Emprendimientos. Creó un estudio de diseño y la contratan los mejores restaurantes

Fuente: La Nación ~ En el rubro gastronómico encontró el marco perfecto para unir sus pasiones y crear ambientaciones que cuentan historias y despiertan sensaciones.

Su abuela era decoradora de interiores, por lo que el gusto por la decoración le viene desde chica. Pero también, la pasión por el cine y la escenografía. “Me cuestan mucho los rótulos. El de ‘directora de arte’ abarca el universo de lo gráfico, la ilustración, el diseño de objetos, es bastante amplio. Es un cúmulo de saberes de un proceso muy personal”, asegura Eme Carranza (32). En el rubro gastronómico encontró el marco perfecto para unir sus pasiones y crear ambientaciones que cuentan historias y despiertan sensaciones.

Así, en 2016 formó un estudio de diseño, que lleva su nombre, con el objetivo de aportar una tercera dimensión a los locales: la experiencia. Entre sus clientes se encuentran reconocidos bares y restaurantes como Niño Gordo, Bilbo Café , Divisadero, Florería Atlántico y Boticario. “Me gusta pensar que lo que nosotras hacemos es diseñar recuerdos. Es muy importante tratar de buscar diferentes experiencias y situaciones dentro de un espacio, que no se vea todo de una, sino que el espacio se vaya profundizando”, asegura.A

Niño Gordo, una de las creaciones de Eme Carranza.
Niño Gordo, una de las creaciones de Eme Carranza.

¿Cómo lo hizo?

Eme estudió diseño gráfico, pero hacer logos y folletos le quedaba chico. Por su amor por el cine, empezó a grabar documentales y consiguió que Cinzano la sponsoreara. Así empezó a codearse con el mundo de la coctelería y los gastronómicos. “Hacía documentales, vendía empapelados, era diseñadora gráfica, un poco de todo. Con la identidad gráfica en los restaurantes, empecé a entender cuál era mi mirada”, relata. Pero el desarrollo del concepto que construía, luego no tenía nada que ver con la arquitectura o la ambientación del local. “Todos los elementos iban para distintos lados y eso atentaba a la potencia comunicacional del espacio. Ahí empecé a meter mano en otras áreas”, cuenta Eme.

Primero, la convocaron para hacer la vitrina de Florería Atlántico, un bar de moda en el centro. En simultáneo, realizaba la identidad gráfica de Boticario. Cuando el dueño vio la vitrina, y ante los insistentes comentarios de Eme sobre la disposición del local, le propuso hacerlo por completo. Así arrancó un fenómeno que ya lleva cinco años en el mercado.

La Gintonería: cada propuesta es única y diferente.
La Gintonería: cada propuesta es única y diferente.

Expansión de manera natural

“Tato Giovannoni se re copó con lo que hice en Florería Atlántico y me propuso hacer un local juntos: la Gintonería. Ahí fue exponencial. Me es muy fácil trabajar en equipo y con gente nueva. Hago las cosas por satisfacción propia y después si a la gente le gusta buenísimo, pero no me mueve que a la gente le guste puntualmente”, afirma Eme.

Por el estudio pasaron más de cuarenta clientes. Cada proyecto es único y con una propuesta distinta. Eme convoca a diferentes profesionales y arma equipos, según la necesidad. “Mi otra abuela siempre me decía: ‘vos en lo que hagas tenés que ser la mejor’. Yo siento que le hice trampa a la vida: hice algo distinto para no tener competencia y ser la mejor en lo que hago, porque yo sola hago esto, es mío”, declara.

Los consejos de Eme

  • “Salí de la zona de confort. Si hay otro ser humano que es capaz de hacer algo, vos también podés. Decile que sí a todo y hacé.”
  • “Primero hacé y después estudialo. El consejo del cineasta Werner Herzog es fundamental. Volvete un especialista, pero antes fijate qué te gusta, cuál es tu mirada del mundo, para después llenarte de herramientas para hacerlo.”
  • “No te compares. Tenés que mirar tu deseo genuino, dónde te ves de acá a cinco años y qué necesitás para lograrlo. La comparación genera frustración. No hay nada más lindo que sorprenderse de la capacidad de hacer un camino propio.”
  • “Frená. Cuando crecés, cada tanto está bueno parar y ver lo que hiciste, lo que estás haciendo y hacia dónde vas. Las responsabilidades, la demanda, la cantidad de gente, ¿es lo que yo quiero? A partir de ahí tomar decisiones a conciencia.

En números

Empezaron 3 personas y hoy ya son 10 fijas

+40 clientes entre bares y restaurantes

Actualmente están con 13 obras a la vez

10 disciplinas incluye en sus proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.