San Valentín en CABA: restaurantes ofrecen menús por pasos para disfrutar de la noche más romántica del año

Fuente: Ámbito – Diversos restaurantes de la Ciudad de Buenos Aires ofrecen un marco único para vivir la noche del 14 de febrero a puro sabor y amor. Conocé a dónde ir con tu pareja.

El Día de los Enamorados es la fecha más romántica del año. Cada 14 de febrero miles de parejas celebran el amor mediante diversas formas: ya sea a través de un gesto, un detalle, una comida o algún que otro regalo. Si esta vez buscas tener un plan distinto, original, rico y en un espacio con toda la onda, no te pierdas el siguiente listado de restaurantes ubicados en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) que ofrecerán menús especiales por San Valentín. Conocé más.

¿Dónde celebrar el 14 de febrero en CABA?

Fierro Hotel

Fierro Hotel invita a las parejas a celebrar el Día de San Valentín con una exclusiva comida en su restaurante. La experiencia, diseñada para disfrutar de una noche especial en un ambiente íntimo y acogedor, contará con un menú de tres pasos creado especialmente por el renombrado chef Edward Holloway:

  • La picada: jamón serrano español con tomate, vitello tonnato y croquetas de pollo y hongo con salsa de ají amarillo.
  • Risotto de langostinos.
  • Paleta de Cordero Patagónico, cocida durante 12 horas, con papines andinos y vegetales asados.
  • Selección de quesos de cabra y dulces.
  • Ganache de chocolate, crocante de nuez, helado de frambuesa.
  • Brindis y Petit Fours.
  • Incluye maridaje de vinos, agua mineral y café.

Precio por persona: $48.000.

«Este menú especial para San Valentín busca crear una experiencia que celebre el amor a través de un recorrido de sabores. Cada plato fue creado con pasión y creatividad para cautivar los paladares de las parejas que eligen compartir este momento especial con nosotros”, señaló Holloway.

  • Dirección: Soler 5862, Palermo Soho.

El Casal de Cataluña

Este clásico se ubica en el edificio histórico, debajo de un maravilloso vitreaux de 1880 que acompaña la escalera de honor del histórico edificio. Allí, las especialidades son las tapas: callos, pan tumaca, boquerones e infinidades de auténticas tapas que te hacen sentir por momentos como en Barcelona.

El restaurante ofrece “cuina” catalana. Se trata de una opción culinaria diferente y de alta gama que plantea un menú inspirado en una gastronomía, como la cocina catalana, que fue declarada Patrimonio Cultural. Y en este Día de los Enamorados, El Casal propone compartir una típica paella para dos personas.

  • Dirección: Chacabuco 863, San Telmo.

Himitsu Kichi

En esta ocasión especial, Himitsu Kichi presenta un menú degustación elaborado para celebrar el amor, en una noche que combina buena gastronomía y ricos vinos. Al mando de Esteban Leira, el restaurante ofrece una propuesta de omakase con foco en la calidad y el sabor del producto, en creativas combinaciones.

Siempre en evolución, su cocina reinterpreta las raíces de la gastronomía japonesa con la utilización de ingredientes frescos y la ejecución de técnicas milenarias. Para esta noche de San Valentín, ofrece un menú degustación para dos que guarda un cuidado equilibrio entre la comida, la ambientación y el servicio:

  • Degustación Tiradito.
  • Degustación Ceviche.
  • Degustación Nigiris.
  • Degustación Rolls.
  • Postre.
  • Agua.
  • 1 botella de vino.

Precio por pareja: $70.000.

  • Ubicación: Costa Rica 5198, Palermo.

L’Adesso

El prestigioso Leonardo Fumarola, oriundo de La Puglia, ofrecerá un menú de cuatro pasos a elección con preparaciones de mar & tierra diseñadas especialmente para agasajar a los enamorados. La propuesta incluye una botella de vino cada dos personas, agua libre y brindis, por $33.000 por persona (10% de descuento en efectivo). Algunas recetas incluidas son langostinos con burrata, hinojos, naranja y aceitunas negras; pappardelle de cacao con ragú de tres carnes; y una degustación de postres de chocolate.

  • Dirección: Fray Justo Santamaría de Oro 2047, Palermo.

Pepito

Pepito es un clásico bodegón porteño, ubicado en la calle Montevideo a metros de la concurrida avenida Corrientes, repleta de teatros, artistas y personas de todo el mundo. El restaurante vio pasar a centenares de artistas, políticos, deportistas y personajes varios de la farándula argentina, como Julio Chávez, Carmen Barbieri, Los Nocheros, Rodrigo, entre muchos otros.

Aquí las milanesas son S, M y L. Para San Valentín, Pepito sugiere -dentro de sus 11 opciones de milanesas- el tamaño L para compartir (si la pareja es de buen comer). Todas vienen con guarnición.

  • Ubicación: Montevideo 383.

La Mar

La prestigiosa cebichería del afamado chef Gastón Acurio invita a degustar platos fuera de carta, que estarán disponibles únicamente el 14 de febrero. Como principal, la chef ejecutiva Astrid Acuña se lucirá con el tiradito Bombay-Buenos Aires, compuesto por pesca fresca del día marinada en leche de tigre de cerezas y leche de coco, chutney de cerezas, chalaquita de apio y tomate, láminas de rábano y mix de hierbas. De postre, se sugerirá la Guanábana Enamorada, una delicada mousse de guanábana con centro de pomelo, base de sablé de almendras y pomelo, y baño de chocolate, acompañada de un sorbete de limón. Para maridar, la head bartender Brenda Asís presentará el cocktail La Licorita, con Hesperidina, brandy, almíbar de cereza y canela, limón, naranja y clara de huevo.

  • Dirección: Arévalo 2024, Palermo.

Milión

Milión es un espacio que reúne mucho más que una propuesta gastronómica. Se trata de una experiencia integral que permite recrear la vida en una casona señorial de Buenos Aires de los años 20, con espíritu descontracturado y moderno, y al mismo tiempo, disfrutar de ricos platos y cócteles en un jardín de ensueño.

La casona, que presenció décadas de elegancia y tradición, fusiona una atmósfera cálida y vanguardista, transportando a sus invitados al encanto de otra época, siendo el escenario ideal para que los enamorados celebren su día. Para esta ocasión, el chef de Milión diseñó el siguiente menú exclusivo:

Abreboca

  • Crocante de trucha con salsa Buenos Aires (reducción de soja con azúcar).
  • Copa de espumante de cortesía.

Entradas (a elección)

  • Ceviche veggie: cubos de pepino y hongos en leche de tigre veggie con cebolla morada, cilantro, jalapeño, maíz cancha, granos de choclo y boniato glaseado (Apto celíaco).
  • Langostino Furai: langostino apanado en panko frito con salsa de maracuyá.
  • Vino.

Principales (a elección)

  • Osobuco braseado al Malbec: osobuco en larga cocción al Malbec con puré de arvejas (Apto celíaco).
  • Pesca a la plancha: con ensalada de mix de verdes, vegetales asados y queso rallado.
  • Raviolón: de espinaca relleno de cabutiá y castañas de cajú en salsa de crema, salvia y manteca con queso gratinado.
  • Vino.

Postres (a elección)

  • Volcán de chocolate: volcán fundido con corazón de chocolate en salsa de chocolate, frutos rojos, crocante, cacao y helado de americana.
  • Flan de Misso: flan clásico infusionado con misso (pasta de poroto) con crema y/o dulce de leche y helado de pistacho.

Precio por persona

Opción 1

  • Con una bebida (agua, gaseosa, cerveza) + copa de espumante de cortesía ($26.000).

Opción 2

  • Cena + maridaje (3 copas de vino por pasos) + botella de agua + copa de espumante de cortesía ($30.000).
  • Dirección: Paraná 1048, Recoleta.

Aldo’s Restorán

El elegante restaurante del sommelier Aldo Graziani tendrá una noche a puro jazz, a cargo de la encantadora Grisel D’Angelo. Mientras, se podrán degustar grandes vinos por copa o botella, con un 25% de descuento. Para maridad, la carta brinda platos de impronta ítalo-americana creados por el chef Leo Azulay, como los cappelletti de stracciatella con aceite de trufa y parmesano; el risotto bien mantecado con hongos, queso duro de oveja y pimienta molida; y el tiramisú con mascarpone, cacao bien amargo, bizcochos savoiardi y café.

  • Dirección: Arévalo 2032, Palermo.

Todo Brasas Polo

El nuevo restaurante especializado en carnes de Bocha Polo abrirá sus puertas a las 20 para brindar tres menús especiales de tres pasos cada uno, creados por el chef Pablo Antoyán. Uno de ellos, es vegetariano. El valor es de $35.000 por persona, con una copa de espumoso incluida. Entre las preparaciones sugeridas, habrá una provoleta estacionada con vegetales y ajo crocante; un carpaccio de res con mousse de palta, y un ojo de bife con caponata siciliana, entre otros platos.

  • Dirección: Campo Argentino Polo, Palermo. (Acceso peatonal: Av. del Libertador 4096).

Munchi´s

La empresa pionera en la elaboración de cremas heladas con leche de vaca jersey invita a celebrar San Valentín con sus bombones helados bañados en chocolate que vienen en tres únicos sabores: Crema Jersey, Dulce de Leche y Menta sin tacc. Comprando dos potes de diez bombones cada uno, te llevás una de regalo. La promoción estará vigente del 12 al 14 de febrero de 2024 en todos locales.

La Pescadería

El restaurante de mar del chef Charly Díaz, celebrará con un menú libre, disponible de 20 a 23. Incluye un piqueo de mar, frescos ceviches, piezas de sushi nikkei, pescados a la parrilla y platos elaborados que se podrán degustar sin límites, por $25.000 por persona. Además, habrá 2×1 en todos sus cócteles, como el Oasis (ron blanco, jugo de ananá, limón, almíbar y Amaretto) y el Qué Julepe (pisco, Cynar, huacatay, jugo de pomelo, limón y almíbar. También estará la posibilidad de pedir platos a la carta.

  • Dirección: Crisólogo Larralde 1716, Nuñez.

Casa Seis

El nuevo bar de vinos de Chacarita tendrá una selección de cuatro vinos que se ofrecerán por copa para acompañar con su propuesta de “platitos” de autor. Una sommelier profesional guiará a los comensales a la hora de elegir el maridaje ideal.

  • Dirección: Guevara 495, Chacarita.

Chungo

La mítica heladería artesanal festejará el día del amor del 14 al 16 de febrero, con un 2×1 en cucuruchos. Una opción perfecta para disfrutar en cualquier momento del día y probar alguno de los gustos sugeridos para la temporada veraniega, como el flan con dulce de leche, la mousse de maracuyá, el mascarpone con frutos del bosque y la pera al agua.

  • Dirección: Av. San Isidro 4598, Saavedra y más sucursales.

Seibo

Este pintoresco restaurante brinda una novedosa propuesta de cocina criolla a base de plantas, en un salón inspirado en los paisajes del norte argentino. El 14 de febrero, tendrán un menú para compartir, compuesto por buñuelos de espinaca rellenos de queso de almendras; sorrentinos caseros con masa de remolacha, rellenos de ricota de tofu y cebolla caramelizada, en una salsa blanca con hierbas; un postre del día a elección, y una copa de vino, jugo natural o agua, todo por $50.000 por pareja.

  • Dirección: Azcuénaga 1876, Recoleta.

Viejo Patrón

La parrilla que ofrece destacadas carnes de pastura a las brasas recibirá a los enamorados con una copa de vino rosado. Una opción ideal para maridar con algunas de las entradas mediterráneas de la carta y continuar con algunos de sus exclusivos cortes de carne de 750 gramos o 1 kilo, pensados para compartir. El menú también incluye minutas, pastas caseras y otras preparaciones de impronta mediterránea.

  • Dirección: Av. Larrazábal 502, Liniers.

Tori Chipchi

En el restaurante del talentoso chef peruano Raúl Zorrilla, a partir de las 20 habrá una banda invitada que tocará ritmos latinos en vivo. Mientras, se podrá degustar su famoso pollo a la leña, que es la especialidad de la casa, o bien piezas de pollo frito, anticuchos a la parrilla y el infaltable arroz chaufa. Para beber, tendrán dos cocktails especiales elaborados con ingredientes afrodisíacos.

  • Dirección: Av. Corrientes 3158, El Abasto.

BOBA

La exclusiva hamburguesería BOBA (Burger Organic Buenos Aires), especializada en carnes de pastura 100% orgánicas, se une a los festejos con un combo fuera de serie: dos hamburguesas especiales de San Valentín (con suaves panes rosados de elaboración propia, dos medallones “smashed”, doble cheddar, lechuga, tomate y aderezo casero), dos cervezas tiradas y un milkshake rosado para compartir (helado de americana con frutos rojos y salsa de frutilla).

  • Dirección: Av. Caseros 464, San Telmo.

Merienda

Esta atractiva cafetería de especialidad tendrá 2×1 durante todo el día en el tentador Milkshake de Red Velvet; y 2×1 de 16 a 20 en todos sus cócteles, como el original Palermo Sour (con licor argentino, Hesperidina y jugo de pomelo rosado) y el clásico Gin & Tonic (con gin, agua tónica y botánicos naturales). Su menú deleita con recetas clásicas de la cocina argentina, como titas caseras, la típica merengada artesanal, palmeritas en tamaño XL, pepas de maní con corazón de frambuesas, medialunas de manteca de 80 gramos y croissants de masa madre.

  • Dirección: Uriarte 2106, Palermo.

Ninina

Quienes celebren San Valentín en el reconocido restaurante artesanal y café de especialidad, recibirán unas cookies caseras de obsequio. Se trata de unas galletas de vainilla con un baño de chocolate al 70% cacao, hechas con productos naturales, sin aditivos ni conservantes. Un dulce perfecto para acompañar con sus cafés de especialidad, a base de granos seleccionados de productores de Bolivia, Colombia y Brasil.

  • Direcciones: Gorriti 4738, Palermo; Holmberg 2464, Villa Urquiza y Museo Malba, Barrio Norte.

Día de los Enamorados en Mendoza

Centauro

Centauro -un nuevo restaurante que figura en la Guía Michelin- celebra el amor con una propuesta que sólo puede concebirse bajo los influjos de tan misterioso sentimiento. Para conmemorar esta fecha tan especial, se diseñó un menú con pasos individuales y compartidos, acompañados de cinco maridajes, en línea con su reconocida alta cocina. El precio por persona es de $59.000.

  • Dirección: Perú 1156, Ciudad de Mendoza, Mendoza.

Cautivó a Suiza con sus empanadas, pero volvió al país para cumplir un sueño y la Guía Michelin lo sorprendió

Fuente: TN – Agustín Brañas nació en Buenos Aires, pero emigró a Gstaad para vivir “en un cuento de hadas” y cocinarles a magnates, aristócratas y miembros de la realeza que vacacionaban alrededor de las mejores pistas de esquí. Tras varios años, regresó para apostar a la Argentina y logró en menos de un año que su restaurante tenga un lugar en la lista de recomendaciones más importantes del mundo.

Gstaad es desde hace décadas una de las ciudades más lujosas de Europa. Magnates, aristócratas, miembros de la realeza y hasta las celebridades más top del mundo se refugian en sus encantadores refugios alpinos para disfrutar cada invierno de las mejores pistas de esquí de Suiza. Pero, además de sus cientos de kilómetros para esquiar, esta región cuenta, por supuesto, con hotelería y gastronomía imbatible.

Argentinos hay en todos lados y en los Alpes suizos no podían faltar. Agustín Brañas, es un chef que supo cómo deslumbrar durante años cocinando al asador y, sobre todo, las empanadas que enloquecían a los miles de turistas que hacían temporada en Suiza. Sin embargo, decidió junto a su esposa dar un giro de 180° para cumplir un sueño, volver a Buenos Aires y abrir las puertas de su propio restaurante.

Tras el éxito en Suiza, Agustín Brañas cumplió el sueño de abrir su propio restaurante y ser distinguido por la Guia Michelin. (Foto: Instagram/@agustinbranaschef)
Tras el éxito en Suiza, Agustín Brañas cumplió el sueño de abrir su propio restaurante y ser distinguido por la Guia Michelin. (Foto: Instagram/@agustinbranaschef)

La verdad que esta es mi Patria. Siempre fue un desafío abrir un restaurante en Buenos Aires al que le fui esquivando, pero llegó el momento en el que me parecía que había que hacerlo. Fue una cosa muy sentida, muy de corazón, muy… Una búsqueda, creo que Benedetta es una búsqueda de una mezcla de muchas gastronomías que venimos haciendo hace muchos años en diferentes lugares”, cuenta a TN el chef argentino sobre el nuevo camino que inició hace poco más de un año y que logró una distinción de la Guía Michelin.

Emprender el desafío de volver al país no fue fácil porque Agustín volvió no solo con su pareja sino también con -por entonces- sustres hijos. “Gstaad la verdad que es como un cuento de hadas, en invierno con sus 3, 4 o 5 metros de nieve que por las noches brilla a la luz de la luna, mientras que en verano está llena de flores y colores”, asegura.

Aunque reconoce que, fuera de temporada, se convierte en un “pueblo fantasma” con 15 grados bajo cero y dónde solo quedan abiertos un restaurante y un supermercado. Todo eso, sumado a que es una región con la mayoría de habitantes alemanes y, que comparado con los argentinos, son más cerrados y fríos. “Fueron tres años lindísimos, los chicos aprendieron mucho y la experiencia de ver cómo funciona todo como un reloj fue alucinante. Pero, también yo estaba todo el día trabajando y a ellos se les hacía duro”, menciona.

Durante su estadía en Suiza, Brañas estuvo al frente del Chubut Food and Fire y supo cautivar a sus clientes con un típico plato argentino: las empanadas. “Siempre desde el día uno fue lo más vendido y las vegetarianas de acelga con queso suizo eran el hit. La empanada argentina ha traspasado fronteras y reconocían que era de nuestro país como el asado, el vino o Messi y Maradona”, explicó y agregó que junto a su equipo de cocina hacían desde la masa con grasa hasta los distintos rellenos.

La disciplina, las recetas y la experiencia de cocinar con colegas de otras nacionalidades lo llevó a no solo lograr el éxito en Europa, sino también a traerlo a Buenos Aires. Después de más de un año y medio de trabajo puertas adentro, Agustín y su esposa, Violeta, decidieron cumplir el sueño de abrir su propio restaurante. Situado en la esquina de Demaria y Sinclair, ella ocupándose de la estética y él de las hornallas.

Desde el helado que los hace distintos al reconocimiento de la Guía Michelin

En su restaurante, Agustín Brañas ofrece pastas, pizzas, mariscos y carnes, pero también se destaca por los helados caseros que él hace desde hace 15 años y que distribuye en 27 lodges de pesca que van desde Argentina hasta las Bahamas.

A fines del año pasado, Benedetta se ganó un lugar en la lista de recomendaciones para Buenos Aires de la Guía Michelin y en tan solo dos meses, sus reservas se dispararon: “Estamos recibiendo muchísimo turismo. Yo creo que todo el que pasa por Buenos Aires debería pasar por acá y probar nuestra gastronomía que está inspirada en la cocina argentina”.

Además, Brañas reconoció la importancia de “apostar al país” y de tomar el riesgo de hacer lo que se proponga. “Fue una alegría, una palmada en la espalda. Un ‘es por acá’. Es una gran alegría y un lindo reconocimiento a los que venimos peleando y remando hace muchísimos años por nuestra gastronomía”, aseguró.

Finalmente, también destacó que, si bien lograron ganarse un reconocimiento deseado por muchos, son conscientes de que siempre hay trabajo por hacer: “Siempre digo que lo más difícil no es llegar. Generalmente, si se llega, lo complicado es mantenerse, con lo cual el plan de ahora es ese. Exigirnos e ir por más”.

La nueva tendencia gastronómica que puso el foco en uno de los grandes atractivos de Buenos Aires

Fuente: Clarín – En una Buenos Aires que está siempre a la caza de las tendencias gastronómicas, en los últimos meses se consolidó una que toma, justamente, uno de los principales valores que tiene esta ciudad: sus edificios históricos.

Si bien hubo bares y cafeterías pioneros que llevan varios años en museos o ámbitos de valor patrimonial, en el último año la cantidad de aperturas fue significativa.

“Es algo muy establecido en otras ciudades del mundo. Le da otro tipo de vida, siempre respetando el entorno y el concepto, hace que la gente pueda sentirse parte del lugar, conocer su historia y vivirlo, que es lo importante”, analiza Germán Sitz.

En los papeles el Colón es un teatro, pero es también un museo. Y en el último tiempo empezó a poner en valor sus espacios gastronómicos. El primero fue el Pasaje de los Carruajes, donde a fines de 2022 se inauguró una confitería abierta al público. Los Jardines de las Barquin, el nuevo restaurante del Museo Fernández Blanco. Foto Ariel GrinbergLos Jardines de las Barquin, el nuevo restaurante del Museo Fernández Blanco. Foto Ariel Grinberg

El año pasado, el mismo grupo que ganó la concesión empezó a recuperar las confiterías que están dentro del teatro, que se habilitan sólo los días de función. Ya inauguraron la de Viamonte en el segundo nivel, que demandó una inversión de 400 millones de pesos a valor de hoy, y están trabajando en el proyecto de la confitería de Tucumán, que requerirá una inversión similar o mayor.

“No es sencillo intervenir un espacio como este, que es considerado un edificio-museo. Hay que cuidar todos los detalles arquitectónicos, operativos y de estructura, con un equipo de especialistas nuestros y del teatro. Operativamente fue complejo porque a los chefs les sumó un desafío: poder crear gastronomía del más alto nivel sin fuegos”, asegura Silvina Del Grande, gerente de Gastronomía y Eventos del concesionario Blue Catering.El Pasaje de los Carruajes, uno de los espacios gastronómicos que funcionan en el Teatro Colón.El Pasaje de los Carruajes, uno de los espacios gastronómicos que funcionan en el Teatro Colón.

El fuego fue también un problema para Romina Stoppani y Eduardo Perret, los dueños de Selena, el café que recientemente ganó la concesión de «El Tambito», una histórica casita de 1877 emplazada en los Bosques de Palermo que supo ser un kiosco de expendio de leche. En este tipo de construcciones no se permite cocinar con llamas para minimizar cualquier riesgo de incendio.

“Cuando hacés un proyecto adaptás el espacio a él. Acá fue al revés: nosotros nos tuvimos que adaptar a la casa, que como es antigua tiene muchos espacios y recovecos, que dificultan el flujo de un negocio como el gastronómico”, reconoce la chef. Así, con todo eléctrico, tuvieron que alquilar un centro aparte para hacer la producción y, por ejemplo, al mes de abrir compraron intercomunicadores para todo el equipo porque se dieron cuenta de que no se podían ver bien por las estructuras de la casa.Selena, la nueva cafetería que abrió en El Tambito. Foto Guillermo Rodriguez AdamiSelena, la nueva cafetería que abrió en El Tambito. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Muy cerca de allí, Aguila Pabellón fue una de las aperturas resonantes del 2023. El grupo Abridor recuperó la antigua Confitería El Aguila, abierta en 1905 y una de las primeras del ex Zoológico (hoy Ecoparque) porteño.

“Fue una inversión de más de 700 millones de pesos en ese momento y tuvimos todas las complejidades que se puedan imaginar. Por ejemplo, en el medio de la cocina tenemos una pared que en términos operativos no contribuye, pero como era parte de la fachada original no se pudo derribar. Tuvimos que aprender a convivir con ella”, cuentan desde la empresa, y destacan que en la obra tuvieron un protocolo muy estricto para respetar porque “todo es orginal: fachadas, pisos, carpinterías y demás”.Aguila Pabellón recuperó la antigua Confitería El Aguila del ex Zoológico porteño. Aguila Pabellón recuperó la antigua Confitería El Aguila del ex Zoológico porteño.

En el caso de estos lugares, que pertenecen al Gobierno porteño, la concesión la lleva adelante la Subsecretaría de Administración de Bienes Inmuebles (SSABI), que depende ahora del Ministerio de Hacienda de la Ciudad.

“En determinados casos, un área de gobierno que administra un espacio físico solicita o impulsa a la SSABI que intervenga una acción sobre el mismo para ponerlo en valor, por ejemplo si está en desuso, vacío o desaprovechado. En otros, se pretende concesionar el bien para mejorar el entorno público. Y en otros existe la posibilidad de explotarlo comercialmente. En todos los casos, el Gobierno porteño se beneficia por la mejora de la utilización del espacio público como también por el usufructo producto del canon por dicha concesión”, explicaron desde la SSABI.

En otros casos, los restaurantes ocupan edificios históricos pero que son privados. Es el ejemplo del pionero de la tendencia, Milion,en una construcción en Recoleta de estilo neoclásico del tipo conocido como “hotel particulaire” que se terminó de construir en 1913. Fue la casa de la familia Allemand, estuvo cerrada siete años y desde 1999 allí funciona un bar, restaurante y espacio de eventos.Las escalinatas de Milion, un “hotel particulaire” que se abrió a la gastronomía en 1999. Foto MilionLas escalinatas de Milion, un “hotel particulaire” que se abrió a la gastronomía en 1999. Foto Milion

De los más nuevos, el año pasado abrió en Hipólito Yrigoyen al 800 –donde originalmente se fundaron las Tiendas San Juan en 1874– Abra Cultural, un proyecto que combina un centro cultural y un restaurante.

Daniel de Abrantes, dueño del edificio desde 2007, decidió recuperarlo en pandemia. “Nos juntamos con un equipo de viejos amigos vinculados por actividades artísticas y decidimos fundar un espacio cultural. Pero como necesitábamos sustentabilidad lo integramos con una propuesta gastronómica”, detalla. Cuando empezaron a trabajar en la obra, “fuimos encontrando el corazón del edificio, envuelto en una maraña de durlock”. Así, por caso, recuperaron piezas históricas como un friso de bronce que estaba oculto.Abra Cultural combina gastronomía y arte. Foto Guillermo Rodriguez AdamiAbra Cultural combina gastronomía y arte. Foto Guillermo Rodriguez Adami

Para Anabella Espósito, la arquitecta que llevó adelante el proyecto de la cafetería Stern, la reforma fue “toda una aventura”. El lugar se inauguró a principios de 2023: es el único local gastronómico del Predio Espacio Estrella en La Paternal, y recuperó justamente el viejo comedor de la vieja fábrica de Química Estrella.

“La primera decisión que tomamos fue que el edificio exprese su impronta y volumetría”, apunta. Así, tuvieron que demoler y desmontar estructuras para crear un salón comedor que convive con el verde y el ritmo del predio, y también con la cocina abierta, todo en una estética industrial que respetara el origen de ese espacio.Stern recuperó el viejo comedor de la ex Química La Estrella. Foto Luciano Thieberger Stern recuperó el viejo comedor de la ex Química La Estrella. Foto Luciano Thieberger

“Tenés que adaptarte”, coincide Pablo Campos sobre los desafíos particulares que tienen este tipo de emprendimientos gastronómicos. Habla desde su experiencia con Croque Madame, una marca también pionera: el primer café que armaron en un museo fue en la entrada del Palacio Errázuriz, el Nacional de Arte Decorativo, hace ocho años, y hoy la mayoría de sus 10 locales están en lugares históricos.

Es una doble motivación ir a un lugar así. Nosotros buscamos que tengan espacios verdes, jardines con patio. En algunos lugares te encontrás con cocinas muy chiquitas o paredes que no podés tocar. Pero desde el primer proyecto que nos convocaron de un museo, la combinación nos pareció bárbara”, cuenta. También cuenta que en este tiempo los llamaron de muchos lugares que no les interesaron, y que entraron a licitaciones que ganaron y otras que perdieron. Ahora están trabajando en una casona de Adrogué que tiene más de 100 años y licitaron para el piso 9 del CCK.El Croque Madame del Museo Nacional de Arte Decorativo. Foto Croque MadameEl Croque Madame del Museo Nacional de Arte Decorativo. Foto Croque Madame

Campos explica que en el proceso de licitación se manda primero el proyecto arquitectónico, luego la oferta económica y recién ahí la propuesta gastronómica: todo lo que se haga en un espacio de este tipo está muy monitoreado.

“Si el lugar es monumento histórico, tiene que hacerse con la Comisión Nacional de Monumentos Históricos. Si no está declarado ni por la Ciudad ni por la Nación pero es patrimonial, hay que hacer un manual de uso”, explica Teresa Anchorena, experta en patrimonio y ex titular de la Comisión Nacional de Monumentos Históricos.

En Buenos Aires, existe una ley por la que todo edificio anterior a 1941 para demolerlo o cambiarle la fachada tienen que pasar por un comité de patrimonio. Ella destaca que muchos edificios de hace 50 años tienen también un valor arquitectónico, histórico o afectivo importante, por ejemplo por alguna personalidad reconocida que vivió allí.

Para Anchorena, articular lo público con lo privado es fundamental. Cree que si se respeta el patrimonio, y se determina ese manual de uso en el que todos estén de acuerdo, es ganancia para todas las partes. La casona de 1919 donde abrió un espacio gastronómico la chef Toti Quesada. Foto NéctarLa casona de 1919 donde abrió un espacio gastronómico la chef Toti Quesada. Foto Néctar

“El patrimonio tiene que aprenderse a ganar la vida. Un patrimonio que está vivo es muchísimo mejor que un patrimonio que sólo es un museo que lo podés ver y nada más. Y la gente lo valora y lo cuida: hay que confiar en la gente”, remarca antes de contar que cuando ella era directora del Centro Cultural Recoleta, le importaba que los baños estuvieran perfectos los fines de semana: “La gente entraba a usarlos y después se iba a la exposición”, dice para graficar lo que puede suceder en estos espacios: que el cliente vaya por la propuesta gastronómica pero termine disfrutando de la cultural.

La lista sigue con inauguraciones recientes –como la casona de la productora teatral Tita Tamames construida en 1919 en Recoleta donde inauguró la chef Toti Quesada abrió Néctar, su espacio gastronómico donde dará clases de cocina y hará eventos– y Amayta Pâtisserie en un edificio centenario en el mismo barrio, o el Palacio Rocattagliata en Coghlan, que próximamente también tendrá su espacio gastronómico. Y, seguramente, se sumarán más a este boletín.En el estudio de Néctar se harán eventos y darán clases de cocina. Foto Néctar En el estudio de Néctar se harán eventos y darán clases de cocina. Foto Néctar Sitz, Feraud y el equipo de cocina de Los Jardines de las Barquin, que abrió en el Museo Fernández Blanco. Foto Ariel GrinbergSitz, Feraud y el equipo de cocina de Los Jardines de las Barquin, que abrió en el Museo Fernández Blanco. Foto Ariel GrinbergEl restaurante está emplazado en los jardines del museo. Foto Ariel GrinbergEl restaurante está emplazado en los jardines del museo. Foto Ariel GrinbergLa confitería Viamonte del Colón, recientemente restaurada. Foto Emmanuel Fernández La confitería Viamonte del Colón, recientemente restaurada. Foto Emmanuel Fernández Las confiterías del Colón abren durante los intervalos. Foto Emmanuel Fernández Las confiterías del Colón abren durante los intervalos. Foto Emmanuel Fernández Desafío gastronómico: cocinar sin fuego en el Colón. Foto Emmanuel Fernández Desafío gastronómico: cocinar sin fuego en el Colón. Foto Emmanuel Fernández Romina Stoppani, chef del restaurante Selena, que abrió en El Tambito. Foto Guillermo Rodriguez AdamiRomina Stoppani, chef del restaurante Selena, que abrió en El Tambito. Foto Guillermo Rodriguez AdamiEl Tambito es una construcción histórica que fue antiguo despacho de leche. Foto Guillermo Rodriguez AdamiEl Tambito es una construcción histórica que fue antiguo despacho de leche. Foto Guillermo Rodriguez AdamiAguila Pabellón recuperó una de las viejas confiterías del ex Zoológico porteño. Foto Aguila PabellónAguila Pabellón recuperó una de las viejas confiterías del ex Zoológico porteño. Foto Aguila PabellónUna de las vistas del Ecoparque desde el restaurante. Foto Aguila PabellónUna de las vistas del Ecoparque desde el restaurante. Foto Aguila PabellónAbra Cultural recuperó para la gastronomía unas viejas tiendas departamentales. Foto Guillermo Rodriguez AdamiAbra Cultural recuperó para la gastronomía unas viejas tiendas departamentales. Foto Guillermo Rodriguez AdamiEstá en la manzana donde funcionaron las tiendas San Juan. Foto Guillermo Rodriguez AdamiEstá en la manzana donde funcionaron las tiendas San Juan. Foto Guillermo Rodriguez AdamiEl espacio combina la gastronomía con un centro cultural. Foto Guillermo Rodriguez AdamiEl espacio combina la gastronomía con un centro cultural. Foto Guillermo Rodriguez AdamiUna casona de una familia en Recoleta es uno de los lugares pioneros de la tendencia. Foto MilionUna casona de una familia en Recoleta es uno de los lugares pioneros de la tendencia. Foto MilionEl Museo Nacional de Arte Decorativo, donde funciona el  café y restaurante Croque Madame. Foto Croque MadameEl Museo Nacional de Arte Decorativo, donde funciona el café y restaurante Croque Madame. Foto Croque MadameLas columnas del Palacio Errázuriz. Foto Croque MadameLas columnas del Palacio Errázuriz. Foto Croque MadameStern es la cafetería y restaurante que abrió en la ex Química La Estrella. Foto Luciano Thieberger Stern es la cafetería y restaurante que abrió en la ex Química La Estrella. Foto Luciano Thieberger El predio recuperado de La Paternal. Foto Luciano ThiebergerEl predio recuperado de La Paternal. Foto Luciano ThiebergerStern mantuvo la estética industrial. Foto Luciano Thieberger Stern mantuvo la estética industrial. Foto Luciano Thieberger

Un paseo por cinco bares icónicos y con mucha historia en cinco barrios de la ciudad

Fuente: La Nación – En una ciudad como Buenos Aires siempre hay planes para hacer, los cafés porteños son una propuesta que no falla a la hora de reencontrarse con amigos y viejos conocidos en lugares emblemáticos.

De vuelta en la Ciudad o durante las vacaciones existe un aliado leal, que acompaña en los reencuentros con amigos. Los cafés se consagran comolugares populares para socializar, trabajar o sencillamente para relajarse mientras se disfruta de una taza de café.

Con una célebre arquitectura, ubicados en distintos puntos de CABA y con mucha historia detrás, ya que algunos se ubican entre los cafés más antiguos de la Ciudad, a continuación, se enumeran cinco célebres cafés para visitar y disfrutar de su arquitectura o sus propuestas culturales, junto a buena compañía.

1) Confitería Ideal, Microcentro

Fundada en 1912, su arquitectura constituye todo un símbolo de la Belle Époque. Luce una centenaria cúpula, conformada por 60 paneles de vitrales y una moldura elaborada con cartapesta.

Por sus puertas entraron reconocidos artistas y renombradas personas, tales como Jorge Luis Borges, Carlos Gardel, Hipólito Irigoyen, Arturo Frondizi y Allan Parker, quien eligió este lugar para grabar escenas de la de la película Evita, protagonizada por Madonna.

Luego de permanecer seis años cerrada, reabrió sus puertas en noviembre del 2022
Luego de permanecer seis años cerrada, reabrió sus puertas en noviembre del 2022Alejandro Guyot

Además de funcionar como confitería, comentan que en ese lugar funcionó la primera fábrica de helados de la Ciudad de Buenos Aires. También, en la década del ‘70, el primer piso se convirtió en un salón para milongas.

Luego de permanecer seis años cerrada, reabrió sus puertas en noviembre del 2022. Ofrece un espacio en el que es posible sentarse a comer, desayunar o merendar. También se puede comprar sus productos para llevar en la panadería, la bombonería y la sandwichería.

2) Café Cortázar, Palermo

En una esquina se sitúa un café que hace honor al emblemático escritor argentino Julio Cortázar. El autor de la reconocida obra Rayuela bautiza este rincón de Buenos Aires, que se puede visitar para desayunar, almorzar, merendar o cenar, y para otras propuestas culturales.

El café está ubicado en la intersección de la calle Cabrera y la avenida Medrano, dentro de una antigua casa del año 1889, conformada por dos pisos, que abrió sus puertas en diciembre de 2015.

El menú y la decoración están impregnados de alusiones al escritor, con bibliotecas que exponen sus obras y cuadros con imágenes de él. El lugar no sólo ofrece una propuesta gastronómica, sino que también es cuna de constantes actividades culturales, vinculadas al escritor. En el primer piso se ofrecen muestras que rotan cada tres meses; también se dictan talleres de Cortázar, asociados a otras disciplinas como la fotografía, y se propone para el que quiere la posibilidad de leer las obras de este artista, mientras se disfruta de un café.

El Café Cortázar, en Cabrera y Medrano, en homenaje al escritor
El Café Cortázar, en Cabrera y Medrano, en homenaje al escritorDamián Liviche

3) Bar El Estaño, La Boca

Fundado en el barrio de la Boca en 1890 como fonda, bajo el nombre “Estrella del Sud”, fue bautizado como “El Estaño 1880″ cuando en los años 70 el hijo de una pareja española tomó las riendas del lugar. El nombre hace alusión a la barra de estaño de 3,5m que preside el lugar.

El bar fue catalogado en 2004 como “Bar Notable” por la Comisión de Protección y Promoción de los Cafés, Bares, Billares y Confiterías Notables de la Ciudad de Buenos Aires.

La tradición dice que, al poco tiempo de abrir sus puertas, Domingo Faustino Sarmiento pasó varias veces por el local, ya que cerca del lugar solía visitar a quien fue una de sus últimas novias. Además, se filmaron escenas de célebres películas, como Evita, La Fuga y El sueño de los héroes, entre otras.

Bar El Estaño de 1880 en La Boca
Bar El Estaño de 1880 en La BocaGob Ciudad de Bs As

4) Café García, Villa Devoto

Fundado en 1927, el icónico bar permaneció cerrado casi dos años y reabrió sus puertas hace unas semanas. Luego de un arduo trabajo de remodelación, a cargo de Francisco Miranda y su familia , el bar conservó gran parte de su esencia y ofrece desde hace unos días una atractiva propuesta de platos populares.

Conservaron su célebre picada, uno de los grandes atractivos del bar. Mantuvieron el antiguo sector dedicado a Carlos Gardel y a Diego Maradona, además de los tacos de los villares, ya que el lugar constituyó por mucho tiempo un espacio de encuentro entre vecinos, con las exhibiciones de los más grandes billaristas del país.

Aunque el café estuvo cerrado por un tiempo, varios de los reconocidos mozos que habían trabajado allí continúan su labor. Cuentan que pasaron por el bar numerosos famosos, entre ellos, Víctor Hugo Morales, Alejandro Dolina, Graciela Borges y Francis Ford Coppola.

El emblemático Café de García en Villa Devoto es mucho más que un bar
El emblemático Café de García en Villa Devoto es mucho más que un bar

5) La Poesía, San Telmo

Con un edificio de principios de 1900, La Poesía lleva casi 42 años funcionando en el bohemio barrio de San Telmo.

La esquina de Chile y Bolívar fue sede de un encuentro importante entre dos artistas. Horacio Ferrer, el poeta y escritor, conoció a Lucía Michelli en las mesas de La Poesía. Más tarde escribiría un poema llamado Lulú, que sería transformado en vals por Raúl Garello.

Según la web de Turismo de Buenos Aires, allí se fundó el Grupo de los Siete y fue también el espacio de encuentro de la Unión de Cineastas de Paso Reducido (UNCIPAR). Además, tuvieron lugar los distintos encuentros de literatura y de jazz, además de talleres de narrativa y poesía.

Reconocidos artistas e intelectuales pasaron por allí, como el escritor Abelardo Arias, la novelista Liliana Hecker y los poetas Juan Carlos Escalante y Esteban Mur.

Café y bar La Poesía en las calles Chile y Bolívar, San Telmo
Café y bar La Poesía en las calles Chile y Bolívar, San TelmoRicardo Pristupluk – La Nacion

En Palermo, una nueva parrilla que hace sushi con carne: niguiris de molleja, entraña y ojo de bife

Fuente: Clarín Gourmet by María Florencia Pérez – Lejos quedaron los tiempos de la irrupción del sushi en estas latitudes, cuando muchos cultores del chauvinismo gastronómico desacreditaban “el pescado crudo con arroz” y proclamaban su irrelevancia frente a un buen asado argentino. Una nueva parrilla de Palermo desembarcó con una fórmula que conjuga lo mejor de ambos mundos: hace, entre otras piezas, nigiris con carne vacuna desde entraña y ojo de bife hasta molleja.

Si bien no se trata de una propuesta inédita, la carta de prestigiosos restaurantes con influencias nikkei como La Mar y Osaka incluyen algunas piezas de sushi con carne vacuna, es la primera vez que una parrilla basa todo su menú en este concepto todavía desafiante para el público masivo.Detrás de esta idea se encuentran el chef y parrillero Nacho Bravo, creador de caterings de asado como Eventos parrilleros y The Backyard, y su amigo y colega Uriel Hendler, propietario de Kanu Sushi y Let it V. Estos cocineros fusionaron sus nombres y crearon Nakuri Urinaki, una experiencia de pasos que tiene lugar tres días a la semana en la nueva parrilla Casa Pasto.Cómo es el sushi con carne de Nakuri UrinakiNacho Bravo inauguró Casa Pasto a mediados de enero. Los fines de semana funciona como una parrilla tradicional enfocada en carnes de alta calidad: sólo trabajan con novillos pesados, criados 100% a pastura y seleccionados especialmente.Miércoles, jueves y viernes en dos turnos y con reserva previa, Casa Pasto aloja la experiencia Nakuri Urinaki en la que esas mismas carnes de trazabilidad comprobada también pasan por la parrilla pero con un destino muy diferente, convertirse en exquisitos y sutiles bocados nikkei.Sushi de molleja en Nakuri Urinaki.Sushi de molleja en Nakuri Urinaki.“Hace como 8 años que con mi socio Uri veníamos experimentado lo del sushi con carne. La primera vez lo probamos en Perú pero después viajamos a Japón donde hay muchos restaurantes enfocados exclusivamente en esta especialidad y nos volvimos locos”, cuenta Nacho.En la modalidad nipona se trabaja como con el pescado, la carne se consume cruda. En cambio en Nakuri Urinaki siempre hay un paso en la parrilla. Según Nacho Bravo, esto es algo que “argentiniza mucho más el concepto y también lo hace más innovador”.Uri Hendler y Nacho Bravo, los creadores de Nakuri Urinaki. Uri Hendler y Nacho Bravo, los creadores de Nakuri Urinaki. En su menú hay desde un tataki (delgadas fetas de carne levemente selladas con un interior crudo) de bife de chorizo con alioli, merken (picante ahumado) y furikake (aderezo seco japonés) hasta un trío de nigiris carnívoros y un gunkan, una pieza de sushi a base de arroz y alga nori y coronada por un relleno, en este caso de molleja.El secreto del éxito de esta propuesta está en el tratamiento especial que se le da a cada corte de carne para que gane la sutileza y la complejidad que debe tener una buena pieza de sushi.El roll de Nakuri Urinaki tienen mollejas y parmesano, entre otros ingredientes. El roll de Nakuri Urinaki tienen mollejas y parmesano, entre otros ingredientes. “Por ejemplo, a la entraña la fileteamos como a un pescado y luego la cuadriculamos para que sea más fácil la mordida”, cuenta el dueño de casa. También usan ceja de ojo de bife, el corte del momento: “La cortamos en 3 pedazos, le sacamos todos los tejidos conectivos y la marinamos en soja y alga kombu. Luego pasa por la parrilla, la enfriamos y después se corta con el cuchillo en diagonal”.Y la molleja, que por sus características parecía ser el corte más desafiante, se convirtió en la estrella del menú: se la puede probar en tres piezas diferentes y gana mucha textura con el uso del flambeador, procedimiento que el comensal presencia en mesa.En Nakuri Urinaki el sushi tiene el inigualable sabor de las brasas argentinas. En Nakuri Urinaki el sushi tiene el inigualable sabor de las brasas argentinas. En total es un menú de 7 pasos que incluye una entrada, postre, un agua, un trago y la guía pormenorizada de Uri y Nacho, entusiastas anfitriones, de esos que aprecian los comensales curiosos: “Estamos contentos con la devolución de la gente. Sabemos que es una propuesta desafiante pero en estas primeras semanas notamos mucho interés: es evidente cuánto evolucionó en los últimos años el paladar argentino”, celebran. Nakuri Urinaki en Casa Pasto. Nicaragua 4557, Palermo. Miércoles, jueves y viernes por la noche. Precio del menú de pasos: $ 27.000. Reservas en IG: @nakuri_urinaki

2×1, sabores novedosos y pintas de regalo: cuándo y dónde celebrar el Día Mundial de la Pizza

Fuente: Ámbito – CABA prepara varias propuestas gastronómicas para celebrar el Día Mundial de la Pizza. Conocé algunas de ellas y disfrutá en familia, pareja, con amigos o solo.

Este viernes 9 de febrero es el Día Mundial de la Pizza, una fecha que reúne a millones de fanáticos de esta típica preparación italiana. Entre tantos, los restaurantes y las pizzerías de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) no son la excepción. Desde 2×1 hasta promociones y descuentos, conocé a dónde ir y disfrutar de las recetas más tradicionales, originales y novedosas.

¿Dónde celebrar el Día de la Pizza en CABA?

PICSA

Esta pizzería palermitana, que viste los colores de la bandera nacional, ofrece la auténtica pizza “argenta” en una versión renovada. Se preparan al molde y a la leña, con bollos a base de harinas seleccionadas, alta hidratación y muchas horas de fermentación natural en frío. La masa sale alta y esponjosa, muy ligera y fácil de digerir, con bordes gruesos y crocantes.

Entre sus 11 variedades, sobresale la Napo (salsa de tomates San Marzano, mezcla de quesos especial de la casa, tomates cherry asados, ajo “arrebatado” y hojas de albahaca fresca) y la Jamón y Morrón (salsa de tomates San Marzano, mix de quesos, jamón cocido, queso parmigiano y morrones asados).

  • Dirección: Nicaragua 4896, Palermo.

SANTO BAR DE PIZZAS

En esta casona colonial, ubicada en la tranquila esquina de Charcas y Godoy Cruz, hacen pizzas al molde, con un exclusivo blend de harinas, masa madre e ingredientes de excelente calidad. Son finas y de base crocante con bordes aireados al estilo cornicione italiano. Dos opciones destacadas son la pizza Gran Santo (salsa de tomate, mozzarella, jamón cocido, provolone, huevo a la plancha, aceitunas y orégano) y la Fugazzeta Santo (mozzarella, cebolla en pluma, provolone, panceta ahumada, aceitunas y orégano). El 9 de febrero, todas sus variedades se ofrecerán con un 10% de descuento sobre el precio de la carta.

  • Dirección: Charcas 4799, Palermo.

COSI MI PIACE

Esta cantina italiana se especializa en pizzas romanas, de masa muy delgada y bien crujiente, casi sin bordes. Las elaboran con harina italiana Divella, las estiran con palote y las cocinan en un horno a leña de marca Acunto traído de Nápoles. Tienen opciones con salsa, sin salsa y vegetarianas, como la favorita Diávola (pomodoro, mozzarella fior di latte, salame tipo longaniza napolitana picante y orégano fresco) y la sabrosa Carbonare e Patate (mozzarella fior di latte, láminas de papas al horno, huevos, panceta crocante y pecorino).

  • Dirección: El Salvador 4618, Palermo.

IL GIARDINO TERRAZA ROMAGNOLI

El restaurante italiano de La Recova de Posadas acaba de inaugurar una nueva terraza de 600 m2, con una vista privilegiada de la ciudad. Su oferta gastronómica incluye antipastos, carnes, pastas caseras y una sección dedicada a las pizzas romanas. A diferencia de las típicas napoletanas, su masa no lleva aceite por lo que quedan extra crujientes. Además, se cocinan en dos tiempos: primero, al molde y luego, a la piedra.

Son grandes, ideales para compartir, y la casa recomienda tanto la clásica Margherita (salsa de tomate, mozzarella y albahaca fresca) como la especial Romagnoli (salsa de tomate, mozzarella, rúcula, prosciutto crudo, stracciatella y morrones asados).

  • Dirección: Posadas 1017, Recoleta.

FRANCISCA DEL FUEGO

En el paseo gastronómico del ex Paseo de la Infanta se encuentra este restaurante & bar con aires de inspiración marroquí, donde se disfrutan tapas y pizzas al horno de barro. Sus pizzas se preparan con fermentos naturales, se someten a un leudado de 48 horas en frío y se cocinan al horno de barro con madera de quebracho y eucalipto. Son de masa fina y tierna, con bordes bien aireados, similar al estilo napoletano.

Vale la pena ir por la Rosa de los Vientos (muzzarella, parmesano, reggiano y cheddar inglés, con pimienta negra y oliva) y la Mortadela (salsa de tomates de la casa, mozzarella, mortadela con pistachos y pesto casero). Además, con motivo del día de la pizza, durante todo el mes de febrero tendrán una Fugazzeta especial, rellena con quesos fontina, provolone y muzzarella macerados en aceite de oliva, pimienta y romero.

  • Dirección: Av. Infanta Isabel 220, Palermo.

POMPEYA

Una coordenada de la zona oeste del Gran Buenos Aires para probar auténticas pizzas napoletanas. Sus bollos se realizan de forma artesanal a partir de harinas orgánicas, masa madre y una fermentación por 48 horas en frío. Las pizzas se cocinan a más de 450 °C con leña de quebracho blanco, lo que da como resultado una base delgada y dorada con los distintivos bordes inflados.

Cuentan con sabores clásicos e innovadoras versiones de autor, como la Pompei (mozzarella fior di latte, pesto de rúcula, jalapeños en miel, ricota salada, menta, albahaca y ralladura de limón) y la Funghi Pie (gírgolas, portobellos, crema de ajos, mozzarella, perejil fresco picado y aceite de oliva). El 9 de febrero, de 17 al cierre, se ofrecerá una pizza Margarita más una pinta de cerveza Blonde por $6.350.

  • Dirección: Alem 325, Ramos Mejía.

HELL’S PIZZA

Es la marca que impuso el innovador concepto de pizzas New York Style en el país. A cargo del afamado Danilo Ferraz, sus pizzas son de tamaño XXL y se sirven por porción, media pizza o entera. Se preparan con una proporción de semolina, muy poca levadura y un largo proceso de fermentación en frío. Luego, se cocinan en hornos especiales con techos bajos y piso de piedra. Salen delgadas, flexibles y con una base crujiente.

La más icónica es la Obama (salsa de tomates de la casa, mozzarella y pepperoni de Tandil) y otra imperdible es la Jackie Kennedy (mozzarella, hongos portobello, cebolla morada y panceta opcional).

  • Dirección: Humboldt 1654, Palermo. Más sucursales en AMBA e Interior del país.

MARADONA: COMBO DE PIZZA Y CERVEZA

En el Barrio Chino, este nuevo restaurante rememora al ídolo del fútbol argentino por medio de platos que se inspiran en personas, momentos y ciudades de su vida. La carta incluye chori, milanesa, carnes asadas y recetas cosmopolitas con toques de autor. Por supuesto, no falta la pizza al taglio y el 9 de febrero tendrán combos con cerveza Heineken tirada a precio especial. Se sugiere la De Cancha (salsa casera de variedad de tomates, emulsión de ajo negro, albahaca fresca y sriracha) y la Previa (salsa de tomate, stracciatella, pistachos y mortadela con pistacho y limón).

  • Dirección: Juramento 1700, Belgrano.

BLOSSOM: PIZZAS CON 2X1 EN CERVEZAS

Este es un exitoso restaurante & cafetería artesanal, con cuatro sedes en la zona norte de Buenos Aires. En todas ellas, el horno de barro a la leña de quebracho aporta un sabor distintivo a sus carnes braseadas, pastas gratinadas, platos al hierro y pizzas caseras. Estas últimas son crocantes y de bordes gruesos, con toppings sabrosos como se puede comprobar en la Ahumada (salsa de tomate, mozzarella, vegetales ahumados al quebracho y mix de hongos) y la Katha (salsa de tomate, mozzarella, jamón crudo, rúcula fresca, tomates asados y reducción de aceto balsámico).

Todos los jueves de febrero, con la compra de cualquier variedad de pizza, se accederá a un 2×1 en cervezas seleccionadas.

  • Direcciones: Edison 10, Martínez; Av. Maipú 2501, Olivos; Av. Libertador 16246, San Isidro; Constitución 1002, San Fernando.

EL GALPÓN DE TACUARA: PIZZAS CON MEDIA PINTA DE REGALO

En la reconocida cervecería artesanal se degustan estilos creados por el reconocido brewmaster Gabriel Furnari. Para maridar, su carta propone preparaciones típicas del street-food y no faltan las pizzas de elaboración propia. El 9 de febrero, en los “galpones” de Palermo, Belgrano y Villa Devoto, con la compra de cualquiera de ellas, se obsequiará media pinta de cerveza Blonde para empezar con los brindis. ¿Cuáles probar? La Napolitana (con salsa, muzzarella, rodajas de tomate y ajo) y la Rúcula (mozzarella, rúcula fresca y abundante parmesano).

  • Direcciones: Honduras 5560, Palermo; Av. Juramento 2781, Belgrano y Av. Francisco Beiró 3410, Villa Devoto.

Un restaurante argentino de Miami, elegido como uno de los mejores de EEUU

Fuente: Clarín Gourmet La gastronomía argentina brilla en Miami. Una muestra de ello es que la reconocida plataforma de reseñas en línea Yelp incluyó en su lista anual de los 100 mejores lugares para comer en EE.UU a un restaurante argentino. Se trata de Bunbury, un local especializado en carnes, vino y empanadas que cuando abrió en 2014 compartía locación con una gomería y gracias a su éxito hoy se encuentra en un espacio más grande muy cerca del centro de Miami.

Este restaurante fue creado por dos mujeres argentinas: Paula Costa y Geraldine Quintero. Paula es chef y sommelier y fue discípula del hotelero y desarrollador Alan Faena. Bunbury, que lleva el nombre de un personaje imaginario de Oscar Wilde en “La importancia de llamarse Ernesto”, se encuentra muy cerca del Adrienne Arsht Center -donde hay ópera, ballet y conciertos- en el centro de Miami. Sirven almuerzos, cenas y brunch los fines de semana.

Es el segundo año consecutivo que Bunbury aparece entre los destacados de Yelp. Esta vez ocupa el puesto número 56 del ránking que se elabora cada año a través de un proceso que incluye el análisis de las calificaciones otorgadas por los usuarios, el volumen de reseñas recibidas y los aportes de la comunidad.

Cómo es y qué se come en Bunbury

La reseña de Yelp define a Bunbury como una cocina seria, con decoración ecléctica, un “moody” steakhouse y la mejor experiencia para disfrutar de unos ricos cortes de carne. Su propietaria, Paula Costa, afirmó en declaraciones al Miami Herald que volver a figurar en la lista es fundamental para darse a conocer.

“Nos consideramos luchadores, siempre estamos trabajando duro porque este es un negocio familiar. Trabajar con estos pequeños márgenes es duro. Sentimos que vamos en buena dirección, y esto nos recuerda que tenemos que seguir haciéndolo”, expresó.La barra de Bunbury en Miami. La barra de Bunbury en Miami.

Este restaurante tan bien calificado comenzó su vida en una antigua gomería en lo que Costa llama “el medio de la nada” en el centro de Miami. “Teníamos que llamar a la policía muchas veces a la semana”, dice en la nota. La cocina estaba en la oficina y no había gas para cocinar.

Hoy esas incomodidades quedaron atrás, el nuevo Bunbury funciona en un espacio que es lo que es gracias a contribuciones de todos, desde el personal que ayudó a construir la barra hecha con corchos hasta los clientes que contribuyeron con libros para armar la distintiva biblioteca dentro del local.La biblioteca y vinoteca de Bunbury. La biblioteca y vinoteca de Bunbury.

La literatura es protagonista en este local, desde el nombre hasta el menú donde los tragos llevan nombres de personajes literarios. Si bien ellas comenzaron vendiendo empanadas y vino, en esta locación además de empanadas, hay un menú más extenso donde se destacan las carnes al estilo argentino.

Paula cuenta en la nota que su abuela cocinaba carne casi todos los días y que como utilizaba los cortes más baratos los marinaba para darles sabor y terneza. Confiesa que en su restaurante también usan el marinado con la diferencia que las carnes que utilizan son de primera calidad.En Bunbury en Miami se destacan las carnes. En Bunbury en Miami se destacan las carnes.

El menú ofrece más allá de la carne, empanadas de carne cortada a cuchillo, cuatro quesos, cordero braseado, pollo con vegetales, entre otros (desde U$S 5,5). También ofrecen pastas como los ravioles de calabaza con salsa de camarones (U$S 32) o sorrentinos con salsa rosa (U$S 29).

La carta tiene un apartado especial para platos argentinos, allí destacan las carnes, como era de esperar. El protagonista es el vacío que se sirve con puré de papas y trufa con verduras mixtas (U$S 42). Pero también sirven entraña con papas fritas a la provenzal y chimichurri (U$S 49) y asado al malbec que lo acompañan con polenta cremosa y zanahorias baby (U$S 58).

Dado que Bunbury no solo es un restaurante, sino también un bar de vinos, la lista de etiquetas es extensa, con opciones por botella, por copa y una selección de los favoritos de Paula.Las empanadas de Bunbury. Las empanadas de Bunbury.

Bunbury. 55 NE 14th St., Miami. Instagram: @bunburymiami

El restaurante que combina recetas de abuelas, madre e hijos y que lleva 37 años de éxito: “Me defendí como gato entre la leña”

Fuente: La Nación – Es un “comedor familiar” en La Granja. Los platos son los “de toda la vida” con ingredientes orgánicos, que la familia cultiva y cría.

CÓRDOBA.- La Granja, en las Sierras Chicas cordobesas a una hora de la capital provincial, es un lugar recomendado para relajarse, aprovechar sus senderos naturales para caminatas, aprovechar su río y su balneario para un chapuzón y hacer una parada para probar el “pollo a la piedra”, una referencia que no tiene que ver con la forma de cocción sino con que -después de ser macerado- se cocina en una plancha “aplastado” por una piedra.Es una especialidad de un restaurante tradicional del pueblo, “Pochita e hijos”, que lleva 37 años en el lugar.

Sobre la ruta E-53, está el “comedor familiar” que no atrae por sus instalaciones sino por su comida “a la manera de mamá, de la abuela”. Esa es la mejor definición de este lugar que nació en 1987 y que atravesó momentos muy complicados. “Pochita” es como todos conocen a Irma Teresa Giacom, quien aprendió a cocinar “cocinando” y poniéndole “pasión y amor” a cada receta.

Platos caseros, con productos orgánicos, criados y cultivados por la familia.
Platos caseros, con productos orgánicos, criados y cultivados por la familia.

Los “hijos” son Natalia, Marcos y Marité. La única que no se dedica a la gastronomía es Natalia; él aprendió de participar en el negocio, mientras que la más chica es chef y técnica gastronómica recibida; estudió con Martiniano Molina. Los dos hermanos llevan adelante el restaurante junto con “Pochita”, quien está siempre presente.

De padres “muy peronistas”, el sobrenombre es por Juan Domingo, alias “Pocho”. “Como fui mujer, quedó Pochi”, cuenta Giacom a LA NACION. De chica -tiene 76 años- trabajó con su familia en una hostería que tenían en la zona; se casó y a los 21 meses, con “dos bebés de pañales y biberón”, se divorció. Ahí empezó un camino “muy difícil”, donde hizo “de todo” para poder subsistir con sus hijos.

Una docena de propuestas de pastas tiene el comedor sobre la ruta E-53.
Una docena de propuestas de pastas tiene el comedor sobre la ruta E-53.

“Mi mamá no lo quería al que era mi marido, así que no me apoyaba -describe-. Lavaba colectivos de larga distancia, tuve una carnicería. Hacía de todo para salir adelante. Con unos materiales que me regalaron construí una casa en Agua de Oro, con tan mala suerte que por un problema de identificación no era mi terreno sino el de otra persona que al final me lo vendió. Para pagarle hacía pan casero y horneaba hasta tres veces por día. Al final pude cumplir”.

Ya con su tercera hija, se le presentó una oportunidad de comprar a donde hoy está el restaurante: “Vendí todo y empecé. Me defendí como gato entre la leña. Empecé con milanesa, pollo a la piedra y empanadas y enseguida tuvimos mucho éxito”.

Como su familia había trabajado haciendo manteca y crema en una estancia, en la zona la conocían y enseguida empezó a correr el “vamos a comer a ‘la Pochita’”. Entre su clientela hay nombres muy conocidos de diferentes puntos del país y el canal El Gourmet la incluyó en su ciclo “Fogones tradicionales”.

Pochita tiene 76 años y creó el restaurante en 1987, "por necesidad".
Pochita tiene 76 años y creó el restaurante en 1987, «por necesidad».

Ofrecen una docena de variedades de pastas (todas caseras), cordero al disco, chivito a la llama, empanadas “cordobesas” (con “un poquito de zanahoria”) y, por supuesto, el famoso “pollo a la piedra”.

Viene de familia la receta -dice-. Lo hacían ya en la hostería y lo adoptamos. Es único”. La familia tiene un campo con gallinas, cerdos, corderos, huerta para las verduras. “Usamos todo orgánico, todo casero, de primera calidad”, añade.

Sobre la incorporación de sus dos hijos más chicos al trabajo del restaurante, asegura que “tuvieron que aprender, me tenían que ayudar. Siempre les digo que, si de entrada, se hacen bien las cosas se puede mantener 37 años como nosotros”, subraya.

Recetas de abuelas, tradición y mucha experiencia se combinan en los platos.
Recetas de abuelas, tradición y mucha experiencia se combinan en los platos.

Giam aprendió a cocinar a fuerza de necesidad pero también “heredó” recetas. Su abuela paterna, Ana Ingrazia Romero Galvaci, vino a la Argentina desde Almería (España) en los años de la guerra y fue cocinera en el barco que la trajo. Y de la abuela materna, la criolla Guillermina Peralta, también hay: “Hago un pastel Cambray de los que ya no hay más”.

“Voy sacando esas recetas, las escuché, las aprendí. También aprendí de mis errores y de mis aciertos. Por eso creo que la gente viene una vez y vuelve y vuelve”, define.

Jesuitas y enoturismo

Ir a “Pochita e Hijos” es una buena excusa para hacer el circuito cordobés de Sierras Chicas, que incluye, por caso, la Reserva Hídrica Natural Parque de La Quebrada (Río Ceballos, a 21 kilómetros de La Granja), recomendable para los amantes de la naturaleza y de practicar senderismo, pesca o deportes náuticos como el canotaje y el windsurf.

Incluye, también, una de las propuestas culturales más importantes de Córdoba y del país, como son tres de las cinco estancias construidas por la orden de los jesuitas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: la de Jesús María (a 17 kilómetros de La Granja), la de Colonia Caroya (a 32 kilómetros) y la de Santa Catalina (a 16 kilómetros). Todas están abiertas al público y ofrecen recorridos guiados.

Colonia Caroya tiene su circuito del vino con una decena de bodegas el que también está asociado a los jesuitas ya que su producción comenzó con ellos que, en el siglo XVII, plantaron las primeras cepas. Según cuenta la historia de la Estancia Caroya -primer establecimiento rural de la orden- se hizo el primer vino procedente de América que tomaron los españoles.

Uno de los restaurantes que logró su primera estrella Michelin propone un nuevo menú por tiempos

Fuente: Ámbito – Azafrán, la estrella que brilla en Mendoza, apuesta por un nuevo menú por tiempos. Ya sea de cuatro u ochos, resulta ser una experiencia gastronómica innovadora y única. Conocé más.

Azafrán, el emblemático restaurante de la ciudad de Mendoza, recientemente distinguido con una estrella por la prestigiosa Guía Michelin, se renueva constantemente y apuesta por un cambio conceptual en su menú.

Al frente de su cocina, Sebastián Weigandt marca la diferencia por la manera original en la que resalta los productos regionales. Este restaurante, cuyo nombre es una declaración de principios, sorprende por su propuesta innovadora y su pasión por la gastronomía local.

El concepto de «nueva cocina» busca, a partir del respeto por el producto y técnicas innovadoras, reinterpretar lo que solía ser cotidiano en una propuesta desafiante. Cautiva e interpela al comensal en cada bocado utilizando cultivos ancestrales como la algarroba, el ajo negro y las betarragas, los cuales se fusionan con ingredientes típicos de la zona, como el tomate, la trucha y el chivo. El resultado es una única conjunción de aromas y sabores que despiertan los sentidos.

Diez

La nueva propuesta ofrece dos opciones de menús por tiempos, concebidos como un viaje con distintas paradas en diversos paisajes:

  • El Paseo Azafrán, en cuatro tiempos, es un recorrido corto y menos arriesgado por diferentes rincones y productores de Mendoza y Argentina.
  • La Expedición Azafrán, en ocho tiempos, los llevará a un viaje de aventura en el que se proponen ingredientes, sabores y texturas que buscan desafiar algunos preconceptos, pero poniendo en valor las bases de la cocina mendocina. Cada tiempo está acompañado por alguno de los tantos vinos celosamente guardados en la cava del restaurante.

Más de 300 etiquetas de todos los rincones de Argentina fueron cuidadosamente seleccionadas por Matías Fraga, socio fundador del establecimiento, y utilizadas precisamente en los maridajes diseñados por el sommelier Adrián Yance, jefe de cava del restaurante.

Sebastian Weigandt.

Sebastian Weigandt.

Azafrán fue uno de los restaurantes de Mendoza que recibió una Estrella Michelin

La precisión en la cocina, una cuidada carta de vinos, la búsqueda constante de la excelencia en el servicio y un ambiente cálido, refinado y minimalista fueron la receta para obtener su primera Estrella Michelin, revolucionando la escena gastronómica de la ciudad.

La Guía Michelin describe a Azafrán con las siguientes palabras: «A pocas calles de Plaza Independencia… ¡puedes descubrir la esencia de la gastronomía mendocina! Aquí es donde el chef Sebastián Weigandt, después de muchas experiencias en distintos restaurantes y bodegas, ha encontrado la felicidad. Para él, el sabor de su cocina siempre radicará en la calidad del producto y, desde ese punto de vista, Mendoza es un auténtico paraíso. Anclado en la región, Weigandt trabaja con proveedores locales y forma parte de un proyecto llamado DOP, que estudia la antigua dieta de los primitivos pobladores. En su restaurante, de ambiente contemporáneo, ofrece tres menús degustación con un toque de creatividad actual. Por ejemplo, dos opciones que exaltan el recetario tradicional son Tomaticán mendocino y Arroz negro con trucha y manzana, ambas con una cuidada puesta en escena y gran protagonismo para el mundo vegetal. Por supuesto, el restaurante también ofrece una excelente selección de vinos».

Diez

¿Cómo surgió Azafrán?

Azafrán nació en 1999, originalmente como una tienda de productos gourmet. Con la llegada de la crisis del 2001 se vio forzado a mutar a un concepto de restaurante, que año tras año fue mejorando su propuesta y posicionándose entre los mejores de la provincia, a partir de una cocina simple pero refinada servida en un ambiente casual y con un servicio siempre reconocido por lo cordial.

Poco antes de la pandemia, Fraga invita a Weigandt a sumarse al equipo para intentar lograr un objetivo que ambos consideraban posible: ofrecer en Mendoza una experiencia gastronómica memorable, y ser el mejor restaurant de alta cocina del interior del país.

Si bien la pandemia postergó los planes, llevando el restaurante casi a su cierre, lograron consolidar un increíble grupo de trabajo que sería la base fundamental de su refundación. Apostando todo a una remodelación integral del salon y a un nuevo enfoque en el servicio, en febrero del 2022 relanzaron Azafrán con la propuesta de Fine Dining basada en productos y sabores regionales.

Estas son las 3 mejores pizzerías de autor para disfrutar en la Ciudad de Buenos Aires

Fuente: La Nación – LA NACION dialogó con los dueños de tres restaurantes que, con sus novedosas propuestas, buscan ampliar los límites de este producto amado por los argentinos.

La pizza es uno los grandes pilares dentro del mapa gastronómico porteño, capaz de abrir extensos debates sobre cuál es la mejor y levantar pasiones casi como si se tratara de un equipo de fútbol. En este contexto, existe una nueva ola de pizzeros que toman las bases de la pizza de origen napolitano y la clásica porteña, y elevan este producto un escalón más, con novedosas propuestas y combinaciones de ingredientes que sorprenden al paladar. A continuación, tres pizzerías de autor para visitar en la Ciudad de Buenos Aires.

1) Gordo Chanta

Ubicación: Juan Ramírez de Velazco 1200 (esquina Darwin). Villa Crespo.

La fachada de la pizzería Gordo Chanta
La fachada de la pizzería Gordo ChantaInstagram: @gordochantapizza

“Gordo chanta” fue el mensaje de WhatsApp que recibió Juan Carlos Ortiz de parte de uno de sus clientes cuando decidió comenzar con el delivery de pizzas durante el confinamiento por el COVID-19, con el fin de generar un ingreso extra. Lo que nunca supo ese remitente, disgustado por lo que comió, es que dos años más tarde bautizaría con su frase a uno de los 38 restaurantes imprescindibles de Buenos Aires que integran la Guía Eater.

Juan comenzó horneando pizzas en la terraza de otro de sus bares, La Favorita, para un grupo reducido, mientras que su hermano Juan José hacía el delivery. Se entusiasmaron tanto en este apasionante mundo que mandaron a hacer un horno a leña para especializarse en el estilo napolitano. En marzo de 2022, los hermanos colombianos Juan Carlos, Juan José e Isabela abrieron sus puertas con la estética de un cafetín de barrio y el mismo público que se deleitaba con sus pizzas durante la pandemia, fue el encargado de hacer el boca a boca.

“Me alejé de todo ese tema italiano y no seguí las reglas de la pizza napolitana, si bien es de ese estilo. Lo principal, también, fue alejarme de las combinaciones típicas y, en su lugar, optar por ingredientes locales, de estación y frescos”, señaló Juan Ortiz en diálogo con LA NACION.

Pizza de pepperoni, tomate, mozzarella, albahaca y miel picante
Pizza de pepperoni, tomate, mozzarella, albahaca y miel picanteInstagram: @gordochantapizza

A pesar de los comentarios de los fundamentalistas de la pizza tradicional, esta fue la decisión que los diferenció. En esta etapa estacional del año, la carta presenta sabores distintos como, por ejemplo, de cuatro quesos con cerezas, higo al horno de leña con miel picante (la más elegida), pepinillos, ajo rostizado, salsa ranch y provolone, o incluso de duraznos con pesto y mascarpone casero.

Sin bien su nombre llama la atención, la fachada del lugar ubicado en Villa Crespo está iluminado por un cartel que dice “pizza, vino y faso”, en alusión al clásico drama argentino deBruno Stagnaro, Pizza, birra y faso (1998). Esto se debe a que el otro pilar de esta diferencial propuesta es el vino natural, elaborado por productores argentinos.

Esta novedosa oferta condujo a que cada fin de semana, Gordo Chanta llene su local con comensales dispuestos a disfrutar de sabores exóticos. “A mí me gusta decir que es pizza porteña. Es creada con ingredientes de acá y por inmigrantes acá en Buenos Aires, ¿qué más porteño que eso?”, concluyó Juan Ortiz.

2) Furore

Ubicación: Esmeralda 451. Microcentro.

Furore es la pizzería que abrieron Ezequiel Ortega y Damián Mármol
Furore es la pizzería que abrieron Ezequiel Ortega y Damián MármolInstagram: @furore.ar

“Furore” fue el nombre elegido por Ezequiel Ortega y Damián Mármol para celebrar su pasión por la pizza. Ezequiel, hijo de un maestro pizzero, comenzó a trabajar en clásicos porteños como El Cuartito y Güerrín, y logró consagrarse Campeón Mundial de la pizza Freestyle. Por su parte, Damián, encargado de crear nuevos sabores, ganó el Campeonato Nacional en la categoría “Pizza italiana”. El dúo empezó horneando pizzas en eventos al estilo “pizza party” y su éxito los condujo a cranear su primer restaurante, cuyo nombre elegido fue en homenaje a un pueblito de la provincia de Salerno, en la Costa Amalfitana italiana.

Encontraron el local ideal en el microcentro porteño, cerca de los teatros y las pizzerías más icónicas de Buenos Aires. A pesar del desafío, que era sacar al público de la pizza al molde, los jóvenes le explicaron a sus clientes de qué se trataba esta propuesta. “Al principio costó, pero con el tiempo la gente entendió”, manifestó Ortega en diálogo con LA NACION y aseguró que la propuesta gastronómica se basa en hacer la pizza de “calidad y equilibrada”, lo que genera que no caiga pesada en el estómago.

Furore presenta una línea de pizzas napolitanas "contemporáneas" en el microcentro porteño
Furore presenta una línea de pizzas napolitanas «contemporáneas» en el microcentro porteñoInstagram: @furore.ar

“Nosotros hacemos lo que se llama pizza napolitana ‘contemporánea’. Se le dice así porque aplicamos técnicas avanzadas, tanto en fermento, harinas y descanso de la masa, logrando más aireo y más borde. Lo que se conoce como pizza estilo canotto”, explicó. Muchos de sus clientes, en algunos casos italianos, les confesaron que era mejor que la de Italia. Otros de ellos, también, se sorprendieron al recibir una tijera para cortarla y vivir una experiencia diferente.

Son tan puntillosos en su producto que sus propios dueños son los encargados de hornear las pizzas, uno en el turno tarde y el otro en el nocturno. “Lo que nos diferencia a nosotros es que no hay margen de error. No salen quemadas, crudas o lo que fuera, porque los que cocinamos somos nosotros”, continuó Ortega. Para comenzar sugieren la clásica margherita, pero además cuentan con gustos como mortadela y pistacho, papa y romero, pollo ahumado y pesto genovese, entre otras.

3) Roma Bar

Ubicación: San Luis y Anchorena. Abasto.

El Bar Roma fue restaurado en el 2019 y está ubicado en el barrio conocido popularmente como el Abasto
El Bar Roma fue restaurado en el 2019 y está ubicado en el barrio conocido popularmente como el AbastoInstagram: @romadelabasto

La tercera pizzería para explorar nuevos sabores y disfrutar de una cálida atención es Roma Bar. En el 2019, los dueños del vermú La Fuerza, amantes de los bares que reflejan la identidad histórica porteña, decidieron restaurar este lugar que cumplió 96 años en el 2023. En sus paredes se refleja parte de la historia nacional, donde se pueden encontrar cuadros de Carlos Gardel, José de San Martín, la Selección Argentina campeona del Mundo 2022 y, también, parte de la rica historia del antiguo Mercado del Abasto.

Esa mezcla de influencias se ve presente dentro de las pizzas. Martín Auzmendi, uno de sus dueños, desde joven tuvo el sueño de hacer la “clásica pizza porteña con mejores productos” y crear nuevos sabores, ya que las pizzerías tradicionales se quedaron con las mismas desde hace décadas, como por ejemplo, la de muzzarella, jamón y morrón, fugazzetta, napolitana, que igualmente siguen siendo un éxito.

Las variedades de pizza con productos de estación que se pueden encontrar en el Bar Roma
Las variedades de pizza con productos de estación que se pueden encontrar en el Bar RomaInstagram: @romadelabasto

“Para mí es una masa, no necesariamente al molde, aunque la más tradicional es así. Es una pizza grande con bastantes ingredientes y contundente. Por el tipo de cocción tiene piso, o sea, vos podés comerla con la mano a diferencia de la napolitana”, explicó Auzmendi en diálogo con LA NACION. En cuanto a los ingredientes, son todos estacionales, por lo que la variedad puede cambiar según la época del año.

Aparte de las clásicas, los comensales se pueden encontrar con pizzas de hongos de pino, champiñones y alcaparras; puré de berenjenas, morrones asados y nueces o lomito de cerdo ahumado, morrones asados y perejil. Esta novedosa propuesta condujo a este lugar a formar parte de los 38 restaurantes esenciales de la Guía Eater y a ser declarado como uno de los 79 bares notables de la Ciudad de Buenos Aires.