27 Feb, 2024
 

Un restaurante de Belén, entre los mejores del país

Fuente: El Ancasti ~Uno de los dueños de “1900 Resto Bar” habló sobre las características de su restaurante y el reconocimiento popular.

“1900 Resto Bar” es un restaurante y confitería que desde hace 15 años brinda la mejor propuesta gastronómica. Este local de comida tuvo como primeros propietarios a la familia Rivas –Teme, que luego se los vendió a los propios mozos del establecimiento gastronómico. En ese momento quedó como gerente general Adolfo Samuel Rodríguez. Los dueños actuales son Jonathan Chimeti, Daniel Gutiérrez y Gastón Alejandro Silva.

Silva, encargado de la cocina, manifestó a El Ancasti que están muy contentos y agradecidos. “Esto nos impulsa a seguir esmerándonos en la cocina”, manifestó.

Destacó que la comida que brindan se arma en el momento y que durante el fin de semana ofrecen menús típicos como jigote, chivo al horno, mote, locro, entre otros.

Expresó que los hoteles de la zona siempre los recomiendan y que su mayor anhelo es mudarse a un lugar más grande porque ya les queda “muy chico” donde están instalados.

Silva dijo que una de sus prioridades es la atención y el buen trato al cliente.

“Somos muy detallistas en la atención y nos gusta mimar al cliente”, enfatizó.

Agradeció a los medios, pero en especial a sus clientes por tantos saludos y por sus recomendaciones. “Tratamos de mejorar día a día y jamás tenemos que bajar la calidad”, remarcó.

El servicios del sitio web que puso al bar como el mejor de Catamarca es gratuito y son los usuarios quienes proporcionan la mayor parte del contenido.

El sitio web se financia con publicidad y fue creado en el año 2000 por Stephen Kaufer, Langley Steinert, y otros.

Fundada por un argentino y una brasileña, opera ocho sucursales en la Argentina y abrió recientemente un local en Rosario

Fuente: La CApital ~ Sanduba, la cadena Argentino-Brasileña que crece sin parar Fundada por un argentino y una brasileña, ofrece sándwiches y ensaladas en un formato ‘fast food’, pero con una impronta saludable, equilibrada y gourmet

Sanduba, la cadena de Argentino-Brasileña que crece sin parar

Fundada por un argentino y una brasileña, ofrece sándwiches y ensaladas en un formato ‘fast food’, pero con una impronta saludable, equilibrada y gourmet. Opera ocho sucursales en la Argentina y abrió recientemente un local en Rosario. El año próximo, inauguraría un punto de venta en Brasil, donde ya funcionó anteriormente con 2 locales.

Feliciano Zantedeschi y Camila Castro se conocieron en un viaje que duró casi dos años por Nueva Zelanda y el sudeste asiático. A partir de entonces nunca se separaron. Él argentino, ella brasileña, se convirtieron en una pareja emprendedora en febrero de 2010, cuando abrieron el primer Sanduba, armando sándwichs y ensaladas, comenzando así una cadena fast food de sándwiches y ensaladas que ya posee siete locales en distintos puntos de la Argentina, una unidad Food Truck y recientemente abrió un local más en Rosario, en la histórica esquina de Paraguay y San Lorenzo.

«Al terminar el viaje, quisimos embarcarnos en el desafío de emprender en la Argentina o Brasil, nuestros países natales», se remonta a los comienzos del emprendimiento Zantedeschi, quien hoy vive en el estado brasileño de Santa Catarina junto a su esposa Castro.

Así, inauguraron el primer local en Concepción del Uruguay (Entre Ríos). El socio fundador cuenta que el funcionamiento actual de la empresa respeta bastante la idea original del negocio: «Siempre pensamos en crecer por medio del sistema de franquicias». De acuerdo a él, el principal diferencial de Sanduba (que significa «sándwich» en el lunfardo brasileño) se basa en la oferta de comidas equilibradas y saludables a un precio justo. «Misturamos las culturas culinarias de Brasil y la Argentina, combinando muchas verduras y varios tipos de carne, para dar lugar a comidas balanceadas en cuanto a proteínas, verduras y carbohidratos. Prestamos especial atención a la selección de los ingredientes, frescos y naturales», explica Zantedeschi. El resultado: una propuesta con un formato fast food, pero con una impronta saludable y gourmet, donde el cliente arma su sándwich o ensalada eligiendo los ingredientes.

El emprendedor considera que, en épocas de crisis como la que atraviesa la Argentina en el presente, uno los rubros que más crece es el de comidas rápidas. «Si a eso se le suma que nuestras opciones son sanas, a diferencia de las de la competencia (mayormente, las grandes cadenas extranjeras), tenemos un gran potencial por explotar», agrega. Sanduba resuelve un problema alimentario que preocupa a mucha gente que tiene rutinas apuradas en su día a día.

El público está compuesto fundamentalmente por oficinistas. «Tratamos de resolverles el almuerzo con una alimentación sana y que sea accesible para ellos desde el punto de vista económico», dice, y aclara que apuntan a que el cliente consuma la marca al menos tres veces a la semana.

«Pero no sólo buscamos solucionarles los almuerzos a nuestros consumidores. También queremos servirles en todo momento a nuestros franquiciados. Nuestra misión es “resolverle el día a día al emprendedor franquiciado”. Para ello, contamos con un equipo de profesionales capacitados para brindar la mejor atención. Asimismo, nuestro modelo de franquicias fue desarrollado por una de las mejores consultoras de Brasil en comunión con un renombrado estudio de la Argentina, lo que nos pone varios pasos al frente de otras compañías», asegura el emprendedor, y refuerza que otorgan un entrenamiento completo inicial y un monitoreo constante de las operaciones a través de visitas frecuentes y auditorías mensuales combinadas con inteligencia artificial.

En Rosario lanzarán una línea Gourmet gracias a una alianza junto al renombrado Chef rosarino Luciano Nanni, buscando destacar cortes de carnes bien argentinos.

En lo que respecta a Argentina, la marca pretende abrir 4 nuevos locales en los próximos 12 meses, continuando con su expansión aprovechando el buen momento que pasa este tipo de negocio.

El Preferido: volvió a abrir renovado el bodegón de Palermo

Fuente: La Nación ~ «El Preferido es lo que pensamos que hoy debería ser un bodegón», afirma Guido Tassi, chef y socio junto a Pablo Rivero -propietario de la multipremiada parrilla Don Julio- en la reapertura de El Preferido, de Palermo (Jorge Luis Borges 2108), y completa: «un lugar en el que te puedas sentar en una barra y picar algo, acompañándolo con un vermut o un vino por copa rico, y no necesariamente caro».

Sentado a la extensa barra de mármol en forma de ele que domina el salón, Guido observa el movimiento de la cocina que volvió a encender los fuegos tras cinco meses de obra, en la que se restauró la casona de fines del siglo XIX que abriera sus puertas como almacén en 1952, para luego convertirse en bar clásico de Palermo. La idea, dice, fue mantener la esencia: «las mesas son las mesas de toda la vida, solo les cambiamos la fórmica, las sillas, las aberturas y las puertas lo mismo, restauramos la boiserie, el piso lo hicimos nuevo pero con el mismo ADN de El Preferido. Creemos que el ADN debe ser el mismo, pero aggiornado».

La barra en ele domina el salón del renovado El Preferido
La barra en ele domina el salón del renovado El Preferido Crédito: Ignacio Sánchez

A la fachada, la barra y el salón que conservan su estilo -visiblemente restaurados- se suman algunos cambios significativos que dan cuenta de la búsqueda de poner el bodegón a tono con un barrio que constituye hoy uno de los principales polos gastronómicos de la Argentina. Así, la cocina, lejos de estar escondida, se encuentra abierta a la vista de los comensales. Y no solo desde el salón, sino también desde el luminoso patio interno, que cuenta también con mesas. Sobre la pared que da a Borges han montado un spiedo de manera tal que el eterno movimiento de las aves puede ser observado tanto desde adentro como desde afuera del local.

Detrás de la barra, arriba de la cocina, una enorme estantería exhibe conservas de todo tipo, elaboradas in house. También son de elaboración propia los embutidos que descansan a temperatura y humedad controlada dentro de la cava de embutidos levantada sobre uno de los extremos del salón; su pared de vidrio ofrece al visitante la posibilidad de ver la oferta de distintas especialidades -salame chacarero, de potro, panceta madurada o jamón crudo- que cuelgan del techo o de la estructura de madera de la cava.

Un bodegón con WiFi y una gran lista de vinos por copa

Guiso de lentejas con huevo poché
Guiso de lentejas con huevo poché Crédito: Ignacio Sánchez

En estas primeras semanas posteriores a su reapertura, El Preferido abre de lunes a lunes, para el almuerzo y la merienda, y más adelante sumará la cena. El público más tempranero está más conformado por chicos de los colegios de la zona acompañados de sus padres (hay menú escolar a 300 pesos); pasada la una del mediodía, el salón se llena de un público bien Palermitano: turistas extranjeros, grupos de jóvenes, frelancers con sus notebooks -¡el bodegón tiene wif!- y vecinos que vuelven a reecontrarse con un clásico del barrio.

En cuanto a la carta, basta pegarle una mirada para encontrarse con clásicos inoxidables de esa cocina de inmigrantes españoles e italianos que dio forma a buena parte de la gastronomía porteña (buñuelos de acelga con alioli, trillas marinadas estilo boquerón, pejerrey a la romana, guiso de mondongo, milanesa de lomo o niños envueltos con tomate y puré de papas), pero se nota que, desde la búsqueda y el cuidado del producto, hay un intento por estar a tono con la necesidad de adaptar la materia prima a la disponibilidad estacional, y de ofrecer platos potentes como guisos pero también opciones más livianas como verduras al horno.

La boiserie original, al igual que las aberturas, las mesas y las sillas, fueron restauradas
La boiserie original, al igual que las aberturas, las mesas y las sillas, fueron restauradas Crédito: Ignacio Sánchez

«La cocina porteña es el reflejo de lo que pasa hoy en la sociedad», dice Pablo Rivero a modo de explicación, al tiempo que advierte que «en la Argentina se confunde lo que es clásico con lo que es antiguo. Lo nuestro es una gastronomía clásica de la ciudad de Buenos Aires, pero no por eso tiene que ser antigua y vieja. Las recetas son recetas que se van transformando con el correr del tiempo, porque aparecen conceptos de estacionalidad o productos más saludables».

Un capítulo aparte es la carta de vinos de El Preferido versión 2019. Por empezar, hay casi tantos vinos por copa (11 tintos, 7 blancos y 1 naranjo) como vinos por botella; y si bien hay algunos de esos clásicos con los que todo amante de los vinos se siente fácilmente identificado, la oferta se explaya por el lado de vinos modernos, de enólogos destacados, en los que se apunta a la frescura y a esa idea -afortunadamente cada vez más extendida- de vinos sin tanta concentración, que se beben fácil y acompañan de igual manera a la comida.

Las estanterías exhiben todo tipo de conservas de elaboración propia
Las estanterías exhiben todo tipo de conservas de elaboración propia Crédito: Ignacio Sánchez
El chef Martín Lukesch, a cargo de la cocina de El Preferido
El chef Martín Lukesch, a cargo de la cocina de El Preferido Crédito: Ignacio Sánchez

Brindando entre amigos: cumple 15 años 878, el bar que le cambió la cara a la coctelería porteña

Fuente: Big Bang ~ Alejándose del bullicio de Palermo, hace 15 años nacía en Villa Crespo el bar 878, uno de los pilares del renacimiento de la coctelería de autor en Argentina. Desde sus humildes comienzos -atendido por los propietarios Julián Díaz y Florencia Capella (quienes también son pareja), más un solo camarero- se convirtió en un auténtico clásico de la noche porteña. Y mañana desde las 20 celebrará con un brindis especial junto a amigos y habitués de siempre.

«Creo que el principal aporte del bar fue cierto espíritu democratizador de la cocteleria y de la noche en sí», analiza Díaz en charla con BigBang observando el recorrido de su «hijito» en el ambiente local. «Siempre se planteó como un bar para el barrio y con la mayor cantidad de productos: desde cerveza o fernet hasta un trago súper armado con bebidas top. Quería un lugar donde nosotros y nuestros amigos se sintieran cómodos».

No por nada Narda Lepes, quien escribió la contratapa para el libro de cócteles que el equipo del 878 editó años atrás lo definió con tres simples términos («poca parafernalia, buenos tragos y onda» y alabó no sólo la calidad y el buen servicio sino el hecho de que es «un espacio que está lejos de ser pretencioso».

Sin cartel, sin pretensiones, así es la fachada del 878.

Más allá de esta filosofía «sin vueltas», está claro que para ningún espacio nocturno es fácil sobrevivir 15 años. Para Díaz, la clave en ese sentido es sostener «la paciencia, la creatividad y la pasión».

«Si no lo hacés para toda la vida salís corriendo. En esta nueva coyuntura siempre tenés el desafío de aggiornar el producto: ya sea porque no entran productos importados, porque de repente había miles o porque cambia la tendencia y hay más producto local. Hay que tener una ductilidad para atravesar etapas no sólo por coyuntura sino por tendencias locales», agrega.

¡A beber!

Sin dudas la gran ambición del 878 al momento de armar sus cartas fue la de construir una coctelería con identidad nacional, a veces adaptando clásicos internacionales al gusto y las bebidas argentinas

Las 29 mejores pizzerías de Buenos Aires

Fuente: Infobae ~  Un recorrido gastronómico por la Ciudad, Zona Norte y Zona Sur para probar los mejores sabores de pizzas. Para todos los paladares, a la piedra o al molde. Infobae dialogó con sus dueños

La pizza es una de las comidas que no puede faltar en la mesa o en la salida a comer algún día en la semana. Las clásicas de muzzarella o las de fugazzetta rellena invaden los hogares de los argentinos para acompañar con una rica cerveza en una reunión familiar o con amigos. La tradicional comida italiana supo adaptarse al paladar del país con variantes nuevas e innovadoras con propuestas que los maestros pizzeros italianos trajeron desde Europa junto a sus recetas originarias, algunas con sabores exóticos mientras que otros siguen apostando a lo clásico sin arriesgar a perder sus clientes de toda la vida.

Durante tres días, la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas de la República Argentina (APPYCE) organizó el 1°Campeonato Latinoamericano de la Pizza y tuvo como ganador al colombiano Eduardo Castro, mientras que el 9° Campeonato Argentino de la Pizza y la Empanada fue para el argentino Maximiliano Mieres.

Infobae dialogó con los dueños para que cuenten una breve historia de sus pizzerías y sus mejores creaciones.

La Mezzetta 

Napolitana, una de las estrellas de La Mezzetta

Napolitana, una de las estrellas de La Mezzetta

Fundado en 1939, La Mezzetta no empezó haciendo pizza, aunque poco se sabe de sus comienzos. Si se sabe que comenzó a ser atendido por Abelardo, Gervasio y Marcelino con sus tortas de ricota, pastafrola, budín de pan, tarta de coco y solamente cuatro gustos de pizzas y empanadas fritas. Sus dueños recuerdan que donde hoy está ubicada la famosa «Plaza San Miguel de Garicoits» sobre Alvarez Thomas y Virrey Loreto, antes era el cine «El Atlántico» y en el intervalo los vecinos disfrutaban de sus pizzas.

El top tres de las pizzas del clásico de Colegiales son la de fugazzetta, la napolitana y la pizza de jamón y morrones. Tres infaltables para compartir con amigos o con familia.

¿Dónde? Av. Álvarez Thomas 1321, Colegiales. 

Pizzería Güerrín

La pizza de muzzarella de Guerrín, el clásico de la pizzería de la calle Corrientes

La pizza de muzzarella de Guerrín, el clásico de la pizzería de la calle Corrientes

Las generaciones cambian pero la mística de este templo logra pasar de padres a hijos sin que el mito que lo rodea pierda fuerza. El sabor y la personalidad de la pizza plasmada en el año 1932 siguen intactos. Güerrin es la síntesis más lograda de la idea de pizza argentina, una pieza clave en la construcción de la identidad gastronómica porteña.

Su top tres está compuesto por el primer puesto para la clásica de muzzarella, el segundo para la de napolitana y el tercero para la de jamón y morrones.

¿Dónde?  Av. Corrientes 1368, Microcentro.

Angelín 

Las pizzas de Angelín, un clásico de Villa Crespo, sobre Avenida Córdoba

Las pizzas de Angelín, un clásico de Villa Crespo, sobre Avenida Córdoba

En Córdoba 5270, justo en el límite entre Villa Crespo y Palermo, se encuentra Angelin, una de las pizzerías históricas de Buenos Aires. Es famosa por ser «los creadores de la pizza canchera», una pizza de 16 porciones, creada por el abuelo del actual dueño del local, Gustavo Pintos, para vender a quienes salían de la cancha. Angelín, que data de 1938, es un lugar de culto de rockeros, escritores y actores, que se sientan a comer en el fondo del salón, donde logran tener privacidad. El interior del local no deja de ser el típico las pizzerías barriales, con paredes azulejadas, pisos damero blanco y negro y la infaltable botella de moscato en cada mesa esperando a los clientes. Si se está apurado, siempre se puede comer de parado en el mostrador de adelante.

Según Pintos, el secreto del éxito de Angelin es no bajar nunca la calidad y seguir ofreciendo los mismos buenos ingredientes de siempre como lo es el exclusivo blend de diferentes tipos de muzzarella. Sus pizzas estrellas son la canchera, con salsa de tomate y masa, la fugazzetta rellena y la muzzarella.

¿Dónde? Av. Córdoba 5270, Villa Crespo.

Las Cuartetas

La napolitana, un clásico de Las Cuartetas

La napolitana, un clásico de Las Cuartetas

En 1935 Las Cuartetas se instala en el local que ocupaba la imprenta de la Avenida Corrientes, donde actualmente está. La pizza era de molde y había solamente de anchoas, napolitana y recién en la década del 40 ingresa la mozzarella. Las Cuartetas impuso la moda de comer porciones de parado, tomar moscato y de postre: sopa inglesa. Un cliente italiano -Salvador- inventa una pizza exclusiva que aún hoy se come allí: La Salvatore, que combina todos esos primeros elementos: anchoas, cebolla y queso.

¿Dónde?  Av. Corrientes 838, Microcentro. 

Pin Pun

La pizzería ganó como la mejor pizza de muzzarella

La pizzería ganó como la mejor pizza de muzzarella

En 1927 abrió sus puertas fundada por inmigrantes genoveses. Con sus recetas italianas convirtieron de Pin Pun, una de las pizzerías más populares e icónicas de la Ciudad de Buenos Aires, que además de sus pizzas se destaca por sus empanadas fritas convirtiéndose en un clásico de Almagro. Pizza al corte y siempre en un salón familiar.

Dentro de sus pizzas estrella, se destacan: la pizza de muzzarella es otro gran éxito, la más premiada de la cuidad elegida por los vecinos. Su segunda especialidad es la fugazzeta rellena, de gran abundancia con cebolla y queso. «En el 2018 el gobierno de la cuidad organizó la mejor pizza de muzzarella donde obtuvimos el 1 puesto elegidos por los vecinos de CABA», dijeron sus dueños en diálogo con Infobae.

¿Dónde? Av. Corrientes 3954, Almagro. 

Banchero

Fugazza con queso, una tradicional de Banchero

Fugazza con queso, una tradicional de Banchero

Banchero fue fundado por el inmigrante Genovés Juan Banchero y sus dos hijos Antonio y Agustin en el año 1932. Allí se creó la fugazza con queso. Banchero tiene cuatro locales, el original en el Barrio de la Boca, dos sobre la calle Corrientes y otro en el shopping Torres del Sol de Pilar. Banchero es la pizzería más antigua que continúa en manos de la familia fundadora.

Las pizzas al molde más pedidas de la casa son la fugazza con queso y la muzzarella tomate y albahaca.

¿Dónde?  Av. Corrientes 1300, Microcentro.

La Guitarrita

Muzzarella, un clásico de La Guitarrita para ir con amigos o con toda la familia

Muzzarella, un clásico de La Guitarrita para ir con amigos o con toda la familia

La Guitarrita es una tradicional Pizzería de Buenos Aires. Fue fundada en 1963 por dos ex–jugadores de fútbol de los clubes Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro: Mario Boyé y René Pontoni. Durante 40 años recibió a importantes figuras del ámbito deportivo y artístico de nuestro país en su local del barrio de Belgrano. La casa ofrece una gran variedad de pizzas a la piedra, elaboradas en el momento en horno a leña y empanadas artesanales, fainá y postres caseros.

Dentro de  las especialidades de la casa son la «Farineta»: pizza rellena con cebollas, rodajas de tomate, jamón y muzzarella y la Veneciana: cebolla, jamón, rodajas de tomate y huevo duro. Sin embargo, las clásicas de muzzarella y la napolitana con abundante ajo y hojas de albahaca, son las más pedidas por sus clientes.

¿Dónde? Cuba 3330, Nuñez. 

Pizzería Nápoles

Jamón, morrón y aceitunas, un clásico de Nápoles en Villa Crespo

Jamón, morrón y aceitunas, un clásico de Nápoles en Villa Crespo

Nápoles fue fundada en 1958. Nació como restaurante promovida por un grupo de españoles que dejaban atrás la postguerra. Nápoles albergó desde hinchas de fútbol, artistas, escritores, niños de escuela, jubilados que pasaban sus tardes jugando al scrabble.

Desde su fundación y hasta el año 2009 ocupó la emblemática esquina de Corrientes y Serrano, y para mediados de los sesenta se convirtió en un ícono indiscutible para el barrio de Villa Crespo, más de 3 generaciones formaron parte de su historia. Un clásico de la casa son las pizzas de muzzarella y la de jamón, morrones y aceitunas.

¿Dónde? Av. Corrientes 5588, Villa Crespo.

Hell’s Pizza 

Pizza estilo americana, de 45 cm y de 10 sabores

Pizza estilo americana, de 45 cm y de 10 sabores

Es pionero en pizzas «por slice» – por porción al estilo New York en
Argentina. El menú de Hell’s Pizza es protagonizado por 10 variedades de pizzas de estilo americano que a diferencia de las de estilo local tienen un mayor tamaño (45 cm de diámetro) y parten de una masa que contiene semolina, cuya particularidad es su largo proceso de levado en frío. Se cocinan en hornos a la piedra especiales con techos bajos que generan más calor, obteniendo como resultado una masa delgada, flexible pero a la vez crocante y con mucha presencia.

Entre las pizzas  más características de la casa se encuentran la Lincoln  la clásica de mozzarella; la icónica americana Obama  con mozzarella y pepperoni; la spicy Hell’s especialidad de la casa, con jalapeños, mozzarella ahumada, salsa chipotle con la opción de agregarle bacon.

¿Dónde? Humboldt 1654, Palermo

Pizza Vegana 

La “Portugal” con queso Paparella, morrones rojos y verdes grillados, cebolla, semillas de sésamo, aceite de oliva

La “Portugal” con queso Paparella, morrones rojos y verdes grillados, cebolla, semillas de sésamo, aceite de oliva

Desde el 2015 decidieron crear una pizza rica y sana, consciente, sin utilizar ingredientes derivados de origen animal, 100%vegetales, libre de lactosa y libre de gluten.

Hoy en su top 3 de las más elegidas tienen «Caramelita» con nuestro queso artesanal ‘Paparella’, cebolla caramelizada, orégano, azúcar integral y aceite de oliva; la «Super Mario» con champignones salteados, semillas de girasol tostadas y alioli de provenzal; y la «Bolonia» soja texturizada al vino tinto orgánico y salsa de tomate casera, aceitunas verdes y aceite de albahaca.

Pero se puede elegir sobre más de doce sabores como cebollas caramelizadas, puerros salteados y ají molido, berenjenas grilladas con curry, acelga al vapor con crema de girasol, morrones rojos y verdes, hummus rústico de garbanzos y calabazas, que son solo algunas de sus propuestas de sabor.

¿Dónde?  Fitz Roy 1962, Palermo.

Pony Pizza 

Una clásica de muzzarella, la que más sale en Pony

Una clásica de muzzarella, la que más sale en Pony

Se trata de un pequeño local a modo de «foodtruck empotrado» que ofrece un producto de calidad y con identidad propia. En una carta simple, las pizzas de Pony están elaboradas con materiales nobles, fermento natural -masa madre-, tomates biodinámicos, verduras orgánicas y quesos y embutidos de la mejor calidad. Las bebidas que ofrece también están especialmente seleccionadas para acompañar al producto. Sus creadores son dos amigos, Sebastián Lahera, diseñador y artista y Clemente Cancela, conductor de radio y televisión.

Su top tres está compuesto por:  la Muzza preparada con salsa de tomate, muzzarella y un pesto ligero de albahaca. «La Roja» preparada con salsa y cubos de tomate biodinámico, orégano fresco y tapenade ligera de aceitunas negras y en tercer lugar, la «Fungi» preparada con salsa de tomate, muzzarella, hongos de estación frescos y orgánicos y «perejilimón».

¿Dónde?  Echeverría 1677 Local 15

Orno 

Con panceta y mozzarella, by Orno en Olivos

Con panceta y mozzarella, by Orno en Olivos

Pizzería creada por Guadalupe García Mosqueda, rinde culto al maestro pizzero y al oficio de origen italiano.  Reinterpretando la clásica pizza napolitana con  la masa diseñada por el panadero oriundo de Perú, Renato Peralta, junto a Rodrigo Villanueva que ambos crearon bollos que fermentan durante 72 horas para lograr una pizza con más alvéolos, más digerible, más crocante por fuera y más suave por dentro.

Dentro de sus estrellas destacan la «desayunera», con panceta y muzzarella ahumada más espinacas a la crema y la «pestare», elaborada con pesto de rúcula, parmeggiano reggiano, prosciutto crudo y spring cream. Para pedir pizza los formatos disponibles son: entera e individual, irregular e indivisible.

¿Dónde? Corrientes 402, Olivos.

Los Maestros

Hay una opción para elegir cuatro sabores de pizza

Hay una opción para elegir cuatro sabores de pizza

Desde que en 1941, las primeras manos inmigrantes comenzaron a amasar las tradicionales pizzas al molde y a la piedra.  Comenzaron en Avellaneda, en pleno Crucesita, y hoy marcan presencia en los barrios de Recoleta , Barrio Norte y Palermo. Conjugando el esmero y dedicación de verdaderos maestros pizzeros con los conceptos más modernos de higiene, calidad y servicio, han sabido ganarse un lugar de privilegio en el competitivo mundo de la pizza y la empanada.

¿Dónde? Uriburu 1305, Barrio Norte.

Periplo 

Con rúcula y jamón crudo, una de las estrellas de la casa

Con rúcula y jamón crudo, una de las estrellas de la casa

Ubicado al pie de El Centro Náutico Puerta Delta, este local abrió hace dos años y es una parada clave para quienes están en Benavídez (a solo 10 minutos del Centro Comercial Nordelta) convirtiéndose así en el mejor punto de encuentro para antes y después de navegar con las mejores propuestas de pizzas y cervezas artesanales de la zona. «La pizza es uno de los platos preferidos por nuestros clientes, si bien las clásicas de fugazzeta o muzzarella nunca fallan, cada vez más creamos propuestas para complacer a aquellos paladares que buscan una propuesta más gourmet» explica Jermías Ginko co-founder de Periplo.

Dentro de su top tres, están las de Jamón crudo con salsa de tomate, muzzarella y rúcula. En segundo puesto la de «langostinos» con queso muzzarella y salteado de langostinos y en tercer puesto la «Francesa» con queso muzzarella, brie y tomates secos.

¿Dónde?  Arribeños 699, Benavidez.

Pizzaburger

Innovadoras pizzas con relleno de hamburguesas

Innovadoras pizzas con relleno de hamburguesas

Pizzaburger es una innovación gastronómica en que la fusionamos la pizza y la hamburguesa, las dos comidas más populares a nivel mundial, en un solo producto. Consiste en el relleno de la hamburguesa recubierto con la masa de pizza y encima la cubierta de muzzarella con una variedad de topping. «Brindamos una nueva opción a las personas cansadas de las comidas convencionales y arriesgadas a probar algo distinto con un concepto diferente», dijeron sus dueños a Infobae. El sistema es solo delivery mediante aplicaciones o por sus redes sociales.

Su menú consta de dos partes, donde el cliente selecciona primero el topping de la pizza y luego el relleno de la hamburguesa. El topping de pizza es más variado entre la vegetariana, hawaiana (jamón y ananá) y salame.

¿Dónde? Castillo 1336, módulo 11, Palermo.

Da Leo Pizzería 

La margherita de Da Leo

La margherita de Da Leo

Surge de un emprendimiento familiar de tres hermanos originiarios de Ischia. Luego de una amplia experiencia en pizza napoletana, Matías Iacono, en Italia, y los otros dos hermanos, Leo y Juan en hoteles y restaurantes decidieron abrir la pizzería en Bernal y probar suerte cocinando su propia pizza íntegramente a la leña respetando la tradición napoletana. «Cada vez se parece a un little Italy», dijo muy orgulloso el maestro pizzero en diálogo con Infobae.

Las pizzas que más se piden son la «Margherita» con salsa pomodoro italiano, fior di latte, albahaca y aceite de oliva, la «Capricciosa» con salsa pomodoro italiano, fior di latte, champiñones, alcauciles, aceitunas negras, albahaca y aceite de oliva y la «Prosciutto e funghi» con salsa pomodoro, jamón, champiñones, albahaca y aceite de oliva.

¿Donde? Caseros 1346, Bernal.

Edward- Estación de Pizzas

Pizzas para compartir en Banfield, de diferentes sabores

Pizzas para compartir en Banfield, de diferentes sabores

 Nace de la iniciativa de dos jóvenes emprendedores que junto con un gran equipo han creado un lugar que reúne la esencia del barrio de Banfield. Cada rincón determina un momento y construye una experiencia única. Un detalle, una historia. Son sabores, aromas y música que los harán disfrutar a través de los cinco sentidos. Su pizzería honra a Edward Banfield, un ingeniero inglés el antiguo Ferrocarril del Sud y fue creado por Facundo y Federico López con un llamativo formato de «estación de tren» con salas especiales y patio interno con tonos verdes que están en perfecto equilibrio con la arboleda de Zona Sur.

Dentro de sus especialidades, en su top tres está la que lleva el nombre de la pizzería, la «Edward» con salsa de tomate con cebolla semi caramelizada, pomodorini con oliva, boconccino, pettite suisse y ciboulette. Luego la clásica de rúcula y jamón crudo y en un tercer puesto, la napolitana.

¿Dónde? Rincón 302, Banfield.

Pizza Zën

La “provolone not alone”, una de las estrellas de Pizza Zen

La “provolone not alone”, una de las estrellas de Pizza Zen

Una propuesta diferente fuera de lo clásico, Pizza Zën fue creado por Roberto y Mateo Petersen y nace con el sueño de llevar a los hogares argentinos la pizza que hacen ellos los domingos en su casa: prendiendo el horno de barro a 450 grados, dejando levar los bollos 48 horas y utilizando harina orgánica integral, sin máquinas ni conservantes o aditivos. Con esto lograron una masa única: crocante y liviana.

Su top 3 son: «Margarita Love» con salsa de tomates orgánicos, mozzarella, queso Lincoln, Tomates Secos mendocinos, albahaca. La «Porto Smoke» con salsa de tomates orgánicos, mozzarella, hongos portobello, queso ahumado y la «Provolone not Alone» con salsa de tomates orgánicos, mozzarella, queso provolone, verdeo.

¿Donde? Contacto por las redes sociales @pizzazen en Instagram.

Almacén de Pizzas

Rúcula, jamón crudo y muzzarella

Rúcula, jamón crudo y muzzarella

Nació en el 2006 y revolucionó el mercado de la pizza con una gran variedad de sabores originales e innovadores. Siempre con los ingredientes más frescos y una carta que se renueva estación a estación.

«De Manolo & Francesca»: una original creación con salsa de tomates frescos, mozzarella, parmesano, jamón crudo, tomates secos y rúcula. La especialidad de la casa. Como segundo puesto, «Peperoni», una de las más pedidas por el público que busca sabores clásicos con un toque innovador y para el tercero, «Muzzarella», el clásico de las pizzas nunca falla y es una de las preferidas.

¿Dónde?  Mendoza 5334, Villa Urquiza. 

1980 Pizzería

Clásica de muzzarella

Clásica de muzzarella

Hace 10 años, los amigos Pablo Simondegui y Hernán Alonso comenzaron con la idea de tener un bar o un restaurante. En 2009, abrimos las puertas de esta pizzería justo en un local en el que había un almacén antiguo con vivienda y nosotros lo transformamos. Ahí ofrecen además de pizzas a la piedra, también empanadas y a pedido de su público, cerveza artesanal.

Entre su top tres están la fugazzetta rellena, la pizza de rúcula con jamón crudo y su pizza especial «A Raja Cincha» con panceta, verdeo y cuatro quesos.

¿Dónde? Belaustegui 3199, Villa del Parque.

Cincinnati

La pizza “Cincinnati” con burrata

La pizza “Cincinnati” con burrata

Ubicado en la Torre Bellini Esmeralda, Cincinnati propone un ambiente ideal para almuerzos laborales, cenas familiares o con amigos. Auténticas pizzas de estilo Napolitano y platos clásicos de la cocina italiana comandan su carta. De la mano del chef Atahual Flores se destaca en la elaboración de exquisitas pizzas de estilo Napolitano, de masa flexible y bordes inflados.

Sus especialidades son «Diavola» con pomodoro, salame italiano, mozzarella fior di latte y pepperoncino fresco, «Quattro Formaggi» con mozzarella, gorgonzola, boconccino y mascarpone o la «Cincinnati» con pomodoro, burrata, prosciutto italiano, tomate cherry y rúcula.

¿Dónde? Esmeralda 924, Microcentro. 

Buenos Aires Verde 

De masa integral con mix de vegetales

De masa integral con mix de vegetales

Una  alternativa orgánica vegetariana en Belgrano con un concepto de actual tendencia que se basa en respetar los principios de la alimentación inteligente, consciente y saludable desde hace más de 10 años. Se destaca por su cocina de autor elaborada con productos orgánicos y de estación, aplicando técnicas de cocina tradicional y buscando ofrecer comida vegetariana rica y sana, además de algunas opciones veganas y raw para promover el bienestar físico y menta.

Entre sus opciones, ofrece una imperdible Pizza Vegana, la Power pizza Buenos Aires Verde con variedad de vegetales frescos y asados, quinoa tabule, huevo vegan, tomates secos y olivas, terminada con queso de cajú ahumado, guacamole, pepinillos, rawmesan y mayonesa de chili.

¿Dónde?  Vidal 2226, Belgrano.

Il Capriccio

De rúcula, jamón crudo, aceitunas negras y queso parmesano

De rúcula, jamón crudo, aceitunas negras y queso parmesano

Hace 6 años abrieron una en Zona Norte, con la innovación presente en el día a día y  la combinación de distintos productos para ofrecerle a los clientes con lo mejor en calidad y servicio, en Olivos los caracteriza la «Pizza gigante» que se puede combinar hasta cuatro sabores y también empanadas fritas.

Dentro de las estrellas Panceta & Cheddar con Barbacoa, 2. Il Vesubio, 3. Jamón Crudo con rúcula y parmesano en hebras.

¿Dónde?  Mariano Pelliza 1965, Olivos.

Kentucky

La pizza de muzzarella, un clásico de Kentucky

La pizza de muzzarella, un clásico de Kentucky

La pizza es parte de nuestra vida. Está presente en cada esquina, en cada barrio, en cada ciudad. Kentucky desde 1942 recibe a sus fanáticos a la mañana, a la tarde o a la noche. Con la mano o con cubiertos. Parados en el mostrador o en la mesa con amigos. No importa como ni cuando, siempre es un buen momento para una pizza.

Dentro de su top tres están las de muzzarella, la napolitana y la de jamón y morrones.

¿Dónde? Av. Corrientes 1502, Microcentro.

Romario

Con salsa barbacoa y pollo

Con salsa barbacoa y pollo

Cuando los dueños crearon Romario tuvieron un objetivo claro: la experiencia es la clave, buscaron que se sientan en un ambiente que rompa con el esquema de las pizzerías tradicionales de la ciudad innovando tanto en el sabor de las pizzas como en el ambiente. Apuntado a los turistas y a un punto joven, es un clásico de Palermo.

Las estrellas de la casa se destacan: la de jamón crudo, salsa, mozzarella, bocconcini, rúcula y tomates cherry, la de pollo salteado en salsa barbacoa y mozzarella y también, la de mozzarella, romero, queso brie y cebolla glaseada.

¿Dónde? Fitz Roy 2109, Palermo.

Punto Pizza 

Bacon, cebolla y salsa barbacoa, queso cheddar, una pizza de Punto Pizza

Bacon, cebolla y salsa barbacoa, queso cheddar, una pizza de Punto Pizza

La historia de punto pizza se remonta a 1999 en Italia cuando su fundador, Luigi, se vincula con el negocio gastronómico. En sus años de trabajo en el viejo continente se convirtió en un entusiasta de la pizza al estilo italiano y las técnicas de gestión de las cadenas gastronómicas internacionales. Allí empezó a soñar con su emprendimiento y con la creación de una gran cadena de pizzerías. A fines del 2001 vuelve a la argentina y, en plena crisis local, decide instalar su primer negocio.

Las estrellas del lugar son: la de «pepperoni» con mozzarella y salame tipo americano, la «bacon cheese», también llamada burger pizza, de carne vacuna, tocino, cheddar, cebolla colorada, mozzarella, aderezo BBQ y la «chicken bbq», con pollo con salsa barbacoa, pimientos verdes, cheddar, panceta ahumada,mozzarella.

¿Dónde? Laprida 2157, Recoleta.

Pizzería Roma 

La de muzzarella con aceitunas verdes, un clásico que no falta en Roma

La de muzzarella con aceitunas verdes, un clásico que no falta en Roma

En 1953, unos visionarios gastronómicos, atento al movimiento y atracción que provocaba la calle Lavalle, calle que nace del puerto, montan un kiosco de venta de panchos sobre dicha calle, entre Suipacha y Esmeralda. El emprendimiento es un éxito. Deciden agregar mesas, un horno pizzero y así nace Pizzería Roma, que con el poco tiempo se convirtió, en aquel momento, en la pizzería más grande de Sudamérica. El 1 de mayo de 1958 hace su apertura el local con su actual nombre, y al poco tiempo se inaugura un nuevo salón en el primer piso del local. En las décadas del 60 y 70 se registra el auge de la clase media porteña. El público es entusiasta. A la salida de los cines, la cuadra de Lavalle parece una marea humana donde los que van juntos se toman las manos para no perderse.

Su top tres según sus dueños está compuesto por las clásicas que nunca fallan: la fugazzetta, la pizza de jamón y morrones y la especial napolitana.

¿Dónde? Lavalle 888, Microcentro.

Pizzería Ferronis

Fugazzetta rellena, un clásico de la pizzería de Caballito

Fugazzetta rellena, un clásico de la pizzería de Caballito

En el corazón de Caballito abre sus puertas una pizzería tradicional de ambiente acogedor.  Con más de 39 variedades de pizzas, se destaca la Fugazzetta rellena con su inigualable muzzarella y el toque casero que tanto gusta saborear en una pizza. Los pizzeros profesionales ofrecen un show de amasado a la vista, con dos hornos que hacen honor a una de sus grandes frases: «La pizza se puede hacer mal, bien o como en Ferronis».

Dentro de las estrellas de esta pizzería de Caballito están la fugazzetta rellena, la de muzzarella y la estilo ferronis.

¿Dónde?  Av. Rivadavia 5299, Caballito.

Porto Pizza

Mitad de huevo y mitad de rúcula, a gusto de cada cliente

Mitad de huevo y mitad de rúcula, a gusto de cada cliente

Nació en 1998 creció junto a la ciudad de Pilar,  y tienen ya más de 15 años de vida en este proyecto que crece año tras año. Con pizzerías en Capital y en Munro es conocida por todo el público joven. Ofrecen pizzas a la piedra y se pueden hacer mitades a gusto de cada comensal.

El top 3 de sus pizzas son la de rúcula, tomates secos,jamón crudo, como segundo puesto la fugazzetta rellena y la clásica «Porto Pizza» que cuenta con jamón, palmitos, morrones, huevo y muzzarella.

¿Dónde? Colectora Este Ramal Pilar 181.

Peñón del Águila apunta a cerrar 2019 con 18 franquicias

Fuente: Pulso Cervecero ~ La cervecería cordobesa Peñón del Águila tiene en la actualidad unas 14 franquicias, y apunta a sumar cuatro más en lo que resta del presente año, según publicó el portal Infonegocios.

De acuerdo con el artículo, el canal de franquicias se lleva el 40 por ciento de la producción cervecera de Peñón del Águila, mientras que la mayor porción, un 45 por ciento, se destina al canal de latas para retail. El 15 por ciento restante de la cerveza elaborada sale en barriles para otros bares.

Las franquicias de Peñón del Águila se encuentran en ciudad de Córdoba (tres), Carlos Paz, Tucumán (dos), Rosario (dos), San Rafael (Mendoza), Santa Fe, La Plata (dos), Castelar (provincia de Buenos Aires) y Palermo (Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

La Parrilla Don Aristóbulo de Jesús María y el restaurante Roux fueron destacados entre “las mejores experiencias gastronómicas del mundo”

Fuente: La Voz ~ Tal descripción fue aseverado por el libro Love & Clean Cutlery, editado a fines de 2018 en Nueva Zelanda.

El crítico italiano con residencia en Buenos Aires, Pietro Sorba, fue el encargado de elegir a los mejores restaurantes del país para la publicación. Y ambos establecimientos son administrados por cocineros cordobeses, nacidos y criados en Jesús María y en La Cumbre.

Juan José Garrido es el titular de la parrilla Don Aristóbulo (Ruta 9 Norte Km. 754). Heredero de la tradición parrillera de El Faro de Jesús María, en 2001 abrió su parrilla logrando excelentes comentarios hasta hoy sobre la calidad de su servicio.

El mismo Pietro Sorba los había incluido en su lista de parrillas favoritas del país (y del mundo) en un pequeña guía editada en el año 2012. “Carnes celestiales, puntos de cocción perfectos. Placer puro. Unas de las mejores parrillas del país”, aseveraba en la guía 150 Restaurantes que nunca fallan.

Lo cierto es que en Don Aristóbulo, lo mejor es dejarse llevar por el desfile de 14 cortes de ternera, cabrito y cerdo, con embutidos artesanales. Paso a paso, cada uno en su punto, redondean siempre una extraordinaria experiencia cárnica. Aquí se puede leer nuestra reseña sobre Don Aristóbulo.

“Estoy muy feliz, le prometí a mi viejo que hoy no está, que iba a llevar a Don Aristóbulo a lo máximo. Y con esto creo que ya sabe que le estoy cumpliendo”, dice Juan José, muy emocionado. Pasó por la redacción del diario con un tomo imponente de Love & Clean Cutlery.

Roux

Roux (Peña 2300, Buenos Aires), en manejado por el chef Martín Rebaudino, quien aprendió a cocinar en el restaurante de su familia, La Casona del Toboso, en La Cumbre. Muy joven se fue a estudiar a Buenos Aires y estuvo casi 20 años al frente de la cocina del prestigioso restaurante Oviedo, especialista en cocina española.

En ese lapso también se formó en España con los mejores cocineros de Europa. En 2014 abrió su pequeño restaurante, en el barrio Recoleta. Allí la especialidad son los pescados y mariscos, pero la sutileza en la definición de sabores los maneja con cualquier materia prima.

Martín también fue una de las figuras, con perfil bajo, del canal El Gourmet.com en su mejor momento. Se destacó desde muy joven en la cocina, ganando premios y pasantías en los mejores restaurantes españoles. Posicionó a Oviedo como uno de los mejores del país y luego hizo lo propio con Roux.

Se trata de una esquina elegante en Recoleta, donde se come de mil maravillas en un ambiente cuidado, una cocina de autor, con productos de primer nivel. Dice Martín: «La verdad me estoy enterando de esto por ustedes, lo cual habla de la seriedad del asunto. Pietro es un tipo serio y lo demuestra de nuevo con esto. Me pone muy contento de verdad, por mí y por el equipo de gente joven que trabaja y se mata para poner a Roux en este lugar de privilegio. Todos trabajamos para progresar y esto es un mimo al alma para todos nosotros, nos demuestra que vamos por un buen camino y que no estamos equivocando nuestra propuesta gastronómica».

Pietro Sorba también fue consultado: “Los restaurantes elegidos responden a los criterios que guían a esa publicación: elección cuidadosa de los proveedores de materias primas, buenas prácticas aplicadas, cocina de alto nivel, uso de producto del territorio de pertenencia, atención puesta en el tratamiento de los residuos, utilización de materias primas de bajo impacto ambiental, atención puesta en las buenas relaciones entre integrantes del equipo de trabajo, etc.  Son varios factores que intentan mirar un poco masa allá de una simple fórmula o propuesta gastronómica”.

El crítico italiano, fundamental en la ápoca de oro del canal ElGourmet.com, quién hace algunos años también escribió un libro sobre la gastronomía de Córdoba, agregó en sus redes: «Mucha satisfacción por este nuevo trabajo realizado a favor de la gastronomía argentina. Esta vez nuestros restaurantes llegaron hasta Nueva Zelanda y desde allí se darán a conocer a millones de lectores gracias a esta guía. 53 periodistas gastronómicos de todo el planeta eligieron a restaurantes de Asia, Australia, Europa, América Latina/Caribe, Oriente Medio, Estados Unidos y Canadá, que ofrecen experiencias profundas, golosas y sustentables. Los nuestros son 10 y se dividen entre Buenos aires, Mar del plata, Jujuy, Córdoba y Ushuaia», finalizó.

Reconocimiento

La Agencia Córdoba Turismo reconocerá a la parrilla Don Aristóbulo de Jesús María como atractivo turístico de Córdoba. «Es el primer restaurante que tiene semejante sello», dice Garrido. Se realizará un pequeño acto el 14 de junio, con la presencia del presidendte de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos, y del crítico italiano Pietro Sorba.

Para ir a probar

Don Aristóbulo. Ruta 9 Norte Km. 754. Reservas al (03525) 42-0374 y 44-2260.

Roux. Peña 2300, Buenos Aires. Teléfono (011) 4805-6794.

La cerveza Quilmes apuesta al retail y ya tiene bares propios

Fuente: Cronsita ~  Inaugurará cinco locales este año con una inversión de $ 30 millones. El primero ya funciona en Esmeralda y Lavalle. Si tienen éxito se expandirán con el modelo de franquicias.

La marca Quilmes hace una nueva apuesta al negocio del retail con la marca Quilmes, un modelo que la empresa ya conoce a través de otra de sus etiquetas, Patagonia.

Así, la apuesta que dio su primer paso en abril, es abrir cinco bares propios a la calle este año con una inversión de $ 30 millones. «Todo surgió de la experiencia del Parque de la Cervecería inaugurado en 1922 en principio como lugar de recreación para los empleados de la empresa», asegura Giannina Galanti Podesta, directora de la marca Quilmes.

Hace dos año la firma se hizo cargo del restaurante del parque, con capacidad para 500 personas, que había sido cerrado dos años antes luego de estar a cargo de concesionarios. «Le empezó a ir muy bien con 20.000 comensales por mes y quisimos abrir la experiencia a más consumidores», detalla Galanti Podesta.

El primer bar El Clásico de Quilmes, como se llaman, se abrió en abril en Esmeralda y Lavalle y el segundo se inaugurará este mes en Arenales y Agüero. Los mismos, además de ofrecer cerveza Quilmes –no venderá otras etiquetas de su portafoliotambién en su variedad tirada, tendrá una oferta gastronómica y servirán de puntos de venta del merchandising de la marca.

«Queremos que al entrar se respire Quilmes», expresa su directora. Y ya están en planes aunque sin locación aprobada tres locales más. «Queremos probar también un formato más chico», adelanta la ejecutiva.

Si la experiencia cumple con las expectativas la idea es expandirse a todo el país y no se descarta que sea mediante el modelo de franquicias.

«Se pensó el modelo de cero exclusivamente para Quilmes, una marca popular y transversal. Comida argentina, rock nacional y fútbol», asegura la encargada de la marca. Para ello, se formó un equipo especial de trabajo que se encarga de cada apertura en un negocio que no es el core de la empresa, el del retail. Encargados en encontrar locaciones de alto tránsito, responsables de operaciones que hagan posible que los bares tengan cerveza más fresca recién salida de la fábrica y sin pasteurizar, arquitectos y expertos en el negocio del retail, son sólo algunos de los perfiles que conforman el equipo.

Apuesta al consumo
«Con los bares no necesariamente aumentará el consumo. Por ahora son muy pocos», asegura Galanti Podesta, quien señala que esperan que el negocio sea redituable pero, además, buscan que la propuesta ayude a acercar a los consumidores a la marca y al maridaje, concepto que ya hace un tiempo viene trabajando la firma.

En la Argentina el consumo per cápita de cerveza industrial en 2018 fue de 45 litros, cercano al pico histórico de 45,5 en 2011. Si bien significó un aumento versus años anteriores, el dato es algo menor que el promedio de la región de 58 litros percápita, según información de Cerveceros Argentinos, que complementa la información: a pesar de la crisis la categoría premium se lleva el 20% de la torta.

A pesar del auge de los bares de cerveza artesanal, la responsable de la marca asegura que «hay lugar para todos». «Los Clásicos no se suben a esta moda, son complementarios y, por su estilo son bares que se podrían haber abierto hace 50 años», explica.

Si bien hay lugar para todos, según la Cámara de Productores de Cerveza Artesanal hoy existen unos 1500 productores artesanales registrados y la actividad creció un 40% en los últimos cinco años. El rubro hoy representa el 2,5% del mercado cervecero una cifra baja si se compara con el sector en los Estados Unidos país donde la cerveza artesanal significa entre el 15% y 17% del consumo de cerveza.

El restaurante que pasa del pulpo y la burrata a los chupitos en una noche

Fuente: La Nación ~ «Ustedes son de otro palo, ¿no?», me dice nuestro camarero mientras observo a su compañero avanzar entre los comensales bailarines sin camisa, con una bengala en la boca y disfrazado de Axl Rose. Es la una de la mañana de un sábado y Bagatelle acaba de revelar de qué se trata, mientras un rato antes parecía no ser mucho más que un restaurante bien puesto dentro del Hipódromo de Buenos Aires.

La sucursal argentina de la cadena de Remi Laba y Aymeric Clemente, que nació en Nueva York y se replica en Londres, Miami, St. Barth, Dubai, Rio de Janeiro, San Pablo, Punta del Este e Ibiza, está casi vacía a las nueve de la noche, excepto por una familia que va a pedir la cuenta algunos minutos después. Entre las luces cálidas, la blanquería y la cristalería clásica, y las cavas que exponen vinos en su mayoría franceses, son pocos los elementos que podría adelantar que Bagatelle no es lo que parece. En la entrada al salón, las marcas de labial en forma de besos podrían ser un primer indicio, justo antes de poder ver el cuadro que retrata a Diego Maradona coronado como un rey. Otra pista podría ser el camarero que, aunque de atención correcta, revela que es nuevo en el universo gastronómico cuando le pedimos sugerencias de la carta: «¿saben lo que es la burrata?», nos pregunta mientras nos sirve agua Evian. Mi amiga Agustina y yo nunca le decimos que no a una burrata y además elegimos los Gnocchi á la Parisienne (que en vez de una parisienne clásica llevan una salsa de trufa) y el Filet de Saumon Grillé. Aunque la carta está totalmente escrita en francés y Bagatelle se presenta como un restaurante de comida francesa contemporánea, con leer por arriba la carta se puede deducir que se trata de una selección de platos clásicos que pintan elegantes. Nada en el menú es un descubrimiento mágico o un sabor jamás probado. Los platos son frescos, ricos y cumplen con lo que prometen, pero de ninguna manera son la estrella de la experiencia.

Cuando nos adelantamos a la onda noventosa y vamos por el volcán de chocolate, el restaurante empieza a llenarse. A las nueve y media había llegado una de las pocas mesas de varones de la noche, y a las diez empiezan a entrar uno tras otro los grupos de amigas, en su mayoría de chicas de entre treintilargos y cuarenta. Le hago señas a mi amiga Agustina para que se de vuelta cuando llega un grupito que grita por todos lados «despedida de soltera». «Esas coronas no las compraron en Once, ¿no?», le digo. «¿Te das cuenta que somos las únicas dos mujeres en todo el restaurante que no nos planchamos el pelo antes de venir?», me dice mientras las luces empiezan a bajar y la música del DJ empieza a subir.

La previa

Después de pasar del vino a los tragos de la casa, ya me animo a indagar y le pregunto al camarero cómo se sumó al equipo de Bagatelle durante su apertura en noviembre. Entonces, la gran revelación: tanto él como los otros mozos varones, que son mayoría contra dos camareras, llegaron a través de una agencia de modelaje. Sí, son modelos. («¿No viste que todos son literalmente Ken, el novio de Barbie?», me dice Agus cuando el camarero se va y nos quedamos gritando en nuestra mesa). Algunos de ellos habrán descubierto hace poco qué es una burrata y puede que salpiquen un poco el vino al servirlo, pero eso no importa: según nos explica el camarero, la selección del personal privilegió que no tuvieran experiencia en el rubro. El corazón de Bagatelle es este elenco de infiltrados gastronómicos que con talento y simpatía vuelven posible la performance fiestera que empieza a ocurrir a partir de la medianoche, cuando el salón ya está estallado y casi no hay espacio entre mesa y mesa.

Con los primeros pedidos de chupitos arrancan las bengalas y los camareros pasan de despachar platos con pulpo a revolear las servilletas de telas sobre sus cabezas. Cuando el restaurante ya está a oscuras, empiezan a sonar remixes de todo hit radial de los 90 y 2000, como «Sweet Child of Mine» y «Oh, L’ Amour», y quedarnos sentadas como observadoras ya no es una opción. Le hago señas a mi amiga para que tratemos de imitar en nuestros pasos a las únicas chicas menores de 25 aparte de nosotras. En el Hipódromo, se baila un poquito, pero no se perrea ni de cerca. Kendall y Kylie, como las bautizamos para identificarlas, se sonríe entre sus amigas y mueven un poco los hombros sin alterar sus peinados. Cuando me las cruzo en el baño, le pregunto a Kendall por qué Bagatelle y no un boliche, o una fiesta. «Nos invitaron», me explica.

Al volver a mi mesa, el encargado le pone una mano en el hombro a mi amiga para consultarle qué tal la está pasando en su primera visita al restaurante. Al lado, el camarero vuelca un trago dentro de la boca de una de sus las clientas. «¿Las mojé?», les pregunta a las amigas. Mientras que las interacciones entre las mesas son escasas y el plan «levante» no termina de armarse, es lógico que Bagatelle sea un escenario perfecto para una despedida de soltera. Como nos había spoileado nuestro camarero al comienzo de la noche, se busca que la mayoría de las reservas sean de mujeres y, en concordancia, el servicio está protagonizado por el elenco estable que podría ser sacado de un desfile de Calvin Klein. Aunque nadie se desnuda como si se tratara del Golden, la performance solapada de espontaneidad, que llevan adelante con maestría, está recubierta de erotismo del que no te arruga la ropa.

A las dos de la mañana las cuentas llegan a las mesas sin ser pedidas y los camareros alternan entre cobrar y seguir bailando sobre las sillas. La última vez que veo a mi camarero está fumando un cigarrillo electrónico subido a los hombros de uno de sus compañeros y se inclina a tomar mi propina, mientras me despide con un beso en el cachete. Al salir hacia Libertador con Agustina estamos de acuerdo: puede ser que Bagatelle no esté dirigido a nosotras, pero decir que no nos divertimos muchísimo sería una mentira.

Restaurantes a puerta cerrada: comer como en casa

Fuente: Clarín ~ Cada vez más son más los chefs que optan por esta modalidad que gana adeptos no sólo entre turistas.

El mundo gastronómico renueva con frecuencia las tendencias y los estilos. Sorpresas culinarias que asombran a los paladares y que luego se esfuman lentamente. Digamos que pasan “de moda”, pero otras novedades quedan y se hacen más fuertes cada año. Ése es el caso de los restaurantes a puertas cerradas, una movida que surgió hace más de diez años y que sigue firme en su propuesta. Acaso por el atractivo de su intimidad protectora, por la buena cocina en muchos casos, o por cierto aire renovador para un segmento de los consumidores. El caso es que allí están, consolidados en una franja del mercado.

Es que abrir un restaurante a la calle es una ardua tarea que puede implicar el alquiler de un local y la contratación de personal sin tener la certeza de cuánto se va a vender o cuánto tiempo será necesario para que los números “cierren”. Se necesita de una fuerte cantidad de dinero para la puesta a punto. Tal vez sea ésa la razón más poderosa por la cual nacieron los “restaurantes” en livings y parques de las casas de los cocineros. Una opción para comer rico, casero o gourmet, en un ambiente calmo, sin bullicio y con atención más que personalizada.

Ivana Wadinowski y César Leaños abren las puertas de su casas para recibir a los comensales con asado y postres gourmet .

Ivana Wadinowski y César Leaños abren las puertas de su casas para recibir a los comensales con asado y postres gourmet .

Se encuentran ocultos en diversos barrios bajo la fachada de una casa. Algunos brindan su dirección en las redes sociales y otros la divulgan sólo bajo reserva. Es la magia de este estilo de comercios. El trato bien cercano y único con los dueños que abren las puertas de su casa a intrépidos desconocidos que buscan una nueva experiencia culinaria. Cabe destacar que no necesariamente son más económicos que los restaurantes tradicionales, suelen tener una oferta especial (menú de pasos) que se modifica mensual o semanalmente, y la capacidad es reducida. La idea es que los comensales disfruten de la visita sin apuros, paso a paso, con la tranquilidad de una sobremesa en la casa de un amigo, por lo cual no existe la rotación de mesas.

Aquí les proponemos un recorrido por seis barrios que, aunque a simple vista “no se vean”, cuentan con destacados restaurantes de este estilo que vale la pena conocer.

Un toque gourmet en Villa Crespo

Guillero De Saavedra Coria, en su casa-restaurante.

Guillero De Saavedra Coria, en su casa-restaurante.

Hace más de seis años que el cocinero Guillermo De Saavedra Coria decidió abrir las puertas de su hogar para transformarla en un lugar de encuentro llamado Toro 777. “Nuestra casa siempre estaba llena de amigos -comiendo, cenando o reunidos- disfrutando lindos momentos y placeres de la vida. En ese momento tomé la decisión de seguir haciendo lo mismo, pero compartiendo con gente nueva que busca un plan así, en una casa”, explica Guillermo. Sus más de 15 años de experiencia alrededor del mundo se ven plasmados en los menúes de cinco pasos que propone. Incluyen una copa de bienvenida, servicio de aguas durante la cena, café o infusión. También realizan eventos privados tanto en su casa, como en casas particulares, y fuera de los días en que están abiertos, se puede armar un menú especial para mesas a partir de seis personas. www.toro777.com ($ 990, incluye copa de bienvenida, agua y café)

Comida casera en Villa Urquiza

La propuesta de Entre Frascos (Andres D'Elia)

La propuesta de Entre Frascos (Andres D’Elia)

De cuatro a seis meses es lo que tuvo que esperar Fernando Gómez para que su proyecto se asentara y tuviera vuelo propio. “Estar presentes en diferentes plataformas y aplicaciones, como por ejemplo Cookapp, nos ayudó a difundir la experiencia, a tener reseñas, comentarios y puntaje, y el boca a boca también fue clave”, afirma Gómez. Entre Frascos está oculto en un PH reciclado en Villa Urquiza. Los frascos están presentes en todo el salón, desde las luminarias hasta en las mesas, y por supuesto, como contenedores de conservas, el hit de la casa. La propuesta es un menú de cinco pasos que cambia semanalmente. El salón, con capacidad para 18 personas, es familiar y acepta todos los medios de pago. Luego de la comida, se puede comprar toda clase de conservas y especias que vienen -obviamente- en frascos. www.entrefrascos.com.ar ($ 700, incluye copa de vino, cerveza o gaseosa)

Mesa compartida en Barrio Norte

Una mesa compartida, para fomentar la charla.

Una mesa compartida, para fomentar la charla.

Fueron uno de los primeros en imponer esta modalidad. Dan Perlman y Henry Tapia abrieron las puertas de Casa SaltShaker (Salero) hace catorce años con la idea de que los visitantes conozcan nuevos amigos y sobre todo puedan degustar buena comida y buen vino. A diferencia del resto, en los que se puede chequear la propuesta por la web, el menú (también de cinco pasos con maridaje) es una incógnita hasta que los clientes llegan. Todas las semanas la carta se renueva para conservar ese aire de sorpresa y encantador misterio al sentarse a la mesa. Dan aclara que les gusta mucho cocinar con frutos de mar y, como pista, deja entrever que generalmente al menos un plato puede ser en base a pescados o mariscos. Como que la mesa es única, se pide puntualidad para comenzar el servicio completo a los diez comensales. Trabajan mucho con turistas, por lo cual la web está disponible en idioma inglés y el precio es en dólares, pudiendo pagar en moneda local al cambio del día. www.casasalero.com ( US$ 80, incluye cóctel, cinco vinos en maridaje, agua, e infusión)

Cocina encriptada en Florida

En Florida, Vicente López.

En Florida, Vicente López.

La Loca Resto Bar 2020 abre sus puertas de miércoles a sábados a las 20.30 para ofrecer una propuesta que rememora los sabores de antaño. En un salón con ladrillo a la vista y mucha onda, se puede elegir qué comer como si fuera un restó a la calle. La carta ofrece ensaladas, pizza, pasta, carnes y pescados, más una opción proteica y otra vegetariana, especiales de la semana. Sonia Schwab y Patricio Guaita aseguran que los clientes buscan tranquilidad, intimidad, exclusividad, atención personalizada y sobre todo seguridad, ya que para ingresar primero hay que reservar el lugar; en ese momento se les brinda un código que luego será necesario para el acceso. Se puede alquilar el sitio para hacer eventos privados tanto empresariales como particulares, así como también comidas exclusivas para grupos. Abrieron hace pocos meses y ya el “boca a boca” está dando sus frutos, dicen. www.lalocarestobar.com.ar (a la carta).

Sushi y especialidades en Colegiales

Un living acogedor con buena comida.

Un living acogedor con buena comida.

“El estilo de nuestra cocina no se puede explicar con una palabra… hay siempre sushi, que es el clásico de la casa”, comenta el cocinero Tomás Bares, quien busca los productos más frescos y novedosos en el Barrio Chino de Belgrano. El menú comienza con appetizer, y sigue con tres pasos: una entrada (a elección entre tres platos), un principal que puede ser sushi o la opción de la semana (por ejemplo, pappardelles o carne) y un postre. El menú es semanal, aunque a veces se mantiene, según los productos de la temporada o de lo que pidan algunos clientes”, confía Tomás. El restó funciona dentro de una hermosa casona digna de revista de decoración, con un frondoso jardín y un acogedor hogar en el living. Hace cuatro años que inauguró casi como estaba la casa familiar, ahora, ya tiene una cocina industrial, un prolijo salón y tiene clientela fija. Como en todos, es necesario reservar. www.casabares.com.ar ($ 810, sin bebida)

Asado gourmet en Ezeiza

Asado gourmet, en el quincho

Asado gourmet, en el quincho

Y claro, el asado no podía estar fuera de esta moda. En un gran quincho con techo de paja con luz tenue y bossa nova de fondo, Ivana Wadinowski y César Leaños, reciben a los comensales con un aperitivo de cortesía, que como corresponde a una previa parrillera son un Fernet con cola o un Campari con naranja, cócteles que suelen anteceder las comilonas de los argentinos. Si bien la idea nació para mostrarle a los extranjeros las bondades del asado bien hecho, los comensales que asisten son de todas partes del mundo, y una buena parte son compatriotas. Para diferenciarse de las múltiples parrillas de la zona ofrecen asado a la leña gourmet, servido a la luz de las velas. Bruschettas, empanadas fritas, costilla grande con papas fritas y ensalada y postre. Si todavía queda lugar, se puede tomar un cafecito acompañado de un bombón artesanal. La oferta de vinos es corta, pero se puede optar por el servicio de descorche. Abre sólo los sábados por la noche. www.facebook.com/LaPasionDeRosas ($ 900 con bebida)

Desde sushi hasta asado, todo es posible en estos universos gastronómicos reservados, con una atmósfera diferente que ya se percibe apenas se cruza la puerta de entrada. Esa sensación intransferible de “estar como en casa”. Justo, de eso se trata.

🍳 Abrir chat
1
🍳 Te sumas a Gastrowapp?
🍳 Info Gastronómica
🍳 Hola! esperamos tu inquietud y/o envía un mensaje con la leyenda "me sumo" para incorporarte a Gastro Wapp, el sistemas de alerta diaria de Info Gastronómica (sin cargo)