La ‘disputa’ de la puesta del sol: ¿los wine bars son las nuevas cervecerías?

Fuente: Cronista ~ Cada vez más bares apuestan al vino que se vuelve protagonista de los encuentros entre amigos. Pero el ritual de las cervecerías no se abandona. ¿Por qué el vino ganó terreno? ¿La gente, en definitiva, qué prefiere para cada situación? Hablamos con los dueños de propuestas que se lucen ‘de ambos lados’. Además: ¿por qué hay que elegir una sola opción?

¿Ipa, stout, irish o blonde? Solía ser la pregunta que se iba formando en nuestra cabeza a medida que se acercaba el fin de la jornada laboral. Pero en este último tiempo, post cuarentena, las opciones empiezan a variar. Las cervecerías o los bares de siempre siguen tentando, aun así las propuestas que tienen al vino como protagonista, atraen por su novedad. ¿Las birras artesanales dejaron de ser el must de todo after para mutar a los vinos?

Es indiscutible que hace unos años se hablaba mucho del boom de las cervezas artesanales: ¿podremos hablar ahora de un incipiente boom de los winebars? «Creo que hace un tiempo, la cerveza le ganó terreno al vino, llegando de una manera más descontracturada al público joven -nos confesaba German Colli, uno de los socios de Cowi, bar de vino y café, en una charla con MALEVA -. Eso recién con la pandemia creo que se logró dar vuelta.»

Los grupos de amigos siguen bancando a la birra para los encuentros relajados.

La barra y la «pizarra» del bar de Rabieta en el Hipódromo de Palermo

«Tomar cerveza artesanal es disfrutar del encuentro», nos contaba Maru Kilzi, encargada de marketing de Rabieta Cerveza Malcriada. Pensar en ir a tomar una cerveza artesanal es transportarnos a un ambiente relajado; divertido; con risas, charlas y hasta algún grito de fondo. Son las mesas largas llenas de grupos de amigos las que suelen ocupar el lugar central. «Vengo siempre con mis amigas. Es el momento de ponernos al día, quejarnos del laburo y relajar con una birra«, se animó a compartirnos Sofía, habitué de Rabieta Brewhouse en el Hipódromo de Palermo, uno de los preferidos de la Capital.

«El maridaje se encuentra en el centro de las experiencias. En el mundo vinícola, es un concepto ya muy escuchado. Las catas de vino suelen ser siempre acompañadas de platos maridados, es decir, que combinan y se complementan a la perfección. Pero esta idea también se hace presente últimamente, en los bares de cerveza…»

Con más de 25 canillas, Baum Palermo también afirma ser uno de los elegidos para esas cervezas bajo los últimos rayos del sol. La versatilidad de opciones, permiten ajustarse a casi todos los gustos. No se puede negar que las cervecerías tienen su lugar afianzado en el recorrido de bares. Estamos acostumbrados a salir y optarlos como opción. «Son los lugares de siempre. Es el volver a disfrutarlos luego de un año entero sin poder visitarlos», acuerda un grupo de chicos sentados en una de las mesas de la vereda de Baum. «Los atardeceres espectaculares, el estilo propio del lugar y nuestra maestra cervecera hacen de la experiencia Rabieta una sin igual», agrega Kilzi.

El vino: nuevo protagonista de la noche argentina (y un gran compañero para las historias). PUBLICIDAD

El vino como protagonista en Cowi de Belgrano

Las vinotecas y los winebars están en el foco de las nuevas miradas. Con propuestas cada vez más cancheras y atractivas, el vino está logrando afianzarse como una de las opciones más elegidas a la hora de salir a tomar algo. «En Cru creemos que el vino es más que un producto. Es una razón para reunirse, para festejar, acompañar, para conocer historias«, nos dijo Melina Nuñez Ramos, una de las socias de Cru Deli & Wine.

«Creo que hace un tiempo, la cerveza le ganó terreno al vino, llegando de una manera más descontracturada al público joven -nos confesaba German Colli, uno de los socios de Cowi, bar de vino y café, en una charla con MALEVA -. Eso recién con la pandemia creo que se logró dar vuelta…»

Generalmente, a los bares de vinos se los asocia a ambientes más personales e íntimos. Pero esta tendencia parecería estar mutando. «Somos el plan de muchas parejas los fines de semana, pero estamos notando que los grupos de amigos también nos elijen mucho -nos contaba Melina-. Mucha gente viene a Cru en plan after.»

German Colli, de Cowi, nos explicaba que sus locales de Belgrano (3 de febrero 1167) y Palermo (Armenia 1447), fueron acompañando el proceso que fue haciendo el mundo del vino para intentar llegar a un público más joven. «Creo que les gusta la propuesta de tomar vino por copa para poder ir probando y degustando distintas cepas y sabores a la vez que son asesorados por nuestros sommeliers.»

Los diez restaurantes preferidos de Roy Asato

En definitiva…¿Por qué hay que elegir uno solo?

Solemos siempre en la vida, plantearnos situaciones de contraposición. Pero en este caso, cuando se juegan dos preferidos – cerveza y vino -, está muy difícil elegir. La respuesta ideal para este falso dilema es justamente: birra y vino. «Lo que los diferencia son las situaciones de consumo», nos decían desde Rabieta.

La clave, de los spots elegidos, está en generar sensaciones. Son estas las que terminan por definir a dónde vamos y qué elegimos. El caso es que el mundo de la cerveza artesanal y el de los vinos, están cada vez más cerca el uno del otro. Ambos ponen el énfasis en los mismos elementos.

Tanto en las brewhouses como en los winebars se les da prioridad a los procesos de creación y la calidad de los productos. «Al manejarnos con la mejor calidad, la experimentación sensorial no tiene fin», nos explicaba Juan Carlos Flores, uno de los dueños de Baum Palermo.

El maridaje se encuentra en el centro de las experiencias. En el mundo vinícola, es un concepto ya muy escuchado. Las catas de vino suelen ser siempre acompañadas de platos maridados, es decir, que combinan y se complementan a la perfección. Pero esta idea también se hace presente últimamente, en los bares de cerveza.

«Cada dos meses se elige un estilo de birra y se hace su maridaje. Cada estilo está asociado a una comida determinada», nos contaba Maru Kilzi cómo funciona en Rabieta. «La combinación que no falla es el brownie con helado y una cerveza oscura. O si hablamos de algo más específico el burrito de cerdo braseado marida perfectamente con una Old Ale ya que su carga alcohólica barre la grasa del paladar y permite degustar todo aún mejor», explicaba José Carlos Flores.

Además, los locales de ambos sectores se preocupan por ofrecer experiencias similares. La estética es un detalle a destacar. Cada espacio suele tener su propio atractivo, porque que nada es dejado libreado al azar. A su vez, las bebidas suelen ir acompañadas de distintas propuestas como música en vivo, arte, DJ sets. Ingredientes ideales para agregar a cualquier noche. Entonces lo importante es el juntarse, el disfrutar, probar, compartir y experimentar. ¿El ideal? Con un vaso de cerveza en una mano y por qué no, una copa de vino en la otra.

Con el apoyo de la Cámara de Cafés y Bares, se realizará la sexta edición de la Copa Argentina de Cervezas

Fuente: AHRCC ~ El presidente de la Cámara de Cafés y Bares, Francisco Miranda; el secretario de la Cámara, Pablo Durán; y el directivo Martín Paesch; se reunieron esta semana con Martín Boan, organizador de la Copa Argentina de Cerveza, y con Héctor Gatto, subsecretario de Bienestar Ciudadano de la Ciudad de Buenos Aires, para ultimar detalles de cara a la ceremonia de premiación de la competencia que se realizará el 30 de octubre en el Golden Center de Parque Norte.

De la reunión también participó Diego Gera, coordinador de gastronomía del Instituto Superior de Enseñanza Hotelero Gastronómica de la AHRCC, que junto a la Cámara de Cafés y Bares y #BACapitalGastronómica acompañan esta sexta edición del certamen.

La Copa Argentina de Cerveza tiene como premisa incentivar a las pequeñas cervecerías a alcanzar la excelencia en calidad en elaboración de estilos y en gestión comercial. La evaluación se desarrolla mediante “Cata a ciegas» a lo largo de cinco jornadas con un jurado conformado por más de 50 jueces especialmente seleccionados. En esta edición se suma también la competencia de GIN en la que se evaluará a as categorías de Gin de Autor y Gin Original.

Los ganadores se conocerán el próximo 30 de octubre en el evento de premiación. Más información en http://copargentinadecervezas.com/.

Eligieron la mejor receta de cerveza artesanal de Argentina: cuál fue la ganadora y por qué

Fuente: Clarín Gourmet by Juan Pablo Estevez ~ Participaron 400 fórmulas de todo el país. Debían representar la cultura local a través de sus ingredientes y elaboración.

Encontrar la fórmula de una cerveza artesanal 100 % argentina. Ese fue el objetivo del concurso «La cerveza de mi país», el primer certamen abierto a todo público que buscó la receta que mejor represente los gustos, costumbres y cultura autóctona a través de materias primas e ingredientes locales que se utilicen en su elaboración. Y ya hay un ganador.

La fórmula elegida está inspirado en la Ruta Nacional N° 7 -Carretera Libertador San Martín-y lleva insumos característicos de las provincias que la atraviesan. Los campos bonaerenses y santafesinos están representados por los granos (cebada y trigo), las sierras de San Luis y Córdoba por las hierbas (tomillo) y Mendoza por la uva Malbec, que es el estandarte de la región cuyana.

«El mosto de Malbec le aporta a la cerveza ciertas notas a uva, que es muy fermentable y le sube a este estilo su porcentaje alcohólico sin hacerlo pesado. La levadurasaison de estilo belga y el tomillo le brindanuna nota algo especiada e interesante», explica Juan Pablo Ibáñez, el creador de la cerveza ganadora.

Juan Pablo Ibáñez, creador de la cerveza ganadora.
Juan Pablo Ibáñez, creador de la cerveza ganadora.

Ibañez, quien tiene una cervecería llamada Dinant en Junín (provincia de Buenos Aires), bautizó a su exitosa fórmula con el nombre de fantasía «Carretera Libertadora».

Cómo se eligió la mejor receta de cerveza artesanal

El concurso «La cerveza de mi país» estuvo organizado por el Centro de Capacitación El Molino y fue el primero de su modalidad: su objetivo fue elegir a la mejor cerveza que representara a Argentina en base a los insumos autóctonos que existen en el país y que se pueden aplicar a la elaboración de esta bebida. 

Se recibieron más de 400 recetas entre las cuales los participantes tenían que detallar qué insumo nacional iban a utilizar en la fórmula. Algunos de los destacados fueron yerba mate, alfajores y lúpulos patagónicos, entre otros.

La consigna del concurso era usar insumos autóctonos. Foto: El Molino
La consigna del concurso era usar insumos autóctonos. Foto: El Molino

No existe en el mundo una cerveza de este tipo, porque la «Carretera Libertadora» fue ideada especialente pensando en el paladar argentino, aunque hay un estilo relativamente nuevo en el BJCP -ente regulador a nivel mundial- que es algo similar: Italian Grape Ale, que fue originado en Italia y también contiene uvas en su receta.  

«El hecho de combinar mosto de uvas con cerveza no es algo que esté muy explorado aún en Argentina, sí un poco en Chile. Creo que puede ser un comienzo para que a la gente que le gustan ambas bebidas pueda tomar a este estilo como algo híbrido«, explica Sebastián Oddone, licenciado en Biotecnología y director de Capacitaciones El Molino.

El segundo puesto del concurso lo obtuvo un cordobés, el cervecero aficionado Simón Bastide, con su receta denominada «Anahí Red Lager», que contó con la Flor del Ceibo como insumo autóctono destacado. Y el podio lo completó la «IPA Jarrillera» de la homebrewer mendocina Daniela Reina que incluyó a la planta medicinal conocida como «Jarrilla» en la receta.

La cerveza ganadora incluye uvas Malbec y se va a cocinar después de la vendimia. Foto: El Molino
La cerveza ganadora incluye uvas Malbec y se va a cocinar después de la vendimia. Foto: El Molino

Cuándo y dónde se podrá probar la cerveza ganadora 

Esta primera instancia del concurso proponía la presentación de la receta, pero no existía la obligación de cocinar la cerveza para que en el concurso -que fue libre y gratuito- pudieran participar quienes lo deseen sin tener la necesidad de invertir dinero. 

Sin embargo, la idea siempre fue poder cocinar la cerveza ganadora. El plan es poder hacerlo en febrero o marzo del año que viene, por la cosecha de las uvas, uno de los insumos necesarios para la receta. La primera posibilidad es que Juan Pablo la haga en su propia planta, en Junín. Un poco lejos para los fans de la cerveza del resto del país que quieran probarla, pero hay planes de expansión.

«Estamos evaluando poder elaborar en alguna planta cervecera amiga, ya tengo varias conversadas para poder hacerlo. La receta es pública y estaría bueno si la pueden hacer varios cerveceros«, dice Oddone, de El Molino, entusiasmado. Seguramente, él no es el único interesado en probar la primera cerveza elegida por representar mejor a la cultura argentina.

Día internacional de la cerveza: por qué se festeja el 6 de agosto

Fuente: Infobae ~ Buenos Aires se suma a la fiesta mundial con 2×1, sorteos y descuentos en cervecerías, bares y compra online.

El Día Internacional de la Cerveza, que este año cae el 6 de agosto, se celebra en más de 200 ciudades en todo el mundo desde 2007. Argentina, con su tradicional pasión por esta bebida y el boom de la cerveza artesanal que ya lleva varios años, se suma al festejo desde sus bares en distintos puntos del país.

El origen de la celebración fue en Santa Cruz, California, Estados Unidos, donde un grupo de aficionados a esta bebida comenzaron a promoverla. Uno de ellos, un joven llamado Jesse Avshalomov, fue uno de los mayores promotores, que no imaginaba la repercusión que iba a tener su iniciativa.  

«Con mis amigos decidimos que tenía que haber un día de festejo de la cerveza, para agradecer a la gente que producía nuestra bebida favorita. Así que inventamos el día, convencimos a los dueños de un bar local de hacerlo un 5 de agosto -en 2007- y armamos un sitio web», declaró Avshalomov, según cita la revista norteamericana Forbes.

Tras la buena repercusión, los años siguientes decidieron fijar la fecha para el primer viernes de agosto, y poco a poco descubrieron que en otras ciudades del mundo había bares y fanáticos que los imitaban.

Día Internacional de la Cerveza: habrá 2x1 en muchos bares.

Día Internacional de la Cerveza: habrá 2×1 en muchos bares.

Quilmes llega a Rosario con su cadena de bares propios

Fuente: PuntoBiz ~ Quilmes desembarca en Rosario con su cadena de bares propios, un negocio que la marca cervecera encaró en 2019 y hoy se encuentra en plena expansión. El Clásico de Quilmes, así se llama, estará ubicado sobre calle Jujuy, a metros de Boulevard Oroño, donde hasta antes de la pandemia funcionó el bar Patagonia, que ocupaba toda la estratégica esquina. Las obras ya arrancaron. 

Grupo Asgar, que cuenta en su haber con una batería de emprendimientos gastronómicos diseminados tanto en el barrio de Pichincha, Avenida Pellegrini y el centro de la ciudad, se quedó en el pasado mes de abril con el imponente inmueble y ahora decidió dividirlo en dos espacios independientes. Sobre Jujuy montará El Clásico de Quilmes, un local de medianas dimensiones, cuya administración correrá por cuenta de Asgar. En tanto, aún resta definir el destino del local más importante en cuantos a metros cuadrados, emplazado en la intersección con el boulevard. 

“Esperamos abrir antes del verano para aprovechar la fabulosa vereda que tiene. Son 100 cubiertos entre vereda y local”, explicó a Punto biz Gabriel Palermo, director de Inspira, agencia de Comunicación del Grupo Asgar. Al igual que los bares que Quilmes inauguró en Buenos Aires -el primero de ellos en el microcrentro porteño sobre Esmeralda y Lavalle- la sucursal de Rosario ofrecerá cerveza Quilmes en todas variedades, tirada y en botella, y una oferta gastronómica en línea con las picadas de fiambres. “Comida argentina, rock nacional y fútbol», es la propuesta de la marca en todos sus puntos de venta.

A principios de marzo, Patagonia -sello premium de la factoría Quilmes- desmanteló el local que inauguró hace apenas dos años en la esquina de Oroño y Jujuy, dejando un gran vacío en una de las zonas con más movimiento del barrio. El codiciado inmueble no tardó casi nada en dejar de estar vacante, y fue fichado por el ascendente Grupo Asgar, que cerró un acuerdo con el propietario del local donde más atrás en el tiempo funcionó un local de la pizzería La Vendetta. 

Sobre la esquina todavía es una incógnita el emprendimiento que el grupo empresario planea montar allí, pero sí aseguran que se trata de un desarrollo gastronómico que no hay hasta ahora en la ciudad y tendrá sello netamente local. Cabe destacar que, a contramano de un rubro que sintió el duro impacto de la pandemia con múltiples cierres, el Grupo Asgar viene creciendo fuertemente en el último tiempo con la apertura de nuevos locales. Entre las marcas que administra el grupo gastronómico se cuentan firmas de la talla de The Box, Espiria, Olson, Asgardian o El Paso Sport, entre muchas otras.

Del bar a la góndola: el plan ingenioso de las cerveceras para ganar más con productos «boutique»

Fuente: Cronista ~ El segmento de bebidas con alcohol afrontó durante 2020, por las medidas sanitarias como consecuencia de la pandemia de Covid-19, un reto substancial a nivel local y mundial. Y, aunque continúan siendo productos de consumo masivo, el comportamiento de los consumidores se vio necesariamente modificado y las marcas debieron adaptar sus estrategias, y en muchos casos crear nuevas, para lograr al menos sostener los niveles de ventas.

Las restricciones de circulación y reunión de personas que se implementaron sobre todo en el segundo trimestre del año pasado golpearon seriamente a uno de los canales más tradicionales de ventas para las marcas de bebidas con alcohol, con la cerveza haciendo pole position: los bares, restaurantes y discotecas dejaron de recibir clientes.

Con este escenario, la actitud de consumo del público se modificó de manera radical. El confinamiento generó un aumento de compras proactivas por parte de los consumidores al inicio de la cuarentena para abastecer los hogares por temor al cierre de los comercios. Luego, en la siguiente etapa, se vio un alto grado en la reposición del stock inicial en las compras. Además, ocurrió otro fenómeno inesperado: todo lo que se compró se consumió por disponer de mayor tiempo ocioso.

Para Diego Bleger, socio a cargo de la Industria de Consumo Masivo en KPMG Argentina, «el coronavirus y la cuarentena cambiaron la forma de comprar del consumidor argentino. Por obligación la gente probó comprar por Internet, consumir en su casa y se acostumbró a hacerlo, este sistema se mantendrá y crecerá en el futuro más allá de los cuellos de botella que tuvo por la demanda inesperada. Esto implica un cambio de hábito que es cultural y educativo, y se va a ir profundizando con el tiempo».

Como los hábitos de consumo se modificaron y algunos de los canales de ventas tradicionales para el segmento de bebidas estaban virtualmente paralizados, las empresas debieron apelar a la creatividad para poder compensar un cercenamiento irremediable.

Federico Roggio, director Comercial de Peñón del Águilaempresa productora de cerveza artesanal con sede en Córdoba y franquicias de bares en todo el país- explica cuáles fueron las consecuencias del inicio del confinamiento durante 2020: «Nosotros antes del Covid teníamos una venta del 65 por ciento en barriles y 35 por ciento latas. Cuando se nos viene el cierre total, el 19 de marzo del 2020, durante tres meses no salió un barril más de la fábrica. En la segunda quincena de marzo no tuvimos ventas, con la fábrica cerrada y un abril muy flojo, al 10 por ciento de lo que estábamos acostumbrados a trabajar». 

La cervecera tiene su sede central en Malagueño, Córdoba.

Y ahonda: «A partir de junio y hasta marzo de este año comenzó a subir el consumo de latas en supermercados y distribuidores para el consumo de hogar. Creció mucho el consumo de gente que compra en vinotecas, kioscos y almacenes. Terminamos el año vendiendo un 80 por ciento del volumen en latas y un 20 por ciento del volumen en barriles igualando en el consumo del 2020 al 2019. Es decir, habiendo estado casi tres meses sin vender, con lo que crecimos en ventas en el segundo semestre igualamos el volumen del 2019″.

Desde CCU, una de las compañías de bebidas más importantes del país y la segunda más grande del mercado cervecero argentino, coinciden en que identificar el cambio en los hábitos de consumo fue fundamental para aplicar estrategias de sostenimiento de ventas. 

«Rápidamente, entendimos y supimos amoldarnos a los cambios en los hábitos y experiencias de consumo. Los lugares habituales donde la gente se solía reunir, celebrar, que son socios estratégicos y representaban un porcentaje de nuestras ventas, iban a permanecer cerrados o muy limitados por tiempo indefinido. Fue necesario entonces tomar decisiones. Por un lado, para desarrollar nuevos canales de venta: nuestro canal de e-commerce creció mucho, así como la participación de marcas como Imperial, Schneider, Miller, Grolsch, Warsteiner y Heineken en apps de delivery. Por otro lado, conformamos comités para monitorear la situación general del mercado. Desde Heineken, con la campaña Back the Bars proponíamos la compra futura de combos en diferentes locales gastronómicos a través de una plataforma de compra online. En el interior del país, a través de nuestras marcas regionales Salta y Santa Fe, brindamos cerveza gratuita para la reapertura de más de 200 bares y restaurantes, en una asistencia superior a los 10 millones de pesos que fue muy importante para su subsistencia», grafica Juan Pablo Barrale, gerente de Asuntos Corporativos de CCU Argentina.

El desafío para las marcas no sólo fue sostener el consumo y llegar con propuestas atractivas a los hogares sino también mantener activa toda una cadena de producción con actores de diferentes tamaños a lo largo de la línea. «Tuvimos el enorme desafío de mantener activo un ecosistema que va desde la semilla hasta la botella, que involucra de manera indirecta a más de 130.000 personas, entre ellos productores agropecuarios, distribuidores, proveedores, clientes. Muchos de ellos muy afectados por el aislamiento preventivo social y obligatorio, principalmente nuestro canal on premise que son los bares, restaurantes, discotecas. Donde de un día para el otro tuvieron que cerrar sus puertas, e intentar readaptar sus negocios», dice Paula Marconi, vicepresidente de Marketing de Cervecería y Maltería Quilmes.

Si bien el segmento de bebidas con alcohol tiene tantos jugadores como productos hay en el mercado, el común denominador para todos fue el impacto que supuso adaptarse a un nuevo escenario. 

Las bodegas no estuvieron al margen de la nueva realidad: «A nivel comercial en líneas generales en el segmento vinos, en relación a otros del rubro bebidas, el 2020 ha sido un buen año. A pesar de los vaivenes y coyuntura internacional, el consumo per cápita se fue recuperando gracias a nuevas experiencias y momentos de consumo, después de años de sostenida caída. Desde Bodega La Celia esperamos que se mantenga y construir bases sólidas a lo largo de este año también», manifiesta Vanina De Martino, gerenta de Marketing sidras, vinos y spirits de CCU Argentina.

Atenta a las demandas del nuevo consumidor, CCU también lanzó el último mes Hard Fresh, bebida gasificada frutal con bajo nivel de azúcar, que marcó su ingreso en el nivel local en la categoría de hard seltzers, segmento en crecimiento en mercados como el de Estados Unidos. La Hard Fresh tiene una graduación alcohólica del 5 por ciento, similar a la cerveza.

Grupo Cepas también se lanzó al segmento hard seltzer con la marca Meet.

«El canal on premise compuesto por bares y discotecas es muy relevante para la industria de bebidas en general. Para Grupo Cepas son socios estratégicos, es por ello que a un mes de comenzado el confinamiento y las restricciones decidimos realizar acciones para acompañarlos. A través de Gancia, nuestra marca insignia desarrollamos ‘Otra Ronda’, una campaña de compra de cócteles a futuro que el consumidor podía adquirir y luego lo canjeaba cuando finalizaban las restricciones. Por cada trago vendido, Gancia aportaba el mismo monto», detalla Juan Faggiolini, director de Marketing & E-Commerce para Argentina, Chile y Uruguay de Grupo Cepas.

La marca estuvo cerca también de los bartenders y desarrolló acciones de contenido en conjunto para sus redes sociales, además de ofrecerles capacitaciones -como la que realizó con Jack Daniels y la Universidad Siglo XXI, cuenta el ejecutivo. «Actualmente, estamos al aire por Telefé, los sábados a la medianoche con el programa ‘Otra Ronda, por los bares’ donde damos visibilidad a diferentes bares de todo el país y comunicamos sus propuestas», agrega.

Reinvención o cierre

La Argentina es hoy un terreno sembrado de empresas del segmento gastronómico que cierran o que sobreviven a fuerza de reinventarse. Se estima que un 8 por ciento de las pymes está en riesgo de desaparecer, son unas 61.000 empresas que emplean a 263.000 trabajadores, según los datos de la Fundación Observatorio Pyme. Los sectores más afectados son el comercio y las microempresas, en el que se incluyen los bares y confiterías, que transitaron la pandemia con más bajos que altos, con clientes que migraron al consumo hogareño.

El bar Tres Monos de Palermo, que está en el puesto 85 del ranking The World’s 50 Best Bars, sorteó la crisis con cócteles embotellados, delivery a toda hora y sumaron servicio de cafetería y brunch. Para Carlos Aguinsky, socio fundador de Tres Monos, «nuestra mentalidad siempre fue la de tomar las adversidades como oportunidades. El primer desafío fue adaptar la situación de consumo del bar a la casa, y en ese sentido pudimos adaptarnos bien y rápido. El confinamiento nos forzó a salir con lo que teníamos. Buscamos ofrecerle a la gente la posibilidad de tomar los tragos que tomaban en la barra pero desde su casa, ya con el grado de dilución perfecto. Tener también la opción de los cocktails box, un kit con diferentes bebidas y garnishes para poder preparar cocktails en casa, y clases online desde nuestro estudio nos permitió abarcar también el público que le gusta interactuar con los ingredientes y que busca una experiencia a la hora de beber».

Un caso parecido fue el del bar La Fuerza, situado en el polo gastronómico de Avenida Dorrego, también en la Ciudad. «En el caso de La Fuerza, el bar comenzó a trabajar en delivery, abrimos un almacén (una idea que teníamos desde el principio) y aceleramos planes que ya estaban en marcha como e-commerce, canales digitales en general, exportación y distribución comercial en todo el país», explica Martín Auzmendi, uno de los socios del emprendimiento.

La diferenciación, sin duda, irá de la mano de la capacidad que hayan obtenido los bares y restaurantes durante este complejo período, que para algunos ha sido una prueba de supervivencia. Con este camino transitado, quedan algunas lecciones para el mercado: innovación, transferencia de experiencias y creatividad comercial son las estrategias que aplicaron los que lograron mantenerse a flote. 

Cuáles son las 10 cervezas más vendidas en los bares top del mundo

Fuente: Clarín Gourmet by Juan Pablo Estevez ~ En los últimos años los bares de tragos adoptaron la tendencia de brindarle una mayor importancia a la cerveza en sus cartas y eso colocó a la bebida burbujeante como una opción interesante para acompañar una propuesta en la que no juega de local pero en la que poco a poco empieza a cobrar más preponderancia.

La mayoría de los clientes que acude a un bar de este tipo suele inclinarse por un trago de autor o degustar una copa de vino de renombre, pero también empieza a hacerse un lugar para probar distintas opciones cerveceras.

La revista Drinks International (un referente del rubro, que se publica desde 1972) elabora un ranking anual de las marcas más vendidas de bebidas alcohólicas en todo el mundo, que incluye las 10 cervezas más pedidas en los establecimientos de este tipo.

Las cervezas no pierden popularidad en los bares del mundo. Foto: Roberto Ruiz
Las cervezas no pierden popularidad en los bares del mundo. Foto: Roberto Ruiz

Una dato sobre la metodología: se tomaron en cuenta 100 bares tope de gama de 33 países del mundo, predominando establecimientos de Reino Unido, Estados Unidos y Singapur. Por Argentina fue tomado en cuenta Presidente Bar. Básicamente, se le pidió a cada bar que muestre sus hojas de cálculo y comparta los hábitos de compra de los consumidores.

El siguiente es el top 10, correspondiente a datos del 2020, que sorprende con marcas de países como Japón e Italia. 

Las cervezas más vendidas en los mejores bares del mundo

10. Grolsch

La cerveza holandesa Grolsch es elaborada con lúpulos nobles.
La cerveza holandesa Grolsch es elaborada con lúpulos nobles.

​Una de las cervezas europeas de más renombre es Grolsch: originaria de los Países Bajos y fundada en 1615, se destaca por elaborar un estilo Pilsner que comercialmente denomina Premium Lager.

Se trata de una cerveza rubia y refrescante que tiene un 5% de alcohol y lleva dos lúpulos en su elaboración: Emerald y Magnum. Su presentación viene en una botella verde con un sistema de tapón corredizo que recuerda a los envases cerveceros de antaño.

9. Stella Artois

Stella Artois, representante de la escuela belga de cerveza.
Stella Artois, representante de la escuela belga de cerveza.

Una de las cervezas industriales más representativas de Bélgica es Stella Artois, que también elabora un estilo Pilsner con un aroma equilibrado en el que predominan las notas a frutas blancas y de cereal. Está elaborada con el tradicional lúpulo noble Saaz.

Es una cerveza dorada, de bajo cuerpo y que se caracteriza por su alta tomabilidad. Tiene 5.2% de alcohol y una baja carga de IBU (la unidad con que se mide el amargor): 24. Marida con platos simples con rabas, hamburguesas y papas fritas.

8. Estrella Galicia

La cerveza española Estrella Galicia.
La cerveza española Estrella Galicia.

La única cerveza española en este top 10 es Estrella Galicia, que también elabora una tradicional Premium Lager de color dorado pálido y con una baja cantidad de amargor (16 IBU).

Su porcentaje de alcohol es de 5,5% y se destaca por ser suave y refrescante. Es una de las cervezas más consumidas en España y también tiene mucha llegada internacional. Marida bien con comidas livianas y quesos. En Argentina se consigue en tiendas especializadas y en algunos supermercados. 

7. Guinness

Desde Irlanda, con amor: Guinness es referente en el estilo Stout.
Desde Irlanda, con amor: Guinness es referente en el estilo Stout.

La única cerveza negra del ranking: se trata de una tradicional Stout que posee un aroma a malta tostada y café y también leves notas secundarias de chocolate. Su porcentaje de alcohol es de 4.3% y tiene un cuerpo medio pleno.

Es originaria de Irlanda y también la cerveza industrial más representativa de su rubro. Tiene un sistema dentro de la botella que libera burbujas de nitrogeno cuando se la sirve, una acción que la vuelve más cremosa. Actualmente no puede conseguirse en Argentina.

6. Brewdog

Punk IPA, uno de los mejores estilos de la cervecería artesanal escocesa Brewdog.
Punk IPA, uno de los mejores estilos de la cervecería artesanal escocesa Brewdog.

Originaria de las Tierras Altas de Escocia, es la única cerveza artesanal que integra el top ten. El informe no destaca cual de sus estilos es el más vendido, pero la cerveza más popular de su portfolio es la Punk IPA, que se ha vuelto de culto entre los fanáticos.

La Punk IPA es una cerveza que posee un buen amargor  y también un sabor y aroma cítrico, producto de los seis lúpulos que lleva (Cascade, Chinook, Nelson Sauvin, Simcoe, Amarillo y Ahtanum). En Buenos Aires se consigue en la cadena Beer Market.

5. Pilsner Urquell

Pilsner Urquell: una cerveza checa clásica de la región de Bohemia.
Pilsner Urquell: una cerveza checa clásica de la región de Bohemia.

La escuela de cerveza checa en su máxima expresión: Pilsner Urquell es una cervecería emblemática de la región de Bohemia y se destaca por ser un referente mundial de las cervezas pilsener.

Salió al mercado de manera oficial en 1859, se destaca por ser dorada y cristalina, tiene un aroma a grano dulce y frutos secos y los lúpulos nobles que  le otorgan un leve carácter especiado y herbal. Tiene 4.4% de alcohol, 40 IBU (alto para una cerveza rubia). Actualmente no puede conseguirse en Argentina (entra de a rachas de importación y suele aparecer en algunas cadenas grandes de supermercados y tiendas especializadas). 

4. Heineken

Heineken, una cerveza clásica originaria de Amsterdam.
Heineken, una cerveza clásica originaria de Amsterdam.

Un verdadero clásico de las cervezas Lager de baja fermentación. Es originaria de Amsterdam, Países Bajos, y se destaca por su alta tomabilidad. Su color es de un dorado pálido, lleva malta Pilsen y tiene 5% de alcohol y 19 IBU.

Es una de las cervezas más con más llegada en el mundo: se consigue en más de 170 países y viene en todo tipo de presentaciones: lata, botella y barril. Marida bien con comidas sencillas.

3. Corona Extra

Corona Extra, la cerveza para los fanáticos de la playa.
Corona Extra, la cerveza para los fanáticos de la playa.

La cerveza icónica de México y que la mayoría de las personas asocia con la playa a causa de su cuerpo liviano, su baja carbonatación y su alta tomabilidad. Es de una dorado pálido y tiene poca graduación alcohólica: 4.5%.

En la mayoría de los bares se la suele servir con una rodaja de limón, que es una fruta muy relacionada con la cultura mexicana. Marida bien con comidas simples como papas fritas, alitas de pollo y nachos.

2. Peroni Nastro Azzurro   

Peroni Nastro Azzurro, la cerveza Italiana que marca tendencia en el mundo.
Peroni Nastro Azzurro, la cerveza Italiana que marca tendencia en el mundo.

Italia no es un país al que se lo relacione de antemano con la cerveza, pero la Peroni Nastro Azzurro supo abrirse paso en el mercado mundial y hoy es una de las marcas más elegidas por los consumidores.

En este caso estamos hablando de una cerveza de estilo Pilsen, dorada y de mucha tomabilidad. En su receta se destaca el maíz Nostrano del’isola, que le otorga un buen balance a una cerveza a que pesar de ser rubia también destaca algunas notas cítricas. Actualmente no está disponible en Argentina.

1. Asahi Super Dry

Cerveza Asahi, la más consumida en bares de lujo del mundo.
Cerveza Asahi, la más consumida en bares de lujo del mundo.

La cerveza que domina el mercado mundial de los bares de lujo es la japonesa Asahi, que con su versión Super Dry (seca) es la que más paladares ha conquistado en los últimos tiempos.

Se trata de una cerveza Lager de baja fermentación y en cuanto a apariencia es de un dorado pálido. Es similar a las cervezas rubias que compiten en su rubro, pero tiene un final más seco que le aporta su diferencial. Tiene una alta tomabilidad y marida bien con algunos platos japoneses. Actualmente no está disponible en Argentina.

RABIETA CONTINÚA CON SU AVENTURA CHINA

Fuente: @rabietacerveza ~ Impulsada por su estándar de altísima calidad, la cerveza artesanal malcriada argentina mandará seis nuevos containers al país asiático

Rabieta, la cerveza artesanal malcriada argentina, extendió su acuerdo de exportación a China, a donde enviará más de 250 mil botellas de un nuevo envase exclusivo para ese país: 355cc de Golden, Red Honey, Red Irish y Red IPA.

La distribución comenzó el año pasado en Shanghái y Hong Kong y este año se amplía con seis containers y nuevas ciudades: Henan y Cantón. «Esta aventura de llevar nuestra cerveza argentina a todos los rincones del mundo se consolida en China y se extiende a nuevos destinos», aseguró Miguel de Achával, uno de los fundadores de Rabieta.

«Haber crecido en 2020 y cumplir con nuevos objetivos en este contexto para nosotros vale doble. Sabemos que tenemos un producto de excelente calidad y sabor y no dejamos de mirar para adelante a pesar de las dificultades», agregó Miguel De Achával, mientras evalúa con sus socios los próximos destinos. Rabieta podría llegar antes de fin de año a Perú, Estados Unidos, Uruguay y España.

Rabieta, una empresa del grupo DAGMA, fue creada hace cuatro años con el objetivo de llevar la mejor cerveza artesanal a los hogares de los argentinos. Comenzó con una producción de 12 mil litros por mes en su Brewhouse ubicado en el Hipódromo de Palermo y hoy cuenta, además, con una cervecería en Pilar con capacidad para producir más de 200 mil litros por mes en 11 estilos diferentes. Rabieta se vende en las principales cadenas de supermercados y se distribuye a todas las provincias del país.

¿Cómo sobreviven hoy las cervecerías en Argentina?

Fuente: iProfesional ~ El cierre de restaurantes y bares golpeó de lleno a la industria, que ahora apuesta a nuevas estrategias comerciales para no quebrar

Las cervecerías artesanales se convirtieron en un boom. La oferta se multiplicó en poco tiempo y los consumidores se volvieron cada vez más exigentes. Pero la pandemia cambió todos los planes y puso en jaque el negocio. Muchas no sobrevivieron al 2020 y otras debieron re-adaptar su negocio para sobrevivir al nuevo contexto.

Con el cierre de los bares, restaurantes y locales bailables el escenario no parece sencillo. La venta directa fue para muchos la opción para mantenerse activos y cerca de los consumidores. Lo cierto es que implicó un gasto extra que no todos parecen poder afrontar.

La venta directa de cervezas artesanales implica altos costos en envasado y  producción

La venta directa de cervezas artesanales implica altos costos en envasado y producción

«La venta directa fue para muchos una gran herramienta, al igual que el e-commerce o la distribución a los negocios de cercanía», comenzó describiendo el presente del sector Juan Manuel González Insfrán de la Cámara de Cerveceros Artesanales.

«Fraccionamos el producto y eso es mucho más complicado para poder insertarlo, antes tenías un marketing para colocar un barril de 50 litros, hoy tenés que invertir mucho más para lograr que te compren 96 latas 473cc, a un precio muy cercano a lo que se vendía una pinta en un local, eso implica otra estructuras de trabajo que muchas pymes no poseían y se deben volcar nuevos recursos con ingresos mucho más afinados», agregó González Insfrán.

De acuerdo con una encuesta realizada por la Cámara entre sus asociados, durante los meses de cuarentena estricta, más del 60% de las cervecerías no superó los 1.000 litros a granel de venta mensual en pandemia, y el 64,3% asegura que el volumen vendido no representa el 10% de su venta habitual.

«Nosotros evidenciamos una suba en lo que respecta al consumo de alcohol, tanto cerveza como vino. Pero a nuestras góndolas llega el producto industrializado, no el pequeño productor con su cerveza artesanal», explicó una fuente supermercadista.

Según los datos relevados en marzo por la consultora especializada en consumo Focus Market, las cervezas industriales tuvieron un incremento interanual de su precio del 54% y estuvieron en el ranking de los productos más comprados. Lo cierto es que la categoría artesanal parece vivir otra realidad, muy lejana al de las grandes industrias.

El impacto sobre las pymes

La pandemia impactó sobre todo a las empresas más chicas. «El sector que estaba 95% ligado a las actividades de esparcimiento, sufrió sin dudas un gran impacto por la aplicación de las altas restricciones a esta actividad durante 8 meses. Esto provocó un cese de actividades de muchas empresas, sobre todas micropymes, o emprendimiento familiares», remarcó el especialista.

La industria cervecera descubrió con preocupación que las empresas que fabrican envase también eran escasas

Además, no sólo implica mayor gastos para las empresas, sino complicaciones a la hora de conseguir materia prima. «La industria cervecera descubrió con preocupación que las empresas que fabrican envase también eran escasas, una sola fábrica de latas de aluminio, otra de botellas de aluminio y dos fábricas de botellas, para todo el país, y que en algunos casos no producían volumen de envases todo el año», describió González Insfrán.

Ahora, si bien el verano no fue lo esperado por la industria, el repunte que se venía evidenciando, empujado por la baja de casos durante los meses de calor, tuvo un parate ante el nuevo escenario que cambió rotundamente ante una nueva ola y las restricciones que desde el sector aseguran que «generará más cierres».

«Las medidas adoptadas por el Gobierno siguen siendo pocas en gran medida, solo se brinda el Repro II a aquellos sectores que están relacionados al esparcimiento y una ayuda directa para las empresas gastronómicas, pero necesitamos volver a las herramientas planteada en el 2020″, reclamaron desde la cámara que reúne a los cerveceros.

«Sin estas medidas, este sector que emplea a más de 300.000 personas solo en la provincia de Buenos Aires está en peligro. No solo ellos, sino toda la cadena productiva y de servicios que funciona alrededor de ella», concluyó preocupado de cara a lo que se viene el especialista.

Palermo Soho. Cervecerías llenas al mediodía, por las restricciones horarias

Fuente: La Nación ~ Sentadas en una mesa sobre la vereda del bar Temple, a una cuadra de plaza Armenia, Carla Botella y Guadalupe Lozano de 21 y 20 años, tomaban cerveza y comentaban, asombradas, la cantidad de personas que las rodeaba. “La última vez que pasé por acá a esta hora había mucha menos gente”, dijo Botella, que vive cerca de la zona. Su amiga, a quien conoció en las clases virtuales de la carrera de abogacía de la Facultad de Derecho, reside en Wilde, a poco más de una hora en colectivo. Debido a las nuevas restricciones en el horario gastronómico y de circulación, las dos jóvenes decidieron juntarse en el bar, a las 15. “Si veníamos a las cinco, como siempre, no me daba el tiempo para tomar algo y volver a casa en bondi”, explicó Lozano, mientras tomaba su bebida.

A una cuadra, en la intersección de El Salvador y Gurruchaga, dos grandes filas copaban las veredas: una, de unas 50 personas, conformada por padres e hijos que esperaban para ingresar a un local de indumentaria y bazar infantil; otra, de unas 20, donde esperaban quienes querían comprar un helado en Helados Italia. Entre medio de ambas multitudes, se encontraban las mesas de dos bares, que mantenían una ocupación cercana al 100%. “Lo que veo es que la gente se junta igual, sale igual, pero, a diferencia de antes, todos comprimidos en el mismo horario”, opinó Botella.

La postal de un Palermo Soho repleto, a un nivel comparable con el de un 24 de diciembre, pudo contemplarse hoy, después del mediodía, en las inmediaciones de la plazoleta Julio Cortázar y la plaza Inmigrantes de Armenia. A la circulación típica de un sábado al mediodía, marcada por las cafeterías, los restaurantes y los locales de indumentaria, se sumó desde hace una semana un cuarto actor: los bares. Muchos de estos últimos adelantaron sus horarios de apertura para compensar las pérdidas de facturación generadas por la suspensión del horario nocturno decretado por el Gobierno.

Grandes y chicos disfrutaron del mediodía en Palermo Soho
Grandes y chicos disfrutaron del mediodía en Palermo SohoSantiago Filipuzzi – LA NACION

Una ocupación similar a la de hoy se vio en esta misma zona el sábado y domingo pasado, durante el primer fin de semana afectado por las nuevas restricciones horarias, según pudo saber LA NACION. De acuerdo con las personas consultadas durante un recorrido por la zona, el cierre de los locales gastronómicos a las 19 hizo que muchas parejas y grupos de amigos decidieran comenzar a salir antes.

“Ahora, en la semana es imposible salir. Trabajo de 10 a 19. Por eso aprovecho hoy, que es sábado”, comentó Valentina Ataque, de 21 años, mientras tomaba una cerveza con una amiga del club, Priscila Besold, de 19. Antes de las restricciones, las dos jóvenes, que viven en Avellaneda, también solían salir los sábados a la tarde, pero preferían hacerlo a partir de las 17.

Pasado el mediodía, la gran mayoría de los comercios gastronómicos de la zona parecían estar ocupados en un 100%. Sin embargo, los encargados de los locales consultados afirmaron que la crisis del rubro está comenzando a acentuarse. Por dentro, los restaurantes, bares y cafeterías se encontraban vacíos, ya que solo tienen permitido atender a sus comensales al aire libre, en sus veredas, patios y terrazas y con protocolos de distanciamiento social.

A esto se suman otros factores, como la falta de comensales durante los días de semana. “De lunes a viernes, la mayoría de los clientes solían venir a la noche. Eso lo perdimos, porque la gente trabaja”, explicó Joanna Cardoso, encargada de Sans, un restobar ubicado sobre la Plaza Armenia. Los restaurantes y bares consultados afirmaron que la facturación ha bajado entre un 50% y 60% desde que las nuevas medidas fueron decretadas.

Ayer, el presidente de la Cámara de Empresarios de Discotecas y Entretenimiento de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Cedeba), Omar Capalbo, presentó ante la justicia una acción de amparo para pedir la suspensión del decreto que ordena a los comercios gastronómicos y discotecas suspender su actividad a partir de las 20. “El decreto del presidente Alberto Fernández es arbitrario y viola derechos y garantías expresamente reconocidos en nuestra Constitución Nacional”, comentó Francolino a LA NACION.

Macarena y Ken, dos amigos que prefirieron resguardar sus apellidos, son dos de los clientes que a las las 15.30 copaban la vereda de Chopería. “Antes salíamos a las 22.30. Ahora, a las 15. Cambiaron los horarios, pero la movida sigue siendo la misma. Salir, salimos igual”, comentó Macarena.

Sobre las dos plazas de la zona se han montado ferias de artesanos, por las cuales circulan decenas de clientes. Las amigas Naiquén y Fernanda, de 28 y 34 años, se encuentran sentadas sobre la vereda de un bar de la zona, con dos tragos y un plato de papas fritas con cheddar sobre la mesa. “Creo que las medidas del gobierno sí sirvieron para evitar las fiestas clandestinas, pero no las salidas del fin de semana. En la semana es imposible salir si laburás, pero se puede aprovechar para hacer algo temprano el sábado”