18 Jun, 2024

Sueños y desafíos del emprendedor que planea ganar millones con la «Nespresso» de la pastelería

Fuente: Infobae ~ Rodrigo Córdoba está al frente de Tigoût, una compañía que desarrolló una máquina que hornea pequeños postres gourmet. Asegura que facturará USD 4 millones el año que viene
Rodrigo Córdoba con uno de los prototipos de su máquina de patisserie (Adrián Escándar)
Rodrigo Córdoba con uno de los prototipos de su máquina de patisserie (Adrián Escándar)

«Petit goût» significa «pequeños gustos» en francés. Y justamente esos placeres cotidianos son los que se dispuso a disfrutar Rodrigo Córdoba (46) luego de vender su parte en la empresa de importación de cascos y accesorios técnicos para motociclistas que fundó con su hermano hace 16 años. Les iba muy bien, pero se cansó. Algunos roces y la rutina pudieron más. La relación se desgastó al extremo y se fue.

En 2015 decidió tomarse un año sabático para disfrutar de sus cinco hijos de entre 6 y 21 años y muy rápido empezó a hacer cursos de cocina. «Tengo espíritu emprendedor y la idea tampoco era no hacer nada. Pensaba no trabajar el tiempo que se aguantara, pero siempre con la idea de hacer cosas nuevas», le contó a Infobae. Así, muy rápido, la cocina de los Córdoba se convirtió en una suerte de hotel cinco estrellas, con un sesgo muy claro hacia la pastelería. «Los domingos teníamos el desayuno de un hotel cinco estrellas: había scons, apple crumble, cookies, waffles. De todo, todo casero», recuerda.

Nespresso vende 60.000 máquinas por año en el país y 70 millones de cápsulas. El nuestro es un cálculo conservador. Después vamos por el mundo y por otros productos

Así nació la idea de Tigoût –una simplificación de petit goût–, una empresa que desarrolló y produce una máquina que hornea productos de pastelería. Lo que Nespresso es al café, pero para la patisserie… o, al menos, es a lo que aspira. Cápsulas congeladas, que se colocan en un aparato cool y moderno y desde donde en minutos salen un volcán de chocolate o un brownie luego de unos minutos de cocción. La máquina, que se diseñó y se produce en la Argentina, estará disponible el año que viene (en 2019 ya se venderán algunos modelos).

Córdoba –que no tiene carrera de grado, pero pasó por el IAE en dos oportunidades e hizo programas de estudios sobre de pymes y marketing– planea vender 4.000 unidades en 2020 y 1 millón de cápsulas en el primer año y facturar USD 4 millones.

«Nespresso vende 60.000 máquinas por año en el país y 70 millones de cápsulas. El nuestro es un cálculo conservador. Después vamos por el mundo y por otros productos. Estamos creando algo que no existe en ninguna parte; y tenemos el plus de que todo lo hacemos desde la Argentina. Me preocupa la economía, pero mucho más volver al pasado; a que las cosas no funcionen de verdad», asegura el empresario en su casa de Acassuso, el garage del proyecto.

– ¿En qué momento se le ocurrió la idea de Tigoût?

– Parado en mi cocina, cocinando. Estaba en la mesada, vi la Nespresso y surgió. No fue buscado, salió. ¿Por qué no hacer lo mismo pero en pastelería?», fue lo que pensé. Una maquinita a la que le ponés algo adentro y sale un producto de pastelería. Lo primero que hice fue contarle a la mayor cantidad de gente de mi idea. Mi padre era viajante, vendía desodorantes de ambientes para autos por todo el país. Somos seis hermanos y en las vacaciones viajábamos con él. Yo veía cómo hablaba con los clientes y las cosas que les preguntaba. Un día quise saber por qué. Me dijo que siempre hay que aprender de la gente. Yo, 35 años después hice eso y les conté a todos los que pude mi idea. Ahí me enteré que había ingenieros en alimentos, por ejemplo. Y tuve feedback de todo tipo: alguien me dijo que era una locura, algo casi imposible hacer.

– ¿Cómo pasó de la idea a una empresa con un prototipo?

– Arrancamos en agosto de 2016. Invertí más de USD 1 millón de mi patrimonio. Hoy yo tengo casi el 100% porque aún no están emitidas las acciones. Estamos buscando dos rondas de inversión: la primera USD 1 millón y la segunda de 1,6 millones. Silvio Colombo es nuestro CTO, pero arrancó como proveedor: nos hacía el packaging, y hoy está a cargo de la producción de las máquinas y las cápsulas. Se quiso sumar y es socio. Andrea Buttafuoco es una ex Unilever, una amiga con la estudié en el IAE en 2014, que es ingeniera en alimentos y dirige la producción de las masas. Claudio Chiaromonte, ex VP ejecutivo de Disney para la región hasta hace un año, es uno de nuestros advisors e inversores. Y Andrea Gurovich, otra miga que trabajó en Microsoft y Thomson Reuters, trabaja en cuestiones más tecnológicas y está a cargo de temas de cloud e IoT. Después, hay más ingenieros, financieros y diseñadores industriales. Somos seis en el management y unos 20 en total.

Me preocupa la economía, pero mucho más volver al pasado; a que las cosas no funcionen de verdad

– ¿En qué etapa de proyecto están?

– Hace dos meses lanzamos una preventa de 30 máquinas. Ya vendimos 20 y las vamos a entregar en junio. Vamos a presentarla en IFA, la feria de tecnología de Alemania. Hoy las máquinas se fabrican en la Argentina, pero estamos viendo de ampliar la producción en China, por medio de una empresa alemana que también podría distribuirla. En 2020 vamos a venderla de manera masiva. El plan es comercializar 4.000 máquinas en el primer año y 1 millón de cápsulas. Queremos llegar a las 50 millones de cápsulas por año solamente a nivel local, pero no sabemos bien aún cuándo ocurrirá eso. Planeamos facturar unos USD 4 millones, sólo en Argentina, en el arranque.

– ¿Cuánto va a costar la máquina?

Unos USD 400 dólares al público, pero es un precio que vamos a subvencionar en los primeros años. Cuesta unos USD 1.000, en realidad .

– ¿Y las cápsulas?

– Unos $70 cada una. Son porciones individuales y un poco más grandes que la Nespresso que tiene 5 gramos; las nuestras, 35 gramos. Se venderán en packs. Adentro hay masa, no es líquido. Se saca la tapa, tipo yogurt, y va directo a la máquina. Así entre 5 y 11 minutos podés tener al comienzo cinco productos gourmet (ya hay 14 desarrollados): Choco fudge, de chocolate belga con nuez y cacao; Brownie; Blondi, de chocolate blanco con pistachos y coco; Scon cítrico; Cookie de avena con pasas y canela; y Volcán de dulce de leche.

Córdoba junto a Colombo, Gurovich y Papendieck, otros integrantes de management de Tigoût

Córdoba junto a Colombo, Gurovich y Papendieck, otros integrantes de management de Tigoût

– ¿Cómo continúa el plan de negocios?

– Ahora viajo a España, EEUU y México por tres semanas. La idea es ver a potenciales partners e inversores para desembarcar allí. En Madrid nos vamos a reunir con una empresa alemana que está muy interesada. No quiero dar nombres aún, pero la segunda empresa de producción de pastelería de Europa también nos contactó y hay en agenda encuentros con otras compañías de alimentos de primer nivel. Por suerte vemos mucha curiosidad por lo que hacemos, mucho más de la que tenemos en la Argentina. Al menos del sector privado, porque desde el Estado tenemos apoyo de Jorge Aguado, secretario del MinCyT, y de Mariano Mayer, secretario de Emprendedores del Ministerio de Producción. También se contactan fondos, como L’Catterton, que podrían tener interés.

Las máquinas van a costar unos USD 400 dólares al público, pero es un precio que vamos a subvencionar en los primeros años

– ¿Cómo fue dejar la empresa luego de 14 años?

– Dejar de ir a la oficina fue duro. Tenía una empresa que había fundado, seguía cobrando un sueldo y dividendos, pero me sentía desempleado. Y en el medio, tuve que negociar con mi hermano esa venta. Fue una especie de fracaso, más allá del éxito económico. Sufrimos las trabas a las importaciones en un negocio en el que habíamos invertido todo lo que teníamos. Fue complicado, pero hay que mirar para adelante.

– Hace dos años Tigoût no existía. ¿Qué se imagina los próximos años?

– Me imagino siendo un disruptor global de la industria de los alimentos. Con un nuevo paradigma y con nuevas formas de alimentación: comer de manera saludable, sin desperdicios y con buena calidad. El plan de negocios aún es acotado, con Argentina y quizás España como mercados iniciales, pero pensamos en grande. Yo pienso en billones, siempre. Hoy es pastelería, pero hay muchas otras categorías posibles para meter dentro de una cápsula.

Del Food Porn al Appetite Appeal: una tendencia en redes para conquistar seguidores

Fuente: Rosario Nuestro ~ Expertas en comunicación gastronómica explican cómo compartir contenido gastronómico mediante Food Stories.

En el microcosmos de las redes la gastronomía tiene un lugar privilegiado. En la actualidad gran parte de la audiencia se divide entre el público veggie, el fit y los amantes del Food Porn, la nueva tendencia de mostrar fotos de platos extravagantes saturados de calorías. Dos expertas en comunicación gastronómica explican cómo compartir contenido gastronómico original cautivando a la audiencia mediante Food Stories.

”Hay que entender que detrás de la construcción de un plato o de un proyecto gastronómico hay una historia que merece ser narrada’, comenzaron diciendo las directoras de Criolla, una agencia de comunicación gastronómica que intenta desterrar los viejos modos de mostrar la gastronomía.

Es que según ellas ”para contar verdaderamente una marca se necesita conocerla y mucho más elegir cómo narrarla”.

Criolla - Comunicacion Gastronomica (22).jpg

La fotógrafa especializada en gastronomía Andrea Salerno Jacomé y Paz Semilla, experta en comunicación digital, dieron juntas un coloquio en el marco de la FIAR (Feria Internacional de la Alimentación en Rosario), sobre un fenómeno actual que está invadiendo las redes: el Appetite Appeal, distinto al Food Porn y que poco a poco va dándole batalla.

Es que según las métricas de Instagram alguno de los videos y fotos más virales chorrean chocolate o muestran en primer plano largos hilos de queso cayendo de una hamburguesa de muchos pisos. También abundan helados con cientos de bochas de todos colores y donas partidas al borde de la explosión.

Varon Wine Bar-Platos-Mesa de Estacion (11).jpg

Tanto Paz como Andrea sostienen que, si bien es un fenómeno muy utilizado, no es necesario ni todas las marcas de alimentos deben utilizar esta técnica para sumar seguidores. Ya que ´´cada historia tiene una identidad propia y una forma indicada de contarla´´.

El Appetite Appeal es un concepto que ellas sugieren más apropiado y una forma mucho mejor de no empalagar al usuario.

”El Appetite Appeal es un festín visual, y si las fotos están de cerca y bien hechas el efecto es mucho mejor.

También destacaron que es esencial ”conectar con el fuego en el que se cocinan los proyectos”. Andrea se dirigió especialmente a gastronómicos y dijo que son apasionados por naturaleza y que el gran desafío de Criolla es documentar esa pasión.

Criolla #2 (1).jpg

6 tips para emprendimientos gastronómicos

Andrea y Paz recordaron que para realizar buenas Food Stories es crucial responder estas seis preguntas:

  • ¿Cuál es la historia de tu negocio?
  • ¿Qué te hace especial?
  • ¿Cómo se come tu comida?
  • ¿Qué imaginaste a la hora de desarrollar tu receta?
  • ¿Qué platos te identifican?
  • ¿Cuál es tu plato estrella?

Luego de responderlas todas, ¡a volar la imaginación!, elaborar contenido de calidad y subirlo a las redes.

Con carisma y sabor, youtubers argentinos conquistan Internet enseñando a cocinar

Fuente: Telam ~ La receta paso a paso del clásico pero sabroso chimichurri, una clase magistral para hacer viandas saludables y la posibilidad de aprender a hornear pizzas para celíacos forman parte de los videos más vistos de «youtubers» argentinos, que conquistan con carisma una de las categorías más vistas de esa plataforma: la cocina.

Son los fundadores de los canales «Locos X el Asado» (con más de un millón de suscriptores), «Paulina Cocina» (988.000) y «Soy Celíaco, No Extraterrestre» (casi 50.000), que empezaron en YouTube por el placer de cocinar pero hoy brindan un servicio a la comunidad.

De hecho, la «cocina» es una de las categorías más vistas en YouTube, elegida por casi el 50 por ciento de argentinos, según una encuesta reciente desarrollada por Google.

«Locos X el Asado (LXA) comienza allá por fines del 2012: con mi amigo y hoy socio, Kevin Chochlac, queríamos formar una comunidad que una a todos los amantes del asado como nosotros», recordó a Télam Luciano «Laucha» Luchetti, fundador del canal.

El paso a paso de cómo se prepara un costillar a pura leña inyectado al vino tinto, un chimichurri casero y una bondiola braseada a la cerveza son los videos más populares de LXA, con millones de visualizaciones, que convocan al público nacional e internacional interesado en la famosa carne argentina.

«Desde el exterior nos piden que les indiquemos de qué manera pueden pedir los cortes argentinos en su país, de dónde provienen, cómo se cortan», contó Luchetti, que está terminando una serie en la Patagonia y tiene planes de hacer especiales en el norte del país y otros países de América.

Un pastel de papas fue la receta del primer video que publicó hace casi diez años «Paulina Cocina», quien empezó en YouTube para divertirse.

«Se me ocurrió jugar al programa de cocina con el concepto de que yo era una estrella mega famosa, pero no lo hacía para que lo viera alguien sino para saludar a mis amigos porque en ese momento vivía en Barcelona», dijo la cocinera en diálogo con Télam.

Sin embargo, con un crecimiento progresivo que la llevó a sumar hoy casi un millón de suscriptores, fue alcanzando popularidad y se dio cuenta de que «podía hacer un proyecto más grande».

«Todos los días recibo muchos mensajes del estilo ‘no cocinaba nada y ahora me animé porque me parece re fácil y me salió bien’, y para mí eso es lo mejor que me pueden decir», destacó Paulina, que este año planea sacar un nuevo libro de recetas.

Entre sus videos más populares están los llamados «meal prep», que les permiten a las personas organizarse con su alimentación: cocinar un día para comer toda la semana saludable o preparar viandas para llevar al trabajo, por ejemplo.

Desde Tucumán, Alejandra Budán y Gabriel Guanca Cossa, fundadores del canal «Soy Celíaco, No Extraterrestre», le contaron a Télam que «no es fácil tener celiaquía y mucho menos en el interior del país, donde los productos son mucho más caros y hay menos variedad de opciones».

Así crearon su canal en 2015 para «entretener, compartir experiencias y ayudar a las personas a cocinar sin gluten en casa, con ingredientes accesibles».

Lo que hacen es mostrarle a la gente cómo llevan su relación con la cocina sin gluten, en especial Gabriel que es celíaco, pero aclaran «sin ser profesionales de la cocina».

«Nuestra comunidad (personas con celiaquía, alergia e intolerancia al gluten) nos pide recetas que les permitan reemplazar los alimentos que comían antes del diagnóstico y que son muy costosos y no muy ricos en sus versiones sin gluten: por ejemplo, pizzas, facturas, medialunas, panes», describieron.

Sobre la respuesta que reciben de su comunidad, destacaron que «es muy fuerte ver que una persona, sin conocerte y quizá a miles de kilómetros, hizo algo que vos le propusiste en un video».

«Alguien está dedicándote su valioso tiempo, porque quiere hacer algo junto a vos. Encima le saca una foto y te dice «Che, mirá cómo salió. Gracias», concluyeron. (Télam)

TripAdvisor compra Restorando, el sitio de reservas fundado por argentinos

Fuente: Clarín ~ TheFork, una compañía que pertenece al grupo TripAdvisor, se quedó con Restorando, una plataforma online de reservas creada por dos argentinos en 2011 y que se expandió por toda América Latina.

La operación supone la incorporación de 3.500 nuevos restaurantes en ocho países. Además de en la Argentina, Restorando opera en México, Colombia, Brasil, Uruguay, Panamá, Chile y Perú. Así, la compradora, que opera en Brasil como ‘TheFork.com.br’, estará ahora presente en 18 nuevas ciudades.

Hasta ahora, TheFork tenía más de 60.000 restaurantes distribuidos en 18 mercados a nivel global en Europa, América Latina y Oceanía.

Restorando fue fundada por Frank Martín y Franco Silvetti, dos argentinos que se conocieron estudiando ingeniería industrial en la universidad. La firma nación impulsada por la financiación del fondo Quásar y cuenta con la financiación de Kaszek Ventures, fondos de Silicon Valley-incluyendo Emergence Capital-y del fondo de inversión Atómico, liderado por el cofundador de Skype.

TripAdvisor compró TheFork en 2014 y, desde entonces, realizó otras adquisiciones para consolidar la expansión.

La de Restorando es la novena compra de la compañía en los últimos cinco años, tras incorporar Mytable y Restopolis, en Italia; BestTables, en Brasil y Portugal; Iens/SeatMe y Couverts, en Países Bajos; Sneat y Tous Au Restaurant, en Francia; y Dimmi, en Australia. A estos países se suman España, Francia, Suiza, Bélgica, Dinamarca y Suecia.

Lluvia de hamburguesas sin carne: los efectos en la Argentina

Fuente: La Nación ~ Televisores enrollables, robots para misiones lunares, pantallas modulares, minidrones para sacar selfies a distintas alturas, celulares plegables: en el último Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, la convención de tecnología más importante del mundo y que se realizó en enero pasado, estos productos dominaron la agenda mediática y la atención del público masivo. Pero ninguno de estos avances tiene, sobre la matriz económica argentina, un potencial de impacto mayor al de otra presentación realizada en el mismo congreso, en este caso por la empresa Impossible

«La nueva receta es mejor en todo sentido: sabor, nutrición y versatilidad», dice a LA NACION Julia Sanguinetti, una argentina que desde hace cuatro años investiga en el área de química de materiales de la empresa radicada en la costa oeste de los Estados Unidos. Hasta ahora, la versión original de la hamburguesa imposible se podía conseguir en unos 500 restaurantes de la mayor economía del mundo. La novedad para 2019 es que el producto 2.0, que tiene cero gluten y nada de colesterol y que, según algunos estudios, hasta «llena más» que su par de carne, se lanzará para el público masivo en supermercados.

Sanguinetti, cuyo trabajo es analizar y evaluar materiales provenientes de las plantas para diseñar nuevos productos que tengan consistencia y textura similares a los que vienen del reino animal, cuenta que aún no se pudieron replicar churrascos y cortes de asado sobre la base de plantas, «pero crear este tipo de bienes es parte de nuestras metas». Para la científica argentina, el lanzamiento de la hamburguesa imposible 2.0 en supermercados permitirá que muchas personas reduzcan su «huella ecológica», al comer menos carne animal.

La preocupación por el cambio climático está en el centro de la misión que promueve el químico Patrick Brown, que fundó en 2011 la empresa en la que trabaja Sanguinetti. Aunque hay una decena de startups dedicadas al reemplazo de carne de vaca, cerdo, pollo, peces y otros animales en forma sintética, Impossible foods es pionera y es la más conocida. Brown sostiene que la huella de carbono (contaminación) de la cría de animales para alimentación está a la par de la de todos los transportes del mundo sumados. Y que cambiar la dieta global hacia más vegetales es más eficiente, rápido y factible para lograr que no suba tanto la temperatura promedio, que mudar todo el transporte a energías alternativas y, desde ya, que explorar Marte para instalar colonias
allí cuando el planeta se vuelva invivible. «Todos los edificios, caminos y lugares pavimentados ocupan menos de 1% de la superficie terrestre, mientras que la dedicada a la cría de animales o al cultivo de granos para alimentarlos llega a 45%», dice Brown.

¿Cuál podría ser el impacto de una masificación de la producción de carne en laboratorios para la Argentina? Iván Ordóñez, economista especializado en
agronegocios y consultor, describe el contexto con algunos números: el sector, a nivel local, genera el 60% de las exportaciones y de la soja para alimentar cerdos, peces y pollos en China, y sus derivados para producir leche y carne en los Estados Unidos representan uno de cada tres dólares exportados por el país. Los agronegocios como sistema emplean al 20% de la población activa y el PBI del agro ronda el 15% del total. El país es el sexto productor mundial de carne de vaca, detrás de los Estados Unidos, Brasil, la Unión Europea, China y la India.

«Esto no es un chiste, hay que seguirlo de cerca muy seriamente -dice Ordóñez-, tanto una disrupción en el segmento de la producción de carne en laboratorios como en el área de energías alternativas -que reduciría la demanda de granos para el bioetanolsignificaría una corrección a la baja masiva en los precios internacionales de granos. No hablamos de un 15% como en un ciclo bajista, sino de escenarios mucho más dramáticos».

Camino evolutivo

En el campo de la innovación y de los emprendedores suele repetirse el siguiente dicho: «Estados Unidos lo inventa, China lo copia y Europa lo regula». Sin embargo, en lo que respecta a imitar platos de carne de cualquier tipo a través de vegetales, China es pionera y tiene una tradición milenaria. Durante la dinastía Tang (entre el 618 y el 907 después de Cristo) se servían banquetes donde se replicaba al cerdo con plantas. Y hay una fuerte tradición budista hacia la comida vegetariana, que hace que el país más poblado del mundo sea visto como un mercado de reconversión relativamente fácil hacia la carne de origen vegetal.

En la Argentina, dice Sanguinetti, «si bien a priori parecería una locura traer productos alternativos para reemplazar la carne, dado que es un país con una tradición ganadera tan fuerte y es difícil cambiar hábitos muy arraigados en la sociedad, por otro lado vemos un aumento en la demanda de productos hechos con plantas y una suba de la conciencia por el cuidado del medio ambiente y de la salud», argumenta. «No solo los animales no son la única vía para producir la comida favorita de los habitantes del planeta, sino que tampoco son la mejor. Hasta el día de hoy, la única tecnología que conocíamos para trasformar plantas en carne eran los animales. Pero esta tecnología es terriblemente ineficiente, porque las vacas, los cerdos, los pollos y los
peces no evolucionaron para ser comidos», sostiene Brown. Su firma recaudó dinero de inversores de alto perfil como Bill Gates, UBS o Google Ventures. Al tratarse de algunos productos completamente nuevos, la FDA (la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU.) y sus pares regulatorios de otros países vienen poniendo reservas ante la posibilidad de que algunos de sus componentes puedan producir alergias.

El debate es amplio. Después de todo, los avances en tecnología alimentaria son los que nos definieron como los seres humanos que somos en la actualidad, sostiene el antropólogo inglés Richard Wrangham en su libro La captura del fuego: cómo cocinar nos hizo humanos. Dos millones de años atrás, el dominio del fuego hizo que las comidas cocinadas aumentaran la cantidad de energía que se obtenía de los alimentos, lo que en el camino evolutivo redundó en cerebros más grandes y sofisticados. Las implicancias de una «lluvia de hamburguesas» (de origen vegetal) van mucho más allá de lo económico.

Esta es la mejor cuenta gastronómica de Instagram en el mundo

Fuente: El Intransigente ~ Los World Restaurant Awards incluyeron premios que se alejan de los más tradicionales con categorías más modernas.

En el mundo de la gastronomía, Instagram se ha convertido en una herramienta imprescindible de difusión y publicidad. Los premios World Restaurant Awards, celebrados por primera vez en París el 18 de febrero de 2019, han incluido entre sus categorías la mejor cuenta de Instagram. La industria culinaria no había otorgado un reconocimiento a ninguna cuenta de sus profesionales hasta ahora.

Los World Restaurant Awards incluyeron premios que se alejan de los más tradicionales con categorías más modernas: como reconocer a restaurantes que se caracterizan por una especialidad, los que no requieren reserva e incluso uno para el mejor chef sin tatuajes, cita un blog de El Pais.

El ganador de este 2019 a la mejor cuenta de Instagram fue el chef Alain Passard, quien se encarga de la cocina del restaurante parisino Arpège. El lugar, que abrió sus puertas en 1986, tiene tres estrellas Michelin y en 2017 encabezó la lista de los cien mejores restaurantes europeos, según la red internacional de exploradores gastronómicos Opinated About Dining (OAD). La cuenta del veterano cocinero – @alain_passard – tiene más de 250.000 seguidores.

Desde su web los World Restaurant Awards se describen como un evento que “celebra la cocina como cultura”. Acerca la decisión de premiar las cuentas de Instagram, en su página afirman que “el impacto de esta red social no solo es la de proveer una herramienta de marketing, también es la de conectar el mundo de la cocina de una forma que no parecía posible hace unos pocos años”.

Entre los nominados estaban dos cuentas españolas: la del chef Jordi Roca (@jordirocasan) y la del restaurante guipuzkoano Mugaritz (@mugaritz).La cuenta de Instagram de Passard tiene instantáneas la comida de Arpège, pero también de los ingredientes frescos que el chef emplea. En su feed también se puede notar la predilección del chef por cocinar pollo en todas sus presentaciones.

Según la página web del chef, todos los vegetales que pasan por la cocina de Passard provienen de una granja exclusiva, lo que se refleja en sus platillos pues muchos se centran solo en las verduras.

Entre las instantáneas que comparte están las de su icónica tarta de manzana con forma de un ramo de rosas, un postre cuya autoría está registrada como propiedad intelectual en Francia.

Las insólitas experiencias en el restaurante que acepta seguidores como forma de pago

Fuente: TN Tecno ~ En un local milanés podés comer gratis si tenés muchos followers en Instagram. Uno de los responsables del emprendimiento le contó a TN Tecno que la idea es redituable, y que también atrae a clientes excéntricos.

«Ofrecemos experiencias no convencionales a nuestros clientes», nos había dicho desde un restaurante que acepta seguidores como forma de pago y que ahora prepara su propia serie que se transmitirá en la Web. Pero en aquel local ubicado en Milán, Italia, la excentricidad no avanza en una única dirección: los comensales también tienen sorpresas bajo la manga.

«This Not a Sushi Bar» presume ser el primer restaurante del mundo que permite pagar con followers. La propuesta es innovadora y la metodología sencilla: si un cliente tiene muchos seguidores en Instagram, puede comer gratis publicando una fotografía del local y el hashtag que identifica a este emprendimiento en las redes sociales.

Este cartel explica los beneficios: a más seguidores, más beneficios.
Este cartel explica los beneficios: a más seguidores, más beneficios.

“Extendimos esta metodología a todos nuestros restaurantes y nuestras ganancias mensuales crecieron un 15%”, comenta Lorenzo Foti, relaciones públicas del local, con quien TN Tecno volvió a contactarse para seguir la evolución de esta propuesta gastronómica new age. Cuenta que la mayoría de los influencers que los visitan son “micro”, con menos de 50 mil seguidores.

La tendencia se extiende en suelo italiano. Según Foti, varios restaurantes, bares y pizzerías de aquel país adoptaron esta misma fórmula. «Incluso hay un servicio para compartir autos eléctricos en Milán que ofrece descuentos a los clientes con muchos seguidores».

Aceptar followers como forma de pago es excéntrico, ¿los clientes del restaurante también son peculiares?

¡Vivimos muchas situaciones divertidas! Por ejemplo, la noche en la que unas chicas comenzaron a quitarse la ropa dentro del restaurante para subir las fotos a sus redes. Tuvimos que eliminar esas imágenes de nuestra página, ¡eran realmente inapropiadas! Otra vez un chico nos preguntó muy seriamente si hacemos delivery hasta la India.

También fue curioso lo que nos pasó con un cliente que tenía 200 mil seguidores, y quiso engañarnos eliminando su publicación después de comer gratis y salir de nuestro restaurante. Cuando nos enteramos hicimos una «campaña» para avergonzarlo, aunque sin nombrarlo y sólo para divertirnos.

¿Qué hicieron al enterarse de su engaño?

Bueno, él comió gratis todo lo que había en nuestro menú. Cuando se fue, borró su publicación, nos bloqueó en las redes y así se burló del trato que proponemos. Encontramos una forma de contactarnos con él y le preguntamos con gentileza por qué lo hizo. El respondió que nuestra cena no tiene el valor suficiente para ser una de sus publicaciones.

Entonces ideamos una campaña especial usando su nombre, Antonio. El cliente deja pago un menú para que disfrute el próximo cliente en esa mesa, usando el hashtag #SushiSospesoPerAntonio. Esto viene de una tradición común en Nápoles: el «café sospeso» es aquel que se paga para el próximo cliente. En el caso de Antonio, quisimos avergonzarlo aunque sin revelar su identidad. Muchos de nuestros clientes se divirtieron con esto.

Nos enteramos que trabajan en una serie web con el restaurante como protagonista. ¿Cuál será la trama?

Ya teníamos una serie de «This Not a Sushi Bar», pero sólo en texto. Ahora estamos dando el siguiente paso: una serie web. Básicamente ponemos en la serie lo que siempre hacemos: contar historias sobre nuestro equipo y nuestros clientes. Así es como hemos construido una comunidad muy fuerte. Como una familia.

Lorenzo nos dice que todavía es muy pronto para hablar del estreno de la serie, porque en este momento trabajan en un episodio piloto. Mientras tanto, remarca que lograron quitarse de encima el estigma de que su propuesta anula la sociabilidad a la hora de la comida, instando a que los clientes posteen en forma compulsiva.

«Lo que realmente sucede es que las personas hacen conexiones reales mientras comen en nuestras mesas. Es usual que los clientes se acerquen, conversen, se pregunten cuántos seguidores tienen y suban juntos fotos a las redes. Esta fórmula facilita conexiones reales en lugar de virtuales, lo cual no es tan común en un restaurante«, sostiene.

Viandas para todos: un negocio que se cocina al calor de Instagram

Fuente: La Nación ~ La lista de ingredientes es larga, pero desde hace un tiempo no dejan de aparecer emprendimientos de viandas, que se publicitan vía Instagram, por una serie de razones. Las de siempre tienen que ver con la falta de tiempo para cocinarse o la necesidad de hacer dieta para bajar de peso o cuidar la salud. Eso, en primer lugar, pero también se
sumaron a la demanda los vegetarianos o veganos que ven limitado lo que pueden hacerse de comer o los que evitan los hidratos de carbono y llenan su dieta de proteínas. Y la última ola: el público que no quiere alimentos ultraprocesados y los que buscan verduras y frutas libres de agrotóxicos.

Un mercado vasto y la oferta también, desde viandas con el sello de confianza de reconocidos nutricionistas, como Máximo Ravenna y Alberto Cormillot, hasta profesionales menos conocidos que vieron la veta comercial más allá del trabajo en el consultorio.

Sebastián Wainstein, encargado general de Viandas Nutra (las de Ravenna), puntualizó que ellos se dedican al mercado de las viandas light. «Las de Ravenna fueron de las primeras y por eso tuvieron mucho éxito y se expandieron. Hoy hay más competencia, pero el nombre es un respaldo y un diferencial por el cual muchos pagan el costo extra frente a otras», explicó. Según la web, una vianda con su caldo cuesta $175 y el pack de 14 viandas más 14 caldos, $2300. Y en noviembre (último dato mensual disponible) vendieron 27.551 viandas.

Sobre la actualidad del negocio, dijo que se nota una baja en el consumo por la crisis, pero aun así las viandas son una tendencia importante. «Estacionalmente este es el período más bajo. La demanda fuerte empieza entre fines de febrero y comienzos de marzo hasta mayo, y en junio-julio cae, repunta entre agosto y noviembre, y en diciembre y enero cae muy fuerte», detalló. Su pico en 2018 fue en agosto con 31.000 viandas vendidas.

«Las viandas Nutra están en el mercado desde hace más de 15 años. Al principio la demanda fue explosiva, según la estadística de pedidos, y ahora está más equilibrada con los competidores», confesó y dijo que, más allá de quienes buscan adelgazar, muchos se acercan porque no quieren cocinar y buscan practicidad y comodidad. «En el local de Tribunales tenemos muchas ventas por los chicos de la facultad. La realidad es que no se gasta mucho más y se llevan las viandas para calentarlas a la noche. Con la crisis hubo un reemplazo en la compra de viandas, pero aun así las ventas están estables», agregó.

Santiago Favaro es nutricionista y dueño de Viandas Naturales, un emprendimiento que ya tiene diez años y apunta no solo a controlar calorías, sino a mejorar la alimentación.

«Usamos cereales integrales, legumbres, un 50% de verduras y nada refinado. La idea es mejorar la calidad de la dieta y eso puede ir acompañado o no de controlar las calorías. La idea es proveer una alimentación más sana con aporte nutricional. Tenés porciones para controlar el peso, opciones veganas/vegetarianas, packs proteicos para disminuir el consumo de hidratos de carbono o reemplazarlos por más complejos, y estamos haciendo una adaptación con nuestros proveedores para tener verduras agroecológicas porque es una demanda que está creciendo», describió y sumó que también es tendencia disminuir el consumo de los alimentos ultraprocesados y las viandas son una forma de
colaborar con los que no pueden cocinar así.

Tienen dos tipos de viandas: las de 300 calorías para descenso de peso y las de 500 calorías para control. El mínimo son 10 comidas. Las diez de 300 calorías cuestan $1380 y las diez de 500, $1550, y si no está el pack de 14 viandas (las de 300 calorías están $1750 y las de 500, $1990).

«Crecimos en ventas todos los años menos este que hubo recesión. Pero en los anteriores, el crecimiento fue exponencial. Por año crecimos en promedio un 20% en cantidad de pedidos. Por mes repartimos unas 2600 viandas, entre 250-300 clientes», graficó.

Otra de las opciones que ofrecen son los alimentos fermentados: panes con masa madre, queso de semillas y nuevos alimentos que aportan probióticos y agroecológicos. «Si uno quiere crecer como negocio hay que ir por ahí: los que quieren una mejor alimentación. Después están los que solo buscan adelgazar. Yo que soy nutricionista apunto a lo que son los alimentos reales, la movida real food», opinó.

Y más acá en el tiempo, en febrero de 2016, nació Darr Viandas, de la nutricionista Fiorella Vitelli, que vio cómo un problema que tenían sus pacientes podía convertirse en una nueva fuente de ingresos.

«Mi abordaje nutricional no es convencional y eso, sumado a que lo que cobraba por mi trabajo no se ajustaba a mis expectativas, hizo que quisiera abrir mi propio negocio y apareció la idea de las viandas, porque veía que muchas de las dificultades para bajar de peso estaban relacionadas con la falta de tiempo para cocinarse», contó.

Y así empezó levantándose a las cuatro de la mañana para hacer las compras en el mercado de Beccar en busca de precios y calidad, luego cocinaba en Pilar y entregaba en Avellaneda a sus primeros clientes, que fueron el personal del depósito de la fábrica de su tío. El paso siguiente fue conseguir cocineras y hoy tiene una planta elaboradora en Villa Martelli.

«Mi abordaje es la alimentación inteligente para optimizar los recursos del cerebro. En la propuesta hay bastante de pescado, huevo y semillas, la variedad vegetariana y la vianda baja en hidratos de carbono», detalló. Todas estas opciones vienen en dos versiones: la estándar de 400 gramos y la destinada a deportistas de 600 gramos. Las
siete viandas de 400 gramos salen $1365 y las diez, $1850. Actualmente vende unas 500 viandas por semana.

Estas son las hamburguesas in vitro: «Eco-friendly» y sin carne

Fuente: IProUp ~ Empresas de biotecnología producen hamburguesas «eco-friendly» en laboratorios creadas con células madre o con proteínas vegetales

Mark Post, farmacólogo y experto en ingeniería de tejidos de la Universidad de Maastricht (Holanda), puso sobre la mesa la primera hamburguesa fabricada íntegramente en un laboratorio.

Se trata de carne sin carne, producida sin intervención de animales.

“Recuerdo que el proceso de creación fue bastante tedioso y que mi mayor preocupación procedía del hecho de saber que estaba forzando a una institución académica y a las personas allí formadas a producir diez mil fibras musculares… ¡a mano!”, explica Post a Muy Interesante.

Era un trabajo complicado y mucho menos intelectual del que aquellos científicos solían hacer. “No se quejaron mucho, pero me dejaron muy claro que no estaban dispuestos a repetirlo otra vez. Por otro lado, estaba la presión del patrocinador del experimento, que nos vigilaba de cerca y nos exigía cumplir los plazos”, rememora Post.

El investigador se refiere a Serguéi Brin, científico de la computación, cofundador de Google y uno de los hombres más ricos del mundo. La prueba de fuego era aquella cata pública.

“La diferencia de sabor entre una hamburguesa corriente y aquella otra creada en un laboratorio era difícil de detectar”, reconoce cinco años después Hanni Rützler, una de las personas que hizo de conejillo de Indias y probó el nuevo invento culinario.

A esta científica nutricional austriaca no le importó que pareciese un poco más pálida de lo normal: “Si me hubiesen servido la carne con los ingredientes y los condimentos con los que se acompañan en cualquier restaurante, habría sido totalmente imposible distinguir si la pieza en cuestión era natural o artificial”.

Entre otras cosas porque en aquella no carne también se había producido la reacción de Maillard, esa interacción entre proteínas y azúcares que ocurre cuando el alimento se tuesta y se oscurece al caramelizarse y que, como afirma Rützler, resulta tan decisiva para su sabor y aroma.

Desde entonces la tecnología ha avanzado bastante. “Ahora no solo se cultivan las proteínas, sino también la grasa, y eso hará que el sabor de las hamburguesas sea idéntico al de las originales”, dice Rützler, consciente de que a aquella que probó en 2013 le faltaba la jugosidad que aportan los lípidos. La investigadora confiesa que le encantaría probar otra pieza de carne artificial moderna como las que prepara la empresa Memphis Meats, una de las más prometedoras.

Este robot puede triturar, mezclar, pesar, moler, batir, trocear, amasar y cocinar, claro

Fuente: InfoNegocios ~  Todos tenemos en mente ese simpático robot de piso que limpia un ambiente o una casa entera y luego vuelve a su «cucha». Ahora crece la adopción en Argentina de Thermomix, el robot de cocina que ya lleva vendidas más de 1700 unidades, posicionando al país como el tercero de Sudamérica con mayor cantidad de robots, después de Chile y Brasil.

Desarrollado por la empresa alemana Vorwerk, Thermomix es el robot de cocina más vendido en el mundo. Usado desde amas de casa hasta cocineros profesionales como Dolli Irigoyen, Christophe Krywonis, Fernando Trocca, Donato de Santis, Guido Tassi y Francis Mallmann, este autómata del IoT (Internet of Things) permite ahorrar tiempo y pasos para la elaboración de cualquier plato que se busque hacer.

En la cocina, un ayudante eficaz, ya que permite cocinar al vapor, controla con precisión las temperaturas, evitando que el aceite se queme, y quien lo utiliza puede asegurarse una dieta libre de conservantes, colorantes y aditivos al controlar cada uno de los ingredientes. Además, cuenta con más de 25 mil recetas oficiales para preparar, pero son más de 8 millones de usuarios alrededor del mundo que crean y comparten miles de recetas en diferentes plataformas.

“Thermomix, es la prueba de que estamos viviendo una transformación en la cocina. Sin tener que encender distintos electrodomésticos este robot puede triturar, mezclar, cocinar al vapor, pesar, emulsionar, moler, remover, batir, trozar, amasar, controlar el tiempo y la temperatura y cocinar”, expresó Beatriz Macaya, emprendedora que importa y distribuye Thermomix en la Argentina.

🍳 Abrir chat
1
🍳 Te sumas a Gastrowapp?
🍳 Info Gastronómica
🍳 Hola! esperamos tu inquietud y/o envía un mensaje con la leyenda "me sumo" para incorporarte a Gastro Wapp, el sistemas de alerta diaria de Info Gastronómica (sin cargo)