Se presentó la tercera edición del Prix de Baron B – Édition Cuisine: cómo postularte con tu proyecto gastronómico

Fuente: iProfesional ~ Baron B presentó este lunes la tercera edición de la iniciativa que busca destacar desde 2018 los mejores proyectos gastronómicos integrales de la Argentina por su excelencia y su visión transformadora: Prix de Baron B – Édition Cuisine.

A través de esta propuesta, “se quiere reconocer las historias de los cocineros que trabajan con una mirada innovadora, en sintonía con el medioambiente, dándole valor a la gastronomía regional siempre preservando su entorno natural”, según detallaron. 

Acorde a los tiempos que corren, el lanzamiento se realizó de manera virtual uniendo, gracias a la tecnología, a sus jurados desde las ciudades de Menton, Reims, Curitiba y Buenos Aires.

Desde la marca explicaron que esta nueva edición del “Prix de Baron B – Édition Cuisine” tiene dos grandes novedades: en primer lugar, se suman la reconocida chef brasileña Manoella Buffara y el prestigioso Richard Geoffory como integrantes del jurado, que además está conformado por el prestigioso chef Mauro Colagreco y Martín MolteniMauro Colagreco

Ellos serán los responsables de evaluar a los postulantes, seleccionar tres finalistas que llegarán a la gran final en Buenos Aires y designar al ganador de la edición 2021.

“Celebro la realización de esta tercera edición en este momento tan especial para los gastronómicos, poner en valor y difundir el trabajo que realiza este sector, la riqueza de este terroir con productos, técnicas y proyectos únicos, es una manera de visibilizar la importancia que tiene la gastronomía para la identidad de nuestro país. Invito a los cocineros de todo el país a inscribirse, a contarnos su historia, el ADN de su proyecto, y la vivencia que se le propone al comensal”, dijo Mauro Colagreco, el chef argentino más reconocido en el mundo, impulsor del consagrado restaurante Mirazur.  Martín Molteni

Como se mencionó, el jurado cuenta con Molteni, chef y propietario de Pura Tierra y pionero en presentar gastronomía autóctona de alta gama.

En tanto, Manoella “Manu” Buffara es propietaria del restaurant “Manu” de Curitiba. Ella se destaca por su devoción por la sostenibilidad y los ingredientes de calidad. De hecho, en Curitiba viene trabajando con las comunidades locales y educando a los lugareños sobre cómo cuidar los huertos. Manoella “Manu” Buffara 

Por su parte, Richard Geoffroy es el prestigioso ex chef de cave de Dom Pérignon, quien custodió durante 28 años el curso del legendario champagne y realizó colaboraciones con reconocidos chefs como Alain Ducasse, Ferran Adrià o Jean-François Piège. Richard Geoffroy

La otra novedad tiene que ver con la proteína principal elegida para la receta de este año: ave, la cual debe ser acompañada por tres guarniciones y hasta dos salsas y maridar con una de las tres variedades de Baron B.

De esta manera, se quiere poner en valor las cadenas productivas que permiten obtener un producto de manera sustentable, indicaron los organizadores. 

Cómo participar del certamen

El premio contará con las siguientes etapas:

1. Convocatoria y postulaciones: desde el 10 de mayo al 10 de julio a través de esta página.

2. Anuncio de los tres proyectos finalistas: 22 de julio

3. Evento final y anuncio del ganador del “Prix de Baron B – Édition Cuisine 2021”: 26 de agosto.

Cada participante deberá completar el formulario de inscripción y explicar por qué considera que su proyecto es transformador, inspirador y contribuye al desarrollo del oficio de la cocina y el medio en la Argentina.

Cada candidato deberá acompañar con una receta elaborada a base de una proteína que represente de la mejor manera todas las historias de su proyecto.

Como se destacó, este año la proteína elegida deberá ser un ave, la misma se debe obtener de manera sustentable en lo que respecta a aves de corral, y en total cumplimiento a la normativa de caza legal dentro del territorio nacional si se tratara aves de caza silvestre; siendo especies que puedan ser adquiridas libremente, sin restricciones.

La proteína tendrá que ser acompañada por tres guarniciones y hasta dos salsas. A través de este plato, el concursante podrá sintetizar su proyecto ya que deberá estar acorde a la filosofía del mismo y mostrar productos locales. Además, el chef deberá maridar su plato con una de las tres variedades de Baron B: Extra Brut, Rosé o Brut Nature explicando por qué cree que es la mejor elección.

El día 22 de julio se darán a conocer los tres proyectos finalistas, quienes el 26 de agosto participarán de un evento final, realizando en vivo sus recetas para que el jurado determine quién de ellos es el ganador de la tercera edición del Prix de Baron B – Édition Cuisine. 

El ganador será premiado con el “Prix de Baron B – Édition Cuisine”, un corcho bañado en oro tallado por el orfebre argentino, Juan Carlos Pallarols. Además, viajará a Francia para recorrer la región de la Champagne y tendrá el honor de poder realizar una pasantía de una semana en el mejor restaurante del mundo de la mano de Mauro Colagreco.

Los ganadores de las dos primeras ediciones

Las primeras ediciones reflejaron la diversidad de proyectos que hay en la Argentina y que trabajan con los productos y productores de su zona, que buscan rescatar las tradiciones culinarias de su tierra y que se integran con su ecosistema de una manera sustentable.

La ganadora de la primera edición en 2018, Patricia Courtois, presentó su trabajo en la Hostería Rincón del Socorro de Esteros del Iberá, rescatando los sabores típicos de esa zona de Corrientes, trabajando de manera mancomunada con los productores locales y en sintonía con el entorno natural de Corrientes.

En 2019 Santiago Blodel se consagró como ganador con su proyecto “Gapasai Restó”, un restaurante sustentable de cocina creativa ubicado a 2 kilómetros de La Cumbre que el año pasado decidió cerrarlo para abrir un chiringuito frente al dique San Jerónimo, manteniendo su filosofía de defender el bosque nativo, apoyar a los productores locales y estar en sintonía con el medioambiente brindando comida de calidad de manera sustentable.

El concurso, también permitió conocer las historias y los proyectos de Juan Cruz Galetto (Estancia Las Cañitas), Patricio Negro (Sarasanegro), Gustavo Rapretti (En Mis Fuegos) y Javier Rodriguez (El Papagayo). 

El plan de Cervecería Quilmes para crecer en el mundo del vino

Fuente: La Voz ~ Quilmes estrenó su ingreso en el mundo del vino haciendo ruido con un espumante de nombre irónico y apuesta por renovar la marca Dante Robino con vinos para todos los públicos.

En un año marcado por la pandemia, empezar un negocio no era una buena idea. Pero si ya estaba todo listo para lanzarse al ruedo no quedaba otra que aprovechar las oportunidades. La sorpresiva compra de Quilmes de la histórica bodega Dante Robino era una patada en el tablero tradicional de los vinos. Pero llegó la pandemia y cambió todo.

Para una compañía como la cervecera, este desafío no era más que un incentivo para innovar, y se puede decir que gracias a la pandemia tuvieron un debut estelar en el mundo del vino, porque todas las fichas se pusieron en un producto único y original que rompió las reglas del juego con humor: el espumante 2020 LPQTP.

Hablamos con Nicolás Bruno el gerente general de Dante Robino, que pasó meses buscando la bodega ideal.

–¿Este es el debut de Quilmes dentro del mundo del vino?

–Si bien nuestro nombre es Cervecería Quilmes, nos consideramos hace tiempo una compañía de bebidas. Y con ese rótulo llegamos a un montón de consumidores distintos en un montón de ocasiones diferentes. En nuestro portafolio tenemos cerveza, agua, gaseosas, y ahora vinos y sidras. Notamos que había un montón de ocasiones en donde el vino es muy importante y en donde no teníamos nada para ofrecer. Así como la pizza con cerveza es un clásico, hay un montón de comidas que son un clásico en el que no teníamos nada para ofrecer. Y nos consideramos una compañía en donde el centro está en el consumidor y queremos estar en la mayor cantidad de ocasiones posibles.

Nicolás Bruno, gerente general de Dante Robino.

–¿Por qué eligen Dante Robino y que va a pasar con esa marca a futuro?

–Las causas son varias. Una es que hay un feed cultural entre las compañías, tenemos formas de pensar muy parecidas. Dante Robino tenía todo lo que buscábamos: cien años de trayectoria que certifica que “sabemos hacer vinos muy buenos”, un espíritu emprendedor apalancado por el espumante y una capacidad de crecimiento muy grande. Todo ese combo hizo que nos elijamos mutuamente.

–Dante Robino fue reconocida por sus espumantes. ¿Cómo plantean la nueva etapa?

–El volumen de espumantes dentro de la bodega era casi el 70 por ciento y de pronto sin casamientos, sin noche, sin festejos ni fiesta, el espumante sufría mucho. Entonces decidimos multiplicar el vino, duplicando el volumen. Uno de los eventos más importantes fue el lanzamiento de Biografía que es la edición de los 100 años de Dante Robino, un vino que tiene un poquito de todo: algo de la tradición de la bodega y lo que nosotros pusimos en relación con el nombre y el estilo, una etiqueta muy linda que te marca la composición del vino y una contraetiqueta juguetona que habla un poco del estilo que le queremos dar a la marca: hablar de una manera sencilla en un vino de alta gama.

Biografía, el vino de alta gama de Dante Robino. (Foto: Javier Ferreyra).

–Dante Robino tiene un estilo más bien clásico, y la presentación en sociedad fue el LPQTP, una idea atrevida y de vanguardia. ¿Cómo unen esos principios?

–Dante Robino tiene la particularidad de ser el nombre de la bodega y además de un personaje, porque Dante Robino era un tano que vino a la Argentina y puso un bar en la calle Corrientes, se fue a Mendoza, empezó a crecer y a hacer cosas, no pudo tener hijos y dejó la compañía a los empleados. Y si me preguntás de la marca yo no la conocía, nunca había escuchado sobre esos vinos pero mis padres sí. Cuando anunciamos la compra hablamos de la conjunción de tres historias: la de Dante Robino, que era un pionero y aventurero; los Squazzini, la familia que se hizo cargo de la bodega, y la de Quilmes. Y ahora estamos empezando a andar el camino del reconocimiento. Con LPQTP tuvimos la audacia y la picardía de poder decir lo que nos pasaba sin que nadie se ofenda. Porque al poner el foco en el consumidor nos dimos cuenta de que todos querían mandar el 2020 a “la puta que te parió”. Y así surgió LPQTP, que no sólo es un buen nombre y una buena estrategia sino que es un espumante que está buenísimo.

Bodega Dante Robino, en Mendoza. (Foto: Dante Robino).

–¿Qué diagnóstico hacen sobre el vino?

–En la compañía sabemos mucho sobre categorías en las que no trabajamos. Del vino sabíamos todo lo que queríamos saber para entender qué le gusta a los consumidores, cuánto y cómo se consume. Ahí empezó una exploración mucho más profunda sobre la industria del vino para entender lo que necesitábamos. No intentamos comprar a los más grandes. También podríamos haber puesto una bodega de cero y hacer “vino Quilmes”. Pero queríamos gente con trayectoria, algo que la gente conozca. Se trata de regenerar la marca a través de diversas estrategias. Hay muchas cosas para hacer en el vino. Por un lado sacamos el LPQTP y apostamos por el Ping, que es un proyecto disruptivo de volver a la retornabilidad en el vino. Otro de los planes del 2021 es renovar todas las etiquetas mostrando que hacemos vinos de diferentes gamas, espumantes muy buenos y también un vino de 100 pesos con botella retornable que nos enorgullece.

–Para el vino el gran competidor es la cerveza, ¿cómo se plantean vender más vino siendo una compañía cervecera?

–La respuesta es que somos una empresa de bebidas, el vino y la cerveza son complementarias. Cuando se tiene el foco puesto en el consumidor todo es complementario: no podemos vivir todo el día tomando cerveza, ni todo el día tomando vino. Hay complementariedad. No todo lo que veo como competencia es un problema sino una oportunidad. Hay muchas bebidas en las que no participamos, pero no lo vemos como un problema sino como oportunidad. Tratamos de ayudar al consumidor en todo lo que toma.

Bodega Dante Robino, en Mendoza. (Foto: Dante Robino).

–¿Se puede repetir el éxito de LPQTP?

–¡Ojalá que no! Fue algo muy audaz y con tiempos dinámicos, porque en menos de 45 días teníamos el producto en la calle y generó mucha repercusión, pero surgió en un contexto como el de Covid-19. El LPQTP fue un cambio de paradigma: proponer algo para destapar y divertirse en un contexto malo. Ojalá tengamos ideas creativas que repercutan, pero en un contexto feliz.

FEHGRA busca impulsar el desarrollo del Enoturismo de Argentina

Fuente: FEHGRA ~ En el marco del Día Mundial del Malbec, que se celebra cada 17 de abril, FEHGRA felicita por la labor realizada y manifiesta su deseo de continuar impulsando el trabajo conjunto con el INPROTUR, los Gobiernos de las 13 Provincias vitivinícolas, Bodegas de Argentina, COVIAR y Wines of Argentina.

En el día de la celebración mundial del Malbec, producto emblemático, que caracteriza a la industria vitivinícola argentina, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) destaca la labor de los organismos nacionales, provinciales y de las entidades privadas, que han impulsado el desarrollo del Enoturismo, desencadenando una oportunidad de crecimiento para los destinos turísticos del país a través de la realización de experiencias turísticas con alto valor agregado. A su vez, se ofrece a continuar trabajando con el sector público y privado para así contribuir al desarrollo y crecimiento del país a través de la actividad. En este sentido, recientemente, la Federación envió una comunicación al Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR), a los Gobiernos de las Provincias de Mendoza, San Juan, Catamarca, La Rioja, Jujuy, Neuquén, Río Negro, Córdoba, Entre Ríos, Provincia de Buenos Aires, Salta, Santiago del Estero; y a las entidades Bodegas de Argentina, Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) y a Wines of Argentina.

Enoturismo en el país

En el contexto de la situación más crítica que ha vivido la actividad en su historia, FEHGRA que se caracteriza entre otros aspectos por su accionar positivo y por su liderazgo, y que representa a establecimientos que tienen sus capitales anclados en el país, desea renovar la esperanza de trabajar juntos por el logro de un futuro mejor para todos. A su vez destaca que el Enoturismo demostró ser una oportunidad diferenciadora de la oferta de los destinos. Los últimos datos oficiales indican que casi 1.700.000 turistas viajan anualmente motivados por este segmento, de los cuales el 53% son turistas nacionales y el 47% restantes extranjeros no residentes. Existen más de 225 bodegas, de las cuales más del 90% hace tiempo está ofreciendo un dossier de experiencias como: wine shops, gastronomía, participación en las cosechas, salas de arte, artesanías, productos locales, etc. Por otra parte, el gasto promedio por persona es de U$39 pero asciende a U$87 en el caso de europeos y norteamericanos y de U$78 cuando se trata de brasileños, según datos del observatorio del Enoturismo.

Como lo viene demostrando con la realización de sus Rondas Regionales de Gastronomía, con la organización del Torneo Federal de Chefs en el marco de HOTELGA, con la activa presencia en la feria Caminos y Sabores y el desarrollo del Torneo Nacional de Gastronomía Saludable, con la colaboración con el Gobierno de Mendoza para la celebración del Foro Global de la OMT sobre Enoturismo, con la edición de Libro de la Gastronomía Regional, con el dictado de cursos y capacitaciones, entre otras acciones, FEHGRA suma su accionar para impulsar el desarrollo del turismo y se ofrece a continuar trabajando para contribuir al crecimiento del país a través de la actividad.

Foto: En el marco del Ciclo de Encuentros virtuales, desarrollado por el Departamento de Capacitación y Formación Profesional de FEHGRA en 2020, COVIAR dictó una charla sobre las perspectivas de la actividad, el perfil del nuevo turista y los protocolos.

El 17 de abril se conmemora el Día Mundial del Malbec

En el mundo, Argentina está reconocida como el país productor de los Malbec más refinados. Es la cepa emblemática de la vitivinicultura del país, y un motor que favorece la inserción de los vinos nacionales en los principales mercados internacionales. Argentina cuenta con denominación de origen controlada (DOC) para el Malbec en algunas regiones.

¿Por qué el Día Mundial del Malbec se celebra el 17 de abril? El Malbec tiene su origen en el sudoeste de Francia. Allí se cultivaba esta cepa con la que se elaboraban vinos denominados “de Cahors” por el nombre de la región, reconocidos desde los tiempos del Imperio Romano. Estos vinos se consolidaron en la Edad Media y terminaron de fortalecerse en la modernidad.

Sobre esa base se desplegó, un tiempo después, el Malbec argentino. Esta cepa llegó a Argentina en 1853 de la mano del francés Michel Aimé Pouget (1821-1875), un agrónomo contratado por el periodista, político y estadista Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza. Siguiendo el modelo de Francia, esta iniciativa proponía incorporar nuevas variedades de cepas como medio para mejorar la industria vitivinícola nacional.

El 17 de abril de 1853, con el apoyo del gobernador de Mendoza, Pedro Pascual Segura, se presentó el proyecto ante la Legislatura Provincial con vistas a fundar una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura. Este proyecto fue aprobado con fuerza de Ley por la Cámara de Representantes, el 6 de septiembre del mismo año.

A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura creció exponencialmente y con ella el Malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños de la geografía argentina, desarrollándose, incluso, mejor que en su región de origen. De esta forma, con el tiempo y con mucho trabajo, se perfiló como uva insignia de nuestro país.

Dos vinos argentinos con puntaje perfecto en el ranking más influyente del mundo

Fuente: Clarín Gourmet by Carmen Ercegovich ~ En 2013 fue una sorpresa. Un vino hecho por un argentino, el enólogo Marcelo Pelleriti, obtenía por primera vez los famosos 100 puntos Parker, la máxima calificación en el influyente ranking del crítico estadounidense Robert Parker y su revista The Wine Advocate, hoy una marca multiplataforma.

El detalle: aquel vino de Pelleriti había sido elaborado en Francia. Recién en 2018 el orgullo fue completo, cuando llegó el puntaje perfecto para dos creaciones de Alejandro Vigil (Catena Zapata Adrianna Vineyard River Stones 2016, de la bodega Catena Zapata, y el Gran Enemigo Single Vineyard Gualtallary Cabernet Franc 2013, de su proyecto Aleanna). Y el fenómeno se repitió en 2019 con un vino de Bodega Zuccardi.  

Esta semana, con la publicación del reporte 2020-2021 de Parker, dos nuevas etiquetas alcanzaron el máximo puntaje: el Finca Piedra Infinita Gravascal 2018, un Malbec de Bodegas Zuccardi, y el Per Se La Craie, un blend de Malbec y Cabernet Franc de la bodega familiar Per Se. Ambos tintos del Valle de Uco, en Mendoza, la región que en los últimos años se convirtió en sinónimo de vinos argentinos de alta calidad. 

Finca Piedra Infinita Gravascal 2018, el vino con 100 puntos Parker del informe 2020-2021.

Finca Piedra Infinita Gravascal 2018, el vino con 100 puntos Parker del informe 2020-2021.

Robert Parker comenzó a publicar sus puntajes en su revista The Wine Advocate en los años 70. Creó un sistema de calificación que se popularizó globalmente y comenzó a ser utilizado por otros críticos. Hoy Parker se encuentra retirado de la profesión pero sus colaboradores continúan realizando degustaciones anuales en cada país, y sus rankings resultan determinantes para la difusión y comercialización de los vinos en el mercado mundial. El encargado de catar los vinos de Sudamérica para Parker es el español Luis Gutiérrez.

En su informe 2020-2021 sobre Argentina, Gutiérrez destaca la particularidad de su cata anual en tiempos de pandemia. En lugar de visitar los viñedos y degustar in situ los vinos, tuvo que hacerlo aislado y a la distancia. En este contexto, cató 1.084 etiquetas de las añadas 2017, 2018, 2019 y 2020.

Cómo son y cuánto cuestan los dos vinos argentinos con 100 puntos Parker 2021

El Piedra Infinita Gravascal 2018 es un vino de parcela, hecho con uvas Malbec de una pequeña porción del viñedo que la bodega posee en el Paraje Altamira, al sur del Valle de Uco. Después de probarlo, Luis Gutiérrez escribió en su informe: “Lo encuentro excelso. Fineza, elegancia, ¡simplemente soberbio! Tiene en sus notas reminiscencias a algunos vinos del norte del Ródano, una combinación de piel de naranja, sangre y hierro, que denotan frescura y mineralidad, con una sensación gredosa y un final que mezcla jugosidad y textura”.

Para el enólogo Sebastián Zuccardi es la segunda oportunidad en la que un vino suyo obtiene el máximo puntaje, pero lo celebra como si fuera la primera vez. “Este es un reconocimiento a lo que está pasando en Argentina, y específicamente en el Valle de Uco, donde lo lugares están mostrando el potencial para producir vinos en los niveles más altos”, dice en diálogo con Clarín. Y agrega: “Hoy nos toca recibir este premio a nosotros y por eso estamos honrados, pero sabemos y entendemos que somos parte de un conjunto de mucha gente que trabaja en la región”.

El segundo vino con 100 puntos es una revelación de Per Se, el proyecto personal de los enólogos David Bonomi y Edy del Pópolo (winemakers, además, de Bodegas Norton y Susana Balbo Wines respectivamente).

Per Se La Craie 2018, uno de los vinos argentinos con 100 puntos Parker 2021.

Per Se La Craie 2018, uno de los vinos argentinos con 100 puntos Parker 2021.

“Todavía no caigo, es muy lindo esto que pasa. Me alegro por mí pero sobre todo por Argentina, seguir teniendo vinos de 100 puntos nos hace muy bien como país productor“, observa. “No es fácil conseguir que todos los años pongan este puntaje estas personas que prueban tantos vinos de todo el mundo”, agrega.

Los enólogos David Bonomi y Edy del Pópolo, creadores de uno de los vinos argentinos con 100 puntos Parker 2021.

Los enólogos David Bonomi y Edy del Pópolo, creadores de uno de los vinos argentinos con 100 puntos Parker 2021.

La de 2018 es la séptima añada del Per Se La Craie, un vino elaborado a partir de una cofermentación de Malbec (70 %) y Cabernet Franc (30 %). Sobre él, Gutiérrez escribió: “Tiene una increíble sensación de frescura y la textura de los taninos es ultrafina, calcárea pero casi polvorienta. Muestra madurez perfecta, equilibrio perfecto, extracción perfecta, élevage perfecto, y es complejo, matizado y estratificado. Como sucede en vinos como este, ¡desearía tener una magnum (botella de 1,5 litros) en lugar de una botella de 75 ml!”

Ninguno de los dos vinos de 100 puntos fue lanzado a la venta aún pero podrán conseguirse en Argentina en el transcurso del año. Por tratarse de etiquetas de alta gama y de producciones limitadas, en ambos casos estiman que el precio al público rondará los 25.000 pesos.

El Piedra Infinita Gravascal 2016, la añada anterior a la actual, puede pedirse online a través del Club de Vinos de Zuccardi. Y los vinos de Per Se Wines están disponibles en vinotecas de Buenos Aires como Ozono Drinks y en restaurantes como Don Julio (Palermo) o Chila (Puerto Madero). Del La Craie 2018 se elaboró una partida de 1.600 botellas de las cuales aproximadamente 700 serán destinadas al mercado interno.

Los 15 vinos argentinos con mejores puntajes Parker de 2021

Aunque solo dos vinos argentinos obtuvieron la calificación máxima de 100, hubo cuatro vinos con 99 puntos y nueve con 98, repartidos entre las bodegas Zuccardi, Per Se  y Catena Zapata.

100 puntos

  • Familia Zuccardi Finca Piedra Infinita Gravascal 2018
  • Per Se La Craie 2018

99 puntos

  • Catena Zapata White Stones Chardonnay 2019
  • Catena Zapata Adrianna Vineyard River Stones 2018
  • Familia Zuccardi Finca Piedra Infinita 2018
  • Per Se Uní del Bonnesant 2018

98 puntos

  • Catena Zapata White Bones Chardonnay 2019
  • Catena Zapata Adrianna Vineyard Mundus Bacillus Terrae 2018
  • Catena Zapata Malbec Catena Zapata Nicasia Vineyard 2018
  • Familia Zuccardi Aluvional Gualtallary 2018
  • Familia Zuccardi Finca Piedra Infinita Supercal 2018
  • Per Se Iubileus 2018
  • El Enemigo Gran Enemigo Gualtallary Single Vineyard 2017
  • Familia Zuccardi Finca Piedra Infinita
  • Familia Zuccardi Finca Piedra Infinita Gravascal 2017

Cervecería y Maltería Quilmes apuesta al mercado de sidra junto a Bodegas Cuvillier

Fuente: Perspectiva Sur ~ Cervecería Quilmes y Bodegas Cuvillier anunciaron este lunes la firma de un acuerdo de distribución para la marca Sidra 1930 Saccani en sus tres variedades: Demi Sec, Dolce y Pera.

A partir de este acuerdo, dos compañías con larga permanencia e inversión en Argentina unen esfuerzos para potenciar el desarrollo de la categoría. A partir de ahora, Sidra 1930 Saccani expandirá su distribución a más de 300.000 comercios en todo el país. 

1930 Saccani, es la Sidra Premium de Bodegas Cuvillier, una empresa familiar con más de 70 años de trayectoria en el mundo de la sidra y reconocida por sus productos de calidad que desarrolla gracias al trabajo, con los productores de manzana del alto valle de Rio Negro.

“Estamos muy contentos de poder trabajar de manera conjunta con una empresa de gran tradición en Argentina. Con la distribución de 1930 Saccani, buscamos ofrecer a nuestros clientes y consumidores un portafolio más amplio de bebidas”, señaló Eugenio Raffo, vicepresidente del negocio sin alcohol y nuevos negocios de Cervecería y Maltería Quilmes. 

“Tenemos 130 años de historia en el país y una visión de largo plazo y compromiso con la Argentina. Es por eso que decidimos avanzar con este acuerdo, para poder colaborar con el desarrollo de esta categoría y así generar más oportunidades de crecimiento e inversión en el sector”, agregó.

Por su parte, Javier Saccani, Presidente de Bodegas Cuvillier afirmó que “la Sidra en la Argentina es una categoría en franco crecimiento, somos el sexto país del mundo en consumo per cápita. Tenemos un producto genuino, fresco y natural. Con la distribución de 1930 Saccani en manos de Cervecería y Maltería Quilmes esperamos poder ingresar en nuevas ocasiones y así desestacionalizar el consumo. Tenemos la oportunidad de nutrirnos de su liderazgo y capacidad comercial y así poder seguir creciendo y llegar cada vez a más personas”.

A partir de un acuerdo con Mendoza, crearán un circuito “del vino” en un barrio porteño

Fuente: Telam ~ Habrá una variada oferta vitivinícola y gastronómica

Un barrio porteño será tematizado como “distrito del vino”, con una variada oferta vitivinícola y gastronómica, y la organización de diversos eventos, a partir de un acuerdo firmado entre las autoridades de la provincia de Mendoza y las de la ciudad de Buenos Aires.

“Se va tematizar un barrio de la Ciudad de Buenos Aires con el vino, que también debe ser gastronómico, porque el vino debe ir acompañado de una buena gastronomía”, sostuvo el mandatario mendocino, Rodolfo Suárez, al dar cuenta de este convenio.

Así lo hizo al participar de la noche del miércoles de la presentación de la nueva línea de vinos IV Generación de Familia Bianchi, en la localidad de Tunuyán.

“Se va tematizar un barrio de la Ciudad de Buenos Aires con el vino, que también debe ser gastronómico, porque el vino debe ir acompañado de una buena gastronomía””

Rodolfo Suárez, gobernador de Mendoza

El gobernador de Mendoza anticipó que ese circuito se va a implementar en un barrio porteño “a través de exenciones para las empresas, y con vinotecas y restaurantes, para que muestren lo que hay acá y los incentive a venir a visitarnos”.

“Nosotros aportamos desde el conocimiento y la experiencia de saber lo que funciona en Mendoza con el vino. Hemos logrado asociar el producto con la música electrónica, con eventos como la Megadegustación y la Peatonal del Vino, donde han estado hasta 20.000 jóvenes tomando vino en copa, y todo eso se puede replicar en Buenos Aires”, señaló el mandatario provincial.

A modo de ejemplo, Suárez mencionó a distintas ciudades del mundo que han realizado diversas producciones alrededor del vino, como Burdeos, Barcelona y Medellín, entre otras, un modelo que ahora, se proponen replicar en el distrito porteño a partir del acuerdo.

Durante la presentación, el mandatario dijo que se vivía “un momento esperanzador” dado que “hay innovación, emprendimiento, futuro”.

Felicitó a la cuarta generación de la familia Bianchi y también a las anteriores, y las citó como ejemplo “de lo que la Argentina necesita”.

“Qué bueno sería que tuviéramos generaciones de unión, armonía, trabajo conjunto, y que el resultado sea este de generar productos de calidad, empleo y futuro”, dijo a los representantes de la tradicional familia de viñeteros.

Descorcha en zona norte Anónimo Wine Club, un bar de vinos por copas (con botellas sin etiquetas)

Fuente: InfoNegocios ~ Una pareja de emprendedores cordobeses intenta reivindicar el gusto por el vino. Proponen un espacio desestructurado para quitarle protocolo al momento de catar.

Eliana Flores y Mateo Ponce de León son una pareja de cordobeses, diseñadora gráfica e industrial ella y arquitecto él, que se embarcaron en la propuesta de abrir un bar de vinos por copas bajo el nombre Anónimo Wine Club. Emplazados en zona sur, en Pablo Ricchieri 3347, buscan ampliar el espacio y ahora cortan cintas en Lamarca 4171, barrio Urca, mañana viernes 12 de marzo.

“En el local de zona sur nos está yendo muy bien, pero necesitamos más espacio en la cocina y en el interior para el invierno”, comentan los emprendedores, y agregan que el negocio de Pablo Ricchieri 3347 “estará cerrado hasta proximo aviso”, ya que están analizando utilizarlo para realizar eventos. “Actualmente realizamos cenas especiales, algunos días de la semana, con menú y tarjeta previa”, detallan.

La originalidad de la propuesta está no solo en ser un bar de vinos por copas sino además en otorgarle un plus sacando las etiquetas de las botellas, de allí el nombre Anónimo que lleva el negocio. “En nuestra carta los vinos están ordenados según la categoría y no por el nombre comercial de la bodega. Pretendemos que el consumidor no se sugestione por lo que lee, sino que se concentre en el sabor de lo que prueba”, detallan Flores y Ponce de León. En este sentido, la carta está categorizada en línea joven, gama reserva, gama gran reserva y vino de culto, y lo mismo aplica para los espumosos. Cada categoría describe el vino en origen, composición alcohólica, en sabor, olfato y vista”.

“El nuevo espacio, de aproximadamente 80 m2 cubiertos, nos permite tener más extensión de la cocina y así ampliar la carta de comidas; al mismo tiempo podremos contar con capacidad interior para clientes de cara al invierno”, sostienen los responsables de Anónimo y comentan que el espacio cuenta, además, con un “patio vinero” para quienes deseen estar al aire libre.

Los titulares de Anónimo Wine Club aseguran que se especializan en conocer cada vino, de manera de otorgar una atención personalizada al cliente: “Pablo Cuberli es un sommelier que nos asesora en cada paso”. Comentan además que cuentan con Leo Orellana, un chef que también los asesora, pero al momento de combinar un tipo de vino con un menú especial. 

Abierto desde mañana 12 de marzo, en principio de miércoles a domingos, a partir de las 18 hs, en Lamarca 4171, los responsables de Anónimo se muestran optimistas de cara a la nueva apertura y buscan marcar la diferencia. “La idea de nuestro negocio es sacarle la rigidez que existe detrás de tomar un vino. Ofrecemos un espacio descontracturado y relajado para quien quiera acercarse a este mundo del vino sin tanto protocolo”, finalizan. 

Campari empieza a producir en el país el espumante que acompaña al Aperol Spritz

Fuente: BAE Negocios ~ El grupo italiano comenzó a elaborar el Cinzano Pro-Secco en Mendoza y evalúa exportarlo

De color vibrante y frescura veraniega, el Aperol Spritz es uno de los cócteles de moda en el mundo. En línea con esa tendencia y apostando al enorme potencial del segmento de aperitivos, Campari empezó a producir en Argentina Cinzano Pro-Secco, el espumante pensado como pareja perfecta para ese trago.

El proyecto, desarrollado durante la pandemia y en tiempo récord, busca así reemplazar a un producto que se estaba importando (con todas las dificultades que eso supone) y tener ahora una versión 100% elaborada en Mendoza y aprovechando la excelencia de la materia prima de nuestras tierras. Fuera de Italia, Argentina se convierte así en el único país del mundo donde se fabrica por ahora este producto.

Para elaborarlo eligieron a la bodega Pernod Ricard. El producto tendrá una variedad de uva chenin blanc como aliada en busca de una acidez y una neutralidad similar a las del Pro-Secco original. Apuntan a llegar a un volumen de un millón de litros.

Por ahora, la producción estará destinada al mercado local, pero evalúan la posibilidad de exportar a otros países de la región. “Hoy por hoy Argentina es competitivo y por eso lo estamos evaluando. También está el tema del Mercosur, que un país como Italia tiene impuestos extra región. Ese factor juega a favor. Si las variables se mantienen favorables podemos empezar a salir”, señaló Nicolás Vilcinskas, Managing Director Argentina, Perú and South América Partnership Markets de Campari Group.

El producto, más que salir a competir con otros espumantes, está pensado para mejor la experiencia del Aperol Spritz y apuntalar el consumo de Aperol principalmente. En conjunto, tienen un precio de entre $800 y 900 pesos. Se comenzó a comercializar a fines de diciembre.

“En Argentina, el consumo creciente de Aperol Spritz es determinante para el crecimiento del segmento Vinos Espumosos en general¨, apuntó Vilcinskas. ¨El consumo de Aperol Spritz en Argentina crece a razón de tres dígitos interanual. Es el octavo país en crecimiento considerando 2019 versus 2018, y además Aperol crece por encima del promedio de la categoría de aperitivos en general¨, destacó. Puntualizó que, si bien partiendo de una base más chica que otras marcas, Aperol saltó 50% el año pasado mientras que el segmento de aperitivos creció entre 4% y 5 por ciento.

Aperol desembarcó en Argentina en 2012 con un volumen muy pequeño. Hacia 2016 comenzó la producción local del aperitivo a cargo de Campari Group bajo licencia internacional, importando sólo las hierbas e infusionándolas localmente. “De 2016 a 2020 el consumo creció un 500%, y de 2018 a 2020, el alza fue de un 100%. Por eso ciframos tantas expectativas en este cóctel y en este lanzamiento para llevarlo a su mejor expresión¨, afirma Mariano Maldonado, Director de Marketing de Campari Group.

La cuarentena le sentó bien a la venta de vino argentino

Fuente: La Nación ~ El cambio de hábitos al que obligó la pandemia llevó a elevar el consumo de vino y también la calidad promedio de los productos elegidos

El vino argentino salió bien parado de la cuarentena a la que obligó el coronavirus: no solo fue la bebida alcohólica más consumida durante el período más estricto del aislamiento, con una frecuencia de tres veces por semana en promedio, sino que, además, se acentuó el fenómeno de la premiumización; es decir, se toman menos litros, pero de mayor precio (entre $500 y $ 800 por botella, en promedio).

El encierro obligatorio hizo que los hábitos de consumo mutaran y eso benefició al vino, porque muchos consumidores que antes tomaban solo una vez por semana en su hogar empezaron a hacerlo con mayor periodicidad. Además, la desaparición de las “previas”, reuniones en las que generalmente se consumía otras bebidas en detrimento del vino, también ayudó a que en el gasto destinado a alcohol se priorizara la “bebida nacional”.

Joaquín Hidalgo, especialista en vinos, cuenta que 2020 fue un muy buen período, porque se quebró el proceso de caída del consumo, que venía sostenido en los últimos cuatro años, pero que empezó en la década del 80. “El despacho creció 8% entre enero y octubre respecto de igual período de 2020. Pero, además, hubo un cambio cualitativo: debido a la cuarentena y al encierro la gente decidió darse los gustos en casa; entonces, bodegas que estaban acostumbradas a vender sus vinos en restaurantes, empezaron a venderlos a hogares. Eso impulsó un upgrade en materia de precios: si consumías de 800 pasaste a 1000, y así sucesivamente”, comenta.

Gustavo López, gerente de Negocios de vino Toro, confirma que la cuarentena llevó a tomar más vino. “El hogar es un buen lugar para el vino, siempre lo fue pero ahora se potenció. Fuera del hogar también era un lugar de consumo importante, pero allí había más competencia y en los últimos años se había perdido mucho frente a la cerveza. El hecho de que el único consumo posible fuera en la casa, al vino lo ayudó, porque mucha gente que no tomaba tanto vino en la casa empezó a abrir su bodeguita y a vaciarla”, analiza.

Maximiliano Hernández Toso, presidente de Wines of Argentina, señala, sobre la base de datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) que los despachos en el mercado interno crecieron 7,5%, sobre todo impulsados por el vino en botella, que tuvo un aumento en volumen de 15%, ya que las ventas de tetra brik y otros envases cayeron. “Sigue la premiumización, que es un fenómeno mundial: la gente toma menos litros pero de más calidad y precio”, afirma el directivo.

Por su parte, Pablo Moraca, gerente de Marketing de Trapiche, ratifica que en el mercado interno crecieron los volúmenes despachados, sobre todo mediante el e-commerce. “Las restricciones para realizar salidas, debido a la pandemia, hicieron que aumentara mucho el consumo en el hogar y, en muchos casos llevando a la elección de gamas de productos más altas”, destaca.

La pandemia cambió el escenario de la comercialización y la producción de la industria vitivinícola, al menos por un tiempo. En ese sentido, Andrés Ridois, gerente de bodegas Colosso Wines y Bodega Sottano, detalla: “Algunas de las nuevas realidades son el aumento en las ventas de bodegas con mayor distribución en supermercados y otras grandes superficies, la disminución de las venta en restaurantes y en el canal tradicional, el incremento en la venta a través de las redes sociales, y el faltante de insumos por falta de producción”.

Todos estos cambios, observa Ridois, han llevado a la empresas a optimizar recursos, disminuir plazos de pago, bajar costos de comercialización y de comunicación y marketing, y buscar nuevos canales de comercialización. “En este nuevo contexto, las que tomaron en forma rápida y eficiente las decisiones necesarias para adaptarse al nuevo escenario de consumo, producción y comercialización lograron convertir la pandemia en una nueva oportunidad de negocios”, destaca el ejecutivo.

Ahora bien, dado lo vivido en 2020, la pregunta del millón es si este nuevo enamoramiento de los consumidores con el vino llegó para quedarse o si fue algo pasajero. Alberto Arizu, CEO de Bodega Luigi Bosca no tiene dudas: “Lo importante es que los consumidores han adoptado nuevos hábitos y se han aproximado al vino. Hay un vínculo más estrecho con esta bebida y hay más actividad en el hogar relacionada con la cocina y el vino como parte de los placeres cotidianos. Esto se mantendrá en el tiempo”.

En tanto, Hernández Toso estima que si este año es normal, puede haber un crecimiento igual en volumen que el que hubo durante la cuarentena más estricta (de 8%), con un precio que acompañará ese incremento. “El problema central del sector es la rentabilidad, pero en cuanto al consumo y a cuestiones cualitativas hay cosas interesantes, porque se fortaleció el vínculo con el consumidor”, enfatiza.

La impresión de López es que algo de este nuevo hábito de consumo tiene que quedar. “El enemigo más grande para esta tendencia de mayores ventas va a ser el bolsillo del consumidor, porque si los salarios siguen atrasados frente a la inflación se va a recortar el darse gustos (como el que la gente se empezó a dar con el vino)”, subraya.

¿Traerá este resurgimiento del vino una ola de inversiones como la que se produjo en la década del 90? Los especialistas opinan que más que grandes desembolsos de capitales, lo que va a haber es compras de bodegas chicas por parte de grandes; es decir, mayor concentración. Se invierte, eso sí, en mantenimiento, marca y renovaciones de fincas, pero no en la construcción de nuevas bodegas.