24 May, 2024
 

Un bar argentino seleccionado como el más atractivo del mundo

Fuente: Glamout ~  Por su trabajo en Mamba (ubicado en Palermo), el estudio de arquitectura Hitzig Militello Arquitectos se consagró ganador del Restaurant & Bar Design Awards, llevado a cabo en Londres.

¿Qué importa si los platos están ricos? Dejemos de lado por un momento la calidad de los productos, la creatividad del chef, la carta de vinos y la eficiencia de los camareros. En estos concursos se premia a los bares y restaurantes con mejor diseño y originalidad arquitectónica del mundo, un aspecto fundamental que debe integrarse a un proyecto gastronómico y que puede ser determinante en su posterior éxito.

Este año, por primera vez, un estudio argentino resultó ganador en uno de los más reconocidos concursos a nivel mundial. Se trata de Hitzig Militello Arquitectos, que se coronó en la categoría mejor bar en la región América del Restaurant & Bar Design Awards (cuya entrega de premios se realizó en Londres el 3 de octubre) por la obra de Mamba, que en la final superó a ocho bares de Estados Unidos y a The Nim Bar (Defensa 880), otro bar porteño, ubicado en San Telmo y también obra de Hitzig Militello.

Situado en Soler 5130, Mamba Bar “la arquitectura se devora el lugar”, según resume Fernando Hitzig, socio del estudio. “Los creadores del lugar ya tenían el nombre referido a la serpiente (black mamba), las escamas y algo abstracto. En equipo con MFC Arquitecto, propusimos potenciar la propuesta culinaria con un paisaje abstracto que partiera de la idea de un invertebrado, donde lo onírico y sugerente es lo que acompaña a la propuesta culinaria”, agrega Leonardo Militello.

Una experiencia gastronómica más allá de los platos Pensar y desarrollar el concepto y el espacio de un bar o restaurante es un desafío para cualquier arquitecto: “Notamos que, cada vez más, la gastronomía busca ofrecer una experiencia que va más allá de los platos -remarca Fernando Hitzig, socio del estudio- y ahí la arquitectura tiene mucho para aportar. Entonces debemos tener una visión integradora desde la construcción y el diseño, hasta la imagen de marca, el branding y la propuesta gastronómica. En definitiva, el espacio debe tener una lógica con la propuesta general del local”.

“Tanto en la gastronomía como en otros espacios, hoy es tendencia experimentar los espacios como un hecho performático y este es un factor determinante para concebirlos desde una mirada artística”, agrega Militello.

The Nim Bar: el otro bar premiado The Nim Bar es otra obra de Hitzig Militello que recibió galardones. Por un lado, fue finalista en el concurso londinense, pero además recibió otro reconocimiento importante diez días antes cuando se proclamó finalista del Prix Versailles, en una ceremonia llevada a cabo en París, en el imponente edificio de la Unesco, con un jurado integrado por referentes del diseño y la gastronomía como Ferran Adrià y Philippe Starck. La selección de los trabajos fue curada por la UIA (International Union of Architects) entre 100.000 proyectos del mundo.

The Nim es un bar con gastronomía asiática y 30 canillas de cervezas. “Los dueños querían preservar lo asiático y por eso propusimos una serie de tramas que remiten a los ideogramas orientales. Se combina una complejidad constructiva con una simpleza del material, ya que utilizamos solo uno para toda la obra: tejidos de madera”, detalla Militello.

Sobre Hitzig Militello Arquitectos: Desde su creación en 2007, el estudio Hitzig Militello ha llevado a cabo obras en varios de los proyectos gastronómicos más disruptivos de Buenos Aires y del interior del país. Entre otros, el bar Victoria Brown, la heladería Goodsten, la cervecería El Clásico (para la marca Quilmes) y en Ushuaia los bares The Birra y Casa Olmo. El estudio también estuvo a cargo de la estética, concepto y desarrollo de los locales de la cadena Tostado. En el plano internacional, se destaca su proyecto Fogón, en Arabia Saudita.

En sus trabajos Hitzig y Militello fusionan aspectos de una marca o idea, suman conceptos abstractos, herramientas artísticas, comunicación visual y diseño interior articulado de manera holística para lograr una integración conceptual.

James Deakin, el gin “made in Argentina” se prepara para el verano (lanza Gin Tonic en lata)

Fuente: Info Negocios ~ Simon Venghi estudió Comercio Exterior y después de 12 años en la Cancillería decidió emprender. Comenzó produciendo licor (hace 20 años) pero luego fue incorporando vinos, gin y productos gourmet como el Gin Smoked Salmón. Este mes prepara el lanzamiento de Gin Tonic en lata y una degustación en Córdoba. ¿Lo tenías?

El veranito es la temporada ideal para un refrescante Gin Tonic (si te gusta, claro). Ahora bien, ¿sabías que existe en el mercado un gin de industria nacional?

Simón Venghi es la cabeza detrás James Deakin Gin, un destilado que produce en Luján de Cuyo, Mendoza “por el agua pura del Aconcagua que es fundamental para el gin, porque el 60% es agua y el 40% es alcohol”, explica. Y agrega: “tiene cuatro destilaciones, por eso es premium”.

Venghi viene del mundo de las relaciones exteriores (trabajó 12 años en la Cancillería) y hace 20 años comenzó a producir licores premium que bautizó bajo la marca Bonsembiante, en honor al apellido de su abuela. Cuenta con una licorería en Pilar donde fabrica Lemonchelo, Naranchelo, Mandarineto y Pomeleto alguno de los cuales fueron reconocidos con premios a nivel nacional.

A su vez elabora vinos de exportación, un cabernet y un malbec en Maipú (Mendoza) y Gin Smoked Salmón que “son pencas -filetes- de salmón ahumado y macerado con gin”, aclara Venghi.

Aproximadamente elabora unas 3.000 botellas mensuales de gin y unas 1.500 de licor al mes entre las cuatro variedades. El valor de una botella (750cc) James Deakin Gin ronda los $ 880 y de Lemonchelo (500 cc) $ 500.

En Córdoba James Deakin Gin y otros productos se pueden degustar o adquirir en: Sheraton Hotel, Brindisi, Dac Country, Un Lugar, Pedro’S Vinoteca, Drinking Nueva Córdoba, Tanins Vino, Avellaneda Bar y London Bowling Río Cuarto. David Colombano es el representante en la provincia.

Bariloche a la Carta: Las Clases Magistrales llegan al Centro Cívico

Fuente: FEHGRA ~  Chefs de la talla de Felicitas Pizarro, Juliana López May, Maru Botana, China Muller y Paco Almeida inundarán de sabores y aromas el escenario BALC que se emplazará en el Centro Cívico de la ciudad, sumándose este espacio a la propuesta habitual en los salones de BEC. El ingreso es gratuito, sin inscripción previa.

El jueves 10 las clases se realizarán en BEC (España 410). Todo comenzará a las 15:00 con “De la ciencia a la mesa”, de la mano de los chefs Richard Oyarzun, Juan Izaguirre, Juan Gorbarán y Felix Aguilera, junto a productores e investigadores. A las 17:00, Germán Torres y Pablo Buzzo, brindarán una clase sobre “Masa madre y fermentaciones”; a las 18:00 llegará el turno de Sandro Fogel quien expondrá sobre “Rio Negro en tres pasos, del Atlántico a la cordillera”; y cerrará el día a las 19:00 Paco Almeida con una super clase denominada “Cocinando Cordero Argentino”.

El sábado 12, las clases se trasladarán al Centro Cívico. Entre la Feria BALC, Los Corderos BALC y los espectáculos para chicos a cargo de “Supersaludable”, habrá cuatro clases magistrales de primer nivel. La primera a las 16:30 será la de Paco Almeida; a continuación, Felicitas Pizarro cocinará a las 17:30; y luego a las 18:00 por primera vez llega a BALC la chef Juliana Lopez May quien junto a la China Muller cocinarán recetas sorpresas. La última clase magistral será a las 19:30 y estará a cargo de Maru Botana y la chef de El Casco Art Hotel, Ana Lucía Arias. A la noche el escenario BALC se transformará en un espacio único de música en vivo para acompañar a los fanáticos de la Feria y los trucks de comidas regionales.

Fechas para agendar

Durante la semana de duración de Bariloche a la Carta del 7 al 14 de octubre los visitantes pueden disfrutar de diferentes propuestas:

FERIA GASTRONÓMICA: Del 11 al 13 de octubre en el Centro Cívico. Lo mejor de la ruta gastronómica patagónica, los productos emblemáticos y la ruta del vino en 2500 mts2, frente a la mejor vista del Lago Nahuel Huapi.

CIRCUITO GASTRONÓMICO: Estará habilitado todos los días. Se puede descargar la tarjeta de beneficios BALC desde www.barilochealacarta.com o retirarla en los puntos de distribución durante esa semana.

CATAS Y DEGUSTACIONES: Durante todos los días habrá un total de 40 actividades gratuitas para degustar diversos vinos y productos. Como siempre habrá que inscribirse en www.barilochealacarta.com

CLASES MAGISTRALES: Jueves 10 en BEC y sábado 12 en el escenario BALC en el Centro Cívico, a cargo de cocineros de reconocida trayectoria, tanto locales como invitados.

ENCUENTROS BALC: Del martes 8 al domingo 13, se realizarán encuentros en diferentes cocinas de prestigiosos restaurantes y hoteles de la ciudad. Chefs de la ciudad recibirán como invitados a chefs que llegan especialmente a participar de BALC para cocinar juntos un menú especial para esa noche. Para asistir se realiza reserva previa en la web del evento.

EVENTO SOLIDARIO: Sábado 12 de octubre en el Centro Cívico, con el objetivo de fomentar el consumo de la carne de cordero y colaborar con instituciones de la región.

SUPERSALUDABLE: ¡Los más chicos también se divierten en BALC2019!. Desde el viernes 12 y hasta el domingo 13 en el Centro Cívico por la tarde estará el “laboratorio de alimentos”, un musical en vivo y ¡mucho más!. Además se harán actividades extras con distintos chicos de la ciudad a través de la Municipalidad y el Gobierno de Río Negro.

PROMOCIÓN EN HOTELES 3X2 durante la semana #BALC 2019

Todo el cronograma de actividades, beneficios y detalles de BALC2019 en: https://www.barilochealacarta.com/hoteles/

BALC es organizado por la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche con el apoyo del CFI, Gobierno de la Provincia de Río Negro, EMPROTUR, Municipio de San Carlos de Bariloche, y el aporte de numerosas empresas privadas, sin las cuales no sería posible el desarrollo de un evento de esta envergadura.

FEHGRA: La Hotelería y la Gastronomía argentina estarán presentes en FIT

La Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), presidida por la doctora Graciela Fresno, participará activamente en la Feria Internacional de Turismo de América Latina (FIT), que se llevará a cabo del 5 al 8 de octubre en La Rural.

El stand de la entidad tendrá 120 metros cuadrados, 30 metros más que en la edición anterior, con un funcional entrepiso, para comodidad de los integrantes del Consejo Directivo y de los socios de todo el país. Profesional, moderno, cómodo, el espacio estará ambientado de acuerdo con la identidad de la institución, con atractivos elementos multimedia y cuidando visualmente la presencia de todos los paisajes regionales.

Además de establecerse como un escenario para promover la oferta hotelera y gastronómica a través del material diseñados por sus Filiales, el stand de FEHGRA se transformará una vez más en el punto de encuentro de la dirigencia empresaria del sector, que llevará adelante una nutrida agenda de encuentros con el objetivo de aprovechar al máximo la cita para impulsar sus objetivos institucionales.

En este marco, las autoridades de FEHGRA llevarán a cabo dos Reuniones Regionales, la de CABA y la de CUYO, y distintas Filiales proyectan utilizarlo como escenario para organizar reuniones o presentaciones.

La edición 2018 reunió a 1.614 expositores y atrajo a un público de 99.207 visitantes, en una superficie de 34.625 metros de exposición. En la edición 2019 participarán 52 países y esperan recibir a más de 100.000 visitantes.

El sábado 5 y domingo 6 de octubre estará abierta al público de 14 a 21hs, mientras que el lunes 7 y martes 8 recibirá a los profesionales de la actividad turística, de 10 a 19hs.

Expertos recomiendan que los saleros lleven advertencias de salud al estilo de los cigarrillos

Fuente: La Nación ~ La Liga Mundial de Hipertensión y las principales organizaciones internacionales de salud recomiendan exigir a la sal que se vende en supermercados y los saleros de los restaurantes lleven una advertencia de salud como las que contienen los atados de cigarrillos y el tabaco en general.

En una declaración de posición publicada en el Journal of Clinical Hypertension, el autor principal, el doctor Norm Campbell, ex presidente de la Liga Mundial de Hipertensión, alerta de que ya es era hora de que se haga un enfoque más contundente para la reducción de sal en la dieta. » Las dietas poco saludables son una de las principales causas de muerte a nivel mundial y el consumo excesivo de sal es el mayor culpable, ya que se estima que causó más de 3 millones de muertes en todo el mundo en 2017″, señala.

El doctor Campbell recuerda que «la Organización Mundial de la Salud estableció un objetivo para que los países reduzcan la ingesta de sodio en un 30% para 2025, y los gobiernos y la industria alimentaria han estado trabajando juntos para reducir la sal en los alimentos procesados. Sin embargo, ahora se deben tomar medidas urgentes para sensibilizar a los consumidores de estos peligros», advierte.

Aunque la mayoría de los países requieren niveles de sodio en las etiquetas de los alimentos procesados, son difíciles de interpretar para las personas y no advierten sobre ningún riesgo para la salud

«Aunque muchos países han comenzado a considerar una variedad de medidas de salud pública para alentar a las personas a comer menos sal, no conocemos ninguna que haya requerido que los recipientes reales de sal tengan etiquetas de advertencia», destaca.

Jacqui Webster, directora del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para la Reducción de la Sal de la Población en el Instituto George para la Salud Global, apunta que «comer demasiada sal aumenta la presión arterial de las personas, que es uno de los principales contribuyentes a la muerte prematura por accidente cerebrovascular o enfermedad cardíaca».

Reconoce que, «aunque la mayoría de los países requieren niveles de sodio en las etiquetas de los alimentos procesados, son difíciles de interpretar para las personas y no advierten sobre ningún riesgo para la salud», por lo que considera que «las advertencias sanitarias en los paquetes y dispensadores de sal serían una forma simple y rentable de transmitir los peligros de la sal a miles de millones de personas en todo el mundo».

Los autores presentan una propuesta de redacción para la advertencia que reclaman: «El exceso de sodio puede causar presión arterial alta y promover el cáncer de estómago. Limite su uso»

«La mayoría de las personas no son conscientes de que la cantidad de sal que consumen aumenta su presión arterial y acorta sus vidas -añade el doctor Tom Frieden, presidente y CEO de Resolve to Save Lives, una iniciativa de la organización mundial de salud pública Vital Strategies-. Las etiquetas de advertencia en los alimentos y menús envasados pueden ayudar a las personas a tomar decisiones más saludables. Incorporar etiquetas de advertencia a todos los envases de sal es otra forma de hacer que la elección saludable sea la opción fácil».

De hecho, los autores presentan una propuesta de redacción para la advertencia que reclaman: «El exceso de sodio puede causar presión arterial alta y promover el cáncer de estómago. Limite su uso».

Los firmantes de esta declaración de posición son la Liga Mundial de Hipertensión, Resolve to Save Lives, Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para la reducción de la sal, The George Institute for Global Health, World Action on Salt and Health (WASH), Consensus Action on Salt and Health (CASH), Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para la Nutrición, la Universidad de Warwick, Hypertension Canada y la Sociedad Británica e Irlandesa de Hipertensión.

Azafrán Escuela de Gastronomía: la primera del interior del país

Fuente: La Voz ~ Con 23 años de historia, la institución educativa es pionera en la formación de profesionales gastronómicos. Conjuga capacitación, creatividad y experiencia en confortables cocinas-aulas con equipamiento multimedia y la mayor tecnología.
Perfil institucional

Se trata de la primera escuela de gastronomía del interior de país. 23 años de trayectoria y excelencia académica respaldan la formación de nuestros alumnos, garantizando profesionales exitosos, con más del 85 por ciento de egresados insertos en el mercado laboral construyendo futuro y cumpliendo sueños.

Más del 40 por ciento de los egresados están insertos en el sector hotelero y gastronómico internacional con un cien por ciento de la comunidad educativa docente altamente capacitada y en formación continúa.

Con 23 años de historia, nuestra institución educativa es pionera en la formación de profesionales gastronómicos, pues conjuga capacitación, creatividad y experiencia en confortables cocinas-aulas con equipamiento multimedia y la mayor tecnología. Allí el estudiante se convierte en un verdadero Técnico Superior en Gastronomía con título oficial.

En Azafrán, capacitamos a los alumnos para desenvolverse en todo tipo de restaurantes, hoteles o con un emprendimiento propio con un gran espectro de posibilidades. Nos centramos, entre otras cosas, en enseñar a trabajar en equipo y desarrollar las capacidades de comunicación e interacción. En nuestras aulas fomentamos al máximo la creatividad, ya que la cocina profesional se compara con la labor artística.

Elegí prestigio, elegí trayectoria

Sabemos que el equipo de profesores es el mejor porque, además de ser exitosos profesionales del arte culinario, reciben capacitación continua en las escuelas más prestigiosas para profesionales gastronómicos del mundo.

Hoy, Azafrán es reconocida por su calidad educativa y larga trayectoria, convirtiéndose en referente de empresarios del sector hotelero y gastronómico, que confían en nuestra formación sumando a estudiantes y egresados a sus equipos. Ese es el mejor reconocimiento a nuestro compromiso y recorrido académico.

Al mismo tiempo, nuestra escuela se convirtió en un referente de las pasantías internacionales, ya que los responsables de importantes centros culinarios de Argentina y del mundo solicitan contratar a nuestros egresados. En ese marco, innumerables profesionales que estudiaron en nuestras aulas lograron gran éxito en emprendimientos propios en Argentina y en el exterior. Un ejemplo de esto es que somos la única institución educativa gastronómica de Córdoba que cuenta con uno de sus egresados galardonados con Estrella Michelin, reconocimiento internacional sinónimo de excelencia gastronómica.

Amplia oferta académica

La Tecnicatura Superior en Gastronomía es una carrera de 3 años con título oficial y el aval del Ministerio de Educación de la Nación.

También contamos con diversas carreras profesionales: Profesional Gastronómico, Profesional Pastelero, Profesional Sommelier y Profesional Panadero, las cuales ofrecen una formación de alta capacitación interdisciplinaria, brindando las herramientas y técnicas necesarias a través de programas, contenidos y dinámicas diseñados para que el alumno pueda adquirir los conocimientos y destrezas de forma idónea.

Por otro lado, Azafrán ofrece durante todo el año un abanico de cursos cortos, jornadas y Máster Class de temáticas diversas para un público amateur que responde a las demandas actuales de quienes están interesados en la gastronomía.

Azafrán es reconocida por su calidad educativa y larga trayectoria, convirtiéndose en referente de empresarios del sector hotelero y gastronómico.

Cantidad de alumnos: 600.
Carreras que brindan: 5.
Principales fortalezas y ventajas de la institución

Por Eni Tognocchi, directora de Azafrán

Con más de dos décadas de historia y siendo la primera escuela de gastronomía del interior del país, nuestra institución encarna trayectoria y excelencia del arte culinario. Actualmente somos el icono de las instituciones de enseñanza profesional gastronómica por donde pasaron más de 20.000 alumnos.

En Azafrán formamos profesionales íntegros, apasionados por la cocina y altamente capacitados para su inserción laboral. En nuestras aulas también contamos con un proceso de aprendizaje permanente que responde a las necesidades del mercado, adaptándose a los cambios y tendencias en materiales y técnicas.

Tenemos docentes con profesionalidad y capacitados en el exterior, que conforman un gran grupo humano. Para nosotros esto último es importante, pues los alumnos están en permanente contacto con los chefs instructores.

Nuestra oferta académica se centra en las carreras, como la tecnicatura con título oficial, y en los cursos cortos de especialización y para aficionados.

Hoy sabemos que la dedicación y experiencia de los profesores y nuestras completas y modernas instalaciones permiten un aprendizaje comparable al de las mejores escuelas gastronómicas del mundo. Por eso te digo: elegí prestigio, elegí trayectoria.

Directivos

Eni Tognocchi – Directora

Lucas Galán – Coordinador Gastronómico

Contacto:

Pasaje Eusebio Marcilla 630 (esq. Lavalleja, edificio A.C.V.)

Teléfono: (0351) 4718827

Sitio web: www.azafran.com.ar / E-mail: infonet@azafran.com.ar

Facebook: azafranescuela / Instagram: azafranescuela

Elogio del habitué. La contracara del explorador foodie

Fuente: La Nación ~ Para quienes rehúyen al contacto social, el camino que recorre Federico Pavlidis desde que entra al bar Los Galgos hasta que se sienta en una de las sillas altas de la barra resultaría una carrera de obstáculos en la que se interponen saludos, abrazos y besos con mozos, mozas, el encargado del local, el bartender y, quizás, algún otro parroquiano que, como él, acude diariamente a beber un espresso, almorzar una tortilla de papa o beber un old fashioned. Federico, por el contrario, busca esa familiaridad: «Disfruto de pasar un momento en un ambiente donde me siento cómodo, con personas que conocen mis gustos, saben de mis tiempos, cuándo conversar o cuando necesito un momento en solitario», dice este consultor en comunicación de 45 años.

Federico es un habitué. En un mundo en el que descubrir todos los días un nuevo lugar o vivir una experiencia distinta asume la forma de mandato -si es el bar/restaurante de moda, mejor, pero si todavía no lo es ¡mejor aún!-, su conducta es contracultural. Es que el habitué no busca innovadores tragos/platos/decorados cuyo hallazgo presumir en Instagram; lo suyo es ese vínculo que ha formado con un lugar en el mundo y con aquello que lo habita. Muchos de quienes nadan a contracorriente de la novedad incluso suelen evitar los lugares y sonrisas estandarizados que preguntan el nombre para luego escribirlo en la taza, y prefieren acodarse en esa barra donde el café tiene el sabor que le imprime el barista de la casa o donde el mozo ya no le pregunta por el punto de cocción de la carne. El habitué se siente en casa estando fuera de ella.

«Cuando uno encuentra un lugar donde se siente cómodo y te gustan las costumbres que propone el lugar, te sentís en casa», resume Julián Díaz, empresario gastronómico detrás de Los Galgos, 878 y La Fuerza, que a su vez se reconoce como habitué -actual o pasado- de Gran Bar Danzón, Mundo Bizarro, Oviedo, Tomo I… («una mezcla de rock y de alta calidad», describe).

Este rasgo de familiaridad es quizás el denominador común entre quienes acuden regularmente a un mismo establecimiento gastronómico. Una familiaridad que permite moverse con la comodidad de sentir que uno no es un comensal anónimo, sino una persona con nombre, gustos y preferencias.

«Soy habitué de restaurantes, algo que en el contexto de comidas de trabajo me brinda la comodidad y la eficiencia de un almuerzo en el que como algo rico en un lugar que me conocen. Y eso incluso me da seguridad de que al ser celíaco puedo seguir la dieta», comenta Rafael Calderón, que varios mediodías a la semana camina las cuadras que separan su oficina del pequeño local de omakase Nare Sushi, en el barrio chino de Belgrano, para disfrutar del menú ejecutivo que consta de una sopa de miso y un shiromi sushi. «Allí, el mozo sabe de mi dieta sin gluten, lo que me facilita el tema. Me ven llegar y ya me sirven mi plato habitual», agrega.

» Con los habitués se va armando una relación, en la que ellos se acomodan a nosotros y nosotros a ellos«, sostiene Gabriel Oggero, chef y propietario de Crizia, que recibe habitués que vienen desde los inicios de este restaurante célebre por su oyster bar. «Conocemos sus gustos, por eso todos los días antes de comenzar el servicio revisamos si hay reservas de habitués y nos aseguramos de atenderlos en función de sus preferencias: que a tal no le gusta el aceite de oliva, o que prefiere servirse el vino y no que se lo sirvan, o que le gusta un vino en particular, entonces nos aseguramos de que haya varias botellas en la cava a temperatura».

«Incluso tenemos parejas que vienen varias veces a la semana y ya se han armado su propio menú de pasos, a veces con platos que no están en la carta pero que los hacemos especialmente para ellos -agrega Oggero-. Al mismo tiempo, buscamos que entiendan los cambios que va teniendo el restaurante en su propuesta; nosotros hace unos años cambiamos radicalmente la carta de vinos, pasando de líneas conocidas a vinos de autor, de garage, de cosechas más pequeñas, y lo hablamos con los clientes habituales. Hoy nos agradecen haber descubierto esos vinos».

Algo de clásico

Si bien uno puede volverse habitué de un local de una cadena de hamburgueserías que vaya uno a saber por qué se cruzó en nuestro camino, en la mayoría de los casos los bares o restaurantes con los que desarrollamos una relación estable suelen contar con rasgos particulares propios, que son los que nos atraen, y que van desde la sonrisa con la que nos recibe el mozo de siempre, una particular selección de vinos, la vista que nos ofrece la mesa de la ventana o ese inefable cosa que llamamos «ambiente».

«Lo de Dadá fue fruto de la casualidad. Éramos jóvenes, habíamos terminado el colegio y por alguna u otra razón curtíamos esa zona del microcentro. Alguna vez fuimos a Dadá y se me fue volviendo una costumbre», cuenta Esteban Feune de Colombi, poeta y performer de 38 años que se reconoce habitué de ese bar ubicado en San Martín 941, a nada de la plaza homónima. «En una época vivía a la vuelta, con lo que mi presencia allí era peligrosamente frecuente, por no decir todos los días. Hoy voy 2 o 3 veces por semana», agrega, y cuenta que su rutina suele girar en torno a una botella de Pinot Noir: «Siempre que voy ahí pido una botella de vino, de pinot de precio promedio, fría y la voy llevando toda la noche: invito, otros me invitan, y la botella está ahí en su frapera, es la medida de la noche».

Pero ¿qué encuentra en Dadá Esteban? «Creo que mantuvo y sostuvo, al revés de todo lo que suele pasar en la Argentina, una continuidad ahí en esa zona del centro, pasara lo que pasara, presidentes y presidentas, y no porque uno fuera a buscar lo mismo, pero sí cierta garantía, una banqueta en la barra, una sonrisa. Son lugares que uno los va haciendo propios a fuerza de repetición. Es como si uno empollara en el lugar, lo que lo termina haciendo fantasiosamente propio, y lo que hace que uno viva momento que, a la postre, son importantes, radicales o viscerales».

«Los bares o restaurantes de los que la gente se hace habitué tienen algo de clásico, uno no se hace habitué de un lugar de cadena en el que las personas que atienden cambian todas las semanas», afirma Julián Díaz. » Son lugares que van en sentido contrario a la tendencia a la estandarización, al modelo Nespresso de la gastronomía, donde cae la cápsula y sale el café siempre igual. Porque lo que reclamamos muchas veces los seres humanos es una cosa más personalizada, más individual, donde uno pueda meter diferencias. Cuando el habitué va a su lugar de siempre y cambiaron un sabor, algo en un plato, quién hizo el café, se da cuenta».

«¡Te das cuenta cuando cambia el plato que pedís siempre!», confirma con cierto pesar Fernando García, de 38 años, vecino de Belgrano, que dejó de ir al restaurante del que era habitué cuando cambió el pastel de papas. «Descubrí el restaurante cuando me mudé a Belgrano; estaba cerca, en una esquina, nunca desbordaba de gente, gente de barrio, con un menú acotado que venía en un papel plastificado, y que tenía un pastel de papa espectacular: el puré con queso gratinado, la carne cortada en cubos, que se deshacía, era mi plato preferido», recuerda Fernando. «Un día fui y el pastel era otro: carne picada, cositas duras… No volví más», concluye.

«Transformar los negocios gastronómicos y hoteleros en clásicos, fidelizando a nuestros clientes es de las tareas más difíciles dentro de la industria de la hospitalidad», advierte Diego Coll Benegas, especialista en Management Hotelero y Hospitality Entrepreneur, y gerente general de Patios de Cafayate, en Salta. «Lograrlo requiere de un sistema sutil, focalizado en el servicio de calidad a lo largo del tiempo, con procedimientos de continua mejora e innovación que nos permita sorprender pero que mantenga a su vez aspectos que nunca van cambiar, que siempre estarán y den seguridad a nuestros clientes».

«¡Y nunca bajar la calidad! -subraya Sebastián Levy, propietario y chef de Miranda y de Brandon, en Palermo-. El habitué vuelve a reencontrarse con la experiencia que disfrutó, vuelve a repetirla, y para eso quiere la misma provoleta, del mismo productor, y, si cambia, tiene que cambiar por algo mejor». Es fundamental, agrega por su parte Alejo Waisman, propietario, entre otros restaurantes, de Il Quotidiano, «que cuando vuelvas tu plato mantenga el encanto y la excelencia por la cual decidiste volver».

Hacerse habitué, dice Teresa Durán Nuñez, sentada a una mesa de Il Quotidiano, «deviene de encontrar en reiteradas veces comida exquisita, limpieza, que te reciban con una sonrisa, sepan tus gustos… Sentirte como en casa, pero con comidas o cocktails preparados por alguien que se dedica a eso».

Color humano

«Cambia la experiencia de ir a un restaurante cuando uno va seguido -asegura Cecilia López, de 44, habitué de Brandon, que lo visita al menos una vez por semana con amigos o sola-. Además de saber que vas a reencontrarte con comida rica y un lindo ambiente, uno de los aspectos que cambian la experiencia es hacerte amigo de la gente que te atiende, que sabe cuáles son tus gustos. Esa buena onda que se genera con la gente que atiende marca la diferencia».

«Cuando voy a Los Galgos el diálogo es ida y vuelta -dice Federico Pavlidis, hoy habitué de Los Galgos, antes del extinto The Sensi-. Es un diálogo tanto con el personal del bar como con los que ocupamos tiempo en la barra. Conocés historias y personajes del barrio, gente con diversos proyectos, la pasás bien. Incluso muchas veces entre un café o una copa de vino puede surgir una conversación inspiradora para un proyecto laboral personal».

Ese color humano que tiñe la experiencia del habitué es el mismo que buscan aquellos que, cuando viajan, vuelven a visitar bares y restaurantes en los que ya han estado (contradiciendo a Sabina cuando canta «al lugar donde has sido feliz/no debieras tratar de volver»). «Cuando viajo a ciudades que ya visité, siempre vuelvo a los mismos lugares. Es como si al volver retomara el hilo de la última vez que fui, es algo así como completar la memoria, reencontrarme con la gente del lugar», dice Esteban Feune, y aporta una anécdota que completa la idea de qué es lo que encuentra un habitué en ese segundo hogar.

«En el D.F., en el barrio Santa María de la Ribera, descubrí un bar diminuto que unos biólogos abrieron con la intención de mostrar el trabajo de los artesanos y los mezcales de Guajaca -cuenta-. Debo haber ido a ese lugar unas 40 o 50 veces, cuando hacía una obra de teatro a pie en las calles del D.F., y fue ahí a dónde fui después de un terremoto que me agarró en mitad de la obra. Fui a ese bar a calmarme».

«La existencia del habitué, y el favorecerlo desde el lado del bar, tiene que ver con fortalecer los vínculos humanos que son la base de la gastronomía -concluye Julián Díaz-. La gastronomía en las ciudades no cumple solo una función de saciar el hambre, tiene muchas más funciones que proveer alimentos, y es ahí donde está la disputa más cultural detrás de tal o cual modelo de gastronomía».

Mendoza tiene una cocinera «de plata» en su semillero de chefs

Fuente: Mdz ~ Se trata de la estudiante del IGI, Cecilia Gómez, quien representó a la provincia en el concurso internacional «Sabores Cuyanos» y salió segunda gracias a su roll de cordero con ratatouille y volcán de papas. El primer puesto fue para Miriam Sanae Kurita, de Asunción del Paraguay.

Cecilia Gómez vive con su familia en Mendoza, tiene 32 años, cursa el primer año de la carrera de Profesional Gastronómico en IGI (Instituto Gastronómico Internacional) y ganó la medalla de plata en el certamen «Sabores Cuyanos» que tuvo lugar el fin de semana pasado en la provincia.

«Sabores Cuyanos» es un concurso internacional en el cual participan alumnos del IGI de todas partes del continente. En esta oportunidad se presentaron más de 130 competidores de las carreras de Cocina y Pastelería provenientes de Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia y el interior de Argentina.

La representante mendocina se hizo con el galardón de plata gracias a un plato de creación propia: roll de cordero con ratatouille y volcán -o moelleux– de papas crocante por fuera y cremoso por dentro, con corazón de queso de cabra, acompañado por el vino Finca Ambrosía de Trapiche Series 100% Malbec.

Los ganadores

1 Medalla de Oro

Miriam Sanae Kurita, de Asunción del Paraguay. El plato fue un rack de cordero marinado en especias, con salsa bechamel permuchada con echalotte y espumante; con tomaticán y ensalada fría de quinoa. Con Finca Ambrosía de Trapiche Series 100% Malbec.

2 Medalla de Plata

Cecilia Gómez, de Mendoza.

3 Medalla de Bronce

Santiago Elizalde, de Pocitos (Uruguay)

El jurado estuvo compuesto por especialistas en gastronomía y vinos y evaluó las creaciones que presentó cada competidor, además del maridaje propuesto. El mismo estuvo integrado por los periodistas locales Federico Lancia y Oscar Pinco, el chef Raúl Combina (Anna Bistró), el chef Lucas Bustos especializado en cocina para el vino (Espacio Trapiche) y la chef pastelera Isabel Vermal (de «el Gourmet»).

La carrera de mozos y camareras de Avenida de Mayo tuvo este año casi 400 participantes

Fuente: Telam ~ La competencia, organizada por la Uthgra, tuvo un recorrido de 1300 metros y contó con cuatro categorías: una para mujeres de cualquier edad y tres para hombres: menores de 30, de 31 a 45 y de 46 en adelante.

Casi 400 mozos y camareras participaron este sábado de la carrera que el gremio gastronómico realiza cada año en la Avenida de Mayo del centro porteño, donde se los vio caminar rápido y concentrados, ya que, si no querían quedar desclasificados, debían evitar que cayera líquido de los vasos que llevaban en sus bandejas.

«Hay una marca en el vaso para ver si perdieron líquido en el camino», comentó a Télam Dante Camaño, secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) seccional Buenos Aires, organizadora del evento.

El arco de largada estaba montado sobre Avenida de Mayo, a pocos metros de 9 de Julio, y los competidores debían llegar hasta Plaza de Mayo y volver sosteniendo la bandeja con una mano y sin que se cayera ninguna de las dos botellas que llevaban, cerradas, junto a un vaso de jugo.

Además, no podían tocar ni molestar a otro participante a lo largo del recorrido, que abarcaba en total 1300 metros, es decir 13 cuadras.

En total había cuatro categorías, una para mujeres de cualquier edad y tres para hombres: menores de 30, de 31 a 45 y de 46 en adelante.

Las mujeres largaron primero y todas llevaban uniforme de trabajo, que podía ser un pantalón negro con camisa blanca y delantal bordó o un ambo blanco o azules en el caso de las que trabajan en el bar de algún hospital.

Llamaban la atención algunas pocas valientes que compitieron con el uniforme menos adecuado para una carrera: camisa, pollera tubo ajustada y zapatos de tacón.

«Vengo por la revancha», dijo Viviana Ramírez, una camarera de 28 años que habló con Télam antes de competir.

Viviana trabaja en un hotel de la capital y vive en el partido bonaerense de Avellaneda, participó en 2018 pero no le fue bien, y este año le prometió a su novio que ganaría para «pagar el asado».

Los varones largaron cuatro minutos después que las mujeres y eran muchos más, lo que explica la división en categorías por edades.

Ellos también compitieron de uniforme y, aunque se los veía concentrados, no faltaron las bromas entre participantes a lo largo del recorrido, que fue fiscalizado por personal de Uthgra

Baba ganó el Mundial de Birra 2019

Fuente: Pulso Cervecero ~ En una super final disputada este sábado 28 de septiembre en Growlers Palermo, Baba, se alzó con la copa del Mundial de Birra de 2019. Gorilla, Baba y Beata habían llegado a la Super Final ganando en las sedes de Caballito, Palermo y Recoleta, respectivamente, en lo que fue la primera ronda realizada el 19 de Septiembre.

Gorilla en Caballito le ganó al Campeón de 2018, Mesta Nostra. Beata por su parte dejó atrás -en su sede- a Antares y su Krakatoa realizada con Bierhaus. Por el lado de Baba, el campeón de 2019, la tuvo difícil frente a otra Neipa que quedó segunda en la primera fase esa realizada por Del Jardín Cervecería.

La finalistas llegaron a la definición con una American IPA (Beata), una NEIPA (Baba) y una Imperial Stout (Gorilla). Con mención especial para la Vainilla Imperial Stout de Gorilla que fue realizada en colaboración con Moncada Brewing de Inglaterra.

El evento, organizado por La Noche de las Birrerias, otorgó $ 20.000 en premios a la ganadora.

🍳 Abrir chat
1
🍳 Te sumas a Gastrowapp?
🍳 Info Gastronómica
🍳 Hola! esperamos tu inquietud y/o envía un mensaje con la leyenda "me sumo" para incorporarte a Gastro Wapp, el sistemas de alerta diaria de Info Gastronómica (sin cargo)