Tiene 91 años. La pizzería que inventó la fugazza rellena con queso y llegó a los Golden Globes con “Argentina, 1985″

Fuente: La Nación – Nació en La Boca, como una panadería, fundada por un inmigrante genovés llamado Giovanni Banchero

“La historia comienza en 1932, cuando mi bisabuelo Giovanni Banchero abre una panadería en La Boca. Había venido en barco desde Génova, Italia. Tenía dos hijos: mi abuelo Antonio Agustín y mi tío abuelo, Agustín Antonio. Esto es real, los llamó así. Cuenta la leyenda que ahí, en el horno de la panadería, se hicieron las primeras pizzas de Argentina. Fue después que tomó forma el restaurante”, relata Luciano Banchero (37), periodista y fundador Posta, la productora de podcasts.

La esquina de Almirante Brown y Suárez donde está Banchero La Boca desde 1932.
La esquina de Almirante Brown y Suárez donde está Banchero La Boca desde 1932. Gentileza Banchero

Banchero icónica pizzería tomó vida con sus clientes, muchos inmigrantes, vecinos y artistas de la época. En Banchero se juntaban desde Benito Quinquela Martín (que hacía allí sus reuniones de su sociedad, El Club del Tornillo) y el actor Luis Sandrini, a Tita Merello y la misma Eva Duarte de Perón, Evita.

“La pizzería original sigue estando donde estaba, en Almirante Brown y Suárez en La Boca, mi familia nunca se movió. Ahí vivieron mi bisabuelo, mi abuelo, mi viejo sigue. También yo viví en el barrio los primeros años de mi vida. Y, como la zona es un centro de la inmigración italiana, la historia de ‘Banchero’ siempre estuvo muy ligada a la del club Boca Juniors. Surgieron con la misma ola, porque ‘xeneixe’ significa ‘genovés’, y todo lo del club y sus hinchas transcurre en esas manzanas”.

Ana Marolla y Juan Bautista Banchero junto a sus hijos, Agustín (llamado "Tito") y Antonio Banchero (abuelo de Luciano).
Ana Marolla y Juan Bautista Banchero junto a sus hijos, Agustín (llamado «Tito») y Antonio Banchero (abuelo de Luciano).Gentileza Banchero

El lugar donde nació la fugazza con queso

La fundación de Banchero tiene fecha cierta: 28 de marzo de 1932. Prácticamente al mismo tiempo, nacieron otras pizzerías porteñas -hoy clásicas- como Güerrin (1932), Las Cuartertas (1932), y El Cuartito (1934). Sin embargo, Banchero ostenta con orgullo un título que nadie puede igualar: es, como dice en la pared de todos sus locales, “el creador de la fugazza con queso”

El histórico lugar donde se creó la fugazza con queso. “Una bomba maravillosa que te hace feliz”, describe Luciano. Por su aporte a la gastronomía argentina, en 2022, la pizzería fue declarada sitio de interés cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
El histórico lugar donde se creó la fugazza con queso. “Una bomba maravillosa que te hace feliz”, describe Luciano. Por su aporte a la gastronomía argentina, en 2022, la pizzería fue declarada sitio de interés cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.Gentileza Banchero

La historia es simple. Un día el pionero Giovanni (al que todos ya llamaban Juan) cortó al medio la pizza con cebolla. “Una fugassa, como los genoveses llaman a la focaccia”, detalla Luciano. Como notó que podía quedar seca, le agregó queso. “Y así logró una bomba maravillosa que te hace feliz”, insiste su bisnieto. Por su aporte a la gastronomía argentina, en 2022, durante la celebración de su 90° aniversario, Banchero fue declarada “sitio de interés cultural” por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Si bien la original está en La Boca, muchos conocen "Banchero" por la pizzería de Av. Corrientes y Talcahuano que abrió en 1967. Por allí pasaron los artistas más renombrados del teatro porteño.
Si bien la original está en La Boca, muchos conocen «Banchero» por la pizzería de Av. Corrientes y Talcahuano que abrió en 1967. Por allí pasaron los artistas más renombrados del teatro porteño. Gentileza Banchero

La pizzería de “Argentina, 1985″

Una escena clave de “Argentina, 1985″, que tiene a Ricardo Darín y Peter Lanzani como protagonistas, fue filmada en Banchero. La secuencia recrea un momento histórico: en una mesa del salón de Corrientes y Talcahuano, a dos cuadras de Tribunales, los jueces definieron la condena que darían a las Juntas Militares. Desde septiembre pasado, fecha de su estreno, el nombre de Banchero viaja por el mundo junto a la película.

-¿Cómo fue ver a Banchero en una película con tanta exposición internacional?

-No me enteré del rodaje y la verdad es que tampoco conocía la historia. Me puse a indagar, le pregunté a mi viejo -que es de pocas palabras y también estaba sorprendido- y, excepto algunos detalles, lo del chico y que este encuentro fue de día, efectivamente fue todo así. Está documentado. Fue muy emocionante. Le mandé un mensaje a Axel (por Kuschevatzky, productor de la película), le puse que me había conmovido ver mi apellido ahí. No me quiero adelantar a los resultados (”Argentina 1985″ es gran candidata a quedar seleccionada para los Oscars), pero estoy convencido de que le esperan puras cosas buenas, es una gran película.

-¿Habías nacido en 1985?

-Justamente, yo nací cuando “terminó” la película. Y, si el Juicio a las Juntas terminó el nueve de diciembre de 1985, yo nací el 12 de diciembre, tres días después. Además, si te fijás, cuando el director, con su cámara, muestra a los jueces entrando a la pizzería hace foco en el cartel. Es el neón de “Banchero”, como está hoy, que abajo dice “La verdadera pizza”. En pantalla, la palabra queda cortada, se ven los jueces y el cartel que dice “La verdad”. Creo que fue un accidente, pero si fue pensado, fueron muy astutos.

La icónica pizzería Banchero en "Argentina ,1985"
La icónica pizzería Banchero en «Argentina ,1985″Gentileza Banchero

Si bien Luciano Banchero esquivó su destino y eligió hacer su camino lejos de la empresa familiar, lleva una pizza tatuada en su brazo. Es parte de su ADN.

-¿Qué hace tan especial a una pizza?

-Es que es nuestra pizza, al molde, tipo bizcochuelo, porteña… He probado pizzas por el mundo, pero no hay como la de acá. Digo ‘nuestra’ pero yo no formo parte del negocio familiar, es más mi herencia cultural, pero no estoy en el día a día. Mi vínculo es meramente de consumidor. Me gusta comer, amo la pizza y si fuera por mí, comería pizza todos los días. Es mi comida preferida y la llevo (literalmente) tatuada en mi muñeca derecha.

-¿Pasabas tus días en Banchero?

-Para mí, Banchero es sinónimo de los sábados en familia, siempre con pizza. Eso sí, como buenos italianos, los domingos comíamos pasta. Pero no es que yo me crié ahí o hacía mis deberes escolares en el restaurante. Para cuando yo nací, mi padre ya no estaba tanto en el local. Hoy mi tío y mis primos, la cuarta generación, están al mando. Yo, si preparé pizza fue tres veces en mi vida pero de forma particular y dicen que quedaron bien. Y, cuenta la leyenda que mi papá preparó pizzas alguna vez, pero eso yo nunca lo pude comprobar (ríe).

La icónica pizzería Banchero de La Boca y de la Av. Corrientes cumple 91 años. Argentina 1985
La icónica pizzería Banchero de La Boca y de la Av. Corrientes cumple 91 años. Argentina 1985Gentileza Banchero

-¿Pesa el apellido?

-Nada. El ver mi nombre en las paredes y en la marquesina de “Banchero” es algo que tengo muy naturalizado. Mi apellido en los platos, en los individuales, me parece normal. Aunque ni de adolescente llegaba y me adueñaba con mis amigos del lugar. La regla siempre fue avisar y no pedir una mesa para 20 personas, tener decoro. Sí, los mozos me conocían y me gustaba esa familiaridad. Al tener éste apellido, la gente lo identifica. Hoy cuando me llegan el correo, en las entregas, lo leen y me dicen ‘Ah, como la pizzería”. Me da orgullo, pero de algo que no me puedo atribuir, cosa de varias generaciones para atrás.

Las paredes de "Banchero", llenas de recuerdos.
Las paredes de «Banchero», llenas de recuerdos. Gentileza Banchero

-En sus 90 años vieron pasar distintas crisis, ¿nunca pensaron en bajar la persiana?

-Por suerte, no. “Banchero” va lidiando con los vaivenes de la economía. Te permite ir a comer pizza y repartir el gasto. Eso siempre me pareció sensacional. Que se haya logrado mantener un lugar funcionando en este país y por tantos años es admirable. Pensar que es un emprendimiento gastronómico familiar que el año pasado cumplió 90 años. Espero verlo cumplir 100 y que mi hijo Dino, que tiene un año y dos meses, lo pueda disfrutar como lo hago yo.

Oscar Juan Banchero, Luciano Banchero y su hijo Dino en la icónica pizzería de la Av. Corrientes. "Intenté honrar a la familia con un podcast sobre la historia de la pizza en la Argentina. Es parte de mi herencia cultural".
Oscar Juan Banchero, Luciano Banchero y su hijo Dino en la icónica pizzería de la Av. Corrientes. «Intenté honrar a la familia con un podcast sobre la historia de la pizza en la Argentina. Es parte de mi herencia cultural». Gentileza

-¿Por qué no seguir con la tradición pizzera?

-Me di cuenta que no era lo mío, no tenía ése amor por la gastronomía y tampoco hubo imposiciones. Aunque se que a mi papá le hubiese gustado, también entiendo que está contento con las decisiones profesionales que tomé. Hoy, como productor, me dedico a que las cosas pasen. Igual, cada vez que me cruzo con alguna catástrofe en el laburo, me sale un ‘¡Me tendría que haber dedicado a la pizza!’. Desde mi formación periodística, intenté honrar a la familia con un podcast sobre la historia de la pizza en la Argentina. Pero luego me di cuenta que era como hacer un documental yo solo y no lo seguí.

“Nuestra pizza es al molde, tipo bizcochuelo, porteña. He probado pizzas por el mundo y no hay pizza como la de acá”, describe Luciano Banchero.
“Nuestra pizza es al molde, tipo bizcochuelo, porteña. He probado pizzas por el mundo y no hay pizza como la de acá”, describe Luciano Banchero. Gentileza Banchero

-¿Cómo fue evolucionando con el tiempo?

-Si lo ves hoy, el restaurante de La Boca se ve gigante, a diferencia de las nuevas pizzerías donde los locales son chiquititos: es cinco veces más grande. Y es que fue creado como un lugar de reuniones y de comida familiar y no cambió. Pero por suerte, al estar cerca de Caminito, se llena de turistas y de gente que va a la cancha. Lo mismo pasa en el de avenida Corrientes, funciona con quienes trabajan por la zona de Tribunales o los que van al teatro de noche.

Banchero desembarcó en Miami en 2019.
Banchero desembarcó en Miami en 2019. Gentileza Banchero

Hoy están el original, en la avenida Corrientes hay dos -el de Talcahuano, que es de 1967, y el de Montevideo, Don Tito-; hay uno en Pilar y, desde 2019 está el de Miami, en el polo argentino que se creó. Ahora tiene redes sociales, aunque aún no hay menú online. Ahí hay resistencia a la modernización, el cartón plastificado con la historia de la pizzería sigue ahí. Y a mí me gusta, no quiero saber nada con un QR, yo quiero el menú papel.

Un joven emprendedor reabrió una histórica pizzería porteña y revolucionó las redes

Fuente: IProfesional ~ La tradicional pizzería había cerrado en 2021. El local se había puesto en alquiler y un empresario gastronómico decidió recuperar este espacio mítico.

Es una de las pizzerías más antiguas de la ciudad de Buenos Aires, fundada hace más de 90 años. Su icónico local, sobre Cabildo casi esquina Monroe, vio pasar a generaciones de vecinos, oficinistas y comerciantes del barrio, hinchas de River Plate y público de los recitales, que paraban allí para deleitarse con su famosa pizza al molde, con generosa muzzarella.

Durante 2020, la pizzería Burgio permaneció un tiempo cerrada por la pandemia, y cuando reabrió, el negocio ya no era el mismo. Muchos vecinos y clientes se entristecieron cuando en septiembre de 2021, encontraron el local cerrado y con un cartel de alquiler.

El empresario gastronómico Gonzalo Louro (34) fue uno de ellos. «Me pareció una lástima que se pierda un ícono de la gastronomía porteña«, cuenta Louro a iPprofesional. «De adolescente, yo vivía en Villa Urquiza, pero pasaba por ahí cuando iba a las galerías de Cabildo a comprar libros y discos. Así que no dudé en contactarme con los antiguos dueños para comprar el fondo de comercio. Hace unos años, había averiguado con un martillero amigo si podía comprarlo, pero por entonces, no estaba en venta», confiesa.

Se aseguraron de continuar con la misma receta de pizza que hizo famosa a Burgio

De familia de emprendedores gastronómicos, Louro es dueño de otros restaurantes junto a un grupo de socios. «Siempre los armé desde cero; desde el nombre hasta la carta y la estética del lugar. Con Burgio es la primera vez que me sentí rescatando parte de una tradición y una historia. Para esto, contamos con la colaboración de muchos vecinos, que nos trajeron fotos antiguas y nos contaron anécdotas del lugar», destaca.

Las obras de refacción y reacondicionamiento del local llevaron más de siete meses. «A lo largo del tiempo, hubo pequeñas remodelaciones en distintas épocas y queríamos volver a la original. Rescatamos los azulejos amarillos que había detrás de la caja y el mostrador, que hoy le dan un toque vintage. Y restauramos y volvimos a colgar un cartel de Neón, que había pasado 30 años al rayo del sol», relata Louro.

«Compramos un horno convector y sumamos una máquina para helados. Le damos mucha bola a los postres y nos aseguramos el moscato. Mi primo tiene bodega en Mendoza y me separó una tirada de Moscatel que salió en edición limitada con marca Burgio», comenta.

Las obras de refacción y reacondicionamiento del local llevaron más de siete meses

Los empleados antiguos del negocio fueron indemnizados, y sólo uno continuó en la nueva gestión. «Nos juntamos con el maestro pizzero a cocinar, para asegurarnos de continuar con la misma receta de pizza que hizo famosa a Burgio: una masa bien gruesa, algo aceitosa, y la especial de jamón y morrones, que es el gusto más pedido. Asamos dos cajones de morrones por día», explica el emprendedor.

Una pizzería clásica renovada

Finalmente,el local reabrió el pasado 5 de octubre, con gran afluencia de público: el de siempre, y nuevos clientes que se van sumando con el boca a boca.

«Estamos abiertos todos los días, desde las ocho hasta la una. A la mañana viene gente que hace trámites por la zona a desayunar o tomarse un café, en el almuerzo tenemos comerciantes y oficinistas y a la noche vienen familias y grupos de amigos. Los fines de semana que hay partido, se llena de hinchas de River, y explotó con los recitales de Coldplay en el monumental», cuenta.

Tienen una masa bien gruesa, algo aceitosa

En cuanto a los planes futuros, Louro descarta abrir otras sucursales de Burgio. «Es un lugar emblemático y tradicional, no funcionaría bajo el esquema de cadena», apunta. No obstante, señala que le gustaría que el local sea declarado «punto de interés» en la ciudad.

«Las pizzerías no tienen, como los bares, un estatus de ´Notable´, pero siendo lugares emblemáticos de la gastronomía y la cultura local, sería bueno que tengan un reconocimiento», concluye.

La única pizzería argentina elegida entre las mejores del mundo abrió su primer local porteño

Fuente: Clarín Gourmet by Gimena Pepe Arias ~ De Adrogué a Capital: las dueñas de Ti Amo y su nuevo espacio para comer las más ricas pizzas napoletanas en Colegiales.

El boom de la pizza napoletana recorre el mundo y Argentina tiene al local destacado como el mejor de Sudamérica y puesto 50 a nivel mundial. El éxito rotundo de la pizzería Ti Amo de Adrogué, a manos de las hermanas Victoria y Carola Santoro, hizo que rápidamente pensaran en extender sus horizontes y llegar a la Ciudad de Buenos Aires. El sueño se hizo realidad a dos semanas de terminar el 2022.

Tardaron unos meses en encontrar el local, les llevó cinco meses de obra para lograr la calidez que buscaban. La elección del barrio no fue al azar. Buscaban que sea “bien barrio” donde la gente se sienta cómoda, los vecinos estén estén contentos y todo fluya. “Colegiales tiene un encanto especial, tiene una vibra de barrio como Adrogué”, dice Victoria Santoro.

El 15 de diciembre abrió sus puertas La sorellina- en italiano, hermanita-. Las creadoras idearon este nuevo proyecto con otro foco: “Es la hermana chiquita, más malcriada que hace lo que quiere. Íntimo, con pocas mesas, muy cuidado y protegido”, dicen.

Cómo es La sorellina, «la hermana menor» de la pizzería Ti Amo

Sorrelina por dentro. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi Sorrelina por dentro. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi

Este flamante emprendimiento ostenta un nuevo concepto: bar de pizzas. Un local rústico y hogareño, con ladrillos a la vista y una barra con banquetas altas para los curiosos que quieren comer mirando a la cocina y observar cómo crecen las pizzas individuales de bordes mega inflados y base finita.

También hay mesitas adentro y se espera que próximamente puedan ampliar la capacidad con mesas en la vereda. La principal diferencia de La sorellina con Ti Amo es que el segundo local es más informal y no trabajan con reservas.

Entrás y vibrás bar, no pizzería. El público es diferente, más joven. Al no haber reservas, esperan en la vereda tomando una copa de vino. Onda todo muy relajado”, explica Victoria. Como buen bar tiene una amplia oferta de vinos blancos, tintos, rosados y naranjos, espumantes, birras y cócteles.
Las hermanas Santoro frente a La sorellina. 
Foto; Emmanuel Fernández . Las hermanas Santoro frente a La sorellina. Foto; Emmanuel Fernández .

Qué comer en La sorellina, «la hermana menor» de la pizzería Ti Amo

La carta de La sorellina es más acotada que la del local antecesor: tiene una propuesta de 8 pizzas seleccionadas y una especial de la semana entre las que se destacan la Margherita ($ 1800); la Sorrento ($ 2300), de papa con mascarpone, limón, ajo y mucho queso parmesano y la Corazón de burrata ($ 2300)-que se añade después de la cocción-, albahaca y “mucho parmesano”, característica especial de la pizzería.

Todos los ingredientes de las pizzas son de primer nivel. Utilizan mascarpone, mozzarella fior di latte, burrata, parmesano, stacciatella (tipo especial de queso mozzarella, el interior de la burrata) y salsa de tomate italiana. En La sorellina usan mozzarella fior di latte.
Foto: Emmanuel Fernández. En La sorellina usan mozzarella fior di latte. Foto: Emmanuel Fernández.

Además, ofrecen lo que llaman “snacks” para entretener al estómago hasta que llegue la napoletana. “Son como unos platitos previos, por ejemplo tenemos mortadela, pan de pizza o queso parmesano. Van a ir rotando, no son fijos. La idea es que se pueda picar cosas ricas”, detalla Victoria.

Después de la premiación, en septiembre de este año, donde Ti Amo fue distinguida como una de las 50 mejores del mundo según la guía italiana 50 Top Pizza, que cada año elige a las 100 más sobresalientes del rubro a nivel global, el público que quiere probar las pizzas de las hermanas Santoro se duplicó. Pizza Roma con salsa de tomate italiana, mortadela con pistachos, albahaca y parmesano. foto: Rolando Andrade Stracuzzi Pizza Roma con salsa de tomate italiana, mortadela con pistachos, albahaca y parmesano. foto: Rolando Andrade Stracuzzi

“Viene gente desde Tokio, tuvimos unos cuantos que vienen desde o para el aeropuerto de Ezeiza y cenan con la maleta al lado de la mesa ya que estamos cerca, en referencia a Palermo”, señala Victoria, con orgullo y recuerda que tienen muchos clientes italianos que residen en Argentina y que llegan de diferentes barrios para probar sus pizzas. “Todos se van contentos, estamos felices”, sintetiza.

La sorellina. Ramón Freire 1393, Colegiales, CABA. Abierto de jueves a domingos, de 19 al cierre. (Solo por esta semana también abren martes y miércoles)

Cuál es la mejor mozzarella para pizzas: el secreto de las pizzerías porteñas

Fuente: Clarín Gourmet by Gimena Pepe Arias ~ Cuerpo, sabor y color: las características cruciales para conseguir los mismos resultados que en los locales de avenida Corrientes.

¿Por qué será que la pizza es mucho más rica cuando vamos a una pizzería? ¿Será simplemente por el folclore de acercarse -por ejemplo- a la mítica avenida Corrientes en busca de ese triángulo mágico y crocante que desborda de mozzarella o es realmente por la técnica y la materia prima que usan?

En cuanto a la confección, se sabe que la masa se elabora con levadura o masa madre, harina, sal y agua; que la cubierta es con salsa de tomate (cruda o cocida dependiendo de la receta de cada local) pero de lo que podemos estar cien por ciento seguros es de que el queso que lleva es indiscutido y se llama mozzarella.

Pero no todas las mozzarellas son iguales. Hay diferentes tipos y calidades. Si no, no encontraríamos cubiertas de pizzas gloriosamente fundidas y gratinadas y otras menos tentadoras y aguachentas. 

¿Qué mozzarella es la mejor?

La mozzarella "que hace hilo", la más deseada. Foto: Andres D'Elia La mozzarella «que hace hilo», la más deseada. Foto: Andres D’Elia

Las mozzarellas pertenecen a un grupo de quesos que se llaman de “pasta hilada”. Gerardo Padilla, Ingeniero en Alimentos de la Universidad de Quilmes, jurado de concursos nacionales e internacionales y asesor de empresas lácteas, explica que dentro de los quesos hilados existen tres tipos de mozzarellas, tres grandes grupos.

“Uno de ellos es el pizza cheese”, aporta. Y señala que en Argentina no se usa mucho, ya que es un queso que tiene baja humedad. Sin embargo, es muy utilizado en Estados Unidos. Se suele rallar y tiene un sabor bastante moderado, de intensidad baja.

El siguiente estilo es el que conocemos todos: “la mozzarella de pizzería o la mozzarella tradicional Argentina”. Tiene buena cantidad de grasa, bastante humedad y la propiedad de hacer mucho hilo. “Es por eso que la usan en las pizzerías. Es la que forma grandes hebras cuando uno levanta la porción”, cuenta Padilla, quien pertenece a Quesarte Argentina, una consultora que difunde la cultura del queso.

Finalmente, encontramos el tercer grupo de mozzarellas que se llaman “mozzarellas de alta humedad”. Estas son más de tipo italiano, en especial originarias del sur de la península, en la zona de la Campania. Normalmente se las prepara con leche de búfala en origen. Se destacan los boconccinos, la mozzarella propiamente dicha, los nuditos y también la burrata.

¿Qué mozzarella usan las pizzerías porteñas?

Las hebras de la mozzarella se notan al levantar la porción de pizza. Foto: Shutterstock Las hebras de la mozzarella se notan al levantar la porción de pizza. Foto: Shutterstock

La calidad de la mozzarella es un pilar fundamental de la pizza. Si es mala, puede arruinar “la redonda”. Por eso, consultamos a dos reconocidas pizzerías, muy afines al paladar de los porteños, cuál es la fórmula maestra que los llevó a ser tan reconocidos.

Marcos Giaccaglia, encargado de la mítica Güerrín, que deleita nuestros paladares desde 1932 con una pizza de molde con abundante queso mozzarella, cuenta que cocinan en hornos a leña y trabajan con una cocción directa, “así que precisamos una mozzarella que aguante el tiempo de cocción de la pizza con el calor del horno”, dice.

Giaccaglia revela un tip: que no se queme es primordial. “Si usáramos la misma mozzarella que en una casa, seguramente se haría agua porque no aguanta los 8 o 10 minutos que tarda una pizza en cocinarse con los 300° que tiene el horno” prosigue y cuenta el misterio sobre el queso del éxito.

Hacemos un blend (una mezcla) que logramos uniendo mozzarellas de diferentes firmas donde una aporta el cuerpo, otra el sabor y otra el color”, detalla. Y aunque no está dispuesto a revelar marcas, garantiza que se trata de productos de consumo masivo accesibles en los supermercados. Rallar la mozzarella hace que se derrita más rápido y parejo. Foto: Shutterstock. Rallar la mozzarella hace que se derrita más rápido y parejo. Foto: Shutterstock.

Si hablamos de mozzarellas rebosantes no podemos dejar de mencionar a La Mezzetta, otra pizzería con historia y aceptación popular, por muchísimos años abierta hasta entrada la madrugada. Y siempre con autos con balizas encendidas frente a sus puertas. Allí también crean un mix con diferentes productos.

“Es que si te limitás a uno solo, te puede venir muy cremoso o largar mucho suero y te arruina la masa”, explica el gerente Luis Dovale. Utilizan ocho mozzarellas diferentes, pero dos o tres son las que se llevan la mayor proporción. Una es Lugo, que se comercializa especialmente para pizzerías y la otra, Barraza, que se consiguen en supermercados minoristas y mayoristas.

¿Cómo saber si una mozzarella es buena?

Hay que usar la vista, el olfato y el gusto para detectar una buena mozzarella. Foto: Fernando de la Orden Hay que usar la vista, el olfato y el gusto para detectar una buena mozzarella. Foto: Fernando de la Orden

Siempre tener en cuenta que para comprar un buen producto hay que poner a trabajar algunos de los sentidos: la vista, el olfato y el gusto. Como es norma, una buena mozzarella para pizza primero debería tener la propiedad funcional de hilar.

La segunda característica es su propiedad funcional de derretimiento. Que se funda en forma rápida y cubra toda la pizza, pero que no se derrame. “Debe tener un punto intermedio de derretimiento. No debe licuarse cuando está dentro del horno”, señala el experto Padilla (Quesarte).

La tercera, es una característica más bien organoléptica. Que no libere grasa excesiva al calentarse. Situación que puede darse muy a menudo, sobre todo si se usan quesos más económicos. La cuarta característica deseable para una mozzarella de pizzería es que no sea de aroma fuerte. “Debería recordar a la crema fresca, tener una nota ácida leve y un salado no excesivo”, describe Padilla.La mozzarella no debe ser muy amarilla. Foto: Shutterstock. La mozzarella no debe ser muy amarilla. Foto: Shutterstock.

Ahora bien, ¿cómo elegir una mozzarella en una góndola si no hemos tenido la oportunidad de haberla degustado antes? Los empaques son atractivos y no siempre dejan ver el interior. Eso ya es un dato porque el color es importante. Debe ser amarillo pálido, sí se ve de color amarillo excesivo “ahí probablemente estemos ante la presencia de una grasa láctica oxidada”, aclara el especialista.

Cómo conservar la mozzarella

Comprar de más es un buen método de ahorro, no sólo por la inflación galopante sino porque al comprar en grandes volúmenes el precio es menor. El problema surge al momento de almacenar la mozzarella. Si se compran cilindros pequeños, de 500 gramos o 1 kilo, se recomienda cortar prolijamente el plástico que lo recubre y después de utilizarla cerrar bien el paquete para que no se seque.Una buena mozzarella no hace agua. Foto: Shutterstock. Una buena mozzarella no hace agua. Foto: Shutterstock.

Si se compra un mayor volumen o el kilo no vino bien envuelto, para conservar la mozzarella en óptimo estado hay que envolverla con papel film bien apretado. Eso evitará el contacto con el oxígeno que por un lado va a oxidar la materia grasa (y le dará un tono muy amarillento al producto) y por otro se minimiza la posibilidad de que crezca algún honguito en superficie.

En cuanto a llevarlas al freezer para prolongar su vida útil, el especialista señala que las de buena calidad, y que están en un punto de maduración correcto, se pueden congelar. Algo no recomendable en una muzzarella poco madurada, de relativa calidad o con un contenido muy alto de humedad. Esos factores hacen que, al descongelarse, liberen agua. Algo poco deseable si no queremos arruinar una buena pizza.

Pizzería Popular cierra el año con 60 locales, pone fecha a los 100 y entra al mundo de la milanesa

Fuente: La Voz – @pizzeriapopularrn – “Somos la cadena de pizzerías más grande del país” aseguran Esteban Savio Sime y Diego Frydman, los dueños de Pizzería Popular.

La marca que supo diseñar un combo exitoso y efectivo de gastronomía, estilo y servicio al cliente asegura que con sus 50 locales ya ganó el podio nacional: “No existe otra cadena de pizzerías-restaurantes de esta escala en Argentina”, insisten.

En el local ubicado en Galería Muy Güemes, la dupla presentó su carta 2023 con la colaboración de la reconocida cocinera local Paula Massuh y confirmó que entra en un nuevo nicho culinario: las milanesas.

La propuesta busca hacer pie en un producto muy inserto en la dieta argentina pero sin una oferta equivalente desde la gastronomía. Allí, la dupla de Popular ve una oportunidad que podría incluir, a futuro, el desarrollo de una variante específica de la cadena; al estilo de la ya en crecimiento “Lomitería Popular”.

La novedad de Pizzería Popular: milanesas.
La novedad de Pizzería Popular: milanesas.

En tanto, la red sigue escalando con eje en la pizza. Su escalada nacional ya suma 50 sucursales, está inaugurando local en Gauss y tiene una seguidilla de aperturas que le permitirán cerrar el año en torno a las 60 bocas. 64, si los tiempos de obra lo permiten.

Una flamante sucursal de escala es la que se instaló en el Paseo Buen Pastor.

“Entre 2023 y 2024 queremos llegar a los 100 locales”, anticipan Savio Sime y Frydman. Además de Córdoba (capital e interior), tienen sucursales en varias provincias y sus planes de apertura incluyen todo ese territorio.

Para ello, están desarrollando master franquiciados en distintas regiones del país, ya que el 95 por ciento de sus locales operan bajo ese formato.

La expansión tiene también un capítulo internacional: en breve suman dos locales en Uruguay al que ya tienen en tienen en ese país. Paraguay es un mercado donde tienen negociaciones avanzadas y también vienen trabajando en abrir en Chile. Perú y Costa Rica también están en lista.

Cuatro formatos

Los socios de Pizzería Popular aseguran que la estrategia que diseñaron en torno a sus franquicias es clave en su éxito: diseñaron cuatro modelos con diferentes fostalezas y rangos de inversión.

Dark Store (sólo existe en digital, con entrega); Delivery (entrega y para llevar en local), un modelo de escala intermedia con salón enfocado en almuerzo y cena y un cuarto con carta abierta todo el día, incluyendo cafetería.

La demanda para cada uno ha ido moviéndose en sintonía al contexto económico y de hábitos, pero hoy el más demandado es el tercero de ellos.

El perfil de franquiciados también fluctuó y hoy, en el marco de su expansión nacional, están apoyándose en inversores que tengan experiencia en gastronomía y puedan desarrollar planes regionales.

El mejor pizzero de Sudamérica es argentino, tiene 18 años y va a competir en el mundial en Italia

Fuente: Clarín Gourmet ~ Es de Bahía Blanca y se consagró en un campeonato de pizza napoletana. Los secretos de su fórmula ganadora.

Aunque apenas tiene la mayoría de edad, el bahiense Franco Monachesi conoce la anatomía de la “vera pizza napoletana” a la perfección. Su erudición sobre técnicas de amasado y levado lo catapultó como el mejor pizzero de Sudamérica entre 65 participantes de Argentina, Uruguay, Perú, Chile, Brasil, Bolivia, Colombia, Venezuela, Paraguay y Cuba.

El certamen en cuestión es el Campionato Pizzaioli que tuvo lugar este fin de semana en La Rural, en el marco del evento Mondo Pizza. Estuvo organizado por la Scuola Pizzaioli y el premio máximo era un viaje a Italia para participar del Campeonato Nazionale Pizza DOC.

La juventud de Franco no fue la única sorpresa. El flamante campeón es el hermano menor del ganador de la edición anterior de este concurso. Fernando Monachesi, de 36 años, es un chef profesional que el año pasado obtuvo el título sudamericano y que en la competencia internacional en Italia quedó en el cuarto puesto entre 360 participantes de todo el mundo.

Dónde probar la mejor pizza napoletana de Sudamérica

La pizza ganadora en el Campionato Pizzaioli. La pizza ganadora en el Campionato Pizzaioli.

Con tan sólo 15 años, mientras estudiaba en la escuela secundaria, Franco se inició en este oficio en Bizzo, la pizzería de la ciudad de Bahía Blanca (calle Parera 4506), que poco tiempo antes había instalado su hermano Fernando.

Hacemos pizza napoletana contemporánea, algo muy diferente a lo que estaba acostumbrada la mayoría de la gente. Somos pioneros en este tipo de producto en la ciudad. Nos diferenciamos mucho del resto por las técnicas y los procesos que usamos. También por los productos que son importados”, detalla.

Fernando y Franco trabajan de lunes a lunes hasta doce horas diarias para sostener la producción artesanal de sus pizzas cuya elaboración demanda varias etapas desde el fermentado de la masa hasta el despacho del producto final. El flamante campeón confía que ese ejercicio cotidiano le permitió destacarse entre sus rivales.

Franco Monachesi , el mejor pizzero sudamericano, celebra su triunfo.

En Bizzo ofrecen unas 15 variedades de pizzas. Desde las más clásicas y populares como la Margherita -según Franco, “es la más simple y apta para todos”- y otras más complejas como la Diábola que lleva base de pomodoro italiano, muzzarella, albahaca, oliva y peperoni. “También hay otras con mortadela con pistacho o con bocconcinos, por ejemplo”, enumera.

Cómo se hace la mejor pizza napoletana de Sudamérica

El primer punto para una buena pizza es la masa y el dilema suele ser: ¿levadura o masa madre? Franco explica que en la pizzería Bizzo se inclinan por la primera ya que “permite que sea más estable la producción”.

El joven pizzero también subraya que usan harinas importadas, con mucha proteína que permita procesos de fermentación, guarda y maduración extensos. En esa etapa está la clave de una buena pizza: “Lleva hasta tres días de trabajo. Las pizzas que despachamos un martes, las empezamos a producir un domingo”, detalla.Una buena masa, la clave de la pizza del mejor pizzero sudamericano. Una buena masa, la clave de la pizza del mejor pizzero sudamericano.

La salsa es uno de los ingredientes principales. Los hermanos Monachesi usan pomodoro italiano que tamizan en un “pasatutto” para no dañar la semilla. “Solo le agregamos sal. No le agregamos especias ni lo cocinamos”, apunta Franco.

Con respecto al queso también son muy exigentes: “Usamos mozzarella fiordilatte que es neutra y muy blanca y no opaca el sabor de los demás ingredientes. Sino productos con la misma base como boconccinos o burratinas (mini burratas), enumera.

La ley fundamental de la vera pizza napoletana es “ menos es más”. Por lo cual nunca hay que exagerar con la cantidad de ingredientes. Según Franco, “Tanto topping hace que sea muy pesada y queremos un producto liviano, fácil de digerir y con pocos insumos de gran calidad que permitan sentir una explosión de sabores en boca”.La temperatura del horno es crucial para una buena pizza napoletana. La temperatura del horno es crucial para una buena pizza napoletana.

Claro que el punto definitorio de este tipo de pizza delgada, crocante y aireada pasa por la cocción. En Bizzio esos resultados están garantizados gracias a su horno italiano que alcanza los 450 grados de temperatura y permite sacar la pizza en tan solo un minuto.

Si la expectativa es hacer algo igual en casa, Franco asegura que no hay que rendirse: “Con la técnicas apropiadas se puede hacer un buen producto aun con un horno doméstico”.

Kentucky cumple 80 años y apunta a la expansión

Fuente: Ambito – La pizzería porteña celebra su aniversario con un ambicioso plan de expansión en el país y la región

En el año 1942 en la esquina de Santa Fe y Godoy Cruz se abrían las puertas de la primer y única, por muchos años, sucursal de Kentucky en el barrio de Palermo y daba inicio a una larga historia de la pizzería porteña. El origen del nombre surge de tres amigos y una apuesta que los ayudó a cumplir un sueño.

Este año inauguró su primer local en el interior del país, en la provincia de Tucumán, tres en Montevideo, Uruguay, y planifica un ambicioso proyecto de expansión con aperturas a nivel nacional.

En los últimos 10 años la marca comenzó a experimentar un fuerte crecimiento y a ampliar su presencia en los diferentes barrios de la ciudad de Buenos Aires, luego en localidades del Gran Buenos Aires, finalizó el 2021 con su primer local en el exterior y proyecta alcanzar las 120 sucursales entre locales propios y franquicias al cabo de tres años con una inversión proyectada en U$S 5 millones.

Entre las plazas interesadas están Tucumán con un segundo local y también Mar del Plata a corto plazo, mientras que con un horizonte más amplio se presentan Neuquén, Córdoba, Catamarca, en el interior del país, y ampliando las fronteras, en Uruguay tras el éxito de las primeras tres sucursales en el país vecino, esperan abrir más en los próximos años.

En medio de la crisis económico, sorprende ver bares y restaurantes, cines y teatros, y otras actividades de ocio y disfrute colmadas de clientes. Kentuky no es la excepción, aunque para la marca el crecimiento propio va más allá de la coyuntura.

Pablo Bianchi, vocero de la compañía, habla sobre este boom de consumo y lo explica así a Ámbito: “No es ni más ni menos que la crisis que hay, la falta de capacidad de ahorro que hay y la falta de libertad de comprar dólares. Los pocos pesos que la gente tiene los usa para pequeños placeres, y dentro de esos pequeños placeres está ir a cenar, al teatro, al cine, y parte de eso entra Kentucky que dentro de lo que es el rubro gastronomía es bastante más económico ir a comer una pizza que ir a comer a otro tipo de restaurante. Ahí tenemos parte del crecimiento nuestro. A la gente le gusta la pizza y se puede compartir”.

“Igualmente, el crecimiento de Kentuky no tiene nada que ver con este boom, sino con calidad, precio y el modelo de negocio que es atractivo, y por eso estamos creciendo hacia otras provincias y Uruguay”, añade.

En sus 80 años de trayectoria, Kentucky paso de convertirse en una pizzería tradicional a ir sumando opciones a su carta. Empanadas, pizzas vegetarianas, strombolis y una selección de postres y opciones para desayuno y merienda con tostados y café, se sumaron al menú de pizzas clásicas como la muzzarela y la fainá.

“Estamos orgullosos de poder festejar 80 años de crecimiento ininterrumpido en el país, a pesar de vaivenes y dificultades sobre todo para el sector gastronómico en estos últimos años. Felices también de apostar a una estrategia a nivel nacional con este nuevo local en Tucumán; como el inicio de una nueva etapa para la marca, ya que queremos que nuestra propuesta, se expanda por el país y la región para que todos puedan disfrutar de una clásica pizza al molde con sello argentino” asegura Francisco Bazán, director de franquicias de Kentucky.

El reabranding “rebelde” de la marca también es parte de la estrategia de expansión y captación de nuevos clientes, especialmente en el segmento joven.

“Apostamos con este nuevo concepto a ampliar nuestro público y llegar a los jóvenes que buscan espacios donde sentirse cómodos y encontrar la comida que les gusta en un ambiente descontracturado sin abandonar la calidad de los productos que ofrecemos en Kentucky con materia prima de calidad y el trabajo cuidado de nuestra cocina que cuida cada detalle de la producción para que cada día el local cuente con productos frescos recién elaborados”, comenta Francisco Bazan.

“El mejor pizzero del mundo” llega a Buenos Aires: ama a Maradona, creó la pizza con chimi y es fan de Boca

Fuente: TN – El chef napolitano Peppe Cutraro fue declarado “pizzaiolo del año” por una prestigiosa guía internacional. Habló con TN desde París, donde acaba de abrir su tercer restaurante. En los próximos días vendrá a Buenos Aires. Acá, la mejor pizza del planeta.

Giuseppe “Peppe” Cutraro está feliz, aunque desbordado y agotado. Hace un par de semanas, el joven chef napolitano fue declarado “pizzero del año” y su restaurante “mejor pizzería de Europa” (fuera de Italia) por segunda vez consecutiva y “tercer mejor pizzería del mundo” por la prestigiosa guía internacional 50 Top Pizza (la misma que premió a un local de Adrogué en su ranking). En el medio, acaba de ser papá por segunda vez, se mudó y abrió su tercer local en París, donde vive desde hace cinco años.

En unos días, Cutraro vendrá a Buenos Aires para participar de Mondo Pizza, un festival en la Rural el 1 y 2 de octubre que tiene como objetivo impulsar y homenajear la italianidad, y oficiará de jurado en el Campionato Pizzaioli, el primer campeonato argentino de pizza italiana pensado para profesionales pizzeros de Sudamérica.

El premio que le cambió la vida

La vida de Peppe alcanzó una velocidad vertiginosa desde que se coronó “campeón del mundo” de la mejor pizza en Nápoles en un concurso en 2019 con una pizza de salsa de tomate amarilla, jamón de Parma curado, queso provolone, mozzarrela di bufala, almendras grilladas y gotas de dulce de higos confitados.

La "campeona del mundo", la pizza con la que Peppe Cutraro se consagró. (Foto: Instagram/@peppeofficiel).
La «campeona del mundo», la pizza con la que Peppe Cutraro se consagró. (Foto: Instagram/@peppeofficiel).

Desde entonces, abrió su primer local en la capital francesa, Peppe Pizzería, y ante el éxito, un segundo, Casa di Peppe. Cómo la demanda seguía y tenía reservas completas por meses, abrió un tercer restaurante.

Ahora se encuentra a la cabeza de un equipo de 60 personas y a veces eso lo marea. “Tuve éxito demasiado rápido, aún no estoy organizado”, se sinceró el cocinero de 33 años en una charla telefónica desde París con TN.

Sobre los premios, dijo que ganarlos lo hizo sentirse “como en la Champions League” y que es algo que “le cambió la vida”.

Si bien esperaba seguir arriba del ranking de pizzerías europeas, “el premio a ‘pizzaoilo del año’ fue algo totalmente inesperado y una alegría inmensa”, contó. También destacó el impacto “extraordinario” de los galardones sobre su equipo. “Es un reconocimiento a su trabajo, a la experiencia que brindan, desde la entrada hasta la salida”.

“El mejor pizzero del mundo” llega a Buenos Aires: ama a Maradona, creó la pizza con chimi y es fan de Boca

Peppe Cutraro, de los barrios de Nápoles a la conquista de París

La alegría y la energía de Peppe son contagiosas y se sienten a través del teléfono. Habla rápido, con una tonada napolitana inconfundible. En su voz se nota el orgullo por lo logrado, y algo de incredulidad. “Yo salí de la nada, me fui de Nápoles a los 18 con apenas 200 euros en la billetera. Lo que logré es un honor para toda mi familia”, declaró.

Hijo único de una madre soltera, Cutraro creció en el Quartieri Spagnoli de Nápoles, “un barrio complicado, donde es fácil tener malas juntas”. Sin embargo, los valores que su mamá le inculcó prevalieron y el adolescente de 15 años “al que no le gustaban los estudios” se mantuvo lejos de la calle y sus tentaciones.

“El mejor pizzero del mundo” llega a Buenos Aires: ama a Maradona, creó la pizza con chimi y es fan de Boca

“Para estudiar hace falta tiempo y dinero, y yo necesitaba hacer dinero ya para ayudar a mi mamá”, dijo. Por eso, comenzó a trabajar de adolescente en una pizzería que tenía su tío. Y ahí fue un flechazo.

Me enamoré de la pizza, de sus rituales, de hacer girar la masa en el aire… todos los niños quedan fascinados cuando ven un pizzero”, dijo.

“Soy alguien muy concreto, me di cuenta de que eso era lo mío, lo único que quería hacer”, agregó. “Para otra cosa no sirvo. Soy incapaz de cambiar una lamparita, lo mío es la pizza, la masa, no tengo límites, me obsesiona”, continuó el joven que “tiene la suerte de trabajar de algo que ama”.

La Margherita de Peppe Cutraro. (Foto: Instagram/@peppeofficiel).
La Margherita de Peppe Cutraro. (Foto: Instagram/@peppeofficiel).

Convencido de que un pizzero “tiene que viajar para formarse y hacerse su bagaje”, pasó por cocinas de Nueva York y Madrid antes de asentarse en París. “La Pizza puede ser buena en cualquier parte del mundo si conocés la técnica. Ya es un plato internacional”, afirmó.

Leé también: ¡Un sacrilegio! Inventaron la pizza sin masa, con los ingredientes al plato

Lo suyo no es la pizza napoletana tradicional, sino la contemporánea. “Retomo la tradición con nuevas técnicas y una propuesta original, aunque sin alejarme por completo de ella. Es importante evolucionar en la vida”, opinó Peppe.

Según dijo, en los últimos años la pizza cambió y pasó a ser un plato gourmet. “Ahora los pizzeros son verdaderos chefs, con recetas elaboradas, toppings con cocción a baja temperatura…”, explicó.

“El mejor pizzero del mundo” llega a Buenos Aires: ama a Maradona, creó la pizza con chimi y es fan de Boca

No obstante, considera que “tiene que seguir siendo un producto popular y accesible”. Por eso, los precios de su carta van desde los 12 euros por una Margherita hasta 21 por la Queen Tartufo, una pizza que lleva una crema de trufas, queso stracciatella, mozzarella fior di latte, champignones y avellanas grilladas.

Pese a toda la dedicación que Cutraro le pone a los toppings, “lo principal, en un pizza, es la masa”, afirmó. “Es tu base, sin una buena masa no llegas muy lejos”.

“El mejor pizzero del mundo” llega a Buenos Aires: ama a Maradona, creó la pizza con chimi y es fan de Boca

“Mi meta es hacer la pizza la más digestiva posible, con una masa alveolada, liviana, antes que una pizza linda. Que la gente no se sienta pesada después de comerla”, sostuvo.

Para eso usa una mezcla de harinas italianas, mucha agua y masa madre que deja fermentar por 24 horas. Luego, arma bollos que deja descansar por 10 horas. “Esto permite una serie de reacciones químicas que la hacen más digestiva”, explicó. A la masa también hace ajustes diarios según el clima y la humedad en el ambiente.

La Queen Tartufo, una de las pizzas más pedidas en el restaurante de Peppe Cutraro. (Foto: Instagram/@peppeofficiel).
La Queen Tartufo, una de las pizzas más pedidas en el restaurante de Peppe Cutraro. (Foto: Instagram/@peppeofficiel).

El arma secreta de Cutraro: un verdadero horno napolitano

En su conquista del paladar parisino, Cutraro cuenta con un arma secreta: un auténtico horno napolitano. Puso uno en cada uno de sus restaurantes y según dice, no es solo una cuestión de mística. “Era necesario, pese al dolor de cabeza que fue traerlos desde el sur de Italia, ya que pesan dos toneladas”.

“No trabajo sin horno napolitano, es el único que te permite hacer tres tipos de cocción a la vez, con fuego, convección y conducción”, dijo el especialista.

Peppe Cutraro y su horno importado de Nápoles. (Foto: Peppe Paris).
Peppe Cutraro y su horno importado de Nápoles. (Foto: Peppe Paris).

El amor por Maradona que lo convenció de ir a Buenos Aires y la pizza con chimichurri

Como muchos hijos de Nápoles, Cutraro es un fanático de Maradona. “Es nuestro Dios, es el único. Para nosotros es el pibe que viene y gana todo, que le hizo soñar a mi abuelo, a toda mi familia. Un símbolo que va mucho más allá de lo futbolístico, es la revancha contra el sistema, contra el Norte (de Italia)”, dijo sobre el astro argentino que murió en 2020.

De hecho, cuando le ofrecieron ser parte del jurado de Mondo Pizza, estaba por rechazar la propuesta. Pero cuando le dijeron que iba a ser en Buenos Aires, el amor por Diego todo lo pudo.

Les dije que sí a la condición que me den una entrada para ver a Boca en la Bombonera el 2 de octubre”. “En Nápoles todo pasa por Maradona, se hacen negociaciones en nombre de Maradona”, se río.

“El mejor pizzero del mundo” llega a Buenos Aires: ama a Maradona, creó la pizza con chimi y es fan de Boca

Aunque nunca pisó la Argentina, su pasión maradoniana le inspira cierta fascinación por el país. Tanto que, al cenar en un restaurante argentino en París, se le ocurrió un plato: una pizza con chimichurri.

“Me encanta la carne argentina. Cuando me la sirvieron con chimichurri, me gustó tanto que hice una pizza con eso”, dijo.

Además del aderezo argentino, lleva mozzarela fior di latte, bresaola, brotes de mostaza, y pedazos de queso pecorino. “Tiene un poco de Argentina, un poco de Maradona y otro tanto de contemporaneidad”, comentó sobre su creación.

Peppe Cutraro fue declarado pizzero del año por la guía 50 Top Pizza (Foto: Instagram).
Peppe Cutraro fue declarado pizzero del año por la guía 50 Top Pizza (Foto: Instagram).

Aunque está con mil cosas, Peppe está impaciente de viajar a la Argentina la semana que viene. “Me dijeron que los argentinos tienen mucho de los napolitanos, que voy a estar en mi salsa”, dijo. Y para quienes se preguntan cuál es su receta del éxito, contesta contundente: “el trabajo. Sin trabajo, no se llega a nada”.

Furor por la pizzería argentina elegida entre las 50 mejores del mundo

Fuente: Ambito – «50 top pizza» es un concurso mundial que se desarrolla en Italia y determina las mejoras 100 pizzerías. «Ti amo» surgió como un emprendimiento de una madre y dos hijas en el fondo de un garage.

La edición 2022 de la guía de «50 top pizza», un evento que decreta las 100 mejores pizzerías del mundo, se llevó a cabo en Italia y tuvo un representante argentino: el local Ti Amo, ubicado en Adrogué y comandado por dos hermanas y una madre.

Ti amo comenzó como una pizzería a puertas cerradas, difícil de encontrar y en un garage ubicado al fondo de un patio frondoso. Las reservas se obtenían por medio de Instagram.

Ahora, Ti amo creció y tiene una sucursal en CABA. Las pizzas ganaron éxito por su masa fina y su similitud con las pizzas napolitanas originarias de Italia.

El instrumento inicial para cocinar las pizzas fue un pequeño horno de barro en la casa de Susana, Carola y Victoria, las fundadoras. Según aseguran desde la familia, las cocineras aprendieron a través de tutoriales de YouTube.

Ahora la pizzería Ti Amo está ubicada en la calle Diagonal Toll al 1420, en un local que recibe personas de todo tipo de lugares y que, al final de la comida, casi siempre elogian la masa. “Si no te sale rica, es la nada misma”, contó Susana, la madre de la familia, en declaraciones con TN.

Pizzería ti amo.jpg

Las pizzas de Ti Amo se destacan por su masa y su estilo napolitano.

Las pizzas de Ti Amo se destacan por su masa y su estilo napolitano.

El evento «50 top pizza» se desarrolla anualmente en Italia. El escenario del encuentro mundial se llevó a cabo en el Palacio Real de Napoles, ubicado entre Santa Lucía y Castelnuovo.

Triumph I Masanielli de Francesco Martucci , en Caserta, Italia, y una Pizza Napoletana de Anthony Mangieri , en Nueva York, fueron elegidas como las dos mejores pizzerías.

El ranking consiste en una guía online elaborada por Barbara Guerra, Albert Sapere y el periodista Luciano Pignataro.

“Este ranking es fruto del trabajo anual de los inspectores que colaboran en este proyecto y que han examinado un número enorme de pizzerías ubicadas en todo el mundo, respetando siempre la forma de anonimato así como la política del guía», contaron desde el concurso.

Con mil locales gastronómicos, esta noche vuelve la Noche de la Pizza

Fuente: Perfil – Este martes 6 a la noche se llevará a cabo una nueva edición de este clásico de la gastronomía argentina. Habrá promociones especiales tanto en los locales como para delivery.

Tal como estaba previsto, esta noche se llevará a cabo una nueva edición de un clásico de la gastronomía nacional. La Noche de la Pizza y la Empanada. Se trata de la edición número 39, y en esta oportunidad participarán unas 1000 casas de este tipo de comidas de toda la Argentina. Con récord de participantes hay promociones de hasta el 50%, 30%, 20%, 10%, porciones de regalo con consumo en el salón y en el mostrador, o por delivery con pago en  efectivo e inclusive con tarjetas de crédito (según las condiciones de cada comercio).

0920_pizza

Se trata, además, de uno de los eventos gastronómicos más esperados tanto por el sector gastronómico como por aquellos fanáticos de las pizzas a la piedra o al molde, o de las empanadas fritas o al horno de barro.  En la última edición, por ejemplo, varios de los establecimientos que participaron «duplicaron y triplicaron las ventas e inclusive extendieron la «promos toda la semana», aseguraron desde la asociación. 

Noche de la pizza: cuáles son las más consumidas por los argentinos

Según explicaron desde la organización, Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APPYCE), para este festival de las pizzas, una de las comidas más significativas para los argentinos, lo mismo que las empanadas, el evento cuenta con una aplicación con un mapa con todos los comercios adheridos. 

 la noche de la pizza y la empanada 20200921

En esta oportunidad, Apyce también desarrolló una aplicación gratuita, “Apyce”, que podrá ser descargada tanto en teléfonos celulares que funciona tanto para IOS como Android (y no ocupa espacio ni memoria). La idea es que los usuarios puedan acceder a esta plataforma digital desde sus propios celulares al mapa interactivo que muestra todos los comercios, promociones y descuentos de los comercios de todo el país. Como cuenta con geolocalización les mostrará en primera instancia los comercios más cercanos a su ubicación.

La plataforma se descarga tanto del App Store o de Google Play Store.