La moda y el mundo gastro se unen en locales y experiencias pop up con toda la onda

Fuente: Cronista ~ Tomar un buen café de la mano de tu marca de indumentaria favorita es la nueva tendencia que tiene al disfrute como bastión. ¿Qué mejor que unir dos placeres en una misma salida?/Desde el local de Jazmín Chebar (y Narda) en Palermo hasta los pop ups de Blackmamba, entre otras opciones.

Gucci, Chanel, Ralph Lauren, Bulgari, entre otras, ya lo hicieron. Marcas de lujo que poseen cafeterías y/o restaurantes donde acercan la experiencia y los valores asociados a la marca a cualquier comensal. En el país, lo supo hacer hace más de 10 años, Wanama con su Biutiful Café. La propuesta más fresca es Café Jazmín. El spot de Jazmín Chebar con las delicatesen de Narda Lepes que abrió sus puertas hace un poco más de dos meses en Palermo Viejo.

«Los must de estas dos amigas, Jazmín Chebar y Narda Lepez, se fusionaron en la propuesta que acerca Café Jazmín, de una forma accesible e inigualable a la identidad de la marca. Para el que se quede con ganas de adentrarse más en el mundo de que propone Jazmín Chebar puede cruzar la calle e ingresar a la tienda de ropa…»

¿Qué hace de estas propuestas un éxito? «Hay mucha oferta dando vueltas. Instagram nos acerca a miles de lugares cancheros y con onda. Que por un lado está buenísimo, pero por el otro, les exige a los creativos detrás de las marcas estar constantemente pensando en nuevas formas de acercarse a los consumidores», cuenta Moira Grum, especialista en marketing. El desafío se encuentra en la propuesta y la clave en la experiencia.

1) Café Jazmín + Narda Lepes: rosa, rico e innovador. / El Salvador 4698 – Palermo Viejo.

Al llegar a la esquina de Salvador y Armenia, uno se encuentra con un local con mesitas en la vereda, toldos rojos, mucho fucsia, rosa, corazones y angelitos. Una estética inconfundible que nos remite a la marca de indumentaria femenina que le dio vida. El café es de especialidad, realizado en una Marzoco -también rosa-, y va acompañado de un menú que combina colores, flores y frutas. Para el team dulce es imprescindible probar el Flat Pink acompañado de la cookie de pistacho y frutas.

Los must de estas dos amigas, Jazmín y Narda, se fusionaron en esta propuesta que acerca, de una forma accesible e inigualable a la identidad de la marca. Para el que se quede con ganas de adentrarse más en el mundo de que propone Jazmín Chebar puede cruzar la calle e ingresar a la tienda de ropa.

2) Mamba Café: experiencias for Mambas.

Otra propuesta que sorprendió con su spot cafetero fue Blackmamba. Por un fin de semana en diciembre, existió el pop-up Mamba Café. «Una experiencia 100% Blackmamba – nos decía Meme Blanche, su creadora y directora creativa -, donde la idea principal era darles a los seguidores y amantes de Blackmamba, algo diferente.«

Esta vez la fusión fue entre la marca de ropa y Santal Café. Entre los dos, tomaron en una special edition, Espacio Pirámide (Virrey Loreto 2103, Belgrano). Todo, desde los cafés hasta las tortas y las cookies, estaba lookeado con el logo y la estética de la marca. Esta experiencia «for mambas», como la describían desde el staff, no es la primera incursión gastronómica que realizan. Sino que a principios del año pasado inauguraron la Brasserie Blackmamba, donde diferentes chefs presentaron una cena para sus clientas más cercanas. «La idea es nunca dejar de sorprender, de hecho ya tengo pensada la próxima experiencia», confesó Meme en la charla. «Parte del diferencial de Blackmamba es crear experiencias, y como directora creativa me apasiona explorar otros rubros, y no quedarme sólo en el diseño y la creación de prendas», le contó Meme a MALEVA.

3) RVR Café: el lado gastro de Revolver (con café de especialidad y vinitos en su patio escondido) / Malabia 1148 – Villa Crespo.

De la búsqueda por innovar en este rubro surgen también los concept stores. Espacios que combinan en un mismo lugar cafeterías y tiendas de ropa, entre otras cosas. Uno de los concept coffee más populares es Revolver, con su RVR Café, el cual hace dos meses incorporó el RVR Patio, «un pequeño bar de vinos en el patio de Revolver», lo describen sus dueños. Un lugar donde se conjuga la amistad, los intereses diversos, las ganas de aportar cosas nuevas, interesante y entretenidas para los consumidores de siempre. La idea fue «empezar a unir todos esos mundos que nos gustan y encontrar un lugar para cada uno», confirmaban desde el store. Además, muy seguido reciben «intervenciones» de estrellas de la escena como Damián Betular, Chica Pájaro y Germán Torres, entre otros.

4) Suma: el sueño de cinco amigos que combina moda, vinitos, café y muebles vintage. / Uriarte 1855 – Palermo Viejo.

Del mismo palo, la oferta más nuevita es Suma, un proyecto que se animó a dar un paso más y combinar gastronomía, moda, diseño de interiores y música en un mismo lugar. No son una marca de indumentaria con un café, ni un café que expone ropa colgada, sino que es un espacio donde conviven los sueños de cinco amigos. Suma en un café, un bar de vinos, es una tienda de ropa y de muebles usados. La música en vivo y las exposiciones de arte también dicen presente, ya que cada tanto, este store canchero con onda industrial funciona como la casa de diferentes pop-ups.

La experiencia es total.

Moda y cafés: ya sea que se encuentren en distintos establecimientos o compartan en mismo espacio – como también sucede en el aún reciente Sociedad Café del Bajo Belgrano (Sucre 860) o Vecino en Olivos (Rioja 3053) -, la calidad es uno de los principales motores en las propuestas. Esta resuena en todos los detalles: los cafés son de especialidad con blends especialmente creados para reflejar la identidad de las marcas, los chefs de categoría, los vinos boutique, con listas de reproducción y desarrollos decorativos que ayudan a reproducir la armonía y estética de las marcas de indumentaria detrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.