Día Internacional del Café: los 5 cafés notables de Buenos Aires

Fuente: Página12 ~ Por su trayectoria, arquitectura, tradición y antigüedad, la Legislatura porteña los declaró «patrimonio cultural» y los catalogó como los 5 «notables» de Buenos Aires. En el Día Internacional del Café, su historia y por qué vale la pena visitarlos.

Este sábado 1 de octubre se conmemora el Día Internacional del Café. Un plan ideal para celebrar esta fecha es visitar uno de los 5 cafés notables de la Ciudad de Buenos Aires para disfrutar de un clásico «cortado» o pocillo de café y algún acompañamiento dulce.

Muchas de estas cafeterías y bares donde la bebida caliente es la estrella funcionaron en el pasado como punto de encuentro para importantes músicos y artistas, o como espacio de debate de escritores y políticos. Además, por su por antigüedad, belleza arquitectónica o su relevancia local, son considerados como «notables» y forman parte oficial del patrimonio cultural de la ciudad

¿Por qué se celebra el Día Internacional del café?

La fecha oficial, fijada para el 1 de octubre de cada año, fue establecida en 2015 por la Organización Internacional del Café para homenajear a quienes se encargan de la recolección, lavado, secado, clasificación, tueste, cata y disfrute de este producto en diferentes lugares alrededor del mundo. También es utilizada para promover el comercio justo en el sector.

Se estima que Argentina se consume, en promedio, 1 kilo de café por persona al año, una cifra pequeña si se la compara con la yerba mate, cuyo promedio anual per cápita se encuentra entre los 6 y 7 kilos. Sin embargo, en los últimos años, la cultura del café ha ido creciendo en Argentina, con la aparición de cafeterías de especialidad, sommeliers y una actitud más exigente por parte de les consumidores.

Los 5 cafés notables de Buenos Aires

Bar El Federal. Para muchos, ingresar a este bar y café es como realizar un viaje espacio-temporal a la ciudad de Buenos Aires de fines del siglo XIX. En su interior, El Federal, en pie desde 1864, conserva un mobiliario tradicional y numerosos recuerdos de la cultura, la sociedad y la política porteña: publicidades y fotografías viejas, botellas de aperitivos, sifones de vidrio de color con cabeza metálica, una barra de madera con arco en alzada, mosaicos calcáreos originales, su antigua máquina registradora, chapas enlozadas y cuadros de varios referentes de tango -Roberto Goyeneche, Edmundo Rivero, Homero Manzi, Osvaldo Pugliese y Héctor “Chupita” Stamponi, por ejemplo-. Sin dudas, se trata de un emblema de identidad porteña y pieza arquitectónica esencial de Buenos Aires de más de 150 años de vida. El Federal se encuentra en el barrio de San Telmo, en la calle Carlos Calvo 599.

Café Margot. Presente desde 1904 en el barrio de Boedo, este «notable» hace honor al espíritu bohemio de los artistas de tango del barrio y la camaradería de sus vecinos. Por sus antiguos pisos de cerámica damero caminaron históricos nacionales, como el «Mono» Gatica, Alfredo Palacios y los intelectuales del grupo de Boedo, entre otros. En este café-bar no se puede dejar de probar el emblemático sándwich de pavita al escabeche y el strúdel de manzana. Café Margot se encuentra en Boedo 857

Bar de Cao. Se inauguró como una fonda en 1915, luego se convirtió en el almacén con despacho de bebidas “La Armonía”, administrado por los hermanos Cao. Con el aumento de su popularidad, varios intelectuales y figuras de la cultura argentina se sentaron en más de una oportunidad en sus mesas a tomar un «cortado», y así fue como se convirtió poco a poco en un emblema del barrio porteño de San Cristobal. Bar de Cao transmite la calidez de una casa de familia con la estética de un almacén con despacho de bebidas. Se sitúa en la calle Independencia 2400.

Celta Bar. Desde 1959 se puso en funcionamiento el subsuelo del café para dar inicio a incontables noches de música, baile, teatro y poesía. El “Café Concert” sirvió como escenario para shows de tango, jazz e incluso rock. Esta tradición se pudo rescatar con el Celta Concert, que da cita a destacados conciertos todos los fines de semana. Asimismo, el bar y café se encuentra decorado con varios retratos de artistas notables, publicidades y objetos antiguos, y otras reliquias de la idiosincracia porteña. Celta Bar se encuentra en Sarmiento 1701.

Café La Poesía. Situado en una esquina que fue inspiración para intelectuales, peotas, escritores, músicos y artistas. Entre las reliquias de este «notable» se encuentran el mural de Juan Manuel Sánchez, la galería con 120 retratos de maestros de las letras argentinas, el piano de principios del siglo XX, la chopera de bronce, las chapas con recordatorios en las mesas, el mostrador de madera y las colecciones de antigüedades, latas, botellas y sifones. Su dirección es Chile 502, en el barrio porteño de San Telmo.

Otros cafés y bares notables para visitar en Buenos Aires 

  • Bar Británico. Dirección: Brasil 399. 
  • Café Tortoni. Dirección: Av. de Mayo 825.
  • El Gato Negro. Av. Corrientes 1669.
  • Café El Hipopótamo: Brasil 401.
  • Bar Sur. Dirección: Estados Unidos 299.
  • Los 36 Billares. Dirección: Av. de Mayo 1217.
  • Café de Los Angelitos. Dirección: Av. Rivadavia 2100.
  • Café Las Violetas. Dirección: Rivadavia 3899. 
  • Café El Banderín. Dirección: Guardia Vieja 3601
  • Café Los Galgos. Dirección: Av. Callao 501.
  • Bar El Colonial. Dirección: Av. Belgrano 599.
  • Le Caravelle. Dirección: Lavalle 726.
  • El Progreso. Dirección: Manuel Montes de Oca 1700.

Día Internacional del Café: sabores con expertise para todos los gustos y un mercado en constante evolución

Fuente: Infobae – Desde la clásica taza de café con leche al boom del café de especialidad. Por qué es una costumbre que se reinventa para satisfacer a todos los paladares

Se toman 23.000 tazas de café por segundo en todo el mundo

El café existe desde hace más de once siglos y es la segunda bebida más consumida en el mundo, después del agua. Cada año se toman más de 960 mil millones de tazas a nivel mundial, lo que equivale a 23.000 tazas por segundo.

En la Argentina, su consumo viene creciendo año a año y, actualmente, se calcula un promedio anual de 208 tazas por habitante. La variedad más consumida en el país es el café instantáneo, para la cual el ritual del batido es muy importante, ya que el 85% de los consumidores eligen este método. A su vez, el 90% de los argentinos elige cortarlo con leche y un 50% lo endulza. El 90% de los argentinos elige cortar el café con leche

Los jóvenes que crecieron a la par de la aparición masiva de los coffee shops, buscan tomarlo personalizado y, preferentemente, eligen consumir cafés fríos e instantáneos. Por otro lado, los mayores de 35 años eligen el formato de cápsulas, ya que valoran la variedad y el hecho de poder replicar la experiencia de la cafetería en su casa.

El 90% de los argentinos elige cortar el café con leche (Getty)

El 90% de los argentinos elige cortar el café con leche (Getty)

Otra subcategoría de consumidor, más permeable a las tendencias, busca continuamente nuevos sabores y no duda en pagar un poco más para acceder a un producto diferencial. Por último, están los coffee lovers, quienes sitúan a la bebida como una parte muy importante de su vida y tienen conocimientos que les permiten reconocer y valorar aromas y sabores.

En los últimos tres años el café está viviendo una evolución que no para de crecer. A raíz de la pandemia de coronavirus originada en 2020, los consumidores buscan consumir en sus hogares el mismo café de especialidad que pueden encontrar puertas afuera.

Son los jóvenes quienes impulsan este rejuvenecimiento de la industria, llevando la taza de café a otro nivel: incorporando ingredientes como leche espumada, caramelo, chocolate, dulce de leche, o bien graduando la temperatura, e incluso llegando a incursionar en el arte latte.

Los jóvenes buscan cada vez más consumir en sus hogares café de especialidad

Los jóvenes buscan cada vez más consumir en sus hogares café de especialidad

Considerando la importancia del consumo de café en los hogares del país, como un ritual cada vez más arraigado y en constante crecimiento, la industria busca estar atenta a las necesidades y gustos de sus consumidores, apostando a nuevos negocios.

“Los productos de nuestra línea de café acompañan a los argentinos desde hace muchos años y, es por eso, que continuamente se busca expandir el conocimiento y expertise a nuevos segmentos para impulsar el desarrollo de la categoría y seguir creando futuro”, explica Sol Fernández Ballart, directora de Café de NESTLÉ.

Las tendencias en el sector del café con relación al producto y su servicio vienen marcadas por la sostenibilidad, la calidad y la conveniencia. Así se refleja en el informe bienal Fairtrade Consumer Insights, realizado por GlobeScan, donde más de la mitad de los encuestados aseguraron que durante el último año cambiaron sus opciones de compra a favor de empresas con sensibilidad manifiesta en torno a cuestiones relacionadas con la sostenibilidad económica, social o ambiental.

La industria busca estar atenta a las necesidades y gustos de sus consumidores, apostando a nuevos negocios

La industria busca estar atenta a las necesidades y gustos de sus consumidores, apostando a nuevos negocios

De acuerdo al informe de Globe Scan, los consumidores ven cada vez más en sus compras diarias, una forma importante de contribuir a la sostenibilidad global. Los consumidores que se inclinan por productos éticos y sostenibles son especialmente sensibles a estos temas y premian con su confianza a las empresas que dan respuesta a sus inquietudes en estos ámbitos.

Y así como los gustos de los consumidores modifican sus gustos y tienen nuevas exigencias en todos los aspectos del producto, también las empresas evolucionan para adaptarse a esta cultura sustentable, llevando adelante acciones que aporten valor a la comunidad.

Así surge por ejemplo “Con respeto hasta la taza”, una iniciativa de Nestlé que promueve el cultivo, la producción, el envasado y consumo con respeto, generando así un triple impacto: en los agricultores, en las comunidades y en el planeta.

“En Nestlé queremos que todos disfruten de una taza perfecta, con un café de origen responsable no solo en la actualidad, sino también a largo plazo. Tenemos el desafío de reinventarnos, de mejorar las prácticas y formas de trabajo con el objetivo de proteger el medio ambiente, para nosotros y generaciones futuras”, concluyó Ballart.

Primer “Guinness Bar” de Latinoamérica en Buenos Aires

Fuente: Rincón Bon Vivant ~ La tradicional cerveza irlandesa Guinness, que desde noviembre de 2021 se produce en el país, abre el primer “Guinness Bar” de Latinoamérica en el San Isidro Club (SIC).

La marca, que auspicia el Torneo de las Seis Naciones de Rugby, eligió al SIC como el primer club de rugby en la Argentina para sponsorear. 

Guinness volvió a la Argentina de la mano de Diageo y Rabieta, la Cerveza Artesanal Malcriada Argentina, que la produce en su planta de Pilar.

Guinness brinda a los socios del club la posibilidad de vivir sus #GuinnessMoment en el bar del club, el primer Guinness Bar de Latinoamérica. 

Además, participará en los partidos con activaciones especiales y beneficios especiales para todos los socios tanto en el club como en la tienda online Craft Moments.

“Nos enorgullece dar nuestro primer paso en el rugby argentino junto a un club histórico como SIC”, comentó Gonzalo Aguirre, gerente general de Diageo en el Cono Sur.

“Esperamos que el Guinness Bar se convierta en un lugar para conectar a las personas, donde los socios del club puedan compartir un momento Guinness con fanáticos y amigos de los clubes visitantes”, completó.

La receta de esta cerveza stout es descendiente directa de una elaboración de 1821, cuando Arthur Guinness II estableció instrucciones precisas para la elaboración de la Superior Porter. 

Su intenso y característico color negro es dado por un proceso de preparación que se asemeja al del café, donde los granos de cebada son tostados.

La compañía Guinness se estableció en 1759, cuando se firmó un contrato de arrendamiento por 9.000 años en la Cervecería St. James’s Gate en Dublín. 

Elaborada con cuatro ingredientes naturales (agua, cebada (malteada y tostada), lúpulo y levadura), Guinness se elabora en 49 países de todo el mundo y se vende en más de 150.

Café de especialidad: cómo reconocerlo y los mejores lugares para probarlo en Buenos Aires

Fuente: Clarín Gourmet by María Paula Bandera – En la Ciudad cada vez hay más espacios que lo ofrecen. Las claves de esta bebida cuya producción se cuida desde el grano a la taza.

El café ya no es lo que era. Si antes había acuerdo sobre su significado, de unos años a esta parte se sumaron dos palabras que complejizaron el asunto: “de especialidad”. Pero, ¿qué significa exactamente ese agregado? Y sobre todo: ¿cómo reconocer un auténtico café de especialidad?

En tiempos en que en todos los barrios proliferan emprendimientos que se autoproclaman como cafeterías de especialidad definir claramente ese término resulta crucial. 

Esas dos palabras se traducen en la taza casi como si fuera otra bebida, ya que, a diferencia de su versión clásica, esta ofrece variedad de aromas y sabores, y bajo amargor, entre otras virtudes. En la cualidades y el origen de los granos usados pero también en la forma en que se sirve el café se encuentran algunas de sus claves distintivas. 

Cómo reconocer un café de especialidad

El origen de los granos del café de especialidad es un dato crucial. Foto: Shutterstock

Para que un café alcance el rango de especial, un catador profesional certificado por el Instituto de la Calidad del Café (CQI) analiza sus cualidades sensoriales –aromas, retrogusto, acidez, etc.- y le otorga una calificación igual o superior a los 80 puntos.

La mayoría de los que se consumen en Argentina van de los 80 a 90 puntos. De 90 en adelante se consideran “excepcionales” y el precio es demasiado elevado para el consumidor local.

Los cafés de especialidad pertenecen a la variedad Arábica, a diferencia de los comunes que son de Robusta. Los amantes de esta bebida conocen este dato, por eso su atención se centra en las subvariedades –Geisha, Caturra, Bourbon, etc.- y en el país de origen, información que se indica en los paquetes o en las cartas.

Las cafeterías de especialidad suelen rotar de granos, las mejores, incluso, dan un paso más y ofrecen varios al mismo tiempo para que los clientes puedan elegir su perfil favorito. El café, cada vez más gourmet. Foto: Shutterstock.

Y aunque la mayoría aclara en el menú orígenes, variedades y descriptores de cada grano, cuando esa información no está a la vista, se le puede pedir al barista de la casa.

Otra diferencia: el servicio. El café y la leche se consumen a temperaturas más bajas para que el calor excesivo no tape la acción de las papilas gustativas y hay medidas específicas para cada tipo de café, un espresso, por ejemplo, contiene 30 ml.

No se trata de esnobismo, como aseguran los nostálgicos, sino de cuidar el proceso desde el cultivo hasta la taza.

Dónde comprar y tomar café de especialidad: algunos de los mejores lugares en Buenos Aires

Surry Hills Coffee Shop – Palermo

El café de especialidad de Surry Hills Coffee Shop.

Surry Hills Coffee Australia es una de las mecas del café de especialidad, tal es así que por esas latitudes, los menús de algunas cafeterías informan el origen del grano, el año de cosecha, sus notas de cata, etc.

Tati Weiman y Felipe Vessena se formaron como baristas en ese país y, de regreso a Buenos Aires, decidieron invertir sus ahorros para traer un poquito del espíritu cafetero australiano al asfalto porteño, así abrieron Surry Hills a fines de 2019.

Más allá de la estética cuidada del local y del servicio amable, debutaron con un café exclusivo que conquistó paladares. Se trata de un blend, al que bautizaron Albión St Blend, que combina granos de Etiopía, Colombia y Brasil.

“Casi todas las cafeterías de acá servían cafés de un solo origen porque se creía que los blends eran malos, algo falso y que comprobé empíricamente en Australia, así nació la idea de reivindicar al blend de calidad”, cuenta Felipe, quien desarrolló un montón de recetas hasta dar con al perfil que buscaba.

Para disfrutarlo en todo su esplendor, se recomienda pedirlo solo porque la leche siempre “tapa” sabores. Sin embargo, la Santísima Trinidad de los café lechosos -flat white, capuchino y latte- lidera el ranking de pedidos. Los cafés con leche lideran el ranking de Surry Hills

Surry Hills también fue pionero en trascender los croissant y la carrot cake para ir por platos más del estilo brunch. “Volvimos enamorados de los huevos benedictino, el Bacon & Egg roll… Sabíamos que la iban a romper. Por eso, junto a mis hermanos, que son chefs, le dimos a toda la propuesta una vuelta de rosca única”, detalla Felipe.

El Bacon & Egg roll sale en un esponjoso pan brioche y lleva panceta, huevos orgánicos revueltos, queso, kale crocante y el ingrediente mágico: barbacoa infusionada con naranja. Así, cada plato del menú que tiene su toque especial.

Jorge Luis Borges 1842, Palermo. Lunes a domingos de 9 a 20. IG:  @surryhillsbuenosaires

Kissaten – Retiro

La pastelería de Kissaten.

A Kissaten se llega por el boca a boca, nadie lo conoce de casualidad, y esa búsqueda tiene su recompensa en cada una de las aristas que hacen a un buen lugar: ambientación, calidad de la propuesta gastronómica y servicio.

Se encuentra sobre Arroyo, la calle más paqueta de la Ciudad, en el primer piso de la vinoteca y wine bar ProVinCia. Detrás de una puerta, una escalera de madera en forma curva, desemboca en un salón blanco, impoluto y regado de luz natural.

Reina una atmosfera zen, cualidad que agudiza los sentidos y hace de Kissaten una opción perfecta para entregarse al placer de descubrir aromas y sabores en una taza.

Ofrecen entre 5 y 6 orígenes diferentes, todos al mismo precio. También distintos métodos de filtrado y hasta una preparación inusual: una infusión de cáscara de café. El impoluto salón de Kissaten.

La tranquilidad del ambiente sumada a la amplitud de opciones y al servicio atento, hacen de Kissaten un buen plan para iniciarse en el universo del café de especialidad.

Cuando se trata de dar la bienvenida a este mundo, Louise Martins, barista encargada del lugar, sugiere: “Empezar por los cafés que tienen un perfil sensorial más básico, como chocolate, nueces, avellanas, algo que conocemos todos. Y también los que son de baja acidez”. Aunque, como aclara la experta, “la acidez es un atributo” en los paladares novatos puede resultar algo invasiva.

El local cuenta con un tostador, donde Louise se entrega a la tarea meticulosa de probar distintos perfiles de tueste según las características que quiera destacar en cada grano.

A la hora de las comidas, mandan las preparaciones dulces. El brownie y el alfajor de almendras relleno de dulce de dulce de leche no fallan. Además, hay dos tortas del día.

Venden café para llevar y algunos accesorios para armarse un kit barista hogareño, desde artículos de bazar hasta una prensa francesa.

Arroyo 826, Retiro. Lunes a viernes de 10 a 19. Sábados de 10 a 18. IG: @kissaten.tostador

AVG Electric Café – Palermo

Avg Electric Café es una apertura reciente.

El nombre alude a lo eléctrico, pero en la playlist de este lugar suenan los pajaritos. Es que AVG Electric Café se encuentra en el ex Paseo de la Infanta, frente a los lagos de Palermo y rodeado de verde natural, una característica que reforzaron con plantas altísimas de estilo selvático.

Trabajan con granos de Colombia y de Brasil provistos por Café Registrado, pero están en pleno desarrollo de su propio blend. Como acaba de abrir, todavía tienen varios planes en carpeta, como sumar filtrdos y cold brew antes de fin de año.

Si bien están en un espacio masivo, sirven el café a la temperatura indicada y respetan otros preceptos de las cafeterías de especialidad: “Tratamos de dar el café como nos gusta tomarlo a nosotros, y eso hace que tratemos de ‘evangelizar’ de buena manera, contando todo lo que sabemos del mismo”, explica Nicolás Igot, director de Marketing. En Avg Electric Café trabajan con granos de Colombia y de Brasil.

Aquí también el flat White lidera el ranking de pedidos, le siguen el espresso y el americano.

A la hora de las comidas, los amantes de los huevos están de parabienes porque los ofrecen en múltiples versiones, desde los clásicos revueltos hasta varios tipos de omelettes. Si la idea es hacerlo más sustancioso, se puede optar por los Huevos Electricos, que se sirven sobre pan de papa y llevan huevo poché, jamón natural, salsa Mornay y ciboulette: una delicia.

Av. Infanta Isabel 110, Arco 9, Palermo. De miércoles a lunes de 9 a 19. IG: @avgelectriccafe

Negro Cueva de Café – Retiro y sucursales

Negro Cueva de Café es un pionero: abrió hace 7 años.

Negro tuvo la difícil tarea de evangelizar el café de especialidad allá por 2015, cuando poca gente sabía de qué se trataba el asunto. Y para hacer más titánico el desafío, abrieron el primer local en pleno microcentro porteño, en una época en esa zona estaba poblada por oficinistas ocupados, es decir gente que buscaba un café para despertarse y ya.

Pero a fuerza de buen servicio y sobre todo, un gran producto en taza, lograron instalarse y crecer. Hoy el panorama cambió y hay muchas cafeterías que se autodenominan de especialidad solo por el tipo de granos que ofrecen, algo que para Fernando Lozano, alma mater de Negro y dueño también de Fuego Tostadores, es inadmisible.

“Va mucho más allá de la materia prima. Esa es la primera pata, tienen que ser buenos granos con un buen tueste; otra pata es el barista, la figura que ejecuta la taza y hace que el café logre su máxima expresión, y la tercera la tecnología, la maquinaría, la calidad de los molinos, ninguna de esas tres patas puede fallar”, asegura. Negro Cueva de Café tiene seis sucursales.

Trabajan con un grano colombiano de la región de Huila que se caracteriza por sus notas cítricas, su aroma dulce y su acidez balanceada, es decir no es un café plano, pero tampoco tiene una acidez alta. La mayoría lo pide con leche. “El café más pedido es el flat White, en nuestras cadenas más del 80% de los clientes pide café con leche, ya sea de origen vegetal o animal”, resume Fernando.

Acaban de inaugurar un nuevo local en Manduca, el paseo gastronómico del Paseo La Plaza, para eso se aliaron con Cuadra, que se ocupa de todo lo que es panificados y bollería.

Tienen seis sucursales y la carta de comidas varía según el lugar, pero en casi todos cuentan con buena variedad de pastelería y almuerzos livianos, con wraps a la cabeza. Para esta primavera están trabajando en una línea de sándwiches de focaccia.

Marcelo T de Alvear 790, Retiro. Cabrera 4977, Palermo. Suipacha 637, Tribunales. Av. Córdoba 359, Centro. Tucumán 1327, Centro. Av. Corrientes 1660 (Paseo La Plaza), Centro. Consultar días y horarios en IG: @cafenegrook

Americano – Belgrano y sucursales

Americano, el «Disney cafetero» para quienes buscan variedad.

Americano abrió sus puertas en enero de 2020 como una cafetería de especialidad, pero con propósitos mayores: reducir el impacto ambiental y promover el desarrollo social en la comunidad.

Entre otras iniciativas, implementaron un programa de compostaje y Residuo Cero junto al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y capacitaron a las mujeres que integran La Cocina Justa –un grupo autogestionado de Monte Chingolo- para que desarrollaran su emprendimiento; hoy, el alfajor de algarroba que venden es elaborado por ellas.

Y aunque todo eso no se perciba en la taza o en el plato, saberlo invita a un disfrute mayor.

En Americanotrabajan con cafés de especialidad de diferentes tostadores y ofrecen casi todos los métodos de filtrado. Eso lo cataloga como el Disney cafetero para quienes buscan variedad. El local de Belgrano de Americano.

Otro sello fue la apuesta fuerte a la cocina, ya que uno de los co fundadores, Peter Drinan, es un gran cocinero, generoso a la hora de deleitar con sabores y texturas.

Para los argentinos el café es la excusa para juntarse a charlar y eso invita a comer. En otros países, el café es una rutina de la mañana para cargar energía y seguir. En Estados Unidos, la mayoría de las cafeterías de especialidad no ofrece carta de comida, abren temprano y cierran a la 1 o 3 de la tarde”, explica Tali Bek, compañera de vida de Peter y cofundadora.

Si bien la carta cambia cada temporada, ya hay hits que no se tocan, como el Breakfast Wrap – huevos revueltos, queso, pesto de pistacho y cilantro, tomate y kale- y la Cachapa, un pancake salado de maíz relleno de mozzarella y manteca de lima.

Otro plus, el salón del Belgrano es amplio y super luminoso, tiene mesas individuales, espacios en la barra y también en la vereda.

Santos Dumont 3479, Chacarita. Echeverría 1550, Barrio Chino. Chacarita, abierto de lunes a viernes de 9 a 19. Belgrano, todos los dias de 9 a 19. IG: @americanoba

Día del aperitivo: una tradición española que busca imponerse

Fuente: Perfil ~ Ante el aumento del consumo, un grupo de bartenders argentinos impulsa el festejo cada 18 de septiembre, como es habitual en España. Hoy se piden aperitivos para cualquier ocasión y en cualquier momento. En bares especializados, hay nuevos cócteles basados en vermuts que tienen sabores muy originales.

Clásicos o nuevos, puros o diluidos, prealmuerzo o en medio de la noche, con amigos o en solitario. Como sea, el consumo de aperitivos en Argentina sigue creciendo en busca de ser un clásico. O, de hecho, de «volver» a serlo. Y aunque salta de generación en generación en este momento está en plena expansión. Así es que hasta un grupo de bartenders locales impulsa el festejo, cada 18 de septiembre, del “Día del Aperitivo” a la Argentina.

Esta acción –basada en el marketing– se apoya en una movida que ya se está volviendo un clásico de la industria gastronómica española: el día del aperitivo que se arma  alrededor del consumo de bebidas y tapas antes de las comidas, para “abrir” el apetito. Ante este éxito español algunos dueños de bares y restós en Argentina están tratando de localizar este festejo.

“En Argentina tomarse un aperitivo antes de las comidas ha sido un clásico que llegó a  principios del siglo XX de la mano de los inmigrantes italianos”, le cuenta a PERFIL Matías Jurisich, productor de este tipo de bebidas y Embajador de Malasangre, un bar especializado en vermuts. Y aunque en España el aperitivo se asocia al picar y compartir pequeñas porciones de diversos alimentos, en nuestro país esa conducta quedó más asociada a tomar ciertas bebidas alcohólicas, de sabor amargo, que buscaban abrir el apetito antes del almuerzo o cena.

Se piensa que el concepto evolucionó de la palabra “aperitivus”, que se traduce como “que tiende a abrir”. Y en la Argentina el “aperitivo” quedó asociado a un puñado de clásicos: el Fernet, el Cynar, el Negroni, el Campari, la Hesperidina, el Aperol Spritz y el Pineral, entre algunos otros

¿Por qué estos y no otros? Jurisich tiene una teoría: “A los argentinos nos gustan las bebidas amargas, porque nuestro paladar suele estar adaptado desde chicos al mate. Y por eso tienen éxito los aperitivos amargos con alcohol, a punto tal de que somos uno de los países donde tenemos mayor consumo per cápita de esta categoría de bebidas”.

El gusto por lo amargo es algo significativo ya que los aperitivos sigue teniendo esa característica aunque se los rebaje con cola, jugo de naranja u otros “diluyentes”.

El auge de los aperitivos clásico ha hecho que, en los últimos tiempos, algunos productores pequeños estén innovando en los sabores de estas bebidas. Según Jurisich “hay gente elaborando aperitivos artesanales con variantes sobre los clásicos. Por ejemplo variantes de aperitivos de naranjas o de Fernet. Otros están desarrollando nuevos sabores a caballo de un Aperol y un Campari”. También se están ofreciendo, en bares especializados, nuevos cócteles basado en vermuts y aperitivos que tienen sabores muy originales.

Otra de las costumbres locales que están en pleno desarrollo es el momento del consumo. Es que, según Jurisich, “mientras que en Europa se sigue consumiendo el aperitivo antes de las comidas, los argentinos ya no solo lo hacen en ese horario clásico, ni para “abrir” el apetito. Hoy se piden aperitivos para cualquier ocasión y en cualquier momento”. Aunque, eso si, como se suelen tomar rebajados, la graduación alcohólica de nuestras versiones suelen ser menores que en otros países.

Y, finalmente, otra innovación es que se están ofreciendo como aperitivos algunas opciones originales, como ciertos vinos espumantes o blancos solos.

5 bares porteños para disfrutar los mejores aperitivos

Fuente: Ámbito ~ La Ciudad de Buenos Aires cuenta con muchos espacios gastronómicos que ofrecen una excelente coctelería de autor. Por eso, te traemos una lista imperdible para disfrutar de una experiencia inolvidable.

Cada 19 de septiembre se celebra el Día Mundial del Aperitivo, una cultura arraigada en nuestro país, pero traída en los barcos por los inmigrantes desde Europa.

Desde las bebidas creadas en el viejo continente por artesanos y botánicos con recetas centenarias, algunas nacidas desde la búsqueda de alguna pócima medicinal que disfrutaban nuestros abuelos a la evolución y revolución en la producción artesanal y coctelería que disfrutamos nosotros, mucho ha sucedido y merece una celebración. Por eso, te traemos 5 bares porteños para celebrar esta fecha.

Dónde se puede disfrutar de los mejores aperitivos

Mil y Pico

En Mil y Pico se le rinde culto a la pizza a la parrilla, bien finita y crocante en versiones clásicas y otras contemporáneas. La propuesta del conocido chef Danilo Ferraz, que incluye empanadas originales inspiradas en cocinas del mundo, se completa con una breve carta con algunos cócteles clásicos y de autor que son ideales como «abrebocas» para iniciar este recorrido de sabor.

No puede faltar un buen vermut como el Clásico M&P (Cinzano Rosso, soda y una rodaja de naranja de garnish). Pero hay otros que se pueden probar como el Campari Tonic (Campari, agua tónica Schweppes, hielo y rodaja de naranja), el gin tonic Gordon’s (agua tónica y rodaja de limón o pepino para un final aromático y fresco), el clásico Aperol Spritz o un Cynar Julep.

  • Dirección: Avenida Dorrego 1194, Chacarita, y Avenida de Los Incas 5499, Parque Chas.

Mil y Pico

Cosi Mi Piace

Conocida como la cantina de Palermo, Cosi Mi Piace propone un recorrido por la auténtica cocina italiana e invita a probar sus distintivas pizzas romanas de masa delgada y crujiente “sin cornicione”. Además, su amplia carta sugiere aperitivos perfectos para degustar en su cómodo salón, mesas en la vereda o pintoresco patio con adoquines al aire libre.

Para acompañar una buena conversa y abrir el apetito, se lucen cócteles como el Gin Tonic con pepino y pimienta, el Aperol Spritz con espumante y soda o su versión original de Campari Spritz con Campari, espumante y un golpe de soda. También está el Carpano Rosso con pomelo, el Cynar Tonic con pomelo y limón o el tradicional Fernet con gaseosa negra.

  • El Salvador 4618, Palermo.

Cosi Mi Piace

Growlers

El reconocido bar de espíritu urbano y artístico fusiona una gran variedad de estilos de cerveza con una sabrosa cocina casera en locales de estética callejera. Sus locales suman más de 150 canillas donde rotan las mejores cervezas artesanales del país seleccionadas por sommeliers especializados, pero además desde hace un año incorporaron recetas propias de cócteles tirados y aperitivos como vermú, Aperol spritz y Campari, a partir de almíbares, distintos tipos de destilados, entre otros, muy cuidados desde el origen de la producción hasta el preparado del cóctel en barra con “tinturas”, frutas disecadas, entre otros productos.

Un destacado de esta línea es el vermú tirado que ofrecen en colaboración con la marca Cosas Imposibles, y que se prepara con soda de ananá y menta, lo cual lo hace de alta tomabilidad durante cualquier época del año. También se ofrece en formato de lata de 254 ml para llevar a casa o tomar en el local.

  • Avenida Santa Fe 1430, Recoleta / Doblas 857, Caballito / Gurruchaga 1450 esq. Pje. Cnel. Cabrer, Palermo / El Salvador 5602, Palermo Hollywood / Cuba 2202, esq. Mendoza, Belgrano / Perón 489, San Nicolás (Microcentro) / Olleros 3750, Chacarita.

Growlers

Hierro

El restaurante conjuga tres elementos distintivos de la cocina argentina: carne, hierro y fuego. Bajo estos pilares, la parrilla sostiene un atractivo diseño y una destacada oferta gastronómica con foco en carnes maduradas puertas adentro y cocidas a las brasas.

Su menú completamente artesanal se acompaña de sabrosas preparaciones a base de vegetales orgánicos de estación. Una interesante coctelería de autor completa la propuesta, entre la cual no podían dejar de destacar los cócteles a base de aperitivos como el Vueltero con vermouth Único Rojo, ron dorado, jengibre, Club Soda y tomillo fresco; la receta propia del Cynar Julep con Cynar, menta fresca, lima, almíbar, Gordon´s London Dry Gin y Citrus Schweppes. Un espacio que cuida todos los detalles con el fin de llevar a sus comensales a vivir una experiencia única.

  • Boulevard del Mirador 220, Nordelta, y Costa Rica 5602, Palermo.

Malasangre

El bar despliega desde la imponente barra una coctelería de autor premium que tiene el alma de los aperitivos que se disfrutaban en Buenos Aires en el siglo pasado, pero con toda la frescura y actualidad que nuestros tiempos demandan y la excelencia que brindan las cinco etiquetas exclusivas Malasangre: Mítico, Torino, Ruby, Rojo y Blanco.

  • Avenida Cramer 2704.

La cafetería escondida donde se respira arte: tiene un jardín hermoso y las tortas más deliciosas

Fuente: Cronista ~ Cafeterías y restaurantes hay muchos, pero pocos son los que te hacen sentir en medio de un oasis. Conocé otra de las perlitas ocultas del conurbano.

El conurbano bonaerense esconde muchos tesoros y perlas escondidas que merecen ser descubiertas. Para que la exquisitez de sus sabores y la belleza se sus paisajes no sean disfrutados solo unos pocos afortunados hay que mencionar aunque sea algunos de estos lugares

El Nido es una cafetería de Lomas de Zamora que combina el arte y la cultura con degustaciones culinarias que traspasan los sentidos. Brinda un espacio ideal para pasar el día o la noche, en días de sol o de lluvia, ya que el interior de su local es tan bello y agradable como el jardín escondido que tiene al aire libre. 

El Nido en Lomas de Zamora.

Además de los talleres y la agenda cultural que ofrece, El Nido tiene el espacio y la ambientación perfecta para realizar cualquier tipo de evento. Se puede alquilar el lugar para actos particulares o realizar reservas de mesas amplias para celebrar cumpleaños o distintos festejos en el horario que atiende la cafetería.

Su jardín interior tiene palmeras, flores y vegetaciones. Las mesas y sillas del patio están sobre una tarima de manera y suelo de piedras rupestres. Sentarse a disfrutar de una tasa de té o café en ese ambiente genera paz y tranquilidad, además este sector cuenta con una anfitriona muy particular, la gatita Lola, que se pasea entre los comensales. 

Cafetería El Nido.

qué se puede comer en el nido

Las bebidas que se pueden pedir del sector cafetería son diferentes variedades de café, té, chocolatadas o jugos frutales, que sus precios van desde los $ 300 a los $ 550. Para acompañar hay trufas de chocolate a $ 350, cuadraditos dulces de $ 200, distintas variedades de croissant y distintos tipos de tortas, entre otras cosas. 

La cafetería El Nido.

Además, dentro del menú hay promociones de meriendas y desayunos completos que cuestan entre $ 420 y $ 1200. Tiene opciones saludables, veganas, sin tac y brunch para dos o más personas accesibles a todos los bolsillos. 

Para almorzar, el lugar ofrece una carta variada con entradas, ensaladas, distintas variedades de pizza, comida mexicana, hamburguesas y sándwich, pero los más destacados son las arepas. 

Desayunos, almuerzos y meriendas en El Nido. 

La masa de las arepas tienen la cocción justa y tienen distintos rellenos. Las porciones vienen con dos unidades y sus precios van desde $ 1500 hasta $ 1800.   

Talleres en el nido

Los talleres que se realizan en El Nido son de baile, teatro, fotografía, escritura creativa para adolescentes y adultos, dibujo, pintura, yoga para adultos, alfarería, pastelería para niños y astrología. Además se dictan clases de diferentes instrumentos musicales

Talleres de arte en El Nido.

DÓNDE SE ENCUENTRA

El Nido se encuentra en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora en la calle Manuel Castro al 478. Atiende de lunes a sábados de 8 a 21 y los domingos de 10 a 20 horas. Para realizar reservas pueden contactarse por medio de su perfil oficial de Instagram @elnidoarte. Es un lugar ideal para visitar con un grupo de amigos, en familia o en pareja.

El «Bar de Conti» cumple 102 años y sigue a cargo de la familia que lo fundó

Fuente: La Capital ~ Una pareja de inmigrantes italianos lo instaló en Vélez Sarsfield y Monteagudo, Refinería. Su nieto continúa hoy con ese legado.

En la esquina de Monteagudo y Vélez Sarsfield se encuentra el local conocido como “El Bar de Conti”, que en octubre cumplirá 102 años. Es uno de los boliches más antiguos de la ciudad, atendido por la tercera generación de la familia que lo fundó. Alberto Conti llegó con su mujer Margarita de Italia, en 1920, y ambos se asentaron en Refinería, uno de los primeros barrios obreros de la ciudad, donde decidieron abrir el local que perdura hasta hoy. Además de servir café, el lugar fue almacén de ramos generales, boliche, cervecería y local de ropa. Esas mesas y sillas vieron pasar la historia de la ciudad y fueron testigos de las transformaciones de una de las zonas de Rosario que más cambió.

En la década del 20 el bar llevaba el nombre de “El boliche de Berto”, pero como el dueño era Conti, se lo conoce hasta hoy como “el Bar de Conti”.

Alberto y Margarita abrieron el local como bar y almacén de ramos generales. En ese momento, el barrio estaba especialmente concurrido por los trabajadores del ferrocarril y del puerto.

“Llegaba gente de todo el mundo y venía a tomar café y a comer al bar”, recuerda Adalberto, el nieto de Alberto, quien hoy está al frente del negocio. Tanto él como su papá crecieron en esa esquina y sus vidas transcurrieron entre esas mesas. “Mi papá nació y murió acá”, cuenta Adalberto, rememorando los relatos de su padre, quien le contaba que en aquella época veía pasar gente de todo el mundo. “Su vida fue este bar y la mía también, porque estoy acá yo desde que tengo memoria”, afirma orgulloso de que el emprendimento familiar haya superado los 100 años.  

Alberto falleció prematuramente y su hijo se hizo cargo muy joven del bar, junto con su mamá Margarita. “Era una mujer muy brava, imaginate que manejaba el bar al que venían obreros y portuarios”, relata el nieto, quien decidió cambiarle el nombre al bar hace unos años y bautizarlo con el de su abuela. De hecho, hoy el local se llama Margarita Conti, en nombre de esta mujer que gerenció el negocio hasta que se murió.

Durante las décadas que pasaron, en el bar se fueron haciendo modificaciones, sin embargo, hasta el día de hoy perduran cuatro mesas originales, la barra, los pisos y el cielo raso.

Además de las puertas y ventanas de doble hoja que llegan hasta el techo, en el bar se exhibe una vieja fonola que supo amenizar el bar en los primeros años, y en la parte de atrás hay una antigua fideera, donde se guardaban los fideos frescos cuando existía el almacén de ramos generales.

Por otra parte, detrás del mostrador, que también es original, se encuentran decenas de botellas que muestran el paso del tiempo, porque muchas de ellas ya no se fabrican y hoy forman una vidriera de recuerdos.

Cuando Adalberto se hizo cargo del negocio le puso su impronta. Hasta 2002 fue almacén y bar, después lo refaccionó para que fuera solamente bar.

Las ventanas vieron pasar generaciones y sobre todo fueron testigos de los grandes cambios que tuvo el barrio Refinería. “Este bar era una parte más de las casas de los vecinos. Acá se juntaban los hombres a tomar su vermú y las mujeres venían a hacer las compras en el almacén. También se jugaba mucho a las cartas”, rememora el hombre de 47 años.

Con el tiempo, las costumbres cambiaron, las industrias se mudaron de zona, el barrio modificó su fisonomía y el bar empezó a ser un lugar de paso para los trabajadores hasta que después llegó el emprendimiento del gran centro comercial. “Cuando empezó la construcción del shopping todo cambió mucho. Al mediodía se llenaba el bar, venían a comer todos los que estaban trabajando en la construcción del lugar”.

“En 2010 lo habilité como boliche y empezamos a traer bandas de música, y se podía bailar en el local”, relata el hombre que durante años trabajó día y noche, junto con su esposa Perla, que le puso el hombro al negocio desde el primer momento.

“En 2016 cerré la noche porque me cansé, es muy desgastante, además ya tenía otro emprendimiento y pusimos un local de ropa en el mismo bar”, expresa el nieto de Margarita, quien empezó a ofrecer sobre todo desayunos y meriendas en el local.

Dos años más tarde habilitó un patio trasero del bar y abrió un patio cervecero. “Empezamos con los happy hours y se prendió mucha gente, pero vino la pandemia y cerramos. Lo que nunca se frenó fue el bar porque nos adaptamos y empezamos con la modalidad del take away y vendíamos comida”, manifiesta satisfecho de haber podido mantener el negocio.

Hoy Adalberto tiene proyectos y piensa continuar con el bar, pero a partir del año que viene lo transformará en panadería, bar y pastelería, para adaptarse a los tiempos que corren.

Su hija y su esposa también trabajan allí, pero su hijo decidió seguir la pasión por el fútbol.

El Concejo municipal, en 2020, declaró al local como “Bar Histórico” y Adalberto prepara un gran acontecimiento para celebrarlo.

Los 10 mejores lugares para tomar café de especialidad en Buenos Aires

Fuente: iProfesional ~ Además de una rica pastelería y otras preparaciones saladas, estas cafeterías tienen una oferta extra que las hace sumamente atractivas.

Haycafeterías que ofrecen mucho más que café de especialidad. Además de una rica pastelería y otras preparaciones saladas, tienen una oferta extra que los hace sumamente atractivos.

A continuación, te damos una selección de algunas de las cafeterías que más nos gustan.

10 lugares para tomar el mejor café en Buenos Aires

1. Cafetería Azul

El pequeño mostrador de Azul ofrece café de Puerto Blest

Ubicado en la entrada de la tienda de ropa Harvey & Willi’s, el pequeño mostrador de Azul ofrece café de Puerto Blest de distintos orígenes con algunas cosas ricas para acompañar. Ideal para una parada rápida mientras estás paseando. Los fines de semana suele haber pop ups con pasteleros invitados y música para veredear un rato que anuncian en su IG. El Salvador 5078, CABA.

2. Cafetería Bombonazo

El café se prepara en una jarra de cobre sobre arena caliente.

En esta cafetería armenia se utiliza una técnica peculiar para hacer el café: en una jarra de cobre se prepara sobre arena caliente. Suele haber distintas versiones como alguno con miel y canela o con naranja y chocolate. Además, tienen una selección de delicias armenias como el típico postre Mrjnabuyn; el megrobf, una torta muy esponjosa de miel y crema, o el conocido baklava. Salguero 1952, CABA.

3. Cafetería Kissaten

Kissaten es una cafetería blanca, de estilo japonés

Casi un speakeasy cafetero, escondido en el primer piso de un wine bar en una de las calles más lindas de Buenos Aires. Hay que tocar un timbre, atravesar PRO.VIN.CIA (el wine bar) y subir una escalera. Recién ahí, entramos en Kissaten, una cafetería blanca, de estilo japonés, donde preparan unos excelentes filtrados con cafés de distinto origen que también pueden comprarse para llevar. Arroyo 826, CABA.

4. Café LO FI

Es como una cafetería vintage pero con un gran producto

Este café de Caballito es uno de los preferidos del barrio desde que abrió. Vende cds de jazz, hay muy buena música y hasta han hecho jornadas de ajedrez. Usan café de Puerto Blest que podés comprar en granos o molido para el tipo de cafetera que prefieras. Es como una cafetería vintage pero con un gran producto. Arengreen 690, CABA.

5. CIMA Café Club

Tienen un centro de Bike Fit para dejar la bici perfecta para la rodada

Cada vez más gente se suma a la movida biker y eligen a bicicleta no solo como medio de transporte sino como deporte y estilo de vida. Y en Cima tienen un punto de encuentro ideal porque además de poder tomar un café de Fuego tostadores cuando terminan la rodada, pueden comprar ropa de Magenta y tienen un centro de Bike Fit para dejar la bici perfecta para la rodada. Miller 4312, CABA.

6. Cafetería Negro + Cuadra

La cafetería Negro sumó la pastelería de Cuadra

La Av. Corrientes venía muy castigada con la pandemia y la aparición de Manduca, un pasaje gastronómico en el Paseo La Plaza le inyectó vida y movimiento. Entre los locales que abrieron está la cafetería Negro que sumó la pastelería de Cuadra para ofrecer una propuesta completa: teatro, café y algo para disfrutar. Av. Corrientes 1660, CABA.

7. Cafetería Yunga

En cafetería Yunga, toda la propuesta es sin tacc y vegana 

Rodeado de plantas y flores, Yunga es un oasis cafetero en el medio de un vivero. Toda la propuesta es sin tacc y vegana y tienen, además de pastelería, una buena carta de platos salados. Un buen lugar que justifica el viaje. Chubut 406, Villa Rosa, Pilar.

8. Cafetería Cuervo

La cafetería permite disfrutar café y algunas cosas ricas

En el campo de polo abrió Bocha, un paseo gastronómico con una gran variedad de espacios para comer al aire libre. Uno de ellos es Cuervo, la cafetería de especialidad que montó una barra donde disfrutar de su propio café y algunas cosas ricas como alfajores de maicena, brownies y hasta hamburguesas. Av. del Libertador 4096, CABA.

9. San Café

Edgar Kuda abrió está cafetería de aires y preparaciones japonesas

Al lado de su omakase, Edgar Kuda abrió está cafetería de aires y preparaciones japonesas, ideal para meterse en el mundo poco conocido de la pastelería nipona pero con ciertas licencias para que sean más amables al paladar argentino. Hay manju, una masita tradicional cocida al vapor y rellena de poroto rojo; taiyakis y dorayakis rellenos de matcha pero también de nutella y de dulce de leche, y el tradicional sando. Paraguay 3511, CABA.

10. Café PROA

La cafetería de la Fundación PROA suele estar llena de turistas y entusiastas del arte

Con una de las vistas más pintorescas de La Boca, la cafetería de la Fundación PROA suele estar llena de turistas y entusiastas del arte que fueron por un café luego de visitar alguna muestra o de recorrer el barrio. El café es de Lavazza, la comida es muy buena, en especial la pizza, y es recomendable reservar, en particular un fin de semana. Av. Pedro de Mendoza 1929, CABA

Éxito de público y negocios cafeteros en Argentina

Fuente: Exigí Buen Café ~ En pleno auge del café, la feria Exigí Buen Café, le mostró al mundo que Argentina pisa fuerte en el abanico de  opciones y tendencias de avanzada dentro de la industria cafetera local.

El concepto innovador de Exigí Buen Café, la gran acogida del público y los resultados obtenidos;  han logrado consolidar esta nueva edición de la única feria argentina que abarca toda la cadena tecnológica, industrial, y sensorial de la industria de cafés de calidad. Una propuesta que abarca el universo que va de la planta a la taza.

Tecnología cafetera, cafés de calidad, abanico de baristas, negocios, nuevos expositores, jugadores internacionales que aterrizan con productos y soluciones cafeteras al país;  cafeterías de especialidad, coctelería con café y asombro por descubrir nuevos sabores fueron algunos de los conceptos que estuvieron presentes en la 8º Feria Exigí Buen Café que se llevó cabo el pasado 22 de agosto en todos los salones del partner local, el Four Seasons Hotel.

Para celebrar el regreso después de dos años de pandemia, la organización de la Feria mejoró la experiencia a sus más de 4000 visitantes y decidió expandir los espacios de circulación y ganar metros tanto para los espacios de exposición como para las actividades de la feria.

El abanico cafetero de Argentina y Latinoamérica estuvo representado en un mismo lugar con una treintena de expositores que ofrecieron sus propuestas cafeteras invitando con espressos y filtrados a un público cada vez más conocedor, emprendedor y exigente del mundo cafetero. Exigí Buen Café fue el marco en ellos tuvieron la posibilidad de conversar, hacer negocios, aprender e intercambiar ideas en cuanto a mejorar las experiencias de consumo.

Danna Camila García González 1º Premio. Barista ganadora del Concurso Nacional de Baristas Exigí Buen Café. Se gana un viaje a Carmo Coffee

Al mismo tiempo, amantes del café, baristas, restauranters y propietarios cafeterías de especialidad, que llegaron del país: Mar del Plata, Corrientes, Rosario, Santa Fe, San Luis, Córdoba y La Pampa, también disfrutaron con las charlas, participaron de los talleres, conocieron las últimas tendencias y aplaudieron a los 24 baristas y bartenders concursantes de los tres concursos que se sucedieron en la jornada ferial.

Hubo dos escenarios donde se realizaron los tres concursos, y de donde los baristas preparaban los cafés con las máquinas y los molinos de Faema.

La barista ganadora del 8vo Concurso Nacional de Baristas fue Danna Camila García González, quien trabaja en la cafetería Viva Café. El gran premio recibido es un viaje de Carmo Coffee, productor de café de Brasil, para formarse en sus haciendas cafeteras de Carmo de Minas (Brasil), región donde se producen los granos de mayor calidad del país vecino. También recibió una Cafetera Digital Mocca Peabody y un set de tazas italianas IPA de Volf, diseñadas para cafés de especialidad. El segundo premio fue para la barista Nadina Sorrentino Notario que recibió una pava eléctrica barista más jarra y filtro de café de Pabody y el set de tazas italianas de especialidad de Volf

Héctor Uzcaregui, ganador de la 3º Competencia de Latte Art Exigí Buen Café

En el 3er Torneo de Arte Latte, los baristas mostraron sus mejores habilidades al crear diseños con leche. El ganador fue Héctor Uzcaregui, quien forma parte del equipo de Americano Café, y sorprendió en la final con su figura de cisne y el diseño de autor.  

Al promediar la mitad de la jornada, comenzó el Torneo de Café y Espirituosas, en el que los bartenders elaboraron un Irish Coffe con crema Milkaut y un creativo cóctel de autor donde debían utilizar café y Tía María. El ganador fue Laureano César Muñoz, integrante de la barra del restaurante Oh No Lulú, quien sorprendió con su cóctel “Tía Lulú”. El bartender y el lateador que se consagraron también obtuvieron premios de Volf y Peabody.

Cóctel del 3º Torneo de Café y Espirituosas

Durante una sola jornada, en Exigí Buen Café, el Auditorio NotMilk, la leche vegetal creada por un algoritmo,  recibió una docena de charlas y workshops a cargo de expertos que se centraron en los distintos aspectos que rodean al café: modos de procesamiento, tecnología para prepararlo, asesorías para quienes abren su primer cafetería; herramientas para baristas, la importancia del comercio justo, lo fundamental de la limpieza en la elaboración del espresso, o cómo hacer crecer el negocio sin perder calidad.  

Probar Brasil, Main sponsor de Exigí Buen Café, difundió su propuesta de intercambio cultural gastronómica que llegó de la mano Cambras (Cámara de Comercio, Industria y Servicios Argentino- Brasileña) y que junto a Carmo Coffees difundieron la excelencia del café de Brasil, mayor productor de granos del mundo.

Se vienen nuevas acciones, y sorpresas antes de fin de año…..Esten atentos a las redes de exigibuencafe.com