obras de ensanchamiento de la calle Corrientes. En menos de dos meses se vendió el fondo de comercio y en abril de 2019, los nuevos dueños eran los propietarios del histórico bar La Opera de Corrientes y Callao. Hace dos años que comenzaron la puesta en valor y cumplieron. Los agarró la pandemia y no tiraron la toalla. Esta casi listo para su reapertura.

Se comprometieron a mantener el espíritu de este Bar Notable. Gabriel García, uno de los dueños de La Opera contó a BAE Negocios: “Es un gran reto y un muy lindo desafío, no es abrir cualquier local. En la gastronomía nos conocemos todos, ponemos en juego todo nuestro prestigio. Buscamos que tenga la identidad de siempre”.

Su socio Nicolás Marques, contó los planes: “Queremos mantener un bar clásico en una época en la que se están muriendo estos bares. Estamos restaurando la boiserie, los espejos tallados y algunas mesas de mármol. La idea es recrear toda la época”.

Comenzaron las obras y los agarró la pandemia. Hace dos años que iniciaron las obras para cambiarle la cara a La Giralda y no se dan por vencidos. Cambiaron el cartel del frente, también el mobiliario, respetaron la historia de las mesas de mármol, compraron unas nuevas del mismo material. El baño lo hicieron casi todo de cero, igual que el depósito.

Los pintores están pintando los vidrios y el movimiento en plena pandemia llamó la atención de todos los curiosos. Nico Marques contó a BAE Negocios: “Está todo listo, faltan dos pavadas. Cuando podamos abrir, queremos que no falte nada más que limpiar. Están armando las mesas y terminando los vidrios. Hoy la situación no da para abrir”.

Pese a ser uno de los emblemáticos Bares Notables no recibió ningún subsidio ni ayuda de la Ciudad de Buenos Aires. “Económicamente no tenemos respaldo alguno, nos estamos endeudando. Lo hacemos porque confíamos en el proyecto desde el día 1 y tenemos fe en que algún día nos puede redituar. Si hoy me preguntas si lo volvería a agarrar en las condiciones que lo tomé y te digo, no gracias”, contó el dueño de La Giralda.

El cierre de Tribunales por la pandemia y el auge del home office le cambiaron la cara a la avenida Corrientes.  Hasta el bar La Paz decidió hacer reformas y todavía no volvió a abrir sus puertas. La situación del histórico bar La Ópera fundado en 1928 no es diferente a la de sus vecinos.

“El bar La Ópera va mal, horrible, esta semana estamos devastados. Ningún local que este sobre avenida Corrientes, desde Callao hasta la 9 de Julio subsiste por el trabajo que se generó desde que comenzó la pandemia. Si subsiste es porque alguien lo está bancando o está endeudado. Estamos todos fundidos, encerrados o endeudados”, señaló el propietario de La Ópera que abre de 7 a 19 horas y ofrece delivery  hasta las 23 horas.

La Ópera, nació en 1928 y todavía no es Bar Notable 

“Nos ayudó la ATP, pero un repro de $18.000 que nos promete dar el Gobierno nacional no nos alcanza.  Tenemos que pagar sueldos, alquileres, luz, servicios, cargas sociales y hasta el  ABL que nos cobra la Ciudad de Buenos Aires. Entiendo que la situación sanitaria esta complicada y que los sanatorios están desbordados. Atender en la vereda, es más grave que me digan que tengo que tener seis meses cerrado. Con el frío, nadie vendrá a sentarse y enfermarse. Pero seguiremos resistiendo y apenas podamos, abrimos La Giralda, aún no se cuando”, señaló Nico Marques.

La buena noticia en medio de esta pandemia es que los flamantes propietarios no se rinden y siguen las obras para poder reabrirla.

Jujuy: El chef que apuesta por la carne de llama y se niega a servir lomito

Fuente: La Nación ~ Cremoso de quinoa rosada, negra y blanca con salsa de ají y queso de cabra rallado, ceviche de papa lisa, tamal de maíz morado y carne de llama, chicha sour. La escena gastronómica de la capital jujeña gana altura con un nuevo restaurante que celebra la cocina andina: los productos y las técnicas ancestrales del norte argentino preparados con sello gourmet.

Trío de papa amarilla con pulpo, atún y langostinos, ají amarillo y dressing de aceitunas verdes y negras sobre palta.
Trío de papa amarilla con pulpo, atún y langostinos, ají amarillo y dressing de aceitunas verdes y negras sobre palta.GianniBulacio

Después de más de una década de trabajo en Chile, el chef jujeño Walter Leal volvió a su lugar de origen, San Salvador, para abrir, hace tres meses, Finca Cocina Urbana, un restaurante de alta gama en el centro histórico.

Creador del Encuentro de Cocina Andina en 2004, el cocinero rescata el saber de los pobladores de los cerros, de la Puna, las recetas y técnicas antiguas y, también, el producto. Por ejemplo: las papas, una de las bases junto con los maíces y la quinoa, de la cocina de altura. También, carne de llama, hierbas y cristales de sal de las Salinas Grandes.

Finca funciona en Patio Gamez, una de las casonas más antiguas de la ciudad, restaurada con exquisito gusto. La cocina está a la vista y se puede comer adentro o en el patio.
Finca funciona en Patio Gamez, una de las casonas más antiguas de la ciudad, restaurada con exquisito gusto. La cocina está a la vista y se puede comer adentro o en el patio.GianniBulacio

En la panera de bienvenida a Finca el pan no es de harina sino de papa, chicharrones de llama y sal de las Salinas, y viene enrollado en una ramita de madera de molle. Pan de papa andina jujeña, de Yacoraite, otra de Cusi Cusi o Cienaguillas. Para acompañarlo: manteca de leche de cabra.

Finca queda adentro del Patio Gamez, una de las casonas más antiguas de la ciudad, restaurada algunas veces desde su construcción, en tiempos del Éxodo Jujeño. La cocina está a la vista y se puede comer adentro o en el patio. Es el restaurante del que se habla en la ciudad, el gourmet, el cinco estrellas, donde se prueban platos únicos y, a veces, irrepetibles. Durante la comida, el tema de conversación probablemente sea la comida, los sabores regionales, el producto andino.

Médula de llama rostizada con puré de berenjenas asadas y chips crocantes.
Médula de llama rostizada con puré de berenjenas asadas y chips crocantes.GianniBulacio

Aunque le encanta comer el típico sándwich de lomito, el plato más vendido por los restaurantes jujeños, Walter Leal no lo prepara. Ni lomito, ni pizza, ni empanadas. El cocinero, que trabajó durante años en el grupo Enjoy y asesora el hotel Río Serrano en Torres del Paine, propone un lugar de cocina creativa y original, algo que hasta ahora no había en la capital provincial.

Trabajo con los pastores más que con los productores”, dice mientras emplata una humita en olla con cabrito y espuma de coliflor. Le gusta irse a los cerros, a explorar, a conocer a los pastores y pobladores, y ver qué comen y cómo cocinan porque está seguro de que ese saber tiene historia, secretos, alma.

El chef jujeño Walter Leal les da los toques finales a los platos de Finca Cocina Urbana, restaurante de alta gama en el centro histórico de San Salvador.
El chef jujeño Walter Leal les da los toques finales a los platos de Finca Cocina Urbana, restaurante de alta gama en el centro histórico de San Salvador. GianniBulacio

Unas semanas atrás lo fue a visitar Donato de Santis y juntos hicieron más de 300 kilómetros hasta llegar a la casa de Florentina Alejo, en Barrancas, un pueblo más allá de Salinas Grandes. “Vos imaginate esta pastora que va con una honda juntando las llamas mientras teje y canta coplas. Además tiene diez hijos y un comedorcito para turistas”, cuenta Walter y agrega que la invitó a comer a Finca. Solo falta que ella baje de los cerros a la ciudad.

Cremoso de quinoa negra y remolachas asadas con naranjas.
Cremoso de quinoa negra y remolachas asadas con naranjas.GianniBulacio

En la carta de otoño se incorporaron los ñoquis de papa azul con pequeñas avellanas tostadas de las yungas y un tartare de llama perfumado con yuyos de la Puna, como rica rica y muña muña.

La cocina de Walter es de recolección, por eso los productos varían. De su paso por Chile –también trabajó durante años en el Festival de Viña, donde fue el cocinero personal de Maluma– trajo el plato que le gustaba a Pablo Neruda, el caldillo de congrio, que está en la carta así, tal cual. Y el merkén, ese ají picante ahumado que perfuma guisos y pescados del otro lado de la cordillera.

Cabrito lechal en cocción de 24 horas sobre humita en olla.
Cabrito lechal en cocción de 24 horas sobre humita en olla.GianniBulacio

“Nosotros vamos buscando”, dice Walter y se lo nota animado cada vez que habla del campo, de la gente de los cerros. Pronto habrá tuna y airampo, la fruta del cardón, cuando sea la época, y siempre hay risotto de quinoa porque aunque el restaurante es nuevo ya se convirtió en un clásico del menú.

Láminas de papa lisa, olluco (tubérculo andino), marinada cítrica y sorguito rojo de extrema altura.
Láminas de papa lisa, olluco (tubérculo andino), marinada cítrica y sorguito rojo de extrema altura.GianniBulacio

Seguramente vendrán más productos de los que todavía no se conocen los nombres porque están en etapa de investigación. Por eso las ganas de que funcione su laboratorio Maima, en Maimará, un centro interdisciplinario de cocina de altura en el lugar de origen de los productos. Todavía está en construcción, pero en julio harán una apertura. Su sueño es que trabajen antropólogos y que los pastores den clases de cocina. Develar secretos y preparaciones que llegaron de boca en boca hasta el siglo XXI.

Los mejores restaurantes y bares para comer y beber al aire libre en Villa Urquiza

Fuente: Clarín ~ La oferta gastronómica en Villa Urquiza es muy variada. Se encuentra divida en diferentes sectores donde se concentran restaurantes y bares con mesas, terrazas o patios para disfrutar una velada al aire libre, algo muy buscado en tiempos de pandemia de coronavirus. 

Se puede decir que el centro neurálgico del barrio es la intersección de la estación cabecera del subte de la línea B, Juan Manuel de Rosas, y la estación Villa Urquiza del ferrocarril Mitre. Allí, entre las avenidas Monroe y Triunvirato se ubican los restaurantes y cafés históricos del barrio, como La Farola de Urquiza, el Café de la U y el Pindal. También están las sucursales de las cadenas de comida rápida como McDonald’s y Burguer King.

En los últimos años el barrió creció, los edificios fueron ganándole terreno a las casa bajas, como en la zona del boulevard Mendoza y la del llamado DoHo, que durante décadas estuvo plagada de baldíos a la espera de la construcción de una autopista (la 3, un proyecto abandonado). Así también emergieron las nuevas propuestas gastronómicas.

Tiberio Bar, en Villa Urquiza. Foto: Instagram.

Tiberio Bar, en Villa Urquiza. Foto: Instagram.

Aquí, una guía para descubrir nuevos rincones del barrio. Sugerimos consultar las cuentas de Instagram de cada uno para ver en qué modalidad y horarios están operando dentro de las restricciones de la cuarentena.

El DoHo: la zona joven de Urquiza

El nombre de esta zona hace referencia a las calles Donado y Holmberg. Parece casi un barrio aparte, sus construcciones son similares, con edificios bajos que debajo tienen locales donde la oferta gastronómica es joven y variada.

La calle Donado está copada por las cervecerías. Allí, en la vereda, salen cientos de pintas en las mesas de Gallo Negro, el local protagonista de la cuadra. Para acompañar las birras se pueden pedir hamburguesas y frituras como rabas o papas con cheddar.

Sobre Holmberg, a metros de la sede de la Comuna 12, está Ninina, una de las cafeterías pioneras. Sirve desayunos, almuerzos y meriendas y se destaca por su pastelería. Tiene mesas afuera.

En esa misma cuadra se encuentra Candela, productos de pastelería caseros para consumir en el lugar o take away. Los más populares: los bizcochitos de grasa, para llevarse un cuarto a casa.

Verraka, una de las opciones del DoHo en Villa Urquiza. Foto: Verraka.

Verraka, una de las opciones del DoHo en Villa Urquiza. Foto: Verraka.

Pegadito está Tiberio, otra cervecería que ofrece hamburguesas y ribs. También allí hay mesas en la vereda que se llenan desde temprano. Al lado, está Verraka, donde también hay cerveza pero la oferta para acompañar son las pizzas.

La alternativa diferente de la cuadra es Asia Fusión, donde sirven sushi y platos de comida peruana y japonesa.

Restaurante Asia fusión, en Villa Urquiza. Foto: Asia Fusión.

Restaurante Asia fusión, en Villa Urquiza. Foto: Asia Fusión.

En la esquina con La Pampa hay parrilla de la mano de No tan santos. Allí los fans de la carne pueden pedir los cortes clásicos.

Cruzando la calle, en la esquina con Sucre está Ache de Lugo, un local pintoresco que tiene mesas en toda la esquina y donde sirven platos de comida casera.

Ache de Lugo en Villa Urquiza. Foto @achedelugo.

Ache de Lugo en Villa Urquiza. Foto @achedelugo.

En la esquina de Donado y Echeverría aparece la terraza de Chicama, un local de comida plant based (basada en plantas) que además, sirven café de especialidad.

Ninina. Holmberg 2464. Desayunos, almuerzos y meriendas. Pastelería. Instagram @ninina.arg.

Candela. Holmberg 2410. Café y Mate. Pastelería. Instagram @reposteriacandela. ​

Gallo Negro. Donado 1851. Cerveza artesanal. Hamburguesas. Instagram @gallonegrook.​

Tiberio. Donado 1877. Cerveza artesanal. Ribs y hamburguesas. Instagram @tiberiobar.​

Verraka. Donado 1853. Pizza y cerveza. Instagram @verraka.ok.

Asia fusión. Donado 1827. Sushi. Comida peruano japonesa. Instagram @asia.fusion.

No tan santos. La Pampa 4279. Parrilla. Instagram @notansantosparrilla.​

Ache de lugo. Donado 1898. Comida casera. @achedelugo.​

Chicama. Donado 1995. Comida plant based. café de especialidad. Instagram @chicama.ba.​

Por el boulevard Mendoza

En la zona donde la calle Mendoza cuenta con boulevard se encuentran algunas cadenas de restaurantes como Starbucks, Almacén de Pizzas, Tea Connection, Le Blé o la hamburguesería The Embers.

En la esquina de Mendoza y Bauness, la cervecería Butan sirve pizzas elaboradas en horno a leña que se pueden disfrutar en la vereda cubierta.

Burtán en el Bouleverd Mendoza en Villa Urquiza. Foto @butanbar.

Burtán en el Bouleverd Mendoza en Villa Urquiza. Foto @butanbar.

Del mismo rubro, pero cruzando la calle, está Brava, una de las inaguraciones más recientes, donde también sirven tragos y hamburguesas. Suele haber cola para ocupar las mesas de la calle, por lo que recomendamos ir con tiempo y tener paciencia.

La vereda de Brava en Villa Urquiza. Foto @brava.bar.

La vereda de Brava en Villa Urquiza. Foto @brava.bar.

Mas cerca de la avenida Triunvirato aparece Estilo Misión, un clásico de la zona que sirven desayunos, almuerzos, meriendas y cenas. Allí la vereda está cubierta para disfrutar incluso en los días más frescos. En la carta se pueden encontrar las especialidades del chef que cambian todas las semanas.

Butan. Mendoza 5207. Cervecería artesanal. Horno a leña. Instagram @butanbar.

Brava. Mendoza 5234. Cerveza artesanal. Hamburguesas y frituras. Instagram @brava.bar.​

​Estilo Misión. Mendoza 5100. Medialunas. Pizzas. Platos. Instagram @estilomision.

La avenida Olazábal

A dos cuadras de donde nace la Avenida Olazábal, en la orilla con el barrio de Villa Pueyrredón, el pequeño restaurante Magritte se especializa en pescados y mariscos. Los habitués del lugar recomiendan las ranas a la provenzal y, para el postre, los membrillos con queso.

En el choque de Olazábal y Avalos aparece La Villurca, justo en el espacio que durante años ocupó la discoteca La Cumbre, un emblema de la zona en los años 90. Este restaurante ofrece minutas, pero las protagonistas son las milanesas para compartir. Un pequeño patio en la entrada permite comer al aire libre.

Porciones para compartir en la Villurca en Villa Urquiza. Foto @lavillurca.

Porciones para compartir en la Villurca en Villa Urquiza. Foto @lavillurca.

Cruzando la Avenida Triunvirato se encuentra la sucursal de la cadena El club de la milanesa, la cervecería Cervelar y para los fans del sushi, Fabric sushi y Unaghi. Todos con mesas en la vereda.

En la esquina con Mariano Acha también hay cerveza artesanal de la mano de Hormiga Negra, que inauguró a fines de marzo de 2021. Otra cervecería por la zona es Berim que además sirve sidra tirada.

La vereda de La Guitarrita sobre Olazábal. 
Foto: Fernando de la Orden.

La vereda de La Guitarrita sobre Olazábal. Foto: Fernando de la Orden.

Los amantes de la pizza se congregan en Héroes -al horno a leña- y en La Guitarrita, un clásico con sede en la esquina de Olazábal y Holmberg.

Magritte. Olazábal 5501. Pescados y mariscos. Tel: 4523-6316.

La Villurca. Olazábal 5001. Milanesas gigantes. Instagram @lavillurca.​

Hormiga negra. Olazábal 4299. Cerveza artesanal. Instagram @cervezahormiganegra. ​

Heroes. Olazábal 4500. Pizza a la leña. Instagram @heroespizzaonfire.​

La Guitarrita. Olazábal 4102. Pizza. Instagram @pizzerialaguitarrita.​

Sobre la Avenida Congreso

En las ocho cuadras de Avenida Congreso entre Avenida Triunvirato y Avenida Constituyentes se destacan dos locales que ofrecen hamburguesas: Soma y (donde las preparan con asado) y Red Monkey, que también tiene cerveza artesanal, además de pizzas y otras variantes de sandwiches.

Una hamburguesa de Soma en Villa Urquiza. Foto @somaburgercompany.

Una hamburguesa de Soma en Villa Urquiza. Foto @somaburgercompany.

Soma. Av. Congreso 5571. Hamburguesas. Instagram @somaburgercompany.

Red Monkey. Av. Congreso 5784. Cercezas y hamburguesas. Instagram @redmonkeyarg.

Otros locales para descubrir

Sobre la Av. Triunvirato al 4300 está Usina Cafetera, donde la especialidad es, obviamente, el café. Sirve desayunos, almuerzos y meriendas. Hay ricos platos que se pueden disfrutar en un lindo patio interno. 

La novedad es Arde, una parrilla que también sirve hamburguesas y ribs en la esquina de Dr. Pedro Ignacio Rivera y Díaz Colodrero. Abrió a principios de febrero y desde ese día tiene sus mesas llenas, sin importar la hora. No hacen reservas, para tener una de las mesas de la vereda hay que ir y esperar.

Arde. parrilla nueva en Villa Urquiza. Foto prensa Arde.

Arde. parrilla nueva en Villa Urquiza. Foto prensa Arde.

A dos cuadras de allí, en la esquina de Avenida Alvarez Thomas y Galván está la parrilla familiar La Rana, que también se llena y que tiene mesas cubiertas en la vereda.

Usina cafetera. Av. Triunvirato 4307. Café de especialidad. Instagram @usinacafetera. 

Arde. Dr. Pedro Ignacio Rivera 4999. Parrilla urbana. Instagram @ardebrasas.

La Gran Rana. Av. Álvarez Thomas 3425. Parrilla. Instagram @lagranrana.parrilla.