Cambio de tendencia: de la mano de la gastronomía crece el consumo del vino blanco

Fuente: Clarín – Mientras el consumo de vino en general viene cayendo en el mundo, los blend y varietales blancos ganan terreno: en 2021 superaron por primera vez al tinto a nivel global.

Según datos de Wines of Argentina, el 63,7% de la producción local es tinto, seguida por 32,9% de blancos y 3,3% de rosados. En la exportación mandan los tintos con el 80%, mientras los blancos tienen 15,6% y los rosados 3,7%. Los datos del Instituto Nacional del Vino para 2023 muestran que la participación del blanco en el mercado local pasó del 22 al 27% en los últimos 10 años.

Pablo Cúneo, director de enología de Luigi Bosca, explica que el consumo crece porque «los blancos, los rosados y los espumantes son fáciles de tomar y de entender. Nosotros siempre hemos tenido una diversificación bastante fuerte y en los últimos cinco años la participación de estas tres categorías aumentó del 17 al 23%».

«Este crecimiento tiene que ver con un tema asociado a las ocasiones de consumo y a la gastronomía. Estos vinos son más versátiles que los tintos y más fáciles de maridar», señala Cúneo.

Lucía Ordoñez es gerente comercial de Piedra Negra, bodega mendocina del Valle de Uco, propiedad del empresario francés Francoise Lurton. «Siempre nuestro fuerte ha sido el vino blanco, un poco por la tradición francesa que tiene la bodega. Nuestra variedad distintiva es el pinot gris«, apunta.

«En los últimos diez años empezó a haber más calidad y diversidad en vinos blancos y los consumidores empezaron a elegirlos, acompañados por propuestas gastronómicas basadas en vegetales y con menos carne. Los blancos son un gran aliado en la maridaje, por eso empiezan a ganar espacio, especialmente entre los jóvenes», concuerda.

Francisco Rodríguez, director Global de Ventas de Corbeau Wines, marca que si bien el mercado local es «tintocentrista» a nivel global la variedad más consumida es el Chardonnay.

«En Argentina se está potenciando mucho el desarrollo de blancos. En los últimos años se empezó a tomar más seriamente la producción, a invertir en desarrollo tecnológico, en búsqueda de distintos terroirs y opciones, y en crear vinos blancos que están ganando cada vez más adeptos en el mundo. Hablamos de varietales y de precios medios-altos, no de blancos básicos. Argentina va a crecer en exportación de vino blanco en la medida que siga con este camino», agrega Rodríguez.

Pese a que crece el consumo las uvas blancas empiezan a escasear en el país. Para Cúneo la razón es que «se les dejó de prestar atención y eso hizo que haya una oferta limitada. Por eso estamos pensando en reconvertir algunos de nuestros viñedos, tratando de plantar algo más de blancas«.

En medio de esta tendencia, en el país se sigue innovando también en tintos. Así lo hace Gamboa, la bodega ubicada en Campana que empezó a producir hace 10 años y ya logró que el master of wine británico Tim Atkin le diera 94 puntos a su Pinot Noir. Es el puntaje más alto obtenido hasta ahora por un vino bonaerense.

Cervezas sin alcohol, una tendencia que crece en Argentina: ¿cómo se hacen y en qué cambian a su versión original?

Fuente: Cronista – Varias marcas lanzaron en el mercado argentino cervezas sin alcohol, cuyo sabor, aseguran, es prácticamente igual al de la versión clásica. ¿En qué cambian? ¿Son una moda o una tendencia instalada? Los números del sector.

 En el mundo, y la Argentina no está exenta, hay una tendencia a tomar menos alcohol. Desde bebidas con menor graduación alcohólica a tragos directamente sin alcohol (mocktails), la corriente llegó también al rubro de las cervezas y, recientemente, al de los vinos

La tendencia se puede ver en la industria cervecera, donde varias marcas lanzaron en el mercado argentino cervezas sin alcohol. Su sabor -aseguran- es prácticamente igual al de la versión original.

Uno de los grandes jugadores del sector -y uno de los pioneros- es Cervecería y Maltería Quilmes, que ya en 2009 lanzó la cerveza sin alcohol Lieber para entrar en la categoría con la marca Quilmes. Luego, a partir de 2020, sumó Quilmes 0.0%, y más tarde agregó la versión sin alcohol de Stella Artois, su marca premium.

Otro de ellos es Heineken, de CCU Argentina, que en 2023 lanzó la Heineken 0.0 en el país.Un año después del lanzamiento, cuentan que tuvieron un crecimiento mayor al esperado, de «más del 100% año a año».

Cervezas sin alcohol: ¿cómo se hacen y en qué cambian a su versión original? 

Hace unas semanas estuvo de visita en Argentina Willem van Waesberghe, el Global Master Brewer de Heineken. Es la persona que, desde hace más de 20 años, se ocupa del proceso de elaboración, la calidad, y de asegurarse que la cerveza Heineken tenga el mismo sabor en todo el mundo, independientemente de dónde uno la pruebe.

Willem van Waesberghe, el Global Master Brewer de Heineken, en una visita a la cervecería de CCU en Luján, Buenos Aires.

Willem visitó Argentina con el foco puesto en el lanzamiento de Heineken 0.0., elaborada con una tecnología que permite conservar el sabor y las cualidades (a excepción del alcohol) de la versión original. 

«La Heineken original se hace con malta de cebada, agua, lúpulo y la levadura única de clase A de Heineken, la A-Yeast, sin aditivos. Para crear la 0.0 se usan los mismos ingredientes y se realiza el mismo procedimiento, la única diferencia es que se saca el alcohol previo al envasado. Algo a tener en cuenta es que al retirar el alcohol se pierden los aromas característicos de la Heineken y para que sigan presentes se los vuelven a agregar. De esta manera se logra una cerveza con un sabor muy similar a la de la original«, explicó en diálogo con El Cronista.

«Lo que más me gusta de la 0.0 es que es tan parecida a la original que tiene la capacidad de engañar a tu cerebro, al principio detectas la diferencia pero mientras más la bebes más la disfrutas, porque es muy parecida a la primera versión», precisó.

Heineken 0.0

Mariano Grosso, Maestro Cervecero y director de Innovaciones de Quilmes, explicó cómo es elproceso de elaboración de la versión sin alcohol de Stella Artois, que se elabora desde el año pasado en la fábrica que el grupo tiene en Zárate, Provincia de Buenos Aires. 

«Es muy similar al de la Stella Artois Clásica, con la diferencia de que, una vez obtenido el producto, éste se desalcoholiza, mediante destilación a muy baja presión, logrando de esta manera evaporar el alcohol sin exponer a la cerveza a las altas temperaturas y obteniendo como resultado una lager de intenso sabor y final delicado, pero sin alcohol», indicó.

«Elaboramos Stella Sin Alcohol localmente gracias a una inversión de u$s 3 millones para incorporar nuestra primera planta dealcoholizadora en nuestra cervecería de Zárate. A partir de este proyecto, comenzamos a elaborar Stella Artois Sin Alcohol en porrón 330 ml y en la nueva lata 473 ml», añadió.

Tomar menos alcohol: ¿moda o tendencia instalada?

Mariano Grosso confirmó que hay una tendencia hacia el consumo de bebidas con menor graduación alcohólica, que se corresponde con un consumo más consciente, donde se prioriza el impacto en la salud, el bienestar y también se valora la sustentabilidad de las marcas. 

Si bien en Argentina no se percibe tanto, este segmento de bebidas está mucho más desarrollado en otros países del mundo, como Alemania, Canadá, Estados Unidos y España.

Stella Artois Sin Alcohol

«Desde el lanzamiento de Quilmes 0.0% en 2020, el segmento de cervezas sin alcohol viene creciendo mucho, sin embargo, el potencial que tiene es aún muy grande, en nuestro país pesa menos del 5% cuando hay mercados en los que pesa casi 20%», apuntó.

«Es una tendencia que se ve más en los jóvenes, pero también hay generaciones mayores que buscan opciones sin alcohol porque quieren consumir una cerveza rica en situaciones que no permiten el consumo de bebidas alcohólicas», aseguró por su parte Willem van Waesberghe.

En esta línea, desde Heineken señalaron que aunque el mercado de cervezas 0.0% es aún pequeño en Argentina, está en pleno desarrollo y cada vez se ven más marcas apostando, como es el caso de las Imperial Golden y Roja 0.0 lanzadas también por CCU a fin del año pasado. 

«Espero volver en unos años y ver un segmento mucho más desarrollado, con más ofertas de calidad y con un consumidor acostumbrado a estas opciones que nos permiten disfrutar de una gran cerveza en momentos que antes era impensado», concluyó el maestro cervecero.

Día del whisky: los mejores bares para degustar gratis y beber con descuentos de hasta el 50 por ciento

Fuente: Clarín Gourmet by Graciela Baduel – El tercer sábado de mayo se celebra el Día Mundial del Whisky (Whisky World Day) y tanto los amantes del destilado como los no iniciados tienen la oportunidad de acercarse a esta bebida que no conoce fronteras: desde el clásico escocés hasta el japonés, el whisky se bebe en todo el mundo.

En Buenos Aires, los amantes del rey de los destilados están de parabienes este sábado. Y los curiosos que quieren empezar a saber de qué se trata, también.

El festejo, establecido por iniciativa de Blair Bowman, autor de The Pocket Guide to Whisky (La guía de bolsillo del whisky), es una fecha ideal para aprovechar degustaciones gratuitas, 2 x 1, descuentos y cócteles especialmente creados para la ocasión.

Entre las numerosas propuestas que hay en la Ciudad, se encuentran bares especializados en whisky y otros que ofrecen todo tipo de bebidas, e incluso restaurantes que tienen un portfolio de etiquetas que vale la pena conocer. Tragos clásicos con un toque de autor o creaciones propias basadas en ingredientes locales.Sede, el bar de whisky de Chacarita que convoca a los jóvenes.Sede, el bar de whisky de Chacarita que convoca a los jóvenes.

Día del whisky: dónde hay desgustación gratis, promociones y descuentos ​

Rey Montagu

Ambientado como un palacio, el bar Rey Montagu, festeja este 18 de mayo desde las 19 con una degustación gratuita del clásico Jameson Irish Whiskey. Se podrá probar este destilado originario de Irlanda que se distingue por su fragancia floral, su suavidad y su sabor a caramelo, con notas especiadas y amaderadas.La original presentación de El secreto del Capitán Cook, en Rey Montagu. La original presentación de El secreto del Capitán Cook, en Rey Montagu.

Además, hay un 50 % de descuento en cócteles de autor seleccionados, como El tesoro del Capitán Cook, una versión potente del Boulevardier con whisky irlandés macerado en chocolate y otros ingredientes especiales.

Armenia 1471, Palermo. De miércoles a sábados de 19 a 2. IG: @rey.montagu

Casa Pasto

De 17 a 19, la parrilla palermitana ofrece un 2×1 en uno de los cócteles favoritos de su propuesta. Se consiguen dos tragos a precio de uno de El Viejo, a base de bourbon, ron y syrup de canela y vainilla.Dos por uno en en los cócteles de Casa PastoDos por uno en en los cócteles de Casa Pasto

El cóctel se presenta en un vaso corto con un hielo cubo, perfumado con nuez y coronado con una naranja deshidratada. La bartender Ailén Alvarez sugiere tomarlo luego de la comida, acompañado de algún postre.

Nicaragua 4557, Palermo. Sábados y domingos de 12 a 24. IG: @casapastobsas

Malcriado

Además de cortes de carne a la parrilla, horno de barro y disco de arado, este 18 de mayo en el restaurante y winebar servirán el New York Sour, hecho con Jim Beam, jugo de limón, almíbar, vino tinto, clara de huevo y un garnish de piel de naranja.New York Sour, una creación de  Malcriado. New York Sour, una creación de Malcriado.

De notas dulces y cítricas, se podrá probar por un precio promocional de $ 5900.

Martín Fierro 3249, Parque Leloir y Ramal Pilar Km 36.5 (Shopping TOM), Tortuguitas. Todos los días de 10 a 1 am. IG: @malcriado_fuegosyvinos

878

El whisky tiene su espacio en 878, Foto: Luciano Thieberger.El whisky tiene su espacio en 878, Foto: Luciano Thieberger.

Tal vez uno de los bares más emblemáticos de Palermo, abrió sus puertas en 2004 y desde entonces se mantiene vigente. Con Julián Díaz y Florencia Capella a la cabeza, mezclan platos gourmet (indescriptibles los buñuelos de acelga) con tragos a base de su propio whisky, Barricada.

En el festejo de hoy habrá Barricada 43 (con el whisky de elaboración propia, jerez, aperol, naranja ácida, almíbar leicaj y lima). Más los clásicos del «8» como Old Fashioned 43 (bitter crespo, azúcar orgánica y piel de naranja); Manhattan Argento (Barricada, La fuerza sideral y bitter crespo; Barricardier (whisky, Campari, vermouth rosso). Todos con precios especiales de entre $ 6.000 y $ 7.000.Tragos con whisky en 878. Foto: Luciano ThiebergerTragos con whisky en 878. Foto: Luciano Thieberger

Casi escondido en la calle Thames «el 8», como le dicen sus fanáticos, integra la lista de los mejores 50 bares del mundo, que elabora la revista Drink International.

Thames 878, Villa Crespo. Martes, miércoles y domingos de 19 a 2. Jue a sábados de 19 a 3. IG: @878bar

Más bares dónde se celebra el Día del whisky

Mixtape

En la barra de Mixtape,a cargo de Pablo Pignatta, este sábado 18 de mayo se estrenará un cóctel a base de whisky escocés: The Whisky Highball, con scotch whisky con katsuobushi, agua con gas y un zest de piel de limón, servido en un vaso tipo highball con hielo.Un nuevo cóctel con scotch en Mixtape Foto: Shutterstock.Un nuevo cóctel con scotch en Mixtape Foto: Shutterstock.

Mixtape es el primer bar estilo kissa en Buenos Aires, un bar de inspiración oriental donde se fusionan la coctelería y la música (curada por Bobby Flores). Además, en la carta hay etiquetas de whisky escocés, irlandés, estadounidense y japonés.

Franklin D. Roosevelt 1806, Belgrano. Martes a jueves de 19 a 1. Viernes y sábado de 19 a 2. IG: @mixtape.bar

Sede

En este pequeño bar donde si el clima acompaña la gente se derrama hasta la vereda no hay sillones sino mesas mínimas y banquetas altas. Según el día, suena trap, reggaeton, hip hop, house, música disco o electrónica. Los Djs cambian todas las noches. Se sirven buñuelos, croquetas, tortillas y quesos. Tragos con whisky en Sede bar. Foto: Juan Manuel Foglia.Tragos con whisky en Sede bar. Foto: Juan Manuel Foglia.

A partir de las 20, el bar y Johnnie Walker se unen para celebrar el Día del Whisky. Para festejar se estrenará el cóctel El Consuelo, creado por Magui Caviasso, Brand Ambassador de Diageo.

Junto a ella, también estará Vir Calderón, jefa de barra de Sede y el grupo gastronómico, sirviendo clásicos como el Penicillin y el Old Fashioned. El encuentro es abierto al público y además contará con un DJ Set especial, a cargo de Jim López.

Guevara 421, Chacarita. Abierto de miércoles a sábados desde las 18. Instagram: @sedewhisky

Presidente Bar

La barra de Presidente Bar, una de las mejores de Buenos Aires.La barra de Presidente Bar, una de las mejores de Buenos Aires.

Seba García, socio y director creativo de Presidente, jura que en este bar que forma parte del ranking mundial de los 50 Best preparan «el mejor Penicillin de Buenos Aires», con jugo de limón, una miel orgánica y un jengibre «maravillosos», más Johnnie Walker Black Label. Los insumos de calidad, afirma, hacen la diferencia.

En la carta hay algunas etiquetas difíciles de conseguir en el país: Port Charlotte Bruichladdich, Compass box oak cross, The Epicurean o Loch Lomond SignatureWhisky on the rocks en Presidente Bar.Whisky on the rocks en Presidente Bar.

Entre los cócteles, el Amore Milano (que García trae de su paso por Frank’s) a base de whisky escocés, bitter rojo, pomelo, limón y algo de almíbar es uno de sus más característicos. «Lo habíamos creado hace unos ocho años, como para acercar a los bebedores al mundo del whisky».

Av. Presidente Quintana 188, Recoleta. Abierto de martes a domingo desde las 11. IG: @presidentebar.

Gran Bar Danzón

Fue uno de los primeros winebars del país capaz de ofrecer una gran variedad de vinos por copa y rápidamente se hizo famoso por sus cócteles y su barra con estrellitas. Por ella pasaron referentes de la coctelería como Tato Giovanonni e Inés de los Santos. La barra con estrellitas de Gran Bar Danzón. Foto: Ariel GrinbergLa barra con estrellitas de Gran Bar Danzón. Foto: Ariel Grinberg

En la carta hay etiquetas poco habituales de encontrar como Royal Salute Blended 21 años, Glenmorangie Highland Single Malt Scotch 10 años y Clynelish Single Malt Scotch 14 años, entre otras.

A base de Jack Daniel’s, sale el cóctel Dulce Tennesse (whisky, limón, orgeat y orange bitter) novedad de este otoño-invierno creado por el jefe de barra Nelson Amado, bajo la dirección de Ludovico De Biaggi.

Libertad 1161, lunes a viernes desde las 19; domingos y feriados desde las 20. IG: @granbardanzon

L’Atelier Bistró

Al mando de los chefs Verónica Morello y Charly Forbes, L’Atelier Bistró se inspira en la gastronomía francesa y fusiona otras culturas e ingredientes de estación. Cócteles con whisky japonés en L'Atelier Bistró Cócteles con whisky japonés en L’Atelier Bistró

Por el día del whisky, el sábado 18 de mayo tendrá a disposición dos maridajes: una medida de whisky japonés Yamakasura con una marquise de chocolate amargo y cítricos; y una medida de whisky escocés Cardhu con membrillos especiados, queso azul y granola sutilmente picante. Para tener en cuenta, su carta cuenta con 20 etiquetas de whisky.

Av. del Libertador 14520, Martínez., lunes a sábados de 20 a 00. Con reserva. IG: @bistrolatelier

Prado Experience

El nuevo espacio de los creadores de Prado y Neptuno -el bar donde la especialidad es el maridaje de whisky y cigarros– se festejará el whisky con una propuesta premium. En este caso será el miércoles 22 y habrá una cata de iniciación al mundo de este destilado a cargo de José Luis Jáuregui. Whisky y habanos, buenos compañeros en Prado y Neptuno. Foto: Martín Bonetto.Whisky y habanos, buenos compañeros en Prado y Neptuno. Foto: Martín Bonetto.

En sus lujosos salones ambientados con sillones de terciopelo, se realizará un maridaje por pasos con Jameson Black Barrel, Glenlivet 12 años, Johnnie Walker Black Label y Jim Beam. El precio por persona es de $ 60.000 y requiere reserva previa.

La amplia carta de bebidas incluye single malts, blends y whiskies de distintas procedencias, desde ahumados hasta ligeros triples destilados para abrir con un poco de agua. Habanos, compañeros del whisky.Habanos, compañeros del whisky.

Av. Santa Fe 1970, todos los días desde las 19. IG: @pradoyneptuno

Un gin argentino hecho en la Patagonia fue elegido entre los mejores del mundo

Fuente: Cronista – El destilado argentino recibió la medalla dorada, y quedó entre los 12 mejores del mundo. ¿Cuál es?

 Un gin argentino hecho en la Patagonia fue elegido entre los 12 mejores del mundo, y el mejor del país, según el prestigioso concurso The Gin Guide.

Sur Gin recibió la medalla de oro en los ‘Gin Guide Awards’, uno de los certámenes más prestigiosos del mundo dentro de la categoría de los destilados.

La firma patagónica compitió con cientos de gins de más de 35 países, demostrando la calidad e innovación que se puede ofrecer en el ámbito de las bebidas destiladas.

Sur Gin es una creación de Franco D’Angelo y Pizzorno, dos amigos que fundaron el proyecto en 2016 con la intención de convertirlo en el primero de alta gama de la Argentina.

Un gin argentino hecho en la Pagatogia fue elegido entre los mejores del mundo

Los emprendedores se embarcaron en la producción de su propio gin con botánicos que remitieran a la Patagonia, y un perfil de sabor que no esquivara la sofisticación. 

La bebida está inspirada en la naturaleza de la Patagonia, e incorpora botánicos seleccionados de esta región. El resultado es un destilado con aromas cítricos y florales, fresco y complejo al paladar, con una persistencia que invita a volver a degustarlo

Además, la técnica de producción incluye prácticas de maceración en frío y una lenta destilación tradicional en alambiques de cobre, lo que permite extraer y preservar las cualidades más finas de cada botánico.

Sur fue el primer gin de argentina en ser reconocido en 2018 por International Wines and Spirits Competiton, el concurso más prestigioso de destilados del mundo con medalla de bronce entre 500 gines de todo el mundo. Y el primero también en 2020 en obtener medalla de plata con 91 puntos entre 800 gines de todo el mundo.

Tomar un vino de… 1940. Crece la costumbre de guardar vino y el gusto por las botellas añejas

Fuente: La Nación – Por motivos emocionales, pero también porque muchas de estas bebidas mejoran con el paso del tiempo, cada vez más argentinos se suman a esta tendencia que se ve, incluso, en los restaurantes.

Pablo Zabala lleva años buscando y guardando los vinos con los que celebrará –el año próximo– su cumpleaños número 60. En otro rincón de su cava subterránea, donde descansan unas 1740 botellas de distintas bodegas y regiones, se encuentran apartadas aquellas con las que festejará –dentro de 6 años– su 40° aniversario de casado, todas del año en que contrajo matrimonio: 1990. En su cava también guarda los vinos de los años en que nacieron sus hijos, botellas pensadas para brindar con ellos en algún momento especial. De hecho, cada vez que viaja a España, donde vive uno de ellos, Pablo lleva alguna de esas botellas en la valija.

Pablo Zabala, en su cava, con algunos de sus tesoros
Pablo Zabala, en su cava, con algunos de sus tesorosMauro V. Rizzi

“No me considero un coleccionista, para mí el vino es una pasión”, dice, y cuenta que se reúne todas las semanas con un grupo de amigos para descorchar botellas con varios años o incluso décadas de evolución. “Cuando un vino me gusta, compro un par de cajas. Una la guardo y de la otra voy abriendo las botellas a medida que pasa el tiempo para ver cómo va evolucionando “, agrega.

Pablo lleva ya un par de décadas guardando vino, costumbre a la que se asoma cada vez más gente tras descubrir la amplia gama de aromas, sabores y texturas que desarrolla esta bebida con el tiempo transcurrido dentro de una botella. En la Argentina, es un fenómeno relativamente nuevo. De hecho, hasta no hace mucho tiempo incluso la mayoría de los bodegueros y críticos de vino ponían en duda la capacidad del vino argentino para evolucionar a través de los años del mismo modo que lo hace un gran vino francés, español o italiano.

Vinos guardados acostados, como se aconseja
Vinos guardados acostados, como se aconsejaMauro V. Rizzi

¿Había evidencias de que el vino argentino no mejoraba con el tiempo? ¡Nadie lo sabía! Sencillamente no existía una cultura de añejarlo, ni en las bodegas ni en los consumidores. “Cuando empecé a guardar vino, todos me decían que el argentino no servía para eso, que empeoraba con el tiempo”, recuerda Silvano Scalzo, que con 39 años lleva más de 20 guardando botellas nacionales. “Salvo excepciones, ni siquiera las bodegas guardaban sus vinos hasta no hace mucho tiempo. Tal es así que para conseguir vinos viejos iba a supermercados a ver qué les había quedado sin vender. Recién ahora se está poniendo de moda el vino de guarda en la Argentina”.

De eso dan cuenta muchos restaurantes icónicos que han comenzado a incorporar cartas de vino de guarda. Es el caso de Don Julio, la multipremiada parrilla palermitana, que ya ofrece una cuidada selección de 2000 botellas, con etiquetas como un Lagarde Semillón de 1942, varias cosechas de Norton de los 40 y los 50, una etiqueta de Trapiche llamada Puente Viejo de las cosechas 1959, 1961 y 1963 o, el más antiguo, un Chateau Montchenot de 1938. “La idea de incorporar estos vinos fue mostrarle al mundo, pero también a nosotros mismos, que el vino argentino tiene las mismas cualidades de guarda que el de Francia, España o Italia”, señala Pablo Rivero, propietario de Don Julio y sommelier.

Martín Bruno, sommelier de Don Julio, en la cava del restaurante
Martín Bruno, sommelier de Don Julio, en la cava del restauranteFabian Marelli

El futuro es hoy

Aunque el descubrimiento del potencial de guarda del vino argentino es algo reciente, hubo adelantados, pioneros. “Viendo lo que se hacía en Italia o en Francia, cuando mi abuelo empezó a embotellar vino en la década de 1930 dijo: ‘Guardemos vino que es el futuro’. ¡Y ese futuro es hoy!”, cuenta Eduardo López, cuarta generación de la familia detrás de Bodegas López, la bodega con el mayor número de cosechas antiguas (y de botellas por cosecha) en estiba. “Tenemos todas las cosechas de todas nuestras etiquetas desde 1938″, agrega. Una botella de ese año vale hoy 5 millones de pesos.

“Cada vez es más la gente que tiene pequeñas o incluso grandes cavas en sus casas, y que además de comprar vino ya añejado compra para guardar –agrega Eduardo–. Quien guarda un vino conoce su historia: dónde lo compró y por qué, y esa es una historia que tendrá presente cuando abra esa botella que guardó durante tantos años. Eso es parte de la cultura del vino”.

Vinos de guarda de Bodegas López
Vinos de guarda de Bodegas LópezDIEGO SPIVACOW / AFV

Otro testigo de esta tendencia es Alan Dayan, de la cadena de vinotecas Ligier. Su padre comenzó a guardar vino argentino en la década del 60, dando lugar a una de las mayores colecciones de vino añejo del mundo, con más de 400.000 botellas que recorren la evolución de la vitivinicultura argentina de los últimos 60 años. Allí es posible encontrar etiquetas icónicas, como las primeras añadas del Catena Zapata Estiba Reservada, del Felipe Rutini y del Trapiche Medalla, o el legendario Weinert Estrella 77.

Desde su IG @vinosguardados, Alan dio visibilidad a la cultura de guarda, al tiempo que comenzó a sacar a la venta algunas de esas botellas guardadas. “Al principio, este era un nicho para los coleccionistas o los conocedores –cuenta Alan–. Pero cuando los restaurantes comenzaron a incluir estos en sus cartas y las bodegas que tenían vinos guardados comenzaron a sacarlos a la venta, empezó a generarse un nuevo público. Están los que compran esos vinos por algún acontecimiento especial, como un aniversario, pero también hay consumidores que hoy tienen un paladar más entrenado y entienden que un vino con años de guarda tiene un perfil diferente y más amable que uno joven”.

Alan Dayan en su cava de vinos de guarda
Alan Dayan en su cava de vinos de guardasilvana colombo

La experiencia de Silvano como consumidor da cuenta de esa evolución: “Yo me acerqué al vino de guarda desde mi interés como coleccionista –dice–. Desde la adolescencia coleccionaba un montón de cosas, figuritas, cartas, billetes, pipas… Por otro lado, en mi casa, de cultura italiana, se tomaba vino con las comidas y yo también lo hacía. Un día fui a comprar una colección de pipas y quien me la vendía me ofreció una botella de Selección López muy vieja; se la compré, la probé y ahí descubrí que lo que más me gustaba era ese perfil de vinos con muchos años de evolución. Desde entonces no tomo vinos que no tengan por lo menos cinco o diez años de guarda”.

Silvano Scalzo lleva unos 20 años guardando vino
Silvano Scalzo lleva unos 20 años guardando vino Alejandro Guyot

“Cada vez veo más gente que elige el vino no por su procedencia ni por el varietal, sino por los años de guarda”, señala Alan.

Instantes para atesorar

Quienes se acercan al vino de guarda desarrollan un vínculo emocional con esas botellas que atesoran por años, décadas o, incluso, a través de generaciones. “Con los vinos colecciono momentos muy especiales –afirma Mario Sieres, de 48 años, en cuya cava de 6 x 6 metros guarda más de 2000 botellas–. La mayoría de los vinos son de un instante de mi vida que valió la pena atesorar. Por ejemplo: tengo dos vinos de un viñatero italiano que fue mi compañía en los 30 días que caminamos a Compostela, o una vertical perfecta de Gran Enemigo que representa mi amistad con Alejandro Vigil [el enólogo de Gran Enemigo]. Guardo además lo que me va gustando: anoto, busco y compro una, dos, hasta seis botellas”.

Después, dice Mario, abre los vinos que guarda en cualquier ocasión, eligiendo lo que tenga ganas de tomar ese día, aunque admite: “Tengo 20 o 30 vinos que significan un momento poderoso y esos no los voy a tomar nunca. Y tengo también algunas cajas de vinos de 100 puntos que se los dejo a mis sucesores, para que los aprovechen”.

Una edición especial, autografiada por el enólogo, en la cava de Pablo Zabala
Una edición especial, autografiada por el enólogo, en la cava de Pablo ZabalaMauro V. Rizzi

Pablo Zabala, que comenzó a construir su cava subterránea antes de hacer los cimientos de su actual casa, plantea: “Hay algunos vinos que no sé si los voy a abrir, que quizás queden como una reliquia. Tengo dos botellas de Bianchi Particular Cabernet Sauvignon del 2001 y dos de Luigi Bosca Finca Los Nobles Malbec Petit Verdot del 98. Mis hijos decidirán qué hacer con ellas”.

Consejos útiles

Para quienes quieran incursionar en el mundo del vino de guarda, van algunos consejos. Por empezar, la aclaración de que no todos los vinos son capaces de mejorar con el tiempo en botella. De hecho, la enorme mayoría son producidos para ser bebidos dentro de los primeros años de su salida a la venta. Ese es el caso, por regla general (aunque hay excepciones), de los rosados: vinos en los que los aromas de fruta se marchitan con el tiempo. En cuanto a los tintos y blancos, una acidez elevada, una buena carga de taninos y una cuidada crianza en barrica ayudan a sostener al vino a través del tiempo.

Desde un punto de vista técnico, ¿qué características tiene un vino de guarda? Quien responde es Mariano Di Paola, enólogo de Rutini Wines: “Necesitamos vinos estructurados, concentrados, que provengan de zonas vitivinícolas apropiadas, con gran amplitud térmica para que la madurez sea completa, y que tengan un ph que le permita al vino permanecer en la botella desde ahora hasta dentro de mucho tiempo -explica-. Ese es el desafío a la hora de crear vinos con mucha expectativa de vida en la botella y que a la vez sean fáciles de tomar en este momento”.

Botellas en la enorme cava de Don Julio
Botellas en la enorme cava de Don JulioFabian Marelli

Para quienes tengan vinos pensados para guardar, conviene respetar algunos tips que evitan los factores que dañan la bebida. Marisol de la Fuente, sommelier y autora del libro Te cuento el vino (Ed. Grijalbo), comenta: “Si son un par de botellas, el lugar de los zapatos en el placard, debajo de la cama o algún rincón oscuro de la casa será suficiente, pero si hemos hecho una inversión en etiquetas más costosas recomiendo tener en cuenta algunas cosas. Una es la temperatura: el frío extremo dañará el vino al cristalizar sus ácidos. El calor, por el contrario, puede hacer que se vuelva licoroso. Por eso la temperatura debe ser constante y variar según el tipo de vino; en tintos tengo mis cavas a 14° y en blancos a 8°”. ¿Otros consejos? Evitar la exposición a la luz durante la guarda, el exceso de humedad, los olores intensos y las vibraciones (no colocar los vinos, por ejemplo, debajo de una escalera).

Nuevo corcho, más vida

La cultura de la guarda incluye algunas prácticas particulares destinadas a favorecer la buena conservación de los vinos. Una de ellas es el reenchorche, que combate la limitada vida útil de los tapones de corcho natural. Su reemplazo –todo un ritual– puede extenderla unos 30 años o incluso más.

Máquina para reencorchar botellas, en la clínica de reencorche de Bodegas López
Máquina para reencorchar botellas, en la clínica de reencorche de Bodegas LópezDIEGO SPIVACOW / AFV

Días atrás, Bodegas López realizó una “clínica de reencorchado” para dar a conocer este servicio que ofrece en forma gratuita a quienes poseen vinos de la bodega antiguos (de las líneas Rincón Famoso, Chateau Vieux, Montchenot y Federico López, de cosechas anteriores a la 2001). “La idea es evaluar el estado de cada botella y seguir garantizando la guarda prolongada de las botellas que guardan nuestros clientes en sus cavas”, cuenta Juan Pablo Díaz, enólogo de López.

El procedimiento de reencorche parte de una evaluación técnica del estado del corcho, la botella y el vino: ¿tiene filtraciones?, ¿hay merma?, ¿en que estado está el líquido? Esas son algunas preguntas a responder por parte de un equipo técnico. En caso de que se haya evaporado parte del contenido, se rellena la botella con vino de la misma marca y cosecha. Finalmente se coloca un corcho nuevo de máxima calidad (Diam 30) y una contraetiqueta que certifica la calidad y trazabilidad de la botella. Lo que, seguramente, incrementará el valor de mercado de la misma (dato no menor para coleccionistas).

Certificado de reencorchado, para asegurar la trazabilidad de la botella
Certificado de reencorchado, para asegurar la trazabilidad de la botellaDIEGO SPIVACOW / AFV

“Muchos encuentran en la casa de sus abuelos o de sus padres una botella de nuestros vinos guardada, y nos llaman y nos preguntan ¿estará bueno? Nosotros siempre les decimos que lo abran y prueben, para que se den cuenta de la nobleza del vino que se puede guardar por mucho tiempo. Hoy el reencorche ayuda a responder la pregunta y a prolongar aun más la vida de esa botella”.

El auge de tomar vino en copa, una opción que llegó para quedarse

Fuente: Ámbito – El punto en común es maridarlos con platos sabrosos y en general en porciones pequeñas, para que la bebida nunca pierda el protagonismo.

Con novedosos dispensers, happy hours o catas, algunos restaurantes apuntan a descontracturar el consumo y no limitarlo a acompañar las comidas. Aquí, seis opciones imperdibles.

ALDO’S RESTORÁN

El reconocido sommelier Aldo Graziani es el alma máter de Aldo’s Restorán, donde convergen vinos únicos de todo el país con una sabrosa cocina de impronta ítalo-americana. La selección incluye pequeños, medianos y grandes winemakers distribuidos a lo largo y ancho del país, sorprendiendo con algunas partidas limitadas y grandes clásicos argentinos. La carta invita a descubrir más de 700 opciones por botella y 50 etiquetas para degustar por copa, incluidos ejemplares de alta gama que se sirven con el sistema Coravin. Hay para elegir entre espumantes, blancos, naranjos, rosados, claretes, tintos y vinos de postre, en medidas de 75 cc, 150 cc, 175 cc y 250 cc. En promedio, los precios varían entre los $4000 y $20 000. En la línea Top, se encuentran joyas de hasta $131 000. Para el maridaje, son imperdibles los antipastos hechos con productos de primera línea, las pastas caseras, carnes premium y los pescados del día. Para un encuentro más relajado, la cita se puede trasladar al wine bar de Graziani, a metros del Jardín Botánico, donde ofrece más de 70 vinos y 9 opciones por copa para acompañar con quesos, charcutería y platitos mediterráneos.

Direcciones: Arévalo 2032, Palermo (Aldo’s Restorán) y República Árabe Siria 3037, Palermo (Aldo’s Wine Bar).

CASA SEIS

Casa Seis es un pequeño local ubicado en el barrio porteño de Chacarita, donde se invita a degustar vinos de todas las regiones del país en maridaje con tapas de autor. La sommelier Florencia Turdera eligió cada vino para acompañar las distintas preparaciones del menú, que brindan una interesante fusión de sabores y texturas. Para beber por copa, se ofrecen tres opciones fijas (El Gordo en Motoneta Pinot Grigio, el Indeleble rosado y el 10 Meridianos Malbec de bodega Numerología) y tres que varían semana a semana (un blanco con cuerpo, un naranjo y un tinto ligero). El rango de precios estimado es de entre $3000 y $6000 la copa y el servicio se realiza en la mesa. Para acompañar se sugieren las zanahorias confitadas con yogur de sésamo y furikake, y la ricota quemada con hierbas, acompañada de un chutney de tomates, berenjena y garrapiñada de almendras.

Dirección: Guevara 495, Chacarita.

MAGO

En Mago Parrilla, destacados cortes de carne se acompañan de una cuidada selección de vinos a cargo de la reconocida sommelier Marcela Rienzo. Su cava, ubicada en el salón, contiene etiquetas de todas las regiones vitivinícolas del país, incluyendo proyectos no tan conocidos con una excelente relación calidad-precio. La carta se renueva cada seis meses con el fin de explorar y dar a conocer vinos distintos, de uvas poco convencionales y de zonas atípicas del país, como Buenos Aires, Entre Ríos y Jujuy. Algunas recomendaciones para probar por copa son Nieto Senetiner Semillón, Patrimonial Malbec, Tilia Orgánico Cabernet Sauvignon y DV Cabernet Malbec de Catena Zapata, cuyos precios oscilan entre los $4000 y $7000 la medida de 250cc, servida en un mini decanter para mantener la temperatura adecuada. Además, a veces suman algunas «perlitas» de distintas regiones.

Dirección: esquina Monroe y Montañeses, Belgrano.

SOMOS ASADO

En Villa Crespo se encuentra Somos Asado, un restaurante especializado en carnes maduradas y platitos de autor al horno a leña. La propuesta se completa con una acotada pero muy interesante carta de vinos que abarca diferentes estilos y regiones del país. El objetivo es que el cliente tenga la posibilidad de explorar y descubrir nuevos ejemplares que se adapten a sus gustos y preferencias. Cuentan con 8 u 6 opciones por copa que cambian regularmente, respondiendo a la temporada del año, para estar a tono con los sabores del menú. Actualmente, se puede elegir entre Masi Torrontés-Pinot Gris, Flaneur Naranjo, Matías Morcos Blanco Escurrido, Matías Morcos Criolla, Pyros Appellation Malbec, Finca Beth 2KM Arranque Malbec, Masi Malbec-Corvina y Matías Morcos Tinto del Este Corte. La sugerencia de la casa es ir por la copa entera, de 200 ml, pero también ofrecen media copa y medida degustación. Los precios varían entre $4000 y $6200.

Dirección: Av. Scalabrini Ortiz 651, Villa Crespo.

HIERRO

Con sedes en Palermo, Nordelta y Málaga (España), Hierro es una parrilla de vanguardia que conjuga carnes maduradas puertas adentro, vegetales de estación, coctelería de autor y una gran propuesta de vinos. Algunas de sus etiquetas se pueden pedir por copa (en medidas de 150 cl) y la oferta está dividida en dos secciones: clásicos como Hermandad Chardonnay, Nicasia Blanc de Blancs, Salentein Reserva Pinot Noir, Aruma Malbec, La Flor Malbec y Cuchillo de Palo Cabernet Franc, que oscilan entre los $4000 y $8000 por copa; y especiales como DV Catena Zapata Malbec y Angélica Zapata Cabernet Sauvignon, por $8000 y $9000. A su vez, suman una copa especial del día que va variando cada vez. Una gran opción para maridar con sus achuras y cortes de carne a las brasas o sus sabrosas preparaciones artesanales.

Direcciones: Boulevard del Mirador 220, Nordelta; Costa Rica 5602, Palermo.

MALCRIADO

Malcriado -Entre Fuegos y Vinos- es un restaurante y wine bar con sedes en Parque Leloir y Tortuguitas, donde los vinos y las carnes son protagonistas. Allí, llaman la atención unas modernas máquinas dispensadoras desde donde pueden servirse distintas medidas de vinos especialmente elegidos para maridar con su propuesta gastronómica. Esta selección está a cargo del dueño del lugar, Marcelo Gil, quien propone desde opciones accesibles y de gran calidad hasta vinos de alta gama. Se pueden degustar por medida de 35 cc, media copa (90 cc) y copa entera (180 cc), con alternativas tradicionales como Nieto Chardonnay, La Linda Malbec, Nicasia Malbec, Trumpeter Malbec, Salentein Cabernet Franc, Animal Cabernet Sauvignon, DV Catena Blend y Portillo Dulce. Los precios oscilan entre $1700 y $4400 por copa. Para acompañar, el menú luce preparaciones a la parrilla, horno de barro y disco de arado.

Direcciones: Martín Fierro 3249, Parque Leloir y Ramal Pilar Km 36.5, Tortuguitas (Shopping TOM)

«Expo Delicatensses y Vinos» en Córdoba, con productos de todo el país para degustar

Fuente: Hoy – Los expositores de todo el país llevan sus propuestas gastronómicas y ofrecen clases de cocina en vivo, catas guiadas, concursos, charlas actividades y sorteos

Una propuesta imperdible para este fin de semana se llevará a cabo en el Centro de Convenciones de Córdoba, donde tendrá lugar la edición número 17 de la «Expo Delicatessen y Vinos», la feria de alimentos y bebidas de calidad, líder del interior del país.

La feria comenzó el pasado jueves y estará hasta el domingo 12 de mayo de 18 a 22 horas. En el lugar, los expositores de todo el país llevan sus propuestas gastronómicas y ofrecen clases de cocina en vivo, catas guiadas, concursos, charlas actividades y sorteos.

Los sabores de la Argentina se encuentran en un solo lugar para degustarse en una imperdible cita con los mejores vinos y gin.

El evento cuenta también con diversas propuestas gastronómicas: alimentos funcionales y probióticos, alimentos integrales y comida vegetariana.

Hay también otro tipo de productos como cosméticos naturales, especias, fitoterapia, flores, líneas diet y light, Miel y derivados, nutracéutico, nutrición y estética deportiva, productos veganos, sin gluten, sin lactosa, superalimentos, suplementos y batidos.

Expo Delicatessen y Vinos reúne a profesionales y amantes de alimentos y bebidas. Abierto a empresas de todos los tamaños y orígenes, con el propósito de promover la excelencia y la diversidad en productos de alta calidad, facilitando la conexión entre proveedores, la cadena comercial y los consumidores.

Las entradas pueden adquirirse en Autoentradas desde el siguiente link: https://ventas.autoentrada.com/events/17-expo-delicatessen-vinos

Una nueva bebida alcohólica hecha en Argentina y única en Sudamérica ya se vende en restaurantes top de Buenos Aires

Fuente: Clarín Gourmet by Carmen Ercegovich – En el siglo XIX, el legendario explorador ítalo-británico George Chaworth Musters recorrió la Patagonia y, al conocer la cultura de los pueblos originarios, registró en sus diarios de viaje un descubrimiento que lo asombró.

“De las manzanas de los árboles, estos indios hacen una sidra bastante tolerable”, escribió en 1871, dejando constancia de la larguísima tradición en la elaboración de esta bebida en el país.

Más de 150 años después, no es casual que, en la misma región, aquel producto que ya conocían los aborígenes pioneros se reinvente de la mano de un grupo de emprendedores en la localidad de El Hoyo, en plena comarca andina de la provincia de Chubut.

Y no sólo ha mejorado su calidad hasta alcanzar niveles de excelencia que sedujeron a chefs y sommeliers expertos, sino que también ha encontrado aquí un nivel de sofisticación y especialización pocas veces visto en el mundo, que vale la pena descubrir.

La historia de la primera sidra de hielo de Argentina y de Sudamérica

A pesar de tratarse de una bebida tan antigua, hay una forma de elaborar la sidra relativamente nueva en el mundo que, hasta ahora, no se había intentado en Sudamérica. Se le llama “sidra de hielo”, porque se obtiene a partir de la fermentación alcohólica del jugo de manzanas que se prensan heladas.La sidra de hielo se vende en botellas de 375 cc. Foto: Sidra Laberinto.La sidra de hielo se vende en botellas de 375 cc. Foto: Sidra Laberinto.

El enólogo canadiense Christian Barthomeuf está considerado “el inventor” de este tipo de sidra (ice cider, en inglés), que nació en Quebec en los años 90 pero también se produce en España, especialmente en Asturias.

Hace sólo tres años -apenas saliendo de la pandemia de Covid 19- Claudio Levi, Fran Firpo y Lucía Romera- se dieron cuenta de que en este paraje frente a la cordillera estaban rodeados de un ecosistema privilegiado y, viendo el potencial de sus manzanares, decidieron innovar.

La idea surgió un poco por curiosidad, entre todos. Ya producíamos otro tipo de sidras y sabíamos que ésta se hacía en Canadá en un clima similar al de acá y decidimos probar”, cuenta Claudio. Quien también los alentó fue el enólogo Darío González Maldonado, que dirige varios proyectos vitivinícolas en la zona, pero también tenía formación específica en esta especialidad. Había equipo y le dieron para adelante.La sidrería está ubicada en El Hoyo, Chubut, frente a la Cordillera de Los Andes.La sidrería está ubicada en El Hoyo, Chubut, frente a la Cordillera de Los Andes.

La sidra de hielo no se puede hacer con cualquier manzana. Tienen que ser variedades de maduración tardía, como Topaz, Fuji, Rubinola y Berlepsch. Nosotros hicimos muchas pruebas buscando variedades que se adapten”, explica Claudio.

La cosecha también es clave: debe hacerse cuando está helando, con temperaturas bajo cero, pero que no sobrepasen los -7°C, para asegurarse de que la fructosa que extraerán de la manzana no se solidifique.

Los videos con los que registraron el proceso muestran las manzanas chocando entre sí como piedras recién sacadas de un freezer. “Así congeladas se trituran, se hacen puré, van a una prensa donde se extrae la fructosa, que parece una miel líquida, cremosa. Entonces empieza el proceso de fermentación”, detalla.

Este método de elaboración natural es el más costoso y el menos utilizado en el mundo por su dificultad, por esto en lugares como Asturias congelan las manzanas en cámaras frigoríficas. Pero el esfuerzo, aseguran, vale la pena, ya que se obtiene una bebida singular y exquisita. La sidra Laberinto es la primera sidra de hielo de Sudamérica.La sidra Laberinto es la primera sidra de hielo de Sudamérica.

El enólogo Darío Maldonado la describe así: «No tiene nada que ver con una sidra convencional. Esas burbujas que estamos acostumbrados a ver, acá no están presentes, en apariencia se parece más a un vino de color amarillo brillante, con reflejos dorados. En la boca, tiene un equilibrio perfecto entre acidez, alcohol y dulzor, sin caer en lo aburrido y empalagoso que nos pueden resultar ciertos cosechas tardías. Es perfecta para tomarla sola o para acompañar quesos, frutos secos y platos dulces como tortas, tartas y chocolates de todo tipo».

De la Patagonia a los restaurantes de alta gama

Lo que comenzó casi como un experimento entre amigos, de pronto cobró otra dimensión. Para los socios, éste era un producto más de una propuesta turística más amplia. Claudio ya estaba al frente de una de las mayores atracciones de la zona, el Laberinto Patagonia, conocido por ser el más grande de América del Sur, que cada año convoca a más de 30 mil visitantes.

Allí, en enero de 2023 abrieron un restaurante donde comenzaron a vender sus sidras como parte de la carta y también para llevar. Lo que no imaginaban era que comenzarían a recibir turistas con paladares más entrenados, profesionales de la industria gastronómica, capaces de reconocer la proyección de una bebida con potencial para distinguirse mucho más allá del valle del Río Epuyén.

Entre los primeros en conocer el lugar, probar y aprobar la sidra de hielo estuvieron nada menos que el chef Germán Martitegui y la enóloga Lorena Mulet, reconocida por elaborar los espumosos de alta gama de la bodega Cruzat. Pero fue el reconocido chef Guido Tassi, al frente de los galardonados restaurantes porteños Don Julio y El Preferido, quien decidió, además, encargar 150 botellas para vender en Buenos Aires.

“Todos los veranos voy de vacaciones con mi familia a Las Golondrinas, una localidad cercana a El Hoyo y conozco a todos los productores de alimentos de la zona. Conocía las sidras de hielo de Canadá pero ésta es la primera vez que pruebo algo así en Argentina y me encantó, por eso ahora tenemos el producto en nuestros restaurantes”, dice Guido a Clarín.

Por su parte, Martín Bruno, jefe de sommeliers de la parrilla Don Julio (distinguida con estrella Michelin), va más allá y opina que la sidra Laberinto es “la mejor que hay de las que yo probé”. En la carta de este local de Palermo, tan frecuentado por turistas internacionales, se ofrece como sugerencia para maridar con postres, y suele generar curiosidad, por lo que resulta un producto muy demandado a pesar de su precio elevado ($ 75.000 la botella de 375 cc y $ 25.000 la copa).

Los productores, en tanto, sueñan desde el sur con aumentar la producción actual de 400 a 1.000 unidades anuales y llegar a más a puntos de venta, ya que fuera de los dos restaurantes de Buenos Aires, por ahora la sidra de hielo sólo se consigue en El Hoyo (a un precio muchísimo más bajo, $ 23.000 la botella).

Malbec Night: Una Experiencia Sensorial entre Vinos, Gastronomía y Elegancia

Fuente: El Comercio Online – La 6ta edición de “Malbec Night” en Autos Premium Pilar promete una experiencia única que combina degustación de vinos, delicias gastronómicas y el encanto de los autos de alta gama.

El sábado 4 de mayo, los amantes del vino y la sofisticación automotriz tienen una cita imperdible en Autos Premium Pilar para el esperado evento «Malbec Night».
 La 6ta edición organizada por «Vinos al Río» promete ser mucho más que una simple degustación de vinos; es una experiencia sensorial que fusiona la exquisita cultura del Malbec con la refinada gastronomía y el glamour de los autos de alta gama. 

Desde el momento en que los invitados ingresan a los exclusivos espacios de Autos Premium Pilar, son recibidos por una atmósfera de elegancia y sofisticación. El brillo de los vehículos de lujo crea un telón de fondo único, que complementa a la perfección la exuberancia de los viñedos argentinos. 

La degustación de vinos se convierte en el corazón de la noche, donde los asistentes tienen la oportunidad de sumergirse en el fascinante universo del Malbec. 

Desde los tonos profundos y seductores hasta los aromas tentadores que despiertan los sentidos, cada copa ofrece una nueva historia que contar.

Los expertos comunicadores, sommeliers y enólogos  guían a los winelovers en un viaje de descubrimiento a través de los matices y sabores que caracterizan a esta cepa emblemática de Argentina.

Pero no solo se trata de vinos exquisitos; la gastronomía se convierte en la compañera perfecta para realzar aún más la experiencia. Delicadas tablas de quesos Vaquero y cortes a los fuegos por los amigos de Tormen Argentina son cuidadosamente seleccionados para armonizar con cada variedad de Malbec, creando combinaciones que deleitan el paladar y elevan la experiencia a un nivel superior. 

Entre copas y bocados, los invitados tienen la oportunidad de explorar la colección de autos premium exhibidos en el lugar. 

 «Malbec Night» no solo es un evento, es una celebración de los sentidos y de la pasión por la calidad. Es un tributo al arte de la vinificación, a la excelencia culinaria y al estilo de vida de quienes aprecian lo mejor de lo mejor. 

En Autos Premium Pilar, el sábado 4 de mayo, se escribirá una noche inolvidable donde los vinos, la gastronomía y los autos de alta gama se unen en una experiencia única y cautivadora.
Para más información pueden visitar este link

Día del Malbec: las 3 mejores bodegas de Mendoza para hacer una escapada el próximo fin de semana largo

Fuente: Cronista – Cada 17 de abril se celebra en todo el mundo una jornada en homenaje a la cepa de vino con mayor prestigio de Argentina.

Este 17 de abril, como cada año, se celebra el Día del Malbec en Argentina en homenaje a una de las cepas más populares y reconocidas del país. Por eso, estas tres bodegas son las mejores para disfrutar grandes vinos, realizar una escapada para disfrutar de una comida maridada con un vino tinto argentino y disfrutar una Gastronomía única.

La reconocida empresa y organización Wines of Argentina instauró esta fecha para conmemorar el día en que se presentó ante la Legislatura Provincial de Mendoza el proyecto que contemplaba la creación de una Quinta Normal y una Escuela de Agricultura basados en esta uva de origen francés

Casi dos siglos después, la región y todo el país ofrecen una de las producciones vitivinícolas más importantes del mundo con experiencias gastronómicas de alto nivel.

Día del Malbec: cuáles son las 3 mejores bodegas de Mendoza para hacer una escapada

Pese a que Argentina ofrece espacios culinarios donde disfrutar vinos de todas las cepas a lo largo y ancho del país, sin dudas el Valle de Uco en la región cuyana se volvió uno de los puntos turísticos más destacados y con mayor cantidad de visitantes. Por eso, hoy te contamos las mejores opciones.

Las bodegas de Mendoza recibieron la mayor parte de las estrellas argentinas de la Guía Michelin 2024.

Espacio Trapiche

La selección de vinosde Sergio Casé, el enólogo principal de la bodega, conjugado con los platos del chef Lucas Busto hacen de esta experiencia en la naturaleza un imperdible de la región mendocina.

Espacio Trapiche es una invitación a «respirar profundo y mirar hasta que la vista se pierda» en un entorno con paisajes que conquistan a miles de turistas nacionales e internacionales durante todo el año.

5 suelos

El restaurante de la bodega Durigutti Family Winemakers es una de las mejores propuestas gastronómicas de la zona. Con reconocimiento en la Guía Michelin en 2024 y dos años de existencia, este mes del malbec hay 25% de descuento en todos los vinos de esta cepa.

Los Bocheros

Lamadrid Estate Wines ofrece esta formidable propuesta de Las Compuertas, en Valle de Uco, tiene al chef Lucas Olcese como referente. Con «la cocina de producto» como bandera y las materias primas locales encabezando la carta, esta bodega invita a ver los paisajes desde una antigua casona, mientras se degustan platos de 3 fuegos distintos que alternan parrilla, horno y disco. 

Un pequeño espacio en Buenos Aires dedicado al malbec

Así como las bodegas ofrecen propuestas insuperables de vistas y contemplación de las viñas al lado de la cordillera, la Capital tiene su pequeña reserva personal en un restaurante clásico de Palermo.

La Malbequería ofrece todos los estilos de Malbec argentinos maridando con las mejores carnes de la parrilla Lo de Jesús. Este local dedicado a los vinos tiene una ambientación única con merchandising, una vinoteca con ofertas diversas y precios de supermercado.