Dante Camaño se adjudicó holgado triunfo en filial porteña de los gastronómicos

Fuente: Ámbito ~ El dirigente sostuvo que su corriente había obtenido «el 80 por ciento de los votos, según la información de los presidentes y fiscales de mesas».

El secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), Dante Camaño, desafió las impugnaciones presentadas por la Junta Electoral Nacional del gremio, que responde a Luis Barrionuevo, y realizó ayer el comicio de renovación de conducción en la filial porteña, en las que, según aseguró, el oficialismo triunfó «holgadamente».

Camaño, quien se postuló para encabezar por un nuevo período de cuatro años el gremio metropolitano de los gastronómicos, había denunciado ayer «la suspensión del comicio de renovación de autoridades en la filial porteña a partir de una burda maniobra de la Junta Electoral Nacional que responde a Luis Barrionuevo».

Esta madrugada, el dirigente sostuvo en diálogo con Télam que su corriente había obtenido «el 80 por ciento de los votos, según la información de los presidentes y fiscales de mesas».

«Un grupo que responde a Barrionuevo impidió ayer durante varias horas que se trasladaran las urnas desde la sede gremial hacia los lugares de votación, lo que fue apañado por la Junta Electoral Nacional que encabeza su chofer, Juan Otero», afirmó Camaño.

En este sentido, señaló que, luego de varias horas de incertidumbre y de suspensión del comicio por «la burda maniobra de un grupo que responde a Barrionuevo y a su Junta Electoral, comenzó la votación en la mayoría de los establecimientos».

El sindicalista señaló que su histórica Lista Gris «se impuso en los comicios porteños a pesar de las maniobras de la oposición», y calificó esa situación a «un verdadero fraude» perpetrado por Barrionuevo y sus seguidores.

«Es un robo, un fraude», denunció Camaño al referirse a las elecciones en la estratégica filial porteña y a «las maniobras opositoras para intentar ayer suspenderlo».

«Fue una jornada intensa, complicada y cargada de incertidumbre por el intento de un grupo y de la Junta Electoral Nacional que responde a Barrionuevo de suspender la libre decisión democrática de los afiliados gastronómicos», dijo a esta agencia.

Sin embargo, esta madrugada, mientras continuaba el escrutinio, Camaño reclamó a sus fiscales y afiliados «prudencia» ante «la actual situación» y recalcó en un acto ante sus seguidores que, si «la oposición quiere otra elección ,se la daremos».

Los comicios habían sido en la mañana de ayer suspendidos, según señaló el propio Camaño a Télam, aunque luego de varias horas el dirigente decidió realizarlos no obstante «los inconvenientes planteados por los adherentes a Luis Barrionuevo, quienes no dudaron en presentarse en la sede del sindicato para tratar de impedirlos».

«Ayer temprano, cuando habían salido los primeros vehículos con las urnas hacia los centros de votación, se presentaron en la sede del gremio de Salta al 1300 unas 100 personas indentificadas con carteles y banderas de la Lista Azul opositora para denunciar supuestas irregularidades», reseñó el sindicalista.

Camaño añadió que, de inmediato, impidieron el traslado de las urnas y de las autoridades y, por los mismo, en un principio se suspendieron los comicios.

Sin embargo, luego de varias horas la seccional porteña decidió abrir las mesas electorales, lo que el dirigente calificó como «una situación lamentable ante la transparencia y legalidad con la que se organizó el proceso comicial».

«Luego de producir hechos de violencia en la zona aledaña al gremio, y de destrozar cestos y contenedores de basura y desparramarlos por la calle Salta, ese grupo ilegítimo que responde a su jefe funcional Barrionuevo se retiró», explicó.

El dirigente de la seccional más importante del sindicato denunció que «se trató de una burda maniobra», ya que, pasadas las 9 de la mañana, ese grupo y la Junta estaba frente al gremio y, poco después, comunicó la suspensión de las elecciones sin estar en los lugares de votación correspondientes, como los hoteles, por ejemplo.

Camaño mantiene una disputa con el titular de la Federación nacional, Luis Barrionuevo, quien procuró confeccionar una lista opositora al histórico dirigente metropolitano, que finalmente no se presentó tras denunciar «irregularidades».

«La Junta Electoral la maneja Barrionuevo y es presidida por su propio chofer Otero. Se trató de una maniobra para impedir una segura derrota», dijo Camaño.

Barrionuevo presentó impugnaciones ante el Ministerio de Trabajo que, hasta ahora, no intervino en el proceso comicial, en tanto Camaño sostuvo en declaraciones a Télam que los abogados del sindicato estudian la presentación de denuncias penales.

La oposición, representada por la Lista Azul, había denunciado «irregularidades» en el proceso electoral y finalmente no se presentó a disputar el comicio contra Camaño, quien encabeza el gremio desde 1984 al frente de la histórica corriente Gris.

La nómina Azul «17 de Noviembre José M. González» postuló a Humberto Ballhorst, hasta ahora secretario de Organización de la conducción que lidera Camaño, quien sostuvo que no se presentó ante «la falta de garantías comiciales».

Camaño es cuñado de Barrionuevo y hermano de su esposa, la diputada nacional Graciela Camaño y, durante décadas, fue la mano derecha del dirigente nacional.

El sindicalista porteño se adjudicó el triunfo, aunque no se descarta que en los próximos días su cuñado Barrionuevo presente apelaciones y nuevas impugnaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.