Pase sanitario: qué es, cómo funciona en el mundo y cómo se aplicaría en la Argentina

Fuente: Chequeado ~ Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:

  • Desde hace meses, muchos países empezaron a exigir a sus ciudadanos que estén vacunados contra la COVID-19, y que lo acrediten, para poder realizar distintas actividades sin restricciones.
  • El Ministerio de Salud de la Nación anunció que el pase sanitario será obligatorio en los mayores de 13 años para asistir a eventos con una importante concurrencia de público.
  • Tucumán -para eventos masivos- y Salta -en locales gastronómicos, gimnasios, boliches, cines, casinos, etcétera- ya empezaron a requerirlo.

Francia fue uno de los primeros países en el mundo, hace casi 5 meses, en obligar a las personas a presentar su certificado de vacunación contra la COVID-19 como condición para entrar a un café, comer en un restaurante, comprar ropa en un shopping, entrenar en el gimnasio, ver una película en el cine o una obra en el teatro, y viajar en colectivo o en tren.

Con más o menos amplitud, muchos gobiernos fueron activando el mismo requisito para sus ciudadanos: estar vacunados para hacer “vida normal”. El viernes último, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció que el pase sanitario será obligatorio para mayores de 13 años para poder participar de eventos masivos. El detalle de su implementación se conocerá en los próximos días, aunque ya hay 2 provincias que comenzaron a requerirlo.

En esta nota te contamos qué es el pase sanitario, pase verde o certificado COVID, cómo funciona en los países y regiones donde ya está vigente, cómo se pondrá en marcha en la Argentina y qué provincias ya empezaron a pedirlo.

Qué es el pase sanitario

Es el requisito que muchos gobiernos en el mundo les vienen exigiendo a sus ciudadanos para que demuestren ante las autoridades del caso -exhibiendo su carné de vacunación, el certificado en una aplicación de celular, como Mi Argentina, o un código QR- que están vacunados contra la COVID-19 con esquema completo.

De esta manera -a diferencia de las personas que no están vacunadas-, pueden realizar cualquier actividad en ámbitos públicos sin impedimentos -salvo los cuidados generales, como el uso de barbijo y la distancia física-, tal como lo hacían antes de la pandemia de coronavirus.

El pase sanitario o pase verde es considerado una herramienta más de los Estados para fomentar la vacunación en la población y, en palabras del presidente de Francia, Emmanuel Macron, para “imponer las restricciones a las personas que aún no se vacunaron, en lugar de imponérselas a toda la ciudadanía”.

Qué países lo exigen y para qué

Muchos Estados siguieron a Francia y otros habían empezado con medidas similares inclusive antes. En Dinamarca, el pase sanitario es obligatorio para acceder a varios lugares, como peluquerías o gimnasios. Hungría había comenzado a principios de año a emitir “certificados de inmunidad” para las personas vacunadas y/o recuperadas de COVID-19, y a esos certificados se los usó para reabrir hoteles, teatros, cines y restaurantes. Todavía se solicitan en hospitales y para reuniones de más de 500 personas.

Austria endureció las restricciones en las últimas semanas, con énfasis en los no vacunados. En la oficina ya era obligatorio presentar certificado de vacunación, de recuperación de COVID-19 o un test negativo, y a los eventos culturales, los bares y los restaurantes sólo podían asistir vacunados y recuperados.

El 1 de julio último, entró en vigor en la Unión Europea el “certificado COVID digital”, con un código QR para mostrar ante las autoridades que lo requieran y, de esta manera, comprobar si una persona “ha sido vacunada, se ha realizado una prueba cuyo resultado ha sido negativo o se ha recuperado de la COVID-19”.

Los europeos que tengan dicho certificado pueden viajar sin problemas por el continente. En cambio, los no vacunados deben respetar las restricciones que imponga cada país, como la realización de un PCR o una cuarentena.

En Portugal, el pase sanitario se exige en restaurantes y hoteles; en Irlanda, se pide para ingresar a los típicos pubs; y en Italia, para ir al gimnasio y comer dentro de los restaurantes, entre otras actividades en ámbitos públicos.

En América Latina, varios países ya están implementando estos pases. En Perú, se exigirá a partir del 10 de diciembre la vacunación completa en espacios cerrados -como shoppings- a los mayores de 18 años, que deberán presentar su carné físico o virtual que acredite haber completado su vacunación contra el COVID-19. También, para viajar.

En Paraguay, estarán permitidos los eventos masivos en exteriores sin límite de aforo con la condición de que un 80% de las personas presente certificado de vacunación y un 20% presente, una prueba de PCR negativa con hasta 24 horas de antelación.

Qué pasa en la Argentina

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, anticipó que el pase sanitario va a estar en vigencia la próxima semana y que su implementación está siendo acordada con las áreas de Deportes, Turismo, Cultura y las jurisdicciones provinciales. Como contamos en esta nota, el objetivo es incentivar la vacunación en especial en el grupo de 18 a 39 años, cuya aplicación de la segunda dosis viene rezagada

El 30 de noviembre último, además, la Secretaría de Innovación Pública de la Nación informó que las personas que tengan la aplicación Mi Argentina podrán descargar la credencial internacional de vacunación contra el coronavirus en formato PDF para poder tener el documento visible aún cuando no tengan conexión a internet.

Con la app Mi Argentina se podrá descargar la credencial internacional de vacunación contra el coronavirus en formato PDF.

Días atrás, el 26 de noviembre, en el marco de una nueva reunión presencial del Consejo Federal de Salud (Cofesa), Vizzotti y los ministros de Salud de las 24 jurisdicciones del país ya habían acordado implementar “un pase sanitario para las personas de 13 años y mayores que certifique que cuentan con el esquema completo de vacunación contra la COVID-19 para poder realizar actividades de más riesgo, como la participación en eventos masivos y actividades en espacios cerrados”.

Sin perjuicio de ello, en Tucumán y en Salta ya avanzaron. Mediante un DNU firmado por el gobernador tucumano, Osvaldo Jaldo (quien reemplaza a Juan Manzur, que pidió licencia en el cargo para asumir como jefe de Gabinete nacional), se establece un pase sanitario como condición para asistir a eventos masivos, ya sean culturales o religiosos.

Según el sitio del Gobierno tucumano, “la medida consistirá en la acreditación, para todas las personas mayores de 13 años, del esquema completo de vacunación contra al COVID-19, con al menos 14 días de anticipación de la segunda dosis al momento en que se desarrolle la actividad. La acreditación será mediante la presentación del carnet oficial de vacunación o con la credencial digital disponible en la aplicación Mi Argentina”.

En Salta, el pase sanitario se exigirá “en locales gastronómicos, salones de eventos, gimnasios y encuentros deportivos profesionales y federados, boliches, cines, catamaranes, casinos y salas de juego”, de acuerdo con el sitio del Gobierno provincial, y “será requerido a mayores de 18 años, quienes deberán certificar su esquema completo de vacunación contra la COVID-19”.

En la Provincia de Buenos Aires, el ministro de Salud, Nicolás Kreplak, anticipó que el pase sanitario podría aplicarse en el transporte público y en espacios laborales. En cambio, su colega porteño, Fernán Quirós, sostuvo que no hay “necesidad de expandir la medida a más lugares” en la Ciudad, aunque sí se “intensificarán los controles”. Y recordó que en este distrito ya es obligatorio presentar el certificado de la doble vacunación “para los espectáculos masivos, los deportivos de grandes volúmenes y los lugares bailables”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.