Bar de viejes, de Instagram a un mapa interactivo para que los cafés de toda la vida no cierren

Fuente: Clarín Gourmet by María Belén Etchenique ~ Su creadora empezó publicando datos y fotos de bares del circuito “no notable” de la Ciudad. Y ahora lanzó un GPS para encontrarlos.

“El bar es el bosque que le queda a la ciudad”, dijo el escritor y periodista Enrique Symns, 26 años atrás. Y la frase, la metáfora que proyecta, no se oxida. Un jueves de septiembre de 2021, la mujer detrás de Bar de Viejes -no se dirá su nombre, porque así lo pide y apenas autoriza a decir su edad (33 años)- usa las palabras de Symns para explicar qué es eso que hace y que define así: una forma de resistencia cultural, un mapa de los cafés de toda la vida y una guía para que más personas habiten los bares, antes de que ese bosque se extinga.

Empezó cuatro años atrás. Lo hizo de manera elemental: desplazándose a pie o en colectivo hasta cada uno de los bares, sentándose a sus mesas; probando el café, el flan, el sándwich de crudo y queso; viendo a dueños, mozos y clientes; tomando registro.

Así, varios días por semana, en forma metódica, trazó un circuito alternativo. Un circuito distinto al celebrado en el Día de los Cafés Notables, cada 26 de octubre. Y llevó esos recorridos a una cuenta de Instagram.

Ahí se descubre que los bares solían tener muchos espejos, para que el mozo pudiera ver cada rincón del salón, incluso, de espaldas. Y se ven imágenes que muestran las mesas de fórmica, las ventanas que dicen en letra imprenta mayúscula “café” y “bar”, las sillas Thonet, la taza de vidrio marrón, la servilleta que no limpia, el sifón de soda. Cada dato y cada foto acumula cientos de likes y la cuenta, decenas de miles de seguidores. Es el escenario ideal para la melancolía, pero Bar de Viejes no la subraya.

“No es un álbum de fotos ni un rescate nostálgico -dice la creadora-. La mirada tampoco es arqueológica. No se relaciona con los bares que ya no están ni hay una búsqueda de ir y reponer ese pasado. Bar de Viejes es un proyecto sobre los bares que existen hoy en la Ciudad de Buenos Aires, y eventualmente en la Argentina. Tiene que ver con lo vivo”.

La pandemia lo alteró todo. También, los planes de Bar de Viejes. El proyecto había recibido financiación del Ministerio de Cultura porteño para el armado de una página web y se había organizado un ciclo de encuentros en distintos cafés. Pero ni lo uno ni lo otro pudo hacerse.

“Durante el encierro, muchas personas reaccionaron con una hiperproducción de contenidos digitales: fotos, videos, transmisiones en vivo en redes sociales. Tomé la decisión de no subirme a ese tren. Los bares no estaban funcionando y no quise bombardear con imágenes imposibles, que sólo generaban ansiedad o se quedaban en lo evocativo”.

En cambio, la administradora de la cuenta se dedicó a avanzar con la construcción de la página y con la carga de datos del mapa interactivo, que desde fines de agosto de 2021 está online. “El mapa se recortó porque la ciudad cambió. Un 15% de los cafés que había relevado cerraron. Son alrededor de 100 bares de viejes menos”, dice. Y sobre lo que existía y perduró, hubo que sumar información nueva, antes impensada.

“Muchos bares que no tenían WhatsApp ni Instagram, de repente se abrieron una cuenta. Muchos que no tenían delivery ni take away, de repente tuvieron. Sumaron wifi. Una situación tan extrema como la pandemia los obligó a hacer en tiempo récord lo que no habían hecho en décadas”.

Bar Buena Medida, un clásico de La Boca. Foto: Fernando de la Orden
Bar Buena Medida, un clásico de La Boca. Foto: Fernando de la Orden

Hablar de un bar es hablar de la historia de una sociedad. De cómo se organizó la inmigración (detrás de la mayoría de los bares hay gallegos y asturianos), de trabajo (suele haber mucha contratación informal) y de identidad barrial. También es hablar de género.

Lo primero que la impulsora de Bar de Viejes pensó fue por qué. ¿Por qué siempre habitués varones adultos, blancos y heterosexuales? La pregunta volvía en cada bar. Y, cuando ya llevaba un año recorriendo y fotografiando los cafés, decidió trabajar con las palabras. Primero cambió la O de viejos por una arroba. No le pareció suficiente y sustituyó el arroba por una E. Viejos mutó a viejes.

Bar Oriente. En los "bares de viejes" se reúnen vecinos, taxistas, oficinistas y un etcétera en el que puede entrar cualquier oficio e identidad. Foto: Gentileza @bardeviejes
Bar Oriente. En los «bares de viejes» se reúnen vecinos, taxistas, oficinistas y un etcétera en el que puede entrar cualquier oficio e identidad. Foto: Gentileza @bardeviejes

En forma histórica, muchos argentinos adoptaron un bar. Lo usaron como una extensión de su casa, como una réplica del espacio interior en el afuera. Pero en algún momento los bares de toda la vida dejaron de serlo. Y durante la pandemia se aceleraron las despedidas, en su mayoría virtuales, con mensajes en Facebook, Twitter o Instagram, alguna anécdota, quizás una foto vieja y emojis de llanto.

“Bar de Viejes propone repensar el hábito, actualizar la herencia. Quizás hoy no nos reúnen las mismas actividades que reunían a las personas a principios del siglo XX. O quizás sí. Pero si queremos que estos bares sigan, pensemos cómo estar en ellos, cómo poner el cuerpo, sin desplazar al habitué, que va y seguirá yendo”.

La crisis económica primero y la pandemia después dirigieron al sector hacia una situación crítica, en muchos casos, terminal. Pero en el desastre, la cuarentena obligó a reparar en lo más cercano. Por ejemplo, el bar de la esquina que por demasiado común antes no se registraba.

“La mirada local fue la mirada posible porque no hubo otra: no nos podíamos mover, no se podía circular libremente por la ciudad, no podíamos viajar. Por ese lado, hubo una apertura a mirar lo próximo,lo barrial, que ojalá sea positiva”, dice la impulsora de Bar de Viejes.

Los seguidores de la cuenta de Instagram -esos que le suman likes y comentarios a cada foto o sugieren otros bares para retratar- tienen entre 25 y 45 años. Para ese rango etario, aunque puede ser para cualquier otro, se pensó el mapa interactivo. “Es una herramienta digital para conectar lo que hoy está desconectado: los bares de viejes y las generaciones jóvenes”.

Y hay razones para acercarse. Los cafés son espacios austeros, con precios accesibles y décadas de experiencia gastronómica. Al sentarse a una mesa, y si ese ejercicio se sostiene en el tiempo, ocurre un fenómeno extraño, una especie de familiaridad indiferente, un equilibrio entre estar acompañado y solo.

“Funcionan como un hogar urbano. Un refugio donde se puede descansar mental y físicamente. Alcanza con estar, no hay que producir. Se puede hacer tiempo: alquilar una mesa para mirar la ciudad a salvo del afuera. Creo que eso es lo que los hace convocantes y no es algo que sólo convoque a los argentinos, sino a cualquier persona, en cualquier parte. Es una necesidad humana”.

Cómo funciona el mapa interactivo

El mapa ofrece la opción de geolocalizar al usuario para que encuentre el bar más cercano a su ubicación. En la herramienta se puede filtrar por los cafés que están abiertos en ese momento. También, por nombre, barrio y categorías (cervecería, minutas, parrilla, sandwichería, etc.).

Por los cambios que impuso la pandemia, se agregó la opción de delivery y take away. El mapa se puede consultar en la web bardeviejes.com.ar.

El mapa interactivo, visto desde el celular. Foto: gentileza @bardeviejes
El mapa interactivo, visto desde el celular. Foto: gentileza @bardeviejes

Ciclo de encuentros

Bar de Viejes seguirá como cuenta de Instagram y como página web y a partir de este mes sumará un newsletter quincenal y el ciclo “Bar abierto”, que estaba pensado para 2020, pero que el Covid suspendió. Serán encuentros culturales, de música y gastronómicos en un bar distinto al mes

“Es una respuesta activa a la situación crítica de los cafés y es una invitación directa a la comunidad para actuar y generar espacios de encuentro en un mundo pospandémico”, dice la creadora del proyecto.

ADN Emprendedor. Un aliado al rescate de la industria gastronómica

Fuente: La Nación ~ Joaquín Aguirre y Tomás Manrique crearon Centralo, un marketplace que le permite a restaurantes y bares centralizar sus compras.

En épocas de crisis e incertidumbre, contar con herramientas que no le generan un costo extra al comerciante es un valor agregado que todos aprecian. Esto lo saben Joaquín Aguirre y Tomás Manrique, creadores de Centralo, un app para hacer más eficiente el modo de comprar en un sector particularmente castigado por la pandemia: el gastronómico y los comercios de alimentos. Incluso, ahora están haciendo crecer el marketplace a los consumidores finales que quieren comprar al por mayor y así aprovechar mejor sus ingresos.

Esta idea surgió tres años atrás, cuando el panorama era otro. Ambos socios venían de tener una amplia experiencia en empresas de consumo masivo, y ese fue el trampolín para iniciar esta app que fomenta a los comerciales a proveerse mediante el e-commerce. Esto, fue disruptivo en su momento, ya que cuando Centralo empezó a dar sus primeros pasos, el 60% de lo que se consumía en la Argentina y en la región se abastecían de manera presencial: iba el vendedor a sus locales, tomaba el pedido y recién después de unos días llegaban los productos.

1. Elegir el momento justo

Centralo pasó de vender $30 millones en 2018 a un proyectado de $4000 millones para este año. A esto le suma el desembarco en todo el país y los primeros pasos de la expansión regional para llegar a un mercado de 3 millones de comercios y U$S250.000 millones en Latinoamérica”, describe Joaquín Aguirre, CEO y fundador.

Para comenzar se solventaron con capital propio y de préstamos familiares. “Con eso desarrollamos nuestro primer MVP (producto mínimo viable, en sus siglas inglesas). A partir del mismo juntamos nuestro capital inicial mediante una primera ronda en la que participaron inversores privados y Quilmes, a través de su aceleradora Eklos con un inversión de U$S50.000″, agrega Tomás Manrique, COO. Ambos socios se conocieron en la UBA, estudiando ingeniería industrial y luego coincidieron en áreas comerciales de empresas líderes de consumo masivo. “Allí vimos una oportunidad concreta de llevar las tecnologías que estaban revolucionando la manera de comprar de los consumidores finales, al canal tradicional, donde se seguían haciendo negocios como hace 50 años”, cuenta Aguirre.

2. Aprovechar el contexto

El crecimiento en pandemia fue impresionante, principalmente porque mucho consumo migró a aquellos comercios de barrio que empezaron a cumplir un rol fundamental para atender a todos los que estuvimos encerrados en nuestras casas y evitamos ir a los grandes supermercados. Obviamente que estos comercios también tuvieron dificultades para abastecerse, y es ahí cuando la propuesta de Centralo les dio la posibilidad de acceder a sus proveedores, sin la necesidad de ir a un mayorista o esperar la visita de un vendedor”, describe Manrique.

Esto cambió incluso el horario en que los comerciantes podían hacer sus compras. “Además, la oportunidad nos impulsó a lanzar la operación en el interior del país. Nos contactaron muchos distribuidores y mayoristas para pedirnos de abrir operaciones en distintas zonas, debido a las limitaciones para poder atender a los comercios, principalmente en aquellos casos donde las distancias son más largas y es fundamental estar conectados con sus clientes”, cuentan a dúo los socios.

3. Estar al servicio de otros

“Creemos firmemente en que el rol del comercio de barrio es fundamental en esta nueva realidad, y queremos empoderar a esos comerciantes para que puedan contar con la tecnología como su aliado para mejorar su negocio”, define Manrique.

Para esto idearon un modelo de negocio que cobra una comisión a los mayoristas que venden sus productos a través de la plataforma. “Darse de alta no tiene costo, solo pagan por las ventas que generan en la comunidad. Para los comercios, es completamente gratuito: solo tienen que descargarse la app”, afirma Aguirre.

Los planes de Centralo incluyen más crecimiento y llegar a mercados desafiantes como Brasil y México
Los planes de Centralo incluyen más crecimiento y llegar a mercados desafiantes como Brasil y México

Hasta el momento, cada mayorista o distribuidor se encarga de la entrega de sus pedidos. La entrega es sin costo, y los pedidos se pagan contra entrega, una vez que se reciben. Actualmente, más de 25.000 comercios utilizan Centralo para abastecer su comercio.

Ahora, además de los negocios, también los consumidores finales pueden hacer compras al por mayor para su uso personal. “Esto hace que se consigan precios mucho mejores que si se compraran en supermercado. Somos muy competitivos en la mayoría de los alimentos de la canasta básica. Y, como en el caso de los comercios, se paga contra entrega y el envío es gratis”, detalla Manrique.

4. Pensar en grande

La pandemia posibilitó el crecimiento a nivel federal, y también más allá de las fronteras. “Llegamos a todos aquellos comercios de la industria de consumo masivo, principalmente alimentos y bebidas. Se abastecen por Centralo almacenes, kioscos, autoservicios y dietéticas, pero también existen bares, cafeterías, rotiserías, restaurantes y hasta oficinas que utilizan la app para hacer su compra mayorista”, detalla Manrique.

Los planes incluyen más crecimiento y llegar a mercados desafiantes como Brasil y México. A su vez, ya tuvieron una ronda de inversión inicial y levantaron una serie A para apuntalar la expansión regional.

A la hora de aconsejar a otros emprendedores, esta dupla va a las bases: “que disfruten de lo que hacen”, dicen. Y agregan: “tener la posibilidad de cambiar una realidad es un privilegio y hay que tratar de aprender y disfrutar de la aventura en todo momento. Si bien nuestro país puede ofrecer un contexto complejo, aparecen oportunidades y el talento argentino permite armar equipos para apuntar al éxito no sólo local sino internacional”, concluyen ambos emprendedores.

Tres ventajas de incluir el Bitcoin como método de pago

Fuente: Ámbito ~ En la Argentina los dueños de confiterías y restaurantes ya están instaurando en el rubro gastronómico las monedas digitales.

Las transacciones en criptomonedas están cambiando lenta pero firmemente el negocio para los comerciantes. En la Argentina los dueños de confiterías y restaurantes ya están aceptando Bitcoins de sus clientes, instaurando en el rubro gastronómico las monedas digitales. Hoy en día en América tenemos el ejemplo de El Salvador, donde recientemente el Bitcoin se convirtió en moneda de curso legal, presentando nuevas posibilidades de masividad.

Renata Rodrigues, Gerente de Marketing de Paxful, visitó El Salvador para encontrar ideas y soluciones que creen un modelo financiero que no sólo sea escalable para los salvadoreños, sino también para otros países. La diversidad de locales comerciales utilizando Bitcoin como modalidad de pago, da cuenta de las oportunidades que ven los comerciantes en el uso de criptomonedas.

¿Cuáles son los beneficios de aceptar bitcoin en los comercios?

  • Rapidez y seguridad: ayuda a la agilidad de las transacciones y es un método transparente que brinda confianza al usuario, debido a sus complejas funciones criptográficas y a los registros de transacciones inmutables.
  • Amplía el mercado: Bitcoin está descentralizado, es decir que no se vincula a un país específico. Por lo tanto, las ventas al exterior se facilitan con este tipo de transacciones.

  • Rentabilidad: las comisiones en el proceso de pago a través de Lightning Network también tienen un costo muy bajo o puede ser incluso gratuito como el caso de envíos entre monederos de Paxful (hasta 1,000/mes). Si la empresa importa o tiene empleados en el exterior, es una alternativa atractiva para el sistema de pagos.

«Lo vi de primera mano en El Salvador, ya que Bitcoin está abriendo aún más fuentes de ingresos para los pequeños negocios. Y esto no es solo para las ciudades más grandes: las tiendas de las zonas rurales tienen carteles escritos a mano de «Acepto Bitcoin», una indicación de que sus beneficios se están poniendo de moda en toda la región», agrega Rodrigues.

Pasos a seguir para integrar Bitcoin a una empresa

“Antes que nada, es importante analizar las necesidades de cada negocio, y establecer objetivos para decidir conscientemente si aceptar Bitcoin es una estrategia que ayudará al crecimiento de la empresa” Comenta Rodrigues.

Una vez que la decisión fue tomada, el primer paso es abrir una billetera Bitcoin para almacenar las monedas. Las billeteras o monederos digitales, son un programa de software que pueden compararse con una caja registradora, pero virtual. Una vez creada, se pueden empezar a aceptar pagos, simplemente enviando una dirección de monedero o un código QR a los clientes. Una de las recomendaciones para aumentar la seguridad de los activos, es transferir las ganancias del monedero web, a un monedero físico después de liquidar las transacciones.

También están las aplicaciones de pantalla táctil, donde lo único que hay que hacer es conectar la dirección de un monedero con la aplicación seleccionada e introducir el monto que corresponde a la transacción. Finalmente, se pueden utilizar plataformas para ofrecer tarjetas de regalo (Gift Cards) que puedan comprarse con bitcoins y canjearse por los productos o servicios deseados.

Cualquiera de las opciones, convierte a las empresas en atractivas para proveedores y consumidores. El Salvador es el ejemplo de cómo se expande aún más el uso de la moneda digital como una estrategia aplicable a pymes y negocios comerciales de todo tipo.

La comida es arte según Amit Sood, creador de Google Arts & Culture

Fuente: La Nación ~ La plataforma, que este año cumple una década, lanzó un proyecto online y gratuito dedicado a la gastronomía argentina, con más de 5000 imágenes, 140 historias y 70 videos

“Mi deseo de viajar a la Argentina después de mirar esta página es muy, muy alto”, dice por videoconferencia a LA NACION desde Londres Amit Sood, el hombre nacido en Bombay que impulsa desde hace una década el proyectoGoogle Arts & Culture, en referencia a su lanzamiento más reciente: un sitio destinado a la gastronomía de nuestro país.

Disponible desde hoy en g.co/ALaMesa, el especial Argentina a la mesa ofrece más de 5000 imágenes, 140 historias y 70 videos relacionados con la gente, los lugares y las tradiciones locales en torno a la comida. Es el resultado de un trabajo de equipo entre los ingenieros de Google y sus socios locales: el programa GustAR, impulsado por el gobierno nacional y la Fundación ArgenINTA para fomentar el turismo gastronómico, junto con Colección Amalita, el Museo Nacional de Bellas Artes de Argentina, el Muntref y la AMIA.

Amit Sood, creador y director de Google Arts & Culture
Amit Sood, creador y director de Google Arts & CultureGentileza Google Arts & Culture

“Mi cuadro favorito es éste”, comenta Sood al detenerse en El canicero, retrato pintado porCesáreo Bernaldo de Quirós en 1926 y cedido por el Bellas Artes, presentado junto a una serie fotográfica dedicada a los carniceros porteños. “Yo ya no como carne, pero esta obra me da ganas de volver a comer”, agrega. Y señala que otro de sus contenidos favoritos de la página es la ilustración destacada en su pantalla, un panorama federal de la gastronomía realizado por la argentina Josefina Jolly.

La imagen de El carnicero (Serie Los gauchos), retrato pintado por Cesáreo Bernaldo de Quirós en 1926, un aporte al proyecto del Museo Nacional de Bellas Artes
La imagen de El carnicero (Serie Los gauchos), retrato pintado por Cesáreo Bernaldo de Quirós en 1926, un aporte al proyecto del Museo Nacional de Bellas ArtesGentileza Google Arts & Culture

“No entendía por qué había tanto enfoque en la comida italiana, y luego supe que había una historia de inmigración y el impacto que tuvo en la cocina. Aprendí mucho de este proyecto”, reconoce Sood, creador y director de una herramienta invaluable para la humanidad: Google Arts & Culture permite acceder online, en forma gratuita y desde cualquier dispositivo, a las colecciones de más de 2000 museos de todo el mundo. “Eso para mí ni siquiera es un debate”, responde sin dudar cuando se le pregunta si la comida es una forma de arte.

El mapa gastronómico de Argentina por Josefina Jolly
El mapa gastronómico de Argentina por Josefina JollyGentileza Google Arts & Culture

-¿Por qué eligieron la comida argentina para este proyecto?

-En Google Arts & Culture buscamos que los países se acerquen y nos digan de qué deberíamos hablar desde un punto de vista cultural. Puede ser arte, música, comida… Nosotros somos un grupo de ingenieros que hacemos una plataforma; mucho del contenido, de la curaduría de lo que hay para comunicar viene de nuestros socios. En este caso, los ministerios de Cultura, Agricultura y Turismo hicieron un gran trabajo; el programa GustAR nos dio mucha confianza. Otra razón fue que habíamos realizado algunos programas relacionados con la alimentación en Japón y otros países, pero queríamos expandirlo.

«Una familia se sienta alrededor de la mesa a cenar y habla sobre las recetas… Eso es cultura.»

Amit Sood

-¿Qué lugar ocupa la gastronomía en la cultura de un país?

-Creo que la cultura alimentaria en general está bastante mal representada. Hay quienes están obsesionados con la interpretación de alta gama de la gastronomía, y luego los que la ven como una utilidad diaria: tenés que comer para sobrevivir. Y luego quienes están en el medio, personas que están tratando de conectar los dos y contar una historia sobre cómo la gastronomía apoya el empleo, la comunidad y las experiencias. Una familia se sienta alrededor de la mesa a cenar y habla sobre las recetas… Eso es cultura. Es probablemente una de las exploraciones culturales de primera mano que hacemos como seres humanos, como un grupo. Así que para mí tiene un lugar muy alto, a veces incluso más alto que el arte.

Ilustración de Josefina Jolly para Argentina a la mesa
Ilustración de Josefina Jolly para Argentina a la mesaGentileza Google Arts & Culture

-El chef catalán Ferran Adrià fue invitado en 2007 a la Documenta de Kassel. ¿Considerás que la gastronomía es una forma de arte?

-Sí, por supuesto. Eso para mí ni siquiera es un debate. Tuve muchas conversaciones con Ferran sobre este tema, porque nos hizo una consultoría increíble en el proyecto que hicimos con España en torno a la comida. Fue una de las primeras personas que me educó un poco al respecto. Me mostró que no se trata del plato elegante que ves en un folleto, en un restaurante con estrella Michelin: esa es la versión de Instagram de la experiencia artística. Recuerdo que fui a su estudio y me mostró una foto de un espárrago blanco crudo, pelado. Y me preguntó: “¿Consideras esto como una obra de arte o no?” Fue maravilloso ver que no son necesarias las manipulaciones extravagantes de la comida. El arte está incluso está en las materias primas, en el agricultor. Cualquiera que nutra una idea o un concepto, y desarrolle una producción creativa, es un artista.¡Un aplauso para el asador! 7 frases que explican la cultura gastronómica argentina

-¿Estuviste alguna vez en la Argentina?

-Lamentablemente, no. Estuve muy cerca de ir, antes de la pandemia. Pero voy a ir. Mi deseo de ir a la Argentina después de ver esta página es muy, muy alto.

-La gastronomía fue muy golpeada por la pandemia. Muchos restaurantes cerraron…

-Y por eso creo que es importante contar estas historias, contar la celebración de la misma. Y si bien la gastronomía fue golpeada desde la perspectiva del restaurante, también hubo mucha innovación. La gente se dio cuenta de que todavía quiere comida que la inspire. Han llegado tantas historias increíbles de todo el mundo, sobre lo que los chefs hicieron con su tiempo fuera del restaurante.

-Y la gente, en sus casas, empezó a cocinar más.

-Exactamente.

Uno de los capítulos del proyecto está dedicado al mate
Uno de los capítulos del proyecto está dedicado al mateGentileza Google Arts & Culture

-El mate ocupa un lugar relevante en el nuevo proyecto. ¿Lo probaste?

-Mucho. Viví en Nueva York hace mucho tiempo, y ahí probé el mate. Fue asombroso. Me dio una mejor apreciación de que cada cultura tiene su propia infusión; ese tema puede ser un proyecto para Google Arts & Culture.

-¿Y probaste comida argentina? ¿Qué es lo que más te gusta?

-Mi historia con la comida argentina es muy interesante. En 2004 tenía un compañero de cuarto, Ernie, que fue un verdadero mentor para mí. En ese momento solía comer carne en el desayuno, en el almuerzo, en la cena. Tuve una buena experiencia, pero luego me volví vegetariano y luego vegano, y mis opciones en los restaurantes argentinos empezaron a disminuir. Pero probablemente tienen la mejor carne del mundo.

-¿Cuál es tu balance de estos diez años de Google Arts & Culture y cuáles son los próximos desafíos?

-Cuando comenzamos esta experiencia, realmente no sabíamos que llegaría tan lejos. Vamos un día a la vez. Lo que intentamos hacer en los últimos diez años, y nos hemos comprometido mucho con ello, es intentar hacer una suerte de redefinición de lo que debería ser la cultura. Y eso no atrae a todo el mundo. Es posible que las personas que son muy apegadas a las bellas artes ya no reconozcan el Google Arts & Culture de 2011, que sólo se trataba de pinturas al óleo. Y eso es intencional. Queremos ampliar esa noción de que si estás viendo una pintura hermosa en un museo en Buenos Aires, en forma virtual, también podés experimentar algo sobre la música, sobre la artesanía, y luego, si quieres, eso es un salto. Podemos llevarte a la India, a Japón, para que entiendas que hay más similitudes que diferencias entre las culturas globales. No estamos ni cerca de terminar esa ambición, porque va a tomar mucho tiempo. Tenemos una mirada a muy largo plazo. El enfoque es el mismo desde 2011, la cultura significa diferentes cosas para diferentes personas. Algunos usuarios quieren divertirse y tomarse una selfie, otros quieren jugar un juego, otros leer una historia y otros hacer zoom sobre una pintura. Creo que nuestro trabajo es tratar de abarcar la diversidad de experiencias culturales.

Las tradiciones argentinas relacionadas con la comida, otro de los ejes del proyecto
Las tradiciones argentinas relacionadas con la comida, otro de los ejes del proyectoGentileza Google Arts & Culture

-¿Planeas dedicar un proyecto a criptoarte y NFTs?

-No… Sigo el tema, creo que es increíblemente interesante, es innovación. Una mirada diferente. Nosotros somos un equipo pequeño. Si un museo se nos acerca y nos dice: “¿Hacemos un proyecto sobre criptoarte?”, decimos que sí en un segundo. Necesitamos una institución que tome la iniciativa, porque no somos expertos en arte.

-¿Cuántas personas trabajan en el equipo?

-Nunca damos cifras específicas sobre el tamaño de nuestro equipo. Somos un equipo pequeño que cuenta con mucho apoyo de los “googlers” de todo el mundo. Entonces, técnicamente somos un gran equipo, porque tenemos a todos los empleados de Google de todos los países interesados en el arte y la cultura.

-Trabajar de esa manera, en red, es muy poderoso.

-Sí, creo que es es la única forma en que puedes ser autosuficiente y crecer. Somos una iniciativa sin fines de lucro en la compañía. No sería correcto para nosotros intentar cada año hacer crecer nuestro equipo, pero creo que debemos mostrar valor a otras personas de la empresa que luego quieran hacer cosas con nosotros.

Otro capítulo, dedicado a la clásica provoleta
Otro capítulo, dedicado a la clásica provoletaGentileza Google Arts & Culture

-Impulsaste Google Arts & Culture gracias al llamado “proyecto del 20%”, una posibilidad que Google ofrece a sus empleados de invertir el 20% de su tiempo de trabajo en proyectos no relacionados con sus principales responsabilidades. ¿Eso se sigue manteniendo?

-Creo que en Google ahora queda a discreción del gerente de cada equipo. Yo estoy haciendo un proyecto del 20% en este momento, con alguien en Paquistán. Simplemente sentí que quería aprender algo sobre el país que está justo al lado del mío. En nuestro equipo tenemos muchas personas que tienen ese tipo de ideas, así que las alentamos.

-¿Y cuál es el próximo proyecto que lanzarán?

-Estamos lanzando algo todas las semanas. Hace unos días presentamos un proyecto increíble, sobre las especias de Indonesia. Se trata de contar la historia de las especias, de cómo Indonesia le ha dado pimienta al mundo. También, otro sobrecomida mexicanay tenemos un par pendientes sobre gastronomía en Medio Oriente. En la aplicación Google Arts & Culture acabamos de lanzar algunas formas muy nuevas de interactuar con la cultura, como losfiltros artísticoscon realidad aumentada. Por ejemplo, podés grabarte hablando como La Gioconda o como uno de los cuadros deArcimboldo, y tener una experiencia muy divertida. Podés grabarlo y compartirlo. Estamos invirtiendo mucho en estas funciones interactivas en la cámara. Lo que viene es un proyecto secreto muy grande, que se lanzará a fines de octubre.

-Quiero que me cuentes ese secreto.

-Todo lo que puedo decir es que a la gente le va a encantar. Estamos haciendo muchas cosas para jugar. La idea es: historias, juegos, cámara. Así le das a la gente una razón para hacer actividades culturales todos los días.

La gastronomía gana terreno dentro de las redes sociales

Fuente: Impulso ~ Cocinar y mostrarlo es tendencia y es por eso que cada vez es más el contenido que encontramos sobre recetas de cocina, ideas para crear comidas e influencers que ofrecen tips, en las distintas aplicaciones online.

La res social Kwai busca promover la gastronomía argentina a través de iniciativas con creadores de contenido en donde los platos y su historia son los protagonistas.

La industria de la gastronomía comprendió el valor que tienen las redes sociales en la actualidad, razón por la cual migraron del ambiente tradicional al ecosistema digital, en busca de llegar a su audiencia actual y a un público nuevo a través de formatos únicos que les permite trasladar las experiencias gastronómicas.

Cada vez son más las personas que buscan recetas de cocina, ideas para crear sus comidas e influencers para escuchar sus tips, en las distintas aplicaciones online.

Es por esto que, viendo este gran potencial, plataformas como Kwai -la aplicación china de videos cortos que llegó al país hace seis meses- procura impulsar la vertical de gastronomía y ayudar a que generadores de contenido muestren sus experiencias.

“Kwai está presente y acompaña a los creadores en todas las etapas del proceso de generación de contenido. Gracias a sus programas es posible tomar la plataforma como un verdadero trabajo y dedicarse a ella de forma profesional” comenta el Yeti de @brutacocina, creador de contenido gastronómico con más de 1 millón de seguidores dentro de la app.

“Además, existen grupos de apoyo para creadores que ayudan durante el proceso y hacen más sencilla la viralización de contenidos”, finaliza.

HERRAMIENTAS CON TENDENCIAS Y TIPS

Así, los usuarios y usuarias encuentran una variedad importante de contenidos gastronómicos de gran calidad, que exponen las últimas tendencias de la cocina argentina y de la región, que fueron  impulsados por creadores de contenido que, en su mayoría, son capacitados por el equipo de la app con el objetivo de acompañarlos en la profesionalización de sus perfiles.

‘‘Estamos felices de convertirnos en un aliado estratégico de emprendimientos gastronómicos para potencializar sus iniciativas, a través de las herramientas que tienen la aplicación, llegando a millones de personas en Argentina, la región y el mundo en general’’, aseguró Gustavo Vargas, director de comunicaciones y relaciones públicas para Latinoamérica de Kwai.

En las redes sociales se pueden encontrar desde recomendaciones de restaurantes en Argentina para probar los platos más deliciosos y tradicionales del país, consejos sobre cómo preparar diferentes platos, e ideas innovadoras que pueden aplicar a la hora de cocinar en sus casas.

Tecnología aplicada al delivery: la cocina detrás del desarrollo de marcas gastronómicas

Fuente: Cronista ~ Entrevista con Darío Leibovic, Director Comercial del grupo gastronómico Big Brands, especialista en tecnología y creatividad aplicada al negocio de la gastronomía.

Las tendencias generan datos. Y con los datos, a su vez, se puede trabajar para generar tendencias. Así funciona el aprovechamiento de la información permitido por las nuevas tecnologías y que está cambiando las formas de hacer las cosas. Y esta historia incluye a un sector tan clásico como la gastronomía.

¿Qué tienen que ver, por ejemplo, una noche de partido en River con la promoción de una pizzería en su servicio de delivery?. Probablemente mucho. Hay quienes trabajan detrás de escena para relacionar y conectar ese disparador futbolístico con las ganas de un grupo de amigos de juntarse a comer pizza y con la oportunidad de disparar una oferta en una app de delivery para atender esa necesidad en ese barrio.

Se convierte así una circunstancia, o un dato aislado, en un evento redondo que fortalece los negocios: panza llena, corazones contentos y clink caja.

Quien puede explicar ese servicio es Darío Leibovic, Director Comercial del grupo gastronómico Big Brands, la empresa encargada de analizar tendencias de consumo, aplicar estrategias rápidas según zonas para aprovechar esas tendencias o eventos especiales, y hasta desarrollar marcas propias en el rubro gastronómico.

Darío Leibovic, Director Comercial de Big Brands.

La empresa se conforma por un equipo societario con expertise en el consumo masivo y el trabajo en agencias de publicidad y marketing que apostaron a aplicar todo su bagaje tecnológico para desarrollar nuevas estrategias y aplicaciones que potencien el sector.

«Vimos que había un nicho muy importante en el rubro porque los mayores grupos de gastronomía vienen de herencia familiar, entonces es gente que trata de imponer alguna impronta, pero no se destacan más que eso. Nosotros lo que hacemos es aportar mucho valor agregado desde el lado de la tecnología, y el primer nicho que encontramos fue el servicio de delivery», comenta Leibovic.

-¿Cuál es ese valor agregado que aportan?

-Analizamos las tendencias y perfiles de consumo: qué se compra, qué tipo de comida, y qué impulsa a los consumidores a comprar. A través de eso es que empezamos a crecer. Actualmente tenemos más de 80 locales divididos entre propios y franquicias, y los de nuestros socios estratégicos. Desarrollamos promociones que son exclusivas si cambia el clima, si llueve y hace frío, si hay un partido de fútbol, por ejemplo, qué tipo de promoción se puede hacer. Por ejemplo, con una marca de pizza. Nuestra mayor fortaleza se basa en el análisis y en entender al consumidor. Y a partir de ahí desarrollamos nuevas marcas que vengan a cumplir la necesidad de consumidores insatisfechos con otras propuestas que hay en el mercado.

-¿Cómo se trabajan esos datos o métricas?

-Armamos una food agency (Kimchi) enfocada en el análisis de datos, creatividad, diseño, social media, y performance de resultados. Tenemos constantemente monitores dentro de la oficina que te van mostrando las ventas de cada una de nuestras sucursales. Entonces, vas viendo cómo va operando el barrio, la zona, y eso lo atan a situaciones del momento. Si llueve, por ejemplo, seguramente no tengas plan de ir al supermercado o salir a comer, y te quedes en tu casa. Entonces generamos ofertas en el momento que las comunicamos por redes sociales, por aplicaciones de delivery o por nuestro propio delivery, orientado a satisfacer ese momento y esa situación. Eso hace que nuestros volúmenes de venta, ya sea por aplicaciones de delivery o take away, se disparen. Y eso el 99% del mercado no lo hace. Lanzan un producto y esperan a que el consumidor venga, no viven el momento a momento. Hoy gracias a la tecnología y las redes sociales tenés información muy nutritiva en el momento, y si la utilizás bien es lo que te puede generar un éxito o un fracaso.

El take away se adoptó con fuerza durante la pandemia.

Darío Leibovic, de 33 años y con una larga carrera en el sector del marketing y ventas, relata que en Big Brands están atentos a las tendencias que se registran en Estados Unidos, Europa y Asia, y a partir de allí realizan focus groups para desarrollar productos a través de sus marcas, y testear además si amerita desarrollar una marca nueva, ya sea en formato delivery o con salón a la calle si tiene mucho éxito.

Un ejemplo es el caso de Let it V, un restaurante de gastronomía 100% plant based y gluten free que ya cuenta con 4 sucursales en Buenos Aires y 2 en España (Barcelona) en donde proyectan, junto a un grupo inversor español, la apertura de 30 locales en 3 años. A su vez tienen en vista la apertura de locales en Brasil, Estados Unidos y Uruguay en los próximos 2 años.

La propuesta de Let it V.

El secreto de Big Brands reside también en explorar marcas y propuestas gastronómicas que no son populares pero tienen potencial de crecimiento.

«Muchos de los grupos gastronómicos grandes nos vienen a buscar para asociarse en desarrollar marcas. Vemos las tendencias y aplicamos una cabeza que no había antes, basándonos en tecnología e información. Creo que la pandemia ayudó mucho a eso, a darse cuenta que no todo pasa solo por lo tradicional del local a la calle, sino que todo lo que es digital, lo que es delivery o take away, tenía un espacio muy grande para crecer. A la mayoría eso les explotó en la cara, cuando nosotros ya lo veníamos viendo y trabajando. Entonces pudimos usarlo como trampolín para crecer. De hecho, hace tres años teníamos 3 locales, y hoy más de 80″, resume Leibovic.

Good Cholas es una de las marcas desarrolladas por Big Brands.

-En el marco de estas tendencias, ¿qué posibilidades hay de crecimiento vía franquicias?

-Tenemos tres formatos de franquicias. Uno es el famoso dark kitchen, la cocina a ciegas. Como nos especializamos en delivery y take away, cualquier persona que actualmente tiene algún tipo de comercio o que quiere innovar y no tiene mucho capital para invertir puede innovar a través del delivery. Entonces nosotros analizamos zonas de consumo, y a través de eso dividimos las franquicias en 3 etapas:

1. El local dark kitchen para delivery. No necesita inversión inicial elevada, trabaja solo con delivery. Cuesta un 20% o 30% con respecto a un local a la calle. Tiene potencialidad, rentabilidad alta y rapidez en la puesta en marcha. Incluso se puede trabajar más de una marca.

2. La segunda es también el dark kitchen, pero utilizando una marca que se pueda usar en el frente, a la calle, permitiendo una rentabilidad con el público que consume.

3. Un local que atienda al público receptivo. Por ejemplo, tenemos una marca que es una cafetería de especialidad ‘Vakery con pastelería plant based & gluten free, una de las tendencias en crecimiento.

Vakery ofrece pastelería plant based y gluten free. Fotos: Big Brands.

Para el entrevistado, el delivery llegó para quedarse pese a que lo peor de la pandemia parece haber quedado atrás. Según su registro, en los últimos 2 años creció por 8, apoyado por la adopción de aplicaciones por parte de las generaciones que no las habían usado antes. Destaca incluso que la Argentina está al tope de la tendencia en América Latina.

¿Qué se puede esperar de aquí en más? «La comida es un gusto, tiene una connotación emocional. Va a volver a crecer la parte de salón -describe Leibovic-, pero también hay una cuestión de limitación de espacio, por lo cual el juntarse seguirá y el delivery seguirá creciendo«. «De hecho, la meseta que se esperaba en diciembre del año pasado, cuando la gente empezó a salir a la calle, no se dio», remarca. 

Se confirmó la salida de Argentina de la principal plataforma de reservas online de restaurantes

Fuente: Infobae ~ Es TheFork, una empresa de TripAdvisor, que en 2019 había comprado a Restorando, una startup regional que nació en el país. También se retira de otros países de la región

Otra marca internacional confirmó que dejará el país el mes próximo: se trata de TheFork, una de las principales plataformas de reservas online de restaurantes a nivel global, que también tomaría una decisión similar en otros países de la región, como Brasil. Se trata de una empresa del gigante TripAdvisor, que en 2019 había comprado a Restorando, una startup regional que nació en el país y fue pionera en el rubro.

“Como ya les informamos en agosto, hemos decidido parar nuestras actividades en Argentina a partir del 31 de octubre. El cierre en Argentina ha sido una decisión difícil, pero la pandemia del COVID ha supuesto un impacto repentino e importante en la economía global, y este sector no ha sido una excepción. Por eso, hemos tenido que implantar medidas de reducción de costos que incluyen una disminución de la presencia geográfica de TheFork. Por todo ello, a partir del 1 de noviembre, ni la web de TheFork ni la aplicación estarán disponibles”, indicaron.PUBLICIDAD

“Después de esta fecha, su cuenta se cerrará. Si no vive en Argentina por favor contacte con nosotros para informarnos de cuál es su país de residencia actual. Si se encuentra en uno de los países donde TheFork da servicio, podrá seguir utilizando su cuenta. Nuestras más sinceras disculpas por cualquier problema que esto pudiera ocasionarles”, finalizó el mensaje.El mensaje de The Fork a sus clientesEl mensaje de The Fork a sus clientes

Según pudo saber Infobae, el impacto de la pandemia en el sector es el principal motivo de la salida de la empresa del país, que además reorientará su eje de negocios en otros países, sobre todo Europa. Según fuentes gremiales, solo en CABA cerraron definitivamente 2.500 locales, entre ellos La Parolaccia Casa Tua, Sottovoce y La Bistecca.

De Restorando a TheFork

Cabe recordar que en 2019 el grupo TheFork arribó a la Argentina con la compra de Restorando y empezó a desarrollar su marca a el país. A nivel global, cuenta con más de 65.000 restaurantes en 17 países.Franco Silvetti y Frank Martin, fundadores de RestorandoFranco Silvetti y Frank Martin, fundadores de Restorando

“Es una gran satisfacción anunciar este relanzamiento de la plataforma a partir de la unión con TheFork, que no sólo fortalece nuestro posicionamiento en el mercado local, sino que nos expande y conecta a una red internacional con más de 60.000 restaurantes y millones de comensales en todo el mundo, para seguir potenciando el mercado de reservas online”, expresó entonces Frank Martin, cofundador Restorando y CEO TheFork para América Latina (países de habla hispana). Desde hace más de un año Martin no está más a cargo de la empresa, sino que trabaja directamente en el desarrollo estratégico de TripAdvisor.

Restorando se fundó en 2011 por Martín –Ingeniero Industrial de la Universidad Austral y emprendedor Endeavor– y Franco Silvetti y se transformó en la principal plataforma de reservas en restaurantes de Argentina y la región. Llegó a tener operaciones en 7 países y estaba basada en Buenos Aires con oficinas en San Pablo, Chile, Bogotá y Ciudad de México.

Según detalló Infobae, ya son más de 20 las multinacionales que dejaron de operar en el país. Una de las últimas fue la empresa farmaceútica norteamericana Eli Lilly. Según detallaron, la decisión se debió a un cambio de “modelo de negocio” en el país y que Laboratorios Raffo, una empresa argentina, tendrá los derechos de comercialización y registros sanitarios de sus productos.

Otras empresas grandes que dejaron el país son la cadena de supermercados Walmart, la chilena Falabella y la aérea Latam. Otras aerolíneas que dejaron de operar son Air New Zealand, Emirates y Qatar Airways, más algunas que suspendieron sus vuelos por el momento –British Airways, Ethiopian, Cubana de Aviación, Air Canada, Sky y las brasileñas Gol y Azul– y otras que cambiaron sus modelos, como Alitalia.

Entre las que dejaron de operar o redujeron su presencia local también están la low cost Norwegian, BASF, Axalta, PPG, Pierre Fabré, Saint Gobain Sekurit, Under Armour, Gerresheimer, Brighstar, Glovo y Asics.

Nace degastronomicos.com, el ecommerce para bares y restaurantes (Willy Fernández Christie lo hizo)

Fuente: InfoNegocios ~ Mientras sigue adelante con la arquitectura y sus negocios gastronómicos The Barbeer, Burgerbeer y Rock&Feller´s, Willy Fernández Christie y su socio histórico, se ponen del otro lado del mostrador para proveer a bares, restaurantes, hoteles y almacenes. Será a través de degastronomicos.com, una plataforma que estará disponible a partir del 13 de septiembre y que promete precios imbatibles en 200 marcas y más de 6.000 productos.

Las compras por internet son furor y Willy lo sabe. Argentina se posiciona como el cuarto país con mayor crecimiento de ventas a través de este medio y en ese escenario llega a Córdoba degastronomicos.com: una nueva plataforma online dirigida exclusivamente a restaurantes, bares, hoteles y almacenes para realizar y gestionar compras online de forma simple y a precios directos del distribuidor oficial o fabricante. 

“Con más de 200 marcas y 6.000 productos, el ecommerce tiene como finalidad que los emprendimientos gastronómicos puedan gestionar y centralizar sus compras accediendo a precios que, de manera individual, no serían posibles”, nos explica Fernández Christie, socio de la plataforma. 
 
Degastronomicos.com se presenta como un canal intermediario entre vendedores y compradores, donde el envío y el pago del pedido será coordinado entre las partes. La novedosa propuesta apunta, por un lado, a que los vendedores incluyan un nuevo canal de venta y puedan ampliar su cartera de clientes sin costo de mantenimiento. Por el otro, a que los comercios gastronómicos y del rubro alimenticio, simplifiquen la tarea de contactar una amplia lista de proveedores, ahorren costos, gestionen pedidos y puedan encontrar todo en un solo lugar”, dicen. 

La página es intuitiva y fácil de manejar, donde el usuario podrá ver ofertas destacadas y comparar por precio, calidad, proveedor entre otras características. También contará con una categoría especial: la de productos XXL, es decir, aquellos de grandes tamaños, exclusivos para este tipo de comercios.

Arrancará en Córdoba la semana que viene, pero los planes son ambiciosos. “El objetivo es llegar al resto de país en el corto plazo e incorporar en su cartera todos aquellos productos y servicios que los locales gastronómicos y del rubro alimenticio necesitan para la totalidad de su actividad”, culminan.

Digitalización: seis de cada diez comercios ya tiene una web de ventas propia

Fuente: BAE ~ La pandemia no hizo otra cosa que acelerar el proceso de digitalización de las empresas, sobre todo, de las pymes que todavía estaban rezagadas.

En la actualidad, un 63% de los comercios dispone de un sitio web de ventas propio e, incluso, un 33% está presente en marketplaces.

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) presentó su Índice de Intensidad Digital (IID) elaborado por el Observatorio de Productividad y Competitividad de la Universidad CAECE, la casa de altos estudios de la entidad.

Este indicador apunta a estudiar, evaluar y monitorear el estado de digitalización de los procesos de negocio implementados por las empresas, para lo cual se indaga en cuestiones referidas al uso de herramientas como el ecommerce, la infraestructura en la nube, las redes sociales y tecnologías emergentes, entre otros aspectos.

El presidente de la CAC, Mario Grinman, dijo que este estudio «permitirá ver en qué aspectos de los procesos de digitalización las firmas argentinas registran un mayor retraso y, a partir de allí, encarar gestiones ante los poderes públicos o poner en marcha programas de asesoramiento o capacitación específicamente diseñados».

«A la vez, al ser una medición que se repetirá de manera periódica, permitirá analizar la evolución en el tiempo, y, de este modo, evaluar en qué áreas se alcanzan progresos y en cuáles no», agregó.

Explicó que este interés se enmarca en «los muy difíciles meses que atravesamos desde que la Covid-19» que «confirmaron lo que ya sabíamos en lo que refiere a la tecnología: tiene un rol clave y cada vez más protagónico en la vida de las personas y de las compañías».

De acuerdo con el estudio, para el promedio de las empresas el IID -que contempla trece variables para medir el nivel de digitalización de la empresa- se ubicó en 4,27, en una escala de 0 a 10.

Asimismo, la investigación mostró que el 88% de las firmas encuestadas cuenta con acceso a internet, con una velocidad de descarga que mayoritariamente fluctúa en dos rangos: entre 30 y 100mb, y entre 100 y 500mb.

El 51% provee a sus empleados dispositivos portátiles con conexión móvil; el 63% dispone de website, al cual se le brinda tanto un uso estático (descripción de bienes, servicios, precios) o como canal de venta (ecommerce) y el 33% efectúa ventas online a través de marketplaces.

Big data

En otro orden, un tercio de las compañías consultadas adquirió servicios de computación en la nube, con usos que se vinculan esencialmente con el almacenamiento de datos (51%), emailing (40%), base de datos de la empresa en la nube (32%), paquete de oficina (31%) y ciberseguridad (30%).

Asimismo, el 12% reportó analizar o explotar big data internamente desde cualquier fuente de datos; en tanto que entre los usos de la inteligencia artificial se destaca marketing y ventas (49%), procesos de producción (27%), administración (23%) y logística (21%).

¿Cómo convertir la demora en «tiempo libre»? Digitalizar la lista de espera.

Entrevista a Martin Franzosi, CEO de Appturnos que apuesta a esta aplicación en Argentina. ¿Cómo fidelizar clientes en los tiempos de espera aplicando nuevas tecnologías? Ya está disponible una plataforma para organizar las esperas en los restaurantes.

Fuente: @appturnos ~ En los restaurantes es habitual ver larguísimas situaciones de espera. En Palermo, Zona Norte, Puerto Madero y muchos lugares más vemos amigos, familias completas esperando de pie, agolpadas en la puerta de los locales. La situación es tan frustrante que mucha gente desiste. ¿Cuántas veces escuchamos a Recepción llamar una y otra vez a personas que ya se han ido? Para resolver el problema, algunos locales han incorporado el uso de beepers, una solución cara y limitada frente a las capacidades de la telefonía celular.  

 Nosotros creamos una conexión entre el restaurante y el comensal, desde su llegada hasta que se sienta a la mesa. AppTurnos es una aplicación que mantiene a los comensales conectados con el restaurante y al corriente de la demora. Cuando el comensal llega al restaurante, anota su turno en la aplicación. Cuando su mesa esté lista, recibirá una notificación directamente en su celular. Appturnos libera al cliente de esperar frente al restaurante y el local puede sumar valor enviándole el menú, los platos del día y las promociones. De esta manera, no sólo logra que la espera sea amena sino que ayuda al restaurante a bajar los tiempos de rotación de cada mesa. Liberado de la espera tediosa y del amontonamiento de gente, el comensal puede ver el menú y adelantarse en el pedido, evitando sumar aún más tiempo de decisión cuando está sentado a la mesa.

Las empresas están utilizando servicios digitales para resolver problemas logísticos y reservar sus recursos humanos para agregar valor a las experiencias del cliente. Esto ya se ve en comercios, bancos y en la industria del entretenimiento. Con AppTurnos en tu restaurante, el personal se enfoca en brindar atención personalizada y calidez a la experiencia gastronómica. Y también te da acceso a toda la estadística de los locales y datos de tus clientes.

Para más información, visitanos en las redes y en nuestra página www.appturnos.ar

IG: @appturnos  Twitter: @appturnos

Mail: info@appturnos.ar