Acuerdo entre el Banco Nación y FEHGRA para acceder a descuentos en 50 mil hoteles y establecimientos gastronómicos de todo el país

Fuente: FEHGRA ~ Con el objetivo de sumar beneficios y descuentos exclusivos en más de 50 mil establecimientos turísticos del país, y profundizar la reactivación del Turismo Nacional, el Banco Nación (BNA) firmó un convenio con la Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), que permitirá acceder a una serie de promociones para la próxima temporada de verano 2021-2022.

“Es un acuerdo muy importante porque se enmarca en la política del Banco de promover la actividad en las PyMEs y generar condiciones que estimulen la reactivación del sector turístico, que aporta cerca del 10% del PBI del país”, especificó el presidente del BNA, Eduardo Hecker. Además, agregó: “vemos con optimismo esta iniciativa porque alienta las expectativas del sector que se prepara para la temporada de verano, y además permitirá a los argentinos y argentinas planificar su próximas vacaciones con el uso de los beneficios y descuentos exclusivos muchos centros turísticos nacionales”.

Por su parte, Graciela Fresno, presidente de FEHGRA, celebró la firma del acuerdo con el BNA ya que “permitirá a los empresarios hoteleros y gastronómicos acercarles nuevas herramientas que les permitan enfrentar el desafío de reconstruirse, luego de 18 meses de inactividad o muy poco trabajo, donde el común denominador son el endeudamiento y los problemas financieros”. Fresno remarcó que es una “tarea difícil, ya que nuestro sector, integrando en su inmensa mayoría por PyMEs, está muy golpeado por la crisis que produjo la pandemia”.

El acuerdo fue suscripto en la sede central del BNA por Eduardo Hecker y Graciela Fresno, y contó con la participación de Jordi Busquets, asesor de la Federación y otros representantes del sector. También estuvieron presentes la gerenta general, María Barros; el subgerente general principal de Negocios, Gastón Álvarez y el subgerente general, Martín Rayib.

El programa de beneficios y descuentos incluye diversas propuestas:

• La promoción para alojamiento en establecimientos hoteleros regirá desde el 1° de noviembre de 2021 al 31 de marzo de 2022 y contempla el pago en 9 cuotas sin interés.

• Para el rubro gastronomía, las opciones son: 25% de descuento para el pago en restaurantes con la billetera BNA+, y un 15% con las tarjetas físicas, ambas promociones estarán vigentes desde el 15 de diciembre de 2021 al 31 de marzo de 2022.

• Los medios de pagos habilitados para estas promociones incluyen la billetera virtual BNA +, las tarjeta de crédito Visa y Mastercard, Débito Maestro, Mastercard y PreViaje Mastercard y Visa virtual. Además, alcanza a las tarjeta física Visa, Mastercard y Débito Maestro BIN Jubilados.

Es importante recordar que se encuentra vigente la propuesta denominada Semana Nación, que rige los viernes, sábados y domingos hasta fin de año, y contempla el 25% de descuento.

Asimismo, y en el marco de la celebración de un nuevo aniversario del Banco Nación, se pondrá además en marcha una acción comercial especial, “130 Años BNA”, que estará vigente hasta el 15 de noviembre inclusive, con un 35% de descuento, a lo que se suma un 5% adicional, sin tope de reintegro, si se abona con la billetera digital, BNA+ MODO. Las promociones alcanzan las compras con tarjetas de crédito Visa y Mastercard, tarjetas de débito Mastercard Débit y Maestro para jubilados, todas emitidas por el Banco Nación.

Este convenio facilita la adhesión de nuevos comercios pequeños, medianos y grandes, con cuentas de acreditación en el Banco Nación y ofrece un abanico de productos y servicios, como el acceso a una Caja de Ahorros gratuita, Cuenta Corriente con una bonificación del 100% del mantenimiento por un año y para individuos, bonificación del 100% del mantenimiento en el Paquete de Servicios. Asimismo, se dispone una bonificación del 100% del mantenimiento de terminales tradicionales por un año para aquellos comercios que no operan con posnet y asistencia financiera con las líneas de crédito exclusivas para los comercios que se vinculen con el BNA.

Se adjuntan fotos.

Sobre FEHGRA

Desde 1941, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina representa a toda la actividad del país. Su objetivo es defender los intereses del sector y colaborar en el desarrollo de la hotelería, la gastronomía y el turismo. La entidad agrupa a más de 50.000 establecimientos, nucleado en sus Filiales. Su sitio Web es: www.fehgra.org.ar

FB / TW: @fehgra

IG: @fehgra_ok

Silvia Montenegro

011-15-6226-3344

smontenegro@fehgra.org.ar

Bariloche a la Carta concluyó con la ciudad colmada de turistas

Fuente: FEHGRA ~ En el cierre del concurso, se dieron a conocer los ganadores: Plato de Oro, Batistin by Huinid Hoteles; mejor Entrada, Restaurant A Medida; mejor Postre, La Távola, NH Edelweiss. El ganador del menú Punto Río Negro es Cocina Fontan, Hotel Cacique Inacayal. Del 8 al 11 de octubre ofreció lo mejor de la gastronomía de la Patagonia y sus productos en 6.000 m².

La 8va edición de Bariloche a la Carta dejó como resultado un éxito contundente. La ciudad mostró lo mejor de su gastronomía y su integración rionegrina se vio reflejada en cada actividad, en el uso de productos y materia prima de diferentes puntos de la Provincia. Una de las actividades centrales, la Feria BALC, recibió a más de 27.000 turistas y residentes en cuatro días de grandes propuestas para degustar en familia o amigos. Por su parte, el Circuito Gastronómico elevó una vez más la vara y mostró platos de excelencia a precios promocionales.

El presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche (AEHGB), Claudio Roccatagliata, mencionó que “estamos muy contentos con los resultados de BALC, sin duda se trata de un trabajo conjunto entre muchos sectores que buscaban el mismo objetivo, hacer brillar a Bariloche, mostrar signos reales de recuperación y que tenemos un destino competitivo todo el año”.

Asimismo, agregó que “la reactivación trae trabajo y eso es lo más importante que nos puede pasar y se vio reflejado en cada propuesta de BALC. Desde la Asociación ya nos ponemos en marcha para organizar la novena edición siempre redoblando el esfuerzo y proponiendo algo más”.

En tanto, el director de BALC, Lucio Bellora, expresó que “la Feria fue un éxito absoluto, la visitaron más de 27.000 personas. Tuvimos ocupación plena en la ciudad donde una gran cantidad de gente vino atraída por la propuesta de Bariloche a la Carta”. Bellora comentó también sobre los resultados de BALC, que “los productores están super contentos, vendieron todo lo que trajeron y el sistema de turnos funcionó fantástico. Los espacios nuevos como el patio y BALC Invita funcionaron muy bien. Los restaurantes del Circuito Gastronómico y las propuestas de Pop Ups tuvieron una excelente cantidad de gente”.

Los premiados

En el cierre del concurso, se dieron a conocer los ganadores:

• Plato de Oro: Batistin by Huinid Hoteles

• Plato Principal: Truchon arco iris en croute de frambuesas, “risotto” de quínoa morada, hongos del bosque, espárragos, emulsión de limón & vinagreta trufada.

• Mejor entrada: Restaurant a Medida

• Entrada: “La Alegría No es Solo Brasilera” Inspirada en las Coxinhas brasileras nace la reversión rellena de cordero braseado y queso cremoso. Acompañado por con mix de verdes y chimichurri al curry.

• Mejor Postre: La Távola Nh Edelweiss

• Postre: Opera Patagónica versión vegana, biscocho de almendras con ganache de rosa mosqueta y manzanas caramelizadas en sidra

• Mejor plato cervecería: Weiss Beer & Burgers

• Hamburguesa “Pretziosa”: Pretzel Bun,Doble Carne, Mucho Cheddar, Cebolla Crispy , Bacon Ahumado, Utah Frysauce con guarnición.

• Menú Punto Rio Negro: Cocina Fontan- Hotel Cacique Inacayal

BALC es organizado por la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche (AEHGB), cuenta con el respaldo de EMPROTUR, el Gobierno de Río Negro y la Municipalidad de Bariloche.

El mejor hotel de Buenos Aires reabrió sus restaurantes: cuánto cuesta comer en Elena y Pony Line

Fuente: Cronista ~ Tras más de un año y medio cerrados, Elena Restaurante, Pony Line Bar y la torre principal del Four Seasons Hotel de Buenos Aires volvieron a abrir sus puertas para disfrutar de su premiada gastronomía y alojarse en sus lujosas suites.

La ‘vuelta a la normalidad’ del 5 estrellas comenzó en febrero de 2021, cuando abrió las siete suites de La Mansión (ex Palacio Álzaga Unzué), una de las residencias más imponentes de la aristocracia porteña de comienzos del siglo XX, y continuó con la apertura de algunos pisos de su torre principal durante las vacaciones de invierno.

Pero no hace falta hospedarse en el hotel para disfrutar de su gastronomía y sus tres restaurantes. Cada uno con una impronta bien marcada,por un ladoestá Nuestro Secreto, una parrilla gourmet ubicada en los jardines de La Mansión, que abrió desde octubre de 2020 hasta mayo de 2021, y ahora prepara su reapertura para la primavera. Y por el otro Elena y Pony Line Bar, que estuvieron cerrados hasta hace muy poco, a la espera del momento oportuno para volver a funcionar a pleno dentro del hotel.  

Elena restaurante: qué comer y por cuánto

Elena Restaurante, elegido varias veces uno de los 50 mejores de América Latina, reabrió el pasado 20 de julio con una propuesta gastronómica renovada y descontracturada por tratarse de un hotel de lujo.

La carta, a cargo del chef ejecutivo Juan Gaffuri, sorprende con clásicos que nunca se van, como la burrata salmorejo ($ 1450), las mollejas con papas rotas y huevo 63° ($ 1850) y los cortes de carne añejados desde 21 hasta 100 días (desde $ 2950), y nuevas incorporaciones como la milanesa de T-bone dry aged con papas trufadas y huevo frito ($ 4500 para compartir) y los ravioles de pato con manteca de zanahoria, amarettis y alcaparrones ($ 1850).

Una de las novedades de la carta es una selección de platitos, bajo la idea de pedir varios diferentes y compartir. Entre ellos se destacan los hongos al Josper con gremolata y patagonzola ($ 1250), la provoleta de cabra con damascos asados, caju y cebolla colorada ($ 1350) y un imperdible carpaccio de buey shorthorn con pan de papa, queso sbrinz y aioli de ajo negro ($ 1850). 

Además, se mantienen las opciones de charcuterie. La tabla Elena trae Bresaola Wagyu, Jamón de Pato, Camembert y Cheddar añejado y cuesta $ 3300 para dos. También se pueden pedir quesos y fiambres por porción de 70 gramos, que vienen con focaccia, pickles caseros y miel de panal.

Para acompañar, la propuesta de vinos hoy se basa en 250 etiquetas que exploran la Argentina de Norte a Sur, pasando porbodegas clásicas y emblemáticas del país a nuevos proyectos boutique con mucho trabajo detrás.

 «Tenemos un trabajo de guarda minucioso con el que vamos jugando en algunos menúes o sacando a la venta cuando consideramos que están listos. Intentamos conocer todo el país, explorando lugares y aprehendiendo las distintas interpretaciones de cada productor. Reconocemos tanto el trabajo biodinámico, de baja intervención, vinos de garage, como los grandes clásicos y vinos de tonel«, explica Dulce Long, Head Sommelier del Four Seasons. 

Algunas de las joyitas que se pueden encontrar son Filoso Pinot 2018 de Bodega Zorzal (Mendoza), A Lisa Malbec de Bodega Noemia (Patagonia) y Sikuri 2017, un Syrah de altura proveniente de la Quebrada de Humauca (Jujuy).

  • Elena está abierto para almuerzos (de miércoles a domingos) y cenas (de martes a sábados), siempre con reserva previa. Reservas: 4321-1200

Pony Line Bar: hamburguesas y tragos de autor

Pony Line, el bar del hotel famoso por sus hamburguesas y tragos de autor, reabrió el pasado 10 de agosto. La nueva propuesta de la carta de cócteles, a cargo del bartender Manuel Menéndez, apunta a reversionar clásicos con técnicas nuevas.

De esta idea surgen el ‘No es otro Bloody’, una reversión del Bloody Mary con vodka, zanahoria y barbacoa, clarificado con colores amarillos claros; un Negroni con gin, vermú rosso y Campari infusionado con membrillo y queso gruyere, en honor alauténtico postre argentino; Ciruelas, un cóctel cítrico y elegante, a base de gin, vermú y una espuma de té blanco y Piña Colada, con whisky, coco y ananá. Todos cuestan $ 850.

Además, en la carta se mantienen dos cócteles que son insignia del bar: el Piletero, presente desde la apertura de Pony, con vodka, maracuyá e hibisco; y el Teseo, que es el segundo ‘best seller’ del bar, una reversión del Gin Tonic con granada.

La propuesta de vinos en este caso, explica la sommelier, «busca conectar con vinos de baja intervención» bajo la dinámica «copa, copita y botella», para que el comensal pueda «probar más cosas y jugar con la armonización de platos y platillos de cocina».

La carta de comidas, también pensada por Juan Gaffuri, tiene dos hamburguesas: Pony, con pan brioche, panceta ahumada, queso Lincoln, cebolla crocante, pepinillos y BBQ casera ($ 1700) y Dry aged 45 días, con pan brioche, lechuga, tomate, relish casero, queso Lincoln y tomeya ($ 2100).

A esto se suman sandwiches, ensaladas, pizzas, tablas de charcutería y varias opciones llamadas ‘urban bites’ para picotear: se pueden pedir empanadas salteñas ($ 900), bruschettas ($ 1300), croquetas de coliflor ($ 850) y un ‘fish and chips’ con salsa tártara ( $1500). 

  • Pony Line está abierto de martes a sábados de 17 a 24 horas, sin reserva previa.

Los planes de los hoteles porteños y Airbnb para reactivar el turismo en la Ciudad

Fuente: Cronista ~ La pandemia impactó de lleno en la industria de turismo, que dejó números en rojo y cientos de quiebras. Con el foco puesto en la reactivación, más de 40 hoteles de la ciudad de Buenos Aires y Airbnb firmaron un acuerdo con el Gobierno porteño para promover a la Capital en el marco de un programa de beneficios para nómades digitales, aquellos que, por el home-office, pueden trasladarse por el mundo y cumplir con sus tareas laborales. El objetivo es atraer 22.000 turistas hacia 2023.

Desde la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra), informaron que, en los últimos 14 meses, quebraron 11.800 hoteles y restaurantes. En números, la ocupación hotelera de marzo de 2021, comparado con el mismo mes de 2019 (prepandemia), cayó el 50%.

Por eso, desde el sector y con la ayuda del Gobierno porteño, buscan lanzar programas para reactivar el turismo de extranjeros. Hoy, la llegada de viajeros continúa siendo casi nula: se retrajo 88% interanual en marzo, 95% si se la compara con el mismo mes de 2019.

A través del programa Digital Nomads BA, se busca aprovechar el fenómeno del teletrabajo. La iniciativa incluye una visa especial, que el Gobierno porteño está trabajando junto a la Nación, y que les permitirá a trabajadores remotos de todo el mundo vivir y trabajar desde el país por un año.

La pandemia impactó de lleno en el sector hotelero

«Las ciudades que dejan atrás la pandemia tienen estrategias para reactivar la economía del visitante. En la región, Buenos Aires es una capital atractiva para nómades digitales por la calidad de vida que ofrece, su oferta cultural y su diversidad», señaló Fernando Straface, Secretario General y de Relaciones Internacionales del GCBA.

En esta línea, más de 40 hoteles nucleados en la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) y la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc) trabajaron junto al Gobierno porteño en un programa de beneficios que incluye descuentos de hasta 20%, tarifas especiales por larga estadía y para nómades digitales, late-check out y upgrades sin cargo.

Los hoteles que ya se sumaron son Entis Residencia Universitaria, Unique Hotels (dueña de cinco hoteles), Plaza Francia, Kenton Palace, Cadena 525 (de tres establecimientos), CasaSur (tres hoteles), Sarmiento Palace, Hotel Principado, UP (dos hoteles), Krista, La Fresque, NH (cuatro hoteles), Awwa Suites, Ibis Obelisco y Congreso, Novotel Residences, Recoleta Grand Hotel, Broadway Suites Recoleta, Carles y Amerian.

«Aprovechando los precios competitivos que hoy tiene Buenos Aires, este programa puede ser más que atractivo. Además, la ciudad es muy cosmopolita, lo que generará más atracción», indicó Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) y titular de la cadena Amerian.

«Es una iniciativa que sirve más para el turismo regional. Es decir, para aquellos visitantes que llegan desde Chile, Uruguay, Brasil, Colombia o Perú», agregó el hotelero. «Lo visualizó no solo con los hoteles, sino con todo lo que puede ofrecer la ciudad, por ejemplo, los cafés notables y los restaurantes«, agregó.

Además, los beneficios incluyen acuerdos con los principales espacios de coworking de la Ciudad: WeWork, HIT, Área Tres, Huerta, La Maquinita y Sheraton Premium Offices, que ofrecen descuentos en tarifas y servicios. 

Los principales mercados a los que apunta el Gobierno porteño son Los Ángeles, Nueva York, San Francisco, San Diego, Seattle, Berlín, Ámsterdam, Londres, Madrid y Barcelona, principales emisores de nómades digitales.

Los bares y cafes de San Telmo serán beneficiados por este programa

Esto se suma a un convenio que Airbnb firmó con el Gobierno de la Ciudad para promover a Buenos Aires como un destino internacional, para lo cual realizará una campaña, especialmente, destinada a usuarios nómades digitales.

Según el Informe global de Airbnb sobre viajes y vida, la proporción de estancias de 28 días o más en Airbnb aumentó un 10% en noches reservadas al comparar 2019 con el primer trimestre de 2021. 

El 11% de las personas que reservaron estancias de larga duración en 2021 declaró llevar un estilo de vida nómada, y el 74% de los consumidores encuestados en cinco países expresó su interés en vivir en un lugar distinto al de su empresa, una vez finalizada la pandemia.

Se lanzó el 21º Diplomado Sobre Hostelería Ambiental y Socialmente Sustentable

Fuente: FEHGRA ~ El curso, 100% a distancia, tiene una duración de 10 semanas y está orientado a docentes, alumnos y egresados de las escuelas de hostelería. Pueden participar funcionarios del sector turismo, emprendedores e inversores, arquitectos. El cupo es de 25 cursantes.
El curso está dirigido por el licenciado Hugo H. Vecchiet.

La hostelería tal como se venía gestionando ha debido modificar ciertas pautas de manejo, como consecuencia del COVID-19. Entre esas pautas se destacan un mayor control higiénico sanitario de la operación y de los recursos humanos, un seguimiento más personalizado de los huéspedes, control estricto en el sector de compras, sobre todo en el rubro alimentos, entre otros aspectos. Por otra parte, se afianzar el contacto con la comunidad, colaborando y apoyándola en lo más que se pueda.

Estas nuevas variables están incorporadas en el curso dirigido por el licenciado Hugo H. Vecchiet, quien es 5ª generación hotelera, con estudios de administrador hotelero egresado de escuela europea y con 45 años de experiencia en la actividad, y con más de 80 proyectos realizados. Lo acompaña un equipo de profesionales de importante trayectoria en hotelería de pequeña y mediana escala operativa, y en materia de conservación de naturaleza y medio ambiente.

El contenido fue diseñado de manera tal que resulta sumamente comprensible, con anécdotas y casos testigos de operaciones exitosas y con el valor agregado que el cursante no está obligado a días u horarios prefijados. Cada alumno estudia a su propio ritmo, por lo que el diplomado finaliza cuando el cursante así lo considere. La tutoría, ad honorem, se mantiene por un año a partir de la finalización del curso.

Los interesados en obtener información detallada deberán comunicarse a: informes@fundacionecoturismo.org

Comunicado de la Cámara Empresarial de Lavanderías Industriales Gastronómica y Hoteleras CELIGH

CELIGH comunica a sus socios, colaboradores y empresarios del sector que, dados los acontecimientos de público conocimiento, es necesario contar con la ayuda y acompañamiento de las Autoridades Nacionales para sobrellevar los efectos de las medidas tomadas por la emergencia sanitaria relacionada con el COVID-19 considerando que nuestra actividad está Vinculada directamente al turismo.

Nos encontramos inmersos en una crisis operativa comercial desde marzo de 2020; Durante este año, vimos el cierre total de 8 lavanderías, la pérdida de 180 puestos de trabajo y la complejidad que representa una baja total de la actividad turística en relación a la Gastronomía y Hotelería en el país.

Estas nuevas restricciones generan una caída mayor de la escasa producción que veníamos teniendo, poniendo a las empresas al borde de la quiebra.

Por todo esto solicitamos a quien corresponda:
– Eximición de pago de impuestos
– Prorroga de certificaciones, estudios y registros especiales por 1 año.
– Ayuda económica (ATP, créditos blandos)

Agradeciendo a la Autoridades pertinentes por la rápida resolución a nuestra misiva

Atte

Julio Toscano – Secretario CELIGH

Gustavo Maurizio – Tesorero CELIGH

FEHGRA: Panorama de la ocupación hotelera durante el Fin de Semana largo de abril

Datos recabados por la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), recopilados por las Filiales y reportados por los Coordinadores de todas las Regiones del país, sobre la ocupación hotelera durante el Fin de Semana largo por Semana Santa. En todo el país, la hotelería respeta los aforos permitidos y cumple estrictos protocolos de seguridad sanitaria y distanciamiento social.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires solo el 30% de la oferta está abierta. Durante el fin de semana se registró un 10% de ocupación sobre esa oferta.

En Región Centro, los hoteles que no retomaron sus operaciones en la temporada estival siguen fuera de la oferta. Se observa la llegada especialmente de parejas, con muy pocos grupos familiares. Los destinos que tuvieron alta ocupación hotelera fueron Villa General Belgrano, con casi plena ocupación, y 70% en Villa Carlos Paz, sobre la oferta abierta. Córdoba Capital, y La Falda y Mina Clavero con sus zonas de influencia alcanzaron entre un 50% y un 60% de ocupación.

En la Región Patagonia, muchas Filiales también destacan que parte de la oferta hotelera no volvió a abrir sus puertas. Manifiestan el gran impacto que ocasionaron los cortes de ruta para la zona cordillerana de Neuquén y Río Negro. Los destinos más elegidos fueron la Comarca Los Alerces, con 95% de ocupación; y San Martín de los Andes, Bariloche, Ushuaia y Villa La Angostura, con un ocupación de entre 65 y 70%. Puerto Madryn alcanzó un 50% de ocupación y El Calafate, un 37%.

En la Región NEA, se destacaron algunos destinos entrerrianos como Colón, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú, con reportes de entre 80 y 90% de ocupación, y Paraná, con 70%. Por otra parte, Puerto Iguazú tuvo un 80% de ocupación.

En la Provincia de Buenos Aires, se registraron picos de ocupación durante viernes y sábados, con muy bajos registros durante el jueves. Por otra parte, al igual que en la temporada estival, el turista prefirió cabañas y aparts. Hubo plena ocupación en Sierra de la Ventana; 92% promedio durante tres días en Tandil; 90% en Patagones y 86% en Adolfo Alsina. Con respecto a los destinos de la costa atlántica bonaerense, Pinamar, Valeria del Mar y Ostende tuvieron un 75% de ocupación; Mar del Plata y Miramar, 70%; Necochea, 90% en cabañas y 35% en hoteles de 2 y 3 estrellas; y en San Clemente y Mar de Ajó alrededor del 55% de ocupación.

En la Región NOA, se observan registros muy bajos de ocupación en las Capitales provinciales de Santiago del Estero, Catamarca y Jujuy; y óptima ocupación en Las Termas de Río Hondo, con 90%; las localidades catamarqueñas de Fiambalá, Belén y Antofagasta, con 80%; y la zona de la Quebrada jujeña, con 70% de ocupación.

En la Región de Cuyo, se destaca Mendoza con los siguientes guarismos: Potrerillos, 93% de ocupación; Gran Mendoza y Malargüe, 81%; y San Rafael, 69%. Por otra parte, el promedio de ocupación en San Juan fue del 80%; en las localidades riojanas de Villa Unión y Chilecito, de 70%; y en San Luis el promedio provincial fue del 84%, con mejores registros en la hotelería y cabañas de Villa de Merlo.

Los hoteles no pagarán el ABL por seis meses por la crisis desatada por la pandemia

Fuente: Clarín ~ La Legislatura porteña aprobó una ley que le trae un poco de alivio a uno de los sectores más golpeados por la crisis desatada por la pandemia de coronavirus. Los hoteles estarán eximidos de pagar el ABL durante seis meses. La iniciativa resolvió 55 votos a favor y 4 en contra.

El proyecto fue impulsado por el Ejecutivo porteño y presentado por la legisladora Sol Méndez (Vamos Juntos), y fue acompañado por varios diputados opositores. Se trata de una medida que fue solicitada por los empresarios del sector.

El beneficio alcanza a los hoteles, albergues transitorios, alojamientos, pensiones y todos los establecimientos del sector, que no pagarán el ABL mensual entre abril y septiembre.

Sin turistas ni congresos o eventos internacionales y con sus bares y restaurantes vacíos, la situación de los hoteles porteños es crítica. Algunos cerraron para siempre, como el tradicional hotel Castelar, en la Avenida de Mayo.

El tradicional Hotel Castelar, ubicado en la Avenida de Mayo, es uno de los que cerraron para siempre. Foto Lucía Merle

El tradicional Hotel Castelar, ubicado en la Avenida de Mayo, es uno de los que cerraron para siempre. Foto Lucía Merle

En el Ejecutivo porteño calculan que la eximición a los hoteles significará un costo fiscal de 300 millones de pesos en el año.

Para acceder a la eximición, los hoteleros deberán pedir una autorización ante la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos. Ese trámite se habilitará después de que la ley sea promulgada, para lo cual faltan al menos dos semanas.

Los fundamentos del proyecto aprobado plantean que estas excepciones son necesarias porque la pandemia y la cuarentena provocaron «una abrupta disminución en la circulación y arribo de turistas a la Ciudad, por lo que el impacto sobre la actividad económica del sector conlleva la necesidad de tomar medidas de alivio».

«La quita de la obligación de pagar ABL por seis meses a un sector gravemente golpeado por la pandemia representa un auxilio necesario en este momento de crisis. Hoy más que nunca el Estado debe estar al lado de los motores económicos de la Ciudad», dijo el legislador Marcelo Guouman, presidente de la comisión de Desarrollo Económico de la Legislatura.

Por su parte, el diputado Juan Manuel Valdés (Frente de Todos) cuestionó que la eximición de ABL se extienda por tan sólo seis meses. Y que se equipare a los hoteles chicos con las grandes cadenas hoteleras. Su bloque, sin embargo, votó a favor del proyecto.

Además, los hoteles y otros sectores productivos podrán acceder a beneficios para refinanciar sus deudas impositivas. Desde febrero y hasta junio, el Gobierno porteño habilitó una moratoria de ABL y Patentes, con pagos en cuotas y quitas de interés. Ese plan corre para cualquier vecino de la Ciudad, pero con deudas que no superen el $ 1.500.000. Sin embargo, con una modificación que también se aprobó este jueves, la posibilidad de adherir a la moratoria se amplió para deudas de hasta $ 18.000.000.

Tristes postales del centro de Buenos Aires transformado en un paisaje desolador por la falta de turistas y la crisis económica

Antes de la pandemia, existía en la Ciudad un programa de incentivos fiscales para aquellos establecimientos que ampliaran su capacidad de alojamiento, porque el turismo venía creciendo a buen ritmo y las expectativas eran muy positivas.

El contraste con la situación actual es total. Según el Ente de Turismo de la Ciudad, en Buenos Aires hay 1.116 hoteles. Pero en la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) aseguran que un 80% de esos establecimientos están cerrados, y por eso resaltan que la eximición del ABL resulta «fundamental».

«La ocupación hotelera actual en la Ciudad es de entre un 5% y un 8%. Para ser viables se necesita más del 70%«, resumió Ariel Amoroso, el presidente de la AHRCC.

La ocupación hotelera en la Ciudad oscila entre el 5% y el 8%. Foto Rafael Mario Quinteros

La ocupación hotelera en la Ciudad oscila entre el 5% y el 8%. Foto Rafael Mario Quinteros

Durante estos meses, el sector había tenido algo de actividad con los pacientes leves de coronavirus que fueron derivados a unos 50 hoteles para hacer el aislamiento. Pero, si bien esos establecimientos recibieron durante la pandemia a 73.889 personas, hoy la ocupación es mucho menor: hay 369 alojados en sólo 5 hoteles.

Además, los hoteles que sí reciben a los poquísimos turistas que se movieron estos meses tuvieron costos operativos mayores, ya que los protocolos sanitarios obligaron a aumentar la limpieza de las instalaciones y a reducir ingresos como el que pueden aportar los bares y restaurantes de los establecimientos.

El panorama no se ve para nada mejor. Ante el temor de una segunda ola, el Gobierno nacional no sólo reforzó el cierre de fronteras sino que se suspendieron decenas de vuelos y se insiste para que también se reduzca la circulación entre provincias.

Vacías: las habitaciones de hotel se convierten en oficinas o mini restaurantes

Fuente: La Nación – En noviembre pasado, cuando se dispuso un segundo cierre para los espacios interiores en restaurantes, el chef ejecutivo de Apparatus Room, Thomas Lents, sintió que volvía a foja cero al pensar en cómo mantener a flote su establecimiento. El director del hotel Detroit Foundation, en el que se encuentra el restaurante, estaba igualmente preocupado.

La conclusión ineludible era: “Entre los dos, vamos a tener un restaurante y un hotel vacíos de nuevo”. Hasta que surgió la inspiración. “Fue como un momento eureka: ‘A lo mejor hay una manera de hacer que esto funcione’”.

Es el tipo de adaptación a las necesidades con la que los hoteles alrededor del mundo han tenido que lidiar en el último año, con la pandemia prácticamente eliminando las vacaciones y los viajes de negocios y dejando vacías habitaciones que hubieran estado llenas de viajeros. La ocupación hotelera en los Estados Unidos cayó al 44% en 2020, un récord histórico según la consultora turística STR.

En un principio, los hoteles abrían sus puertas a los trabajadores de la salud o a personal de emergencias, a gente que se estaba recuperando del covid o a aquellos que no tenían en dónde quedarse. Con el tiempo, empezaron a ofrecer sus espacios a los profesionales que podían trabajar de forma remota con facilidad y tener sus reuniones por Zoom sin necesidad de la presencialidad. Algunos incluso empezaron a ofrecer “vacaciones escolares”, facilitando ayuda técnica para estudiantes que aprendían de forma virtual.

Muchos, sin embargo, fueron encontrando maneras de generar ingresos aun cuando los huéspedes no se quedan de noche, transformando las habitaciones hoteleras en espacios en los que se puede trabajar o hacer los quehaceres sin gente alrededor.

Para el hotel Detroit Foundation, la solución fue convertir 30 habitaciones vacías en “restaurantes privados” para gente que demandaba la experiencia del restaurante. Los clientes pagan US$50 para usar la habitación, pedir comida por teléfono y llamar cuando quieren almorzar o cenar. Los mozos dejan los platos en una bandeja en la puerta, y si alguien entra el uso de tapabocas es obligatorio.

Resulta que la gente buscaba exactamente eso: El Apparatus Room tuvo cientos de llamados diarios y terminó armando una lista de espera. Cuando el pasado miércoles el restaurante volvió a abrir a un cuarto de su capacidad, el número de “restaurantes privados” se redujo a la mitad, y Lents asegura que siguen sobrevendidos.

“Se trata de ofrecer hospitalidad; la gente quiere seguir haciendo las cosas que hacía antes, como ir a cenar y ver una película”, dice Lents. “Vienen, comen algo rico y miran Netflix. Podemos ofrecer eso en un ambiente cuidado”.

En el hotel Sofitel Washington D.C. Lafayette Square no se cobra la habitación, pero quienes quieran pedir algo del mejorado “menú privado” deben gastar al menos US$70 en comida o bebidas.

Comer en una habitación privada podría parecer un lujo, y los hoteles están apuntando a una actividad más práctica: trabajar. En la página de su nuevo “programa de homeoffice”, el Mandarin Oriental pregunta: “¿Cansado de trabajar desde casa?” Ofrecen una habitación, Wi-Fi gratis, servicio de impresión y acceso al gimnasio de 8 am a 6 pm.

El programa “Trabajar desde el Hamilton”, del D.C. Hamilton Hotel, incluye una máquina de café y un fax o impresora a disposición, y los precios arrancan en US$79. El hotel Sawyer, en Sacramento (California), alquila cabañas con piscina por US$150 para aquellos que quieran trabajar al lado de la pileta, con almuerzo, agua, Wi-Fi y estacionamiento incluidos.

En Brooklyn, el Wythe Hotel convirtió para el verano sus habitaciones de estilo loft en oficinas, en colaboración con la empresa de co-working Industrious.

“En su momento parecía un gran experimento: ¿esto va a funcionar?”, dice Anna Squires Levine, la jefa comercial de Industrious. “Quedamos muy sorprendidos con la demanda”. Entonces, decidieron expandir la colaboración y ofrecer un programa de membresía que lanzaron esta semana, ofreciendo el uso de oficinas en suite cuatro días al mes por unos US$300, y la opción de reservar días adicionales. Los miembros que quieren quedarse más de lo que dura una jornada laboral reciben un descuento del 25% por noche.

Yannis Moati, CEO de HotelsByDay, una empresa que permite que los clientes reserven habitaciones o amenities para uso diario, dice que algunos hoteles están ofreciendo “habitaciones gimnasios”, para que la gente pueda ejercitarse en privado. Su compañía comenzó a operar en 2015, pero cree que la pandemia obligará a los hoteles a ser muy creativos de cara al futuro.

“Nuestra opinión es que los hoteles van a ser más flexibles que nunca”, afirma. “Si antes se concentraban exclusivamente en el pernocte y la estadía, para la pos pandemia van a ser mucho más flexibles en el uso de su espacio.”

Steven Carvell, profesor de finanzas y director del Centro del Real Estate y las Finanzas de la Escuela de Administración Hotelera, parte de la prestigiosa Cornell University, explica que los hoteles tendrán que tener en cuenta las regulaciones sindicales y los posibles riesgos de garantías y seguros si quieren buscar maneras de readaptarse. Ha escuchado de hoteles que se usan para que estudiantes universitarios tomen clases virtuales, o de pedidos de padres que necesitan alquilar habitaciones con servicios de guardería para sus hijos. Un hotel en Nueva York, dice, comenzó a permitir que equipos de cine o televisión filmen durante el día, cuando normalmente lo hubieran tenido que hacer de noche.

“A esta altura, depende del nivel de desesperación”, termina Carvell.

Comer en hoteles. Secretos gourmet y al aire libre

Fuente: La Nación ~ Con reservas previas y protocolos de servicio, sus emblemáticas cocinas salen al ruedo para atraer un nuevo tipo de público

A los restaurantes de los hoteles siempre les resultó difícil competir de igual a igual en la escena gastronómica local. La falta de una vidriera a la calle, la distancia -más psicológica que física- de tener que cruzar un lobby, el servicio demasiado formal y el temor (por lástima a veces válido) a precios dolarizados son causas posibles. Así, en los últimos años buena parte de la mejor hotelería revisó sus cocinas para adecuarse a los tiempos que corren, generando propuestas más relajadas y competitivas, que ganen cercanía con los comensales locales. No solo eso: coronavirus mediante, mucho de lo que hasta hace poco podía entenderse como una desventaja, hoy pasó a ser incluso valorado a favor. ¿Qué lugar mejor para comer que un jardín interno, alejado de la calle, con espacios amplios y tranquilos? Los hoteles poseen además protocolos de servicio estrictos, a tono con exigencias de calidad internacionales, y con larga historia de reservas previas y amplia distancia entre las mesas. Así, mientras de a poco comienzan a llegar algunos tímidos turistas, la ciudad ofrece opciones para todos los gustos, desde pequeños lugares boutique a grandes cinco estrellas de lujo.

«Después de siete meses abrimos Nuestro Secreto el viernes 16 de octubre. Los primeros días el clima fue muy malo, pero hoy ya estamos trabajando todos los días con reservas completas e incluso 20 personas en lista de espera», dice Juan Gaffuri, chef ejecutivo del Four Seasons Buenos Aires. Ubicado en los jardines elevados a los que se accede tomando el ascensor, Nuestro Secreto es la gran propuesta de parrilla del hotel, comandada con sabiduría por la cocinera Patricia Ramos, con platos emblemáticos como sus carnes maduradas o la provoleta de cabra, entre otros.

«Hace 20 años que estoy acá y fui parte de las transformaciones que hicimos en la gastronomía. Con Elena, Pony Line y Nuestro Secreto logramos un cambio conceptual. Por un lado, buscamos que cada lugar tenga su propia identidad. Trabajamos también en un servicio más descontracturado, para que no te sientas observado todo el tiempo (como pasa a veces en hoteles de lujo). Y pusimos precios competitivos. A esto se suma hoy que tenemos detrás un importante trabajo de protocolos, limpieza y satinización de alimentos que pocos lugares pueden exhibir. Hacemos reuniones semanales y mensuales con equipos del Four Seasons del mundo, aprendemos y aplicamos lo aprendido», afirma. «Es el primer paso. Quisimos abrir para empezar a darle vida al hotel». https://cb232a6b75453c36555529c67f15f972.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Algunas opciones

Las posibilidades son muchas y buenas. Hace unas semanas el Intercontinental presentó sus Sunday Lunch, con parrilla a las brasas y vinos en los jardines de este hotel céntrico. El éxito hizo que desde esta semana se sumen también los sábados al mediodía y a la noche, permitiendo incluso acceder con mascotas. El Recoleta Grand Hotel cubrió con un prolijo deck de madera su pileta en el décimo piso, donde ofrecen desde una rica hamburguesa a rolls de sushi para disfrutar bajo las estrellas. Estos días son también una buena excusa para conocer Buono Italian Kitchen, la cocina italiana del Sheraton de Retiro. O para relajarse un domingo en el muy especial El Mercado, la propuesta con asador incluido del Faena en Puerto Madero (con un truchón patagónico que es una delicia). Entre las buenas noticias, se suma el Alvear Roof, el bar en altura del Alvear Palace Hotel con vista privilegiada, mientras que el Icon ya está ofreciendo vouchers para su esperada reapertura en los próximos días.

El jardín al fondo de Home Hotel en Palermo, con su pileta, los árboles crecidos y ciertos aires salvajes, cotiza por lejos entre los más lindos de la ciudad. Un secreto que muchos aún no conocen. «Las ventajas que tenemos como hotel son claras: la amplitud del espacio, el distanciamiento que podemos poner entre mesas, los altos estándares de higiene y control a los que estamos acostumbrados», cuenta Patricia O’Shea, Allí, es posible relajarse con un desayuno inglés servido todo el día (panceta, salchicha casera, hongos salteados, huevos a gusto, porotos en salsa de tomate, tomate grillado, tostadas y té), así como unos perfectos ñoquis de rúcula y ricotta, bagels o croquetas de espinaca o de jamón crudo, entre más opciones, todas a precios más que amigables. «Al estar ocultos de la vista, es más difícil que nos descubran, dependemos de redes, boca a boca, publicaciones. Pero a la vez esto asegura más intimidad y seguridad. La respuesta que estamos logrando es sorprendente; muchos nos conocieron comprándonos los boxes que sacamos por delivery y ahora que abrimos vienen a vernos personalmente», dice Patricia.

Mientras que algunos hoteles intentan mantener la misma lógica de antes, otros en cambio optan por reinventarse, modificando propuestas, cocinas e incluso ambientes. El siempre moderno Hotel Madero, por ejemplo, habilitó para los mediodías su terraza en planta baja, entre palmeras y decks, donde el chef ejecutivo Alejandro Bontempo ofrece ravioli de espinaca y ricota con tomates y tomillo o bife de chorizo con papa rellena y molleja reuniere, entre otros. Para las noches de viernes y sábados en cambio recupera sus ya famosas Sushi Nights en la terraza del piso 9. En Recoleta el cambio más grande se ve a simple vista, caminando por la coqueta calle Av. Alvear, pasando por delante del Palacio Duhau Park Hyatt Buenos Aires. Este hotel colocó mesas donde antes entraban los autos, permitiendo así sentarse con el palacio como aristocrática escenografía de fondo. Allí, o en sus jardines escalonados que cruzan la manzana de punta a punta, es posible aprovechar el amplio rango de apertura (de 9 a 24) para sentarse a beber un té de Tealosophy, almorzar unos arancinis con salsa de tomates ahumados, merendar con un pan de banana o cenar unos tortellinis de alcaucil y almendras, entre más opciones.

«Entre sentarme en una vereda, con los autos pasándome al lado y mirando todo el tiempo que nadie me arrebate la cartera, es mil veces mejor venir acá, que está hermoso y tranquilo», dice Mariana Acosta, una ya habitual clienta de Uco, el restaurante de Fierro Hotel, en Palermo. El jardín de este hotel está cubierto por un amplio deck de madera oscura, donde se ubican unas diez mesas entre árboles frondosos. La especialidad de la casa es su cordero, cocinado al vacío por largas horas en sus propios jugos, hasta quedar tierno y sabroso; así como el arroz negro con langostinos y pescado, un plato para compartir de a dos. Comida deliciosa, ambientes tranquilos, precios que salvo pocos casos no sobrepasan la media. Después de muchos meses cerrados, los hoteles reabren de a poco en la ciudad mostrando su mejor versión.